≡ Menu




Contagio del herpes zóster: forma, periodo y más

En este articulo conoceremos y aprenderemos sobre el Contagio del herpes zóster, su forma, sus periodos y mucho mas.

 

Tambien Te Recomiendo Ver...

Formas de Contagio del herpes zóster

La culebrilla no se puede transmitirse de una persona a otra. Pero cabe destacar, que el virus causante de la culebrilla, el virus de la varicela o herpes zóster, este Contagio del herpes zóster podrá ser por una persona que tenga el virus activo hacia otra persona que jamás haya tenido varicela. En los mencionado casos, a la persona expuesta le podrá dar varicela, sin embargo no le dará culebrilla.

El virus se propagara mediante el contacto directo con las exudaciones de las ampollas del sarpullido que son las causantes de la culebrilla.

La persona con culebrilla activa podrá propagar el virus cuando el sarpullido se encuentre en la fase de las ampollas. La persona no sera contagiada antes de que se presenten las ampollas. Cuando se formen las costras en las ampollas, la paciente ya dejara de ser portadora del contagio.

La culebrilla es mucho menos contagiosa que la varicela y el riesgo de que una persona con la culebrilla propague el virus es relativamente baja cuando el sarpullido está cubierto.

Si tiene culebrilla debe tener los siguientes cuidados:

Tambien Te Recomiendo Ver...

  • Debes mantener el sarpullido cubierto.
  • Evitar tocarse o rascarse el sarpullido.
  • Debes lavarse las manos frecuentemente para prevenir el contagio del virus de la varicela zóster.
  • Hasta que se formen costras en las ampollas del sarpullido, debe evitar el contacto con las siguientes personas:
    • Las mujeres embarazadas que jamás hayan tenido varicela o no se hayan vacunado contra esta enfermedad;
    • Los bebés prematuros o con bajo peso al nacer.
    • Las personas con sistemas inmunitarios debilitados los cuales son las que toman medicamentos inmunodepresores o estén recibiendo quimioterapia, las que han recibido trasplantes de órganos y las que tienen la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

El Contagio del herpes zóster puede ser de la siguiente manera:

  • A través del contacto con las secreciones del individuo contaminado;
  • A través del aire, solo bastara que un individuo que tenga varicela en ese momento tosa o le respire cerca. Si la persona ya sufrió de varicela anteriormente, podrá desarrollar herpes zóster.

El herpes zóster es la reactivación del virus de la varicela que se manifestara en un lugar específico, sobretodo cuando hay una caída del sistema inmune. Por lo general, la persona es contaminada con el virus de la varicela en la niñez, por lo que cuando se expone estando cerca de alguien con varicela de nuevo, el virus puede reactivarse y podrá desarrollarse la llamada Culebrilla o bien denominada herpes zóster. Ver articulo:Tipos de Herpes:

Tratamiento para el herpes

El tratamiento para el herpes o la culebrilla se realizara con el uso de una pomada o comprimido antivirales como Zovirax, que deberá usarse cuando la herida aparece y durante mas o menos entre 7-10 días.
Mediante este período se aconsejara que el paciente tenga todos sus objetos de uso personal aislado de los demás, para que así evite contagiar la enfermedad.

Periodo de contagio

El virus del herpes simple es un virus contagioso, el Contagio del herpes zóster o culebrilla también es contagioso, que se podrá contagiar de persona a persona mediante un contacto directo. La culebrilla o el herpes zóster contagiosa en niños, suele suceder porque los niños. Tienden a contraer HSV-1 por un contacto a su edad temprana con un adulto infectado. Después llevaran el virus con ellos por el resto de su vida.

El contagio con HSV-1 puede suceder a partir de actividades generales como, el comer de los mismos utensilios, o compartir un bálsamo labial o besarse. El virus se contagiara mas rápido cuando una persona infectada este experimentando un brote. También, es posible que se logre un contagio de herpes genital de HSV-1 si el individuo ha tenido herpes labial y realizó actividades sexuales durante ese tiempo.

HSV-2 se contraerá mediante las de formas de contacto sexual con una persona que tiene HSV-2.

Cualquiera puede estar infectado con Contagio del herpes zóster, no importara la edad que tenga el contagiado. Su riesgo se determinara casi enteramente basado en la exposición a la infección.

Causas del herpes zóster

En los casos de VHS de transmisión sexual, las personas corren mayor riesgo cuando participen en conductas sexuales de riesgo sin no utilizan una protección, como los condones. Otros factores de riesgo para HSV-2 incluirán:

  • Si se tienen múltiples parejas sexuales siendo mujer.
  • Si tienes otra enfermedad de transmisión sexual (ITS).
  • Si tienes un sistema inmune debilitado.

Si una madre está teniendo un brote de herpes genital en el momento del parto, podrá darse el herpes zóster por contagio al bebe ya que quedara expuesto a ambos tipos de VHS, y lo cual provocara que pueda poner en riesgo de complicaciones graves al bebe.

Reconocimiento de los signos del contagio de herpes simple:

Es fundamental comprender que aunque alguien no tenga heridas o síntoma visibles, es posible que todavía estén infectados por el virus y que puedan contagiar el virus a otros. Algunos de los síntomas asociados con el virus con el que se contagiara el herpes zóster incluirán:

  • Las ampollas que se dan por lo general en la boca o en los genitales.
  • El dolor mediante la micción que es el herpes genital.
  • La comezón.

En bebés

El herpes en bebes es una infección viral muy común, que se presentara en dos variedades: el herpes tipo I, la mas frecuente tanto en niños como en adultos, que producirá lesiones dolorosas alrededor de la boca las cuales le formaran aftas o calenturas.

Las lesiones que iniciaran en un lado de la boca darán paso a una zona enrojecida y abultada, con vesículas dolorosas de 1 a 3 mm de diámetro, que se abrirán y dejaran salir un líquido opalescente. Luego se formara una costra.

Causas del herpes

Contagio del herpes zóster-1

El herpes tipo II, llamado el Contagio del herpes Zóster, afectara, sobre todo, a adultos, pero ademas de dan los casos en niños y bebes y es una infección cutánea que formara unas erupciones que se presentaran en forma de anillo , como una ampolla que son dolorosa.

Es darán con más frecuencia en la región genital. Los episodios de recurrencia del virus del Herpes no producirá síntomas generales como la fiebre. Se limitara apenas a la zona afectada.

El causante del herpes labial es el virus del herpes simple, que se transmitirá por contacto y se instalara en los nervios sensoriales. Tras el contagio, el virus se activara debido a una quemadura solar, la fiebre, la fricción o el agotamiento físico de forma crónica.

El virus Zóster, el mismo que producirá además la varicela, es el causante de esta enfermedad. Para sufrir herpes zóster es necesario haber estado en contacto con el virus, es decir, haber pasado antes una varicela.

El virus quedara alojado en las células de los ganglios nerviosos sensitivos que se inervaran esa región y podrá reactivarse ante situaciones de estrés, bajaran las defensas de los niños y bebes, la fiebre, la exposición al sol o la menstruación en las adolescentes.

La infección por herpes

 

Herpes simple o labial. La evolución de infección durara entre 10 y 14 días, tiempo que necesitaran las ampollas para madurarse, romperse, secarse y así formar la costra, que se desprenderán sin dejar marcas ni cicatrices.Causas del herpes zóster

Es importe que el virus no llegue a alcanzar la zona ocular. Para que la infección no se propague es muy importante que al bebe se le lave las manos frecuentemente y que no se toque las vesículas, no deberán besarlo otras personas mientras aparecen las ampollas ni deberá compartir los juguetes que se haya llevado a la boca.

Herpes Zóster, tipo II. En primer lugar aparecerá el picor, el hormigueo o el ardor o el dolor en la piel, sobre todo, en el tronco (tórax y abdomen). A los 4 o 5 días, la zona se enrojecerá y surgirán unas ampollas contagiosas, porque contienen el virus en su interior.

Estas ampollas podrán romperse y transformarse en úlceras. Al cabo de una semana o dos, se secaran y formaran una costra que se caerá y podrá dejar una cicatriz residual.

Otros síntomas que conllevaran a la infección por el Contagio del herpes zóster son el dolor abdominal, la fiebre, el escalofríos, el dolor de cabeza y el dolor articular. Sin embargo no es habitual, la erupción puede que llegue a la cara, la boca, los ojos y los oídos.

Tratamiento del herpes

Herpes simple, tipo I. Cuando el niño se queje de picor o dolor alrededor de los labios, se podrá aplicar un cubito de hielo o una bolsa de hielo durante una hora y media para así frenar la infección.

Además se podrá frotar 4 veces al día con un algodón empapado en alcohol hasta que comience a secarse. Se deberán dejar expuestas al aire libre, sin usar pomadas.

Cuando ya hayan desaparecido las ampollas, podemos prevenir un rebrote con una crema protectora solar. Si el herpes se prolongara o llegue a durar más de 2 semana, es conveniente acudir al doctor.

Herpes zóster, tipo II. Es Conveniente acudir al doctor o al pediatra en primer lugar. El tratamiento deberá comenzar de 24 a 48 horas luego de sentir el dolor y siempre antes de que surjan las ampollas.

El tratamiento más frecuente es con un fármacos antivirales que estarán dirigidos a reducir la duración de la etapa aguda, que por lo normal durara una semana, mediante los jarabes, las pomadas y los comprimidos que tendrán la capacidad de reducir notablemente la duración de los síntomas.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Caso clínico

 

Paciente masculino de seis meses de edad, que fue llevado a consulta de Dermatología por sufrir una
dermatosis situada en la región sacra y glútea derecha, que se apreciaba por las vesículas sobre una base eritematosa, agrupadas en racimos y separadas por espacio de piel sana, en 24 horas estas lesiones se prolongaron a la parte anterolateral del muslo, la rodilla y la pierna derecha con formación de ampollas, al quinto día las lesiones empezaron a secarse, surgieron costras sanguíneas sobre una base eritematosa que afluirán para formar placas de tamaño variable.

En el resto de la piel había vesículas de tamaño variable, muy escasas en número y situadas en el
abdomen y en la cara.

Mediante el interrogatorio que se dirigió se obtuvo el antecedente de que la madre padeció varicela
durante la semanas 26 de gestación, sin tener complicaciones o alteraciones congénitas, perinatales
o natales. La madre además refirió que dos días antes de la aparición de la “erupción”, el niño se estaba muy intranquilo, el lloraba con facilidad y no quería comer, con una fiebre de 38º.

El paciente se valoró en el Servicio de Dermatología y se decidió que quedara ingresado para así poderle suministrar el tratamiento adecuado bajo el diagnóstico de el Contagio del herpes zóster lumbofemoral
con tendencia a la diseminación.

Se le dieron baños de papelillos de sulfato de cinc y cobre tres veces al día y se le aplicó violeta de genciana a 2%, por vía parenteral se le administró aciclovir, a razón de 5 mg/kg/día. Las lesiones herpéticas se fueron limpiando, con desprendimiento de las costras y reepitelización posterior a los 21 días. Ver Articulo:Prevención del herpes:

El herpes zóster es una enfermedad localizada; 65% de los casos son mayores de 50 años de edad. Algunos autores la consideraran una entidad propia del adulto y su frecuencia durante la infancia
es muy baja, lo que hará que se comporte como una enfermedad rara durante la niñez, su incidencia es de 0.74 casos por cada 1,000 niños menores de nueve años de edad y de 1.38 casos por cada 1,000 niños entre 10 y 19 años, aunque en los últimos años se ha incrementado esta enfermedad.1,6.

Los estudios realizados en Madrid, España, durante un periodo de 11 años (1999-2010) demuestran que de 8,800 pacientes atendidos en la edad pediátrica, se registraron 99 casos de el Contagio del herpes zóster entre 0 y 15 años y sólo 8 estaban en el grupo comprendido entre 0 y 4 años de edad, por lo que no es muy frecuente.

Esta enfermedad deberá estar presente en el pensamiento
médico del dermatólogo en caso de que acuda a la consulta un lactante con síntomas o signos sugerentes de esta entidad, porque sí es posible diagnosticarla a pesar de que no es tan frecuente n los niños y sobre todo en lactantes, como el caso comunicado de seis meses de edad.3,10.

El tratamiento es mucho más efectivo y previene
complicaciones cuando se iniciara en las primeras 72 horas de comenzar el cuadro clínico.

El diagnóstico temprano se fundamentara en evidencias clínicas (las características de las lesiones y su distribución unilateral) y el antecedente de haber padecido varicela, porque el Contagio del herpes zóster se producirá como consecuencia de la reactivación del virus de la varicela zóster que ha permanecido latente en los ganglios dorsales de la médula espinal, establecidos durante la enfermedad generalizada primaria que es frecuente en niños; aunque este paciente no había padecido varicela.

Su madre la padeció durante la semana 26 de gestación, lo que es un factor de riesgo conocido de sufrir herpes zóster en la infancia, al ser infectado en útero y no se manifestaran malformaciones o alteraciones agregadas.4,6,9 En el embarazo la infección por este virus podrá provocar la muerte fetal y el aborto espontáneo en 3.7% de los casos,

varicela congénita en 4.1%, los cuadros de los herpes zóster, las alteraciones cromosómicas y varicela neonatal son menos frecuentes; algunos autores reportaran que de 373 mujeres infectadas en distintas etapas del embarazo, hubo 10 lactantes con el Contagio herpes zóster sin otras alteraciones.2,4.

Este caso nos hará tener siempre presente que esta enfermedad excepcional en lactantes previamente
sanos, y con dicha infección primaria adquirida por víaintrauterina .

 En niños

El Contagio del herpes zóster puede ser muy grave en las persona mayores, pero sin embargo no suele afectar a los niños o adolescentes. Si un niño o adolescente lo llegara a desarrollar, lo mas seguro es que sea un leve Contagio de herpes zóster y que se cure por si solo, aunque de igual manera es muy contagioso.

¿Qué es el herpes zóster?

 

El Contagio del herpes zóster es muy poco común en los niños y adolescentes con un sistema inmunitario sano. Se tratara de una erupción cutánea que es ocasionada por una infección de origen viral de los nervios que están hay justo debajo de la piel.

Tanto el Contagio del herpes zóster como la varicela estarán ocasionadas por el virus varicela-zóster. Que es cuando una persona sana contraerá la enfermedad de la varicela, el virus que permanecera en su sistema nervioso y que estará hay latente durante el resto de la vida. Este virus se mantendrá todo el tiempo en estado latente, aunque por largos periodos este inactivo, el mismo durara muchísimos años o por el resto de su vida. Ver Articulo:Virus del herpes

Aunque en mucha gente, este jamás reaparece. Pero en muchas otras personas, se podrá reactivar y causara el Contagio de herpes zóster. Los doctores hasta el día de hoy no saben con certeza por qué se reactiva el herpes zóster.

Este se podría o debería a que el sistema inmunitario se volverá mucho más vulnerable y este conforme se va envejeciendo. Este podrá ser el motivo de que el Contagio del herpes zóster sea aun más común en los adultos.

¿Cuáles son los signos del herpes zóster?

 

En muchísimos casos, lo primero que se notara es un cosquilleo, el hormigueo, el dolor y la picazón en el área o sitio adonde luego aparecerá la erupción. El herpes zóster que suele aparecer como una franja de piel que esta irritada y con unos granos en un lado del pecho o de la espalda.

De todos modos, puede que afecte en cualquier parte del cuerpo, inclusive en la cara y muy cerca de los ojos. Los granos que se llegan y convierten en ampollas que están llenas de pus y que se abrirán y que se cubrirán de costras al cabo de 7 a 10 días.

Que es cuando se van a formar las costras sobre las ampollas y que esto significara que el herpes se empieza a curar. Las costras que suelen cicatrizarse y que se suelen caer entre 2 y 4 semanas luego de que vaya a surgir el sarpullido.

Algunas personas con herpes zóster también pueden presentar fiebre, dolor de cabeza, fatiga y dolor muscular generalizado.

Algunas de las personas que por lo general, serán los que más entrados en años están tienen unos síntomas mucho más graves.

En la gran mayoría de los casos de herpes zóster se curara por si solo y no se evolucionaran en algún otro problemas. Es muy poco común, sobre todo en los niños y los adolescentes, que el herpes zóster llegue a evolucionar en las complicaciones que pueden ser graves.

Cómo se trata

Si crees que tu hijo podría tener un herpes zóster, llama a su médico. Si crees que lo podría tener en la cara, ponte en contacto con su médico de inmediato para evitar que la infección se le extienda a los ojos. Si tu hijo tiene el sistema inmunitario debilitado y contrae esta infección, deberá recibir atención médica de inmediato para evitar posibles complicaciones.

Los medicamentos antivirales podrán hacer que un episodio de herpes zóster se llegue a curar más deprisa disminuir el riesgo de complicaciones.

Pero no todos los pacientes necesitaran tomarlos. Para que se alivie el dolor, los doctores pueden recetar cremas, unos sprays o unos parches para anestesiar la piel. Si tu hijo tiene el picor o la comezón, es posible que el doctor le recomiende antihistamínicos.

Se deberá mantener la zona de la erupción limpia, lavándola con agua y jabón suave. Se podrá aplicar compresas frías y húmedas sobre las ampollas varias veces al día para aliviar el dolor y el picor.

Los pacientes con herpes zóster lo podrán contagiar muy fácilmente. Si tu tienes hijos estos lo podrían llegar a contraer, por eso deberán mantener bien cubierta en todo momento la zona del sarpullido.

Y debe tenerse así hasta que la erupción esté completamente curada, se deberá mantenerse bien alejado de los bebés recién nacidos, y de las mujeres embarazadas y de cualquier persona que no se haya vacunado contra la varicela y/o cuyo sistema inmunitario esté por algún motivo debilitado. Se deberán quedar en casa y dejar de asistir a su centro de estudios durante un tiempo.

Cuando se sospeche de que el niño puede tener el herpes zóster, lo primero que hay que hacer es llevarlo al doctor. Este lo examinará y le realizará el diagnóstico adecuado. Si se llega a confirmar que hay esa enfermedad, se determinará cuál es el tratamiento mas adecuando. Concreta-mente, dependiendo y en base a la gravedad del caso podrá optarse por unas u otras alternativas:

  • Las Cremas
  • Las cremas para el dolor que causaran las ampollas en las distintas zonas del cuerpo.
  • Las Compresas Frías

Las compresas frías que se aplicaran en las áreas y zonas afectadas. También estas tienen que encontrarse perfectamente limpias en pro de conseguir que no se lleguen a infectar y puedan empeorar.

Los Medicamentos de tipo antiviral

Estos son prescritos cuando el caso es más serio y se considera que es la forma de evitar las diversas complicaciones que puedan generarse. En concreto , se creerá que es la mejor medida que se puede tomar cuando afecta a los pequeños que tienen el problema de que tienen las defensas muy bajas.

Medicación Para La Fiebre

Estos son requeridos para paliar la fiebre, el pediatra podrá indicar la ingesta del fármaco que se considerara más adecuado para lograr que baje las décimas necesarias.

Otros datos de interés

 

Además de todo lo que se ha dado a conocer, no se puede pasar por alto otra serie de datos muy importantes sobre el herpes zóster. Entre los mismos destacaran los siguientes:

  • Aunque no es lo habitual, puede llegar a afectar a pequeños que ya han sido vacunados de la varicela.
  • Como hemos mencionado, afectara a niños, pero lo habitual es que sea a personas de más de 50 años.
  • En los menores, lo frecuente es que esta enfermedad se cure por sí sola, es decir, sin necesidad de tratamiento.
  • Entre las consecuencias o las complicaciones más severas y más infrecuentes, al mismo tiempo, que podrá aparecer están tanto problemas en la vista como la hepatitis o la neumonía. No obstante, además hay que hablar de dolor en la zona durante semanas e infecciones más severas de las áreas del cuerpo donde aparece la erupción.
  • El pequeño que tenga el herpes zóster deberá dejar de ir al colegio o a la guardería para no contagiar a sus demás compañeros. De la misma manera, se recomendara que no esté en contacto con quien no haya pasado la varicela y, sobre todo, con bebés o con embarazadas. Estas misma pautas se deberán aplicar con personas que, por distintas circunstancias, estén bajas de defensas.
  • Esta infección que nos ocupa no se puede prevenir de ninguna manera. No obstante, hay que señalar que la aplicación de la vacuna de la varicela es la mejor medida que se puede tomar al respecto.
  • La mejor manera de limpiar la zona afectada es con agua y con jabón que tenga PH neutro.

Dejar Comentario