≡ Menu




Músculos esqueléticos: ¿qué son? Función, carácterísticas, tipos y más

Los músculos esqueléticos simbolizan uno de los dos tipos de músculos estriados (el otro es el músculo cardíaco). Su función es aseverar las destrezas motoras del cuerpo en su entorno, consintiendo que el esqueleto se mueva espontáneamente.

Músculos esqueléticos

¿Qué Son?

Los músculos esqueléticos son los primordiales músculos del cuerpo humano que disponen la mayor parte de su masa. El sistema nervioso central coordina los músculos esqueléticos. Los músculos esqueléticos constituyen células musculares con diversos núcleos, nervios, tejido conectivo y vasos sanguíneos.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Es mediante los músculos esqueléticos que el cuerpo se conserva, las articulaciones son firmes, se efectúan movimientos y se origina energía mediante contorsiones de intensidad inconstante.

Características

  • Funciones del tejido muscular
  • Movimiento
  • Preservar la postura
  • Estabilidad de las articulaciones
  • Obtención de calor
  • Excitabilidad: capacidad de apreciar y revelar ante una incentivación.
  • Contractilidad: capacidad de retraerse con fuerza en representación de una incentivación apropiada.

Músculos esqueléticos

Función de los Músculos Esqueléticos

Ejercen el rol de efector en el caso de una reacción miotatica y poseen la ocupación de aseverar la motricidad del cuerpo (desplazamiento esquelético) gracias a su contorsión. Entre los músculos estriados esqueléticos más populares se hallan los bíceps, cuádriceps o abdominales.

Tipos

Existen fundamentalmente dos tipos de fibras musculares. Las fibras blancas “rápidas” y las rojas “lentas”. En el lenguaje diario se dice seguido: naces para ser velocista, estas hecho para ser corredor Esto concierne, aunque de manera muy simple, a la contextura de la fibra muscular.

Tambien Te Recomiendo Ver...

La simetría correcta entre las fibras rojas y blancas está explícita hereditariamente.

Estas clases de fibras musculares con sus desiguales características pueden subdividirse de la siguiente forma:

Fibra muscular tipo I (roja, espasmos lentos)

  • rico en mioglobina, el pigmento rojo de la sangre de los músculos
  • elevada capacidad de oxígeno
  • elevada productividad de consistencia de dinamismo
  • velocidad de contracción lenta

Fibra muscular tipo II b (blanca, glicolítica de contracción rápida)

  • menos mioglobina, por lo tanto, más blanco
  • poca facultad de oxígeno, por lo tanto, fatiga rápida
  • elevada fuerza máxima y beneficio rápido de la fuerza
  • velocidad de contracción rápida

El tipo mixto

  • estructural y funcionalmente entre fibras de tipo I y II
  • rápido desarrollo de potencia con fatiga lenta

Contrariamente a la repartición heredada, la simetría de fibras musculares puede variar, pero solamente en una trayectoria. Las fibras blancas rápidas pueden cambiarse en las fibras rojas que se cansan paulatinamente mediante un entrenamiento determinado (de resistencia). Si esto es deseable o no depende del anhelo de aprendizaje pertinente.

Músculos esqueléticos

Clasificación

Existen cerca de 600 músculos en el cuerpo y la masa muscular simboliza el 43% de la masa total.

Un músculo posee al menos un vientre, que es la porción contráctil y dos tendones que admiten la alianza con el esqueleto.

Obedeciendo a la disposición de sus fibras diferenciaremos diversas clases de músculos.

  • Músculo paralelo y fusiforme:

Las fibras musculares confluyen hacia el borde del tendón. Estos músculos suelen poseer uno o más vientres y por lo tanto dos o más tendones (Ejemplo: uno de los líderes del bíceps braquial).

  • Monogástrico = 1 vientre solamente
  • Bíceps = 2 vientres
  • Tríceps = 3 vientres
  • Cuadriceps = 4 vientres

Músculos esqueléticos

  • Músculo penniforme:

Las fibras musculares se incrustan al costado del tendón. No están encaminados paralelamente al eje muscular. Se dirá: músculo unipenné, bipenné y multipenné (Ej: el glúteo grande).

  • Músculo convergente o aserrado:

Las fibras musculares iniciarán en diferentes puntos de inclusión y concurrirán hacia un solo tendón (Ej: pectorales).

  • Músculo circular:

Las fibras están colocadas en un círculo concéntrico (Ej: músculos orbiculares).

Trastornos

La repetición de los trastornos musculoesqueléticos (TME) ha acentuado asiduamente durante los últimos quince años aproximadamente. Estos dolores en los músculos y articulaciones de las extremidades superiores (lumbalgia, tendinitis, epicondilitis, dolor cervical, entre otros) encarnan hoy en día el principal inconveniente de salud laboral.

La descripción de trastornos musculoesqueléticos es muy extensa. Se puede suponer que contienen numerosas afecciones distinguidas por dolor muscular y articular, que se delimitan de diferentes formas, primariamente en las extremidades superiores: hombro, codo, muñeca, mano y dedo, pero además, algunas veces, rodilla, tobillo y pie. (Ver Articulo: Enfermedades en los huesos)

Asimismo, los trastornos musculoesqueléticos más habituales están constituidos por lumbalgia, síndrome del túnel carpiano, tendinitis del hombro, epicondilitis lateral (codo), etc. Su primordial particularidad es que todos ellos son imputables a mímicas iterativas, que acarrean a un sobreesfuerzo de los músculos, tendones, nervios o cartílagos.

Inversamente a lo que se opina, el incremento de los trastornos musculoesqueléticos en los países industrializados manifiesta un quebranto de las circunstancias de trabajo en los últimos veinte años. Efectivamente, aunque unos trances se han reformado, algunas restricciones se han vuelto más precisas, en específico las atribuidas en la persecución del rendimiento, como las labores iterativas que deben efectuarse en lapsos de tiempo cada vez más cortos.

Pero estas enfermedades no sólo afligen a los trabajadores de los sectores agrícola, de la construcción o industrial, en los que las condiciones físicas son vitales (industrias alimentarias, metalúrgicas, canteras y areneros, industrias del automóvil).

Las acciones de servicios se ven cada vez más perjudicadas: servicios personales, salud, acciones sociales, hoteles, restaurantes, etc. Los trabajadores de oficina y los encargados de supermercados también se ven cada vez más perjudicados.

Las secuelas de los trastornos musculoesqueléticos son esencialmente alarmantes. Más allá de las derivaciones perniciosas para las personas (dolor, incomodidad en el empleo y en la vida cotidiana, efectos funcionales a veces irreversibles, riesgo de pérdida del empleo) y las empresas, el coste socioeconómico es superior (cuidados, subsidios diarios, etc.) (Ver Articulo: Sistema Musculo Esqueletico)

Los antecedentes de la red piloto de vigilancia epidemiológica, creada en 2002 en la región son fundamentalmente atrayentes. El rastreo de los trastornos musculo esqueléticos en las empresas por parte de 80 médicos de salud ocupacional plantea que de los 2.685 empleados elegidos (38 años de media), el 13% tenía al menos un TME en el miembro superior, especialmente tendinitis de hombro y síndrome del túnel carpiano.

Las mujeres se ven aquejadas con mayor frecuencia (15% frente al 11% de los hombres) y la prevalencia se eleva con la edad, y es superior después de los 50 años. Y desde los síntomas iniciales, debe preguntar.

Lesiones

La lesión muscular es una contusión del músculo esquelético, que se retrae reiteradamente durante una disciplina física más o menos intensa. Las lesiones pueden ser benignas y desvanecerse ligeramente o, en cambio, tornarse peligrosas, inclusive serias.

Existen diversas clases de lesiones musculares:

  • Calambre: es una contorsión temporal y dolorosa. Perdura de unos minutos a unas horas.
  • Contractura: es un calambre perseverante que se aprecia después de un esfuerzo. Puede persistir varios días.
  • Alargamiento: el músculo se extiende. El dolor es penetrante cuando se mueve, pero es enérgico en reposo.
  • Descomposición: diferentes fibras musculares se desgarran durante el ejercicio. Por lo general, no se pueden tocar los músculos adoloridos durante varios días.
  • Desgarro: Esta es la lesión muscular más peligrosa. El músculo adolorido está totalmente roto. El dolor es muy agudo.

Principales

He aquí una lista muy breve:

Los músculos de la apariencia facial, que cercan las hendiduras de los ojos, la boca y la nariz. Nos admiten notificar y enunciar una gran variedad de emociones. Su peculiaridad es proporcionar un movimiento a la piel más que a una articulación.

Los músculos de los movimientos oculares (globos oculares), que se definen por una capacidad de contorsión rápida y constituyen fracciones de los músculos esqueléticos que se vigilan con la mayor precisión. Músculos del movimiento de la lengua cuyo movimiento es básico para hablar, masticar, degustar y tragar.

Los músculos de los movimientos de la mandíbula inferior, además conocidos como músculos masticadores ya que es por su labor que se mastica el alimento. Son parte de los músculos más fuertes del cuerpo, estos músculos afanando conjuntamente, hacen que la fuerza de la mandíbula pueda alcanzar a 25 kg en los incisivos y más de 90 kg en los molares.

Los músculos de los movimientos de la cabeza, así como su sostenimiento en armonía sobre la columna vertebral, que admiten los movimientos de flexión, extensión, inclinaciones laterales y rotaciones.

Los músculos respiratorios, o sea, los que transforman el volumen de la cavidad torácica y consienten el movimiento de ventilación. El más magnánimo y transcendental de estos músculos es el diafragma, que por su contorsión produce inspiración.

Otros músculos, varios, componen la respiración. Los conocidos “músculos inspiratorios costales”, que procuran abrir la caja torácica tirando de las costillas y del esternón y de los músculos espiratorios, como los abdominales, que al retraerse estimulan hacia atrás las vísceras, que a su vez incitan hacia atrás el diafragma, minimizando así el tamaño de la cavidad torácica y estimulando la compresión de los pulmones y la expulsión de aire.

Los músculos abdominales están constituidos por los oblicuos transversal, derecho del abdomen, externo e interno.

Estos músculos se desarrollan desde el pecho y la columna vertebral hasta la parte superior de la pelvis. Ayudan a dominar y resguardar las vísceras y la columna vertebral, interceden en la respiración y ejercen un rol en la flexión, flexión lateral y rotación de la columna vertebral. Además, intervienen en la defecación, la micción y generan la energía requerida para el parto.

El suelo pélvico y los músculos del periné que cierran la pelvis inferior, mantienen las vísceras en su lugar, auxilian con la micción; conservan cerrado el canal anal y el ano, etc.

Los músculos de los movimientos espinales, muy numerosos, establecen una arquitectura complicada. Componen la mayor masa muscular del cuerpo, muestran una gran variedad de aspectos, en muchos sitios se intercalan (unos son superficiales, otros profundos) y sus lugares de origen y sus inclusiones son muy diferenciados.

Gracias a la agitación de la cabeza y la columna vertebral, la labor de estos músculos se reduce en flexión, extensión, flexión lateral, rotación, traslación y principalmente estabilidad del tronco. Obedeciendo a su labor sobre las costillas, algunos de estos músculos además admiten la prominencia de las costillas durante la inspiración.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Los músculos de los movimientos del cinturón escapular que admiten los movimientos del omóplato y la clavícula. Básicamente, estos músculos requieren como meta garantizar la escápula para que funcione como un punto de amarre firme para la mayoría de los músculos que movilizan el brazo.

Los músculos de los movimientos del húmero. La mayoría de estos músculos se generan en el omóplato, los músculos escapulares. Los otros, que están incorporados al esqueleto del tórax, como el pectoral mayor y el gran dorsal, se conocen como músculos axiales.

Estos músculos (especialmente los profundos) vigorizan y garantizan la articulación del hombro y originan todas las probabilidades de movimiento del brazo en relación con el omóplato: antepulsión, retropulsión, abducción, aducción y rotación interna o externa.

Los músculos de los movimientos del radio y del cúbito que en su mayor parte notifican en la flexión y extensión del codo. Algunos músculos además suministran pronación y supinación.

Los músculos de la muñeca, la mano y los movimientos de los dedos. Estos músculos son muy numerosos y variados porque las aptitudes motoras (agarre, etc.) de la mano y de los dedos en particular son muy sofisticadas y extremadamente finas.

La mayoría de los músculos de movimiento del fémur se producen en la faja pélvica y se implantan en el fémur. Entre los más conocidos se hallan los psoas, glúteos y aductores. Debido a su forma articular, la articulación de la cadera puede agitarse en varias direcciones: flexión, extensión, abducción, aducción y rotación.

Los músculos que funcionan sobre el fémur, la rótula y la tibia. Algunos suministran la amplificación de la pierna (y además contribuyen en la flexión del muslo) cuyos cuádriceps femorales son uno de los músculos más grandes del cuerpo; otros, en la parte posterior del muslo, contribuyen a la flexión de la pierna.

Los músculos de los movimientos de los pies y de los dedos de los pies. Estos músculos son numerosos y diferenciados y consienten una gran diversidad de movimientos del pie (flexión, extensión, supinación, pronación, abducción, aducción, eversión e inversión) y de los dedos (flexión, extensión, abducción, aducción).

Superficiales

Los músculos superficiales: por ejemplo, los bíceps y tríceps, pectorales grandes, deltoides y cuadriceps. Están más separados de las articulaciones que los músculos profundos. Son abultados y perceptibles debajo de la piel. Sus fibras son tipo II rápido. Su diligencia depende fundamentalmente de la voluntad y no se autorregula por reflejo. Tienen tres particularidades: muy voluntario, muy agotador, atrofia al último.

Músculos esqueléticos

De la cabeza

  • Músculos masticadores
  • Músculos de la piel al menos una de las inclusiones musculares se hace en la cara profunda de la piel, cumplen con un rol en la expresión facial. Favorecen a la apertura y cierre de los orificios naturales. Interceden en el habla.
  • Músculos unidos a los órganos y vísceras de la cabeza (oído, ojo, velo del paladar, lengua, faringe)

Músculos esqueléticos

Bloqueadores del canal de calcio – músculos esqueléticos

El dantroleno comprime la fuerza de contorsión de los músculos estriados al impedir la liberación de calcio del retículo sarcoplásmico. Posiblemente trabaja al intervenir los receptores de ryanodine. En dosis terapéuticas, no posee ningún resultado sobre el miocardio o los músculos lisos, porque la separación de los cambios intracelulares de calcio se encubre por la admisión predominante de calcio extracelular.

Se usa por vía oral en el tratamiento de contracturas espásticas neurológicas, hemiplejía, paraplejía por esclerosis múltiple y por vía intravenosa en el tratamiento de la hipertermia maligna para comprimir las contracturas musculares. El primordial resultado subsiguiente del dantroleno en el empleo crónico es la hepatitis. Puede proveer una coloración anaranjada a la orina. Hipotonía muscular es viable en caso de sobredosis.

Modelización e Identificación de los Músculos Esqueléticos

Las primordiales contribuciones de esta tesis se corresponden a la modelización y la identificación de los músculos esqueléticos bajo estimulación eléctrica funcional para la rehabilitación de las extremidades paralizadas.

Los objetivos de la modelización son dos:

El disimulo y la recopilación del movimiento, para valuar los efectos del sistema a priori y, 2) ensayar y autorizar los regímenes de control asentados en el modelo de control mencionado, como el control adaptativo o el control predictivo.

El modelo muscular presentado es un modelo insólito a escala múltiple exhibido en el lugar del estado con un agregado de ecuaciones diferenciales donde la admisión es una señal eléctrica correspondiente a un estimulador eléctrico tal como el “PROSTIM” que ofrece la posibilidad de sintonizar la amplitud, el ancho del pulso y la frecuencia de la señal eléctrica de estimulación, y los resultados son la fuerza muscular y la rigidez.

El modelo planteado abarca el proceder dinámico macroscópico (escala muscular) y microscópico (escala de fibra) del músculo con dos entradas de control, un acceso “estático” para la tasa de reclutamiento y un acceso “químico”.

Las medidas de este modelo se asemejaron empíricamente en cualidad isométrica en un animal con el clásico técnicas de tipificación como Levenberg-Marquardt y el Filtro Kalman Extendido.

Diagnóstico Potencial de la Inflamación del Músculo Esquelético y Cardíaco en el Salmón del Atlántico en una Operación de Acuicultura de la Columbia Británica

Esgrimiendo procesos actualmente incrustados e integrados, un componente de investigación internacional dirigido por la científica del Ministerio de Pesca y Océanos de Canadá (DFO, por sus siglas en inglés), Kristi Miller, ha precisado una viable inflamación de los músculos esqueléticos y cardíacos (SMI, por sus siglas en inglés) en el salmón atlántico de piscifactoría de una planta de acuicultura de Columbia Británica en 2013-2014.

Esta indagación se llevó a cabo como parte de la Iniciativa Estratégica para la Salud del Salmón (SHSI, por sus siglas en inglés), una ayuda entre Ministerio de Pesca y Océanos de Canadá, la Fundación del Salmón del Pacífico (PSF, por sus siglas en inglés) y Genome British Columbia, para entender mejor la distribución de microbios y enfermedades en salmones silvestres y de piscifactoría (criaderos y acuicultura) en Colombia Británica. (Ver Articulo: tipos de huesos)

La inflamación de los músculos esqueléticos y cardíacos es una enfermedad que perturba a los peces; no hay riesgo para la salud humana.   En Noruega, puede ser un dilema real para la productividad de las explotaciones dañadas, pero la tasa de mortalidad de peces de piscifactoría por Iniciativa Estratégica para la Salud del Salmó sigue siendo generalmente baja, ondeando entre el 0 y el 20 %.

Hasta hoy, no se ha establecido Iniciativa Estratégica para la Salud del Salmó  en el salmón salvaje del Pacífico y sólo se ha observado en el salmón atlántico de piscifactoría.   El Ministerio de Pesca y Océanos de Canadá continuará trabajando con el ISSS y la industria de la acuicultura para aprender más sobre esta enfermedad y su impacto potencial en el salmón en Colombia Británica.

Datos rápidos 

Estos resultados se limitan actualmente a una sola explotación. El Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz está adoptando medidas para comprender mejor el significado de esos resultados y establecer un camino a seguir.

La inflamación de los músculos esqueléticos y cardíacos se ha observado en el salmón atlántico de piscifactoría y se notificó por primera vez en Noruega a finales de la década de 1990.   No se han establecido las causas específicas de la HSMI.

La inflamación de los músculos esqueléticos y cardíacos no causa mortalidad masiva en peces y no es considerada una “enfermedad de declaración obligatoria” por la Organización Mundial de Sanidad Animal y la Agencia Canadiense de Inspección Alimentaria.

Se está investigando la relación causal entre el reovirus pisciano y la inflamación de los músculos esqueléticos y cardíacos , pero su papel en el desarrollo de la enfermedad sigue siendo incierto.

Según ensayos recientes en muestras archivadas, el reovirus de los peces ha estado presente en los salmónidos de la costa del Pacífico de Norteamérica desde al menos 1988.

El Departamento apoyó la investigación sobre el papel del reovirus de los peces para determinar si es un agente responsable de la inflamación de los músculos esqueléticos y cardíacos u otras enfermedades en el salmón rojo del Atlántico salvaje y de piscifactoría.   Hasta la fecha, no ha habido evidencia de inflamación de los músculos esqueléticos y cardíacos u otras enfermedades en estos estudios de laboratorio.

El estudio científico examinó 45 patógenos en más de 500 corazones de salmón de piscifactoría y no se identificaron patógenos notificables.

Cotización 

El descubrimiento de la científica Kristi Miller y su equipo de investigación aporta una nueva pieza al complejo rompecabezas de la salud del salmón de la costa del Pacífico.   Este descubrimiento es importante para la salud de los peces y la comunidad científica porque nos ayuda a entender mejor ciertas enfermedades que afectan a los peces.

Regulación de las Células Madre Adultas del Músculo Esquelético mediante la señalización de “Proteínas Morfogenéticas Óseas”.

Los músculos esqueléticos adultos tienen la capacidad de regenerarse completamente gracias a la presencia de células madre musculares llamadas satélites (SC). En contacto con cada miofibra, los SCs se activan después de un daño muscular, reparan la fibra rota y pueden renovarse.

Identificar y comprender el modo de acción de las señales que controlan las funciones del SC son pasos esenciales en el desarrollo de las terapias celulares y en la comprensión de las bases fisiopatológicas de los trastornos musculares debilitantes que afectan su potencial regenerativo.

Los datos preliminares muestran que el Gremlin1, un antagonista del BMP, bajo el control del factor de transcripción Six1, modula la señalización del BMP y la progresión del SC en la diferenciación miogénica.

En este proyecto determinaremos los mecanismos de acción celulares y moleculares del BMP y sus antagonistas para controlar las funciones del SC. Caracterizaremos el papel de los diferentes actores involucrados en la cascada de señalización BMP/TGF-ß

Utilizando diferentes modelos de ratones transgénicos con pérdida o ganancia de función específicamente en el SC de diferentes BMPs, antagonistas, receptores transmembrana y factores de transcripción de la familia Smad. Estos modelos de ratón ayudarán a dilucidar el impacto de la señalización BMP en el destino de los SCs, su capacidad de permanecer inactivos, de activarse, de autorrenovarse y de reparar las fibras musculares lesionadas.

Caracterizaremos los genes diana de la vía BMP en SC mediante análisis transcriptómicos siguiendo la modulación de la vía BMP, y validaremos mediante enfoques ChIP la implicación directa de proteínas Smad para algunas de las dianas identificadas. Caracterizaremos el papel de los complejos de transcripción Six/Eya/Dach en la señalización BMP utilizando enfoques de pérdida y ganancia de función. También analizaremos cómo las vías BMP y TGF se entrelazan para controlar finamente la progresión de SC en el linaje miogénico.

Los principales retos de nuestro proyecto son:

  1. Determinar los mecanismos celulares de susceptibilidad de los SCs inactivos a la señalización BMP.
  2. Comprender el papel de la señalización BMP durante la regeneración muscular
  3. Identificar los roles autocrinos de las señales BMP/TGF-ß en el estado SC.
  4. Caracterizar los mecanismos moleculares de la señalización BMP en SC.

Los resultados de esta investigación ayudarán a entender cómo la vía de señalización BMP controla las propiedades de las células madre musculares en su nicho y durante la regeneración y se utilizará para mejorar nuestras estrategias para mejorar la capacidad de regeneración muscular.

Magnesio para los Calambres Musculares

Los calambres musculares son comunes y pueden ocurrir en una amplia variedad de situaciones. Las personas mayores y las mujeres embarazadas a menudo se quejan de calambres en las piernas cuando están en reposo, los atletas sufren de calambres cuando empujan los límites de su resistencia, y algunas personas sienten calambres musculares como un síntoma de otros problemas médicos. Un tratamiento potencial para prevenir los calambres musculares que ya están en el mercado sería la suplementación de magnesio.

El magnesio es un mineral común en nuestra dieta y los suplementos orales de este mineral están disponibles en Internet, en tiendas de alimentos saludables o en farmacias (generalmente en forma de tabletas o polvo para disolver en agua). Se realizaron búsquedas en todos los estudios publicados de alta calidad que evaluaban la efectividad del magnesio en la prevención de los calambres musculares y se encontraron cuatro estudios en ancianos y tres estudios en mujeres embarazadas.

No se han encontrado estudios en personas que sufren de calambres durante el ejercicio físico o después de problemas médicos subyacentes. Los cuatro estudios en ancianos (un total de 322 participantes incluyendo controles en estudios cruzados (cross-over)) sugieren que es poco probable que el magnesio proporcione un beneficio significativo en la reducción de la frecuencia o gravedad de los calambres en esta población. (Ver Articulo: Los Huesos)

Consideramos que este resultado es de calidad media. Por otro lado, los tres estudios sobre mujeres embarazadas (202 participantes) no fueron concluyentes, ya que un estudio encontró un beneficio en la reducción de la frecuencia de cólicos y dolor, mientras que los otros dos no informaron beneficios.

Se necesita investigación adicional sobre los efectos del magnesio en mujeres embarazadas; sin embargo, parece poco probable que las personas de edad avanzada con calambres se beneficien de este tratamiento. Aunque no se puede determinar la tasa de eventos adversos, las tasas de abandono de los estudios y las discusiones sobre los eventos adversos sugieren que el tratamiento es bien tolerado.

Dejar Comentario