≡ Menu




Articulación de la cadera: anatomía, dolor, huesos y más.

La articulación de la cadera, es un elemento de suma importancia para nuestra movilidad diaria, recordemos que estos se componen de muchos factores que regulan y promueven el movimiento en todo nuestro cuerpo, si quieres descubrir más acerca de este tema, no dudes en adentrarte en este artículo.

¿Qué es la articulación de la cadera?

La articulación de la cadera es una articulación tipo rótula y se forma donde el hueso del muslo (fémur) se reúne con los tres huesos que componen la pelvis: el hueso ilíaco en la parte trasera, el isquion en el frente inferior y el pubis sobre él. El fémur tiene una perilla en forma de bola en el extremo que cabe en un zócalo formado en la cadera.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Un cojín liso del cartílago articular blanco brillante cerca de 1/4 pulgadas densamente cubre la cabeza femoral y el acetábulo. El cartílago articular se mantiene resbaladizo por el líquido hecho en la membrana sinovial (guarnición común).

Puesto que el cartílago es liso y deslizadizo, los huesos se mueven contra uno fácilmente y sin dolor. Los ligamentos grandes, tendones y músculos alrededor de la articulación de la cadera (llamada cápsula articular) sostienen los huesos (bola y encaje) en su lugar y lo impiden dislocarse. (Ver artículo: Sistema Osteoarticular)

Los huesos del peso-cojinete en nuestro cuerpo se protegen generalmente con el cartílago articular, que es una superficie delgada, resistente, flexible, resbaladiza que es lubricada por el líquido sinovial. El líquido sinovial es un lubricante viscoso y pegajoso.

El líquido sinovial y el cartílago articular son una combinación muy resbaladiza, tres veces más resbaladiza que el patinaje sobre hielo, de cuatro a diez veces más resbaladiza que un metal en el reemplazo de cadera de plástico y más de treinta veces más resbaladiza que el metal utilizado en el mejor petróleo basado en lubricante.

El líquido sinovial es lo que nos permite flexionar nuestras articulaciones bajo una gran presión sin desgaste.

Tambien Te Recomiendo Ver...

La articulación de la cadera es una de las articulaciones más grandes del cuerpo y es una articulación de peso importante. El peso que soporta las tensiones en la cadera durante el caminar puede ser cinco veces el peso corporal de una persona. Una cadera sana puede sostener su peso y permitir que usted se mueva sin dolor.

Los cambios en la cadera a causa de una enfermedad o lesión afectarán significativamente su marcha y colocarán estrés anormal en las articulaciones por encima y por debajo de la cadera. (Ver artículo: Nervio Femoral)

Se necesita una gran fuerza para dañar seriamente la cadera debido a los músculos fuertes y grandes de los muslos que apoyan y mueven la cadera. La osteoartritis afecta a muchas personas, y los huesos frágiles de la osteoporosis en los ancianos pueden llevar a fracturas potencialmente mortales.

Términos anatómicos

Los términos anatómicos nos permiten describir el cuerpo de forma clara y precisa utilizando planos, áreas y líneas. En lugar de su médico diciendo “su rodilla duele” ella puede decir “su rodilla duele en la región anterolateral” y otro médico sabrá exactamente lo que se entiende. A continuación se muestran algunos términos anatómicos cirujanos utilizar como estos términos se aplican a la cadera:

  • Anterior: El lado abdominal (frente) de la cadera.
  • Posterior: La parte posterior de la cadera.
  • Medial: El lado de la cadera más cercano a la columna vertebral.
  • Lateral: El lado de la cadera más alejado de la columna vertebral.
  • Secuestro: Aléjese del cuerpo (levantando la pierna).
  • Aducción: Muévase hacia el cuerpo (bajando la pierna).
  • Proximal: Localizada más cercana al punto de conexión o referencia, o centro del cuerpo.
  • Distal: Localizado más lejos del punto de apego o referencia, o centro del cuerpo.
  • Inferior: Localizado debajo; bajo superficie.

Anatomía de la cadera.

Como el hombro, la cadera es un empalme de bola y zócalo, pero es mucho más estable. La estabilidad en la cadera comienza con un zócalo profundo, el acetábulo. La estabilidad adicional es proporcionada por la cápsula común fuerte y sus músculos y ligamentos circundantes.

Es la necesidad de un alto grado de estabilización de la articulación que limita el movimiento. Si se piensa en la articulación de la cadera en capas, la capa más profunda es el hueso, luego los ligamentos de la cápsula articular y los tendones y los músculos están en la parte superior. Los nervios y los vasos suministran los músculos y los huesos de la cadera. (Ver artículo: La piel)

La cápsula de la articulación de la cadera es una estructura densa y fibrosa que incluye los ligamentos iliofemoral, pubofemoral y ischiofemoral. Estos ligamentos junto con los teres ligamentosos que ayudan a dar estabilidad a la cadera.

Estructuras óseas de la cadera.

El esqueleto adulto está hecho principalmente de hueso y un poco de cartílago en algunos lugares. El hueso y el cartílago son ambos tejidos conectivos, con las células especializadas llamadas condrocitos encajadas en una matriz de gel,  fibras de colágeno y de la elastina. El cartílago puede ser hialino, fibrocartílago y elástico y diferir en base a las proporciones de colágeno y elastina.

El cartílago es un tejido rígido pero flexible que es bueno con el peso teniendo que es por eso que se encuentra en nuestras articulaciones. El cartílago casi no tiene vasos sanguíneos y es muy malo para repararse. El hueso está lleno de vasos sanguíneos y es muy bueno en auto reparación. Es el alto contenido de agua que hace el cartílago flexible.

La cadera se forma donde el hueso del muslo (fémur) se reúne con los tres huesos que componen la pelvis: el hueso ilíaco, el pubis y el isquion. Usted puede sentir los huesos arqueados del hueso ilíaco colocando las manos en la cintura. El pubis se une a la parte inferior del hueso ilíaco y se curva hacia adelante. El isquion está ligeramente detrás del pubis. Los tres huesos convergen para formar el acetábulo, un encaje profundo en el borde exterior de la pelvis. (Ver artículo: Plexo Sacro)

La forma del acetábulo es la mitad de una esfera; la cabeza femoral es alrededor de dos tercios de una esfera. Sin el cojinete del peso, el bola y zócalo no es totalmente congruente. A medida que la articulación soporta más peso, el contacto de las superficies aumenta al igual que la estabilidad articular.

El cartílago articular es más grueso en la parte posterior del zócalo donde la mayor parte de la fuerza se coloca en la articulación con caminar, correr y saltar. Al estar de pie, el centro de gravedad del cuerpo pasa a través del centro del acetábulo. Obviamente, la lesión al acetábulo puede afectar su capacidad para distribuir el peso del rodamiento.

La cadera une la pierna con el tronco del cuerpo en la articulación de la cadera. El empalme de la cadera se compone de la bola de la cabeza femoral que cabe en el acetábulo taza, formado. La cabeza redonda grande del fémur gira y se desliza dentro del acetábulo. La profundidad del acetábulo es aumentada más a fondo por un fibrocartílagos unido al acetábulo. El encaje de la cadera es mucho más profundo que el encaje en el hombro y abarca una mayor área de la bola. (Ver artículo: Nervio Musculocutáneo)

El fémur es el hueso más largo del cuerpo. El cuello del fémur conecta la cabeza femoral con el eje del fémur. El ligamento capsular de la articulación de la cadera se une a la parte posterior del cuello femoral. El cuello termina en las prominencias trocánter mayores y menores. El mayor trocánter sirve como el sitio del accesorio para los músculos abductores. El trocánter menor es el sitio del tendón del iliopsosas.

El trocánter mayor es un bache muy prominente en el fémur y fácil de sentir en el exterior de su muslo. Es la parte más ancha de las piernas inferiores y es donde los tendones de varios músculos se adhieren incluyendo los glúteos, obturador, gemelos y los músculos de los hipoticas. El trocánter menor sirve como el accesorio para el iliopsoas y los tendones del músculo ilíaco.

Ligamentos de la cadera.

La estabilidad de la cadera se incrementa en los ligamentos fuertes que rodean la cadera (los ligamentos iliofemoral, pubofemoral y ischiofemoral). Estos ligamentos abarcan completamente la articulación de la cadera y forman la cápsula articular. El ligamento iliofemoral es el ligamento más fuerte del cuerpo. (Ver artículo: Plexo Lumbar)

El daño a los teres del ligamento puede dar lugar a necrosis avascular debido a lesión a la pequeña arteria dentro del ligamento que suministra la mayor parte de la sangre a la cabeza del fémur. La muerte del hueso en la cabeza femoral es una causa para el reemplazo de la cadera.

Músculos de la cadera.

Los músculos del muslo y la parte inferior de la espalda trabajan juntos para mantener la cadera estable, alineada y en movimiento. Son los músculos de la cadera los que permiten los 4 movimientos básicos de la cadera:

  • flexión-curva
  • extensión – enderezar
  • secuestro – apartar la pierna del cuerpo
  • aducción – traer la pierna hacia el cuerpo

Los músculos de la cadera se dividen en tres grupos básicos basados en su localización: los músculos anteriores (frente), posterior (parte posterior), y medial (afuera). Los músculos del muslo anterior componen el grupo del cuádriceps (Medial vasto, músculo intermedio, lateral y músculos rectos femorales). Los cuadros componen alrededor de 70% de la masa muscular del muslo. El propósito es la flexión (flexión) de la cadera y la extensión (enderezamiento) de la rodilla.

Los músculos glúteos, femorales y de los bíceps se encuentran en las nalgas. El glúteo máximo es el extensor de cadera principal y ayuda a mantener el tono normal de la banda iliotibial. El glúteo mayor también impide que la cabeza del fémur se deslice hacia adelante en el zócalo de la cadera; Si no puede hacer esto, los resultados del dolor forman la cabeza femoral presionando contra los tejidos blandos en la parte frontal de la articulación de la cadera.

Los músculos glúteos y sartorio también ayudan a raptar la cadera, es decir, alejar la pierna de la línea media del cuerpo (usando la espina dorsal como punto de referencia de la línea media). Es el secuestro lo que nos permite caminar de lado. Cuando los glúteos son débiles, son los tendones los que recogen la holgura. Los tendones pueden ser constantemente tensas las lesiones pueden tomar un tiempo para curar cuando los glúteos (glúteos y glúteos) son débiles.

La aducción — llevar la pierna hacia atrás hacia la línea media, es realizada por el grupo muscular del abductor de cadera (músculo gracil, músculo pectíneo).

La cadera también tiene la capacidad de rotar internamente (medialmente) girando el pie (con punta de paloma) y externamente (lateralmente)  girando el pie hacia afuera. La rotación medial es necesaria para la postura en cuclillas. El músculo de los hipoángulos asiste en la rotación lateral de la cadera. La rotación lateral es necesaria para cruzar las piernas.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Los músculos de la cadera no se unen a la derecha en la articulación de la cadera, dando así mayor estabilidad a la cadera. El músculo del medio del glúteo conecta con el mayor trocánter, una prominencia huesuda en el cuello del fémur. El medio glúteo ayuda a mantener el nivel de la pelvis cuando caminas.

La facia lata, que no es un músculo sino la fascia profunda del muslo, es conocida como la banda iliotibial. La función de esta banda es evitar la luxación de la cadera. Si esta banda está demasiado apretada, puede causar problemas de cadera y rodilla.

Vasos sanguíneos y nervios de la cadera.

Los nervios de la cadera suministran los diversos músculos de la cadera. Estos nervios incluyen el nervio femoral, el nervio cutáneo femoral lateral, y el nervio obturador. El nervio obturador es también responsable de la sensación sobre el muslo. El nervio ciático es el nervio más comúnmente reconocido en la cadera y el muslo.

El nervio ciático es grande, tan grande alrededor como su pulgar, y viaja debajo del glúteo mayor por la parte posterior de la pierna y luego se ramifica hasta el pie. (Ver artículo: Sistema nervioso alterado)

La luxación de la cadera puede causar lesiones al nervio ciático. Los nervios llevan señales desde el cerebro a los músculos para mover la cadera y llevan señales de los músculos de nuevo al cerebro sobre el dolor, la presión y la temperatura.

El suministro sanguíneo a la cadera es principalmente de las arterias ilíacas internas y externas, femorales, obturadoras y superiores e inferiores. La arteria femoral es bien sabido debido a su uso en cateterismo cardiaco; viaja desde lo profundo de la cadera por la pierna hasta la rodilla. El suministro principal de sangre para la cabeza femoral proviene de vasos que se ramifican en la arteria femoral.

La Bursa son sacos llenos de líquido forrados con una membrana sinovial que producen líquido sinovial. El líquido sinovial es similar en consistencia a la clara de huevo cruda. Bursa se encuentran a menudo cerca de las articulaciones. Su función es disminuir la fricción entre el tendón y el hueso, el ligamento y el hueso, los tendones y los ligamentos y entre los músculos. Hay tantas como 20 bursa alrededor de la cadera. Inflamación o infección de la Bursa llamada bursitis. (Ver artículo: nervio iliohipogástrico)

La Bursa trocantérica mayor se encuentra entre el mayor trocánter (la prominencia ósea en el fémur) y los músculos y tendones que se cruzan sobre el mayor trocánter. Esta Bursa puede irritarse si la banda iliotibial está demasiado apretada. Otras dos bursas que pueden inflamarse sobre la bursa iliopsoas, localizada bajo el músculo iliopsoas y la Bursa localizada sobre la tuberosidad isquial (el hueso en el que te sientas).

Artritis y enfermedades que afectan la cadera.

Muchas formas de artritis y afecciones relacionadas que afectan la articulación, los músculos y los huesos pueden causar problemas de cadera como dolor, rigidez e hinchazón. Estos son algunos de los posibles problemas de cadera relacionados con la enfermedad.

¿Qué son los trastornos de cadera?

Los trastornos de la cadera son trastornos que afectan la articulación de la cadera. El empalme de cadera es una bola y un zócalo que permite que el muslo se mueva en diversas direcciones. También permite que las caderas apoyen el peso del cuerpo.

La articulación de la cadera reside dentro de una cápsula que contiene líquido lubricante, lo que ayuda a que la cadera se mueva suavemente. Dentro de la articulación de la cadera es el cartílago, la sustancia resistente pero flexible que las líneas de los extremos de las articulaciones. Los ligamentos mantienen que la bola de la articulación se deslice fuera del encaje. Los trastornos de la cadera pueden afectar a cualquiera de estas partes, incluyendo ligamentos y cartílagos.

Osteoartritis.

La forma más común de artritis de la cadera, la osteoartritis es una afección crónica caracterizada por la ruptura del cartílago que amortigua los extremos de los huesos donde se reúnen para formar articulaciones. En la osteoartritis de la cadera, el cartílago que alinea el acetábulo y cubre la superficie de la cabeza femoral se descompone causando que los huesos rocen uno contra el otro.

Esto puede dar lugar a dolor, rigidez, pérdida de movimiento y formación de sobre crecimientos óseos llamados espolones. El dolor de la osteoartritis de la cadera se siente a menudo en el área de la ingle y frente del muslo. La rigidez puede ser peor después de períodos de inactividad.

Artritis reumatoide.

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria crónica de las articulaciones que ocurre cuando el sistema inmunológico del cuerpo , que normalmente nos protege de la infección, ataca erróneamente el sinovial, la delgada membrana que recubre las articulaciones. Los síntomas de la artritis reumatoidea de la cadera incluyen dolor, enrojecimiento, hinchazón y calor de las articulaciones de cadera afectadas.

Sin control, la inflamación puede provocar daños en las articulaciones de la cadera y pérdida de funciones y discapacidad. Además de las caderas, la artritis reumatoide afecta comúnmente las rodillas, las manos, las muñecas, los pies, los codos y los tobillos.

Artritis juvenil.

La artritis juvenil es el término usado para describir la artritis cuando comienza antes de los 16 años. Hay varios tipos diferentes de artritis juvenil. Muchos pueden causar dolor e hinchazón en las articulaciones de la cadera.

Espondilitis anquilosante.

La espondilitis anquilosante es una forma de artritis que afecta principalmente a la columna vertebral, causando inflamación en la columna vertebral que puede llevar a dolor crónico y rigidez de la columna vertebral. A menudo se ven afectados otros empalmes. Aparte de la espina dorsal, la cadera es la articulación más comúnmente afectada por la espondilitis anquilosante.

Enfermedad de Lyme.

La enfermedad de Lyme es una enfermedad infecciosa caracterizada por una erupción de piel, la hinchazón común y gripe-como síntomas. La enfermedad es causada por la picadura de una garrapata infectada con una bacteria llamada B. burgdorferi. La enfermedad de Lyme puede afectar la cadera.

Lupus.

El lupus es una enfermedad autoinmune crónica, lo que significa que el sistema inmunológico del cuerpo crea anticuerpos que atacan y dañan los tejidos sanos. El lupus puede causar inflamación de las articulaciones, incluyendo la cadera, así como la piel, el corazón, los pulmones y el riñón.

Gota.

La gota es una forma de artritis que ocurre cuando el exceso de ácido úrico, un producto de desechos corporales que circula en el torrente sanguíneo, se deposita como cristales monosódicos de ácido úrico en forma de aguja en los tejidos del cuerpo, incluyendo las articulaciones. Para muchas personas, el primer síntoma de gota es dolor insoportable e hinchazón en el dedo gordo del pie, a menudo después de un trauma, como una enfermedad o lesión. Los ataques subsecuentes pueden ocurrir apagado y encendido en otras articulaciones, principalmente las del pie y de la rodilla. La gota menos comúnmente causa dolor de cadera.

Artritis psoriásica.

La artritis psoriásica es una forma de artritis acompañada por la enfermedad de la piel psoriasis. La enfermedad cutánea a menudo precede a la artritis; en un porcentaje pequeño la enfermedad común se convierte antes de la enfermedad de piel. La artritis puede afectar las articulaciones grandes y pequeñas, incluyendo la cadera.

Artritis infecciosa.

También llamada artritis séptica, la artritis infecciosa se refiere a la artritis que es causada por una infección dentro de la articulación. La artritis infecciosa es a menudo causa por las bacterias que se propagan a través del torrente sanguíneo a la articulación. A veces es causada por virus u hongos.

Polimialgia reumática.

Un desorden inflamatorio que causa dolor y tiesura extensos del músculo, polimialgia reumática afecta principalmente al cuello, a los hombros, a los brazos superiores, a los muslos y a las caderas. La enfermedad a menudo se presenta repentinamente y se resuelve por sí sola en un año o dos.

Osteonecrosis.

También llamada necrosis avascular o necrosis aséptica, esta afección ocurre cuando la sangre disminuida a un área del hueso hace que muera y eventualmente se derrumbe. El flujo sanguíneo puede ser bloqueado debido a una serie de causas incluyendo un coágulo, inflamación de los vasos sanguíneos o el uso de fármacos corticosteroides. La cadera es una de las articulaciones más comúnmente afectadas.

Enfermedad de Paget del hueso.

Paget, la enfermedad de s es un desorden crónico en el cual la avería y la formación excesivas del hueso hacen que los huesos sean agrandados, deformes y debilitados. La enfermedad por lo general no afecta a todo el esqueleto, pero sólo uno o algunos huesos. Si la pelvis está afectada, la enfermedad puede causar dolor de cadera.

Ciática.

Esta es la inflamación del nervio ciático. El nervio más grande en el cuerpo humano, el nervio ciático corre desde la parte inferior de la médula espinal, a través de la nalga y por la parte posterior de la pierna hasta el pie. Las causas más comunes de la ciática son la compresión del nervio donde sale de la columna vertebral por una hernia discal, o una ruptura de una de las estructuras que amortiguan las vértebras en la columna vertebral. La ciática se puede sentir como un dolor agudo o ardiente que se irradia desde la cadera.

Consejos para prevenir problemas de cadera o progresión.

Aunque no puede prevenir todos los problemas de cadera, muchas de las mismas medidas utilizadas para tratar los problemas de la cadera pueden reducir su riesgo o ayudar a evitar que empeoren. Perder peso por ejemplo, puede ayudar a mantener la osteoartritis de cadera progresando y el ejercicio adecuado puede ayudar a reducir el riesgo de dolor y lesiones. Tomar medidas para prevenir lesiones y atenderlos puntualmente cuando sucedan puede prevenir problemas tanto ahora como en el futuro.

Los siguientes consejos pueden ayudar:

  • Estire y caliente antes de hacer ejercicio. Cálmate después.
  • No exagere. Si experimenta dolor al hacer ejercicio, deténgase y enfríe.
  • Use zapatos apropiados.
  • Evite correr sobre superficies duras como asfalto y hormigón cuando sea posible.

Si experimenta una lesión en la cadera, descanse, levántela y aplíquele hielo. Si el dolor es severo o persiste más de uno o dos días, llame a su médico.

Dejar Comentario