≡ Menu




Hueso Frontal: ¿qué es? Anatomía, función, sus partes y más

¿Sabias que, el Hueso Frontal es el hueso mas duro del cráneo? y que este consta de dos caras; una endocraneal y una exocraneal, siendo esta ultima la que fija la zona de la piel.

Hueso Frontal

Hueso Frontal

El hueso frontal es encontrado en el cráneo humano. Es de forma plana, impar, a nivel central, y a su vez es simétrico con dos caras (la cara endocraneal y la cara exocraneal) además posee un borde circunferencialmente. (ver: huesos de la cabeza)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Descripción Anatómica

Ubicación

El hueso frontal se halla en la zona anterosuperior del cráneo por al frente de los huesos parietales y en dirección un poco hacia arriba del esfenoides, y a la vez encima del etmoides, y también en el macizo facial.

El hueso frontal por su parte ocupa el plano de la cara  (huesos de la cara)que se pertenece con la frente y el relieve envuelta por las cejas.

Regiones

El hueso frontal ostenta dos fracciones:

Una Porción Vertical y Superior: normalmente se caracteriza por ser de forma prominente que suele denominarse como escama frontal y perteneciente a la zona de la bóveda craneal.

Una Porción Horizontal e Inferior: se encuentra compuesta por la región de la base del piso-etmoido- frontal (perteneciente a la base del cráneo), que se refiere a la región de los senos etmoido frontales (que no es más que las cavidades pneumáticas paranasales) y además del techo de las órbitas.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Al verlo de una manera incorporada el hueso frontal consta de dos caras; una cara posterior que a su vez es cóncava (denominada: la cara endocraneal o cerebral) la segunda cara por su parte es anterior, es decir convexa en la parte delantera (es la superficie exocraneal o también es denominada cara cutánea).

Estas dos caras, se encuentran alejadas por un borde supraorbital o también llamado borde circunferencial.

Cara Exocraneal

Dicha cara pertenece al hueso frontal, además de cara exocraneal, es conocida como cara cutánea, denominada de esta manera ya que es la región del hueso donde se fija la zona de la piel facial.

Porción Frontal o Vertical: los vestigios de la sutura metópica, es hallada en la línea media; exactamente por arriba de la escotadura nasal, ubicada en la zona menor de la línea media; donde es encontrada una elevación denominada gifa frontal media o también llamada glabela.

A los lados de la glabela se dividen dos salientes que son arqueadas, que son los arcos superciliares, por arriba de estas dos salientes se encuentran, las gifas frontales laterales que son eminencias lisas; y empezando desde la apófisis orbitaria externa que queda a los lados, parten las crestas laterales del frontal.

Por su parte las crestas laterales se perpetúan con la línea curva temporal superior del hueso parietal y a su vez restringen las fosas temporales, así como las superficies triangulares del hueso frontal (las facetas laterales), donde se encuentran encajadas las haces de los músculos temporales.

Accidentes

  • Porción orbito-nasal o horizontal
  • Escotadura etmoidal
  • Área etmoidal
  • La cresta órbitonasal que no es más que una arista angulosa que divide las partes tanto vertical como horizontal.
  • Escotadura nasal y también espina nasal, que es la que articula con los huesos conformes de la nariz y también con el maxilar superior apófisis frontal (ascendente).
  • Arcos orbitarios, que componen todo el reborde superior que se encuentra en la cavidad orbitaria.
  • Hueco supra-orbitario o también denominada escotadura supra-orbitaria, para darle el paso tanto de los vasos como también de los nervios supra-orbitarios
  • Escotadura frontal interna, para darle el paso de los vasos homónimos.
  • Apófisis orbitaria externa (ocurre en el transcurso cigomático), este cuando va articulando con el Hueso cigomático.

Cara Endocraneal

Accidentes óseos que ocurre en la cara endocraneal ubicada en el hueso frontal:

  • Eminencias mamilares
  • Escotadura etmoidal
  • Fosas frontales
  • Agujero ciego
  • Fositas de Pacchioni
  • Canal del seno longitudinal superior
  • Cresta frontal media
  • Bóvedas orbitarias
  • Impresiones digitales

Borde Circunferencial

El borde circunferencial no es nada más que la línea ósea que posee el límite de las dos caras; las cara exocraneal y la cara endocraneal del hueso frontal. Que pueden ser fragmentadas en dos partes:

Segmento Semicircular Superior: articulado con los dos parietales (sutura coronal) en la parte de arriba, y a su vez con las alas mayores ubicado en las esfenoides exactamente en las regiones más inferiores.

Segmento Horizontal: este se articula exactamente con las alas menores ubicado en la esfenoides.

Arquitectura del Hueso

El hueso frontal como ya se ha mencionado es un hueso plano, que se encuentra estructurado para poder así consentir una cavidad ósea de defensa y contención. El cráneo.

La fracción vertical del hueso frontal se encuentra constituida (al igual que todos los huesos craneales) por dos láminas (doble) de hueso macizo: entre tabla externa y la tabla interna, que enclaustran una lámina media de tejido que es esponjoso, al cual es denominado como “diploe”. Siendo este el hueso más duro del cráneo.

Desarrollo y Osificación

A partir de los primeros cuarenta a cincuenta días de la vida intrauterina surgen dos puntos primitivos en las curvaturas orbitarias que difunden camino a las partes tanto horizontal como vertical del hueso, cuando se da en el alumbramiento el hueso se ostenta fraccionado en dos fracciones por la sutura metópica.

Que ya a la edad de 10 años más o menos es que desaparece en su totalidad. Por su parte el progreso de los senos frontales se genera continuamente luego del parto y está relacionado estrechamente con la función respiratoria.

Centros de Osificación: El hueso frontal se desenvuelve a través de dos pares de esbozos (es decir 4 puntos de osificación), el primero condral y el segundo membranoso. Ya que solo la espina del frontal se causa a partir de dos puntos de osificación endocondral.

Lo demás que pertenece al hueso frontal se causa a través de osificación endomembranosa a partir de dos primordios conjuntivos, hasta que llega su acción terminante donde son apartados por la sutura medio frontal (sutura metópica).

Celdas Pneumáticas: son los senos frontales y también etmoido frontales. Habitualmente, en la dimensión del hueso frontal, se representa una cavidad pneumática de extensiones diversas denominada como seno frontal.

Esto se origina a través del (crecimiento) y progreso de una que otra de las hemicélulas frontales primeras ubicadas en la superficie etmoidal del frontal que profundizan el espesor del hueso de las dos partes.

El seno frontal por su parte representa el vinculado de cavidades pneumáticas que cercan las fosas nasales (que además son llamados como los senos paranasales).

El hueso frontal de esta misma manera auxilia con una fracción a nivel óseo (denominada hemiceldas frontales)  para luego crear la alineación de los senos etmoidales (etmoidofrontales).

Articulaciones

El hueso frontal se encuentra articulado con 12 huesos entre los cuales se encuentran:

  • Dos huesos parietales.
  • Un hueso etmoides.
  • Un hueso esfenoides.
  • Dos huesos maxilares.
  • Dos huesos malar o cigomático.
  • Dos huesos lagrimales.
  • Dos huesos nasales.

Función del Hueso Frontal

Su función se basa es en proteger tanto al cerebro como a los lóbulos frontales.

Inserciones Musculares

Músculo occipitofrontal.

Anatomía

El hueso frontal se encuentra colocado en la zona anterior del cráneo y está apoyado en el esqueleto del rostro. Es un hueso relativamente es de gran tamaño. Debido a esto representa la frente, además de los techos de las órbitas y también la gran parte de la zona delantera ubicada en la base del cráneo.

El hueso frontal se concierta de 3 partes: la primera es la escama del frontal o también denominada placa vertical, la segunda parte es la porción orbitaria y por último la tercera parte es la porción nasal.

Escama del Frontal

Esta es una placa escamosa que pertenece a la frente, se inclina a partir de la sutura coronal hasta abajo, su iniciación es gradualmente y luego se va angulando violentamente hasta abajo. Está fragmentada en 3 porciones primordiales.

Superficie Externa del Frontal

Constituida por:

  • Sutura metópica o también llamada frontal media.
  • Eminencia frontal.
  • Arco superciliar
  • Glabela o también denominada protuberancia frontal media.
  • Línea parietal.
  • Línea temporal.
  • Borde supra-orbitario.

Superficie Cerebral o Interna

Constituida por:

  • Surco sagital.
  • Cresta frontal.
  • Agujero ciego.
  • Hendiduras para los vasos cerebrales y también el cerebro.
  • Depresiones que se dan en las granulaciones aracnoideas de Pacchini.

Los márgenes

Formados por:

  • El margen posterior o parietal, este es semicircular engranado y biselado.
  • El margen inferior por su parte es en representación de (L), cuando se articula con el esfenoides.

Porción Orbitaria

Se encuentra por arriba de las órbitas oculares; el hueso frontal acrecienta de espesor constituyendo el borde supra-orbitario. A partir de este borde comienza el hueso frontal a extenderse para atrás, formando de esta manera el techo de la órbita y trozo de la superficie de la cavidad craneal.

La porción orbitaria se dispone a la vez de dos láminas que son triangulares colocadas en ángulo recto con la escama del frontal y a la vez ubicadas en cada órbita ocular. Asimismo en el borde supra-orbitario concurre en su zona medial el agujero supra-orbitario. Que a la vez se encuentra constituido por:

  • Hendidura borde o etmoidal
  • Celdillas etmoidales.
  • Anteriormente con el lagrimal.
  • Canales y agujeros etmoideos, tanto anteriormente como a nivel posterior.
  • Senos frontales.

Superficie Orbitaria:

  • Fosa lagrimal.
  • Fosa o espina troclear.

Superficie Cerebral:

  • Se adecua al cerebro con la calota.

Porción Nasal:

Tambien Te Recomiendo Ver...

Se encuentra constituida por cuatro partes:

  • Proyección a partir de la escama anterior hasta la hendidura etmoidal.
  • Borde nasal, es encontrado articulando tanto con los huesos nasales y así también con la apófisis nasal y con el maxilar.
  • Espina frontal.
  • Dos caras nasales.

Conexión del Hueso Frontal

  • Se encuentra conectada en su zona posterior y también superior con los parietales, a partir de su sutura coronal y a su vez teniendo una gran superficie de relación.
  • Se encuentra conectada también con su zona inferior y posterior con las alas mayores del esfenoides y a la vez estas mismas alas en su región orbitaria.
  • Se encuentra conectada con las alas menores ubicadas en el esfenoides.
  • Se relaciona en su zona inferior con la apófisis frontal en la parte de maxilares a través de un pequeño contacto, al lado de la región nasal, a nivel de la parte posterior y lateral.
  • Se relaciona y asimila en la región superior de la órbita ocular.
  • Se relaciona con las fosas nasales, también con el hueso nasal, a nivel de la región antero medial.
  • Se relaciona con los huesos lagrimales, a través de los bordes de la escotadura.
  • Se relaciona con los huesos zigomáticos, a través de la región del frontal lateral, es decir en la apófisis frontal y también en la región exterior de la órbita ocular.
  • Se relaciona con la zona antero-superior ubicada en el etmoides y además en su lámina cruciforme en los laterales y así mismo en la lámina orbitaria del etmoides.

Movimiento Fisiológico

En el cráneo del neonatal, ósea en él bebe concurren dos huesos frontales que están alejados por la sutura metópica central, que es la región en la cual todas las personas se nutre de calcio (calcifica) a partir de la niñez y en la adolescencia.

Aun así en tratamiento cráneo-sacral se habla de 2 frontales que van respirando empezando desde delante hasta atrás, de forma proporcionada. Asimismo el punto fijo del frontal se encuentra arriba del tabique nasal que está ubicado en la sutura frontonasal.

La sutura coronal en este sentido se abre en la parte delantera pivotando a través del entrecejo, e inclusive casi al final del camino se abre hasta el exterior un poco nada más. Como instrumento de diagnóstico y también como tratamiento; el hueso frontal radica en dos huesos que van apartados por su región medial en la sutura metópica.

Esta sutura que aún es encontrada en los adultos como parte del funcionamiento en un 10 por ciento (%). El eje que se encuentra a la vista a través del movimiento respiratorio primario del frontal, pertenece a un eje de rotación que incurre en un ángulo recto y que va atravesando la eminencia frontal.

El hueso frontal se traslada de la siguiente manera:

  • La glabela o denominada protuberancia frontal media; se va trasladando de forma ligera posteriormente y además con una pequeña inclinación de manera ascendente.
  • El borde supra-orbitario por su parte se traslada de manera ligera y anterior descendente.
  • Los ángulos anterio-mediales que se encuentra en la órbita ocular se trasladan como la glabela, de manera ligera a nivel posterior y superior.
  • Los ángulos laterales ubicados en la órbita se trasladan un poco a nivel anterior y descendente.

La línea de la sutura coronal y así mismo en especial de la región alta, se traslada con un mayor movimiento que puede ser relativo hasta la region anterior y descendentemente. Casi hasta llegar al final de su camino, por otra parte realiza una mayor separación exterior, a partir de su línea media o la sutura metópica.

El área que se encuentra en representación de (L) ubicada en el ala mayor del esfenoides, sigue el mismo movimiento del ala y se va trasladando en sentido antero-lateral, a través de una pequeña inclinación descendente. Todas estas partes regresan a su situación de partida en el período de contracción o extensión del esfeno-basilar.

Prominencia Frontal

Es una expresión de carácter médico utilizado para referirse a una frente prominente o que es lo mismo (protuberante). Por su parte este síntoma es propio de algunos otros trastornos, e inclusive de ciertas contrariedades que perturban las hormonas, tanto la estatura como los huesos de una persona. Debidamente puede estar identificada en la lactancia o ya a iniciaciones de la infancia.

Los métodos que son utilizados para afrontar la perturbación profundo que origina la prominencia frontal. Por otra parte, dicho padecimiento del hueso frontal puede generar cambios en la forma como se desarrollan los huesos y también los tejidos y músculos de la cara, ya que en la mayoría de los casos la frente abultada no puede corregirse.

Personalización

La prominencia frontal está caracterizada por la protuberancia en la frente del niño, o poseer grandes los arcos superciliares, esta característica puede ser vista como un síntoma, que suele ser ligero en los primeros meses e incluso en los primeros añitos del bebe, y a través que vaya pasando el tiempo se tornara más pronunciado.

Esta enfermedad es un trastorno a nivel genético o también es caracterizado como una anomalía congénita, por lo cual quiere decir que ya es un problema en el alumbramiento. El origen subyacente de la protuberancia consigue inducir a algunos otros síntomas, ejemplo de ello como deformidades físicas.

Causas

Por lo más global, la prominencia a nivel del hueso frontal es resultado de trastornos que alteran las hormonas relacionadas con el crecimiento o desarrollo del niño.

Una de las causas inferiores a esta y que entre todas es la más común es la denominada “acromegalia”, que es un padecimiento crónico que implica la sobre-producción de esas hormonas que permiten el crecimiento.

Por su parte las personas con la enfermedad acromegalia, adquieren las manos, también los pies, además de las mandíbulas y por supuesto los huesos del cráneo que son más grandes que lo que debería estar.

Además de las ya mencionadas causas de la prominencia frontal, existen otras tales como: uso de

  • Síndrome del nevo baso celular
  • Sífilis congénita
  • Disostosis cleidocraneal
  • Síndrome de Russel-Silver
  • Síndrome de Rubinstein Taybi
  • Síndrome de Pfeiffer
  • Síndrome de Hurler
  • Síndrome de Cruzon
  • Formaciones anormales en el cráneo o también la frente

Diagnóstico

El diagnóstico de la prominencia frontal se realiza a través de un examen del arco superciliar y en la frente del pequeño que lo sufre, aun así el origen del desarrollo de este trastorno a veces no es tan claro.

Y aunque la pronunciación frontal es una señal que no es tan común, existen otras señales o síntomas que podrían generar alguna prueba para saber su origen. Por lo general los pediatras chequean la circunferencia de la cabeza del niño para saber si el tamaño es acorde a su edad.

Al presentar prominencia frontal visiblemente percibida, se debe tomar nota para ver a partir de que tiempo se empezó a notar la protuberancia, si se ha observado otra sintomatología que arroje la posible causa, y este tipo de información se debe llevar en un historial clínico.

También suelen los médicos a realizar exámenes de sangre, y de esta manera ya con resultados de los niveles de hormona, saber si la prominencia es a causa de anomalías genéticas. También se suelen implementar IRM (Imágenes por Resonancia Magnética). O por radiografías.

Estas radiografías consiguen dejar ver si existe alguna deformidad en el cráneo que es la que generaría ser la posible causa de la prominencia de la frente o a su vez de los arcos superciliares.

Entonces una (IRM), que puede arrojar una imagen más detallada, entonces podría dejar ver la deformidad o también denominada anormalidades tanto en los huesos como en sus tejidos circundantes. El conjunto anómalo llega a ser el originario de la prominencia de la frente.

Cabe destacar que la prueba a través de imágenes es la excelente forma de descartar esta potencial causa.

Tratamiento

No existe un método o procedimiento que pueda que pudiera revertir la prominencia frontal. Mas sin embrago algunos tratamientos que pudieran ser una opción, es simplemente para disminuir los síntomas dolorosos del trastorno.

Regularmente, la protuberancia frontal no obtiene un progreso a través de la edad. Pero en cambio, tampoco agrava en algunos de los casos de este trastorno. Por otra parte, la cirugía plástica, puede llegar a corregir diversas anomalías o deformaciones a nivel del rostro y la cabeza.

Pero estas cirugías no logran mejorar la forma de la prominencia frontal, o por lo menos no existe evidencia de ello.

Prevención

Aunque algunos no lo crean no existe alguna manera de prevenir o evitar que el niño conciba estos tipos de trastornos, pero por otra parte, un especialista en genética conseguiría poder establecer cuan probable es que el niño al nacer sufra de algún trastorno que originen la prominencia frontal.

El genetista por su parte; examinan y realizan algunos exámenes de orina y de sangre tanto del padre como de la madre para ver la existencia de ser alguno o ambos portadores de algún tipo de enfermedad genética. Asimismo estos especialistas recomiendan, algunos tratamientos y medicinas para la fecundación.

Estableciendo la más adecuada para cada individuo. Para minimizar algún tipo de riesgo que pueda ocasionar en el niño protuberancia frontal, es importante no tomar algunos medicamentos tales como anti-convulsivos, trimetadiona mientras este en estado de gestación.

Fracturas 

Las fracturas a nivel del hueso se pueden clasificar de la siguiente manera:

Fracturas de la Región Fronto-Orbitaria:

  • Interna
  • Externa

Fracturas de la Región Frontal Media

  • Interna
  • Externa

Fracturas de la Región Fronto-Parietal:

  • Interna
  • Externa

Las fracturas ubicadas exactamente en el tercio superior facial son por lo general fronto-orbitarias (responsabilidad tanto del techo orbitario como del seno frontal). Por lo habitual, son de menores exposición en comparación de otras fracturas a nivel facial y en alrededor de la 4ta parte es aislada; el resto se expone de fracturas del tercio medio.

La Región Fronto-Orbitaria: se encuentra fraccionada a los lados en una parte interna y otra parte externa, a partir de una línea imaginaria vertical al borde externo localizado en el agujero supraorbitario o también denominada (escotadura supraorbitaria).

La continuidad de dicha línea imaginaria hacia lo alto, sube de forma paralela a la prolongación de la cresta lateral del frontal (línea curva temporal superior), fragmentando a la vez a cada una de la región o zona frontal media y además de la zona fronto-parietal en una parte que se encuentra internamente y otra externa.

Es decir, que la línea curvada que es imaginaria que sale del borde externo del agujero supraorbitario. Sube de forma paralela a la línea curva temporal superior mediante el hueso frontal y lo separa con sus tres regiones mencionados anteriormente entre los cuales están el fronto-orbitaria, el frontal media y por ultimo el fronto-parietal.

El Hueso Etmoides 

Es perteneciente a los huesos del cráneo; es único y mediano, un hueso que es simétrico que se localizado en el cráneo constituyendo parte de su superficie (suelo) y adicionalmente conforma al desarrollo tanto de las cavidades nasales como las orbitarias.

Está plantado hacia el frente del hueso esfenoides convirtiéndose al más anterior del eje medial de la base del cráneo, y hacia atrás de la escotadura etmoidal del hueso frontal. Para que este hueso sea visible totalmente debe apreciarse en un cráneo que se encuentre desarticulado completamente, esto ya que está escondido y es complejo y también por su especialización ósea.

Hueso Etmoides Desde Abajo

Ostenta 4 Localizaciones de calcificación, dos hacia los laterales para de esta manera ocupar los laberintos etmoidales y los otros dos que son mediales para que de manera ocupar las piezas centrales tales como; la lámina cribosa, también la crista galli y además la lámina perpendicular.

Su calcificación se perfecciona alrededor del 5to y 6to año y mientras que su articulación es concluyente con el vómer, ocurriendo esto ya a los 45 años generalmente, ya que se encuentra separado por una membrana que es de textura cartilaginosa.

Funciones 

El hueso etmoides por su parte debido a sus particularidades morfológicas, posee como función primordial el llamado “ensamblaje” perteneciente a cada una de las combinaciones óseas del cráneo. Es por ello que puede mencionarse que consiente y ajusta la base ósea para obtener de esta manera un mejor marcha de los sentidos tales como la visión, el olfato, también el oído y por supuesto el gusto.

Debido a su perspectiva, se encuentra presente en la proporción de las cavidades tanto nasales como orbitarias, y a través de sus relieves, depresiones, escotaduras y orificios consiente la acción aérea nasal para la respiración, además de la fonación y por supuesto en la captación de olores.

Se encuentra muy bien diseñado esencialmente para poder sujetar las raíces nerviosas del importante nervio olfatorio y por ende en favorecer en la parte de la desarrollo y resguardo de los espacios aéreos.

Dejar Comentario