Arteria braquial: anatomía, función, ubicación y mucho más

La arteria braquial es también conocida bajo el nombre de la arteria humeral, siendo esta ubicada en la parte de ambos brazos, específicamente cerca de la arteria axilar y cumple con la función principal de llevar la sangre hacia los músculos

Anatomía de la arteria braquial

La anatomía que se vincula con la presencia de la arteria braquial se puede destacar por la aparición de numerosas ramas que resultan fundamentales para el envío de toda la sangre oxigenada hacia los músculos que se pueden localizar alrededor de todo el brazo de la anatomía del cuerpo humano.

Con respecto a las ramas que se conectan con esta arteria podemos mencionar que se divide en dos grandes grupos, siendo la primera el conjunto de las ramas colaterales del brazo y la última restante el grupo de las ramas terminales, cabe destacar que todas estas ramas parten de la arteria braquial y se distribuyen hacia distintas zonas dentro de la musculación del brazo de los seres humanos.

Comenzando con al mención de todas las ramas y las arterias que se ubican dentro de la clasificación de las ramas colaterales podemos destacar con la presencia de la arteria profunda del brazo la cual también es conocida bajo el nombre de la braquial profunda o simplemente la humeral profunda y esta es una de las más influyentes dentro del proceso del sistema circulatorio del organismo.

Seguido a esto, nos topamos con las arterias nutricias del húmero y la rama deltoidea, siendo al última mencionada la que posee una fácil distinción con respecto a las otras ramas y arterias ya que esta llega a abarcar mucho más espacio en la anatomía, al mismo tiempo que se caracteriza por el punto de origen junto al trayecto que este posee.

Continuando con la mención de las ramas y las arterias que se logran encontrar dentro de la distribución de las ramas colaterales de la arteria braquial mencionamos a la arteria colateral media junto a la radial, siendo estas dos las que poseen la característica principal de no generar otro tipos de ramas dentro de su distribución alrededor del cuerpo y estas dos tienen el punto de origen en común la arteria profunda del brazo.

Por otro lado, no podemos dejar atrás al conjunto de la arteria colateral cubital superior e inferior, siendo estas también denominadas como la colateral interna, ambas se pueden observar que se originan gracias  a la presencia de la rama colateral que se ubica dentro de la arteria braquial, a pesar de esto se puede destacar que como punto de referencia para determinar la diferencia entre ambas es la ubicación que estas poseen, tal cual como lo dicen el nombre una se puede localizar fácilmente en la parte alta del brazo mientras que la última restante en la parte baja.

Tras conocer y mencionar brevemente a la clasificación de las ramas colaterales que posee la arteria braquial, mencionamos que ahora es el turno de describir a las ramas terminales, siendo esta una división que solamente posee un total de dos arterias dentro de ella: la arteria ulnar o también conocida como la cubital y finalizando con la arteria radial. Con respecto a la localización que poseen estas dos arterias destacamos que tomando en cuenta la mano derecha de los seres humanos, podemos encontrar a la arteria ulnar del lado derecho al nivel de la muñeca, mientras que la radial se ubica en el lado izquierdo al mismo nivel.

La arteria ulnar junto a la arteria radial se pueden encontrar unidas mediante la presencia del arco palmar superficial, siendo este localizado un poco más hacia el centro de la mano de la persona y es el encargado de hacer que ambas arterias se logren comunicar respectivamente.

El resumen que se puede realizar tras conocer a fondo sobre la distribución y la anatomía que se encuentra al momento de hablar sobre la arteria braquial es que esta posee un gran número de arterias y variables que se originan gracias a la presencia de esta, por lo tanto, se pueden encontrar localizadas de manera sencilla ya que están alojadas alrededor de todo el brazo de las personas, por otro lado, también se menciona que se presenta una clasificación en los dos tipos de ramas distintas, siendo estas el grupo de las ramas colaterales y finalmente el conjunto de las ramas terminales. (Ver artículo: Lifoncitos altos)

Función de la arteria braquial

Las arterias son aquellas vías que se pueden localizar fácilmente ya que estas se encuentran distribuidas desde el corazón hacia todas las partes de la anatomía del cuerpo humano, por lo tanto, todas estas tienen una característica en común y es el punto de donde parten, es decir, absolutamente todas las arterias parten desde el corazón, formando así el sistema circulatorio del cuerpo de los seres humanos.

Tras estar conectado con el corazón, se hace mención que estas trabajan y se vinculan con el fluido sanguíneo, al mismo tiempo de emplear el oxígeno y dependiendo de los casos donde finalice el recorrido de la arteria, estas pueden tener variables y existencias de nutrientes dentro de sus canales.

Al momento de conocer brevemente sobre el concepto y la distribución de todas las arterias ya tenemos una pista que podemos utilizar para diagnosticar el funcionamiento que cumple la arteria braquial.

No obstante, esta arteria es la encargada principalmente de brindar toda la sangre con presencia de sustancias en moléculas de oxígeno junto a otros nutrientes y a continuación distribuirlos hacia todas las partes que sean posible de ambos brazos de la persona, portando de esta manera un importante rol dentro del proceso del sistema circulatorio de las personas ya que de esta manera los tejidos y las células que componen a la anatomía de los músculos del brazo se mantienen vivas y continuando con su correcto funcionamiento.

Por lo tanto, cuando se presenta una lesión que perjudica de manera directa y gravemente a la conocida arteria braquial podemos mencionar que la pérdida y la disminución del flujo sanguíneo junto al oxígeno y finalizando con otros nutrientes dejarían de llegar hacia las zonas que se encuentran distribuidas las ramas de dicha arteria, es decir, hacia todos los músculos que están conectados con alguna de la distribución de las ramas de la arteria braquial causando así la muerte de numerosas cantidades considerables de células y otros tejidos que se puedan ubicar en la composición de la anatomía del brazo de los seres humanos.

Cabe destacar que al momento de presenciar una lesión a nivel de la arteria braquial y pasar por todos los procesos de rehabilitación el trabajo y la función que cumple el mismo no llega a ser el mismo, esto se viene dado ya que la ruptura y la intervención médica o la aplicación de los insumos médicos no podrían hacer que la arteria se recupere al 100%, dejando consigo una serie de consecuencias que la persona afectada debería de tomar en cuenta y por lo tanto, limitar a la realización de algunas actividades que antes del suceso las podría llevar a cabo sin ningún problema y sin la ayuda de alguna persona.

La arteria braquial es una de las más extensas en toda la anatomía del cuerpo humano, por lo tanto esta arteria posee una gran responsabilidad en cuanto a la presencia que posee ya que como se ha mencionado en casos anteriores, esta vía por la cual viaja toda la sangre desde el corazón posee numerosas conexiones hacia grandes y pequeños músculos que se pueden ubicar dentro de todo el brazo del cuerpo de las personas.

Incluyendo a una parte del antebrazo hasta se han considerado territorios de la muñeca de los individuos, no obstante, cuando se origina un problema que se vincula con la aparición de una lesión en la arteria braquial en cualquier nivel de brazo se generaría una serie de conflictos que si no son tratados a tiempo, podrían ocasionar aún más problemas y colocar el estado de salud de la persona afectada en un estado delicado y que necesitaría una atención médica de manera urgente.

En resumen, la función de la arteria braquial resulta fundamental para las habilidades motoras y sensitivas que se llevan a cabo con el brazo ya que cuando se origina un problema que se vincula con esta arteria se podría ocasionar algunos daños que resultarían irreversibles en la salud de la persona. (Ver artículo: Arterias cerebrales)

Ubicación

La ubicación que se le otorga para la arteria braquial tiene como punto de inicio la arteria axilar, es decir, se puede tomar como punto de referencia una línea totalmente recta en dirección horizontal que parte desde el la esquina inferior que se ubica en el músculo del pecho, y finaliza en al clasificación ya mencionada de las arterias radial junto a la cubital o también denominada como la arteria ulnar, siendo estas las que se encuentran ubicadas a la altura del principio de la muñeca de los seres humanos.

Por lo tanto, se obtiene como resultado final que esta arteria braquial viaja a través de todo el brazo de las personas ya que en la distribución que se ha establecido para este túnel por el cual se traslada la sangre junto al oxígeno y otros componentes fundamentales para los músculos, se observa una gran variedad de ramas que parten de ella y por lo tanto rodean a todo el brazo.

Cabe destacar que tomando en cuenta el recorrido que posee la arteria braquial nos encontramos con que esta continúa su trayectoria en dirección hacia la parte inferior del brazo, al mismo tiempo que cada vez se adentra más hacia los músculos resguardándose con ellos hasta llega a una zona central en la altura del músculo del bíceps, por lo que continuando hacia abajo llega hacia la articulación del codo, lugar donde se puede observar fácilmente que esta deja soltar sus ramas y se trasladan hacia todo el antebrazo del individuo hasta finalizar con la parte inicial de la muñeca.

Actualmente, los profesionales que se han dedicado al campo de la medicina han determinado un recorrido por el cual se hace mención de la mayoría de los músculos y otras estructuras que se ubican dentro de la anatomía del brazo de los seres humanos y que pasan o se vinculan con la localización de la arteria braquial.

Este viaje comienza haciendo mención al borde de la parte baja del músculo redondo mayor, por el cual continúa bajando hasta llegar a la fosa del codo, haciendo énfasis en una zona cerca del radio (hueso que largo que compone al antebrazo), seguido a esto se desprenden las ramas que son distribuidas hasta llegar al principio de la muñeca.

No está demás mencionar que entre uno de los datos curiosos que se puede relacionar con el tema de la arteria braquial es que esta es una de las arterias que se pueden ubicar dentro de la anatomía del cuerpo humano que posee una de las longitudes más largas.

Por lo que abarca un espacio considerable en el brazo de los seres humanos, al mismo tiempo que hace mención que su continuación y sus ramas terminales son otras características que acompañan la longitud de dicha arteria ya que estas distribuciones se puede hacer notar que se presentar arterias que llegan hasta cierta parte de la mano, por lo que el resumen que se obtiene sobre la ubicación de la arteria braquial es que esta tiene como punto de origen ser la continuación de la arteria axial (parte del inicio del músculo redondo mayor) y termina su recorrido en la muñeca del individuo.

Tomando el cuenta la distribución de las arterias que se ubican en todo el cuerpo humano, siempre se pueden encontrar que están acompañadas por un conjunto de venas las cuales son las que cumplen con la función principal de devolver la sangre de los músculos y los tejidos y llevarlas hasta el corazón.

Por lo tanto, tomando en cuenta este ejemplo podemos hacer énfasis en que la arteria braquial está acompañada por la presencia de las venas braquiales, siendo estas las que se pueden encontrar ubicadas alrededor de la mayoría del brazo de los seres humanos ya que las venas son las que, básicamente, cumplen con la función contraria de las arterias, por lo que siempre deberán de estar lo más cerca posible con respecto a la localización ya que de esta manera se podrá llevar a cabo el proceso de la circulación de la sangre, oxígeno y otros nutrientes que se observan en el fluido. (Ver artículo: Tipos de presión arterial)

La arteria braquial profunda

También es denominada como la arteria humeral profunda o en tal caso se le conoce como la arteria colateral externa del húmero ya que como lo dicta el nombre, se ubica alrededor de todo el hueso del húmero, siendo este uno de los que se ubican en la anatomía del brazo y caracterizado por ser uno de los más largos que se encuentran dentro del cuerpo de los seres humanos.

Continuando con la mención sobre el tema de la arteria profunda del brazo destacamos con que esta se origina gracias a la presencia de la arteria braquial, por lo tanto, se puede observar localizada de la esquina de la parte baja del músculo redondo mayor.

Con respecto a la distribución de las ramas y otras arterias que se encuentran conectadas con la arteria braquial profunda nos topamos con la presencia del conjunto de las arterias nutricias del húmero, al mismo tiempo que hacemos mención de la rama deltoidea del brazo y finalizando con la arteria colateral media y por otro lado la arteria colateral radial, estas dos últimas mencionadas anteriormente son conocidas en la anatomía del brazo de los seres humanos ya que no poseen otro tipo de ramas dentro de sus estructuras, al mismo tiempo que se destacan por estar ubicadas muy cerca.

Todas estas ramas que se ubican en la composición de la arteria profunda del brazo han sido determinadas oficialmente por la clasificación generada por la Terminología Anatómica durante el año 1997.

Continuando con la característica de la irrigación que posee la arteria braquial profunda podemos mencionar que esta arteria presenta conexiones con alguno de los músculos vecinos, es decir, con los músculos que se ubican alrededor de ella, tomando como ejemplo a los más conocidos como el tríceps o el conjunto de los músculos que componen al antebrazo.

Seguido a esto, también se destaca al periostio, la cual se trata de una membrana de varios tejidos conectados entre sí y compuesta principalmente por fibras resistentes, cumpliendo con la función principal de proteger a los huesos, venas, arterias y otras estructuras y composiciones del cuerpo humano. Para finalizar, no está demás mencionar que la irrigación de la arteria profunda del brazo también se relaciona con el hueso.

De igual manera que la arteria braquial, esta arteria profunda del brazo posee un recorrido que ha sido determinado por los médicos profesionales que se han dedicado a conocer más sobre esta arteria.

El trayecto tiene como punto inicial una cercanía al nervio radial, lugar donde recorre y toca diversas estructuras que se ubican a lo largo del brazo hasta llegar hacia la zona trasera de la cabeza medial y lateral que compone al músculo del tríceps, continúa su viaje hasta un punto muy cercano al surco radial, lugar donde cubre una porción del territorio lateral del tríceps para luego llegar a la parte lateral del brazo.

Cuando la arteria braquial profunda se ubica en la zona lateral del brazo, este comienza a descender drásticamente en un punto medio entre el músculo braquial anterior y el músculo braquiorradial (ambos pertenecientes al antebrazo) y finaliza en una conexión con la arteria recurrente radial.

Cabe destacar que como dato curioso que se obtiene tras hablar todo en general sobre la arteria profunda del brazo hacemos mención que esta es una arteria sumamente delgada y tiene un recorrido algo corto si esta es comparada con el resto de las arterias que se ubican en toda la anatomía del brazo, por otro lado, otra característica relevante que se vincula con esta arteria es que esta posee un total de tres sinónimos distintos para distinguirla, entre ellos se encuentra la arteria braquial profunda o simplemente la arteria humeral profunda, esto viene dado por la ubicación junto al recorrido que esta posee ya que está conectada con la arteria braquial al mismo tiempo que se ubica alrededor del hueso humeral.

En resumen, la arteria profunda del brazo es originada gracias a la presencia de la arteria braquial, al mismo tiempo posee un trayecto complejo por el cual toca diversas estructuras distintas que componen la anatomía del brazo, seguido a esto, la arteria braquial profunda cuenta con un total de cuatro ramas distintas que se distribuyen alrededor del antebrazo y finaliza con una irrigación de músculos relevantes tal como el tríceps junto al periostio y el hueso humeral. (Ver artículo: Arteria femoral)

La arteria braquial y la presión arterial

Para conocer la relación que existe entre estas dos definiciones distintas, primordialmente se debe conocer el concepto de la presión arterial, no obstante, este tipo pertenece a la clasificación de las presiones sanguíneas que poseen las personas, por lo tanto, se trata de la presión que aplica el flujo sanguíneo sobre las paredes de las estructuras que componen a las arterias y la importancia que cumple resulta fundamental para el sistema circulatorio ya que gracias a la presencia de la presión arterial.

La sangre junto al oxígeno, nutrientes y otras sustancias que son enviadas a través de los vasos sanguíneos puedan llegar a los diversos órganos, tejidos y músculos que se ubican en la anatomía del cuerpo para continuar con su correcto funcionamiento y no perjudique a la salud del individuo.

Los diversos avances que se han hecho en el ámbito de la tecnología y la medicina se ha construido una herramienta de trabajo importante para todos los médicos que es conocido como el esfigmomanómetro, el cual es un tipo de herramienta que se emplea para poder determinar la presión que se ejerce sobre las paredes de la arteria y por lo tanto, es de gran valor ya que de esta manera la persona capacitada podría diagnosticar problemas con respecto al flujo de la sangre oxigenada que viaja a través de las arterias y que es surtida hacia los diversos músculos u otras estructuras.

No está demás mencionar que en la presión arterial también se pueden presentar una serie de problemas o trastornos que afectan de manera grave al paciente, entre ellos se puede mencionar a la hipertensión arterial, siendo este el encargado de aumentar drásticamente la presión que se ejerce sobre las arterial y es catalogado como uno de los factores que mayormente podría perjudicar la salud del individuo a nivel cardiovascular.

Por otro lado, se destaca a la hipotensión arterial y básicamente es la versión contraria del trastorno nombrado anteriormente, es decir, se trata de hacer un descenso considerable en la presión arterial causando que se mantenga por debajo del porcentaje norma, al mismo tiempo se menciona que los síntomas que se producen tras una hipotensión se encuentra a la fatiga aunque el individuo esté en reposo y del mismo modo, los mareos.

Tras conocer sobre la presión arterial de forma básica podemos vincularla de esta manera con la arteria braquial ya que diversos médicos y otras personas capacitadas en el ámbito de la medicina han señalado que el brazo es una de las mejores partes del cuerpo para poder determinar la presión arterial ya que en esta zona se podría aplicar cómodamente el instrumento médico que cumple con esta función y de esta manera conocer si el individuo está presentando trastornos con respecto a la presión que se ejerce sobre las paredes de sus arterias.

Por otra parte, en algunos casos se ha mencionado que la arteria braquial es uno de los mejores vasos sanguíneos que se pueden emplear para conocer la presión del brazo ya que como se ha mencionado en diversas ocasiones anteriores, esta arteria junto a sus ramas abarcan un gran espacio en todo el recorrido del brazo.

Por lo tanto, un cambio drástico en esta arteria principal podría generar todo tipo de complicaciones en sus ramas y otras estructuras que se encuentran conectadas con ella. Del mismo modo, también se ha hecho mención que la arteria braquial por su cercanía al corazón es una de las que mayor problema y trastorno podría padecer ya que presenta un índice muy alto a originar este tipo de complicaciones.

Para finalizar, un cambio drástico que se vincule con la presión arterial que se vincula con la arteria braquial podría provocar una serie de problemas y otras complicaciones sobre el brazo del individuo que está afectado ya que este es una de las vías principales por las cuales viaja la sangre oxigenada junto a los nutrientes que serán distribuidos hacia una cantidad considerable de músculos y otros tejidos que componen a la anatomía del brazo, por lo tanto, una baja o alta presión arterial colocaría en estado delicado la salud de la persona por la gran probabilidad de generar problemas que compliquen el funcionamiento y el trabajo que ejerce el brazo. (Ver artículo: La sangre)

(Visited 4.818 times, 1 visits today)

Deja un comentario