≡ Menu




Conociendo los Órganos del Sistema Nervioso y su importancia

Los órganos del sistema nervioso cumplen con la importante función de otorgarnos todas características que ayudan al mecanismo del ser humano, tal como lo es el equilibrio u otros movimientos.

¿Cuáles son los órganos del sistema nervioso y sus funciones?

El sistema nervioso del cuerpo humano es sumamente extenso ya que este se logra observar que recorre todo el cuerpo de las personas, por lo que la mayoría de los órganos que conforman al dicho sistema se encuentran ubicados en la parte superior del cuerpo, es decir, desde la cintura hasta la cabeza de la persona.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Ubicado en la parte más alta del cuerpo humano, mencionamos al Cerebro, siendo este el más conocido en todo el sistema nervioso y básicamente el más importantes ya que abarca la mayoría del trabajo llevado a cabo por el sistema nervioso, por lo que muchas personas se dedican a estudiarlo para comprenderlo.

Cumple con la función de procesar todos los datos provenientes de los sentidos del humano, a la vez, es el órgano que toma el control de los movimientos, la cognición de la persona, interpretar las emociones, almacenar los recuerdos en la memoria y del aprendizaje. (Ver artículo: Funciones del sistema nervioso)

Órganos receptores del sistema nervioso

Los órganos receptores son aquellos que cumplen con la función de obtener la información y luego lo transforman en impulsos nerviosos, por lo que generan las sensaciones y que algunos componen a los cincos sentidos conocidos por la sociedad de seres humanos.

El órgano receptor principal es la piel ya que este es cuenta con numerosas células que poseen como objetivo principal generar los impulsos nerviosos y luego originar las distintas sensaciones, entre los ejemplos más comunes que se relacionan con la piel mencionamos al dolor, a los cambios de temperatura que se presenten en el exterior y finalizando con la presión junto al tacto.

Tambien Te Recomiendo Ver...

A su vez, se menciona al área de la vista, siendo el ojo el órgano que logra cumplir con la función de otorgarle la vista a las personas, a su vez, este órgano cuenta con una enorme clasificación y numerosos músculos y nervios, siendo el globo ocular, el iris, el cristalino y la pupila los más conocidos junto a la retina del ojo. A pesar de esto, existen otra parte importante de la anatomía del ojo tal como lo es la córnea, los capilares sanguíneos, los músculos oblicuos y rectos, etc.

Para finalizar con la mención de los órganos receptores que se ubican dentro del sistema nervios de los seres humanos se menciona al oído, siendo este el encargado de generar las ondas sonoras y de hacer que la persona logre escuchar todos los sonidos, a su vez, se menciona al sentido del olfato el cual es el proceso que se lleva a cabo mediante la nariz y otros nervios olfatorios, para finalizar se destaca a la lengua y cumple con la función de hacer que el individuo logre identificar los diversos tipos de gustos, desde el amargo hasta el dulce incluyendo al ácido y al salado, todo esto mediante las terminaciones nerviosas. (Ver artículo: Embriología del sistema nervioso)

Tejidos del sistema nervioso

Los tejidos que se ubican dentro del sistema nerviosos con conocidos por ser un grupo de células que han sido desarrolladas por causa del ectodermo, siendo esta una capa externa, por lo que este tejido nervioso es el que se encarga de obtener todos los estímulos que recibe la persona de manera interna y externa para luego convertirlos en impulsos nerviosos, siendo trasladados finalmente mediante la membrana plasmática.

Se reconoce como los tejidos nerviosos por la sencilla razón de que estos perciben todo tipo de estímulo que se ha llevado a cabo en la zona exterior o interior del cuerpo del ser humano, por lo que se la mayoría de los estímulos que se conocen son el cambio de temperatura, la presión, la luz, los sonidos, el tacto, el gusto, entre muchos otros más, siendo estos estudiados por las células nerviosas, a su vez, este tejido nervioso cumple con la función de manipular las funciones motoras del cerebro del humano.

El tejido del sistema nervioso está compuesto por numerosos cantidades de neuronas y al mismo tiempo de millones de conexiones que viajan a través de todo el cuerpo del ser humano, por lo que se genera así el sistema de la comunicación neuronal haciendo que se lleven a cabo todos los procesos de envío de información hacia cualquier parte del cuerpo humano.

Con respecto a la mención de las neuronas, conocemos que dentro de su estructura se observa una zona denominada como receptores que cumplen la función de obtener todos los tipos de datos que han sido tratados por los estímulos y que han recorrido la mayor parte del cuerpo de la persona, seguido a esto, tras el análisis de la información otorgada será llevada hacia los centros nerviosos en forma de impulsos nerviosos, por lo que en esta etapa del trabajo se destaca la aparición de otras neuronas que cumplen con el objetivo de generar las reacciones motoras. (Ver artículo: Receptores sensoriales)

¿Cuáles son los órganos del sistema nervioso central?

El sistema nervioso central del cuerpo de los seres humanos es uno de los objetos de estudios más evaluados dentro del campo que abarca a toda la biología, debido a la gran complejidad que se ubica alrededor de este mecanismo y a su vez, emplea numerosas cantidades de términos, conceptos y otros fundamentos importantes, por lo tanto, lo cataloga como uno de los análisis más conocidos en varias poblaciones distintas.

Con respecto a la definición que se le otorga al sistema nervioso central conocemos con que es una de las porciones más grandes e influyentes que se ubican dentro de la distribución del sistema nervioso del cuerpo de las personas y cumple con la función de llevar a cabo la mayoría de las tareas que son otorgadas por el cerebro del ser humano.

Continuando con la distribución que se logra observar dentro del sistema nervioso central mencionamos con que está dividido entre el encéfalo y la médula espinal, por lo que abarca una gran parte del cuerpo de los humanos.

El encéfalo es una de las partes fundamentales del sistema nervioso central, a su vez, se encuentra formado por el cerebro, el cerebelo y el tallo cerebral, catalogándose así mismo como uno de los objetos de estudios más evaluados alrededor del mundo por la gran importancia de las funciones con que manipulan este conjunto de órganos.

Tomando en cuenta a la médula espinal, encontramos con que es una prolongación del encéfalo y se encuentra ubicado en el interior de la columna vertebral. (Ver artículo: Nervio motor ocular)

Funciones

Las funciones que se llevan a cabo con respecto a los órganos que conforman al sistema nervioso central son de suma relevancia ya que básicamente dentro de esta distribución se logra observar el tratamiento de la información junto al adaptamiento, envío y recepción de los datos que han sido llevados hacia este sistema en forma de impulsos nerviosos.

Comenzando con la función del cerebro observamos que es uno de los más relevantes ya que es conocido como la “mente maestra”, la cual controla a todo el cuerpo del ser humano, siendo este un objeto de gran estudio e investigaciones llevadas a cabo diariamente.

A su vez, este mismo se encuentra dividió en dos hemisferios que se encargan de procesar las habilidades motoras de la persona, existe el hemisferio derecho y el izquierdo los cuales se encuentran conectado mediante el uso del cuerpo calloso.

Cabe destacar que el cerebro se encuentra dividió en cuatro lóbulos, por lo que cada uno posee una cierta cantidad de tareas adecuadas para llevarlas a cabo, tomando como ejemplo al lóbulo frontal, mencionamos con que cumple con la función de manipular todas las habilidades motoras, es decir, está vinculado con los movimientos corporales y a su vez del lenguaje junto al razonamiento, obtener respuestas a los problemas complicados, etc.

Con respecto al lóbulo parietal, destacamos con que este posee como objetivo principal de procesar todos los datos de las sensaciones, es decir, del dolor, presión y la temperatura corporal.

Continuando con la descripción de las funciones del tercer lóbulo del cerebro encontramos con que el lóbulo temporal posee la importante tarea de recibir y emitir todo tipo de informaciones que se vinculen con el área auditiva, y por último, se encuentra al lóbulo occipital, el cual es el más pequeño que todos y cumple con la función de llevar a cabo todos los procesas del área visual, junto a la interpretación de las formas, los movimientos finalizando con otras características de la visión.

No está demás mencionar con que el tallo cerebral anteriormente mencionado, tiene como objetivo principal conectar al cerebro con la médula espinal, cumpliendo con una importante tarea ya que de esta manera se logra comunicar el cerebro con el resto del cuerpo.

Para finalizar, se presenta a la médula espinal, siendo esta localizada en la parte interior de la columna vertebral y en ella se llevan a cabo diversas sustancias de color gris. (Ver articulo: Nervios raquídeos cervicales)

¿Qué los protege?

El sistema nervioso central es uno de los mecanismos más importantes que se logran observar dentro del cuerpo de los seres humanos, por la sencilla razón de que abarca una gran cantidad de áreas que se vinculan con toda habilidad motora o algunos tipos de sensaciones que completan a las personas, no obstante, este sistema deberá de estar sumamente protegido de todo tipo de agentes extraños que se deseen vincular dentro del mismo y causar grandes problemas.

Tambien Te Recomiendo Ver...

La protección que se le otorga al sistema nervioso central está distribuido en tres grandes e influyentes partes que logran mantenerlo seguro, siendo estos los huesos que conforman al cráneo, las meninges y finalizando con el líquido denominado como cefalorraquídeo. Todos estos métodos de seguridad componen a la protección de dicho sistema.

Los huesos que se ubican dentro de la composición del cráneo son un total de ochos, los cuales generan a una especia de caja sumamente fuerte y resistente que cumple con total éxito su objetivo: aguantar todos los tipos de golpes y otras lesiones que se le pueda presentar en la vida cotidiana de una persona.

Los huesos del cráneo protegen y abarcan en su totalidad al encéfalo, estos están unidos gracias a la presencia de algunas articulaciones con pequeños orificios por donde pasan los nervios del cerebro.

Las meninges son las membranas que se encargan de mantener a salvo a los centros nerviosos del cerebro, están ubicados un poco más profundo que el hueso del cráneo y esta se encuentra dividida en tres partes, la duramadre la cual es la parte más externa, la aracnoides localizada en el medio de las tres y finaliza con la distribución de la piamadre, siendo esta la que toca directamente a la masa de los nervios.

Para finalizar con otro de los tipos de seguridad que se le otorga al sistema nervioso central mencionamos al líquido cefalorraquídeo, este líquido se puede observar ubicado entre la capa de la aracnoides y de la piamadre, cumpliendo con la función de una especie de amortiguador con el fin de la presión sanguínea de la persona no afecte al centro de los nervios, a su vez, cumple con otro objetivo vital, siendo básicamente evitar que los sistemas nerviosos no choquen contra los huesos al llevar a cabo los movimientos. (Ver artículo: Nervios espinales o cervicales)

Órganos del sistema nervioso periférico

El sistema nervioso periférico también es reconocido por las siglas de SNP, este mismo está compuesto por numerosas cantidades de neuronas y otros nervios influyentes en el sistema los cuales se logran observar ubicados desde la zona exterior del sistema nervioso central y finalizan conectándose con otros órganos del cuerpo humano.

Con respecto al objetivo principal que cumple el sistema nervioso periférico o SNP, es realizar una conexión entre los órganos que componen al sistema nervioso central y otros órganos o miembros.

Cabe destacar que el SNP no posee algún tipo de protección que lo libere de agentes de cambio externos y desconocidos para él, por lo que se encuentra sumamente expuesto a todo tipo de aparición de toxinas que puedan generar múltiples problemas entre las conexiones realizadas.

Con respecto a la anatomía y la distribución del sistema nervioso periférico mencionamos con que está estructurado en 12 pares de nervios craneales de distintas funciones cada uno, a la vez, se observa la presencia de 19 pares de nervios espinales, otorgando como resultado final una totalidad de 31 pares de nervios ubicados en el SNP.

Órganos del sistema nervioso somático

El sistema nervioso somático es también reconocido alrededor del mundo bajo las siglas SNS, este mismo se encuentra estructurado en su mayoría por un grupo de neuronas sensitivas que cumplen con la función de llevar la información desde los órganos receptores de las sensaciones y trasladarlo hasta el influyente sistema nervioso central.

Con respecto a algunos ejemplos que se puedan mencionar sobre los datos sensoriales tratados se encuentra a la sensación del dolor junto a otros órganos que se ubiquen dentro de los sentidos de la persona, tal como lo puede ser el tacto junto a la visión.

Por lo tanto, el sistema nervioso somático solamente está compuesto por nervios que se vinculen con el tratamiento de los datos sensitivos, a su vez, se logra observar la presencia de algunos nervios que se relacionen con la habilidad motora de los cuerpos de los seres humanos, tomando información sobre la posición el estado que posean los músculos junto a su debida articulación del tronco y todas las extremidades, siendo trasladadas mediante la vía de la médula espinal y llevada hasta el sistema nervioso central, lugar donde de recibe toda esta información valiosa.

Básicamente, el sistema nervioso somático posee la manipulación de la parte sensitiva, la cual es convertida en impulsos desde el lugar de los órganos receptores y enviados mediante la médula espinal, mientras que la parte que se encarga de las habilidades motoras que observa la presencia de diversos impulsos desde la médula espinal hasta las zonas correspondientes de los cuatro lóbulos del cerebro, donde será tratada y recaudada todos los impulsos.

Órganos del sistema nervioso autónomo

El sistema nervioso autónomo también es denominado como sistema nervioso neurovegetativo, sistema nervioso visceral o simplemente por las siglas de SNA. Este mecanismo de nervios es uno de los más grandes y complejos que se vinculen con los sistemas nerviosos, por lo que es un objeto de estudio frecuente en las diversas universidades de preparación académica para la formación de los futuros médicos en esta área de la salud.

El objetivo principal del sistema nervioso autónomo es encargarse de todo lo vinculado a las funciones involuntarias llevadas a cabo por las vísceras, es decir, abarca una amplia cantidad de tareas nerviosas influyentes para la vida del ser humano, entre los ejemplos más resaltantes se menciona a la frecuencia del ritmo cardíaco, la digestión, la frecuencia de los intervalos de tiempo de la respiración, todo sobre la saliva, el sudor, el cambio de tamaño o los cambios en la dilatación de las pupilas y finalizando con la excitación sexual que sienta una persona.

El sistema nervios autónomo envía todo tipo de impulsos nerviosos tomando como punto de parte el sistema nervioso central, y son trasladados hacia todos el cuerpo, incluyendo a otros mecanismos nerviosos, aparatos u otros organismos, por lo que actúa de forma distinta a los otros dos tipos de sistemas nerviosos anteriormente descritos básicamente por la ruta que este toma para los impulsos de los nervios.

Como dato curiosos sobre el sistema nervioso autónomo se menciona con que la mayoría de las tareas llevadas a cabo por este mecanismo de conjunto de impulsos nerviosos son realizadas de manera involuntaria, a pesar de esto, existen otras actividades que son catalogadas como de manera consciente, tomando como ejemplo principal a la respiración de los individuos. Si se presenta alguna falla o problemas dentro de este sistema nervioso se observa la causa de grandes síntomas o síndromes que podrían afectar a la persona.

Órganos del sistema nervioso simpático

El sistema nervios simpático es conocido bajo las siglas de SNS o como el sistema toracolumbar, este pertenece a una de las divisiones hechas en el sistema nervioso autónomo, por lo que se entiende que trabaja de la misma forma que el SNA, enviando impulsos nerviosos desde el sistema nervioso central o básicamente desde el cerebro hasta cualquier parte del cuerpo.

El sistema nervioso simpático cumple con la función de trabajar con absolutamente todos los músculos lisos y cardíacos que se encuentren distribuidos alrededor de todo el cuerpo del ser humano, a su vez, se observan mecanismos y otros procesos que se vinculen con la manipulación de las glándulas de todo el cuerpo en general, y para finalizar, cumple con la actividad de controlar y tomar el mando de la mayor parte del organismo cuando se presentan situaciones de peligro, estrés o miedo en la vida cotidiana de la persona, por lo que lo hace un sistema nervioso único por la razón de que aparece en estos momentos de peligro o adrenalina para la persona.

Como dato curioso que se obtiene la para mención del sistema nervioso simpático es que este mecanismo se activa básicamente para las conocidas Situaciones E, tal como lo logra ser los momentos de escape, de estrés que sienta la persona, ejercicio o sencillamente, preparar a la persona para las situaciones de emergencia, es decir, tomando un punto de vista psicológico, este sistema nervioso aparece y se apodera de gran parte del cuerpo nervioso ante la presencia de una importante situación de la vida de la persona.

Entre las causas más comunes que se logra observar cuando el sistema nervioso simpático se activa en grandes zonas del cuerpo de la persona es que dilata las pupilas, en casos de emergencia o de escape aumenta la fuerza de la persona y cambia drásticamente la frecuencia de los latidos provenientes del corazón, agitando así también a la frecuencia respiratoria de la persona, a su vez, bajan las contracciones estomacales.

¿Cuáles órganos del sistema nervioso controlan el equilibrio?

En toda la anatomía del cuerpo del ser humano se logra encontrar con que uno solo de todos los órganos del sistema nervioso es el encargado de controlar el equilibrio de las personas y ese es el mismo que cumple con la función de otorgarnos la audición, es decir, es el oído el que nos brinda la facilidad de mantener el equilibrio a cada momento.

Dentro de una pequeña parte de la distribución del oído medio se logra encontrar con el conocido laberinto, siendo este el encargado de controlar el equilibrio a través de un líquido denominado como endolinfa, el cual viaja por todos los canales semicirculares que componen a la estructura del laberinto, siendo este empujado al mismo tiempo cuando la cabeza se mueve. Cabe destacar que este líquido también empuja a los cilios de las células que se ubican por todo el canal.

Dichas células son las que viajan con información sobre el movimiento hasta llegar a las fibras nerviosas con el fin de ser distribuidas hacia los centros nerviosos ubicados dentro del lóbulo del cerebro que procesa esta tarea, por lo tanto, los impulsos que son enviados durante este recorrido son los causantes de los cambios en el tono de los músculos ubicado alrededor del cuello, del tronco y otras extremidades con el objetivo principal que la persona no pierda el equilibrio.

Con respecto a los momentos en que los cuerpos de los individuos logran perder el equilibrio se debe a alguna de las zonas que trabajan con esta tarea son golpeadas o agitadas rápidamente, por lo que el líquido comienza a presentar problemas, causando así que la persona presienta la pérdida del equilibrio, el vértigo o mareo o fácilmente no sienta la coordinación con los movimientos que desea ejecutar. También se debe a que se presente alguna contracción de los músculos del cuello, siendo estas las capaces de provocar las náuseas.

¿Cuáles órganos del sistema nervioso coordinan los movimientos?

Básicamente, el único órgano que conocemos que controla y coordina todos los movimientos que desea realizar el ser humano es el cerebro, siendo este una clase de computadora que procesa todo tipo de información y otorga respuestas hacia todo el cuerpo en forma de impulsos nerviosos, por lo que la mayoría de los organismos que constituyen a la anatomía del cuerpo humano son controlados por este órgano.

Con respecto a la parte exacta del cerebro que controla a todos los movimientos se menciona que esto se debe gracias a la presencia del lóbulo frontal, siendo esta una de las cuatro distribuciones que se le otorga al cerebro y por lo tanto es el más grande de todos ya que una gran parte se dedica a la función motora del cuerpo humano, recibiendo y emitiendo todo tipo de información que será enviada mediante las conexiones de los órganos del sistema nervioso y obtendrá como resultado final un movimiento coordinado.

Dejar Comentario