≡ Menu




Herpes en el cuello: causas, síntomas, tratamiento y más

El herpes de cuello es una enfermedad infecciosa y viral. Su proceso de aparición es siempre el mismo. En 24 horas, aparecen pequeñas ampollas agrupadas. Unos dos días después, perforan y dejan salir un líquido. Luego se secan y toman una semana para formar costras, que sanan en menos de diez días. Es contagioso siempre y cuando la lesión no haya desaparecido.

Herpes en el cuello

Herpes en el Cuello

El herpes es una enfermedad viral causada por un virus: el virus del herpes simple tipo 1 o 2 (HSV1 o HSV2). Puede ubicarse a nivel de la boca (herpes labial), alrededor de las fosas nasales, dentro de la boca, en la parte posterior de la garganta, en las encías, en las mejillas, en la frente, en el cuello, en los genitales o Todavía en los ojos (herpes ocular). Tenga en cuenta que el herpes genital es un virus similar al del herpes labial, pero ligeramente diferente. Por lo tanto, es raro que una úlcera bucal esté en el origen del herpes genital y viceversa.

Tambien Te Recomiendo Ver...

El punto común del Herpes Simplex Virus (HSV) es cómo funcionan. Una vez introducido en el cuerpo (por una lesión de la piel o en una membrana mucosa), el virus infecta las células nerviosas del área afectada y se alojará en el ganglio linfático durante mucho tiempo (fase latente). Puede reactivarse debido a factores como el estrés, la exposición al sol, la menstruación, el trauma, la infección o la fiebre. Durante una recurrencia, multiplica y atraviesa las fibras nerviosas a la superficie de la piel, donde crea lesiones. (Ver Articulo: Herpes Simple Tipo 1)

Herpes en el cuello

Causas del Herpes en el Cuello

  • Exposición prolongada a UVB (solar o artificial)
  • Estrés y fatiga
  • Sobrecarga emocional
  • Algunas enfermedades infecciosas: resfriado, gripe.
  • Un sistema inmunológico débil.
  • Heridas en la boca (cortes, grietas, quemaduras, cuidado dental)
  • Cambios hormonales (menstruación, embarazo)
  • Un brote de fiebre.

El contagio es a través de la saliva y el contacto con las lesiones . Desde la primera infección con el virus, se multiplica en el cuerpo y se instala allí de por vida en los ganglios nerviosos. Se despierta de vez en cuando, recoge el mismo camino nervioso que recorre y, a menudo, reaparece en el punto exacto de su entrada. Del 70% al 90% de la población ha estado en contacto con el virus del herpes entre los 6 meses y los 4 años, generalmente durante un beso.

Pero el virus permanece inactivo para la mayoría de nosotros: somos “portadores sanos” sin empujar, a menos que estemos expuestos nuevamente. Nota: tener varicela no inmuniza contra el herpes , aunque ambos virus pertenecen a la misma familia. Algunos factores promueven el empuje del herpes: sol, frío, fiebre, estrés, menstruación, algunos medicamentos, fatiga. (Ver Articulo: Herpes en la Piel)

Herpes en el cuello

¿Todavía Reconocemos el Herpes?

No, desafortunadamente porque un diagnóstico temprano limitaría el contagio. Las primeras manifestaciones del herpes pueden confundirse con una micosis o una simple irritación. Los síntomas son los mismos en ambos casos de herpes. Sin embargo, en las mujeres, el diagnóstico de herpes genital es difícil porque puede localizarse en la vagina o en el cuello uterino.

No dude en consultar a su médico muy rápidamente. Tenga en cuenta los síntomas durante el empuje, pero especialmente los signos que lo han anunciado. Esto tratará el nuevo brote tan pronto como sea posible.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Síntomas

  • El primer síntoma del herpes es una sensación de hormigueo y ardor que aparece repentinamente en un punto específico del cuello.
  • Aparecen pequeñas vesículas llenas de líquido.
  • La piel alrededor de las lesiones es roja y dolorosa.
  • Las vesículas se vuelven opacas y el líquido dentro de los amarillos.
  • Se revientan y forman una corteza amarillenta.
  • Las costras se secan y caen.
  • El herpes a veces se acompaña de picazón y hormigueo, dolor difuso, dolor de cabeza, fiebre leve.
  • La duración total de la infección (entre el primer síntoma y la cura) dura de 7 a 14 días.

Herpes en el cuello

Tratamiento

Con el tiempo, los brotes desaparecerán muy a menudo. El tratamiento es el mismo en ambos tipos de herpes; Los medicamentos antivirales (pastillas y ungüentos de aciclovir y valaciclovir) limitan efectivamente la intensidad y la duración de las recaídas y reducen el dolor.

Las personas que tienen más de seis convulsiones al año pueden tomar este tratamiento continuamente. Esto reduce la frecuencia de las convulsiones en un 90% (y es menos contagioso cuando se está bajo tratamiento continuo). Pero este tratamiento es muy costoso e ineficiente en una minoría de pacientes.

El dolor puede ser aliviado por analgésicos orales. Se puede aplicar una solución antiséptica suave una o dos veces al día a la lesión. Los tratamientos locales, incluidos los antivirales (que contienen aciclovir), están disponibles sin receta. Están indicados para el herpes localizado y no deben usarse para lesiones ubicadas en otros lugares que no sean los labios.

En algunos casos, especialmente durante el primer herpes labial o en caso de ataques frecuentes de herpes, el médico puede prescribir un medicamento contra el herpes en forma de tabletas. Tomar antivirales a diario puede evitar que el virus se multiplique y, por lo tanto, se reactive. Finalmente, los estudios sugieren la efectividad de algunos tratamientos locales basados ​​en extractos de plantas.

Herpes en el cuello

¿Y la homeopatía contra el herpes?

Los remedios homeopáticos son a menudo menos efectivos que los medicamentos antivirales para tratar los brotes. Pero en la línea de fondo, a veces obtienen resultados definitivos.No hay receta ya que el tratamiento se adapta al terreno de todos. Los remedios más comúnmente encontrados son Sepia, Staphysagria, Gelsemium, Ignatia y Vaccino Toxicum.

¿El herpes en el Cuello es Contagioso?

Los dedos pueden ser fácilmente infectados por el virus del herpes, ya que la contaminación se puede hacer por contacto cercano de una persona a otra. Por lo tanto, ciertas profesiones están particularmente expuestas a este tipo de contaminación (dentistas, enfermeras).

El dedo se inflama y se vuelve rojo con algunas vesículas o un grupo de vesículas en forma de burbuja. Parece un blanco. Durante la primera contaminación, la persona tiene fiebre y ganglios linfáticos en las axilas. A diferencia de una paroniquia normal (bacteria), no hay dolor en la garganta.

Autoinoculación: cuidado con los dedos.

Sólo tocar un dolor frío puede contaminar tus dedos. De este modo, podrán transportar el virus del herpes en todos los demás lugares del cuerpo: los párpados, el oído. Los lugares de depósito del virus se vuelven tan múltiples como las posibilidades de los “viajes” de los dedos. Por lo tanto, es esencial lavarse bien las manos cuando han estado en contacto con las lesiones para evitar la contaminación de otras partes del cuerpo.

Herpes en el cuello

Cualquier lugar en el cuerpo puede estar expuesto.

  • Las infecciones por herpes de la piel pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo (tronco, brazos, piernas, glúteos, genitales)
  • Durante la autocontaminación, a través de los dedos
  • Durante el contacto cercano, especialmente durante deportes de contacto (judo, lucha, rugby) o en personas con defensas inmunitarias débiles (personas con eccema, mujeres embarazadas, recién nacidos, personas con cáncer) o el virus del sida).

¿Cómo evitar contaminar a sus seres queridos?

  • Respetando estrictas normas de higiene. Es contagioso tres días antes del inicio de las lesiones (así que comience el tratamiento lo antes posible).
  • Por lo tanto, elimina todo contacto con bebés, niños y personas cuyas defensas inmunológicas estén debilitadas.
  • En cualquier caso, no besar.
  • Evite tocar las lesiones para evitar la propagación del virus a otras partes del cuerpo.
  • No toque los ojos, nunca los limpie con una toalla que se usa para secar los labios y nunca humedezca sus lentes con saliva.
  • Lávese bien las manos si ha tocado las lesiones y no compartas tus toallas y paños.
  • Evite los deportes de contacto, pero puede ir a la piscina y al jacuzzi porque el virus no sobrevive al calor.

Herpes en el cuello

Herpes en el Cuello Uterino

El herpes genital es una enfermedad viral contagiosa y de transmisión sexual. Se manifiesta por empujes localizados en los genitales. Los signos de la enfermedad son sugerentes: erupción cutánea, picazón a veces acompañada de fiebre. El médico establecerá un tratamiento contra la crisis porque el virus no se puede eliminar. El especialista también informará al paciente sobre la prevención del herpes genital, que es muy contagioso.

Herpes Genital, ¿Qué Es?

El herpes genital es una enfermedad común de transmisión sexual. Se transmite durante el sexo o el sexo oral y afecta al 20% de la población sexualmente activa en Francia. Es más común entre las personas de 25 a 35 años. Sus síntomas son dolorosos y recurrentes y pueden alterar la vida sexual de los pacientes. Después de la infección primaria, el virus permanece en el cuerpo y luego aparece, más o menos regularmente, en forma de brotes. (Ver Articulo: Herpes Genital Femenino)

Herpes en el cuello

Signos de Herpes Genital

La infección primaria por el virus del herpes simple comienza de 7 a 21 días después del contacto sexual infeccioso. Cuando los signos son visibles, el herpes se manifiesta:

  • En los seres humanos por un balano-posthitis (inflamación del glande y prepucio) con uretritis (inflamación de la uretra);
  • En mujeres con vulvovaginitis febril aguda (inflamación de la vulva y la vagina) con meatitis o cervicitis (afectación del meato urinario o cuello uterino).
  • El herpes genital generalmente es causado por el virus del herpes simple tipo 2 (HSV2), pero el HSV 1 (involucrado en el herpes oral ) también puede estar involucrado.

También hay muchas formas asintomáticas de herpes genital (la mitad de los sujetos infectados no tienen signos). El virus puede estar presente de manera intermitente en las membranas mucosas, la persona no está al tanto, lo transmitirá a su (s) pareja (s).

Síntomas

La crisis del herpes sigue varias etapas: en el lugar de la erupción, el paciente siente picazón y quemaduras fugaces ; 24 a 48 horas más tarde, aparecen pequeñas vesículas, agrupadas en grupos en las regiones afectadas. Toma la forma de pequeñas burbujas rellenas con un líquido transparente.

Signos generales pueden estar presentes (fiebre, malestar general). Unos días después, las vesículas estallan para dar paso a pequeñas erosiones dolorosas y dolorosas; Es entonces la aparición de costras que firman el final de la crisis que duró ocho días.

Las membranas mucosas afectadas en las mujeres son la vulva, el área anal y la entrada vaginal; en el hombre, el glande, la vaina, el surco prepucial balano y la región anal. La lesión de herpes es dolorosa, no descansa sobre una base endurecida y se acompaña de una linfadenopatía. Es contagiosa durante 2 semanas.

Herpes en el cuello

Riesgo de Recurrencia del Herpes

Después de un primer ataque de herpes genital, 50 a 70% de los pacientes ya no sufrirán brotes de herpes. Los demás tendrán recurrencias frecuentes cuando se desencadenen factores: estrés, menstruación, gripe, corticosteroides.

En el momento del ataque, el virus latente en los ganglios linfáticos se une a la piel siguiendo los nervios y causando las lesiones. Las recidivas serán en forma de vesículas en el pene, la vulva, el cuello uterino, pero a veces también en las nalgas o las piernas. Son anunciados por el dolor local que el paciente aprende a reconocer.

Cuanto más grave sea la infección primaria, más probabilidades hay de que los sujetos se repitan. A largo plazo, las recurrencias tienden a ser menos frecuentes.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Herpes en el cuello

Tratamiento del Herpes Genital

Se discute la crisis, pero no eliminan el virus , que permanece latente en los ganglios linfáticos entre las recaídas. Se basa en el uso sistémico de sustancias antivirales, la mayoría de las veces orales (tabletas o soluciones orales ). Los antivirales locales, aunque se usan a menudo, no se han demostrado formalmente efectivos. Durante la infección primaria, el tratamiento puede estar asociado con un medicamento para el dolor , tipo analgésico.

En caso de recurrencia frecuente (al menos 6 por año), el tratamiento antiviral continuo es útil para espaciar o acortar las recidivas . Estos tratamientos parecen bien tolerados, pero es mejor suspenderlos cada pocas semanas para ver si es necesario continuar. Se recomienda una evaluación por el médico cada 6 a 12 meses. También es importante tratar el dolor ya que puede ser intenso. La aplicación de Clareva® (un gel a base de triglicéridos oxidados disponibles sin receta en farmacia), alivia el dolor en 24 horas y promueve una curación más rápida de las lesiones.

Adopta los Gestos Correctos

Ya sea la primera infección o las recaídas recurrentes, algunos reflejos pueden ayudarlo a:

  • ante los primeros síntomas, consulte a su médico ya que el tratamiento debe tomarse lo antes posible
  • hablar con su pareja
  • Lave las lesiones a fondo con agua y jabón, no use productos irritantes y secalos bien
  • use ropa suelta , preferiblemente de algodón, que retendrá menos humedad
  • en caso de quemaduras urinarias asociadas, beber mucha agua
  • Lávese bien las manos cada vez que entre en contacto con las lesiones
  • No compartas tus toallas con los que te rodean.

Herpes en el cuello

Prevención del Herpes Genital

Al igual que con cualquier enfermedad de transmisión sexual, considere tratar a la (s) pareja (s). El herpes es muy contagioso. Las relaciones sexuales deben estar protegidas (condones) durante la duración del tratamiento. Tenga en cuenta que durante los brotes, el condón no protege completamente contra la transmisión del virus.

Es mejor evitar informes durante este tiempo. Este es particularmente el caso cuando las lesiones se localizan en la piel, la vulva o los testículos. Atención, la contaminación es posible desde la boca hasta el sexo, y viceversa.

Además de las recaídas, si su pareja nunca ha estado en contacto con el virus, es recomendable usar un condón para limitar el riesgo de transmisión si el virus está presente. Cada año, 8 a 12% de los socios libres se infectan. Si tiene herpes labial, evite el sexo oral. También asegúrese de lavarse bien las manos si toca la boca.

Herpes en el cuello

Herpes Zóster en el Cuello

Las tejas, que también se llama herpes zoster, es una enfermedad viral que es causada por el mismo virus de la varicela . Por lo tanto, cualquier persona que haya tenido varicela (a menudo en la infancia) es portadora de este virus y puede desarrollar culebrilla en algún momento de sus vidas.

Es una erupción (a menudo en el pecho o la cara) que se parece a la varicela.
Esta enfermedad se desarrolla y evoluciona en unas pocas semanas (3-4) y causa un dolor a menudo insoportable. En la mayoría de los casos (99%), ocurrirá solo una vez, pero es posible que el dolor persista incluso después de la desaparición de los síntomas aparentes. (Ver Articulo: Herpes Zoster)

Causas de la Culebrilla

Después de la primera exposición al virus de la varicela, permanece “oculto” en los ganglios o nervios craneales. La culebrilla ocurre cuando el sistema inmunológico ya no puede controlar el virus de la varicela en el cuerpo. Esto sucede debido a la edad u otras enfermedades (VIH, algunos cánceres) que debilitan al paciente.

Algunos estudios también muestran que las posibilidades de reactivación del virus aumentan durante exposiciones muy altas al sol, en caso de estrés crónico o en caso de exposición continua a ciertos químicos.

¿Quién se ve Afectado?

Se estima que el 90% de los adultos son portadores del virus de la varicela y, por lo tanto, la culebrilla. Alrededor del 20% de estas personas desarrollarán culebrilla durante su vida, en particular:

  • Personas mayores (60 años y más).
  • Personas que tienen un sistema inmunológico debilitado por otra enfermedad.
  • Personas que toman corticosteroides y / o medicamentos inmunosupresores o que tienen que someterse a tratamientos de radioterapia.

Contagio

  • Es imposible contraer la culebrilla al tocar a alguien que tiene esta enfermedad.
  • Por otro lado, una persona que nunca haya tenido varicela (esto afecta aproximadamente al 10% de la población) puede contraerla si entra en contacto con el líquido contenido en las vesículas de la culebrilla.

Herpes en el cuello

Los Principales Síntomas de la Culebrilla

  • La culebrilla se desarrolla en varias etapas.
  • Generalmente comienza con hormigueo, ardor y sensibilidad a lo largo de un nervio, con mayor frecuencia en un lado del cuerpo.
  • Luego, aparece un enrojecimiento en la zona sensible.
  • Luego, aparecen pequeñas vesículas rojas llenas de líquido. Se secarán en 7 a 10 días.
  • La mayoría de las personas (60 a 90%) sufre de dolor muy intenso, a veces tan fuerte que se confunde con un ataque al corazón, ciática o apendicitis.
  • Además, en algunos casos: dolores de cabeza, fiebre, fatiga intensa, síntomas gastrointestinales.

Diagnóstico de Culebrilla

Los síntomas de la culebrilla son muy característicos y, por lo tanto, es posible detectarlo durante una simple visita al médico. Para evitar complicaciones, lo mejor es comenzar un tratamiento dentro de los 3 días posteriores a la aparición de la erupción.

Posibles Riesgos de Complicaciones

En algunos casos, el dolor asociado con la culebrilla persiste varias semanas (o incluso meses) después de la desaparición de otros síntomas y la curación de las lesiones. Esto se llama neuralgia post-herpética (o post-herpética). Los dolores son intensos y difíciles de aliviar. Incluso a veces se encuentran en el origen de un episodio de depresión.

Cuanto más viejo es el paciente, es más probable que tenga complicaciones con esta enfermedad, sin embargo, los estudios muestran que los riesgos de neuralgia se minimizan en gran medida al comenzar el tratamiento médico muy poco después de la aparición de los primeros síntomas.

Mucho más raramente, pueden ocurrir otras complicaciones: encefalitis, problemas oculares, parálisis de la cara, meningitis.

Herpes en el cuello

Tratamiento de las Tejas

Después del diagnóstico de culebrilla, es esencial tomar varios medicamentos para aliviar el dolor, reducir la duración de la enfermedad y evitar el riesgo de neuralgia. El médico le recetará:

  • Un medicamento antiviral (aciclovir, famiclovir o valaciclovir)
  • Analgésicos para aliviar el dolor.
  • Cortisona, a veces eficaz para reducir la duración de la enfermedad.
  • Se pueden recetar otros medicamentos si las culebrillas son seguidas por neuralgia post shingal
  • Además, varios tratamientos naturales pueden ayudar a reducir las molestias causadas por la picazón: loción de calamina, gel de aloe, una pasta a base de agua y sal de Epsom, una infusión de hojas de bálsamo de limón. Se aplica a heridas utilizando algodón.

Herpes en el cuello

Prevención de la Culebrilla

Al igual que muchas enfermedades, un estilo de vida saludable puede reducir el riesgo de contraer herpes (buenos hábitos alimenticios, descanso adecuado, ejercicio).

En los últimos años, una vacuna contra el herpes está disponible para personas mayores de 60 años. Tiene algunas contraindicaciones y no es 100% efectivo, pero permite, en algunos casos, evitar completamente la enfermedad y en otros casos, reducir en gran medida su duración y dolor que existen. están asociados.

Además, es posible que la vacunación casi de rutina de los niños contra la varicela influya en la aparición de la culebrilla, pero llevará algunos años más para estar absolutamente seguro.

Herpes en el cuello

Otras Consecuencias

  • Cicatrices de la piel
  • Las cicatrices pueden formarse en la córnea y reducir la agudeza visual.
  • La participación de los nervios craneales puede causar problemas de audición, parálisis de los músculos de la cara o pérdida del gusto.
  • En algunos pacientes, puede haber daño cerebral, meninges o del cordón dorsal; También puede ocurrir parálisis del diafragma.
  • Una extensión de las lesiones a toda la superficie del cuerpo (herpes zoster generalizado) se encuentra en sujetos con defensas inmunitarias debilitadas o bajo inmunosupresión. Esta situación puede poner en peligro la vida del sujeto.
  • La neuralgia postherpética es muy dolorosa y es similar a “apuñalar”.
  • Las lesiones pueden dejar áreas de piel hiperpigmentada (marrón) o despigmentadas (blanca).

Herpes en el cuello

El Impacto Psicológico del Herpes

El botón del herpes es antiestético y muy embarazoso. A menudo tiene un impacto significativo en la vida de los pacientes. En la vida familiar, el dolor frío es el estigma de una enfermedad En las relaciones amorosas, la lesión prohíbe el beso En la sociedad, obstaculiza y presenta desventajas. Por lo tanto, entendemos por qué las incesantes incesantes pueden agotar psicológicamente.

El herpes todavía se percibe como una enfermedad vergonzosa y sucia. Las palabras más comunes sobre el herpes labial son elocuentes: sucio, repulsivo, feo. En una sociedad donde la apariencia es crucial, el herpes puede ser percibido como una verdadera desventaja social que disminuye las posibilidades de éxito en la sociedad. Comportamiento evasivo hacia su familia, familia y pareja.

Herpes en el cuello

En algunos pacientes, la perturbación psicológica asociada con el herpes produce sentimientos de insatisfacción (disgusto, ira, estrés ) relacionados con la impresión de no poder controlar las situaciones estresantes que son responsables del brote de herpes. sensación de pérdida de control que constituye un factor de estrés en sí mismo y una angustia interna difícil de aceptar por el entorno, que conserva únicamente la naturaleza benigna de la enfermedad.

Además, esta enfermedad induce una impresión de transparencia: el herpes actúa como un verdadero “marcador” de estrés, fatiga o desequilibrio. Por lo tanto, el dolor frío revela un estado interno que uno preferiría esconderse de los demás. El herpes también conduce a una sobre evaluación de miradas y juicios negativos.

Herpes en el cuello

Herpes: Molestias Relacionadas con la Falta de Conocimiento de la Enfermedad

Más de la mitad de las personas con herpes no acuden al médico. En cuestión: conocimiento insuficiente de la enfermedad, miedo a ser juzgado, ignorancia de los tratamientos disponibles. Para aquellos que no quieren separarse de la vida social y el ocio, existen soluciones que van desde medidas de higiene hasta tratamientos.

En caso de convulsiones frecuentes, el médico puede proponer un tratamiento preventivo que disminuirá la frecuencia de estos. También debemos informar mejor a toda la población. Muchos han oído hablar de herpes pero no saben exactamente qué es.

Herpes en el cuello

Dejar Comentario