≡ Menu




Hueso tibia: anatomia, función, características y más

Hueso tibia es un órgano de consistencia dura, de color blanco y resistente, el cual forma parte del esqueleto de los vertebrados. Principalmente está compuesto de un tejido óseo,que se encuentra conformado por células y otros componentes extra celulares, durante el ciclo del desarrollo embrionario, los huesos son blandos y se hallan compuesto de un tejido el cual recibe el nombre de cartílago, en el cual se depositan, sales minerales y calcio, dándole firmeza y transformando el cartílago en hueso.

Hueso tibia-1

 El cartílago que permanece en los extremos del hueso, hacen que el hueso crezca y se alargue aproximadamente hasta la edad de 20 años, a partir de esta edad el cartílago desaparece.

Características del Hueso tibia

El Hueso tibia, conocido como el segundo más largo del organismo es un hueso de una gran dimensión, el cual se localiza en la pierna y forma articulación; con el astrágalo, el peroné y el fémur. La tibia está formada por, la diáfisis, la epífisis distal y la epifisis proximal.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Este hueso, es el que aguanta todo el peso corporal, es de sección transversal triangular, por el lado de la cara anteromedal esta presenta una superficie subcutánea, la cara lateral es convocaba en la parte superior y convexa en la inferior, en cuanto a la cara posterior está atravesada por una filosa saliente que viene a ser la; línea para el soleo, que inserta el musculo que lleva el mismo nombre.

El Hueso tibia, está situado debajo de la rótula y se encuentra internamente en la pierna.

Hueso tibia-2

 

Anatomía del Hueso tibia

Su forma es como la de una de pirámide triangular invertida, estando su vértice dirigido en dirección a la diáfisis que viene a ser el punto tubular de un hueso largo, comprendida entre los dos extremos o epífisis. y su base es la cara superior, conocida como meseta tibial, tiene 2 superficies articulares horizontales, levemente excavadas, que reciben a los cóndilos femorales, que son la cabeza, eminencia o protuberancia redondeada en la extremidad de un hueso que se inserta en el hueco de otro hueso que da formación a otra articulación que son, las cavidades glenoideas, estas son depresiones de la superficie articular, piriforme y de limitada profundidad, que se encuentra en el borde lateral de la escápula. medial y lateral, cada una de ellas muestra un margen periférico semicircular, los cuales se levantan para formar los respectivos tubérculos medial y lateral. Cuando se unen ambos tubérculos forman la espina de la tibia.

Hueso tibia-3

Tambien Te Recomiendo Ver...

Epífisis de la Tibia:

La epífisis viene a ser cada uno de los extremos ensanchados de los huesos largos, y está conformada por un tejido esponjoso en el centro y por una capa delgada de tejido compacto en su periferia, la cual está separada de la parte central del hueso por una región que se llama metáfisis o sea la parte pequeña de un hueso largo que es adonde se consigue el cartílago de crecimiento. Cada vez que esta zona se osifica, el hueso se va ampliando en cuanto a longitud se refiere.

Hueso tibia-4

La epífisis, siempre es más ancha que la diáfisis, en ella se intercalan las articulaciones, externamente se encuentra cubierta del periostio, que es la membrana de tejido conjuntivo, adherida exteriormente a los huesos, que sirve para su nutrición y regeneración, y en la parte interna por la médula ósea roja, que es aquí donde ocurre la formación de los glóbulos rojos y demás células sanguíneas, la articulación está cubierta por un tejido cartilaginoso que se denomina cartílago articular. La epífisis está contenida dentro de una serie de huesos largos de las extremidades inferiores como lo son; el Fémur, la Tibia, el Peroné, los metatarsianos y en las extremidades superiores se encuentran dentro de él; Húmero, el Cúbito, el radio, los metacarpianos y las falanges.(ver articulo:Hueso húmero:).

Existen dos tipos de epífisis que conseguimos en los huesos largos de las extremidades, como los son; la epífisis proximal que se encuentra más cercana a la raíz del miembro y la epífisis distal que está más retirada.

Función del Hueso tibia

La superficie del Hueso tibia o platillo tibial, viene a estar conformada de dos partes simétricas que son, los platillos tibia les (medial y lateral), con superficie cóncava. El funcionamiento de flexo extensión, resulta del rodamiento y del deslizamiento de la superficie convexa sobre la misma superficie de los platillos tibiales cóncavos. 

Se podría decir que tienen una función de carga, ya que las piernas son las que soportan en mayor grado todo el peso del cuerpo y constantemente se exponen a una fuerte tensión vertical y lateral.

Imagen tibia-5

Su función es dinámica ya que insertan músculos y tendones, comportándose como palancas, se desempeñan como agente pasivo, también funcionan como depósito de sales minerales, El 99 % de Calcio y 80% de Potasio se encuentran en los huesos, que controlan la regulación de la calcemia; que viene a ser la cantidad de calcio que está presente en la sangre. Otra función del Hueso tibia, es la hematopoyética ya que en la parte interna se encuentra la médula ósea, que produce los elementos formes sanguíneos.(ver articulo:Tibial Anterior:).

Injerto de hueso tibia

El injerto hizo su aparición a principios del siglo xx, las técnicas se han ido perfeccionando con el pasar del tiempo; en la década de los 40 comenzó el congelamiento de bancos de huesos en seco e irradiado. Gracias al uso de las técnicas asépticas, que es la esterilidad cuando se hace el procedimiento quirúrgico.

Para realizar este injerto, el paciente debe presentarse con un cuadro clínico donde la eficacia del injerto de tibia tenga una desproporción mayor a 2 cm, y que tenga buenas propiedades osteogénicas, que son las células no especializadas con capacidad de división y su baja morbilidad secundaria. 

Hueso tibia-6

Clasificación de los injertos:

  • Autoinjerto: Esto sucede cuando el injerto, a ser implantado proviene de una parte del organismo de la misma persona que lo necesita, a este procedimiento. además, es conocido como injerto autólogo.
  • Isoinjerto: Este tipo de injertos, se efectuó en organismos que sean genéticamente idénticos o como también se le conoce isogénicos, un ejemplo de ellos son los gemelos monocigóticos idénticos o los ratones de la misma cepa endogámica. de gemelo univitelino.
  • Homoinjerto o Aloinjerto: Sucede entre individuos de la misma especie, siempre y cuando dicho injerto sea compatible.
  • Heteroinjerto o Xenoinjerto: Se realiza entre individuos de distintas especies.

Hueso tibia-7

El objetivo del injerto es:

  • Un aumento en la cicatrización en uniones retrasadas, no uniones, osteotomías y artrodesis de articulaciones, por medio del cual ayuda a la formación el callo de puente.
  • Ayuda a la formación de callo de puente, que suceden por las fracturas multifragmentadas.
  • Por medio de ellos se logra reemplazar; segmentos totales del hueso cortical que se pierden por la fragmentación de la fractura o a extirpación por neoplasia.
  • Llenar cavidades o defectos de volumen parciales que son el resultado de la extirpación de quistes o neoplasias.

Funciones de los injertos

Sirven de soporte mecánico, así como son una fuente de osteogénesis; que es el proceso donde se forma el tejido óseo.

En los injertos ocurre la osteoinducción, que son células llamadas mesenquimatosas u osteoprogenitoras pluripotenciales, que vienen a ser células que forman cartílagos.

La osteoconducción, es una función tridimensional de crecimiento interno, de los capilares, el tejido perivascular y las células osteoprogenitoras; que provienen de la base receptora a la estructura de un injerto, este hace la función de soporte o plantilla, en la que se forma el hueso nuevo y, luego, experimenta varios grados de resolución escolástica y sustitución (sustitución progresiva) por hueso del huésped.

Dolor en el Hueso tibia

El dolor puede ocurrir durante o luego de una variación en el nivel de acción que se encuentra ejecutando el organismo, como correr con mucha frecuencia o un aumento en el número de kilómetros, se puede ubicar al margen inferior de la tibia, el hueso grande en la parte inferior de la pierna.

Estos dolores afectan a todo ser humano, sin importar la función que desempeñen; sean atletas de alto rendimiento o personas que solo se dedican a ejercitarse, así como también a personas que ejecutan labores de esfuerzos físico, en el cual se vean afectados las piernas.

Hueso tibia-8

La forma como se detecta, el dolor del Hueso tibia; es por que presenta una hinchazón o inflamación de los músculos, tendones y una fina capa de tejido que cubre la tibia.

Otra forma por lo cual ocurre dolor en la tibia, es el pie plano, el cual genera mucha tensión en las piernas.

Posibles causas del dolor en el Hueso tibia

  • Aumento del recorrido
  • No tener experiencia al correr
  • Realizar ejercicios en un espacio cuya superficie sea dura
  • Subir forzada mente empinadas
  • No guardar descanso durante el entrenamiento
  • El calzado no es el adecuado
  • Sufrir de pronacion, que significa inclinación de los pies hacia adentro.

Diagnóstico del dolor en el Hueso tibial

Cuando hay dolor en la tibia, lo mejor es consultar al médico o a un fisioterapeuta colegiado, el cual le hará una serie de preguntas en cuanto a los síntomas que tiene y procederá a hacerles los exámenes que crea conveniente, le mandara el tratamiento y si con el mismo no tiene mejoría, el médico o fisioterapeuta procederá a mandarle a hacer otros estudios, como un estudio de ultrasonido o una radiografía; el cual le servirá para ubicar la dolencia.
La radiografía; permite tomar imágenes del Hueso tibial.

La resonancia magnética, muestra los tejidos blandos del hueso.

Tomografía axial computarizada, da una imagen tridimensional del hueso.

Gammagrafía ósea, es parecida a una radiografía no obstante usa rayos gamma en lugar de rayos-X.

Tratamiento del dolor tibial

Mediante el auto ayuda; guardar reposo, mientras dure la lesión.
Los medicamentos antiinflamatorios que se venden libremente tales como; el ibuprofeno, que ayuda a aliviar el dolor y reducir la inflamación.
Usar los zapatos adecuados, cuando se va a ejercitar.
Observar si la rutina de entrenamiento, es la causante de dicho dolor.

El fisioterapeuta nos puede ayudar a recobrar cualquier pérdida de la movilidad de las articulaciones y músculos de los miembros inferiores que contribuya al dolor en el Hueso tibial, asesorar en cuanto a un plan de fortalecimiento, especialmente para los músculos de la pantorrilla.

La acupuntura viene a ser uno de los procedimientos, que pueden ayudar a sobrellevar el dolor.

Cuando el dolor se hace insoportable, habrá que recurrir a la operación, la cual recibe el nombre de fasciotomía, que viene a ser una cirugía, la cual se hace en el tejido conectivo que cubre los músculos, cuyo aspecto es de fibra y se le llama fascia, con esta intervención se disminuye la presión que hay en la fascia del Hueso tibia.

Hueso tibia-9

Prevención del dolor

Para prevenir el dolor en el Hueso tibia, se recomienda:

  • Guardar reposo durante un periodo no menor de dos semanas.
  • Tratar de no realizar esfuerzos, durante el ejercicio.
  • Mantener la intensidad moderada en la práctica de ejercicios.
  • Llevar a cabo calentamiento y estiramiento antes y luego del ejercicio.
  • Si ve hinchazón después de sus ejercicios, póngase hielo en la zona.
  • Procurar ejercitarse donde haya espacios que no tengan una superficie dura.
  • Los zapatos deben ser los ideales, según la función que desempeñe.

Fracturas en el Hueso tibia

Este tipo de fractura ocurre en la zona interna de la pierna, pasa con mucha frecuencia. La tibia se encuentra articulada con la rodilla, la rótula y el fémur, y a ras del tobillo con el calcáneo, que viene a ser el hueso del talón, hay un sin número de motivos por los cuales puede ocurrir esta fractura, pero las más conocidas son, las que ocurren en los atletas de alto impacto, el trabajo realizado por una persona que conlleva a levantar peso o realizar esfuerzos físicos que afecten las piernas.

Hueso tibia-10

En el caso de fractura de tibia, el cuadro clínico se hace evidente solo al ver al paciente, ya que el dolor que siente, resulta muy obvio al medico, la irregularidad en la pierna y la dificultad del mismo para poder caminar, hay otros tipos de factura del Hueso tibia, que solo se pueden detectar mediante la toma de radiografía. 

Tambien Te Recomiendo Ver...

Tipos de fracturas del hueso tibia

Fracturas proximales de la tibia abarcan el cartílago articular la metáfisis y la epífisis (12cm proximales de la tibia).

Fracturas de la diáfisis tibial

Este tipo de fractura, ocurre mucho en los niños, Sin embargo se originan a cualquier edad, siendo las más frecuentes en niños cuya edad es menor a los diez años, mayormente son benignas, el mejor tratamiento es mantener la zona afectada por la fractura enyesada por un corto periodo de tiempo, suceden cuando el pie, queda atrapado y el cuerpo es girado en la caída, también suele ocurrir por arrollamiento de vehículos.

Fractura de los primeros pasos

Este tipo de fractura, ocurre en niños con edad menor a tres años, sucede cuando el niño cae y se dobla o rota el pie.

Fracturas por cizallamiento o separación: Mayormente ocurre en personas jóvenes viene dada por un de un traumatismo de alta energía.

Fracturas por compresión: Suceden en personas de la tercera edad o que sufren de osteoporosis.

Fracturas por hundimiento-separación: Es la combinación de las fracturas por comprensión y por cizallamiento; esto ocurre cuando el platillo tibial externo se fractura con mayor frecuencia que el interno.

Hueso tibia-11

Fractura de la tuberosidad tibial anterior o Apofisiolisis: Es muy común en jóvenes de 18años, sucede cuando se contrae el cuádriceps al tener flexionada la rodilla.

Fracturas diafisarias de tibia y peroné: Ocurre cuando es comprometido el segmento intermedio de los huesos largos, que son llamados diáfisis, el cual se caracteriza principalmente porque tienen forma de huso o cilindro. Este tipo de fractura puede ocurrir por: caerse desde una altura considerable, por accidentes automovilísticos, un golpe de frete en la tibia.

Fracturas cerradas: Este tipo de fractura, solo puede detectarse por medio de radiografías u otro tipo de examen, ya que no son visibles al exterior por que la piel no ha sido dañada.

Fracturas abiertas: La piel sufre daño, dejando a la vista la parte del Hueso tibia fracturado, o sea, parte de la estructura ósea queda al descubierto.

Hueso tibia y Peroné

El Hueso tibia es largo y de gran voluminosidad, el cual se localiza en la porción antero-interna de la pierna, debido a esta ubicación, este hueso lleva, parte del peso del cuerpo, que va desde el hueso fémur y lo transfiere al pie a través del hueso astrágalo.
Tiene, como la mayoría del hueso largo; dos epífisis y una diáfisis. La epífisis superior participa sola en la articulación de la rodilla mientras tanto que la epífisis inferior se encuentra compartida la articulación del tobillo con la epífisis inferior del hueso peroné.

se proyecta un poco hacia atrás, su forma de pirámide está orientada hacia la diáfisis y su base es la cara superior, que se conoce como meseta tibial, posee dos superficies articulares horizontales, levemente excavadas, que admiten a los cóndilos femorales, que viene a ser; las cavidades glenoideas medial y lateral, la medial es más larga y excavada, la lateral es más extendida en sentido transversal.

Cada una de ellas tiende a mostrar un borde periférico semicircular, que al elevarse forman los respectivos tubérculos medial y lateral en conjunto, estos a su vez pasan a formar la espina de la tibia, por la parte delantera y trasera en donde se hayan las superficies preespinal y retroespinal respectivamente, que se encuentran entre las dos cavidades glenoideas, las cuales están soportadas por las tuberosidades tibiales medial y lateral, que se perciben como salientes en la parte lateral de la epífisis superior.

La tuberosidad lateral contiene posterolateral mente una cara articular, redondeada u oval, es la cara articular para el peroné.
En la parte anterior se ve una gran prominencia nombrada tuberosidad tibial anterior, lateralmente a la cual se hayan las superficies prees Pinal y retro espinal respectivamente.

 

Hueso Tibia-12

Peroné

Se localiza en la parte externa de la pierna. Se articula internamente con la tibia por medio de una articulación llamada diartrosis que es del tipo artrodias, el cual forma junto con la tibia, la pinza tibioperonea, y por debajo con el astrágalo, pasando a formar la articulación “tibioperoneoastragalina”.

Este hueso viene a ser el más delgado de todos los huesos largos, la extremidad superior es pequeña y se ubica por debajo de la articulación de la rodilla, la inferior esta levemente inclinada hacia adelante, proyectándose por debajo de la tibia el cual trae como consecuencia que forme parte de la articulación del tobillo.

Extremo superior. – Se articula con la cara posteroinferior de la tuberosidad externa de la tibia. En dirección hacia lo alto de la cabeza se encuentra la apófisis estiloides en la que la cara anterior se encaja en el bíceps crural, bifurcada por la inserción del ligamento lateral externo de la rodilla.

Hueso tibia-13

La diáfisis consta de tres bordes y tres caras que son; El borde interóseo el cual otorga inserción al ligamento interóseo. Se bifurca distalmente, pasando a formar una zona triangular donde “se inserta el ligamento interóseo de la articulación peroneo tibial inferior. El borde anterior o cresta del peroné igual se bifurca y limita una superficie triangular lisa que se prosigue con la cara externa del maléolo.

El borde posterior en torno a abajo, pasa a formar el límite interno del canal de los peroneos por la parte de atrás del maléolo externo. La cara externa se encuentra entre los bordes anterior y posterior que sigue su continuación con el canal de los peroneos. El peroneo lateral largo se genera en la cabeza y los dos tercios superiores de esta cara, el peroneo lateral corto también se origina de los dos tercios inferiores.

Puede reconocerse el nervio ciático poplíteo externo rodeando el cuello. La cara anterior se encuentra ubicado en los bordes anterior e interóseo y brinda origen en sus dos tercios superiores al extensor largo de los dedos del pie y en el tercio inferior al peroneo anterior; en los tres quintos medios al extensor largo del dedo grueso.

La cara posterior limitada por los bordes interóseo y posterior está dividida por la cresta medial en dos zonas, una anterior donde se origina el tibial posterior, y una posterior donde en su tercio superior está el origen del soleo y en los dos tercios inferiores el origen del flexor peroneo de los dedos.

Extremo inferior: su proyección es; abajo y atrás constituyendo el maléolo externo. Se articula con la cara externa del cuerpo del astrágalo por medio de una carilla triangular por debajo y detrás de la cual está la fosa o excavación maleolar.

El hueso de peroné, está conformado por; una membrana interósea, la articulación sindesmosis, la articulación tibioperonea superiores e inferiores.

La sangre le llega al peroné por medio del abastecimiento de la arteria peronea, y por el periostio y sus ramificaciones de la arteria peronea, la cabeza proximal y la epífisis, la suministra una rama de la arteria tibial anterior.

Desarrollo de peroné

El peroné se osifica desde tres centros, uno que va al el eje y los otros dos para los extremos. La osificación empieza en el organismo a partir de la octava semana de vida fetal y se prolonga con destino a las extremidades, en el nacimiento los extremos son cartilaginosos, comenzando la osificación por el extremo inferior, en el segundo año y a partir del cuarto año comienza en la parte superior.

Lo primero en osificarse es la epífisis inferior, va uniéndose al cuerpo cerca del vigésimo año; la epífisis superior se une aproximadamente a partir del vigésimo quinto año.(ver articulo peroneo lateral largo ).

Cabeza de peroné

La cabeza o extremidad superior del peroné es de forma cuadrada e irregular, que se encuentra por arriba de una superficie articular aplanada, que se dirige con destino a arriba, adelante y hacia adentro, para la articulación con una superficie semejante en el cóndilo lateral de la tibia. En el extremo lateral se encuentra una prominencia gruesa y áspera que se dirige hacia atrás en una eminencia puntiaguda, el ápice (proceso stiloides), que se proyecta hacia arriba desde la parte posterior de la cabeza.

Hueso tibia-14

La prominencia, que se encuentra en la parte superior y lateral, otorga fijación al tendón del bíceps femoral y al ligamento colateral fibular de la articulación de la rodilla, el ligamento que divide el tendón en dos partes.

La parte sobrante de la circunferencia de la cabeza es áspera, para la unión de músculos y ligamentos. Tiene por delante un tubérculo para el origen de las fibras superior y anterior del peroneo largo, y una superficie para la unión del ligamento anterior de la cabeza; y detrás, otro tubérculo, para la inserción del ligamento posterior de la cabeza y el origen de las fibras superiores del sóleo.

Cuerpo de peroné

El cuerpo del peroné está representado por cuatro bordes: el anterolateral, el antero-medial, el posterolateral y el postero-medial; y por cuatro superficies: anterior, posterior, medial y lateral. (Ver Articulo:Metatarsos del pie:).

Bordes del peroné

El borde anterolateral: Empieza en lo alto en frente de la cabeza, se expande verticalmente hasta abajo incluso un poco debajo del centro del hueso, y después se curva en dirección a un lado, se bifurca para contener una superficie subcutánea triangular seguidamente arriba del maléolo lateral. Este borde da lugar a un septum intermuscular, que es la pared que parte en forma completa o incompleta una cavidad o estructura en otras más pequeñas lo que divide los músculos extensores en la superficie anterior de la pierna del peroneo largo y corto en la superficie lateral.

El borde antero-medial o cresta interósea: se encuentra ubicado cerca del lado medial de lo anterior, y se expande casi paralelo a él en el tercio superior de su extensión, pero diverge de él en los dos tercios inferiores. Empieza arriba justo debajo de la cabeza del hueso, y termina en el ápice de una superficie triangular áspera rápidamente por encima de la cara articular del maléolo lateral. Se puede decir que una de sus funciones es; la fijación de la membrana interósea, que separa los músculos extensores al frente de los músculos flexores de atrás.

El borde posterolateral: Es prominente, se inicia en lo alto de el ápice y culmina abajo en el borde posterior del maléolo lateral. Está dirigida hacia arriba, hacia atrás en el medio de su curso, hacia atrás, y un poco medialmente hacia abajo, y le da apego a una aponeurosis que separa el peroneo en la superficie lateral de los músculos flexores en la superficie posterior.

El borde postero-medial: Muchas veces es llamado línea oblicua, empieza arriba en el lado medial de la cabeza, y finaliza al hacerse continuo con la cresta interósea en la cuarta parte inferior del hueso. Está bien pronunciado y prominente en las partes superior y media del hueso. Da el apego a una aponeurosis que divide el tibial posterior del sóleo y el flexor largo del dedo gordo.

Superficie del peroné

La superficie anterior: Es el espacio entre los bordes anterolateral y anteromedial. Viene a ser extremadamente angosto y plano en el tercio superior de su extensión; más ancho y ranurado longitudinalmente en su tercio inferior; sirve para el origen de tres músculos: el extensor largo de los dedos, el extensor largo del dedo gordo y el peroneo terciario.

La superficie posterior: Es el espacio incluido entre los bordes posterolateral y postero-medial; es continua abajo con el área triangular por encima de la superficie articular del maléolo lateral; está dirigido hacia atrás, hacia arriba, hacia atrás y medialmente hacia el centro, directamente medialmente hacia abajo.

Su tercio superior es rugoso, para el origen del soleo; su parte inferior presenta una superficie triangular, conectada a la tibia por un fuerte ligamento interóseo; la parte intermedia de la superficie está cubierta por las fibras de origen del flexor hallucis longus. Cerca del centro de esta superficie está el foramen de nutrientes, que se dirige hacia abajo.

La superficie medial: Es el tiempo incluido entre los bordes antero-medial y postero-medial. Es ranurado para el origen del tibial posterior.

La superficie lateral: Es el espacio entre los bordes anterolateral y posterolateral. Es ancho, y a menudo hondamente acanalado; se dirige hacia los lados en los dos tercios superiores de su curso, hacia atrás en el tercio inferior, adonde es continua con el borde posterior del maléolo lateral. En esta superficie se origina el peronaei longus y brevis.

Cuáles son los tipos de fracturas de peroné

  • Fractura de maléolo lateral, una rotura alrededor del tobillo
  • Fractura de la cabeza del peroné, una rotura cerca de la rodilla
  • Fractura por avulsión, una fractura en la cual una pequeña parte del hueso se quita
  • Fractura por estrés, una fractura escamosa debido a una lesión repetitiva
  • Fractura del eje, una rotura que a menudo afecta la mitad de la pierna debido al impacto directo.

Dejar Comentario