≡ Menu




Riñones inflamados: síntomas, causas, tratamiento y más

Existen diversas condiciones por las cuales se pueden ver afectados los órganos de nuestro cuerpo, como es en el caso de los riñones. Por ello en el siguiente artículo explicaremos a profundidad la condición de los riñones inflamados o la nefritis, así como también sus posibles síntomas y el por qué se origina esta patología en nuestro organismo. (Ver artículo: hormonas de la felicidad)

¿Qué son los riñones?

Como fue expuesto con anterioridad, los riñones son uno de los muchos órganos que componen nuestro cuerpo. De igual manera, éste se destaca por emplear una función fundamental y sobretodo principal en el área del sistema urinario.  (Ver artículo: cómo eliminar las várices)

Estos órganos tan importantes de nuestro cuerpo tienen como misión mantener la sangre de nuestro cuerpo libre de cualquier impureza eliminando desechos y a ayudar en la elaboración de los glóbulos rojos. Cuando esta unidad funcional de nuestro organismo no está actuando correctamente y se ve afectada por alguna inflamación u otra enfermedad, ocasiona que los desechos del cuerpo no puedan ser eliminados de manera eficiente.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Los riñones al verse imposibilitados en ejercer sus funciones de forma correcta traen como resultado el deterioro de muchas capacidades que realiza el cuerpo humano, así como también afecta enormemente en las actividades simples y cotidianas que se relacionan con el aparato urinario.

De igual forma hay que tomar en cuenta que es enormemente vital tener conocimiento sobre las enfermedades que pueden afectar a los riñones, pues de no recibir una atención médica totalmente profesional y en el momento adecuado, puede significar un peligro significante en nuestra vida.

Una de esas tantas enfermedades que pueden ser sumamente delicadas al afectar a uno o a dos de estos órganos tan importantes de nuestro cuerpo es la nefritis, la cual es una patología que se conoce también con el nombre de los riñones inflamados. Como se expresó con anterioridad, esta es una condición la cual puede afectar de una manera clara a uno o a ambos de estos órganos.

Cuando esta situación médica se manifiesta en el organismo de un individuo trae como consecuencia que el aparato urinario no realice sus funciones de forma correcta, lo cual ocasiona que el paciente manifieste en muchas ocasiones dolores al orinar u otra incomodidad.

¿Qué es la nefritis o los riñones inflamados?

Tambien Te Recomiendo Ver...

Síntomas de los riñones inflamados

Antes de conocer los síntomas que pueden experimentar los individuos que se ven afectados por una condición como lo es los riñones inflamados, es importante saber que los mismos pueden ser muy diversos y variados en cada persona. Sin embargo, a pesar de ello, es fundamental tener conocimiento de cada uno de los diferentes indicios que nos pueden señalar que este órgano funcional de nuestro cuerpo no está actuando con total normalidad.

Uno de las principales señales que nos pueden indicar que el funcionamiento de nuestros riñones se encuentra deteriorado sin duda alguna es la aflicción o el dolor en el área renal. (Ver artículo: hormonas sexuales femeninas)

riñones inflamados

También se presentan síntomas comunes de otras enfermedades o patologías. Entre ellas podemos destacar la fiebre, pues en la mayoría de las ocasiones los individuos que se encuentran con nefritis o con los riñones inflamados, presentan un aumento considerable con respecto a la temperatura de su cuerpo, el cual va acompañado de un ritmo irregular de la respiración y de las palpitaciones del corazón.

Otro de los síntomas comunes de otras condiciones médicas que podríamos nombrar son las náuseas, ya que las personas que se ven afectadas por dicha patología manifiestan esta señal muy comunmente.

De igual forma podemos puntualizar la hinchazón de cualquier parte del cuerpo (sobretodo de las zonas bajas de nuestro cuerpo, como los tobillos y los pies) como otra de las señales de la nefritis. Además, las personas con los riñones inflamados también presentarán condiciones irregulares en su orina como la sangre y el pus.

Cabe destacar que existen otras patologías que pueden ser las causantes de que se manifiesten componentes de forma irregular en la orina como la sangre, entre ellos podemos nombrar diferentes tipos de cáncer como el de riñon y el de próstata.

Las personas con nefritis o con los riñones en inflamación ya sea en uno o en ambos, también pueden tener un considerable incremento de su peso, esto debido a la retención continua de los líquidos del organismo. (Ver artículo: arteria cerebral media)

Además también pueden manifestar un significante cansancio y estar en un estado de somnolencia e incluso coma. De igual forma se puede ver perjudicado su capacidad de concentración.

Al ya conocer cada uno de los síntomas de esta enfermedad que fueron explicados con anterioridad, es muy importante saber que a pesar de estar al tanto de estos indicios, es fundamental recurrir a una persona especializada en la materia médica para elaborar un diagnóstico efectivo y así poder actuar de manera correcta contra la patología.

Los síntomas en los niños

La nefritis o la condición de los riñones inflamados, ya sea uno o ambos órganos, es una enfermedad que afecta al organismo de manera importante, la cual no discrimina a la hora de presentarse a ningún tipo de persona, pues se puede llegar a manifestar tanto en los niños, en los jóvenes, en las personas de edad adulta y en las de mayor edad o vejez, de una sociedad. (Ver artículo: hormonas tiroideas)

Sabiendo esto podemos decir que es fundamental tenerroidea conocimiento absoluto de cada una de las señales que podrían indicarnos que algo no está sucediendo correctamente con los órganos encargados en desechar cualquier tipo de compuesto innecesario de nuestro organismo, sobretodo de los indicativos que pueden mostrar los más pequeños de la casa.

Los infantes o los niños suelen ser individuos que pueden llegar a ser muy delicados a la hora de presentar cualquier tipo de patología o enfermedad, en especial en los que tienen menos años de vida. Por ello en las siguientes líneas explicaremos a detalle cada uno de los síntomas posibles que pueden exponer al tener uno o ambos de los riñones inflamados.

Por lo general los síntomas suelen ser muy similares con respecto a los que presentan los demás individuos, ya sean jóvenes o las personas adultas. El primero de los síntomas que podemos nombrar es el incremento desequilibrado de la temperatura del cuerpo humano, es decir, la fiebre. Este es una de las señales más características en los infantes. (Ver artículo: hormonas anticonceptivas)

También pueden encontrarse con un fuerte e intenso dolor en la zona de la cabeza o también conocido como la migraña, con fuertes dolores en las diferentes articulaciones del cuerpo y en algunas ocasiones pueden llegar a experimentar incomodidad o dolor en el área donde se sitúan los riñones.

Al igual que los adultos, los niños menores por lo general exponen síntomas como el cansancio continuo y sin razón alguna aparente, la fatiga, la somnolencia, la debilidad constante, el malestar general del cuerpo y entre otras más. Otra característica indispensable a mencionar es el aumento inesperado del peso, pues los riñones al no ejercer sus funciones con total normalidad traen como consecuencia una importante retención de los líquidos que ocasiona este incremento.

De igual forma es importante tener en cuenta de que en la mayoría de las ocasiones la inflamación de uno o ambos riñones, sobretodo en los niños, se expresa luego de que el infante experimente otra patología como la inflamación de las amigdalas, los dolores en el área de la garganta y alguna infección en la zona de la vejiga.

Se debe destacar que en casi todos los casos clínicos las señales que podrían indicar si existe algún tipo de daño o enfermedad en el organismo de un niño o un bebé son muy diversas y pueden llegar a ser un poco confusas pues como hemos explicado reiteradas veces, los síntomas que expresarán los individuos se ven vinculados con el grado de intensidad y el componente de origen de la enfermedad. Lo recomendable en todos los casos al observar cualquiera de las señales anteriores mencionadas es recurrir a un especialista lo más pronto posible.

¿Cuáles son sus principales causas?

Esta condición de los riñones inflamados o también conocida con el nombre de la nefritis puede verse ocasionada por diversos factores. Sin embargo, en las siguientes líneas explicaremos los más comunes e importantes, entre los cuales se destaca el causado por piedras y el causado por algún tipo de infección.

¿Por qué se inflaman los riñones? 

Los riñones inflamados por piedras

El primero al cual nos vamos a dirigir es la condición de la nefritis o los riñones inflamados (ya sea uno o dos) por la presencia de las piedras o también conocidas con el nombre de cálculos. Esta suele ser una de las causas más comunes por la cual se origina esta enfermedad.

De igual forma, es importante conocer que dichas piedras o también llamadas cálculos puede ser provocada por diversos motivos. Uno de ellos y el más comun de todos son las piedras causadas por el calcio, pues al haber una cantidad excesiva de dicho mineral, éste se mezcla con otros componentes del organismo trayendo como resultado los cálculos y posteriormente la inflamación de los riñones.

Además de los cálculos originados por calcio, también pueden originarse las piedras por la presencia de un  exceso de ácido úrico. Cuando este se encuentra en mayores cantidades ocasiona cálculos por sí solo, aunque en algunos casos puede llegar a mezclarse o a combiarse con minerales como el calcio y traer consigo el mismo resultado.

Cabe destacar de que la producción de piedras en el organismo puede ser hereditaria u ocasiodepósitos nada por factores genéticos pues si alguna persona de la familia de la persona genera cálculo comunmente, es posible que se incrementen las posibilidades de que otro individuo exprese la misma situación. (Ver artículo:  articulaciones del cráneo)

Tambien Te Recomiendo Ver...

De la misma manera es esencial tomar en cuenta de que existen múltiples factores de riesgo que pueden hacer que una persona incremente sus posibilidades de producir cálculos o piedras en los riñones y por lo tanto traer como resultado la nefritis o la inflamación de estos órganos tan importantes.

Entre los factores que podrían aumentar las probabilidades de que un paciente produzca sólidos de minerales, podemos encontrar la falta de consumo de agua recomendado. Esto se debe a que una persona al no ingerir agua en las medidas necesarias para su organismo, trae como resultado que la orina se concentre en mayor medida y por ende se origina la producción de los cálculos.

También el tener un estilo de vida poco saludable puede afectar enormemente a los órganos que constituyen nuestro cuerpo, en este caso los riñones. El ingerir continuamente y en cantidades poco recomendadas sustancias como la cafeína y las bebidas con un nivel muy elevado de azúcar son factores que de igual forma pueden producir estos depósitos en esta unidad funcional.

Causada por alguna infección

Al ya conocer una de las causas por las cuales se origina la inflamación de este órgano tan esencial el cual se encarga de limpiar la sangre de cualquier impureza y del aparato urinario en general, podemos dirigirnos y enocarnos al siguiente motivo del origen de esta enfermedad, el cual se refiere a cuaquier tipo de infección. Este factor aunque es menos común que el anterior mencionado (por piedras o cálculos) también es uno de los más relevantes de esta condición clinica. (Ver artículo:  enfermedades articulares)

La inflamación de uno o de ambos riñones o la nefritis puede verse motivada por una infección  situada principalmente en la zona de la vejiga. En la mayoría de los casos esto sucede porque no hubo un tratamiento adecuado que funcionara de manera correcta con dicha infección, el cual ocasionó posteriormente una condición grave como lo es los riñones inflamados.

Además de producirse infecciones por algun mal consumo de un medicamento o antibiotico que no actuara correctamente en el organismo, también la nefritis puede verse ocasionada por otro factor como es en el caso de los microorganismos.

No obstante hay que tomar en cuenta que a pesar de que las causas principales de la inflamación de los riñones sea motivada por los dos factores nombrados con anterioridad, es decir, por piedras o cálculos y por algún tipo de infección en el organismo, también dicha condición puede ser ocasionada u originada por otros elementos a menor escala.

Entre los elementos que de igual forma pueden originar esta enfermedad de los riñones con hinchazón o inflamados podemos encontrar, en general, los medicamentos farmacológicos. En muchas ocasiones esta patología suele manifestarse en diversas personas pero por variados motivos entre los cuales podemos mencionar el consumo inadecuado de los mismos, las relacciones alérgicas al consumirlos, los efectos secundarios que pueden producir y entre otros muchos más.

Además se ha logrado comprobar a través de distintos estudios que la cantidad insuficiente de potasio en el organismo y en la sangre en específico puede ser un factor determinante a la hora de que este tipo de enfermedad se manifieste en un individuo.

Diagnóstico de los riñones inflamados

El diagnóstico de la nefritis o de la inflamación de los riñones puede abarcar una variedad esencial de pruebas y exámenes médicos que garantizarán un efectivo resultado, para así poder realizar posteriormente un tratamiento adecuado para dicha condición. (Ver artículo: venas pulmonares)

Principalmente el médico especialista tomará en cuenta la historia clínica del paciente, así como también sus diferentes factores genéticos o hereditarios. Posterior a esto, el especialista llevará a cabo diversos tipos de evaluaciones y pruebas clínicas para poder determinar la condición con completo éxito.

Entre los exámenes que el médico llevará a cabo podemos encontrar los análisis de orina, pues como bien sabemos los riñones ejercen una función esencial que se relaciona con el aparato urinario. Este análisis se realiza con el fin de observar y para detectar cualquiera de todos los componentes que constituyen la orina del paciente.

Durante el proceso de esta prueba se evaluará a detalle el color de esta secreción líquida, pues si ésta muestra una apariencia o color poco común puede ser un indicativo importante con respecto a la inflamación de los órganos que se encargan de limpiar nuestro organismo. No obstante debemos tomar en cuenta de que la persona especialista en la materia médica indicará qué tipo de análisis se llevara a cabo, pues puede ser una recolección del líquido de hace unas veintricuatro horas o una muestra limpia.

Con respecto al órgano en sí, por lo general el especialista realiza dos tipos de evaluaciones. La primera de ellas consiste en un ultrasonido del riñon y la otra prueba se trata de la remoción de una parte pequeña de alguno de los riñones (una biopsia), la cual puede variar en determinados casos pues puede ser quirúrgica o a través de la piel directamente.

Es indispensable mencionar que el diagnóstico será un acto enormemente elemental para las medidas posteriores a tomar. Por ello se recomienda asistir a un centro médico lo más pronto posible al observar cualquiera de los síntomas que fueron expuestos con anterioridad, para lograr realizar pruebas de la mano de personas especializadas y por lo tanto acelerar el proceso de recuperación.

Sus diferentes tratamientos

Hay una gran variedad de métodos de tratamiento que se pueden emplear en un individuo con nefritis o con los riñones inflamados. Sin embargo hay que tener consideración de que dichos métodos pueden variar en cada uno de los pacientes con esta condición, pues están fuertemente vinculados con el factor que haya causado la patología y el nivel de gravedad o intensidad con el que se manifieste en dicho órgano.

Antes de conocer las posibles medidas que se pueden llevar a cabo para esta patología, es fundamental tener en cuenta de que es sumamente peligroso realizar un autodiagnóstico y posteriormente una automedicación. Por ello, es importante saber que recurrir a una persona especializada en la medicina facilitará el proceso de tratamiento y de recuperación.

En el mismo orden de ideas, podemos puntualizar como uno de los muchos tipos de tratamientos que existen, el cuidado intensivo con respecto a la dieta de los alimentos. En la mayoría de los casos, a las personas con una inflamación en los riñones, se les sugiere eliminar o restringir el consumo de alimentos con mucha sal.

También es recomendable reducir el consumo de líquidos, con la finalidad primordial de reducir lo más posible la hinchazón o la inflamación que se manifiesta.

Como fue explicado con anterioridad, si los riñones no actúan con total normalidad la sangre de nuestro organismo se ve afectada por desechos que se exponen en ella, por ello uno de los métodos para mejorar esta condición es reducir los alimentos como los huevos, el pescado, la carne y la proteína en general.

En el caso de que la hinchazón de uno o de ambos órganos se vea motivada por la exposición de una infección, el médico por lo general recomendará el consumo de diversos métodos farmacológicos como lo son los antibióticos.

La diáisis también es otro de los tratamientos que los médicos suelen llevar a cabo en sus pacientes, aunque esta se emplea en muy extrañas y pocas ocasiones y durante un poco tiempo.

De igual forma hay que tomar en cuenta de que como bien es sabido, un individuo que haya manifestado esta condición expresa síntomas como el cansancio extremo y la somnolencia, por lo que es recomendable que el paciente guarde reposo para su pronta mejora y recuperación absoluta.

Tratamientos o remedios caseros

Si bien es cierto de que los tratamientos clínicos ayudan de manera importante a la pronta recuperación y mejora de cualquier paciente con respecto a cualquier enfermedad, hay que conocer y tomar en cuenta de que en muchas ocasiones los remedios o tratamientos caseros pueden ejercer la misma o una mejor función que los anteriores mencionados.

Sin embargo es importante saber el propósito del remedio casero, las propiedades naturales y los beneficios del mismo para poder emplearlo con éxito. Además es fundamental tener conocimiento que cada tratamiento natural ejercerá una función en específico y que al igual que los métodos médicos, estos dependerán y se verán intimamente relacionados con la condición que manifieste el individuo y el nivel de intensidad en la que se exprese.

¿Cuáles son los remedios naturales para la inflamación de los riñones?

Uno de las medidas naturales que podríamos nombrar es el consumo de caldo de vegetales, sobretodo de la cebolla. También es recomendable ingerir los jugos naturales y reducir de manera importante el consumo de agua debido a que los riñones no funcionan con total normalidad y por lo tanto no pueden llevar a cabo sus tareas de manera correcta.

De igual forma otro de los remedios caseros que puede emplear una persona con riñones inflamados es ingerir alimentos como los espárragos y el café. También realizar masajes en el área de esta unidad funcional de nuestro cuerpo contribuirá de forma esencial para la mejora y la disminución de la hinchazón.

En síntesis podríamos decir que los métodos caseros o naturales tienen una relación estrecha con la vida saludable, pues se recomienda mejorar la alimentación y tener una dieta balanceada de determinadas frutas y verduras (sobretodo para la realización de los caldos o sopa) y tratar de ingerir lo menos posible alimentos muy altos en grasa o fritos y las bebidas con endulzantes artificiales con altos niveles de azúcar.

Tratamiento en los niños

Antes de nombrar los métodos para mejorar la inflamación de estos órganos tan importantes debemos tomar en cuenta de que es sumamente importante realizar un diagnóstico en las manos de un profesional que posteriormente llevará a cabo un tratamiento útil y por lo tanto efectivo de esta situación médica.

Además cabe mencionar que el tratamiento que se lleva a cabo para los niños o los infantes no es muy distinto con respecto al que se les sugiere realizar a las personas de mayor edad, pues ambos tienen y cumplen el mismo objetivo el cual se trata de reducir lo más posible el dolor, reducir el tamaño y la inflamación que se puede producir al exponerse esta enfermedad en uno o ambos riñones de nuestro cuerpo.

Así mismo, al igual que sucede en el caso de los adultos, el médico suele recomendar el disminuir de manera considerable el consumo de la proteína como por ejemplo los alimentos como la carne roja, el pescado, los huevos, los quesos y la leche. También es importante reducir la ingesta de comidas muy picantes o con especias muy fuertes.

También los alimentos que contengan altos niveles de sal son poco recomendables a la hora de que un infante con nefritis o con inflamación de los riñones lo consuma.

De igual manera a los niños con esta situación médica se les sugiere disminuir la ingesta de líquidos como el agua e incrementar el consumo de los jugos naturales para mejorar la retención de los líquidos en el organismo, así como también el constante descanso durante la recuperación. (Ver artículo: Tiroides de Hashimoto)

Dejar Comentario