≡ Menu




Alopecia en los niños: causas, tratamiento, tipos y más

La alopecia en los niños o pérdida del cabello infantil no es una enfermedad muy frecuente, pero que puede ser la consecuencia de un trastorno genético o alteraciones en el metabolismo, como resultado de cambios en la alimentación durante algún tiempo.

Alopecia en los niños

En los niños recién nacidos, las patologías del cabello son por lo general, la Alopecia Occipital del recién nacido, la triangular o las displasias pilosas; en los primeros años de infancia y la adolescencia son comunes los efluvios anágenos y telógenos, la alopecia areata, la androgenética, las infecciones, los traumatismos y tumores o la tricotilomanía.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Causas de la alopecia en los niños

Una de las causas más frecuente de la alopecia en los niños son las infecciones ocasionadas por hongos. Esto se trata de una afección micótica también conocida con el nombre de dermatofitosis o tiña del cuero cabelludo.

Esto ocasiona la caída del cabello en los niños de manera temporal. El hongo crece en el tallo del cabello, lo que hace que el pelo se rompa en la superficie. Lo que además ocasiona que se formen unas manchas oscuras en el cuero cabelludo que pueden ocasionar escozor.

Este tipo de infección suele ser contagiosa y es transmitida de un niño infectado a uno sano, cuando comparten cepillos de pelos, toallas y sombreros, entre otros. Lo bueno que se presenta en esta afección, es que al curar la infección, el pelo vuelve a crecer.

Dermatofitosis o tiña del cuero cabelludo de un niño

Otro tipo de  alopecia en los niños es la alopecia areata, la cual es ocasionada cuando el sistema inmunológico del cuerpo ataca los folículos pilosos. Esta afección ocasiona la formación de zonas desprovistas de pelo, a las que se les conoce como calvas redondas u ovaladas en la cabeza.

Un descenso de la defensas es la que incentiva este tipo de alopecia. Este tipo de calvicie presenta síntomas parecidos a los producidos por la infección por hongos, sólo que en este caso los folículos pilosos están inflamados, debido a causas ajenas a las micóticas.

En otros casos, está la ricotilomanía que es a causa de un trastorno obsesivo compulsivo que lleva a la pérdida del pelo. Los niños afectados no pueden resistir el impulso de tirarse el pelo, lo que produce una pérdida parcial del cabello. El tratamiento implica en hacer estudios psicológicos, antes de tratar la caída del cabello. El tratamiento implica en hacer estudios psicológicos, antes de tratar la caída del cabello. (Ver artículo de Alopecia en las mujeres)

Tambien Te Recomiendo Ver...

 Tratamientos para la alopecia en los niños

Según el tipo de alopecia en los niños, el tratamiento se basa en diferentes medicamentos y productos cosméticos. Si la causa de la alopecia, proviene de algún tipo de hongo se necesita un tratamiento antifúngico. El cual puede ser aplicado de manera oral o con lociones antimicóticas.

El shampoo y las cremas tópicas con ketoconazol al 2% se emplean tanto para la dermatitis seborreica como para eliminar las infecciones por hongos. Estos productos pueden ser utilizados dos o tres veces por semana, la recomendación es que se utilicen bajo prescripción, pues podrían ocasionar un efecto rebote para la dermatitis seborreica. Es recomendable aplicarlos por ocho semanas.

Tratamientos para la alopecia en los niños

Cuando se trata de alopecia areata infantil se deben emplear diferentes medios para calmar sus efectos. En la actualidad no se ha encontrado la cura y por lo general el especialista aconseja aplicarse un tratamiento por un año para verificar que no vuelve aparecer.  Debido a que la causa de este tipo de alopecia infantil es aún desconocida, no han asignado ningún fármaco definido especialmente para tratar esta enfermedad. No obstante, ciertos fármacos, han mostrado resultados positivos en casos determinados.

Tipos de alopecia en niños

De igual manera como pasa con los adultos, la caída del cabello en los niños es algo que ocurre cuando se produce el momento de renovación capilar. Generalmente, hay un equilibrio entre la cantidad de cabellos que se caen y la cantidad de cabellos nuevos que crecen, algo que  no se nota con facilidad, debido a que se pierden de forma general en toda la cabeza, y no solo de un área específica.

Pero hay momentos en los que se puede observar, que la caída del cabello en el niño es mayor de lo normal, al punto de dejar áreas en la cabeza desprovistas de cabello, lo que genera la formación de placas sin pelo como calvas que es lo que se conoce como alopecia.

A continuación diferentes tipos de alopecia en los niños y las posibles causas que los generan.

Tricotilomanía

Es una patología que afecta a algunos niños, que por lo general, está relacionada con un estado de ansiedad que padece el niño y que requiere de la intervención de un psicólogo para encontrar la causa que lo genera.

Consiste en un tic nervioso que impulsa al niño a tirar del cabello hasta arrancarlo de raíz, de un áreas determinada, que puede ser en la nuca, el flequillo, etc. dejándolo así desprovisto de cabello.

Alopecia por tracción

Se denomina alopecia por tracción a la caída del cabello que es ocasionada por una desmesurada tensión del mismo. Colas de caballo o trenzas que causen una tensión constante en el cabello pueden terminar por generar la caída del cabello, por lo que no se debe abusar de este tipo de peinados.

Alopecia por tracción

Enfermedades

Algunas afecciones tales como la anemia o una deficiencia de proteínas en la alimentación del niño son causas comprobadas de la caída del cabello, lo que da lugar a la presencia de efluvios telógenos. Efluvios telógenos consiste en la caída del cabello, específicamente en la parte superior de la cabeza.

El estrés, la ansiedad y los efectos secundarios de algunos fármacos y tratamientos agresivos como la Quimioterapia, también se asocian con la caída del cabello. Por lo general, cuando la causa de la caída es alguno de los anteriores, al finalizar tanto el trastorno, como el tratamiento que lo genera, el cabello crece de nuevo.

Hongos

También conocidos como tiñas, pueden ser contraídas por medio del contacto con algunos animales que transmiten esos hongos, afectando a zonas específicas del cuero cabelludo, que puede generar áreas sin cabello. Por lo general, con un tratamiento prescrito por el especialista, el trastorno se supera y el cabello recobra su salud.

Dermatitis seborreica

Consiste en que las glándulas sebáceas producen más grasa de lo normal, en el cuero cabelludo del niño se forma una capa extra de grasa, que ocasiona un trastorno en el folículo piloso, el cual no puede desarrollarse normalmente, generando la caída del cabello. Si se aplica un tratamiento apropiado, los síntomas y la caída podrán ser controladas. (Ver artículo de Sarpullido en los bebés)

Dermatitis seborreica

Alopecia areata

La misma alopecia areata que afecta a los adultos, también se desarrolla en los niños. La alopecia en los niños denominada areata, es una patología autoinmune y se cree que su desarrollo está vinculado con un descenso de las defensas. Por lo general, las placas despobladas que provoca la alopecia areata suelen volver a cubrirse de pelo en unos meses. Existen además tratamientos capilares que ayudan a estimular la raíz del cabello, reactivando la circulación y aportando los nutrientes necesarios para su desarrollo. (Ver artículo de

Alopecia en los niños de cabellos rubios

Este tipo de alopecia se le conoce con el nombre de Síndrome del Anágeno Corto y, aunque los pediatras certifican que es una patología que puede afectar a todo tipo de cabello, las estadísticas demuestran que hay un porcentaje más elevado en cabellos rubios y castaños claros. Esta enfermedad, según los casos observados, tiene mejoría con la pubertad, de manera espontánea.

Por lo que se sabe de los tipos de alopecia, ésta consiste en tipo específico de alopecia difusa y leve que puede llegar a darse entre los niños y niñas más rubios. Se cree que es un efluvio telógeno de bajo grado y su principal síntoma es una posible falta de crecimiento del cabello.

La Dra. Aurora Guerra, Responsable de la Sección de Dermatología del Hospital 12 de Octubre en Madrid, dice que este tipo de alopecia se debe a un acortamiento de la fase de crecimiento o anágena. Los cabellos pasan de muy rápidamente a la siguiente fase que es la telógena, con lo que el porcentaje de cabellos en fase de reposo es superior a lo normal que suele ser un 10%.

Se trate de un trastorno temporal o no, se debe consultar con un dermatólogo o ir a una clínica capilar inmediatamente después de notar cualquier anomalía en el crecimiento y salud del cabello de los niños.

Del cuidado que se le aplique al cabello del niño, va a depender su salud en el futuro. De hecho, en muchos casos, una evaluación a tiempo, podría detectar una afección de fondo cuyo principal síntoma es la caída de cabello que contribuiría a determinarla. Detectar y diagnosticar la afección es relevante para terminarla lo antes posible.

Causas de la alopecia en los niños del tipo areata

La alopecia areata es una patología que se caracteriza por afectar los folículos pilosos. Estos son uno orificios en la piel por donde  crece el cabello. En la mayoría de los casos, el cabello se cae en mechas, generando que zonas de la cabeza se vean sin cabello, que son del tamaño de las mechas caídas, por lo general, pequeñas y de forma redondeada.

Solo en casos excepcionales, la alopecia en los niños tipo areata, ocasiona, la pérdida total del cabello o del vello en el cuerpo. Hay la posibilidad de que el cabello crezca otra vez, pero también existe la posibilidad de que se caiga de nuevo. (Ver artículo de Alopecia frontal fibrosante)

Alopecia en los niños del tipo areata.

Alopecia en los niños por estrés

Para muchos especialistas, relacionar la alopecia al estrés es algo así como una hipótesis la cual no se ha podido comprobar hasta ahora. Incluso es una hipótesis que cada vez es menos apoyada entre los especialistas. Por el contrario, si encuentran la relación de la situación pero en una forma invertida, debido a que la pérdida de mucho cabello puede generar trastornos psíquicos importantes.

Por otro lado hay quien piensa que el estrés debe ser considerado siempre como un trastorno que resulta como consecuencia de la alopecia. En los niños y los adolescentes, la enfermedad puede ocasionar trastornos psicológicos relevantes que por lo general, necesitan ser revisados y analizados por especialistas.

Sin embargo, a pesar de que existen algunas investigaciones no han encontrado alguna conexión entre la caída del cabello de los niños y los sucesos negativos vividos con anterioridad, hay quienes sí encuentran una relación directa.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Entre los que si encuentran relación entre el estrés y la caída del cabello, se encuentra el departamento de Dermatología del Hospital Policlínico Cetatea de Bucarest (Rumanía) en donde se realizó una investigación entre los años 2001 y 2006, en el cual concluye que se estima el estrés como uno de los factores que puede desencadenar la alopecia areata.

La investigación consistió en observar 43 niños menores de 15 años, a los que se les diagnosticó con esta patología. Los investigadores mantuvieron conversaciones con los padres y los jóvenes para evaluar la presencia de situaciones estresantes y asociarlas con esta afección capilar.

Veinticinco de los 43 menores, es decir el 58% de los observados, relataron situaciones estresantes, vividas anteriormente a la pérdida del cabello. El 56% de éstas se relacionaban con el colegio: los exámenes, cambios de clase, problemas con los profesores y las asignaturas, demasiados deberes, etc.

Otras situaciones de estrés que los pacientes relataban, estaban relacionadas con el entorno familiar, enfermedades, accidentes, operaciones quirúrgicas y traumas.

Hay también otros trabajos en los que la alopecia en los niños está asociada a las separaciones, bien sea de mascotas, seres queridos, zona donde habita, amigos, cosas, hábitos, etc. Otros estudios hacen la relación con la carencia de eventos positivos durante el tiempo anterior a la caída del cabello, más que a la presencia de eventos negativos.

Alopecia en los niños por estrés

Tratamiento natural  para la alopecia en los niños

En un gran número de niños se puede ver como su cabello se debilita día a día y de repente se empieza a caer, de manera incontrolable y cada vez en mayor cantidad. Cuando esto ocurre es necesario, fortalecer el cuero cabelludo del niño.

Para lograr que el cuero cabelludo se tonifique y que cuando se le pase el cepillo al niño por la cabeza, no se le caigan mechones o grandes cantidades de cabello, es necesario conocer ciertas medidas que se deben aplicar para evitar la alopecia en los niños y adolescente.

A continuación presentaremos algunas de ellas:

Cuidados delicados. Para lograr que el cabello de los niños se mantenga fuerte y sano y no presente fragilidad ni debilidad, hay que tomar ciertas medidas.

Lo que significa, que no se deben usar gomas para el cabello que sean muy tensas, así como también se deben evitar los productos cosméticos tales como laca o gomina en el caso de los niños, aunque el gel o gomina, tampoco es recomendable para las niñas. Es necesario evitar todos los agentes agresivos externos, por medio de dichos productos y otros, para mantener el cabello de los niños fuerte y sano.

Tratamiento natural  para la alopecia en los niños

Champús poco agresivos. De la misma manera como el cabello de los bebés es frágil, delicado y con tendencia a caerse, el cabello de los niños, que dejan la etapa de bebé, sigue siendo muy delicado, pero muy especialmente, si ha dado señales de que puede caerse.

Es por ello que hay que tener los conocimientos necesarios para el momento en el que se va a seleccionar el champú para el niño. Estos deben ser que posibilite el lavado sin parabenos, y que los componentes presenten un bajo nivel de agresividad, para que puedan dejar el cabello limpio sin dañarlo.

Disminuir la frecuencia de lavados. Aunque la higiene del cabello es recomendable para mantenerlo saludable, el agua puede generarle fragilidad al cabello, en especial, si los niños suelen lavarse el cabello todos los días. Para lograr que el cabello no se debilite, más de la cuenta, debido a la acción del agua, se debe dejar de lavarle el cabello al niño todos los día y hacerlo con menos frecuencia, como por ejemplo, adoptar una rutina de realizar los lavados cada dos a tres días.

Una recomendación favorable para estimular los folículos piloso después de cada lavado del cabello, es que para finalizar, se deje caer un chorrito de agua parcialmente fría en la cabeza del niño, para ayudar a que active el crecimiento de cabello nuevo, fuerte y sano.

Disminuir la frecuencia de lavados.

Mascarillas naturales. Una de las formas más eficaces para fortalecer el cabello y además recupere brillo y volumen, es la aplicación de mascarillas naturales, que tengan elementos nutritivos y que puedan penetrar el cuero cabelludo. Después de aplicarlo con un leve masaje, se debe cubrir la cabeza del niño y dejarla por unos minutos para que la mascarilla actúe y como resultado, el niño tenga un cabello sano.

Algunos de esos elementos que son ingrediente esencial en esas mascarillas son el huevo, el yogur o el aceite de oliva, que debido a sus propiedades naturales, sirven a la salud y belleza del cabello en niños e incluso en los adultos.

Peines adecuados. De la forma como tratamos el cabello, puede con su apariencia, reflejar su estado de su salud. Es por ello, que además de no agredir el cabello, con elementos agresivos que lo dañen, o debilitarlo con el exceso de lavados o evitando el uso de ligas, gel, etc. que también lo parten y debilitan, se requiere una buena selección de peines y cepillos para que no rompan el cabello.

Por ejemplo, en lo que se refiere a los cepillos, deben ser redondos, los peines de punta y que no tengan los dientes demasiado estrechos, debido a que al peinar, podrían generarse tirones con los cuales se podría partir el cabello.

Aloe vera. Tratamientos con aloe vera para el cabello son muy bueno para tratar la caída del cabello, también sirve para la hidratación del cuero cabelludo y el equilibrio de los niveles de pH del cabello.

El aloe vera es una planta que posee muchos beneficios, por lo que se recomienda su uso dos o tres veces a la semana para el cuidado del cabello. Aloe vera es muy conocida por sus propiedades nutricionales y los muchos beneficios que ofrece, no solo al cuidado del cabello sino también en el aspecto de la salud del cuerpo por su alto valor medicinal.

Si el problema que presenta el niño se trata de que tiene poca producción de cabellos o en el propio cuero cabelludo, el mejor remedio a aplicar el gel del aloe vera, desde la raíz a las puntas. Esta mascarilla natural debe dejarse actuar unos minutos, para que en poco tiempo se observe el crecimiento de cabello nuevo.

Estilo de vida. La manera de pasar su tiempo el niño, tiene una gran influencia en su salud física y psicológica, por lo que proporcionarle un estilo de vida relajado y sin estrés contribuye a la buena salud, y ésta va a repercutir en el cabello.

La alopecia infantil, como ya se ha mencionado, puede ser ocasionada por situaciones de estrés puntuales, y para que el crecimiento y desarrollo del cabello se active o se fortalezca, el estilo de vida del niño, debe ser relajado y sin situaciones estresantes.

Estilo de vida relajado y sin estrés.

Remedios naturales para tratar la alopecia en los niños

Además de los consejos prácticos descritos anteriormente, existe una variedad de remedios que se prepara  en casa y se le pueden aplicar a los niños, como medida de prevención para la alopecia, pues contribuyen a evitar la caída del cabello.

Ortiga y aceite de oliva. Uno de esos remedios de preparación casera es la combinación de la ortiga con el aceite de oliva. Estos dos ingredientes juntos, son ideales para detener la caída del cabello en los niños e incluso en los más adultos.

El método de preparación es el siguiente: se pone la ortiga en una cacerola y se hierve en una taza de agua. Al hervir bien, se cuela y se desechan las ramas y solamente se aprovecha el agua. Después el agua se mezcla con cuatro cucharadas de aceite de oliva y lo dejas reposar unos instantes. Se aplica esta mezcla en el cuero cabelludo del niño con un ligero masaje y se deja actuar durante varias horas, si es posible de un día para el otro.

Ortiga y aceite de oliva para la alopecia en los niños

Berro fresco. Este es un remedio casero muy sencillo de preparar y aplicar. El método de preparación es el siguiente: se licuan  100 gramos de berro fresco y se cuela para quedarse solo con el líquido. El líquido obtenido se utilizará, para dar masajes leves en el cuero cabelludo del niño, este remedio no es necesario enjuagarlo, se puede dejar.

Una cebolla, un diente ajo y jugo de un limón. Se cortan en cubos muy pequeños, la cebolla y el ajo, después se colocan en el vaso de la licuadora y se licúan juntos, luego se le agrega el limón y se sigue licuando. Al obtener una mezcla, se procede aplicarlo sobre el cuero cabelludo en la noche y se deja actuar hasta el día siguiente. Cuando se proceda a quitar, se recomienda que sea con abundante agua tibia.

Romero. Como hemos visto, existe una gran variedad de plantas y productos que son recomendados para el cuidado del cabello, por sus propiedades y componentes naturales.

El romero es una de esas plantas que posibilitan el crecimiento del cabello, entre otros usos que se le pueden añadir.

Las propiedades del romero son inmensas, pues contribuye en la mejoría de muchas afecciones, por no decir casi todas, ayuda a evitar la anemia, bajar el colesterol, mejorar la memoria y la circulación de la sangre, es digestiva, da energía sobre todo en personas con depresión o apatía, es diurético, tiene antioxidantes contra el envejecimiento, etc.

Romero para la alopecia en los niños

En lo que se refiere al cabello, el agua de romero aporta vitaminas A, B2, B6, C, calcio, zinc, magnesio y hierro, entre otros elementos, para la salud de tu cabello. También está comprobado que incrementa su crecimiento aún en casos de alopecia, y ayuda a la circulación sanguínea del cuero cabelludo, lo que termina en un cabello con más volumen, sedoso y suave.

El procedimiento para elaborar agua de romero es colocar en una olla un vaso de agua a calentar. Cuando comience a hervir, se le agrega tres cucharadas de hojas de romero secas y que estén limpias y se deja enfriar. Al enfriar, se cuela y se deja el líquido, es decir una infusión con la planta, la cual debe ser aplicada, acompañada de un leve masaje en el cuero cabelludo al terminar de lavar el cabello, pues debe dejarse como si fuese una mascarilla, para que actúe.

Dejar Comentario