Aneurisma de la aorta: ¿qué es? Síntomas, operación y más.

La aorta es la arteria más grande del cuerpo y es el vaso sanguíneo que transporta sangre rica en oxígeno lejos del corazón a todas las partes del cuerpo. Es este articulo haremos mención de la Aneurisma de la aorta, situación que complica este extenso sistema de nuestro cuerpo.

¿Qué es?

Un aneurisma aórtico es un agrandamiento fuera de común en una localización de la pared de la aorta. Un aneurisma puede ocurrir en cualquier parte del árbol vascular. La protuberancia o el globo se pueden definir como:

  • Fusiforme: Uniforme en forma, apareciendo igualmente a lo largo de una sección extendida y bordes de la aorta.
  • Aneurisma sacular: Ampolla pequeña y desbocada en un lado de la aorta que se forma en un área debilitada de la pared de la aorta.

Un aneurisma puede desarrollarse en cualquier lugar a lo largo de la aorta:

  • Los aneurismas que ocurren en la sección de la aorta que atraviesa el abdomen (aorta abdominal) se denominan aneurismas aórticos abdominales.
  • Los aneurismas aórticos que ocurren en el área del pecho se llaman los aneurismas aórticos torácicos y pueden implicar la raíz aórtica, la aorta ascendente, el arco aórtico o la aorta descendente.
  • Los aneurismas que involucran a la aorta a medida que atraviesa el abdomen y el tórax se denominan aneurismas aórticos toraxo abdominal.
  • Los aneurismas aórticos abdominales y el aneurisma torácico no son el único tipo de aneurisma.

Los aneurismas pueden desarrollarse en otros vasos sanguíneos:

  • Popliteal: Un aneurisma en la arteria detrás de la rodilla
  • Renal: Aneurisma en el riñón; una condición muy rara
  • Visceral: Aneurisma en un órgano interno y/o en los intestinos

Tu corazón es el músculo más importante de tu cuerpo. Durante su vida bombeará suficiente sangre para llenar alrededor de tres superpetroleros.  La aorta es el vaso sanguíneo más grande del cuerpo.

Aunque su aorta es un caballo de fuerza resistente y duradero, a veces sus paredes pueden debilitarse y abultars. Esto podría causar una fuga que derrame sangre en su cuerpo. (Ver artículo: Sistema circulatorio cerrado)

Algunos aneurismas aórticos estallan, otros no. Otros fuerzan el flujo de sangre lejos de sus órganos y tejidos, causando problemas, tales como ataques cardíacos, daño renal, derrame cerebral, e incluso la muerte.

Tipos de aneurismas aórticos

Hay dos localizaciones de aneurismas aórticos. Uno, en el pecho, es un aneurisma aórtico torácico. El otro está en el abdomen y se llama aneurisma aórtico abdominal.

Aneurisma aórtico torácico: Los genes juegan un papel en las probabilidades de tener un aneurisma aórtico en el pecho. Las condiciones que las personas pueden nacer con que pueden afectar la aorta incluyen una válvula aórtica bicúspide, el síndrome de Marfan y el síndrome de Humatrope. (Ver artículo: Sistema circulatorio)

Otras causas de Aneurisma torácico pueden ser:

  • Presión arterial alta
  • Infección
  • Acumulación de placa en las arterias (ateroesclerosis)
  • Colesterol alto
  • Lesión traumática súbita

Es posible que no sepa que tiene un aneurisma aórtico torácico porque los síntomas a menudo no aparecen hasta que el aneurisma se vuelve grande o estalla. Pero a medida que crece, usted puede notar algunos signos, incluyendo:

  • Dolor en el pecho o la espalda
  • Dificultad para respirar o tragar
  • Dificultad respiratoria
  • Tos
  • Ronquera

Su médico a menudo puede diagnosticar un aneurisma aórtico torácico con exámenes como una radiografía, un ecocardiograma, una tomografía computarizada o un ultrasonido. También se monitorea con frecuencia anualmente para evaluar el crecimiento.

Las proyecciones de rutina, especialmente para condiciones genéticas específicas, también pueden ayudar a su médico a averiguar si sus probabilidades son mayores. Si lo son, podría prescribirle medicamentos para bajar el colesterol y reducir la presión sanguínea. (Ver artículo: Enfermedades Vasculares)

Si su aneurisma crece continuamente es preferible que se acuda a la cirugía. Su médico reemplazará la sección dañada de la aorta con un tubo hecho por el hombre. Una vez que esté en su lugar, el injerto hará que esa sección de la aorta sea más fuerte.

Aneurisma aórtico abdominal.

Esto puede ocurrir en la porción de la aorta que pasa por el abdomen. Por lo general, no hay signos indicativos para advertirle que algo está mal. Aun así, usted podría tener:

  • Dolor de espalda
  • Un dolor profundo en el costado del abdomen
  • Una sensación pulsátil cerca de tu ombligo
  • Si el aneurisma se rompe, es posible que se sienta enfermo del estómago o de repente desarrolle un dolor intenso en la espalda o el abdomen. Puede vomitar, sudar o sentirse mareado.

Los doctores no saben realmente qué causa un aneurisma aórtico abdominal, aunque sospechen que algunas cosas pudieron desempeñar un papel:

  • Endurecimiento de las arterias, que los doctores también llaman ateroesclerosis
  • Fumar
  • Presión arterial alta
  • Predisposición genética

Si el médico lo diagnosticó con un aneurisma abdominal, puede haber una posibilidad de coágulos sanguíneos. Se pueden formar coágulos pequeños en el área del aneurisma, romperse y fluir hacia las piernas, los riñones u otros órganos. (Ver artículo: Enfermedades del sistema circulatorio)

Diagnóstico y tratamiento

Como con un aneurisma aórtico torácico, su doctor puede detectar a veces un aneurisma aórtico abdominal durante un examen rutinario.

Él podría sugerir un examen de ultrasonido, también, especialmente si usted es un hombre de 65 a 75 años de edad que ha fumado alguna vez, o cree que sus probabilidades de obtener un aneurisma aórtico son altas.

Si él encuentra un bulto, y es pequeño, él puede ser que quiera mantener un ojo en él para cerciorarse de que no consigue más grande y se convierte en un problema más adelante. Si el aneurisma es grande, es posible que necesite cirugía.

Esto se puede hacer ya sea con cirugía abdominal abierta o cirugía endovascular. La cirugía que se realiza dependerá de su salud general y del tipo de aneurisma. (Ver artículo: Vasos sanguíneos)

La cirugía abdominal abierta se usa para extirpar las áreas dañadas de la aorta. Es la forma más invasiva de cirugía y tiene un tiempo de recuperación más largo. La cirugía abdominal abierta puede ser necesaria si el aneurisma es muy grande o si ya se ha roto. La cirugía endovascular es una forma menos invasiva de cirugía que la cirugía abdominal abierta.

Consiste en usar un injerto para estabilizar las paredes debilitadas de la aorta. Para una pequeña de menos de 5,5 centímetros de ancho, el médico puede decidir vigilarla regularmente en lugar de realizar una cirugía. La cirugía tiene riesgos, y los pequeños aneurismas generalmente no se rompen.

¿Qué es un aneurisma aórtico ascendente?

La aorta es el vaso sanguíneo más grande que se encuentra en el cuerpo. Deja el corazón y forma un arco. La porción descendente del arco, llamada aorta descendente, está conectada a una red de arterias que suministra la mayor parte del cuerpo con sangre rica en oxígeno.

La parte ascendente del arco, que es la sección más cercana al corazón, se llama la aorta ascendente.

La parte de la aorta en el tórax se llama aorta torácica. La porción más abajo en su tronco se llama la aorta abdominal. Un aneurisma es una protuberancia que se forma en la pared de una arteria.

Sucede cuando la pared arterial se debilita. Los aneurismas en cualquier parte del cuerpo son peligrosos porque pueden romperse y causar sangrado interno masivo. Un aneurisma aórtico ascendente es especialmente grave. Una ruptura en esta parte del cuerpo puede ser potencialmente mortal. (Ver artículo: Ciclo Cardíaco)

Síntomas

Algunos aneurismas aórticos ascendentes nunca se rompen ni causan síntomas notables. A menudo son descubiertos por accidente, cuando una radiografía de tórax u otro examen revela un bulto en la aorta. Si se presentan síntomas, pueden incluir:

  • Dolor sordo o sensibilidad en el pecho
  • Tos o ronquera
  • Dificultad respiratoria
  • Dolor en la espalda, la mandíbula o el cuello

Si la aorta se rompe, sentirá un dolor repentino y agudo en el pecho que se extiende a la espalda, entre los omóplatos.

Causas y factores de riesgo

Todavía no se entiende bien por qué algunas personas desarrollan un aneurisma aórtico, mientras que otros no. Diferentes factores pueden aumentar su riesgo, incluyendo:

Cardiopatía: la causa más común de aneurismas aórticos es la aterosclerosis, también conocida como endurecimiento de las arterias. Usted también está en un riesgo más alto de un aneurisma aórtico ascendente si usted tiene enfermedad de la válvula aórtica. La válvula aórtica libera sangre del corazón hacia la aorta.

La mayoría de las personas tienen una válvula aórtica con tres colgajos o folíolos que se abren y cierran con cada latido cardíaco. Si usted nació con una válvula bicúspide (válvula aórtica con dos aletas), usted tiene un riesgo más alto de un aneurisma aórtico ascendente.

Edad avanzada: Un aneurisma aórtico ascendente generalmente se forma en personas de 60 y 70 años.

Antecedentes familiares: Cerca de un poco más del  20% de todos los aneurismas torácicos se convierten en gente con antecedentes familiares de aneurismas torácicos. Estos casos tienden a desarrollarse en personas más jóvenes.

Genética: Ciertas afecciones hereditarias están ligadas a un mayor riesgo de aneurismas aórticos ascendentes, incluyendo:

  • Síndrome de Marfan
  • Síndrome de Humatrope.
  • Síndrome de Turner
  • Síndrome de Elers-Danlos: estos se llaman los desórdenes del tejido conectivo, y pueden llevar a muchas complicaciones además de aneurismas aórticos.

Infección: Algunas veces, algunas infecciones también pueden debilitar las paredes arteriales, incluyendo aquellas en el arco aórtico. Estas infecciones incluyen sífilis y salmonella.

¿Cómo se diagnostica?

Un aneurisma aórtico ascendente se encuentra a menudo durante un chequeo rutinario o un examen ordenado para otra afección. Por ejemplo, una radiografía de tórax puede mostrar una aorta abultada. Otras pruebas de la proyección de imagen que pueden detectar un aneurisma aórtico incluyen:

  • Un ecocardiograma, que utiliza ondas sonoras para crear imágenes del corazón. También puede mostrar un cambio en la aorta.
  • Una tomografía computarizada que crea imágenes en capas del corazón u otro órgano interno. A veces, los doctores insertan un tinte en una arteria para revelar posibles problemas de flujo sanguíneo en la tomografía computarizada.
  • Angiografía por resonancia magnética, que es un tipo de resonancia magnética. Utiliza un tinte inyectado en sus vasos sanguíneos para hacerlos más fáciles de ver. Esta prueba utiliza un campo magnético y ondas de radio para crear imágenes de la parte del cuerpo que se está examinando.

Una vez que se descubre un aneurisma, la decisión de tratarla depende generalmente de su tamaño o tasa de crecimiento. Por lo general, la reparación quirúrgica es necesaria una vez que un aneurisma alcanza los 5 centímetros (cm) de diámetro.

Opciones de tratamiento

Un aneurisma de menos de 5 cm puede ser monitoreado sin cirugía. Sin embargo, el médico puede recomendar la reparación quirúrgica de un pequeño aneurisma que crece más de 0,5 cm por año. Igualmente, un pequeño aneurisma que está causando síntomas también debe ser reparado. (Ver artículo: Circulación pulmonar)

Si usted tiene síndrome de Marfan, su aneurisma aórtico ascendente debe ser reparado una vez que alcance los 4,5 cm de diámetro. Un aneurisma de ese tamaño también debe repararse si va a tener una cirugía de la válvula aórtica.

Los métodos de tratamiento incluyen lo siguiente.

Reloj y espera

Si usted y su médico están de acuerdo en que es mejor un enfoque de vigilancia y espera, se le puede colocar en medicamentos para ayudar a reducir la presión arterial y el colesterol. Los medicamentos para reducir la presión arterial incluyen bloqueadores beta, que también ralentizan su ritmo cardíaco y los bloqueadores de los receptores de angiotensina.

También se prescriben a las personas con Marfan y síndrome de s sin importar su presión arterial. Las estatinas son medicamentos que pueden ayudar a reducir el colesterol malo.

Cirugía abierta

En este procedimiento, un cirujano abre el pecho y reemplaza la porción dañada de la aorta con un tubo sintético llamado injerto. En algunos casos, también reemplazan la válvula aórtica con una válvula sintética.

Cirugía endovascular

En este procedimiento, la porción debilitada de la aorta permanece en su lugar. El médico inserta un catéter diminuto y flexible en una arteria de la pierna y guía el tubo hasta la aorta. A continuación, el catéter despliega un injerto que rodea la parte vulnerable de la aorta para fortalecerla.

Cirugía de emergencia

La cirugía de la emergencia se puede hacer a veces para reparar un aneurysm que se rompa, aunque debe ser hecho rápidamente. El riesgo de un evento de sangrado fatal es alto si el sangrado no se trata con prontitud. Incluso con la cirugía, hay un alto riesgo de complicaciones después de una ruptura.

¿Cuál es la perspectiva de un aneurisma ascendente de la aorta?

La cirugía abierta para reparar un aneurisma puede requerir un tiempo de recuperación de aproximadamente un mes. Su edad y salud en general también son factores que afectan su velocidad de recuperación. El tiempo de recuperación para un procedimiento endovascular menos invasivo es más corto que para una cirugía abierta. Sin embargo, se debe realizar un control regular para buscar fugas a través del injerto. (Ver artículo: Lóbulo parietal)

Si usted tiene un aneurisma, asegúrese de seguir el consejo de su médico acerca de los medicamentos y los exámenes de seguimiento. Un aneurisma puede crecer sin que tú lo sepas, así que no te arriesgues. Sin tratamiento, una ruptura puede ser fatal. Y si se aconseja la reparación quirúrgica, no lo posponga. La perspectiva a largo plazo para alguien con un aneurisma aórtico ascendente es buena si se repara antes de que se rompa. La cirugía electiva para reparar un aneurisma tiene sólo una tasa de mortalidad del 5 por ciento.

Aneurisma aórtico torácico descendente

Un aneurisma aórtico torácico descendente es abultado y la debilidad en la pared de la aorta torácica descendente, situada en la parte posterior de la cavidad de pecho. La aorta es el vaso sanguíneo más grande del cuerpo, y entrega sangre del corazón al resto del cuerpo. Un aneurisma aórtico torácico descendente puede reventar, que puede causar la sangría peligrosa para la vida, incontrolada.

Otros factores de riesgo incluyen:

  • Edad 60 o mayor
  • Género masculino
  • Antecedentes familiares de aneurismas aórticos torácicos
  • Colesterol alto
  • Presión arterial alta
  • Fumar
  • Diabetes
  • Trastornos genéticos
  • Diagnóstico de un aneurisma aórtico torácico descendente

Si usted tiene un aneurisma aórtico torácico descendente, es posible que experimente dolor severo o sordo en el abdomen, el tórax, la espalda baja o la ingle y/o dolor agudo, repentino en la espalda o el abdomen.

Estos pueden diagnosticarse a través de una serie de pruebas, incluyendo:

  • Radiografía de tórax
  • Tomografía computarizada
  • Exploración por resonancia magnética
  • Angiografía
  • Ecocardiografía
  • Tratamiento para un aneurisma aórtico torácico descendente

Usted y su proveedor de atención médica elegirán un método de tratamiento que se adapte a sus necesidades.

Supervisión cercana: usted puede someterse a exámenes regulares para verificar el tamaño y el crecimiento del aneurisma para determinar si el tratamiento es necesario.

Cambios en el estilo de vida: pasos como dejar de fumar, controlar la diabetes y comer una dieta baja en grasas para reducir los niveles de colesterol pueden ayudar a evitar que el aneurisma crezca.

Medicación: la medicación puede ayudar a reducir la presión arterial alta o los niveles de colesterol.

Cirugía: los cirujanos pueden reparar el aneurisma con un injerto, que insertan en la aorta a través de una arteria en la pierna. En algunos casos, la cirugía abierta (que requiere una incisión más grande en el tórax) puede ser necesaria para reparar el aneurisma al reemplazarlo por un vaso sanguíneo artificial.

Disección aórtica tipo B.

Una disección aórtica de tipo B ocurre cuando hay un desgarro íntimo presente más allá de la arteria subclavia izquierda. Sin embargo, esta lágrima también se puede formar en el arco aórtico. El canal falso se propaga distalmente hacia la aorta descendente y abdominal. Si el canal falso viaja hacia la aorta ascendente esto se clasifica como una disección aórtica del tipo a.

El paso de la sangre a través del canal falso puede llevar a complicaciones tales como lesión de la médula espinal (paraplejía), carencia del suministro de sangre a los intestinos (isquemia mesentérica) o extremidades más bajas. El flujo de sangre en el canal falso puede causar estas complicaciones pellizcando o enangostando el flujo de sangre en las ramas de la aorta.

  • En general, más del 60-80% de los pacientes con disección aórtica tipo B tienen una presión arterial elevada en la presentación.
  • Otra característica predominante en pacientes con disecciones aórticas es la historia de fumar del cigarrillo.
  • Aproximadamente el 30-40% de los pacientes tienen antecedentes de aterosclerosis.
  • De diez a veinte por ciento de los pacientes tienen antecedentes de trastornos del tejido conectivo, cirugía cardiaca o aórtica previa o aneurisma aórtico.
  • La presentación más común es severa, aguda, lagrimeo, dolor de espalda. A veces, el dolor puede sentirse como si se estuviera extendiendo hacia el pecho y el abdomen.
  • Aproximadamente el 90% de los pacientes pueden ser tratados de manera conservadora con la presión arterial y el control del ritmo cardíaco. El tratamiento se llama terapia del “anti-impulso”.

Básicamente, la terapia consiste en ralentizar el ritmo cardíaco y bajar la presión sanguínea con medicamentos para la presión arterial diseñados para reducir el estrés contra la pared de la aorta.

La cirugía o las terapias endovasculares se realizan cuando hay complicaciones de la disección aórtica tales como ruptura o falta de sangre a los varios órganos (malperfusion). Si hay una rápida expansión en el tamaño de la aorta en los primeros días después de la disección, la cirugía o la reparación endovascular puede ser necesaria.

El estudio de diagnóstico de la opción para la disección aórtica del tipo B es un angiograma de la exploración del CT.  Un ecocardiograma transesofágico, un ultrasonido especializado, se puede realizar sin embargo es menos eficiente, más invasor, requiere un cardiólogo y una sedación y puede no estar disponible en todas las horas.

Resultados a largo plazo con terapia médica.

Los pacientes requieren un seguimiento a largo plazo para evaluar la tasa de crecimiento y el tamaño de la aorta.  Los primeros dos años después de una disección aórtica es cuando el paciente está a lo más riesgo de experimentar cambios en el diámetro de la aorta torácica descendente. La aorta torácica debilitada secundaria a la disección aórtica puede convertirse en un aneurisma.

Por lo tanto, los pacientes deberán ser vistos y someterse a estudios cada 6 meses durante los primeros dos años.

En los estudios dedicados a la investigación de la historia natural de los aneurismas aórticos torácicos, los pacientes con una disección aórtica crónica tipo B tendieron a tener más complicaciones aórticas cuando el diámetro aórtico alcanzó los 5,5 a 6 cm. Los pacientes con un aneurisma aórtico disecado de la aorta torácica descendente pueden necesitar la cirugía o una reparación endovascular cuando el diámetro alcanza 5.0-5.5 cm.

Prevención del aneurisma de la aorta.

Un aneurisma es esencialmente un globo que se forma en un vaso sanguíneo. Puede aparecer en su cerebro, corazón o abdomen, y no necesariamente causa problemas. Si crece, puede romperse y causar sangrado interno.

¿Por qué aparecen los aneurismas?

Hay varios factores que pueden hacer que usted predisponga para desarrollar este tipo de anomalía. Los más comunes son:

  • Hipertensión arterial
  • Colesterol alto
  • Uso del tabaco
  • Embarazo

Es importante recordar que un aneurisma puede ser causado por diferentes cosas. Por lo tanto, cualquier factor que afecte la sangre o los vasos sanguíneos puede causarlo. Una vez que sucede, es difícil de tratar. Debido a esto, lo mejor que se debe hacer es prevenirlo.

  1. Tener una dieta rica en frutas y hortalizas.

Usted debe comer una gran cantidad de frutas y verduras diariamente. Le dan a su cuerpo los nutrientes que necesita para una buena salud cardíaca. Es importante consumir alimentos ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes. Estos ayudan a reducir la inflamación en las paredes arteriales. Al hacer esto, usted contribuye directamente a prevenir un aneurisma. La recomendación general es comer por lo menos dos porciones de fruta por día.

Usted puede elegir los que usted prefiera. Pero los mejores son:

  • Frambuesas
  • Moras
  • Fresas
  • Arándanos
  • Uvas

Sólo recuerda que al elegir frutas, lo mejor es elegirlos basándote en la temporada. Cuantos más frescos sean, mejor serán sus beneficios. También es importante evitar las frutas envasadas. Tienen conservadores que pueden afectar su salud. Además, pueden aumentar el riesgo de desarrollar diferentes problemas.

  1. Evite beber alcohol y usar tabaco.

Cuando se trata de prevenir un aneurisma, es importante vivir una vida libre de toxinas viciosas que afecten su salud. Estos incluyen el uso de tabaco y alcohol. Ambos de estos hábitos son factores que pueden hacer que usted más predispuesto a sufrir un gran número de enfermedades crónicas. Además, es importante evitar el humo del cigarrillo. Incluso si es de segunda mano, tiene el mismo riesgo de desarrollar aneurismas como lo hace para un fumador activo. Además, el alcohol debilita las paredes de los vasos sanguíneos.

  1. Evite el uso constante de medicamentos.

El uso excesivo de medicamentos puede inflamar las arterias. No importa si usted está usando un medicamento recetado o no. Debido a esto, es importante que no tomes algo a menos que tu médico te lo indique. Para los medicamentos recetados, es importante que los tome según las instrucciones de su médico. Además, es una buena idea decirle a su médico si tiene antecedentes familiares de aneurismas. De esta manera, pueden tomar esto en consideración al prescribir medicamentos.

  1. Ejercicio.

Ejercitarse diariamente le ayuda a mantener una buena salud cardiovascular. Esto también le ayuda a mantener un peso corporal saludable y una mente saludable. Trate de resolver todo lo que pueda. Una rutina de ejercicios necesita ser planeada basándose en sus necesidades y habilidades.

Pero, usted también puede hacer lo mejor de cualquier oportunidad de usar las escaleras o caminar cuando la oportunidad se presenta.

El mínimo necesario para prevenir un aneurisma y otras enfermedades es de 30 minutos de ejercicio por día. Sin embargo, usted necesita asegurarse de que no se esfuerza demasiado. Tenga en cuenta cualquier problema o límite que tenga.

Si es necesario, comience con los ejercicios más cortos. Si usted no está acostumbrado a hacer cualquier ejercicio, una buena opción es tomar tres cortas, 10 minutos de caminatas por día. A medida que pase el tiempo, podrá aumentar la cantidad de tiempo. Y luego, puede reducir el número de sesiones que su cuerpo permite.

  1. Consulte a su médico para chequeos periódicos.

Es importante controlar sus niveles de presión arterial, colesterol y peso a menudo. Si usted sufre de colesterol alto y usted ha desarrollado un aneurisma, usted necesita reducir su consumición de ciertos alimentos. Éstos incluyen los alimentos fritos, enlatados, rápidos y las carnes grasas.

Además, es importante que vayas a revisiones periódicas tan a menudo como tu médico te lo indique. Recuerda, si no previenes un aneurisma, es importante verlo. Hacer esto le permite reducir la probabilidad de que cause problemas. Si está sano, necesita ver a su médico al menos dos veces al año. Esto les permite monitorear su salud regularmente.

  1. Reduzca la tensión.

Las situaciones diarias ocurren que pueden hacer que usted desarrolle altos niveles de la tensión. Es importante identificarlos y controlarlos para prevenir un aneurisma. Los problemas de relación, el trabajo, las cuestiones financieras y los traumas emocionales son algunos ejemplos. Estas situaciones pueden aumentar el nivel de estrés en su vida diaria. Trata de hacer actividades que te relajen y te rodees de personas positivas.

  1. No ponga el énfasis en su historia familiar.

Los aneurismas pueden causar grandes temores. Pero, es importante que les des la cantidad correcta de importancia. Si tiene antecedentes familiares, hable con su médico. Y controlar sus factores de riesgo. Recuerde que la posibilidad no significa que va a suceder. Es aconsejable hablar con su médico y contarles sobre esto. De esta manera se darán cuenta de este factor todo el tiempo.

(Visited 1.286 times, 1 visits today)

Deja un comentario