≡ Menu




¿Sabes cuál es el musculo elevador del ano? Aprende aquí

El músculo elevador del ano resulta ser uno de los componentes más relevantes que podemos encontrar en esta parte del cuerpo, esto viene dado ya que dicho músculo trabaja directamente durante el proceso de la defecación.

¿Qué es el músculo elevador del ano?

El músculo elevador del ano también es conocido como el músculo levator ani, siendo este que posee unas características sumamente resaltante, teniendo como ejemplo principal que este componente resulta ser una estructura con un parecido a una hamaca, del mismo modo pertenece a la familia de los músculos delgados que se encuentran ubicados en todo nuestro organismo.

Tambien Te Recomiendo Ver...

No obstante, cuando hablamos sobre el levator ani o simplemente del músculo elevador del ano podemos encontrarnos que este músculo logra dividirse en dos partes totalmente simétrica, haciendo énfasis en la ubicación de la zona pelviana de los seres humanos. Cabe destacar que este músculo se encuentra en la pelvis ósea, a pesar de esto, el elevador del ano lo podemos observar cuando nos fijamos en una zona entre la espina ciática junto al pubis.

Tomando en cuenta los factores del origen del músculo elevador del ano nos topamos que este se encuentra conformado por un total de 3 fascículos, es decir, de fibras musculares que están conectadas con otras estructuras, por lo tanto, en primer instante nos topamos con el punto conocido como el pubiano el cual se ubica por detrás de la zona del pubis, seguido a esto se localiza el punto isquiopubiano, siendo este el que resulta ser parte de las ramas que conforman a la zona isquiopubiana y por último mencionamos al punto de origen isquiático, localizado en el isquión del organismo.

Mientras tanto, cuando hablamos sobre la inserción que se obtiene al momento de hablar sobre el músculo elevador del ano nos encontramos que las fibras que componen a dicho músculo se distribuyen en un mismo punto, a pesar de esto se debe de tomar en cuenta que las fibras que se ubican en el fascículo del punto pubiano estos se dirigen hacia el ano, al mismo tiempo que lo rodea y se fija en esta estructura, del mismo modo se toma en cuenta que el resto de las fibras terminan conectándose en el coxis junto a la zona anterior que compone al sacro de la columna.

Tomando en ejemplo del organismo de las mujeres, destacamos que las fibras anteriormente descritas y mencionadas brevemente se ven interrumpidas por la presencia del aparato reproductor de estas personas, es decir, la vagina resulta ser un punto de intervención para el camino de las fibras provenientes del músculo elevador del ano.

Continuando hablando sobre el factor de la inserción que posee las fibras que conectan y componen al músculo elevador del ano de la anatomía de los seres humanos mencionamos que en diversos casos dichos puntos de conexiones y otros establecimientos se llegan a prestar para la confusión de las fibras que provienen del otro lado, es decir, una condensación que tendones que se ubican por detrás del ano, el cual se le conoce como el rafe anocoxígeo.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Conociendo sobre el rafe anocoxígeo, mencionamos en primer instante que cuando hablamos sobre un rafe en el ámbito de la anatomía y las ciencias naturales mencionamos que este concepto se refiere hacia una línea de uniones que conectan a dos secciones simétricas que provienen de un órgano, de un tejido o de cualquier otra estructura.

Como datos curiosos, es que los músculos llegan a ser unos componentes que nos ayudan a realizar ciertos movimientos, por lo que al llevar a cabo dicha acción el músculo vendrá acompañado durante la realización del movimiento, a pesar de esto, este caso no ocurre cuando tomamos como ejemplo al músculo elevador del ano, esto viene dado que no posee un movimiento que lo caracteriza, sin embargo resulta ser parte de los elementos para el proceso de la defecación.

No está demás mencionar que este músculo se encuentra conectado con dos huesos al mismo tiempo, provocando de esta manera que surjan otros elementos que lo acompañen y lo fijen hacia dichas estructuras óseas que se encuentran cercano a este músculo.

En resumen, el músculo elevador del ano posee tres fascículos, es decir, fibras musculares que se conectan con tres puntos distintos, del mismo modo este músculo también se le denomina como el levator ani y entre sus características principales se destaca que se divide en dos partes totalmente simétricas, del mismo modo resulta ser un músculo de gran relevancia ya que está asociado con el proceso de defecación entre los seres humanos. (Ver artículo: Trastornos en los músculos esqueléticos)

Función

Cuando hablamos sobre el factor de la función que ejercen la mayoría de los músculos que se encuentran distribuidos alrededor de todo nuestro organismo mencionamos que estos son los responsables de llevar a cabo ciertos movimientos acompañados de los puntos que conocemos como las articulaciones móviles, del mismo modo estos trabajan generalmente interviniendo en algún proceso de gran relevancia y aportando importantes funciones para el mismo para obtener el correcto funcionamiento y trabajo de este mecanismo.

No obstante, los músculos son reconocidos por tener las características de ser sumamente elásticos, del mismo modo que estos están compuestos principalmente por un tejido de fibras conectivos elásticos que se encuentran en toda la composición del músculo, causando de esta manera que dichos elementos ubicados en todo nuestro cuerpo se logren adaptar a todos los tipos de movimientos que ejercemos sobre un sitio.

Por lo tanto, tomando en cuenta el concepto anteriormente descrito brevemente y adaptado al elevador del ano destacamos que a pesar de ser un músculo en todos sus sentidos, este componente resalta entre los otros músculos grandes y pequeños ubicado en todo nuestro organismo cuando hacemos énfasis en el factor del movimiento, obteniendo como resultado final que el músculo elevador del ano no posea un movimiento con exactitud, a pesar de que este esté conectado de forma directa con dos huesos distintos de nuestro sistema esquelético.

A pesar de que el músculo elevador del ano se caracterice por ser un músculo con escasa movilidad entre sus tejidos y fibras, este componente resulta ser de gran relevancia ya que cumple con distintas funciones, mencionando en primer instante que como lo dicta su nombre, es en encargado de la elevación del ano (cabe destacar que el origen de este punto se encuentra en un sitio más alto que el mismo ano).

Seguido a esto, entre otra de las tareas importante que posee dicho músculo se menciona que este desarrolla un excelente papel al momento de fraccionar las heces, al mismo tiempo que es capaz de retener dichos desechos provenientes de nuestro organismo, esto viene dado gracias a la presencia del mecanismo y todo el proceso valvular del mismo, el cual está compuesto generalmente por fibras musculares localizadas en los laterales. (Ver artículo: Músculo erector de la columna)

En la última actividad en la que se puede relacionar el músculo elevador del ano y sus funciones que ejerce sobre nuestro organismo mencionamos que este resulta ser el encargado de evitar que las fibras proveniente de los músculos comiencen a bajar por su propio peso, es decir, evitar que dichos componentes bajen de tono que poseen en cada músculo.

No está demás mencionar que dicho músculo también posee un gran impacto cuando hablamos sobre todo el proceso que involucra a la defecación o simplemente a la expulsión de todas las heces que se forman dentro de nuestro organismo, por lo tanto, este músculo se caracteriza por ser de gran valor para el cuerpo humano ya que interviene en este mecanismo, causando así que el organismo continúe funcionando de forma correcta.

Del mismo modo en el que el músculo elevador del ano posee una gran influencia de soporte mecánico durante el proceso de la expulsión de todos los residuos generados en nuestro cuerpo, también este posee un poco de presencia durante la continencia urinaria, causando de esta manera que se caracterice por trabajar con dichas estructuras que se encuentran ubicadas en la zona pélvica del organismo de los seres humanos.

Finalmente podemos mencionar que el músculo elevador del ano trabaja generalmente como un tapón para la hendidura urogenital, del mismo modo que este posee una influencia en la el canal del ano acompañado de la presencia sobre el suelo pélvico, provocando de esta manera que sea comparado con el músculo esfínter, siendo este último mencionado uno de los componentes que accionan de la misma manera que al ano, a diferencia que este se basa en el aparato reproductor del hombre, el cual se ubica en el esófago, en el ano o simplemente localizado en la vejiga.

Ejercicios

Al igual que todos los músculos, mencionamos que el músculo elevador del ano también puede llegar a ser fortalecido mediante la práctica de ciertos movimientos en específico para mejorar la función que este ejerce, al mismo tiempo que se mejora la calidad del estado de salud que este posee y se evitarán problemas que lo perjudiquen en un futuro.

No obstante, el músculo elevador del ano se caracteriza por ser un conjunto de diversos componentes que componen al suelo pélvico, el cual entre sus característica generales se encuentra que resulta ser un gran estabilizador ya que este ayuda a los intestinos junto a la vejiga, mientras que en el cuerpo de las mujeres estas se ven beneficiadas mediante el útero.

No está demás mencionar que en la actualidad se han determinado una serie de características y factores que pueden llegar a debilitar el conocido suelo pélvico, teniendo como ejemplo principal a los problemas con el exceso del peso corporal, del mismo modo también nos topamos con el proceso del embarazo y finalizamos con el parto, siendo estos los que llegan a generar un gran debilidad en esta zona de nuestro cuerpo. (Ver artículo: Enfermedades del sistema muscular)

Tomando en cuenta el caso que cuando una persona está presentando una mal estado de salud entre el suelo pélvico, haciendo énfasis en el músculo elevador del ano mencionamos en primer instante que esto puede llegar a traer consigo una diversidad de problemas de salud, los cuales se basarían en la incontinencia urinaria, en un prolapso de los órganos pélvicos y finalmente nos topamos que los órganos comienzan a mostrar los síntomas de caer con respecto a la ubicación normal en nuestro organismo.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Por lo tanto, la única solución a todos estos problemas se basa en los ejercicios que conocemos como la rutina de Kegel, el cual nos aporta una gran serie de beneficios, entre ellos se destaca a una fortaleza y mejora en el estado de salud de absolutamente todos los músculos que componen a la estructura del suelo pélvico, el cual destacamos al músculo elevador del ano.

Para comenzar a llevar a cabo los movimientos que conocemos bajo el nombre de Kegel mencionamos que en primer instante estos ejercicios se pueden llevar a cabo en cualquier parte sin importar las circunstancias, esto viene dado ya que dichos ejercicios se pueden ejecutar mientras se está sentado o parado sin hacer relevancia en la tarea que esté llevado a cabo, a pesar de esto siempre se recomienda elegir un tiempo adecuado para realizar dichos ejercicios.

Del mismo modo, tomando en cuenta las personas que ya son activas en el ámbito de los ejercicios destacamos que es recomendable que añadan estos movimientos corporales a la rutina de ejercicios que emplean, los cuales pueden ubicarse durante el calentamiento o simplemente mientras que las persona está estirándose.

Antes de comenzar a emplear los ejercicios que estimularán a los componentes ubicados en esta zona destacamos que la persona deberá de comenzar a informarse más sobre los músculos que componen al suelo pélvico, conociendo de esta manera sobre el músculo elevador del ano y los otros que lo acompañan que se encuentran distribuidos alrededor o cerca de este.

Con respecto a la descripción del ejercicio mencionamos que esto se basa en contraer los músculos que se ubican en esta parte del cuerpo, teniendo como ejemplo principal a interrumpir el flujo del orine mientras se lleva a cabo este acto, es decir, básicamente los ejercicios de Kegel se basa en estimular y trabajar los músculos del suelo pélvico, interrumpiendo de esta manera cuando la persona está presentando el proceso de la expulsión del orine o simplemente de la defecación.

Una vez que se haya dominado el movimiento de dichas contracciones, es recomendable que la persona siempre continúa añadiendo más repeticiones para el ejercicio, del mismo modo que se lleven a cabo una distribución en series y se tome un pequeño tiempo de descanso una vez se haya completado dicha serie, no obstante, entre otro de los consejos se destaca que la persona comience a realizar las contracciones de forma lenta, del mismo modo que se obtenga un tiempo considerable manteniendo dicha contracción.

No obstante, conforme la persona continúe avanzando y dominando el movimiento de la contracción este individuo deberá de comenzar a añadir más repeticiones y dificultad entre cada repetición, es decir, la persona deberá de añadir más segundos durante cada contracción al mismo tiempo que realiza mucho más repeticiones. (Ver artículo: Enfermedades en los huesos)

Por último, entre uno de los consejos principales que poseen gran relevancia y se deben de tomar en cuenta es la respiración, por lo que la persona deberá de evitar en todo caso retener la respiración durante el empleo de cada ejercicio conocido bajo el nombre de Kegel, no obstante, este consejo se debe de aplicar cuando la persona esté añadiendo dificultad a sus ejercicios, causando de esta manera que la respiración se lleve a cabo mediante la nariz y lo tome con total relajación.

Contractura

El problema que se basa en la contractura del músculo elevador del ano destacamos que esto viene dado en la presencia de diversos espasmos que afectan al dicho músculo, provocando de esa manera que la persona sea capaz de sentir dolor en dicha zona, del mismo modo podemos observar que resulta ser un problema que en casos graves perjudicaría e interrumpiría al proceso de la defecación.

No obstante, tomando en cuenta el diagnóstico de dicho problema mencionamos en primer instante que el médico comenzará a llevar a cabo una evaluación física hacia la persona afectada, esto con el fin de comenzar a descartar otros problemas de salud que se vinculen con el recto (teniendo como ejemplo principal al problema de hemorroides o algunas fisuras en dicha zona del cuerpo). No obstante, el médico profesional determinará si dicho músculo se encuentra irritado, sensible o simplemente contraído.

Tomando en cuenta la vía del tratamiento que se emplea para solucionar dichos problemas de salud en la vía anal, mencionamos que una vez haya sido diagnosticado este trastorno destacamos en primer instante que el médico le recitará una serie de analgésicos y otros tratamientos para luchar contra el problema, del mismo modo se tomarán en cuenta el conocido baño de asiento y finalmente dependiendo de la gravedad del asunto nos topamos con el empleo de la fisioterapia de la pelvis, siendo este una de las vías más saludables y recomendable entre los pacientes que han padecido de este problema.

Por último, mencionamos que los síntomas que llegan a presentar las personas se reducen en la presencia de espasmos o contracciones en este músculo, provocando de esta manera que el paciente comience a presentar los síntomas de dolores graves o leves en esta zona del cuerpo, el cual dependerá de la gravedad con la que se trata el asunto de salud.

No está demás mencionar que cuando una persona está presentando la fase leve de las contracciones del músculo elevador del ano destacamos que este será capaz de presentar dolores que durarán un aproximado de 20 minutos o mucho menos, no obstante, tomando en cuenta los casos graves la persona puede llegar a presentar dichos dolores durante algunas horas y logran ser sumamente constantes, provocando de esta manera el origen de la formación de otros problemas que afectarían las estructuras cercanas.

Entre otro de los síntomas que son propensos a sufrir las personas que padecen de este problema de salud mencionamos en primer instante que llegan a sentir dolores al momento de sentarse, del mismo modo que son capaces de presentar un malestar en dicha zona del cuerpo y terminamos hablando sobre diversas y constantes series de dolores que la magnitud dependerá de la gravedad del asunto.

Inflamación del músculo elevador del ano

Cuando hablamos sobre la inflamación que se lleva a cabo en la zona de la pelvis, haciendo énfasis en perjudicar al músculo elevador del ano mencionamos que esto resulta ser parte de uno de los síntomas que se generan cuando una persona está padeciendo del síndrome del elevador del ano, no obstante, a continuación conoceremos más a fondo sobre dicho problema de salud, el cual resulta ser uno de los casos más frecuentes que observamos que afectan a la población mundial en general, sin importar el sexo y las características que lo acompañen.

En primer instante mencionamos que este síndrome también es conocido como la proctalgia fugaz, siendo este el que podría identificarse como el coxidinia cuando la persona está presentando la serie de los dolores y los síntomas cerca del nivel del coxis de nuestro organismo.

Cabe destacar que estos problemas de salud resultan ser parte de las variaciones que posee el síndrome del elevador, por lo tanto, cada uno poseerá síntomas un poco distintos, sin embargo, la opción del tratamiento resultará ser el mismo.

Iniciamos conociendo el diagnóstico del problema del síndrome del elevador del ano, por lo que cuando una persona está presentando dolores en este músculo del organismo deberá de acudir hacia la visita de un médico o simplemente de una persona capacitada profesionalmente que conozca sobre este problema, el cual llevará a cabo una evaluación médica que se basa en la revisión física, esto con el fin de comenzar a descartar las ideas que otros problemas de salud que se puedan relacionar o tener un parecido con respecto al dicho síndrome.

Al mismo tiempo que el médico está llevando a cabo la evaluación física este comenzará a realizar algunas preguntas relevantes para iniciar con el descarte de las enfermedades que pueda padecer la persona, no obstante, siempre ha sido recomendable que el paciente responda todas las preguntas con exactitud y sea sinceros en cada respuesta.

Entre las causas más frecuentes que se obtienen al momento de hablar sobre la aparición del síndrome del músculo elevador del ano tomamos en cuenta que diversos estudios no han logrado determinar los factores con total exactitud, a pesar de esto, se han determinado de algunas enfermedades o hábitos que pueden llegar a producir la debilidad en esta parte de nuestro organismo, por el cual tomamos en cuenta al proceso del embarazo, el parto y por último nos topamos con otras alteraciones en nuestro organismo.

Mientras tanto, continuando hablando sobre los síntomas que se presentan durante el síndrome elevador del ano mencionamos en primer instante con la presencia del dolor al momento de sentarse, seguido a esto el malestar constante también forma parte el cual está acompañado de los dolores de diversas escalas de forma continua, la sensación de alivio de este síntoma cuando se pone en posición de reposo en la cama, del mismo modo también se ubican los dolores al momento de presionar sobre una estructura cercana.

Por otra parte, continuando con la mención de los síntomas más frecuentes nos topamos con los dolores en los componentes ubicados cerca del ano. La aparición de los signos que caracterizan a la depresión y a la ansiedad también llegan a ser catalogados como los signos más comunes y esto está acompañado de los dolores durante la actividad sexual o al momento de presentar el estrés.

Cabe destacar que este problema llega a prestarse mucho para la confusión con otras enfermedades, teniendo en cuenta a los problemas de próstata, la disfunción que afecta a todo el suelo pélvico, los espasmos que afectan de forma directa al músculo elevador del ano entre otros síndromes y trastornos de salud que afectan a esta parte del cuerpo que posee una gran relevancia.

Cuando tomamos en cuenta el factor de los tratamientos que se emplean en la mayoría de los casos y los que posee un alto índice de eficacia mencionamos en primer instante que los médicos recitarán algunos tratamientos para poder aliviar los dolores que se presentan en esta zona.

Sin embargo, el consumo de estos insumos médicos deberán de estar acompañados de el empleo de otras vías para poder solucionar el problema con totalidad, teniendo como ejemplo principal la utilización de la fisioterapia en la zona de la pelvis, siendo este catalogado como uno de los tratamientos más eficaces, por lo tanto, estas terapias se basan generalmente en la estimulación de los músculos elevadores del ano. No está demás mencionar que la fisioterapia de la pelvis se lleva a cabo en la totalidad de los casos que las personas están presentando los síntomas más graves del síndrome.

Dejar Comentario