≡ Menu




Aprende sobre los tipos de presión arterial

Se le puede recomendar que tome lecturas regulares para todo tipo de presión arterial y frecuencia cardíaca (pulso) en el hogar, o puede decidir hacerlo por su propio interés. De cualquier manera, es importante que aprenda a tomar una lectura precisa.

Tipos de Presión Arterial

Controlar su propia presión arterial y frecuencia cardíaca puede hacer que se sienta más en control de su condición y tenga más confianza en el tratamiento que le han administrado. También puede compartir esta información con su médico o enfermera del tipo de presión arterial e insuficiencia cardíaca.

Tambien Te Recomiendo Ver...

El monitoreo puede proporcionar información que puede mejorar su período de gestión.

Sin embargo, medir su presión arterial en el hogar también puede hacer que esté más ansioso acerca de su condición. Si es así, debes tratar de resistir la tentación de tomar lecturas con demasiada frecuencia.

Su médico o enfermera discutirán con usted sus valores actuales de presión arterial y frecuencia cardíaca, y le explicarán los valores objetivo que se deben alcanzar con la ayuda de su tratamiento.

Estos valores objetivos no significan que todas las mediciones necesariamente estén dentro de estos límites. Sin embargo, si las mediciones repetidas están fuera de rango, debe hacer una cita con su médico o enfermera.

¿Cuántos tipos de presión arterial existen?

La presión arterial es la fuerza ejercida por su sangre contra sus arterias. A medida que su corazón bombea, fuerza la salida de la sangre a través de las arterias que transportan la sangre por todo su cuerpo. Las arterias siguen disminuyendo de tamaño hasta convertirse en pequeños vasos, llamados capilares.

Tambien Te Recomiendo Ver...

A nivel capilar, el oxígeno y los nutrientes se liberan de la sangre y se envían a los órganos.

Hay dos tipos de presión arterial: la presión arterial sistólica se relaciona con la presión dentro de las arterias cuando el corazón bombea. La presión diastólica es la presión dentro de las arterias cuando el corazón descansa entre los latidos.

Cuando sus arterias están sanas y dilatadas, la sangre fluye fácilmente y su corazón no tiene que trabajar demasiado. Pero cuando sus arterias son demasiado estrechas o rígidas, la presión arterial aumenta, el corazón se sobrecarga de trabajo y las arterias se pueden dañar.

Sistólica y diastólica

Sistólica: mide la presión arterial cuando el corazón se contrae. Es específicamente la presión arterial máxima durante la contracción del ventrículo izquierdo del corazón. El momento en que ocurre la contracción ventricular se llama sístole.

En una lectura de la presión arterial, la presión sistólica suele ser el primer número registrado. Por ejemplo, con una presión sanguínea de 120/80 (“120 sobre 80”), la presión sistólica es 120. Por “120” se entiende 120 mm Hg (milímetros de mercurio).

Un soplo sistólico es un soplo cardíaco que se escucha durante la sístole, el momento en que el corazón se contrae, entre el primer y el segundo ruido cardíaco normales.

“Sistólica” proviene de la sístole griega que significa “un dibujo conjunto o una contracción”. El término ha estado en uso desde el siglo XVI para denotar la contracción del músculo cardíaco.

Tipos de Presión Arterial

Diastólica: se refiere al momento en que el corazón se encuentra en un período de relajación y dilatación (expansión).

El sustantivo para diastólica es diástole. (La letra final en “diástole” se pronuncia como una “e” larga como en “lee”).

La presión diastólica es específicamente la presión arterial mínima durante la relajación y la dilatación de los ventrículos del corazón cuando los ventrículos se llenan de sangre. (Ver Artículo: La Sangre)

En una lectura de presión arterial, la presión diastólica es típicamente el segundo número registrado. Por ejemplo, con una presión sanguínea de 120/80 (“120 sobre 80”), la presión diastólica es 80. Por “80” se entiende 80 mm Hg (milímetros de mercurio).

Un soplo diastólico es un soplo cardíaco que se escucha durante la diástole, el momento en que el corazón se relaja.

“Diastólico” vino de la diástole griega que significa “un dibujo aparte”. El término ha estado en uso desde el siglo XVI para denotar el período de relajación del músculo cardíaco.

Tipos de Presión Arterial

Tipos de Presión Arterial según las edades

Las recientes normas  de hipertensión tan esperadas, cambiarán la forma en que nos acercamos a los pacientes con presión arterial alta.

Las normas elevan el umbral de la presión arterial sistólica (el número máximo de la lectura de la presión arterial) para el tratamiento con medicamentos de 140 a 150 para las personas de 60 años o más.

Es posible que esté familiarizado con la idea de que la hipertensión debe tratarse cuando su presión arterial es superior a 140/90 mm Hg. Ahora, según los estudios, los expertos sugieren iniciar la terapia con medicamentos solo cuando la lectura es 150/90 o más.

De hecho, los autores, algunos de los expertos más destacados en el diagnóstico y tratamiento de la presión arterial alta, dijeron que el objetivo del tratamiento farmacológico es reducir la presión arterial por debajo de 150/90.

Esta recomendación coloca inmediatamente a muchas personas que tuvieron el tratamiento farmacológico iniciado debido a elevaciones leves en la hipertensión sistólica en una categoría de sobretratamiento.

Muchas personas actualmente bajo tratamiento con drogas no habrían sido recomendadas para el tratamiento bajo estas nuevas pautas, incluso aquellas que tenían valores altos normales y que estaban siendo tratadas para la llamada prehipertensión, una afección que nunca fue sancionada oficialmente para el tratamiento.

Después de todos estos años de experimentar a las personas con presión arterial alta, el panel concluyó que no había pruebas suficientes para respaldar una recomendación para este gran segmento de la población.

Tipos de Presión Arterial

Ahora bien, eso no impidió que los autores expresaran su opinión de que deberíamos mantener el umbral actual de presión arterial inferior a 140 para los menores de 60 años. Argumentaron que no había ninguna razón para cambiar lo que hemos estado haciendo, aunque se ha basado en opiniones y no en pruebas.

Mi opinión aquí es que la evidencia de este umbral es más débil de lo que la mayoría de la gente podría creer, y las decisiones sobre el tratamiento deben reconocer esta incertidumbre y aferrarse a las preferencias de los pacientes.

Los autores de las guías también declararon que carecemos de evidencia del objetivo correcto para pacientes con enfermedad renal y diabetes. Dada la falta de pruebas, los autores decidieron una recomendación de un objetivo de menos de 140/90 para pacientes con enfermedad renal y también con diabetes.

Este es un cambio para muchas personas porque muchos médicos han estado buscando un objetivo de presión arterial sistólica de menos de 130, pero los autores notaron que tal recomendación no es respaldada por ningún ensayo clínico.

Mientras tanto, sí indican que la presión arterial diastólica (el número inferior) debe ser inferior a 90, y para las personas de 30 años o más. Existe evidencia para respaldar esa recomendación.

Tipos de Hipertensión

La presión arterial alta a menudo se asocia con pocos o ningún síntoma. Mucha gente lo tiene por años sin saberlo.

Sin embargo, el hecho de que la presión arterial alta a menudo sea asintomática no significa que sea inofensivo. De hecho, la hipertensión no controlada o la hipertensión causan daño en las arterias, especialmente en los riñones y los ojos.

La presión arterial alta también es un factor de riesgo de accidente cerebrovascular, ataque cardíaco y otros problemas cardiovasculares.

La presión arterial alta generalmente es una enfermedad crónica. Hay dos categorías principales de presión arterial alta: hipertensión secundaria e hipertensión primaria. La mayoría de las personas tienen hipertensión primaria, también conocida como hipertensión esencial.

  • La hipertensión secundaria es la presión arterial alta que es el resultado directo de una condición de salud separada.
  • La hipertensión primaria es la presión arterial alta que no es el resultado de una causa específica. En cambio, se desarrolla gradualmente con el tiempo. Muchos de estos casos se atribuyen a factores hereditarios.

Por lo general, la única forma de saber que usted tiene hipertensión es someterse a una prueba de presión arterial.

Tipos de Presión Arterial

Síntomas raros y síntomas de emergencia

En raras ocasiones, las personas con presión arterial alta crónica pueden tener síntomas como:

  • dolores de cabeza
  • mareos
  • hemorragias nasales

Cuando se presentan los síntomas, por lo general solo ocurre cuando la presión arterial aumenta repentinamente y lo suficiente como para considerarse una emergencia médica. Esto se llama crisis hipertensiva. (Ver Artículo: Tipos de Arterias)

La crisis hipertensiva se define como una lectura de presión arterial de 180 miligramos de mercurio (mm Hg) o superior para la presión sistólica (primer número) o 120 o más para la presión diastólica (segundo número). A menudo se produce al omitir medicamentos o presión arterial alta secundaria.

Tipos de Presión Arterial

Si está controlando su propia presión arterial y obtiene una lectura tan alta, espere unos minutos y luego vuelva a verificar para asegurarse de que la primera lectura sea correcta. Otros síntomas de una crisis hipertensiva pueden incluir:

  • dolor de cabeza severo o migraña
  • ansiedad severa
  • Dolor de pecho
  • cambios de visión
  • dificultad para respirar
  • hemorragia nasal

Después de esperar unos minutos, si su segunda lectura de la presión arterial aún es de 180 o más, no espere para ver si su presión arterial baja por sí misma. Llame al 911 o a los servicios de emergencia locales de inmediato.

La crisis hipertensiva de emergencia puede ocasionar complicaciones graves, que incluyen:

  • fluido en los pulmones
  • hinchazón o sangrado del cerebro
  • una rotura en la aorta, la arteria principal del cuerpo
  • carrera
  • convulsiones en mujeres embarazadas con eclampsia

Tratamiento para la presión arterial alta

Hay una serie de tratamientos para la presión arterial alta, que van desde cambios en el estilo de vida hasta la pérdida de peso y la medicación. Los médicos determinarán el plan en función de su nivel de presión arterial alta y su causa.

Cambios dietéticos

La alimentación saludable es una forma efectiva de ayudar a reducir la presión arterial alta, especialmente si está levemente elevada. A menudo se recomienda comer alimentos bajos en sodio y sal, y altos en potasio.

La dieta de enfoques dietéticos para detener la hipertensión, es un ejemplo de un plan de alimentos prescrito por los médicos para mantener la presión arterial en orden. La atención se centra en alimentos bajos en sodio y bajos en colesterol, como frutas, verduras y granos integrales.

Tipos de Presión Arterial

Algunos alimentos saludables para el corazón incluyen:

  • manzanas, plátanos y naranjas
  • brócoli y zanahorias
  • arroz integral y pasta de trigo integral
  • legumbres
  • pescado rico en aceites grasos omega-3

Los alimentos a limitar son:

  • alimentos y bebidas con alto contenido de azúcar
  • carne roja
  • grasas y dulces

También se sugiere no consumir el exceso de alcohol al tratar de controlar la presión arterial alta. Los hombres no deberían tomar más de dos bebidas al día. Las mujeres no deben tomar más de una bebida.

Tipos de Presión Arterial

Ejercicio

La actividad física es otro cambio importante en el estilo de vida para controlar la presión arterial alta. Hacer ejercicios aeróbicos y cardiovasculares durante 30 minutos con una meta de cinco veces a la semana es una forma sencilla de agregar a una rutina de corazón saludable. Estos ejercicios harán que la sangre bombee.

Con una buena alimentación y ejercicio viene un peso saludable. El control adecuado del peso ayuda a reducir el colesterol y la presión arterial alta. Otros riesgos causados por el sobrepeso también se reducen.

Otra forma de tratar la presión arterial alta es tratar de controlar y limitar el estrés. El estrés elevará la presión sanguínea. Pruebe diferentes métodos para aliviar el estrés como el ejercicio, la meditación o la música.

Tipos de Presión Arterial

Diferentes formas para medir la presión arterial

  • Ubicación de medición

La ubicación estándar para la medición de la presión arterial es la arteria braquial. Los monitores que miden la presión en la muñeca y los dedos se han vuelto populares, pero es importante darse cuenta de que las presiones sistólica y diastólica varían sustancialmente en diferentes partes del árbol arterial, aumentando la presión sistólica en las arterias más distales y disminuyendo la presión diastólica.

  • El método de auscultación

Aunque el método auscultatorio que utiliza el esfigmomanómetro de mercurio se considera el “estándar de oro” para el control de la presión arterial en consultorio, la implementación sistematizada de la prohibición del uso de esfigmomanómetros de mercurio continúa disminuyendo el papel de esta técnica.

La situación empeora por el hecho de que los manómetros aneroides existentes, que usan esta técnica, son menos precisos y a menudo necesitan calibración frecuente. Se han desarrollado nuevos dispositivos conocidos como esfigmomanómetros “híbridos” como reemplazo de los dispositivos de mercurio.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Básicamente, estos dispositivos combinan las características de los dispositivos electrónicos y auscultatorios de tal manera que la columna de mercurio se reemplaza por un manómetro electrónico, similar a los dispositivos oscilométricos, pero la presión arterial se toma de la misma manera que un dispositivo de mercurio o aneroide, por un observador usando un estetoscopio y escuchando los sonidos de Korotkoff.

Tipos de Presión Arterial

  • La técnica oscilométrica

Esto fue demostrado por primera vez por Marey en 1876,38 y posteriormente se demostró que cuando las oscilaciones de presión en un manguito esfigmomanómetro se registran durante la deflación gradual, el punto de máxima oscilación corresponde a la presión intraarterial media.

Las oscilaciones comienzan aproximadamente a la presión sistólica y continúan por debajo de la diastólica, por lo que la presión sistólica y diastólica solo puede estimarse indirectamente de acuerdo con algún algoritmo derivado empíricamente.

Este método es ventajoso porque no se necesita colocar un transductor sobre la arteria humeral, y es menos susceptible al ruido externo (pero no a la vibración mecánica de baja frecuencia), y el paciente puede quitar y reemplazar el manguito durante el monitoreo ambulatorio.

Por ejemplo, tomar una ducha. La principal desventaja es que tales grabadoras no funcionan bien durante la actividad física cuando puede haber un considerable artefacto de movimiento. La técnica oscilométrica se ha utilizado con éxito en monitores de presión arterial ambulatoria y monitores domésticos.

Cabe señalar que las diferentes marcas de registradores oscilométricos utilizan diferentes algoritmos, y no existe una técnica oscilométrica genérica. Las comparaciones de varios modelos comerciales diferentes con medidas de sonido intraarteriales y de Korotkoff, sin embargo, han mostrado en general un buen acuerdo.

Tipos de Presión Arterial

  • Técnicas de ultrasonido

Los dispositivos que adjuntan esta técnica utilizan un transmisor y receptor de ultrasonido colocado sobre la arteria humeral bajo un manguito del esfigmomanómetro.

A medida que el manguito se desinfla, el movimiento de la pared arterial a la presión sistólica provoca un desplazamiento de fase Doppler en la ecografía reflejada, y la presión diastólica se registra como el punto en el que se produce la disminución del movimiento arterial.

Otra variación de este método detecta el inicio del flujo sanguíneo a la presión sistólica, que se ha encontrado de particular valor para medir la presión en lactantes y niños.

En pacientes con sonidos de Korotkoff muy tenues (por ejemplo, aquellos con atrofia muscular) colocando un La sonda Doppler sobre la arteria braquial puede ayudar a detectar la presión sistólica, y la misma técnica se puede utilizar para calcular el índice tobillo-brazo, en el que se comparan las presiones sistólicas en la arteria braquial y la arteria tibial posterior para obtener un índice de la enfermedad arterial periférica. (Ver Artículo: Arteria Subclavia)

  • El método del dedo índice de Penaz

Este interesante método fue desarrollado por primera vez por Penaz63 y funciona según el principio de la “pared arterial descargada”.

La pulsación arterial en un dedo se detecta mediante un foto-pletismografía bajo un manguito de presión. La salida del pletismógrafo se usa para controlar un servo-bucle, que cambia rápidamente la presión del manguito para mantener la salida constante, de modo que la arteria se mantiene en un estado parcialmente abierto.

Se miden las oscilaciones de presión en el manguito y se ha encontrado que se asemejan a la onda de presión intraarterial en la mayoría de los sujetos.

Este método proporciona una estimación precisa de los cambios de la presión sistólica y diastólica en comparación con las presiones de la arteria braquial; 63 el manguito se puede mantener inflado durante hasta 2 horas.

Ahora está disponible comercialmente como los registradores Finometer y Portapres y ha sido validado en varios estudios contra las presiones intraarteriales. El Portapres permite que las lecturas se tomen durante 24 horas mientras que los sujetos son ambulatorios, aunque es un tanto engorroso.

¿Cuáles son sus valores?

El corazón es un músculo que bombea sangre a los órganos y tejidos de tu cuerpo. La sangre se bombea desde el lado izquierdo de su corazón a las arterias, los vasos sanguíneos que trasladan el oxígeno y los nutrientes de la sangre a su cuerpo. A medida que la sangre sale del corazón hacia las arterias, empuja contra las paredes de las arterias. La presión arterial es la medida de la presión de la sangre en la arteria.

La presión arterial alcanza su máximo cuando el músculo cardíaco se contrae y bombea sangre, un ciclo llamado sístole. Cae cuando el corazón se relaja y rellena con sangre, un ciclo llamado diástole. La sístole es el número superior y la diástole es el número inferior. Se muestra como dos números, por ejemplo, 120/80 mmHg.

Tipos de Presión Arterial

Un nivel óptimo de presión arterial es una lectura inferior a 120/80 mmHg. Las lecturas superiores a 120/80 mmHg y hasta 139/89 mmHg están en el rango normal a alto. Su médico le aconsejará cuál debe ser su presión arterial ideal en función de sus circunstancias.

La presión arterial superior a 140/90 mmHg generalmente se considera alta. Cuando su presión arterial es alta, su corazón y arterias pueden sobrecargarse.

La presión arterial alta puede acelerar la acumulación de placa en las paredes de las arterias (aterosclerosis), obstruyendo el flujo de sangre al músculo cardíaco, lo que lo pone en riesgo de sufrir un ataque cardíaco. También debilita las paredes de las arterias en su cerebro que pueden causar apo

plejía. También puede afectar las arterias a otras partes de su cuerpo, como los ojos, los riñones y las piernas. La hipertensión a largo plazo se conoce como hipertensión y es uno de los principales factores de riesgo de enfermedad cardíaca.

Presión Arterial Baja

Visión de conjunto La presión arterial baja puede parecer deseable, y para algunas personas, no causa problemas. No obstante, para muchas personas, la presión arterial anormalmente baja (hipotensión) puede causar mareos y desmayos. En casos severos, la presión arterial baja puede poner en peligro la vida.

Una lectura de presión arterial inferior a 90 milímetros de mercurio (mm Hg) para el número superior (sistólica) o 60 mm Hg para el número inferior (diastólica) generalmente se considera presión arterial baja.

Las causas de la presión arterial baja pueden variar desde la deshidratación a trastornos médicos o quirúrgicos graves. Es importante averiguar qué está causando su baja presión arterial para que pueda tratarse.

 

Síntomas

Para algunas personas, la presión arterial baja señala un problema subyacente, especialmente cuando se reduce repentinamente o se acompaña de signos y síntomas como:

  • Mareos o aturdimiento
  • Desmayo (síncope)
  • Visión borrosa
  • Náusea
  • Fatiga
  • Falta de concentración

Causas

La presión arterial es una medida de la presión en las arterias durante las fases activa y de reposo de cada latido cardíaco.

Presión sistólica. El número más alto en una lectura de presión arterial es la cantidad de presión que su corazón genera al bombear sangre a través de sus arterias hacia el resto de su cuerpo.

Presión diastólica. El número inferior en la lectura de la presión arterial se refiere a la cantidad de presión en las arterias cuando el corazón está en reposo entre latidos.

Tipos de Presión Arterial

Las pautas actuales identifican la presión arterial normal como inferior a 120/80 mm Hg.

A lo largo del día, la presión arterial varía según la posición del cuerpo, el ritmo respiratorio, el nivel de estrés, la condición física, los medicamentos que toma, lo que come y bebe, y la hora del día. La presión arterial generalmente es más baja por la noche y aumenta bruscamente al despertar.

Presión arterial: ¿Qué tan bajo puede llegar?

Lo que se considera presión arterial baja para usted puede ser estándar para otra persona. La mayoría de los médicos consideran que la presión arterial es demasiado baja solo si causa síntomas.

Algunos expertos puntualizan la presión arterial baja en lecturas inferiores a 90 mm Hg sistólica o 60 mm Hg diastólica. Si cualquiera de los números está por debajo de eso, su presión es menor a la normal.

Una caída repentina de la presión arterial puede ser peligrosa. Un cambio de solo 20 mm Hg, una caída de 110 sistólica a 90 mm Hg sistólica, por ejemplo, puede producir mareos y desmayos cuando el cerebro no recibe un suministro adecuado de sangre. Y las grandes caídas, como las causadas por hemorragias incontroladas, infecciones severas o reacciones alérgicas, pueden ser potencialmente mortales.

¿Cómo saber qué tipo de presión arterial se tiene?

¿Qué significan los números? A todos les gustaría tener una presión arterial saludable. Pero, ¿qué significa eso exactamente?

Cuando su médico toma su presión arterial, se expresa como una medición con dos números, con un número en la parte superior (sistólica) y uno en la parte inferior (diastólica), como una fracción. Por ejemplo, 120/80 mm Hg.

El número superior se refiere a la cantidad de presión en sus arterias durante la contracción de su músculo cardíaco. Esto se llama presión sistólica. El número inferior se refiere a su presión arterial cuando el músculo cardíaco se encuentra entre latidos. Esto se llama presión diastólica. Ambos números son importantes para determinar el estado de la salud de su corazón.

Los números superiores al rango ideal indican que su corazón está trabajando demasiado para bombear sangre al resto de su cuerpo.

¿Qué es una lectura normal?

Para una lectura normal, su presión arterial debe mostrar un número superior (presión sistólica) entre 90 y menos de 120 y un número inferior (presión diastólica) entre 60 y menos de 80. La Asociación Estadounidense del Corazón (AEC) considera que la sangre presión para estar dentro del rango normal cuando sus números sistólicos y diastólicos están en estos rangos.

Las lecturas de presión arterial se expresan en milímetros de mercurio. Esta unidad se abrevia como mm Hg. Una lectura normal sería cualquier presión arterial por debajo de 120/80 mm Hg y por encima de 90/60 mm Hg en un adulto.

Si se encuentra dentro del rango normal, no se necesita intervención médica. Sin embargo, debe mantener un estilo de vida saludable y un peso saludable para ayudar a prevenir el desarrollo de la hipertensión. El ejercicio regular y la alimentación saludable también pueden ayudar. Es posible que deba ser aún más consciente de su estilo de vida si la hipertensión pertenece a su familia.

Tipos de Presión Arterial

Presión sanguínea elevada

Los números superiores a 120/80 mm Hg son una señal de alerta que debe adoptar hábitos saludables para el corazón.

Cuando su presión sistólica está entre 120 y 129 mm Hg y su presión diastólica es menor a 80 mm Hg, significa que tiene presión arterial elevada.

Aunque estos números técnicamente no se consideran presión arterial alta, se ha salido  del rango normal. La presión arterial elevada tiene buenas posibilidades de convertirse en la presión arterial alta real, lo que aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

No se necesitan medicamentos para la presión arterial elevada. Pero aquí es cuando debería adoptar opciones de estilo de vida más saludables. Una dieta balanceada y ejercicio regular pueden ayudar a reducir su presión arterial a un rango saludable y ayudar a prevenir que la presión arterial elevada se convierta en una hipertensión completa.

Tipos de Presión Arterial

Hipertensión: Etapa 1

En general, se le diagnosticará presión arterial alta si su presión arterial sistólica alcanza entre 130 y 139 mm Hg, o si su presión arterial diastólica alcanza entre 80 y 89 mm Hg. Esto se considera hipertensión en etapa 1.

Sin embargo, la AEC señala que si obtiene solo una lectura tan alta, es posible que realmente no tenga presión arterial alta. Lo que determina el diagnóstico de hipertensión en cualquier etapa es el promedio de sus números durante un período de tiempo.

Su médico puede ayudarlo a medir y controlar su presión arterial para confirmar si es demasiado alta. Es posible que deba comenzar a tomar medicamentos si su presión arterial no mejora después de un mes de seguir un estilo de vida saludable, especialmente si ya está en alto riesgo de padecer una enfermedad cardíaca. Aquellos en menor riesgo pueden ser seguidos en tres a seis meses después de adoptar hábitos más saludables.

Si tiene 65 años o más y está sano, su médico probablemente le recomendará un tratamiento y cambios en su estilo de vida una vez que su presión arterial sistólica sea mayor de 130 mm Hg. El tratamiento para adultos mayores de 65 años que tienen problemas de salud significativos debe hacerse caso por caso. El tratamiento de la presión arterial alta en adultos mayores parece disminuir los problemas de memoria y la demencia.

Tipos de Presión Arterial

Hipertensión: Etapa 2

La presión arterial alta en etapa 2 indica una condición aún más grave. Si su lectura de la presión arterial muestra un número máximo de 140 o más, o un número inferior de 90 o más, se considera hipertensión en la etapa 2.

En esta etapa, su médico le recomendará uno o más medicamentos para mantener su presión arterial bajo control. Pero no debe confiar únicamente en medicamentos para tratar la hipertensión. Los hábitos de estilo de vida son tan importantes en la etapa 2 como lo son en las otras etapas.

Algunos medicamentos que pueden complementar un estilo de vida saludable incluyen:

  • Inhibidores de la ECA para bloquear las sustancias que tensan los vasos sanguíneos
  • alfabloqueantes utilizados para relajar las arterias
  • betabloqueantes para disminuir la frecuencia cardíaca y bloquear las sustancias que tensan los vasos sanguíneos
  • bloqueadores de los canales de calcio para relajar los vasos sanguíneos y disminuir el trabajo del corazón
  • diuréticos para disminuir la cantidad de líquido en su cuerpo, incluidos los vasos sanguíneos

 

Zona peligrosa

Una lectura de la presión arterial por encima de 180/120 mm Hg indica un problema de salud grave. La AEC se refiere a estas medidas altas como una “crisis hipertensiva”. La presión arterial en este rango requiere tratamiento urgente incluso si no hay síntomas acompañantes.

Dejar Comentario