≡ Menu




Tipos de leucemia: en niños, en adultos, en jóvenes y mucho más

Hay cuatro tipos de leucemia en función de la ligereza con la que se multiplica y desoptíma la enfermedad: leucemias agudas y leucemias crónicas; y en función de las células conservadas: leucemia mieloide y leucemia linfoide.

tipos-de-leucemia

¿Qué es la leucemia?

La leucemia es un cáncer del tejido hematopoyético (encargado de formar la sangre), como la médula ósea. Los arquetipos de leucemia se apilan según el arquetipo de célula conservada y la ligereza de desarrollo celular. La leucemia puede ser aguda o crónica.

Tambien Te Recomiendo Ver...

¿Cuántos tipos de leucemia hay?

Fundamentándose en la ligereza de la enfermedad, se puede efectuar una diversificación entre la leucemia aguda, en la que las células cancerosas se amplian mucho más expedito y los síntomas se exhiben primero y la leucemia crónica, en la que las células malignas se multiplican más paulatinamente, Si bien con el suceder del tiempo puede ser más agresivo.

Otra diversificación debe ser efectuada según las células de las cuales el cáncer inicia. Las células de vástago, mientras que las distintas fases del desarrollo, crean las células mieloides y linfoides del arquetipo. Ulteriormente, se diferencian los glóbulos rojos, las plaquetas (leucocitos) y los glóbulos blancos (linfocitos).

Hay por lo tanto cuatro arquetipos normales de leucemia: leucemia linfoblástica aguda (LLA), leucemia linfocítica crónica (LLC), leucemia mieloide aguda (AML), y leucemia mieloide crónica (LMC).

Síntomas

Entre los síntomas más habituales se hallan astenia, dolor abdominal, dolor óseo, hepatomegalia, facilidad de sangrado y formación de hematomas, fiebre, agrandamiento de los ganglios linfáticos, cefalea, pérdida de peso, petequia, esplenomegalia, sudoración nocturna.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Los síntomas, no puntuales a la leucemia, varian en correlación con la forma con que se expresa (por ejemplo, las leucemias agudas. el principio de los síntomas es escabroso y bastante impetuoso, al tanto que hay formas crónicas en las que la enfermedad puede suceder casi desapercibida en fases tempranas). Si el cerebro está implicado, se pueden agregar los síntomas mencionados preobservéamente: vómitos, confusión, pérdida del control muscular o convulsiones.

Suscitas

Si bien la suscita de las leucemias no se registra puntualmente, se conoce que hay distintos vectores que pueden ocasionar la llegada de esta enfermedad.

  • Genéticos.
  • Vectores ambientales.

En cuanto a la correlación de los vectores genéticos con el avance de leucemia, se conoce que la enfermedad es más habitual en gemelos que en el resto de la población, y sufrir trastornos genéticos como el síndrome de Down y el síndrome de Fanconi supone un vector de riesgo vinculado a la llegada de leucemia.

tipos-de-leucemia

Las personas con el sistema inmunitario aminorado por la suministración de quimioterapia o fármacos inmunosupresores (que se suministran a pacientes que han sufrido una trasposición de órganos), además son más idóneas de desenvolver leucemia.

Uno de los vectores más explorados son los vectores ambientales, sobre todo la exhibición a radiaciones ionizantes, elementos químicas como el benceno y ciertos fármacos, y los observados.

La correlación entre las radiaciones ionizantes y la leucemia se señaló a partir de accidentes nucleares (explosiones o incidentes en centrales nucleares). (Ver Artículo: Amigdalitis)

Distintos productos químicos además están correlacionados con la llegada de la enfermedad, sobre todo diversos pesticidas, y otros elementos como los gases mostaza utilizados en la I Guerra Mundial.

Además ciertos observados están vinculados con el avance de las leucemias, en especial el observado de Epstein-Barr, correlacionado con el linfoma de Burkitt africano o los linfomas en pacientes inmunodeprimidos.

Tratamientos

Enfoque Terapéutico

El tratamiento de la leucemia está en inmutable avance y envuelve distintas opciones: la decisión de iniciar una línea terapéutica particular se conforma en el caso clínico; la selección de la terapia obedece en realidad de una sucesión de vectores, entre ellos: el arquetipo de leucemia (aguda o crónica).

Los datos sanguíneos y los resultandos de otras investigaciones diagnósticas, que entre otras cosas consienten convenir las tipologías de las células cancerosas; fase de la enfermedad; la edad del paciente; las condiciones generales de salud (presencia de síntomas, otras patologías concomitantes).

El propósito de la terapia puede ser de arquetipo: curativo, si es posible orientar para la sanación de la leucemia; paliativo: cuando es inalcanzable que sea competente de erradicar la condición patológica, busca optimizar la calidad de obsevación, tratando de minimizar las células cancerosas para ralentizar la graduación de la leucemia.

Además, hay terapias médicas y/o apoyo psico-oncológico que consienten aligerar trastornos como dolor, sensación de miedo o carga psicológica.

Selección de la Terapia

Los tratamientos de leucemia se diferencian exclusivamente por su acción terapéutica y su tolerabilidad. El oncólogo o el hematólogo pueden debatir con el paciente la posición terapéutica más apropiada, pormenorizando las formas en que se efectuará y los resultandos que se pueden alcanzar a diario, un contacto multidisciplinario es aumentante para concertar a un paciente leucémico: la terapia primaria puede suceder bajo observación de un oncólogo, de un hematólogo y de un radioterapeuta. A veces, distintos elementos o métodos se mezclan sinérgicamente para alcanzar el óptima resultando de la terapia.

tipos-de-leucemia

A la hora de diagnosis, una estimación rutinaria de la oftalmología debe además ser constante, puesto que las lesiones, codependientes en el aparato visual, pueden ser asintomáticas.

Diversos métodos terapéuticos se pueden emplear en distintas ocasiones, en caso de que la enfermedad desafine luego de una primera intervención, o una posición de tratamiento alterno puede ser utilizado. En el caso de la leucemia aguda la decisión sobre qué tratamiento utilizar debe ser repentino, ya que la enfermedad se define por una graduación rápida, que puede conllevar a muerte rápida, si no se cura.

En niños

La leucemia pediátrica es un tumor que se presenta en niños y se desenvuelve a partir de células inmaduras que dan inicio a glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas y que se hallan en la médula ósea, es, en la fracción del tejido esponjoso contenido en los huesos.

Desde la médula ósea, punto de arranque de la leucemia, la enfermedad universalmente se trasfiere con bastante ligereza inclusive en la sangre y a través de esta vía llega a otros órganos, por ejemplo los ganglios linfáticos, el bazo y el hígado.

Otros arquetipos de cáncer (neuroblastoma, tumor de Wilms) perturban la médula ósea de los niños, pero se crean a partir de otros arquetipos de células y por lo tanto no son leucemias.

En adultos

La leucemia mieloide aguda (LMA) en adultos es un arquetipo de cáncer por el que la médula ósea multiplica mieloblastos (un arquetipo de glóbulo blanco), glóbulos rojos o plaquetas anormales. Es posible que la leucemia impresione los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas.

Síntomas

Los síntomas de la leucemia varian según el arquetipo. Los signos y síntomas habituales de la leucemia son los siguientes:

  • Fiebre o escalofríos
  • Fatiga persistente, debilidad
  • Infecciones habituales o graves
  • Pérdida de peso sin proponértelo
  • Ganglios linfáticos inflamados, agrandamiento del hígado o del bazo
  • Tendencia al sangrado y a la formación de modesafíones
  • Sangrados nasales recurrentes
  • Pequeñas manchas rojas en la piel (petequia)
  • Sudoración excesiva, sobre todo por la noche
  • Dolor o sensibilidad en los huesos

En adultos mayores

Se hallan entre los tumores para los que más a diario se puede suceder la palabra sanación. Hoy, según los datos que acaban de publicar en Florencia mientras que el Congreso de la sociedad italiana de Hematología, hay unos 300.000 italianos que pueden decir ser sanados por un cáncer de sangre.

Las buenas noticias además pueden y sobre todo gracias a un cuidado cada vez más orientado y enérgico, competente de incrementar la superhabitancia y preservar una buena calidad de observación, pero ahora el propósito es pensar en los pacientes con el pelo gris: ya hoy dos tercios de los casos de cánceres de la sangre daña a los más de 65, en un futuro no muy lejano el número de enfermos podría estallar porque los ancianos en Italia serán cada vez más.

Enfermedades típicas del anciano.

Cada año hay cerca de 32000 italianos que se enferman de un tumor sanguíneo, en 21.300 poseen más de 65 años. Algunas enfermedades como la leucemia linfocítica crónica son, de hecho, la exención exclusiva de los ancianos; otros, como el mieloma o los linfomas, siguen estando más dilatados en los que se hallan allí a lo largo de los años.

Hoy en Italia los ancianos son 13 millones, en 2030 conseguirán la cuota 21 millones, igual al 35% de la población total. Por lo tanto, habrá cada vez más pacientes con tumores hematológicos de edad avanzada, que ya son hoy la más vasta rebanada del total de pacientes.

tipos-de-leucemia

Se abren novedosos desafíos: solamente un 65 de cada diez no padece otra enfermedad concomitante, un 20 por ciento posee más de cuatro con el tumor. Las destrezas de cuidado tendrán que variar, porque son personas más frágiles en las que las terapias tendrán que ser muy cuidadosas.

En este sentido, las drogas inteligentes que perturban directamente y solamente los métodos en el inicio del tumor seguramente serán más útiles, garantizando a los pacientes una óptima calidad de observación.

El gran neo, como sucede a diario, son los costos: para diversos de los novedosos fármacos, que han alterado la historia clínica de muchos tumores hematológicos, usted posee que invertir miles de euros al año.

En jóvenes

Su nombre es Gabriele D’angiò el joven con leucemia y hospitalizado en el Departamento de Hematología del hospital Cardarelli de Nápoles, que luego del último ciclo de tratamientos requirió de prisa una transfusión. Desgraciadamente si bien su arquetipo de sangre es 0 Rh negativo, el único que puede percibir donaciones de sangre solamente de los mismos donantes del mismo grupo, de los cuales en el hospital en ese período no fue suministrado.

Es en ese período que a un amigo de Gabriel le nace la idea de escribir un comunicado a través de Facebook para hallar la sangre requerida para salvar su vida.

Muchos más amigos que nunca habían imaginado; la réplica no es demasiado tardía para llegar, por lo que en una noche solamente llegan 50 bolsas de sangre gracias a la observación en lo social. En réplica a la emocionante adhesión increíble a la apelación, Gabriele puso la foto al tanto hacían la transfusión, escribiendo: Universalmente se dice que los reales amigos son observados en el período de la necesidad y que a diario se pueden contar con los dedos de una mano.

Nada más falso. Regularmente no estoy publicando mis cosas en social, pero con este post quería dar las gracias a todos mis amigos de todo corazón.

Como muchos de ustedes ahora conocen ayer necesité una transfusión de sangre en un grupo bastante urgente 0 RH – (el más raro jamás, el único grupo que puede percibir solamente de su mismo arquetipo) y en pocos minutos me encontré con la casa de las básicos redes sociales repleta de mensajes y solicitudes para buscar un donante.

No sé qué decir, de verdad. Me quedé mudo, los muchos mensajes admitidos entre ayer y hoy me hacen comprender que no necesito una sola mano para contar a los que verdaderamente se predominan por mí y me aman, pero no tomaría un centenar.

Solamente quería gratificarles a todos. Un reconocimiento no de educación o circunstancia, pero un reconocimiento que nace del corazón. Un reconocimiento que esta mañana quería decir exclusivamente a cada persona que asistió aquí al hospital a donar sangre y a los que a pesar de la travesía geográfica aún ha comunicado la noticia para publicarlo.

Un reconocimiento lleno de lágrimas de alegría porque de hecho me hizo darme cuenta de que usted está cerca de todos, inclusive las personas que habitan a kilómetros de travesía y que no me he sentido indicado para merecerlo. Gracias.

Gracias por un real corazón de un jóven de 24 años que de repente se encontró con muchos más amigos de lo que jamás imaginé lograr. Gracias, te amo. Expresiones que, sin la necesidad de decirlo, fueron instantáneamente recibidas por miles de personas.

Leve

Fase crónica. Esta fase es la más temprana, en la cual los pacientes usualmente poseen menos del 10% de blastos en las exhibes de sangre o médula ósea. Estos niños universalmente clasifican síntomas bastante leves (si es que los clasifican), y la leucemia usualmente replica bien a los tratamientos tradicionales.

 

tipos-de-leucemia

Leucemia aguda

Las leucemias agudas son un grupo de enfermedades extrañas del sistema hematopoyético. Son específicas por la proliferación anormal e incontrolada de glóbulos blancos inmaduros y de un curso corto con superhabitancia baja se clasifican en:

  • Leucemias linfoides agudas
  • Leucemias mieloides agudas

Crónica

Hay diversos arquetipos de leucemias crónicas según sean las células alteradas. Por un lado, están los síndromes linfoproliferativos crónicos y, por otro, los síndromes mieloproliferativos crónicos. (Ver Artículo: Amígdalas)

Los síndromes linfoproliferativos crónicos son una sucesión de enfermedades producidas por el incremento descontrolado (de carácter neoplásico) de linfocitos de aspecto maduro y que cursan con un daño de la sangre periférica.

La totalidad de estos síndromes están generados por el desarrollo y multiplicación anormal de los linfocitos B. La leucemia linfática crónica es, adentro de estos síndromes, es la más habitual en la población occidental.

Los síndromes mieloproliferativos crónicos son debidos a una variación de las células madre o formadoras de sangre, que hace que se incremente el número de las células precursoras y de las células maduras que derivan de ellas. Adentro de estos síndromes, se localiza la leucemia mieloide crónica.

Grave

La leucemia es un cáncer de los glóbulos blancos (un arquetipo de células de la sangre). Los glóbulos blancos asisten al organismo a contrarrestar infecciones.

Las células sanguíneas se forman en la médula ósea. Si bien, en las personas con leucemia, la médula ósea multiplica glóbulos blancos anormales.

Estas células sustituyen a las células sanguíneas sanas y entorpecen que la sangre cumpla su función. En la leucemia linfocítica crónica, hay fenomenales linfocitos, un arquetipo de glóbulos blancos.

La leucemia linfocítica crónica es el segundo arquetipo más usual de leucemia en adultos. A diario sucede mientras que o luego de la adultez y extraña vez en niños.

Por lo general este arquetipo de leucemia no suscita ningún síntoma. Pero si se clasifican estos pueden ser:

  • Hinchazón sin dolor de los ganglios linfáticos en el cuello, las axilas, el estómago o la ingle
  • Sentirse muy cansado
  • Dolor o sensación de llenura debajo de las costillas
  • Fiebre e infección
  • Pérdida de peso

Para dictaminar la leucemia linfocítica crónica se demandan pruebas de sangre, de la médula ósea y de los ganglios linfáticos. El médico podría seleccionar solamente vigilar a la persona hasta que los síntomas se manifiesten o varien. Los tratamientos buscan radioterapia, quimioterapia, cirugía para extirpar el bazo y terapia dirigida.

La terapia dirigida utiliza elementos que Arremeten las células cancerosas o paralizan su desarrollo o diseminación.

Mieloide

El cáncer se inicia cuando las células en una fracción del cuerpo comienzan a desarrollarse sin control y pueden expandirse a otras zonas del cuerpo.

Hay muchos arquetipos de cáncer. Las células en casi cualquier fracción del cuerpo pueden transformarse en cáncer. Para aprender más acerca de cómo los cánceres comienzan y se trasfieren, lea ¿Qué es cáncer?.

tipos-de-leucemia

Las leucemias son cánceres que se inicia en las células que regularmente perdurarían hacia los distintos arquetipos de células sanguíneas. En este artículo se provee información sobre la leucemia mieloide aguda (LMA).

A la leucemia mieloide aguda (LMA) se le registra por muchos otros calificativos, circunscribiendo leucemia mielocítica aguda, leucemia mielógena aguda, leucemia granulocítica aguda y leucemia no linfocítica aguda.

El término aguda significa que esta leucemia puede avanzar vertiginosamente y, si no se trata, seguramente sea letal en pocos meses. El término mieloide se refiere al arquetipo de célula del que se inicia esta leucemia.

La totalidad de los casos de LMA se crean de células que se predispondrían a glóbulos blancos (pero no en linfocitos), pero en diversos casos de LMA se amplian en otros arquetipos de células formadoras de la sangre. Los distintos arquetipos de LMA se clasifican en la unidad ¿Cómo se clasifica la leucemia mieloide aguda?.

La leucemia mieloide aguda se inicia en la médula ósea (la fracción interior blanda de ciertos huesos, donde se multiplican las nuevas células sanguíneas), pero en la totalidad de los casos pasa vertiginosamente a la sangre. En ocasiones se trasfiere a otras fracciones del cuerpo, tales como los ganglios linfáticos, el hígado, el bazo, el sistema nervioso central (el cerebro y la médula espinal) y los testículos.

Otros arquetipos de cáncer pueden empezar en estos órganos y trasferirse luego a la médula ósea, pero estos cánceres que comienzan en otro lugar y se trasfieren luego a la médula ósea no son leucemias.

Mieloide crónica

El cáncer se inicia cuando las células en el cuerpo comienzan a incrementarse de forma desordenada. Casi cualquier célula del cuerpo puede transformarse en cáncer y trasferirse a otras fracciones del cuerpo. Si desea más información sobre el inicio y la trasferencia de los cánceres, consulte ¿Qué es el cáncer?.

La leucemia mieloide crónica (LMC) además se registra como o leucemia mielógena crónica. Esta leucemia es un arquetipo de cáncer que se inicia en determinadas células generadoras de sangre de la médula ósea.

En la LMC, se multiplica un variabilidad genético en una versión temprana (inmaperdura) de células mieloides (las células que multiplican glóbulos rojos, plaquetas, y la totalidad de los arquetipos de glóbulos blancos (excepto linfocitos).

Este variabilidad forma un gen anormal llamado BCR- ABL, que predispone la célula en una célula LMC. Las células leucémicas se amplian y se segmentan, se acopian en la médula ósea y se amplian a la sangre. Mientras que este tiempo, las células además pueden irrumpir otras fracciones del cuerpo, tales como el bazo. La LMC es una leucemia cuyo desarrollo es respectivamente utilizado, pero puede transformarse en una leucemia aguda de desarrollo expedito que es dificultoso de concertar.

La LMC sucede exclusivamente en adultos, si bien extraña vez sucede en niños además. En general, los niños perciben el mismo tratamiento que los adultos.

tipos-de-leucemia

Linfoblástica

Leucemia es el término general que se utiliza para calificar diversos arquetipos distintos de cáncer de la sangre. La leucemia linfoblástica aguda (LLA) es uno de los cuatro arquetipos básicos de leucemia.

La LLA reside en un incremento anormal de los linfoblastos en la persona que la padece, estos linfoblastos no despliegan a linfocitos maduros por lo que son inútiles a la hora de proteger a la persona de infecciones y su número colosal desaloja a las células normales de la medula ósea produciendo reducción de los glóbulos rojos, las plaquetas y los glóbulos blancos normales lo que se traduce en anemia, posibles sangrados e infecciones.

Linfoblástica aguda

  • La leucemia linfoblástica aguda infantil (LLAI) es un arquetipo de cáncer por el que la médula ósea multiplica fenomenales linfocitos inmaduros (un arquetipo de glóbulo blanco).
  • La leucemia puede inquietar los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas.
  • Los tratamientos anteriores para el cáncer y ciertas afecciones genéticas modifican el riesgo de presentar LLA infantil.
  • Los signos de LLA infantil manifiestan fiebre y hematomas.
  • Para detectar (hallar) y dictaminar la LLA infantil, se utilizan pruebas que examinan la sangre y la médula ósea.
  • Ciertos vectores perturban el vaticinio (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

La leucemia linfoblástica aguda infantil (LLA) es un arquetipo de cáncer por el que la médula ósea multiplica fenomenales linfocitos inmaduros (un arquetipo de glóbulo blanco).

La leucemia linfoblástica aguda infantil (además llamada LLA o leucemia linfocítica aguda) es un cáncer de la sangre y la médula ósea. Por lo general, este arquetipo de cáncer desoptíma de forma rápida si no se trata.

Anatomía del hueso, se exhibe el hueso esponjoso, la médula roja y la médula amarilla. En un corte trasversal del hueso, se exhiben el hueso compacto y los vasos sanguíneos en la médula ósea. Además se exhiben los glóbulos rojos, los glóbulos blancos, las plaquetas y las células madre sanguíneas. (Ver Artículo: Dolor de Amígdalas)

Anatomía del hueso. El hueso se compone de hueso compacto, hueso esponjoso y médula ósea. El hueso compacto macera la capa exterior del hueso. El hueso esponjoso se localiza, más que todo, a los límites de los huesos y posee médula roja.

La médula ósea se localiza en el centro de la totalidad de los huesos y posee muchos vasos sanguíneos. Hay dos arquetipos de médula ósea: roja y amarilla. La médula roja posee células madre sanguíneas que se pueden transmutar en glóbulos rojos, glóbulos blancos o plaquetas. La médula amarilla está constituida, en gran fracción, de grasa.

tipos de leucemia

La LLA es el arquetipo de cáncer más usual en los niños.

La leucemia puede inquietar los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas.

En un niño sano, la médula ósea produce células madre sanguíneas (células inmaduras) que, con el tiempo, se buscan en células sanguíneas maduras. Una célula madre sanguínea se predispone a una célula madre mieloide o una célula madre linfoide.

Una célula madre mieloide se predispone en uno de tres arquetipos de glóbulos sanguíneos maduros:

  • Glóbulos rojos que transportan oxígeno y otros elementos a todos los tejidos del cuerpo.
  • Plaquetas que maceran coágulos de sangre para interrumpir el sangrado.
  • Glóbulos blancos que contrarrestan las infecciones y las enfermedades.

Una célula madre linfoide se predispone en linfoblasto y, luego, en uno de tres arquetipos de linfocitos (glóbulos blancos):

  • Linfocitos B que multiplican anticuerpos para asistir a contrarrestar las infecciones.
  • Linfocitos T que asisten a los linfocitos B a ocasionar los anticuerpos para contrarrestar las infecciones.
  • Linfocitos citolíticos naturales que Arremeten las células cancerosas.

Crónica

La leucemia linfocítica crónica (LLC) es la leucemia más usual en adultos. Este es un arquetipo de cáncer que se inicia en las células que se predisponen en ciertos glóbulos blancos (llamados linfocitos) en la médula ósea. Las células cancerosas (leucemia) se crean en la médula ósea, pero luego llegan hasta la sangre.

En la LLC, las células leucémicas a diario se acopian paulatinamente. Muchas personas no presentan síntomas mientras que al menos unos años. Pero con el transcurrir del tiempo, las células se amplian y se trasfieren a otras fracciones del cuerpo, adosando los ganglios linfáticos, el hígado y el bazo.

Arquetipos de quimioterapia para leucemia

La quimioterapia sistémica (con o sin radioterapia) es la forma básica de tratamiento para la totalidad de los arquetipos de leucemia. Es un tratamiento que utiliza una sola droga o una mixtura de productos químicos para matar las células leucémicas o para lograr su proliferación.

La maniobra básica es publicar en el organismo, a través de los vasos sanguíneos, los agentes citoestáticos capacitados para ocasionar un resultando sistémico, interceptando con la división celular e imposibilitando que las células leucémicas se multipliquen.

De esta forma, el tratamiento directo a la neoplasia suscita resultandos además sobre células y tejidos sanos (ejemplo: elementos sanguíneos en la médula ósea, células de los folículos pilosos o membranas mucosas, etc.).

El daño del componente celular sano y normal es la suscita básica de los diversos resultandos supletorios de la quimioterapia, que vuelven luego del final de la consulta terapéutica. Los ciclos de quimioterapia se efectúan en régimen ambulatorio o de hospitalización. Una mixtura de distintos quimioterapéuticos se preve a diario, que puede ser suministrado:

Intravenoso: la terapia perdura diversos meses (en ciclos, con pausas entre una consulta y la otra).

Tambien Te Recomiendo Ver...

tipos-de-leucemia

Oralmente: la quimioterapia con tabletas puede continuar mientras dura toda la vida.

Los distintos arquetipos de tratamiento pueden ser:

Unicamente Terapia multi-farmacológica: prevé la explotación sinercial de los distintos métodos de acción de fármacos activos en monoquimioterapia.

Quimioterapia de mieloablativo: terapia de la alta dosis ejecutada para incrementar las ocasiones de las células leucémicas que son eliminadas (precede universalmente un trasposición del vástago o de la médula).

La médula ósea se ve exclusivamente conmovida por los resultandos indeseables, ya que es plenamente erradicaday debe ser reconstruida ulteriormente: luego del tratamiento con una alta dosificación de la estática, procedemos a la trasposición de células madre.

La perduración del proceso, llevada a cabo bajo hospitalización, Predispone de uno a tres meses y, universalmente, se sale del hospital luego de distintas semanas luego de la trasposición.

¿Qué es la médula ósea?

La médula ósea es un tejido compuesto por una mezcla de células en suspensión. Este tejido se llama tuétano y se localiza en el interior de los huesos. La médula ósea posee células progenitoras hematopoyéticas (PH), que son las células madre, porque dan lugar a todas las células adultas que andan en la sangre y poseen capacidad de autorrenovación y diversificación (son capacitados de ocasionar todas las sucesiones de células maduras).

Es muy importante diversificar la médula ósea de la médula espinal, que es el cordón nervioso que baja desde el cerebro por el interior de las vértebras.

¿Qué es una trasposición de médula?

Al suministrar al paciente dosis altas de quimio y/o radioterapia, irremediablemente, además se demuele la médula ósea, que es donde se conforma el tumor. Por eso, esta trasposición reside en sustituir las células madre de la sangre del enfermo por las de un donante sano. (Ver Artículo: Adenoides y Amígdalas)

Así, para eludir que el paciente sucumba por la falta de fabricación medular, se le suministra la cantidad idónea de células madre -que le provee un donante parecida- para poder reconstituir su médula erradicada. Estas células madre son transferidas al enfermo por vía endovenosa, como en una transfusión sanguínea. A las 2 o 3 semanas, las células (médula) transferidas comienzan a ocasionar células normales en el enfermo.

Dado que el 80% de los pacientes no dispone de donante parecido en su familia, es necesario  buscar un donante sano, voluntario y no emparentado.

Para eludir el rechazo, la médula ósea donada debe ser parecida a la del paciente, y eso solamente sucede en una persona entre 40.000; por eso es de utilidad que seamos muchos los donantes voluntarios.

¿En qué reside una donación de médula ósea?

Para que una persona pueda proporcionar a otra de células madre sanas debe ser donante de médula ósea. Los requisitos para ser donante son:

  • Ser gran de 18 años y menor de 55.
  • Gozar de buena salud: no sufrir ninguna enfermedad cardiovascular, renal, pulmonar, de hígado u otras afecciones crónicas, y no poseer referencias de análisis positivos para las infecciones de los virus de hepatitis B, C y del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).

Si, cumpliendo estas tipologías, una persona decide ser donante de médula, debe rellenar un formulario y doblegarse a una pequeña extracción de sangre, con el fin de convenir el grupo de histocompatibilidad (HLA). A partir de ahí, ocurrirá a estar incluido en la Red Mundial de donantes de Médula Ósea (RMDMO), a través del REDMO (Registro Español de Donantes de Médula Ósea).

tipos-de-leucemia

¿Qué arquetipos de trasposición de médula ósea hay?

En realidad, más que de trasposición de médula debemos hablar de trasposición de progenitores hematopoyéticos (TPH), ya que la derivación de estos no siempre es la médula ósea.

Según la fuente de donde se recaben los progenitores hematopoyéticos, puede existir:

Trasposición autogénico o autólogo: cuando las células a trasplantear pronacen del mismo paciente y son recabadas en un período de indulgencia de su enfermedad.

Trasposición alogénico: cuando las células pronacen de otra persona. Y, a su vez, esta trasposición puede ser:

  • No emparentado: cuando el donante es  un voluntario altruista, sin parentesco alguno con el paciente.
  • Emparentado idéntico: cuando quien dona las células a trasplantear es un familiar, universalmente, un hermano, y presenta una compatibilidad del 100%.
  • Emparentado haploidéntico: cuando el donante de las células es familiar, pero unicamente presenta el 50% de compatibilidad. Se trata de un novedoso proceso que demanda gran manipulación de las células a trasplantear y con el que se están obteniendo buenos resultandos. Es una solución para quienes no disponen de un donante familiar o no emparentado 100% o similar.

Según la forma de recoger las células para la trasposición, este puede ser:

Aféresis o sangre periférica: este método es el más utilizado de forma general y, especialmente, en España. Reside en aupar la multiplicación de las células madres (progenitoras hematopoyéticas) adentro del hueso por medio de la suministración de unos fármacos llamados estimuladores de la formación de colonias.

Estos medicamentos hacen que las células multiplicadas vallan a circular por las venas y de ahí, por medio de una máquina competente de seleccionar el arquetipo de célula que necesitamos, se van obteniendo con un simple pinchazo en la vena. El proceso perdura entre 2 y 8 horas y no precisa hospitalización alguna.

Harvest o extracción del hueso: este método reside en pinchar a nivel de las crestas ilíacas (que son los huesos que forman la cadera)  y extraer el contenido del interior del hueso. Hay que repetir esta maniobra, predisponendo de posición la aguja.

Como esto resulta doloroso para el donante, precisa de anestesia, bien sea epidural o general. El donante se ingresa en el hospital, el proceso se hace una mañana y el donante se marcha a casa al día siguiente.

Cordón umbilical: las células se recaban de la vena umbilical, por medio de punción, justo luego del parto, ya que el cordón umbilical es rico en células madre, que ulteriormente se analizan y recolectan según criterios internacionales. Se precisan unas condiciones objetivas predecesoras de normalidad de la madre, así como su consentimiento informado y las células.

tipos-de-leucemia

Terapias con anticuerpos doblan esperanza de vida a pacientes con leucemia

Los básicos síntomas son la fatiga, cansancio en actividades como caminar, subir escaleras, palpitaciones y moretones sin motivo aparente.

Los tratamientos a base de anticuerpos son una solución para doblar la esperanza de vida de los pacientes que padecen leucemia frente a las terapias como quimioterapia y trasposición de médula ósea.

“La primacía de este tratamiento es que los anticuerpos van orientados a las células malignas y las destruyen empleando el mismo sistema inmunológico del paciente”, dijo el doctor Omar Coronel, hematólogo representante de la Sociedad Americana de Oncología.

El especialista expuso que la leucemia es un arquetipo de cáncer que daña las células sanguíneas de los pacientes, aumenta la fabricación de glóbulos blancos de forma desordenada y sin que se destruyan cuando regularmente deberían efectuarlo.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) la leucemia es el cáncer de gran duplicación en la población menor de 20 años de edad, bien sea por herencia o mutación genética.

Si bien, el avance de novedosos tratamientos, pero sobre todo de novedosos métodos de dictamen han favorecido en los últimos años a que los pacientes tengan un positivo vaticinio.

“Al presente se utiliza la citometría de flujo, en el que a través de un test de laboratorio, se manchan a las células leucémicas con colores los cuales se observan a ciertos anticuerpos para efectuar un dictamen más preciso”, señaló el doctor Coronel.

Agregó que el análisis registra cinco millones de células y con ello se puede verificar cuáles son las leucémicas.

Dijo que diferenciar, además, con qué anticuerpos están vinculadas esas células asiste a conducir el tratamiento para arremeter a las células malignas y no dañar a las sanas.

“En el período en que se posee al anticuerpo éste impulsa al sistema inmunológico para que células de sistema inmunológico destruyan a células leucémicas”, indicó.

tipos-de-leucemia

Esto, dijo, incide en la superhabitancia, la cual únicamente con quimioterapia a 5 años es de un 30 a 40 % pero con estos tratamientos novedosos “la superhabitancia puede ser gran y aumentar de un 60 al 80 %”, señaló.

Este arquetipo de tratamientos está recetado exclusivamente para concertar la leucemia linfoblástica aguda que se da exclusivamente en niños y adultos jóvenes.

“Esto dobla la esperanza de vida. En niños, casi el 90 % de pacientes con leucemia se sanan con quimioterapia, pero el problema es que cuando no conciernen a ese tratamiento, la espectativa decae del 30 al 40 por ciento”, dijo Coronel.

El especialista admitió que estos tratamientos son caros y, al parecer, solamente se brindan a nivel privado, pero no falta mucho para que se puedan utilizar a nivel público, “Si bien hay políticas públicas que no consienten que esto sea posible”, reiteró.

Imparcialmente, Coronel encomendó a estar alerta siempre a los mínimos síntomas de la enfermedad y revisarlos de inmediato con el fin de lograr un diagnóstico eficaz y un favorable vaticinio de vida.

La leucemia en el síndrome de Down

La totalidad de los casos de leucemia en el síndrome de Down se nota en los primeros 5 años de vida. En los 3 primeros años, las leucemias más habituales que en ellos destacan son las LMA.

A diferencia de la población infantil general, la mitad de las leucemias agudas que acontecen en niños con síndrome de Down son de clase mieloide y, adentro de ellas, un 50% conciernen a la leucemia megacarioblástica o M-7; en conjuntamente.

Se ha llegado a aseverar que la duplicación de leucemia megacarioblástica o M-7 en la población infantil con síndrome de Down es de 200 a 300 veces gran que en la población que no lo posee. Pasados los 3 primeros años, el 80% de las leucemias se clasifican en la forma de LLA y el 20% en la forma de LANL.

Cada forma de leucemia presenta sus tipologías adecuadas. Muchos de los síntomas y signos clínicos son normales a todas ellas, pero otros varian según el arquetipo de leucemia. Predispone además el avance y curso natural de la enfermedad. Y, sobre todo, predispone la sensibilidad a los fármacos y la réplica al tratamiento.

En el síndrome de Down, las tipologías y avance de las distintas leucemias son parecidos a las que se consideran en la población general.

Si bien puede existir un gran índice de algunas complicaciones (p. ej., septicemias) y, evidentemente, pueden exhibir una gran vulnerabilidad a las reacciones tóxicas producidas por el tratamiento, lo que demanda un especial cuidado.

Pero puede confirmarse que hoy día, si el tratamiento está bien administrado, el vaticinio a largo plazo de los niños con síndrome de Down que padecen leucemia es semejante, o incluso idóneo, al de la población infantil general.

tipos-de-leucemia

Investigadores israelíes amplian fármaco para leucemia

Investigadores israelíes descubrieron un novedoso fármaco biológico para la leucemia mieloide aguda que ha matriculado una tasa de sanación de 50 por ciento en ratones de laboratorio, informó hoy la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Por el momento, la totalidad de los fármacos biológicos contra el cáncer utilizados para concertar la leucemia Arremete únicamente las proteínas de las células leucémicas.

Mientras que en los tratamientos tradicionales de “terapia dirigida”, las células leucémicas promueven con ligereza sus otras proteínas para obstruir el medicamento. El resultando son células leucémicas invulnerables a fármacos que buscan desarrollarse con ligereza y reorganizan la enfermedad.

Pero el novedoso fármaco actúa como una bomba en racimo. Arremete distintas proteínas leucémicas al mismo tiempo, lo que hace que termine dificultoso para las células leucémicas impulsar otras proteínas que puedan eludir la terapia.

En el cuerpo de un paciente con leucemia, los glóbulos blancos abundan sin control y sin perdurar y dominan el lugar de las células sanguíneas normales.

Otros cánceres se han favorecido con novedosos tratamientos, pero en los últimos 40 años no ha habido noticias confortadoras para la totalidad de los pacientes con leucemia.

Además, este novedoso medicamento de molécula única efectúa el trabajo de tres o cuatro fármacos aislados y minimiza el dolor que los pacientes con cáncer padecen por los resultandos supletorios de distintas terapias, lo cual con duplicación es intolerable. (Ver Artículo: Leucemia en Niños)

La capacidad del novedoso medicamento para erradicar las células madre leucémicas además es promisorio. Mientras que mucho tiempo esto ha sido el gran desafío de la terapia contra el cáncer y una de las básicas razones por la cual los científicos no han podido curar la leucemia aguda.

La compañía estadounidense BioTheryX, que brinda terapias competentes para los pacientes con cáncer, actualmente compró los derechos de este promisorio fármaco a la compañía de transferencia tecnológica de la Universidad Hebrea.

Conjuntamente con el equipo investigador ahora están requiriendo la conformidad de la Suministración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos para la realización de análisis clínicos de fase uno.

tipos-de-leucemia

Una nueva terapia promete ser la cura definitiva a la leucemia

Los científicos hallan cómo sacar utilidad de la capacidad de las células-T, que se hallan en nuestro sistema inmune, para equiparar y arremeter tumores

Una avanzada terapia contra el cáncer que utiliza células inmunes del mismo organismo para arremeter a los tumores malignos sanguíneos, como la leucemia, podría ser la solución a esta enfermedad, según han asegurado los científicos congregados en la conferencia anual de la American Association for Advancedment of Science.

Los pacientes con cánceres sanguíneos avanzados que no tenían una esperanza de vida de cinco meses han evidenciado una total indulgencia de la enfermedad luego de 18 meses de rastreo, sin ninguna observación de que vayan a recaer, de acuerdo a los científicos.

En una prueba con células-T –un arquetipo de glóbulo blanco– que fueron reformadas en el laboratorio para equiparar y arremeter células tumorales, más del 90% de los 35 pacientes con leucemia linfoblástica logró sobrepasar la enfermedad.

En otras dos pruebas clínicas con 40 pacientes infestados de linfoma no Hodgkin o leucemia linfática crónica, más del 80% de los pacientes correspondió al tratamiento. Casi la mitad de ellos ha ejercitado una indulgencia total en 18 meses, dijeron los médicos.

El 90% de los casos en los que se destinó la terapia a pacientes terminales con leucemia y otros tumores líquidos terminó con la enfermedad.

Los especialistas en cáncer piden cautela sobre el resultando de los ensayos clínicos, arguyendo que la terapia no actúa con todos los pacientes y que diversos observaron resultandos supletorios y murieron. No obstante, aseveraron que las óptimas experimentadas por diversos pacientes, a los que ninguna terapia les había asistido, no poseen preliminares.

Un resultando milagroso

“En el laboratorio y en los ensayos clínicos, estamos evidenciando que hay una gran óptima en pacientes con tumores invulnerables a la quimioterapia”, expuso el doctor Stanley Riddell, del Fred Hutchington Cancer Research Centre, en Seattle.

“Son pacientes que lo han ensayado todo sin resultando, la totalidad de los cuales tenía una esperanza de vida de dos a cinco meses. Es algo sorprendente; sin preliminares en la medicina, para ser sinceros”.

Riddle además agregó que “tenemos un largo pasaje aún. No todo el mundo replica de la misma forma, pero manifiesta una gran energía referente a cómo conseguimos concertar estas enfermedades”.

Las células-T armonizan un importante astillero adentro de las defensas inmunes del cuerpo, asisten a equiparar las bacterias y virus invasivos y poseen memoria sobre infecciones predecesoras para lanzar una rápida réplica inmune cuando el cuerpo es embestido de forma repetida.

Las células-T poseen capacidad para reproducirse y mantenerse mucho tiempo como memoria celular en nuestro organismo.

Los científicos han hallado nuevas formas de adaptarse de la capacidad natural de este arquetipo de células para equiparar, recordar y arremeter células tumorales. En una de las vías de investigación se utiliza receptores de antígenos quiméticos (CAR) con dos límites: uno se une a la célula-T y el otro a la célula tumoral.

tipos-de-leucemia

El equipo del doctor Riddell ha desarrollado un mecanismo que es potencialmente constante y residente, y minimiza el riesgo de reacción tóxica, conocido como tormenta de citocinas, que puede ocasionar fiebres y baja de la presión sanguínea.

“Hemos ensayado enunciar una célula-T de una composición específica en cada paciente”, afirmó Riddell, quien agregó que “esas células poseen capacidad para reproducirse y mantenerse mucho tiempo como memoria celular”.

Una medicación viva

La terapia célula-T actúa cabalmente con los tumores líquidos en la sangre y médula ósea. Los científicos creen que su poderío radica en el hecho de que las células-T pueden sobrevivir en el cuerpo mientras que meses e inclusive años luego de haber sido inoculada en los pacientes.

Una prueba clínica con otro arquetipo de célula-T modificada señaló que seguían curando a los pacientes 14 años luego de la transfusión, de acuerdo a la doctora Chiara Bonini, de la Universidad Observéta-Salute y San Raffaele Scientific Institute, en Milán. “La última vez que observé una variabilidad en las tasas de indulgencia como este fue en el año 2000. Es verdaderamente un avance.

Pienso que únicamente estamos al principio del pasaje, pero los primeros productos estarán disponibles en seguida”, afirmó y agregó que “las células-T son un medicamento piloto y, en particular, poseen la energía para conservarse en nuestro cuerpo el resto de nuestras observaciones”.

El inicio genético de la leucemia

En condiciones estandar, la médula ósea actúa como una vectoría sumamente competente dedicada a ocasionar los glóbulos rojos, las plaquetas y las células del sistema inmune que andan por nuestras venas y arterias.

Si bien, en ciertas circunstancias, la fabricación se desorganiza y la médula ósea comienza a procesar con auténtico frenesí tales sumas de células prematuras o imperfectas que, al final, colapsan a la propia médula, entorpecen en la habilidad del cuerpo de procesar las células sanguíneas en sumas correctas e imposibilitan que nuestras defensas trabajen correctamente.

Es así como surge el cáncer de sangre más habitual, la leucemia, que puede ser crónica o aguda, y que, entre otras cosas, predispone a los pacientes en presas fáciles de cualquier infestación. ¿Qué hace que unas células sanas pierdan el control, se tornen hiperactivas y comiencen a dividirse cuando no hace falta para promover un verdadero embrollo en el organismo del que parece imposible salir? Es la gran pregunta que trae de cabeza a los oncólogos.

tipos-de-leucemia

Por lo pronto, parece indiscutible que la genética desmpeñe un rol definitivo. Si se observa con cuidado el núcleo de la célula de los enfermos con leucemia mieloide crónica, se obtiene que los cromosomas 9 y 22 han perdido un brazo cada uno, y que ambos se han mezclado para dar lugar a lo que se reconoce como el cromosoma Filadelfia, que es anómalo y trastoca la personalidad de las células de la sangre hasta tornarlas malignas.

Otras variabilidades genéticas no son tan evidentes. Timothy Ley, genetista del cáncer en la Universidad de Washington, se lanzó hace unos años a la búsqueda y selección de códigos ocultos en los 3.000 millones de letras de nuestro genoma que faciliten mostrar el cáncer con una sencillo lectura.

Y de período ya ha evidenciado que el 99,5 % de los pacientes con leucemia mieloide aguda poseen alteraciones en al menos una de nueve categorías de genes. O sea, que las transformaciones de ADN están atrás del cáncer sanguíneo. (Ver Artículo: Leucemia en Adultos)

Además, desde 2013 conocemos que hay tergiversaciones de ciertos genes de riesgo, llamados IKZF1, CEBPE y CDKN2A/B, que destinan a la leucemia y se hallan en el 20 % de la población. Si bien, es preciso que este resultando genético concuerde con ciertas alteraciones, como alteraciones en el gen NPM1 o duplicaciones en el gen FLT3, para que la leucemia haga su arribo.

Dicho de otro modo: diagnosticar la leucemia no radica en comparar un único gen responsable, sino que atañe investigar las constelaciones de variabilidades genéticas que terminan destrabando el cáncer.

Dejar Comentario