≡ Menu




Músculos atrofiados: Causas, síntomas, enfermedad, tratamiento y más

Cuando hablamos sobre los músculos atrofiados nos estamos refiriendo al evento que se basa principalmente en una disminución del porcentaje de la masa muscular que se ubica en una zona en específico o en el cuerpo en general.

Causas

Las causas que hacen originar al problema que conocemos como la atrofia muscular pueden variar dependiendo del tipo de atrofia que se está tratando, es decir, en la actualidad se han determinado una clasificación que hace énfasis en tres tipos de atrofia muscular, los cuales se les conoce como la patológica, psicológica y finalmente se ubica la atrofia muscular neurogénica.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Tomando en cuenta a la atrofia psicológica, mencionamos que este evento ocurre cuando un individuo no usa los músculos el tiempo adecuado, es decir, se presenta cuando una persona no trabaja o simplemente no utiliza los músculos, provocando de esta manera que estos pasen a un estado de inactividad.

Este tipo de atrofia se asocia con los pacientes que trabajan en zonas donde pasan horas sentado, del mismo modo que se caracteriza por estar entre las personas que poseen una limitación en los movimientos.

Entre las causas que se vinculan con la atrofia muscular psicológica se destaca poca o ninguna actividad en la que se trabajen los músculos de una parte del cuerpo o en todo el organismo, seguido a esto también se encuentran los pacientes de un reciente ataque cerebrovascular o cualquier tipo de problema que afecte las regiones cerebrales y traigan con consecuencia limitaciones en algunos movimientos.

Como dato curioso que se obtiene al momento de hablar sobre la atrofia muscular es que las personas que están constantemente sometidas a estar presente en sitios donde no existe la gravedad, es decir, que pasan tiempo en el espacio estas son propensas a sufrir de la atrofia psicológica.

Por otra parte, se habla sobre la atrofia patológica, siendo este problema el que aparece en la población que está pasando por la etapa del envejecimiento o sufren de una enfermedad que lo han puesto en un estado inactivo. No está demás mencionar que una de las enfermedades más comunes que producen este tipo de atrofia se menciona al Síndrome de Cushing.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Por último, nos encontramos con la atrofia muscular que se encuentra clasificada como la neurogénica, siendo esta destacada por ser el caso más grave que se puede presentar con relación a los tipos de atrofias existentes entre los seres humanos.

Tomando en cuenta las causas que originan a dicho evento se destacan a las lesiones que pueda sufrir un paciente, del mismo modo que se mencionan algunas enfermedades que causan que los músculos comiencen a perder fuerza y volumen en el cuerpo de la persona, cabe destacar que dicha enfermedad se encuentran los problemas que afectan a los nervios y las conexiones que están establecidas en los músculos.

Con respecto a la enfermedad que puede causar este tipo de atrofia muscular se destaca un caso que puede ser común en la población, teniendo en cuenta al Esclerosis lateral amiotrófica o también conocida como la ELA o denominado como la enfermedad de Lou Gehrig. (Ver artículo: Órganos del sistema inmunológico)

Síntomas

Al momento de hablar sobre los síntomas que se involucran con el transcurso del evento de una atrofia muscular podemos destacar que estos signos llegan a ser un paso clave para poder determinar dicho problema, del mismo modo estas características se hacen relevantes ya que son sumamente específicas, es decir, perjudican y afectan únicamente a los músculos, por lo que los pacientes que sufran de este problema no comenzarán a presentar síntomas en otra de las estructuras que componen a su organismo.

El síntoma más relevante de todos, es que la atrofia muscular es un problema que disminuye en un gran porcentaje las capas que se asocian con la masa muscular del cuerpo en general o de una zona en específico, no obstante, tomando en cuenta esto, nos topamos que la pérdida del volumen del cuerpo tiende a ser un factor relevante para conocer este problema, del mismo modo que la persona es capaz de presentar problemas como la pérdida de la fuerza.

Cabe destacar que tomando en cuenta los casos en el que las personas que han sufrido de un evento de la atrofia a nivel muscular este es capaz de observar que alguno de los ambos brazos o cualquiera de las piernas de su cuerpo se hace notar más pequeñas o más débiles con respecto a la otra extremidad, es decir, la persona podría observar que posee un brazo más pequeño que el otro por lo que, esto resulta ser un síntoma principal y clave para lograr diagnosticar dicho problema que afecta a la salud muscular.

Por otra parte, no está demás mencionar que la persona que está sufriendo de una atrofia muscular o pérdida en la masa muscular del cuerpo, este también esta propenso a padecer de grandes síntomas que caracterizan a la debilidad, esto viene dado ya que el paciente está perdiendo la fuerza junto a los músculos, provocando de esta manera que se vea limitado a realizar cargas pesadas o llevar a cabo actividades físicas que antes del dicho evento realizaba con total tranquilidad, es decir, cuando ejecutaban ejercicios que involucraban el peso, por lo que ahora podría tener dificultades para elaborar estos movimientos.

En resumen, los síntomas que se presentan cuando una persona está padeciendo de una atrofia a nivel de la masa muscular de todo el cuerpo de una zona en específico, este es capaz de presentar una gran pérdida en el volumen de los músculos, este problema viene acompañado de la pérdida de fuerza, al mismo tiempo que se aparecen la debilidades en las extremidades del individuo o en el sitio donde se están reduciendo las capas de los músculos.

No obstante, estos signos son capaces de hacer que la persona presente grandes dificultades, limitaciones o problemas para poder realizar un ejercicio que antes del dicho evento podría llevar a cabo con total normalidad, del mismo modo que también son propensos a padecer de limitaciones para levantar grandes cargas. (Ver artículo: Sistema músculo esquelético)

Dolor

Se puede mencionar que los dolores que se presentan en la zona donde se encuentran ubicados los músculos junto a la atrofia muscular poseen un vínculo entre estos dos factores, los cuales están unidos mediante la presencia de enfermedades o problemas de salud que estén lejos de un atrofia pero a pesar de esto, son capaces de provocar alguna.

Tomando en cuenta lo anteriormente dicho, las enfermedades tal como la artritis reumatoides u otro cualquier problema de salud que pueda provocar intensos y constantes dolores en la parte de las articulaciones y debilitaciones en los huesos de la persona, son los problemas de salud que llegan a ser capaces de originar una limitación entre los movimientos que desea emplear el paciente que está sufriendo, provocando de esta manera que la persona comience a iniciar los síntomas que se vinculan con la atrofia muscular.

Como se ha mencionado en casos anteriores, una de las causas más comunes que pueden llegar a provocar que los músculos pasen a ser atrofiados mediante este problema de salud, suelen encontrarse con enfermedades que provocan dolores durante el empleo de algún movimiento de cualquier parte del cuerpo o a su vez, limitaciones para lograr completar el eje de las articulaciones, no obstante, unas de las enfermedades más famosas vinculadas con este facto se menciona a la artritis reumatoides.

La artritis reumatoide es una enfermedad grave, la cual se basa principalmente en grandes escalas de dolores en todas las articulaciones que componen al cuerpo, sin incluir las articulaciones no móviles (Siendo esta la que se ubica en el hueso del cráneo), por lo tanto, este problema llega a hacer que el paciente muestre limitaciones para llevar a cabo algún movimiento, provocando de esta manera que la persona comience a sentir dolor o incomodidad para poder emplear un ejercicio físico de baja intensidad.

No obstante, cuando una persona está presentando el caso de sentir problemas, dolores y limitaciones al momento de realizar un movimiento que implique llevar a cabo ejercicios, esta persona pasa a un estado de inactividad física, esto viene dado por los dolores que aumentan su intensidad durante el transcurso de los ejercicios, provocando de esta manera que el paciente aumente las probabilidades de originar una atrofia muscular, la cual hace énfasis en el tipo psiocológica.

No está demás mencionar que los dolores forman parte de los síntomas poco frecuentes que aparecen durante los problema de atrofia muscular, los cuales llegan a hacer énfasis en el sitio afectado o simplemente pueden aparecer en algunos niveles de la espalda de la persona, provocando de esta manera que el paciente tome una curvatura en esta estructura y comience a presentar dificultades o incomodidades al momento de llevar a cabo la marcha.

Finalmente, con respecto a los tratamientos más eficaces para poder aliviar los dolores en cualquier parte del cuerpo que se involucren con una atrofia muscular se encuentran a la realización de los ejercicios en el abajo o simplemente llevar a cabo una terapia de rehabilitación acuática, esto viene dado ya que los movimientos físicos empleados logran hacer que los músculos atrofiados comiencen a tomar tonificación, volumen y finalmente se relajen y comience a bajar las escalas de los dolores. (Ver artículo: Tipos de hueso)

La enfermedad que atrofia a los músculos

Una de las enfermedades que se conocen en el mundo y que resultan ser las más comunes que traen consigo la aparición de la atrofia muscular es la Esclerosis lateral amiotrófica, también conocida como la enfermedad de Lou Gehrig o simplemente por las siglas de ELA.

Este problema de salud se basa principalmente en generar conflictos en las neuronas que se ubican en la corteza cerebral, del mismo modo también afecta al tronco cerebral junto a la médula espinal, provocando de esta manera que los nervios que están conectados hacia los músculos se vean perjudicados.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Con respecto a las causas poco frecuentes que se asocian con la enfermedad ELA, mencionamos que esto puede ser causado por un defecto en la parte genética de la persona, a pesar de esto, también se pueden presentar otros factores que aún no han sido determinado por los médicos y las personas en el área científica de la medicina.

El esclerosis lateral amiotrófica es un problema grave de salud ya que este es capaz de provocar que las neuronas de las personas comiencen a desgastarse de forma rápida o a su vez, estas mueran, provocando de esta manera que ya los músculos no reciban mensajes o señales eléctricas provenientes del sistema nervioso del organismo.

Cuando este caso no es tratado a tiempo, comienza a deteriorar el cuerpo, causando que los músculos se debiliten cada vez más, de igual manera también se observan espasmos corporales y finalmente las limitaciones para realizar movimientos en las extremidades o en el cuerpo en general.

No está demás mencionar que esta enfermedad empeora de forma lenta, por lo tanto, cuando un paciente es diagnosticado con este problema de salud tiene cierto límite de tiempo para iniciar con los tratamientos y evitar que este continúe.

Cabe destacar que cuando el ELA está en una fase muy adelantada, este llega a afectar a los músculos que se encuentran en la zona torácica del cuerpo, causando de esta manera que dichos músculos comiencen a trabajar de formar anormal o simplemente dejen de realizar la función que estos ejercen, por lo que es común observar que el paciente comenzará a presentar grandes problemas para poder respirar, en algunos casos resulta ser imposible respirar para los pacientes.

Como dato curioso que se obtiene de la enfermedad esclerosis lateral amiotrófica o también conocida como la enfermedad de Lou Gehrig, es que este es un evento que posee muy pocos casos registrados en la población mundial, es decir, es poco frecuente observar al ELA.

Los datos señalan que existe un aproximado de 5 pacientes afectados por la enfermedad de Lou Gehrig en una población de 100.000 individuos, por lo que resulta ser un problema de salud que aún no se poseen los datos o las características para lograr diagnosticarlo. (Ver artículo: Huesos del pie)

Tratamiento para los músculos atrofiados

La vía del tratamiento que se emplea para la mayoría de los casos de los pacientes que han sido afectados por cualquier tipo de un atrofia muscular resultar ser la misma solución: añadir una dieta sana en la persona acompañado de una rutina de ejercicios para aumentar la calidad de la actividad física del individuo y comenzar a reactivar el cuerpo del paciente.

Tomando en cuenta el caso de los músculos atrofiados por poca o ninguna actividad física, destacamos que es el tipo de atrofia muscular más fácil para tratar ya que el tratamiento simplemente se basa en el cambio en la vida de la persona, por lo que se observa que el médico la recitará una dieta sana y balanceada, la cual tendrá una gran fuente de proteínas y carbohidratos para aumentar y comenzar a añadir la masa muscular del cuerpo o de la zona afectada.

Del mismo modo, la persona estará sometida a una serie de ejercicios que podrá realizar en un gimnasio o simplemente desde la comodidad de su hogar.

Continuando con el caso anteriormente planteado, mencionamos que los tipos de ejercicios y las rutinas que tendrá que comenzar a emplear el paciente se basarán en movimientos físicos que impliquen en ganar masa muscular y desarrollarla, al mismo tiempo que la persona comenzará a ganar fuerza mientras que este hace crecer a sus músculos. Cabe destacar que para desarrollar masa muscular la persona deberá de unir la dieta balanceada al mismo tiempo que utiliza una rutina de ejercicios adecuada para poder ganar fuerza y tonificación.

Por otra parte, mencionando los casos de la atrofia muscular que ha sido causada por accidentes cerebrovasculares u otros problemas de salud que han afectado principalmente a la corteza cerebral y a los nervios que se conectan con los músculos del cuerpo, mencionamos en primer instante que los paciente también deberán de iniciar una vida repleta de ejercicios acompañado de comidas balanceadas, esto con el fin de luchar contra las limitaciones que posea una persona para emplear un movimiento de su cuerpo, al mismo tiempo que ganar un control sobre sus músculos y desarrolla la fuerza en los mismos.

Cuando una persona es paciente de enfermedades que limitan sus movimientos corporales, este podrá tomar la vía del tratamiento que se basa en el empleo de herramientas ortopédicas, no obstante, de igual manera se presentará las fisioterapias que se centrarán en corregir estos problemas.

No está demás mencionar que cuando la persona está presentando los síntomas de un caso avanzado de alguna enfermedad que junto a la atrofia muscular coloca en peligro su estado de salud, la persona podrá tomar la decisión de someterse a una intervención médica, la cual tendrá como fin solucionar todos los problemas graves que estén afectado a otras funciones del cuerpo, también se puede mencionar que las cirugías ayudan a corregís las contracturas que afecten al porcentaje de la masa muscular de una zona en específico o del cuerpo en general.

¿Cómo recuperar los músculos atrofiados?

Cuando una persona está sufriendo de una atrofia muscular se dice que esta ha perdido un porcentaje considerable de la capa muscular o también conocida como la masa muscular, provocando de esta manera que aparezcan los síntomas que diagnostican a este problema de salud, teniendo en cuenta que la persona podría observarse mucho más delgada o simplemente se hace notar que una extremidad tal como el brazo o la pierna es más pequeña que la otra, acompañado a todo esto también se presenta el signo de una pérdida de fuerza y finalmente aparece la debilidad.

Para poder recuperar los músculos que han sido afectados por el evento de la atrofia, mencionamos en primer instante que esto puede llegar a depende del tipo de problema que se está tratando, es decir, tomando en cuenta la atrofia muscular que se presenta durante el proceso del envejecimiento o simplemente ha sido causada por la inactividad y poco uso de los músculos, destacamos que este resulta ser parte de las soluciones más simples ya que con una buena dieta basada en proteínas y carbohidratos junto a una serie de ejercicios cotidianos la persona podrá revertir los síntomas que ha provocado este evento muscular.

No está demás mencionar que cuando un paciente que ha sufrido de la atrofia muscular desea comenzar a iniciar una vida saludable este deberá de contactar en primer instante a un médico o una persona profesional que este capacitada en el área de la nutrición y de los ejercicios ya que este individuo será el encargado de programar los movimientos físicos o las actividades, la intensidad de los mismos y finalmente la dieta que necesitará el paciente.

Entre las recomendaciones que se dan hoy en día, las personas que están sufriendo de una atrofia muscular o han sufrido de alguna y desean revertir todos los problemas que trajo consigo, mencionamos en primer instante a los ejercicios empleados en alguna piscina, ya que estos poseen una gran intensidad y manejo de todos los músculos, provocando de esta manera  que el individuo reactive las zonas que estaban sin mucho uso, al mismo tiempo que los tonifica y recupera la fuerza perdida durante este problema de salud muscular.

Continuando con las recomendaciones, también se destaca que otro factor de gran relevancia es que la persona se someta a unas fisioterapias, ya que estará en la supervisión de personas capacitadas en el problema que se está tratando, no obstante, de esta manera se logra observar el empleo de herramientas o instrumentos ortopédicos adecuados para la situación, no obstante, se llevaran a cabo movimientos físicos que  harán que la persona comience a trabajar con los músculos dependiendo de la intensidad del ejercicio.

Por último, caminar adentro de una piscina y dar algunas vueltas también resultan ser otras recomendaciones, ya que de esta manera la persona trabajará con un ejercicio que posee un bajo riesgo de peligro, al mismo tiempo que este trabaja con el desarrollo de la masa muscular que se encuentra en las extremidades inferiores de su cuerpo.

Por falta de ejercicio

Como se ha mencionado en casos anteriores, el tipo de atrofia muscular que se presenta por la falta de ejercicios o simplemente por la poca actividad física de una persona se le conoce bajo el nombre de la atrofia psicológica, siendo esta la que es propensa de aparecer en los cuerpos de las personas que pasan muchas hora sentados, teniendo como ejemplo principal a las personas que poseen un trabajo en el que se vean obligados a estar en esta posición durante mucho tiempo, es decir a las personas que cuyo oficio es ser un chofer o simplemente un profesional que trabaja en la oficina.

Tras ser una atrofia muscular que surge tras poca o ninguna actividad física, esta resulta ser el tipo de atrofia más fácil de tratar ya que la solución se basa principalmente en activar y comenzar a trabajar con los músculos del cuerpo, haciendo énfasis en los que están siendo afectados por este event.

No obstante, se debe de tomar en cuenta una rutina de ejercicios que inicie con poca intensidad y luego se agregue un poco de peso o de dificultad para completar dicho movimiento, esto con el fin de lograr el correcto desarrollo muscular de la persona, causando de esta manera que el individuo comience a tomar la forma que poseía antes de la atrofia y recupere la fuerza perdida.

Para volver a recuperar los músculos y el funcionamiento del organismo que poseía el paciente antes de ser afectado por el desgaste muscular, mencionamos que esto no solo se basa en el empleo de ejercicios sin importar el lugar (hogar, piscina o gimnasio), de igual manera se trata de llevar a cabo una alimentación sumamente saludable, la cual puede hacer énfasis en consumir elementos que resulten fundamentales para el crecimiento y desarrollo de la masa muscular del cuerpo, por lo que es común observar recomendaciones que se traten en alimentos como el arroz, la pasta, carnes, huevo, entre otros, siendo estos las principales fuentes de carbohidratos y proteínas.

La atrofia que afecta a los músculos que se origina por la falta de ejercicios es na de las que posee la característica principal de ser la que mayor casos posee, ya que en la actualidad se presentan muchos oficios y trabajos que obligan a la persona a estar sentada o simplemente a no utilizar los músculos con tanta frecuencia, sin embargo, por otra parte también se caracteriza por ser la atrofia que posee la solución más fácil de todas.

No está demás mencionar que los astronautas o las personas que son sometidas a involucrarse con la poca presencia de la gravedad también pertenecen a un grupo de ser propensos a sufrir de una atrofia muscular de tipo psicológica, esto viene dado por la inactividad de la fuerza proveniente de los músculos, al mismo tiempo que en este contexto se presentan diversas alteraciones en todo el organismo, los cuales pueden traer consigo la aparición de problemas leves de salud.

Dejar Comentario