≡ Menu




Músculo Piramidal: Función, Origen e Inserción, Dolor, Ejercicios y Mucho más

El músculo piramidal es un músculo que se encuentra en la parte antero-inferior del abdomen, delante del recto mayor; es aplanado, triangular de vértice superior. Únicamente lo posee el 80% de la gente. Su origen está en el pubis y se inserta en la línea alba, contribuyendo a mantenerla en tensión. Sin embargo, su función está poco clara.

Lo inervan los nervios intercostales y abdominogenitales.

mp 1

Tambien Te Recomiendo Ver...

Origen e Inserción

El músculo piramidal o músculo piriforme está localizado en la zona interna y externa de la pelvis. Está constituido habitualmente por tres o más vientres procedentes de la superficie anterior del sacro, dorsalmente en contraposición con la incisión isquiática y el agujero sacro en frente y desde el borde de los grandes.

Sus fibras se orientan oblicuamente hacia abajo a través del agujero ciático mayor y grandes con un solo tendón en el interior de la punta del trocánter mayor.  En estado vertical actúan los rotadores externos (extrarotadores), del abductor y contribuye en la retroversión de la pelvis (una implantación precisa en el fémur agita la base del sacro hacia adelante y cumbre detrás de las alas iliacas) y en la estabilidad de la cadera.

En la fase de apoyo, cuando la pierna está bajo carga, el piriforme se constriñe para impedir la brusca rotación interna del fémur.

A pesar de que existe una gran polaridad individual el músculo piramidal se interconecta con el nervio ciático, que inerva los músculos mayores del cuerpo principal del muslo, cadera y rodilla. El músculo piramidal genera hipertrofia o inflamación debido a sobrecargas repetidas o repentinas debido a que en muchos casos se resenta una compresión del nervio ciático.

Esta compresión origina la aparición de síndrome piriforme, que puede ocasionar dolor y parestesia (hormigueo) en la región glútea, muslo y pierna. En tales casos, usted puede aligerar la actividad del músculo efectuando ejercicios de hipertrofia piriformes que incluyen flexión, aducción y rotación interna de la cadera. (Ver Artículo: Músculos Tibiales)

Función

Cuando marcamos un punto fijo en el muelle, el músculo piramidal se comporta como un abductor de la cadera: esta acción es la flexión máxima de cadera 60°, como esta posición es mínima y apenas nada su segunda función de los rotadores. Este último es muy significativo y las variantes se sustentan en los grados de flexión de la cadera: cuando éste es inferior a 60° el músculo piramidal es un extrarotador, cuando es mayor de 60° es un intrarotador (en algunos textos aparecen el 90° inflexión).

Tambien Te Recomiendo Ver...

Con la extremidad, también previene cualquier repentina rotación interna del fémur (como cuando colocas tu pie en la carrera). Cuando la neurosis establece un punto fijo en el fémur, se desnivela la pelvis contra-dorsalmente a la abducción: su acción es capaz de proporcionar una fuerza de giro reveladora en la coyuntura sacro-ilíaca y prosperar con respecto a las alas de la plataforma del sacro y el ilíaco ápice trasero. Es concluyente, que este músculo postural es muy revelador para la firmeza de la coyuntura de la cadera.

Dolor en el Músculo Piramidal

La apretura del nervio ciático por el músculo piramidal puede ser producida por:

  • congénita (presente al nacer) irregularidades del nervio ciático o morfología muscular,
  • presencia de un trauma mayor para los glúteos que dio lugar a la formación de un hematoma y posterior tejido cicatricial,
  • hipertrofia del músculo piriforme a uso inmoderado,
  • consecuencias de las inyecciones intramusculares en los glúteos,
  • una convulsión del piriforme idiopática en origen,
  • desconocido,
  • consecuencias de la cirugía ortopédica en el fémur,
  • línea de neurosis de miositis osificante,
  • dismetría,
  • miembros,
  • posiciones incorrectas.

mp 1

Ejercicios

Los que sufren del síndrome de músculo piramidal, advierten dolor en el centro de la culata, que puede difundir a lo largo de la parte posterior del muslo hasta detrás de la rodilla. Los desplazamientos más dolorosos son sólo las rotaciones, sustancialmente cuando se interpolan las piernas mientras está parado o revoloteando sobre en la cama.

Cualquier movimiento corporal bien sea de estiramiento pueden ayudar a la recuperación piramidal normal, estiramiento durante los ejercicios beneficio de la rotación interna del fémur ya que el músculo poco a poco se vá planchando.

Ejercicio 1°

Acostado arriba de una estera en la pinza, en posición supina (en estado horizontal con la espalda contra el suelo) tu rodilla derecha se levanta con ambas manos y descansa su pie izquierdo. Llévela al pecho y mantenga este estado durante 5-6 segundos. Retorne ligeramente al estado original y reafirme con la otra pierna.

Ejercicio 2°

Registrese en la colchoneta con las piernas extendidas y doble la pierna derecha hacia la faceta interna del muslo, al tanto que su pierna izquierda señala hacia afuera. Preserve este estado durante 5-6 segundos, luego repita con la otra pierna.

Ejercicio 3°

Quieto en una silla, estacione su pie derecho sobre el muslo izquierdo, realizando una pequeña coacción con la mano en la rodilla de la pierna que está involucrada en la elongación. Conserve este estado durante 30 segundos a 1 minuto y luego repita el mismo movimiento corporal con la otra pierna.

Síndrome del Músculo Piramidal

El síndrome del músculo piramidal es un enredo neuromuscular que se origina cuando el músculo piramidal, localizado en la porción de los glúteos, estruja o encrespa el nervio ciático (ciática o lo que quieras). Los indicios son semejantes a los configurados por otras circunstancias que progresan en ciática, como la hernia discal.

En la anomalía del músculo piramidal, la intervención del nervio ciático, de facto, es más o menos separada de su origen, o sea, en la linea de los glúteos, donde es capturada debido a una mutación del músculo piriforme. Esto puede ocasionar una dolencia que se avista a menudo como hormigueo o entumecimiento que aturde la parte inferior del cuerpo y transita a lo largo de la pierna, esparciendose desde la nalga hasta el pie.

La dolencia puede empeorar en el lapso de oficios comunes como subir escaleras, caminar, correr o después de establecer un estado sentado durante vastos períodos de tiempo. El síndrome del músculo piramidal se especifica asiduamente con un problema de disco lumbar, ya que los síntomas son simiares a una suspicacia de la raíz de nervio ciático.

El síndrome piriforme puede determinarse por varias causas, rodeando las variedades anatómicas de la relación músculo-nerviosa o un trauma como un incidente de coche o en la región glútea. No existe ninguna prueba para elaborar un diagnóstico.

mp2

La restricción se precisa basicamente en base a los indicios que el paciente insinúa y el análisis físico, después de la eliminación de otras causas posibles. Usualmente, el abordaje terapéutico del trastorno comienza con movimientos corporaes físicos y de estiramiento, que facultan restablecer el movimiento.

El complejo de los tratamientos está dirigido a minimizar la tensión ejercida por el músculo piramidal en el nervio ciático. Para fiscalizar y verificar la dolencia local e inflamación, se pueden administrar analgésicos y antiinflamatorios; una inyección local de corticosteroides puede proporcionar alivio temporal. En algunos casos, se recomienda cirugía.

Inflamado

Cuando posees el músculo piramidal inflamado, estás en problemas. Pero usted puede salir de ello sin daño alguno si sigues las indicaciones. ¿Al tanto, sabe qué es y dónde está el músculo piriforme? Es un diminuto músculo de cadera, situado detrás del maximus del glúteo y a pesar de ser pequeño, su función es muy relevante: hace revolotear la cadera y después coadyuva a menearse hacia el exterior de toda la extremidad inferior. Cuando el músculo piramidal está inflamado, dificulta el meneo y genera muchisima dolencia.

Sería el caso de averiguar primero cuales son los otros síntomas, porque sucedió y lo más relevante, cómo sanar perfectamente. (Ver Artículo: Músculos Agonistas)

A pesar de que está comprobado científicamente que el síndrome piramidal atañe primordialmente a las mujeres, los hombres no están sanos y salvos de esta situación. Se evidencia primordialmente a la izquierda. Pero a veces puede suceder bilateral. Indudablemente, en el segundo caso, la situación será un poco más impresionable porque se obviarán los movimientos por un partido o por otro. Pero no te angusties, existen medicamentos, terapias de trabajo. Y luego podrá retornar a moverse con facilidad y sin dolor.

Tratamiento

Para sanarte debes disminuir la coacción practicada por el músculo piramidal en el nervio ciático. Para ello existen: tonalidad de tratamientos de infiltración inflamatoria del Botox, de ultrasonido, diatermia, masaje de manipulación miofascial a estirar, de compresas calientes y frías para electroterapia.

Generalmente, los pacientes reaccionan positivamente después de unas semanas. Porque los síntomas suelen ocultarse, debe proseguir al menos tres semanas de tratamiento. Por supuesto, al termino de la terapia, con síntomas que han ido pasando, será bueno para todavía conseguir de su médico para que efectúe otro análisis y distinguir que de hecho el músculo piramidal inflamado retorne curado.

Contractura

El síndrome del músculo piramidal, se basa en una contractura o excedente del músculo piramidal. Habitualmente, este músculo, suele contracturarse y puede originar una semiótica muy parecida a la de la ciática.

El síndrome del piramidal igual se suele denominar falso ciático o específicamente ciatalgia. Ostenta la semiótica de una lumbociática, pero en este caso, no es provocada por una compresión del nervio ciático en la linea de la columna vertebral y sacro.

Lo que verdaderamente acontecee en el síndrome piramidal es que por el pasmo y aumento muscular se contrae al nervio ciático. Esto suscitará una sucesión de indicios divergidos hacia la pierna, característicos de la afectación de este nervio.

Tratamiento

La finalidad del tratamiento debe ser desechar las causas que benefician el pasmo muscular. Se debe explicar al paciente cómo sortear su contractura en el adelanto de actividad física, en el trabajo, y en cualquier actividad que cavilemos que puede ser la causa de la sobrecarga del músculo piramidal, o bien, que perpetúe su pasmo.

En contexto, lo primordial en el tratamiento, es ablandar el músculo piramidal. Para esto debemos:

  • Tratar la contractura muscular con técnicas no invasivas de presión de los puntos gatillo miofasciales. Y en el caso de ser necesario, de forma invasiva con punción seca.
  • Masaje de descarga y con trazos neuromusculares en las bandas tensas musculares.
  • Revisar el resto de musculatura adyacente y de función agonista por un posible espasmo de coactivación (glúteos, musculatura pelvitrocantérea, isquiotibiales).
  • Estiramientos de forma pasiva, asistida y/o activa en consulta del músculo piramidal y musculatura afectada.
  • Enseñar ejercicios para casa de forma precisa, específica y pautada.
  • Revisar las estructuras óseas donde se inserta el músculo. Ya que por afectación de su movilidad y biomecánica pueden causar tensiones en el músculo. Por ello, hay que revisar sacro, iliacos, fémur y de forma global todo el eje de postura del paciente.

Inervación

El músculo piramidal es un músculo que se localiza en la zona antero-inferior del abdomen, delante del recto mayor; es aplanado, triangular de vértice superior. Simplemente lo tiene el 80% de la gente. Su principio radica en el pubis y se intercala en la raya alba, pechando a mantenerla en tensión. No obstante, su función está poco clarificada.

Lo inervan los nervios intercostales y abdominogenitales.

Tratamiento

La primera fase del tratamiento del síndrome piramidal es sobre todo ordenada, pide al paciente que: Efectúe cierta terapia física en sesiones donde se alargue y profundice el músculo piramidal. Lleve el tratamiento conveniente de la dolencia según sea necesario mediante la utilización de remedios relajantes antiinflamatorio, y analgésico.

En caso de que dure la turbación se pueden aplicar las inyecciones para la transmisión del nervio en el músculo piramidal; en este caso la transmisión del sufrimiento es próxima, pero el bien es delimitado en el tiempo. Se emplean anestésicos locales de acción extendida en conjunción con corticosteroides o toxina botulínica.

Supremamente, la cirugía sólo se encarga en casos donde la indisposición viene a ser deficiente y mantener el sufrimiento a pesar de un tratamiento protegido garantizado. Se puede efectuar:la tenotomia de neurosis, o sea, separa una porción del tendón para recuperar la función correspondiente, desopresión del nervio mediante la supresión del abundante tejido fibrótico.

Estiramiento

El músculo piramidal, está ubicado en la región posterior de la pelvis, una de sus aplicaciones es voltear la cadera hacia afuera, este músculo piramidal o piriforme, está particularmente vinculado con el nervio ciático, ya que éste transita por delante de él. El síndrome del piramidal, pasa cuando el músculo piramidal prensa el nervio ciatico y lo sulfura, pudiendo ocasionar éste un recio e incesante sufrimiento por la pierna, e inclusive extravío de vigor y perceptibilidad. En esta infografía te exhibimos 6 ejercicios, automasajes y estiramientos que te pueden coadyuvar.

1.- Ejercicio de Extensión para la Cifosis Dorsal Baja

Este es un movimiento corporal simple, aunque duradero para algunas personas que tengan ya una rigidez dorsal baja relevante y perciban que la espalda se les va a partir contextualmente. Esto comprensiblemente jamás pasa, pero si ocurre que con el transcurrir del tiempo y la duplicación de este movomiento corporal la región va dilapidando dureza y conquistando oscilación lo cual suele ir escoltado de una disminución de los sufrimientos de espalda y aunque parezca asombroso una prosperidad en el estado energético de la persona.

Ese es uno de los efectos más provechosos de este movimiento corporal, ya que la cifosis dorsal baja está vinculada con un derribe potente y por lo tanto postural y si la subyugamos vamos a percibir de manera rápida una posición más recta y con menor esfuerzo en mantenerla.

2.- Estiramiento Combinado de Psoas e Isquiotibiales

El estiramiento compuesto de estos músculos te auxiliará a restringir tiempo en tu práctica diaria, ya que son organizaciones básicas a estirar diariamente, dada su relevancia en las acciones de movimiento articular y control postural, también la adecuada combinación entre estos músculos discrepantes en su destino en la cadera, te consentirá una vida diaria y practica deportiva mas seguras evitando igualmente posibles lesiones.

3.- Automasaje para Glúteo y Piramidal con Pelota

Te instruimos como tratar tu región glútea de una manera sencilla y muy eficaz, esta región está subyugada a variadas tensiones tanto dinámicas como posturales y en ocasiones en unas circunstancias de falta de impulso, con este masaje favorecerás a beneficiar el estado de dichos músculos optimizando o evadiendo lesiones típicas de dichos músculos como dolencias lumbares, puntos gatillos o síndromes del piramidal o musculatura pelvitrocanterea.

4.- Estiramiento de Glúteo Medio y Piramidal

Los músculos posteriores de la cadera como son glúteo y piramidal pero igualmente el resto de los pelvitrocantereos poseen una importante relevancia a la contractura, tensión y rigidez que en varios casos van a cooperar en la aparición de dolores de espalda, lumbagos y lumbalgias, pero también del llamado síndrome del músculo piramidal o falsa ciática.

Además, estos músculos van a participar en todos los problemas propios de la cadera y la pelvis como puede ser la artrosis de cadera o la pubalgia u osteopatía de pubis.

mp5

En este ejercicio, mostramos un efectivo estiramiento para toda esta musculatura.

5.- Estiramiento del Músculo Piramidal con Apoyo en la Pierna

En este estiramiento para el glúteo medio y los músculos pelvitrocanteros, estos músculos son los principales rotadores externos de cadera y tiene una gran relación con la posición de la pelvis y por lo tanto de la columna lumbar. En este estiramiento de glúteo y piramidal aprovecharemos el apoyo de una silla para buscar la posición mas adecuada para el estiramiento. Los pelvitrocantéreos y el glúteo son músculos íntimamente relacionados con las lumbalgias, el dolor de cadera, pelvis y sacroiliaco, además de la pseudo ciática y el síndrome del piramidal.

6.- Estiramiento de Cadena Cruzada del Tronco, la Pierna, y el Brazo

Este es uno de los estiramientos más complementarios y seguros que debemos hacer ya que en un solo ejercicio vamos a trabajar, estirar y flexibilizar la musculatura del brazo y hombro, la cadera y la pierna y de toda la columna vertebral meneando a la vez la columna en un amplio y global movimiento de rotación.

Esta rotación y la posición de brazos y piernas se preserva aleatoriamente con una respiración límpida y disoluta que es la que nos asentirá penetrar en este estiramiento.

Dada la preferencia del cuerpo humano a tornarse en una espiral hacia la derecha, mandaremos a ejecutar este ejercicio eminentemente hacia la izquierda, pero mandaremos realizarlorlo aleatoriamente hacia un lado y otro.

Elongación

Una gama de movimietos corporales de elongación para el piramidal, isquiotibiales y extensores de la cadera pueden coayuvar a minimizar los signos agudos a lo largo del nervio ciático y reponer el rango de meneo del paciente.

Elongaciones del Músculo Piramidal

Concurren diversos mecanismos para elongar el músculo piramidal. Dos maneras simples incluyen:

Acuéstese sobre la espalda con ambos pies planos sobre el suelo y ambas rodillas dobladas. Lleve la rodilla derecha hacia el pecho, tome la rodilla con la mano izquierda, llévela hacia el hombro izquierdo y mantenga la elongación. Repita para cada lado. (Ver Artículo: Músculos Femorales)

Cada elongación del músculo piramidal debe mantenerse durante 5 segundos para empezar, y luego se debe aumentar gradualmente el tiempo hasta mantenerlas por 30 segundos, y repetirse tres veces por día.

Elongación de los Músculos Isquiotibiales

Elongar los músculos isquiotibiales (el gran músculo de la parte posterior de cada muslo) es relevante para desahogar cualquier muestra de ciática. Hay diversas maneras de elongar los isquiotibiales:

Acuéstese en el piso con ambas piernas estiradas. Suba una pierna y estírela sosteniendo una toalla alrededor de la parte posterior del pie hasta sentir un tirón suave a lo largo de la parte posterior del muslo.

Nuevamente, intente ir aumentando la elongación hasta mantenerla por 30 segundos y repita tres veces por día.

Del Abdomen

Para efectuar cabalmente los meneos físicos principales, inclusive adiestramientos no de necesidad macizos, precisamos un trabajo en equipo entre los diversos músculos en el cuerpo. En este artículo se van a definir los músculos abdominales, que son esenciales para el ejercicio de ciertas funciones tales como la contención de las vísceras o preservar una postura correcta. Entre los músculos del abdomen están:

  • Lumborum de Quadratus
  • Abdominis del músculo recto
  • Músculo oblicuo externo del abdomen (oblicuo grande)
  • Músculo oblicuo interno del abdomen (oblicuo pequeño)
  • Abdominis del transversus

Lumborum De Quadratus

Ubicación: es un músculo cuadrilátero aplanado, ubicado en la espalda y abdomen profundo. Listados: desde la cresta ilíaca y los procesos de las vértebras lumbares (de 1° a 4°) – en el borde inferior de los últimos procesos de las vértebras lumbares (de 3° a 5°).

Función: inserción medial fijo, inclinación de su columna lateral que se pronucia hacia abajo de la última costilla; inserción lateral fija, levanta la pelvis de su lado.

Recto Abdominal

Ubicación: localizado en la pared anterior del abdomen, se distancia el tendón correlevante del músculo contradorsal por un cordón denominado linea alba y la falsedad en el ámbito de corte sagital medio. El vientre del músculo se presenta, a lo largo de su curso, por conectivos anuncios situados diagonalmente y cuatro en número, estos ofrecen mayor cabida de contracción muscular.

Para efectuar adecuadamente los meneos físicos básicos, inclusive adiestramientos no necesariamente macizos, necesitamos un trabajo en equipo entre los variantes músculos en el cuerpo. En este artículo se van a describir los músculos abdominales, que son concluyentes para el desempeño de ciertas acciones tales como la limitación de las vísceras o preservan una postura correcta. Entre los músculos del abdomen se encuentran:

  • Lumborum de Quadratus
  • Abdominis del músculo recto
  • Músculo oblicuo externo del abdomen (oblicuo grande)
  • Músculo oblicuo interno del abdomen (oblicuo pequeño)
  • Abdominis del transversus

Contractura

El síndrome del piramidal se origina producto a la compresión o pinzamiento del nervio ciático por hipertrofia o contractura del musculo piriforme, estableciendo una aglomeración de simbolos y presagios que se determinan por alteraciones sensitivas, motoras y tróficas en el área de inervación del nervio ciático.

Este síndrome pasa por alto en entornos clínicos porque su presentación puede ser semejante a la de radiculopatía lumbar o disfunción sacra.

En el músculo piramidal la primordial introducción de tendón es la superficie interna del sacro, del segundo al cuarto agujero sacro, sale de la pelvis por el agujero ciático mayor. Dorsalmente su tendón, junto con los de otros rotadores cortos se inserta en el borde superior del trocánter mayor a menudo este tendón se une con el tendón de los géminos.

El músculo piriforme es un músculo voluminoso y grueso en la mayoría de los individuos, aunque a veces es más pequeño con tan sólo dos inserciones sacras. Si es muy voluminoso a su paso por el agujero ciático mayor tiene la posibilidad de comprimir los numerosos vasos y nervios que pasan por aquí.

Tambien Te Recomiendo Ver...

El síndrome del piriforme ocurre con mayor frecuencia durante la cuarta o quinta década de la vida y afecta a todas las ocupaciones y a todos los niveles de actividad. El ratio de incidencia en pacientes con dolor de espalda varía extensamente entre el 5% y el 36%. Este síndrome es más común en mujeres que en hombres, posiblemente por los biomecanismos asociados por el ángulo del músculo femoral del cuádriceps (ángulo Q) más amplio en la pelvis de la mujer.

La mayor parte del músculo resulta accesible a la palpación externa y casi la mitad del vientre muscular es accesible a la palpación intrapélvica. Las variaciones del músculo piriforme incluyen inserciones mediales adicionales en la primera y quinta vértebra sacras.

Aunque se han descrito hasta 6 tipos de variaciones anatómicas en la relación del nervio ciático y el músculo piriforme, en el 80 % de los casos se encuentra un nervio único pasando entre el piriforme y el reborde del agujero ciático mayor. En un 20 % de los casos, el nervio ciático perfora el músculo piriforme, provocando hendiduras en el músculo piriforme y ambos crean una predisposición a padecer este síndrome.

El nervio ciático inerva la piel y la musculatura de la parte posterior del muslo y de la mayor parte de la pierna y el pie. El músculo piriforme es el principal rotador externo cuando la cadera está en posición neutra o extendida.

También, tiene un papel abductor cuando la cadera esta flexionada 90º.Si la flexión es completa se cree que actúa como rotador interno. El piriforme tiene una función a menudo para frenar la rotación interna vigorosa o rápida de la cadera. También ayuda a estabilizar la articulación de la cadera y ayuda a mantener la cabeza del fémur en el acetábulo.

De la Nariz

Los músculos de la nariz son el dilatador nasal fosal del músculo. El músculo nasal, con su contracción, comprime la pared lateral de la nariz, y estrecha la nariz y el vestíbulo. Consta de una parte myelitis (músculo transverso de la nariz) y span (músculo mirtiforme). El origen de las dos partes es común, por los incisivos de los dientes alveolar y caninos superiores y yugos de foso. (Ver Artículo: Músculo Cuadriceps)

La parte transversal, que se origina más lateralmente, cubre la parte posterior del ala de la nariz y clips sobre el puente de la nariz por una Aponeurosis que se une del lado opuesto.

El ala toma parte en la piel de la parte posterior del tabique móvil y de la fosa nasal.El músculo dilatador del orificio nasal origina a partir del límite de la abertura piriforme lateral y se mueve hacia arriba y afuera para adaptarse a la piel que recubre el margen inferior del ala de la nariz.De contratación, el ala de la nariz hacia los lados dilatar las fosas nasales y el vestíbulo.

mp6

Función

La nariz es prominente en el centro de la cara, entre los ojos y las dos mejillas, que abastece al sentido del olfato y que es la entrada principal de la vía aérea. La estructura de la nariz es compleja e incluye elementos de naturaleza cartílago y hueso, los vasos sanguíneos, vasos linfáticos y terminaciones nerviosas importantes.

Externamente, la nariz tiene una forma característica de pirámide, en la que se pueden reconocer por lo menos 5 áreas anatómicas de referencia: puente nasal, el puente de la nariz, dorso nasal, las alas de la punta nasal y nasal.

Internamente, la nariz coincide con las dos fosas nasales; estos últimos son dos lagunas que se presentan de la forma particular de ciertos huesos del cráneo (incluyendo el hueso etmoides, vomer, los huesos palatinos y los huesos de la mandíbula). El flujo de sangre oxigenada a la nariz es, principalmente, para algunas ramas y subbranches de las arterias carótidas y arterias carótidas internas.

De la Pelvis

Un nervio es comprimido o pellizcado dice cuando se someten a presión lo que resulta en dolor y malestar. Este artículo muestra como aliviar los síntomas gracias a tratamiento, ejercicios y medicamentos. Comprende protección, descanso, difusión, aplicación, inmovilización, compresión y elevación. Todas estas medidas le permiten experimentar alivio del dolor causado por un nervio comprimido y se pueden poner en su lugar en el país.

Protección: Trata de evitar más daños o lesiones. Usted debe proteger su calor de pelvis (baños de vapor, sauna, compresas calientes y así sucesivamente) y movimientos excesivos.

Resto: se recomienda evitar actividades que puedan causar otros daños a la zona durante las primeras 24-72 horas. Trate de permanecer sentado o tumbado como le sea posible.

Inmovilización: generalmente se utiliza un vendaje o férula para inmovilizar la zona y prevenir más lesiones.

Compresión: se prepara una compresa fría envolviendo el paquete de hielo en un paño húmedo y colocarlo sobre la zona dolorida durante 15-20 minutos cada 2-3 horas cada día. El frío entumece el dolor y reduce la inflamación.

Elevación: para levantar la pelvis, poner debajo de ella una o dos almohadas para que esté más alta por encima del corazón. Esta posición facilita la circulación de sangre al área afectada y promueve la recuperación, masajeando el nervio comprimido.

Un suave masaje con aceite caliente es de gran ayuda para relajar el nervio. Puede pedirle a alguien que lo haga por usted, o hacer una cita con un terapeuta. Un buen masaje, incluye movimientos lentos que aplican una presión constante. Esto relaja los músculos, reduce espasmos y alivia la tensión de los nervios.

A veces una vibración suave ayuda a la relajación de los músculos y los nervios. Un masaje solo no es suficiente para resolver el problema de un nervio comprimido. Tendrá varias citas para hacer que el contrato muscular deje de pellizcar el nervio ofreciendo un bienestar a largo plazo.

Ejecutar Prolongaciones Piramidales. Este ejercicio estira los músculos de las caderas y espalda baja, liberar la rigidez y la presión en la pelvis. Siéntese en una silla y ponga sus pies firmemente en el suelo. Si el dolor se encuentra en el lado izquierdo, coloque su tobillo izquierdo sobre la rodilla derecha (viceversa en el caso contrario). Hacer que el hueso del tobillo 2,5 – 5 cm por encima de la rótula, se apoye en su consideración de rodillas debe permanecer de lado. Inclínese hacia adelante hasta que sienta el lado izquierdo de la pelvis y accione menor estiramiento posterior.

mp7

Mantenga la posición durante 10-20 segundos. Trate de flexionar la cadera y estirarla. Esto le permite extender los músculos de la pelvis liberando de rigidez y presión a las caderas. Tomar la posición del hundimiento. Tu pie delantero debe estar casi 90-120 cm de la parte posterior, ambas rodillas deben estar flexionadas un ángulo de 90 grados. La pierna trasera debe ser correspondiente a la zona dolorida, ya que será lo que proporcionará mayor elongación. Apoya la rodilla a la tierra. El frente debe estar en línea con el talón. El cuerpo debe permanecer erguido y ligeramente doblado hacia delante hasta que sienta que la parte delantera del muslo posterior se extiende. Mantenga la posición durante 10-20 segundos y luego suelte.

De la Pierna

Los músculos de las piernas son lo músculos basados en compartimiento esquelético total o parcial entre el muslo y el pie, e incluye los huesos de tibia y peroné. Los músculos de la pierna:  músculos flexores, músculos aductores y extensores. Los músculos de las piernas contribuyen a los movimientos básicos de locomoción.

En este caso, contribuir a: flexión plantar, dorsiflexión, extensión y flexión de las piernas y los pies, los dedos del pie, pie eversión e inversión del pie. Breve refuerzo anatómico. Los músculos del cuerpo humano tienen dos extremos: una inicial o proximal y una distal o terminal. En cada extremo, hay un tendón. Los tendones son formaciones de tejido conectivo fibroso que unen dos huesos separados o dos diferentes partes del mismo hueso.

Entonces, los músculos están fijados en el esqueleto por tendones. Textos de anatomía y expertos tienen una tendencia a identificar el principio y el final de un músculo con el tendón en cada uno de estos extremos. Significado anatómico proximal y distal proximal son dos términos de significado opuesto.

Proximal significa más cercano al centro del cuerpo o más cercano al lugar de origen. Informo que el fémur, por ejemplo, indica la porción del hueso más cercano al tronco. Distal significa alejado del centro del cuerpo o más alejado del lugar de origen. Casi siempre el fémur, por ejemplo, indica la porción de este hueso más lejos el tronco, y más cerca de la articulación de la rodilla.

Nervio Ciático

El nervio ciático, es el nervio más grande en el cuerpo humano y largo, que comienza en la espalda baja y pasa por la extremidad inferior, incluido el pie. El nervio ciático pertenece a la categoría de los nervios mixtos, es un descendiente de los dos últimos nervios espinales lumbares (L4 y L5) y los tres primeros nervios espinales sacros (S1, S2 y S3).

Estas estructuras neuronales se unen para formar el nervio ciático, aproximadamente a nivel del músculo piriforme en las nalgas. Desde allí, el nervio ciático por la parte trasera del muslo y sobre el hueco poplíteo, se divide en varias ramas.

Las ramas del nervio ciático se distribuyen entre la parte posterior de la pierna, la parte delantera de la pierna, la parte superior del pie y la bola del pie. Una patología bien conocida, que se produce debido a la compresión del nervio ciático, ciática o dolor ciático. Breve recordatorio para entender completamente lo que es un nervio, es necesario partir del concepto de la neurona. Las neuronas son la unidad funcional del sistema nervioso. Su tarea es generar, intercambio y transmitir esas señales (nerviosas) que permiten el movimiento muscular, percepción sensorial, las respuestas reflejas, etcetera.

mp8

Por lo general, una neurona consta de tres partes: Un cuerpo, donde se halla el núcleo de la célula. Las dendritas, que es el equivalente de recibir las antenas de las señales nerviosas provenientes normalmente de otras neuronas. Axones, que son extensiones celulares con la función de difundir el borde de la señal.

El axon cubierto de mielina (vaina de mielina) se llama también una fibra nerviosa. Un haz de axones es un nervio. Los nervios pueden llevar información de tres maneras, desde el sistema nervioso central (SNC) a la periferia.

Los nervios con esta propiedad se denominan eferentes. Nervios eferentes que controlan el movimiento muscular, así que es una bola principal motor. De la periferia al CNS. Los nervios con esta capacidad se denominan aferentes. Los nervios aferentes emiten la señal del SNC referente a lo que han encontrado en las afueras, así cubre una función sensorial (o extrasensorial). Del SNC en la periferia y viceversa. Los nervios con esta doble capacidad se conocen como mixto. Los nervios mixtos juegan un doble papel: motoro y sensorial.

Anatomía

El nervio ciático es una rama de los dos últimos nervios espinales lumbares (L4 y L5) y los tres primeros nervios de espinal sacros (S1, S2, S3). Involucrados en la formación de la llamada lumbosacro plexo, estas fibras convergen en una sola estructura, precisamente el nervio ciático en frente del músculo piriforme.

Situado en la zona de las nalgas, entre el interior y fuera de la pelvis, el músculo piriforme conecta la superficie anterior del sacro con el trocánter mayor del fémur.Proyectándose por debajo del músculo piriforme, el nervio ciático se ejecuta a través del agujero ciático mayor y comienza a partir de ahí a crecer a lo largo de la extremidad inferior  y posterior.

Hasta el hueco poplíteo (parte posterior de la rodilla), pasa detrás del aductor grande y por delante de la cabeza larga del bíceps femoral. (Ver Artículo: Músculos del Ojo)

El bíceps femoral es un músculo del muslo con localización posterolateral, formando, junto con el semimembranoso y el semitendinoso, el llamado grupo de tendones de la corva. Luego, a nivel del nervio ciático poplíteo se divide en dos ramas: el nervio tibial y nervio peroneo común.

El nervio tibial se va hasta el pie, el compartimiento posterior de la pierna.El municipio de nervio peroneo (fibular) llega hacia la parte anterior y lateral de la pierna y el pie. A su vez, tanto el nervio tibial como el nervio peroneo común dan lugar a otras ramas más. Juntos, forman el llamado nervio sural; individualmente, el nervio plantar medial y el nervio tibial forman el nervio plantar lateral, mientras que el nervio peroneo común se divide en nervio peroneo superficial y en nervio peroneo profundo.

El Síndrome Piramidal en el Ciclismo

El ciclismo es un deporte que no carga particularmente juntas, sin embargo, el trabajo muscular prolongado y rítmico en posiciones más o menos fijas puede generar el sufrimiento soportado por varios distritos anatómicos, en el caso de la zona piriforme en cuestión, son el glúteo y la parte posterior del muslo.

El movimiento de la cadera flexión-extensión repetido cuando pedalea es un movimiento simple visiblemente, pero en realidad es extremadamente complejo, como se caracterizó la acción del estabilizador de motores musculares de los músculos después de la cirugía e igualmente la cadera, que tiene el papel clave del control secundario de los movimientos de abducción/aducción y rotación interna.

Para empujar el pedal de manera óptima que el cuerpo trata de mantener en línea de varios segmentos del cuerpo, fisiológicamente el movimiento será tridimensional y compuesto por:

  • Movimientos en el plano sagital: flexión/extensión
  • Movimientos en el plano frontal: aducción/abducción
  • Movimientos en el plano transverso: rotación interna y externa
  • Mientras pedalea el músculo piriforme actúa como un estabilizador:
  • Busque excesiva aducción y rotación interna del fémur sobre todo en la fase de impulso
  • Estabiliza la pelvis antero/posterior. El contacto prolongado con la silla de montar, asociado con la actividad muscular intensa y prolongada y otros factores puede conducir al llamado síndrome piramidal, una condición dolorosa de la región glútea con o sin irradiación a la la parte posterior del muslo debido a la contracción y espesamiento del músculo dando por resultado en el sufrimiento del nervio ciático.

Aunque cada caso debe analizarse individualmente para determinar la causa real de los síntomas puede asumir algunos movimientos cuando el pedaleo contribuye al estrés de los músculos afectados:

  • Excesivo desplazamiento medial de la rodilla en la fase de impulso
  • Excesiva rotación interna de la pierna

mp9

Estiramientos para el Piramidal:  Gracias al yoga puede curar o prevenir el síndrome piramidal   Haber presentado durante muchos años diversos problemas (la neurosis era sólo uno de muchos) de espalda me di cuenta de que la causa de todos fueron los hábitos equivocados.

Fueron estas que surgen debido al estrés, cambiar sus hábitos favorece en la desaparición de muchos problemas. Gracias a yoga me di cuenta de que mucho se puede hacer ya sea para curar los problemas que ya tenemos, pero sobre todo para prevenirlos y vivir una vida más saludable.

A continuación, se muestran algunos ejercicios de yoga para curar y prevenir el síndrome del músculo piramidal. Espero que les sea útil esta información como lo han hecho conmigo. Practica 3 posturas de yoga para estirar y relajar tu músculo piramidal.

Mencionamos que esta enfermedad es causada por una contracción muscular excesiva y constante, así que para resolver sólo hay que hacer ejercicios de estiramiento diseñados para estirar el piriforme gracias a posiciones específicas. Los movimientos corporales se pueden realizar en secuencia e individualmente, pero lo más importante es que funcionan constantemente. Garudasana, la ubicación del águila: se trata de cruzar una pierna sobre la otra mientras están en pie y dobla ligeramente la rodilla de la pierna que toca el suelo.

Para trabajar en las piernas en forma de pera es muy importante la posición de las manos, o deja también abierto a los lados para ayudarlo con su equilibrio. Posición de la vaca Gomukhasana: esta posición es siempre cruzar sus piernas, pero esta vez en posición sentada.

Es una posición lo suficientemente intensa como para aquellos que no tienen las caderas demasiado flexibles y es importante hacerlo inicialmente con un bloque o almohada de yoga que debe colocarse bajo las nalgas. También en este caso las manos no son muy importantes porque está trabajando, así que si usted puede ponga como figura em músculo piramidal, de lo contrario puede también mantenerlos en posición a los lados del cuerpo.

Artículo Principal: la posición y se extienden el contrato del músculo, puede doblar con su cuerpo superior adelante. Sucirandrasana, la posición del ojo de la aguja: esta posición acostado sobre la tierra, poniendo un pie sobre la rodilla de la pierna opuesta y doblar el último hacia el pecho.

Más puertos a tu pecho y estirar más para que el músculo piramidal sea intenso. En esta posición la rodilla que se abre externamente se pone bajo tensión, así que es importante mantener el pie durante todo el movimiento corporal para garantizar la articulación de la rodilla. Intente practicar estos movimientos corporales de estiramiento todos los días durante al menos 10 minutos. Estoy seguro de que verá grandes mejoras en el músculo piramidal.

No sólo usted puede conseguirlos ahora que usted está probablemente padeciendo de esta condición, pero se puede efectuar en el futuro cada vez que sientes que se está levantando otra vez.

Es importante resolverlo ahora pero también es importante que no exista en el futuro, por lo tanto, siente dolor, tensión o contracción en esta zona, mantenga la costumbre de hacer estos movimientos corporales porque salvará. Cuando un músculo es ligeramente contraido es mucho más fácil de sobrellevar que cuando es hipercontraído por lo que es importante atender el síndrome no debe esperar. Si este problema se produce de nuevo, ya sabes qué hacer.

Síndrome Del Músculo Piramidal Izquierdo y Su Relación con el Riñón.

El síndrome del músculo piramidal es una contractura o espasmo del músculo que está en la profundidad de la zona posterior de la pelvis, debajo de los músculos glúteos y que puede provocar un estrangulamiento de el nervio ciático que pasa en su espesor y provocar una irradiación dolorosa en la parte posterior de la pierna llamada falsa ciática, que empeora sobre todo al estar largo tiempo en posición sentada.

El tratamiento convencional se basa en medidas analgésicas y antiinflamatorias, además de estiramientos y masaje de la zona.

 

mp12

Visión y Tratamiento Complementario

El síndrome piramidal se presenta con mucha frecuencia al lado izquierdo, y en la mayoría de estas ocasiones este problema se debe a una alteración o disfunción del riñón, es decir el espasmo de este músculo es secundario al mal funcionamiento de un órgano, en este caso el riñón.

El riñón provoca una rigidez lumbar alta y dorsal baja, que acaban provocando una hipermovilidad en el último segmento lumbar, es decir la quinta lumbar termina por bloquearse, acaba irritando la salida del nervio ciático izquierdo entre la quinta vértebra lumbar y el sacro, lo que termina por provocar el espasmo y contractura del músculo piramidal izquierdo.

Por ello cada vez que existe un dolor en la espalda, especialmente aquella que se irradia o refleja en la zona izquierda, nos debe hacer sospechar de un mal funcionamiento del riñón y por ello, debemos de preguntar por las posibles alteraciones que producen esta alteración del funcionamiento del riñón, como puede ser la hipertensión arterial, la retención de líquidos, cansancio, sensación constante de frío, apatía.

El riñón puede verse afectado por la baja autoestima y la devaluación de uno mismo, lo que produce en la persona desesperanza ante el futuro, pero con frecuencia. La disfunción del riñón puede ser la consecuencia de una situación de estrés mantenida en el tiempo.

El riñón, además, al igual que el resto de los órganos se va a ver afectado por una mala alimentación, en el caso del riñón se va a ver afectado especialmente por una ingesta excesiva de proteínas de origen animal. También puedes revisar videos sobre cómo cuidar nutricionalmente el riñón para favorecer la curación de este síndrome del músculo piramidal izquierdo.

Por ello en los casos de dolor de espalda de irradiación izquierda debemos de valorar el funcionamiento del riñón e iniciar un tratamiento global que incluya la modificación de los malos hábitos alimenticios junto a una correcta manera de gestionar las emociones y un tratamiento a base de hierbas.

Reducen un 60% el Dolor del Músculo Piramidal mediante Infiltraciones

El síndrome del músculo piramidal es una entidad clínica que se caracteriza por dolor irradiado a la región glútea y a la cara posterior del muslo.

Especialistas de Rehabilitación del Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva han logrado reducir un 60 por ciento de media el dolor del síndrome del músculo piramidal mediante infiltraciones de toxina botulímica guiadas por ecografía.

Lo han hecho en el marco de un proyecto de investigación liderado por el doctor Carlos Cordero, en el que ha participado como colaboradora la doctora Mónica García, del Servicio de Urgencias del centro hospitalario, ha informado éste en un comunicado.

El síndrome piramidal es una entidad clínica que se caracteriza por dolor irradiado a la región glútea y a la cara posterior del muslo, provocando una sintomatología que puede simular una ciática, y que se produce por una posible comprensión o atrapamiento del nervio ciático por el músculo piramidal o piriforme.

Los autores han constatado la seguridad y utilidad de esta técnica de infiltración guiada por ecografía de toxina botulínica tipo A en el músculo piramidal, que se viene realizando en la Unidad de Rehabilitación Intervencionista del Hospital Juan Ramón Jiménez, concluyendo que la realización de dicha técnica produce una reducción del dolor estadísticamente significativa, concretamente, más de un 60 % de media.

Igualmente, los especialistas han objetivado que la técnica es igual de eficaz con independencia del volumen de dilución utilizado.

Este trabajo ha recibido el premio a la mejor comunicación presentada por especialistas de rehabilitación en el 69 Congreso de la Sociedad Andaluza de Medicina Física y rehabilitación (SAMFYRE) y el II Congreso Internacional Portugués-Andaluz, organizado conjuntamente por las sociedades científicas andaluza y lusa (SPMFR) de la especialidad.

Síndrome del Músculo Piramidal en el Embarazo. ¿Está relacionado con la ciática?

Muchas mujeres refieren un dolor similar al de la ciática durante el embarazo.

El dolor de la ciatalgia está más localizado a nivel del centro del glúteo, es una sensación parecida a un mordisco, y que además produce en muchos casos una cojera moderada.

En cambio, el síndrome del piriforme es un dolor localizado en la región lumbar, nalgas, cadera, parte posterior del muslo (en raras ocasiones alcanza la pierna y el pie) y aparece también durante la defecación, en el recto.

Los síntomas se agravan con la sedestación (estar sentada), por una combinación prolongada de flexión, aducción (cruzar las piernas estando sentada) y rotación interna de cadera y por la actividad.

El origen del síndrome del piriforme está relacionado con:

  • El dolor miofascial referido por los puntos gatillo del piriforme.
  • El atrapamiento nervioso y vascular realizado por el músculo piriforme en el agujero ciático mayor.
  • La mala función de la articulación sacroiliaca (la que une el sacro con la cadera).
  • Existen distintos ejercicios que podemos realizar para rehabilitar este músculo. Tenemos que tener en cuenta que a partir de las 30 semanas no deberías permanecer mucho tiempo tumbada boca arriba (síndrome supino hipotensivo).
  • Puedes acudir a fisioterapeuta para su tratamiento, en pocas sesiones mejorarás.

músculo piramidal

Dejar Comentario