Plaquetas altas: ¿qué significa? Causas, síntomas, recuento y mucho más

Las plaquetas altas, es una alteración que se conoce a nivel médico como trombocitosis; la cual consiste en que la médula ósea las produce en un alto número y se le denomina Trombocitosis Primaria o Esencial y en otros casos, cuando se padece algún tipo de enfermedad, que es la que se conoce como Trombocitosis Secundaria.

Cuando el recuento puede llegar a ser muy alto, la persona que lo padece, corre el riesgo de que los vasos sanguíneos queden tapados por los coágulos de sangre formados por estas células, poniendo de manifiesto, un accidente cerebro vascular (ACV), una trombosis en las extremidades o un infarto al miocardio.

Plaquetas altas

También se puede decir, que un conteo elevado de plaquetas podría ser un aviso de la presencia de tumores en el organismo, así como de cánceres de ovario, de pulmón o de seno, que llegan a desencadenar lo que se conoce como trombocitosis paraneoplástica. (Ver Plaquetas)

El siguiente vídeo te muestra de manera breve pero gráfica, todo lo relacionado a lo que significa Plaquetas altas, síntomas que se presentan en las personas que las padecen y las posibles enfermedades que están relacionadas con presentar plaquetas altas.

Causas que producen plaquetas altas

Un conteo normal de plaquetas en la sangre es de 150,000 a 400,000 por microlitro (mcL) o 150 a 400 × 109/L; estos niveles de los valores normales pueden variar ligeramente.

Un conteo alto de plaquetas es de 400,000 (400 × 109/L) o superior.

Cuando la cantidad de plaquetas más alta de lo normal se llama trombocitosis, como ya hemos mencionado anteriormente.

Plaquetas altas
Plaquetas altas

Esto significa que su cuerpo está produciendo demasiadas plaquetas. Alguna de las causas que podemos señalar son:

La anemia hemolítica que consiste en un trastorno en el que los glóbulos rojos se desintegran más rápido que lo que la médula ósea tarda en poder producirlos.

Las enfermedades contagiosas que se transmiten a través de virus o bacterias son generalmente, la causa más común de una cantidad de plaquetas altas en la sangre. Por lo general, basta con descifrar el tipo y origen de la infección para recetar el tratamiento adecuado, logrando, en la mayoría de los casos, resultados positivos en tan solo pocas semanas.

Una alimentación con una cantidad baja en nutrientes también puede ser la causa de un aumento de las plaquetas, al mismo tiempo que el desarrollo de lo que se conoce como anemia ferropénica o anemia por déficit de hierro.

De igual manera, las plaquetas altas pueden ser causadas por el padecimiento del síndrome nefrótico, una patología que es producida por distintas alteraciones que ocasionan daños en los riñones.

Después de practicarse un examen, para constatar el estado de las plaquetas, es decir, un hemograma completo, si los resultados muestran un recuento alto de plaquetas, o sea, niveles superiores a 450.000, es importante acudir al doctor para una revisión profunda, él determinará la causa de la trombocitosis y recetará el tratamiento adecuado según sea el caso. (Ver La Sangre)

Cuando el número de las plaquetas se incrementa de manera exagerada, se produce una Trombocitosis, en el siguiente vídeo se muestra una explicación breve de lo que son Plaquetas altas y lo que significa padecerlo.

Síntomas de las Plaquetas altas

Los síntomas que se producen cuando se tienen las plaquetas altas, varían, según la causa que los origina. Los síntomas determinados por las diferentes causas, se deben principalmente a casos de Trombocitosis Secundaria, ya que se en los casos de Trombosis Primaria, no se presentan síntomas.

Plaquetas altas
Aparición de moratones sin que haya habido un golpe.

Es decir, si una persona cuenta con un alto conteo de plaquetas y dependiendo también los valores de sus glóbulos rojos y blancos, pudiera presentar los siguientes síntomas:

  • Dolores de cabeza y pecho
  • Fatiga y debilidad
  • Mareos y vértigo
  • Cambios en la visión
  • Hormigueo y entumecimiento en pies y manos
  • Sangrado anormal tras una herida
  • Sangrado nasal y en las encías
  • Propensión a la formación de hematomas
  • Heces con sangre
  • Ulceraciones en los pies y las manos
  • Aparición de moratones sin que haya habido un golpe
  • Infartos o trombosis

Como ya se dijo en en el segmento anterior, hay una serie de síntomas derivados de los diferentes trastornos de salud que se presentan cuando se eleva el nivel de las plaquetas, a continuación de una manera breve, una serie de trastornos que se presentan en las plaquetas.

Tratamiento para las Plaquetas altas

Plaquetas altas
Trombocitaféresis

Como hemos visto anteriormente, hay una gran variedad de enfermedades derivadas de las plaquetas altas, por lo que el tratamiento también será, según la enfermedad de base. Estos pueden ser: ser antivirales, antibióticos, reguladores de la inmunidad, antineoplásicos, etc.

Hay una gran diversidad de medicinas, que ayudan a la reducción de plaquetas, que a su vez facilitan la disminución de las complicaciones, que ocasionan.

En los casos en los cuales, las posibilidades de complicaciones sea inminente, hay una manera de reducir el número de plaquetas en forma rápida, y es a través de la trombocitaféresis, lo cual consiste en un proceso mediante el cual se separan las plaquetas del resto de la sangre y se extrae el número suficiente para normalizar la situación. (Ver Circulación doble)

El siguiente vídeo es una manera nos muestra uno de los medios que tenemos para ayudarnos con la disminución de las plaquetas, a través de la alimentación sana y hasta ciertos consejos en cuanto a actividades saludables y recomendables para reducir de manera natural, la cantidad de plaquetas en nuestra sangre.

Recuento de Plaquetas altas

Para realizar un conteo de plaquetas, se realiza un examen de laboratorio, que mide la cantidad de plaquetas que hay en la sangre. Como es sabido, las plaquetas son partes de la sangre que contribuyen  a la coagulación. Son más pequeñas que los glóbulos rojos y los blancos.

Para llevar a cabo dicho examen, se requiere de una muestra de sangre.

En algunos casos se necesita cierta preparación para el examen, aunque no siempre es necesario.

Plaquetas Altas
Examen de Laboratorio

Es normal que cuando se introduzca la aguja para extraer la sangre, algunas personas experimenten un dolor moderado. Otras personas solo sienten un ligero dolor o pinchazo. Luego, puede haber una leve sensación pulsátil o un ligero hematoma, el cual, tiende a desaparecer rápidamente.

Es necesario realizar el examen para el recuento de la cantidad de plaquetas en la sangre, dado el hecho de su incremento y o reducción ante la presencia de diversas enfermedades. El conteo de las plaquetas se puede llevar a cabo, para controlar o diagnosticar enfermedades, o para buscar la causa de demasiado sangrado o coagulación.

Los resultados normales de la cantidad de plaquetas en la sangre es de 150,000 a 400,000 por microlitro (mcL) o 150 a 400 × 109/L., aunque los rangos de los datos normales pueden variar ligeramente, debido a que en los centros especializados, utilizan diferentes medidas o podrían calcular distintas muestras.

Es necesario consultar con el médico sobre el significado de los resultados del examen.

Plaquetas Altas
Anemia Hemolítica

Un Análisis de Sangre Información sobre resultados de análisis de sangre sobre Plaquetas altas o un recuento alto de plaquetas, conocido como trombocitosis, no obligatoriamente, tiene porque causar ningún síntoma.

Este resultado sobre trombocitosis, puede revelarse gracias a un análisis rutinario. Puede ser el efecto, sencillamente de una inflamación corporal, pero esto solo se determina en una fase del proceso de inflamación en particular, es decir, cuando la inflamación está creciendo.

El número de plaquetas puede normalizarse, en el momento en el que la inflamación para de crecer. Algunas veces, un recuento de plaquetas es la primera señal de cáncer.

Las diferentes circunstancias o factores que son causas como para un recuento de plaquetas alto son las siguientes:

  • Anemia por deficiencia de hierro.
  • Anemia hemolítica.
  • Ausencia del bazo (después de la cirugía que extirpa este órgano).
  • Cáncer.
  • Enfermedades inflamatorias o infecciosas, tales como trastornos del tejido conectivo, enfermedad inflamatoria intestinal y tuberculosis.
  • Reacciones a los medicamentos

Sin embargo, también hay otras circunstancias que pueden dar lugar a un recuento de plaquetas altas que dura sólo un corto lapso de tiempo. Algunos ejemplos que podemos citar al respecto son:

Plaquetas altas
Déficit de vitamina B12 o folato
  • Restauración de una pérdida sanguínea grave.
  • Reparación de un recuento muy bajo de plaquetas producido por el consumo excesivo de alcohol y por la ausencia de vitamina B12 o folato.
  • Una inflamación o infección aguda durante un corto periodo de tiempo.
  • O como resultado provocado por la actividad física.

No obstante, a pesar de que el recuento de plaquetas resulte alto, en la trombocitosis secundaria, las propias plaquetas son normales lo que no es igual lo que sucede en la trombocitemia primaria. Por consiguiente, los pacientes que tienen trombocitosis secundaria presentan un menor riesgo de coágulos de sangre y hemorragias. (Ver Componentes de la Sangre)

En este vídeo se muestra cómo se realiza el conteo de plaquetas, es decir, cómo se lleva a cabo el examen de sangre en el cual se realiza dicho recuento.

Plaquetas altas en los niños

Un conteo de plaquetas alta, que como ya sabemos, es conocida como la trombocitosis, quiere decir, que hay un número elevado de plaquetas o trombocitos, las cuales son las células que contribuyen a la coagulación de la sangre. Un conteo de plaquetas elevado es usual en los niños pequeños. Un conteo de plaquetas normales varía entre 150.000 a 450.000 en un microlitro de sangre. Haciendo pruebas el recuento de plaquetas en la sangre ayuda a diagnosticar trastornos de la sangre y la médula ósea.

Plaquetas altas
Trombocitosis en los niños

Como se menciona anteriormente, es usual que los niños presenten plaquetas altas. Es también sabido que el 13 por ciento de los niños presentas trombocitosis, de acuerdo con “La trombocitosis en la Infancia” de E. Mantadakis.

Es por ello que un aumento en las plaquetas en los niños, no implica el padecimiento de enfermedad. Si es benigno, puede ser la  respuesta temporal de los medicamentos, la pérdida de sangre o cirugía.

Las infecciones son la causa más común por la cual, se incrementan las plaquetas en los niños. Una muestra de sangre venosa se toma, se diluye y las plaquetas se cuentan, esto es algo que, en la mayoría de los casos, se realiza haciendo pasar la muestra de sangre, a través de un contador electrónico. El recuento automatizado se relaciona, frecuentemente, con los recuentos de plaquetas falsamente elevados.

Posibles enfermedades

Un conteo de plaquetas altas, puede ser una señal de enfermedades graves como la enfermedad renal, determinadas anemias, enfermedades del tejido conectivo, enfermedad inflamatoria intestinal, tumores de hígado, leucemia o policitemia vera, la cual consiste en una alteración que hace que la médula ósea produzca plaquetas en exceso.

Es necesario que el médico realice una historia médica completa del paciente y el examen físico, además de una serie de otras pruebas, que pudieran ser requeridas, para desechar estas condiciones. Los niveles de plaquetas pueden requerir una monitorización regular.

La trombocitosis primaria y secundaria en niños

Generalmente, la gran mayoría de los casos de trombocitosis en niños son trombocitosis secundarios, lo que quiere decir, que el incremento en las plaquetas se realiza como el respuesta de otro estado, benigna o no.

Plaquetas altas
Trombocitosis primaria

La Trombocitosis primaria o esencial que se produce por sí sola no es usual. Tiene un alcance de uno de cada 1 millón de niños. Se sigue un rumbo inestable y no se entiende bien. Esta condición incrementa la cantidad de plaquetas a elevaciones por encima de 600.000 por microlitro y el bazo se agranda.

Para concluir podemos decir que la mayoría de las trombocitosis en la infancia, frecuentemente, es autolimitada y por lo general no necesita de algún tratamiento. No obstante, si la prueba de sangre, al  repetirla, muestra una elevación prolongada, sin razón aparente, del número de plaquetas y plaquetas deformes o anormales, el doctor debe investigar.

Se pueden presentar algunos problemas de sangrado como la insuficiencia de coagulación de la sangre. La trombocitosis esencial puede ser una enfermedad mortal. El conteo de plaquetas puede llegar a incrementos de más de 2 millones por microlitro. (Ver Plasma sanguíneo)

La trombocitosis esencial es una enfermedad grave, que puede terminar en la muerte del paciente, a continuación un vídeo que muestra los síntomas y las causas que lo producen.

Plaquetas altas en bebés

La anemia en los bebés se origina cuando la sangre no tiene suficiente hemoglobina. La hemoglobina consiste en una proteína que se encuentra en los glóbulos rojos que tienen la función de llevar el oxígeno desde los pulmones hacia el resto del cuerpo.

Plaquetas altas
Anemia en bebés

Es por ello que, cuando no hay suficiente hemoglobina, el transporte del oxígeno por el cuerpo no se realiza correctamente y produce sensaciones de cansancio. La causa más común de la anemia es la falta de hierro en el cuerpo.

El hierro es algo primordial en la alimentación de los niños, es vital, para su correcto desarrollo y funcionamiento del organismo. Una manera de evitar la anemia en los niños es tomar en cuenta y seguir las siguientes indicaciones:

  • La primera indicación importante como prevención de la anemia infantil, es el correcto control prenatal. La futura madre, cuando está embarazada, debe llevar un minucioso control del consumo de vitaminas necesarias para su cuerpo, de las cuales es fundamental, la ingesta correcta la cantidad de hierro recomendada por su médico.
  • Para el bebé recién nacido, es de suma importancia, la lactancia materna, pues ésta le aportará el hierro necesario en sus primeros meses de vida. En caso de tener que recurrir a una lactancia artificial, se debe consultar con el pediatra, para que indique cual es la fórmula infantil más apropiada.
  • Durante el crecimiento, el niño debe seguir una correcta alimentación, como base esencial para obtener el aporte de hierro apropiado para su buen crecimiento y desarrollo. El hierro del organismo lo obtenemos de la alimentación, por lo que resulta necesario hacer costumbre, el consumo de alimentos ricos en hierro para mantener buenos depósitos del mineral.

Las principales fuentes de hierro que podemos encontrar en los alimentos son:

Los alimentos de origen animal: las carnes rojas (cordero y ternera), el marisco (almejas, mejillones y ostras), el hígado de cerdo, los huevos y la leche.

Algunos vegetales, como legumbres (principalmente, lentejas, judías y garbanzos), cereales integrales, frutos secos (sobre todo, almendras, avellanas y nueces) y verduras de hojas verde oscuro, como las espinacas. También son ricas en hierro algunas frutas como la uva o el mango.

Plaquetas altas
Trombocitemia,

En la trombocitemia, hay en la médula, específicamente, una elevadísima producción de células creadoras de plaquetas, llamadas “megacariocitos”, lo que ocasiona la liberación de un excesivo número de plaquetas en la sangre.

Una plaqueta es una célula sanguínea pequeña cuya función es dar inicio al proceso de formación de un tapón o coágulo, como respuesta a la lesión de un vaso sanguíneo, con objeto de evitar o por lo menos disminuir, las hemorragias. Cuando hay un excesivo número de plaquetas, puede que no funcionen como debe ser y se produzca un bloqueo en los vasos sanguíneos, conocido como “trombo”. Con menor constancia, una gran cantidad de plaquetas también puede producir problemas hemorrágicos.

Otra manera de denominar las plaquetas es “trombocito”, que es un derivado del término “trombocitemia” que significa un exceso de plaquetas en la sangre.

La trombocitopenia esencial también se le conoce como “trombocitemia primaria”. El término “primario” o “esencial” sirve para determinar, que el incremento de plaquetas no es siempre, el resultado de una afección  subyacente.

Plaquetas altas
Trombopoyetina

El nivel sérico de trombopoyetina, (la principal citocina cuya función principal es la de producir plaquetas), es bajo o normal. La trombocitosis primaria puede ser genética (infrecuente) o adquirida (más frecuente).

En la “Trombocitosis secundaria” el nivel sérico de trombopoyetina es, generalmente, elevado. Por lo general, la trombocitosis secundaria es adquirida: algunas de las enfermedades que cursan con un elevado número de plaquetas son: la inflamación (Enfermedades inflamatorias), la deficiencia de hierro, el asplenismo y los síndromes mielodisplásicos. La trombocitosis secundaria hereditaria (familiar) es infrecuente.

Un recuento normal de las plaquetas es de 150,000 a 450,000 por microlitro de sangre. Este aumento de las plaquetas puede ser la respuesta a un fenómeno primario, que se deriva de una alteración propia de la médula ósea, o secundario, es decir, reactivo a otra patología. La elevación de plaquetas puede tener un incremento como resultado de una inflamación, carencia de hierro y en presencia de ciertos tumores.

La trombocitemia esencial es un trastorno que se caracteriza por el incremento de la cantidad de plaquetas, hiperplasia megacariocítica y tendencia hemorrágica o trombótica. Esta situación se puede presentar, en las edades comprendidas entre los 50 y los 70 años y puede afectar yanto a hombres como a mujeres con la misma frecuencia.

En lo que se refiere a pacientes de avanzada edad, ancianos con enfermedad vascular degenerativa, el incremento del número de plaquetas puede desarrollar hemorragias o trombosis graves.

Plaquetas altas
Hiperplasia megacariocítica

Cuando se habla con el término esencial, quiere decir que la causa de la trombocitosis es desconocida.

Cuando el recuento de plaquetas sobrepasa los 600,000 por microlitro de sangre, se puede determinar que estamos ante la presencia de una trombocitosis esencial. En esta, las señales y síntomas varían desde ninguno, hasta coágulos y sangrado anormal a infartos.

Las consecuencias de la trombocitosis esencial son el resultado de una producción descontrolada de células sanguíneas, particularmente, de plaquetas. Dado que la enfermedad se debe a un cambio en una célula sanguínea que está empezando a formarse y que además tiene la capacidad de formar glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas, puede que se vea afectada cualquier combinación de estas tres líneas de células sanguíneas; por lo general, todas se ven afectadas en cierto grado. (Ver Aneurisma cerebral)

Como hemos visto, la ausencia de hierro en nuestra sangre, especialmente en los bebés, puede producir serias complicaciones, por eso, en el siguiente vídeo se presentan 8 frutas ricas en hierro y que deben ser incluidas en la dieta diaria, especialmente si eres mujer y estás embarazada.

Plaquetas altas en los embarazos

Plaquetas altas
Plaquetas altas en los embarazos

Un excesivo y elevado número de plaquetas en el embarazo es más improbable, que la presencia de bajos niveles de plaquetas. Los altos niveles de plaquetas son o bien esencial o primaria, lo que significa que un exceso de plaquetas se están realizando en la médula ósea; los niveles de plaquetas reactivos, o secundarios quieren alertar, que otro proceso de la enfermedad, tales como la inflamación o el cáncer, está provocando un incremento en las plaquetas.

Los elevados niveles de plaquetas producidos por trombocitosis primaria, a la que también se le conoce como trombocitopenia, pueden ser perjudiciales en el embarazo y puede provocar complicaciones graves tanto a la madre como al feto.

La pérdida del embarazo

Plaquetas altas
Pérdida del embarazo

La pérdida del embarazo se presenta generalmente en las mujeres con trombocitosis esencial. Las mujeres que presentan enfermedades  esenciales tienen una tasa de aborto involuntario de un 43 por ciento, 36 por ciento en los primeros 3 meses de embarazo, según algunos estudios realizados.

La muerte del feto se puede producir en 5 por ciento de los casos. Los fármacos que se prescriben durante el embarazo como prevención de la pérdida del embarazo implican dosis bajas de aspirina y medicinas que reducen la producción de plaquetas. Algunas de estas medicinas de disminución plaquetaria, tales como anagrelida, busulfán e hidroxiurea, es embrión tóxicos y no deben utilizarse durante el embarazo.

Retraso del crecimiento intrauterino

Retraso del crecimiento fetal intrauterino complica particularmente, el cuatro por ciento de los embarazos en mujeres que presentan, trombocitosis esencial. Los bebés con Retraso del crecimiento intrauterino tienen pesos que están en el percentil diez o menos, y son delgados, perdido y pálida. Ellos pueden presentar niveles bajos de oxígeno y azúcar en la sangre cuando nacen y pueden tener problemas para mantener su temperatura. Si el Retraso del crecimiento intrauterino

Parto prematuro

Plaquetas altas
Parto prematuro

El parto prematuro o el parto antes de las 37 semanas de embarazo, puede suceder, hasta en un ocho por ciento de los casos de trombocitosis en el embarazo. Las posibles causas de parto prematuro incluyen preeclampsia, que consiste en una complicación del embarazo, que se caracteriza por presión arterial materna, proteína en la orina y la retención de líquidos, lo que suele ocurrir, a cuatro por ciento de las mujeres con trombocitosis.

Desprendimiento de la placenta

El desprendimiento de la placenta, ocurre, cuando la placenta se separa prematuramente de la pared uterina, también es una posible complicación de la trombocitosis. El desprendimiento prematuro requiere una cesárea inmediata, so está en avanzado estado de gestación, caso contrario se puede producir una hemorragia fetal grave. (Ver Presión arterial)

A continuación una breve explicación sobre la preeclampsia y el embarazo y la estrecha relación de esta condición con las plaquetas altas.

Plaquetas altas y las enfermedades

Hay una gran variedad de enfermedades que están estrechamente relacionadas con las plaquetas altas, pero por supuesto, hay algunas más comunes que otras, de las más comunes podemos destacar:

Plaquetas altas
Enfermedades mieloproliferativas
  • Infecciones de diversos tipos.
  • Enfermedades mieloproliferativas que promueven la producción exagerada de plaquetas desde la médula ósea, como es el caso de la leucemia mieloide crónica, la policitemia vera, la mielofibrosis primaria y la trombocitemia esencial.
  • Anemia ferropénica o por deficiencia de hierro, en la que se genera un mayor número de plaquetas para contrarrestar la deficiencia de hematíes por la falta de este mineral.
  • Cáncer de ovario, de pulmón o de mama, que son los responsables de lo que se conoce como trombocitosis paraneoplástica.
  • Traumatismos graves, producidos por causa de accidentes.
  • Trastornos hepáticos o renales, como el síndrome nefrótico.
  • Enfermedad de Kawasaki.

En este vídeo visualizamos una parte de  las diferentes patologías que se presentan causadas por las plaquetas.

Riesgos de tener Plaquetas altas

Las plaquetas altas podrían estar actuando como una señal de riesgo de cáncer, tener hiperplaquetosis o trombocitosis, lo que equivale, a un número demasiado alto de plaquetas en la sangre, podría ser una causa de pronóstico de cáncer, por lo que una análisis de sangre, ayudaría a localizarlo anticipadamente.

A través de un estudio revelado, recientemente por el British Journal of General Practice, se sugiere que una alta cantidad de plaquetas en la sangre podría ser una verdadera señal que ayuda a pronosticar el riesgo de padecer cáncer, con lo que se puede concluir que un simple análisis de sangre puede ayudar a determinar el cáncer de forma adelantada, mucho antes de que llegue a desarrollarse.

Plaquetas altas
Plaquetas altas

Como ya se ha mencionado, las plaquetas son células sanguíneas pequeñas que recorren el cuerpo, contribuyendo con la coagulación de las heridas. No obstante, en algunas personas, esas plaquetas se hayan en cantidades exageradas (lo que se conoce como hiperplaquetosis o trombocitosis). Esta situación, es lo que los investigadores estiman como una causa que pronostica la posibilidad de padecer cualquier tipo de cáncer, basados en la observación y el análisis de los datos de casi 50.000 personas de 40 años o más, a los que su médico de cabecera les había pedido un análisis de sangre rutinario.

En este estudio, el cáncer fue encontrado, en mayor número de casos, en hombres que en mujeres que presentaban altos conteos de plaquetas.

Los pacientes, estudiados en la ‘Clinical Practice Research Datalink’ (de 2000 a 2013), fue por una selección al azar. Dicho estudio arrojó un resultado de que más de 31.000 de esos 50.000 pacientes presentaban plaquetas altas y que, entre ellos, el 11,6% de los hombres y el 6,2% de las mujeres presentaron al año algún tipo de cáncer. El porcentaje de pacientes con cáncer entre los que no sufrían hiperplaquetosis: el 4,1% de los hombres y el 2,2% de las mujeres, fue más bajo que entre los que sí lo padecían.

Si bien estudios realizados anteriormente, hacían alusión a una relación entre la trombocitosis y varios tipos de cáncer (como de esófago, estómago, pulmón o útero), los mismos, no aclaraban si la condición de trombocitosis podría indicar un mayor riesgo de todos los cánceres y cómo se relaciona con factores como la edad y el sexo.

Plaquetas altas
Trombocitosis

Ahora, gracias a este estudio, tenemos en este sentido, un mayor conocimiento de los signos clínicos de todos los tipos de tumores, además, que tener en cuenta su hallazgo podría ayudar a realizar miles de diagnósticos precoces de cáncer, al ponernos el alerta de la posible presencia de una neoplasia.

Relación entre trombocitosis y cáncer

Uno de los aspectos distintivo de este estudio, es que los investigadores encontraron que el cáncer fue diagnosticado con en mayor número en hombres con conteos de plaquetas altas, que en mujeres. Los autores del estudio piensan, que es debido a que, en lo que se refiere a las mujeres, hay más causas relacionadas a los conteos elevados de plaquetas, que no pueden identificarse como cáncer.

A pesar de los resultados, es importante, seguir con la investigación para poder reafirmar, si un conteo de plaquetas podría realmente salvar vidas, ya que son muchas las causas posibles que se ocultan tras un conteo de plaquetas altas y en la generalidad de los casos no conducirá hasta el cáncer.

Plaquetas altas y hemoglobina baja

Como ya hemos visto, una de las razones por lo cual un individuo presenta la hemoglobina baja es la anemia, que como todos sabemos es una consecuencia de la falta o deficiencia de glóbulos rojos en la sangre, así como también el déficit de vitaminas del complejo B, como las vitaminas B6 y B12, folatos y hierro también tienden a producir niveles bajos de hemoglobina.

Plaquetas altas
Hemoglobina

Sin embargo, la disminución de esta proteína en la sangre puede ser la respuesta de algunas enfermedades crónicas, tales como la artritis reumatoide o problemas renales, sin dejar de mencionar, los problemas en la médula ósea que perjudican la producción de glóbulos rojos.

En las mujeres, cuando presenta menstruaciones abundantes y otros tipos de sangrado, se suele determinar que las causas son debido a la hemoglobina baja, ya que tienen relación con la pérdida de hierro.

La hemoglobina baja, representa una seria deficiencia de la proteína en la sangre, tal deficiencia produce una serie de síntomas tales como: cansancio, debilitamiento, demacración, dificultad respirar y taquicardia. También puede producir trastornos orgánicos y funcionales que pueden llegar a ser muy delicadas.

Otra de las consecuencias de tener la hemoglobina baja, es que puede dar lugar a trastornos como hipotirodismo o hipogonadismo, además de desmejorar las secuelas de otras circunstancias ya existentes, como sucede con la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y las várices. (Ver Enfermedades del sistema circulatorio)

En el siguiente vídeo el Dr. Alejandro Segebre nos habla de la hemoglobina, algunos mitos y verdades sobre el tema.

Leucocitos y plaquetas altas

La leucocitosis que consiste en presentar un nivel más elevado de lo normal de glóbulos blancos que circulan en la sangre. Los glóbulos blancos o leucocitos son las células que combaten las enfermedades

Plaquetas altas
Leucositos o Glóbulos Blancos

Se conocen cinco clases de leucocitosis:

  • Neutrofilia: Niveles elevados de neutrófilos. Cabe destacar que es la más común.
  • Linfocitosis: Niveles elevados de linfocitos.
  • Monocitosis: Niveles elevados de monocitos.
  • Eosinofilia: Niveles elevados de eosinófilos.
  • Basofilia: Niveles elevados de basófilos.

Los síntomas más comunes que se manifiestan cuando la leucocitosis se hace presente, son generalmente fiebre, fatiga, y debilidad, según la enfermedad que la produzca. La leucocitosis como tal, puede ser que no presente ningún signo o síntoma.

Los síntomas más comunes que se manifiestan cuando la leucocitosis se hace presente, son generalmente fiebre, fatiga, y debilidad, según la enfermedad que la produzca. La leucocitosis como tal, puede ser que no presente ningún signo o síntoma.

No obstante, hay algunos síntomas, que se pueden poner de manifiesto, sin importar cuál sea la causa de leucocitosis. Estos síntomas incluyen:

  • Flujo de sangre excesivo o moretones
  • Vahídos
  • Transpiración excesiva
  • Desvanecimientos
  • Cosquilleo en las piernas, brazos o abdomen
  • Trastornos de visión
  • Problemas de respiración
  • Adelgazamiento
  • Inapetencia

Presentar un elevado número de glóbulos blancos generalmente indica:

Plaquetas altas
Incremento de la producción de los glóbulos blancos
  1. Incremento de la producción de los glóbulos blancos para atacar una infección.
  2. Resistencia a un medicamento que incrementa la producción de glóbulos blancos.
  3. Afecciones de la médula ósea, provocando una elevadísima producción de los glóbulos blancos.
  4. Una alteración del sistema inmune que incrementa la producción de glóbulos blancos.

Las causas específicas de un alto conteo de glóbulos blancos incluyen:

  • Leucemia linfocítica aguda
  • Leucemia mielógena aguda (LMA)
  • Alergia, reacciones alérgicas especialmente graves
  • Leucemia linfocítica crónica
  • Leucemia mielógena crónica
  • Medicamentos como los corticoides y adrenalina
  • Infecciones, bacterianas o virales
  • Mielofibrosis
  • Policitemia vera
  • Plaquetas altas
    Leucemia linfocítica crónica

    Artritis reumatoide

  • Fumar
  • Estrés, como el agobio emocional o físico severo
  • Tuberculosis
  • Tos ferina
  • Diagnóstico

En lo que a tratamiento se refiere, los glóbulos blancos pueden normalizarse sin necesidad de tratamiento. El tratamiento suele ser específicamente, para trata de resolver la causa subyacente. En algunos casos, como en el caso de la infección, no se necesita tratamiento, ya que generalmente la leucocitosis desaparece por sí misma cuando la infección es tratada o sigue su curso.

Sin embargo, cuando se trata de casos más complejos, podría necesitarse alguno de los siguientes tratamientos:

Líquidos intravenosos. Son los que se administran con el fin de proveer líquidos y electrolitos extra.

Medicamentos. Son los que se prescriben con la finalidad de reducir la inflamación o tratar una infección. Otra causa de prescripción de medicamentos es para reducir los niveles de ácido en su cuerpo o en la orina.

Leucaféresis. Es un método que se aplica con el fin de reducir el número de glóbulos blancos. La sangre se extrae del cuerpo por medio de una vía intravenosa. Los glóbulos blancos se separan y se eliminan. La sangre ya sin glóbulos blancos, se lleva al laboratorio para analizar.

Trasplante de médula ósea. Este recurso se emplea, cuando las alteraciones de la médula ósea son la causa de leucocitosis, el trasplante de médula ósea, las transfusiones de sangre, y la quimioterapia se pueden utilizar para ayudar a tratar la leucocitosis.

Plaquetas altas
Leucocitosis

Por su parte, las plaquetas son las células sanguíneas cuya función consiste en detener las hemorragias y acuden allí donde hay sangrados; pero también donde, por ejemplo, se producen infecciones bacterianas.

Los leucocitos cuentan en su extremo con una proteína P-selectina glicoproteína ligando-1 que está capacitada para descubrir a las plaquetas que han activado su función de alerta y fijarlas gracias a sus propiedades adhesivas. Es un tipo de gancho que es introducido en el torrente sanguíneo. Si captan plaquetas activadas y se adhieren a la proteína por medio de un ligando, eso quiere decir, que hay un mal funcionamiento, y así lo descifran los leucocitos que, automáticamente la señal de alarma y se produce la respuesta inmune a gran escala. (Ver Linfocitos altos)

Leucocitos Altos, lo que significa, los síntomas que presentan y las enfermedades con las que se les relacionan, es de lo que trata el siguiente vídeo.

Plaquetas V.P.M. altas

En los análisis de sangre, que se realizan en el laboratorio, cuando se reciben los resultados, encontramos un valor llamado Volumen Plaquetario Medio o VPM. El VPM, es una palabra que es empleada en la medicina, como medida para conocer el volumen medio de las plaquetas sanguíneas. Las plaquetas sanguíneas o trombocitos, son pequeñas células que forman parte de la sangre, al igual que los glóbulos rojos y los diferentes tipos de glóbulos blancos.

Plaquetas altas
Megacariocitos

Las plaquetas sanguíneas son las que se encargan de la coagulación de la sangre, en caso de herida, corte o hemorragia interna. Las plaquetas circulan por la sangre hasta que descubren una lesión. Cuando las plaquetas descubren una herida, ya sea externa o interna, estas se reúnen en la zona y se van uniendo entre sí de tal manera que van formando una especie de parche del vaso sanguíneo deteriorado deteniendo así la hemorragia y este proceso se conoce como agregación plaquetaria.

El centro donde se forman las plaquetas se encuentra en la médula ósea, específicamente en donde encontramos los megacariocitos, entre otros.

Los megacariocitos son las células precedentes de las plaquetas. Son unas células de grandes que van endureciendo y que con el tiempo pierden el núcleo y su citoplasma queda fragmentado dando lugar a las plaquetas. Con cada megacariocito se forma una media de 1.000 plaquetas sanguíneas, las cuales, una vez formadas, entran al torrente sanguíneo.

Una breve explicación de lo que es un Megacariocito, su ubicación y forma que se aprecia a través del microscopio, lo podrás ver en el siguiente vídeo.

¿Qué es el Volumen Plaquetario Medio o VPM?

El Volumen Plaquetario Medio, conocido también VPM es una medida que nos facilita a entender con mayor claridad la condición de nuestras plaquetas, ofreciendo el tamaño de las mismas.

En algunos casos, hay quien confunde el significado  del volumen plaquetario medio con el de  la cantidad de plaquetas que tenemos en sangre, pero son definiciones bien distintas. Normalmente, un individuo adulto y con buena salud, debería presentar unos valores de entre 150.000 a 400.000 plaquetas por microlitro. Mientras que, el Volumen Plaquetario Medio no mide el número, sino el volumen de las plaquetas que circula en nuestra sangre.

Plaquetas altas
Volumen Plaquetario Medio o VPM

El Volumen Plaquetario Medio se obtiene cuando se define el espacio que ocupan todas las plaquetas que están en la muestra, de tal manera, que se puede calcular el valor medio que ocupa una plaqueta, es decir, el tamaño que ocupa. Cuando esto ocurre, se llegaría a estimar un valor de Volumen Plaquetario Medio normal si el resultado oscila entre 5 y 15 fL (Femtolitro). El Femtolitro es una unidad de medida de volumen que corresponde a 10-15 litro o 1 μm3.

Los datos del Volumen Plaquetario Medio por sí solos no significarán nada en cuanto a resultados se refiere, sino se tienen a la mano, el grupo de los otros resultados de los análisis de sangre realizados, generalmente, una afección pondrá de manifiesto, diferentes datos que se consideran como imprescindible y orientativos para lograr los valores alterados que nos podrán guiar hacia un diagnóstico más riguroso. Razón por la cual, se dificulta tomar esta medida como única fuente de datos para poder emitir un diagnóstico.

Plaquetas altas en la leucemia

Plaquetas altas
Plaquetas altas en la leucemia

Existen ciertos  signos y síntomas específicos que pudieran indicar que un paciente podría estar padeciendo leucemia mieloide aguda (AML), aunque además de los signos y síntomas se requieren exámenes de laboratorio para confirmar el diagnóstico.

Como se menciona anteriormente, los signos o síntomas que indican que podría tener leucemia, no son suficientes para el doctor, quien elaborará una historia médica completa, en donde se tomará en cuenta desde el tiempo que el paciente tiene con los síntomas hasta cualquier  factor de riesgo que presente.

El examen físico, consistirá, en la revisión específica de los ojos, la boca, la piel, los ganglios linfáticos, el hígado, el bazo, y el sistema nervioso. También, investigará, cualquier posibilidad de áreas de sangrado o hematomas o posibles signos de infección.

Si se encuentra algún trastorno que hubiese podido ser ocasionado por células sanguíneas anormales tales como anemia, infecciones, sangrado o hematomas, etc., se le realizarán los exámenes correspondientes para confirmar los conteos de células sanguíneas. También existe la posibilidad de que el médico tratante, considero necesario, que un hematólogo, doctor especialista en la sangre y las enfermedades que provienen de ella, incluyendo la leucemia.

Linfocitos y plaquetas altas

La linfocitosis consiste en el incremento de una clase de glóbulos blancos conocidos con el nombre de linfocitos, los cuales, son una parte importante del sistema inmunitario.

Los linfocitos son células sanguíneas que pertenecen al grupo de leucocitos, que forman parte del sistema inmunitario, cuya función consiste en, defender al organismo de las enfermedades, razón por la cual, es normal ver a un incremento temporal en el número de linfocitos después de una infección.

Plaquetas altas
Linfocitos y plaquetas altas

La linfocitosis implica una serie de enfermedades. Básicamente, se distinguen dos grupos principales, de  las enfermedades primarias conocidas como las enfermedades linfoproliferativas y las reactivas secundarias o como también se le conoce Lymphozytosen.

Los síntomas de la linfocitosis pueden ser motivados por infecciones, problemas linfoproliferativos, como leucemia linfocítica crónica, malestar general, dolor de garganta, fiebre, adenopatías, linfocitos atípicos en la sangre que incrementan por causas de estímulos antigénicos y muchos otros.

Un conteo alto de linfocitos se produce normalmente cuando su doctor le exige realizarse los exámenes, pertinentes y necesarios para ayudar a dar un diagnóstico preciso de una condición que ya está experimentando. Es bastante inusual un hallazgo inesperado o simplemente descubierto por casualidad. Un elevado número de linfocitos y los resultados de otros ensayos ya pueden indicar la causa de su enfermedad, su médico puede sugerir otras pruebas para controlar aún más su condición.

Puede ocurrir que se presente un conteo de linfocitos mayor de lo que usualmente se esperaría, pero esta condición puede presentar la ausencia de algunos síntomas o simplemente, no presentar síntoma alguno.

Después de ello, el médico debe tomar la decisión si ésta es una situación inocua, temporal, como puede ocurrir después de una enfermedad, o si representa algo más grave, como un cáncer de la sangre o una infección crónica. Antes de decidir si un recuento de linfocitos es “demasiado alto” o es una causa de preocupación, su médico puede tener que realizar otras pruebas.

Si el médico considera que el conteo de linfocitos es alto, el resultado de la prueba puede ser evidencia de una de las siguientes condiciones:

  • Infección (bacteriana, viral, otros)
  • Cáncer de la sangre o el sistema linfático
  • Un trastorno autoinmune que causa inflamación continua (crónica)
Plaquetas altas
Mieloma múltiple

Las causas específicas de linfocitosis incluyen:

  • Leucemia linfocítica aguda
  • Leucemia linfocítica crónica
  • Infección por citomegalovirus (CMV)
  • VIH / SIDA
  • Mononucleosis
  • Mieloma múltiple
  • Otras infecciones virales
  • Tuberculosis
  • Vasculitis
  • Tos ferina

Otras causas de la linfocitosis pueden introducir la hepatitis, infecciones por protozoos, enfermedades tropicales parasitarias, la brucelosis, enfermedad endocrina de Addison, enfermedades del tejido conectivo, tirotoxicosis, tejidos demasiado activas en el glándulas tiroides, esplenomegalia, quemaduras solares, paperas, rubéola, cáncer, especialmente del sistema linfático, y muchas otras dolencias. (Ver Linfocitos)

Tratamiento para la linfocitosis

Para tratar la linfocitosis, se debe explorar cualquier posible  problema de salud presente. El tratamiento para curar las causas latentes de la linfocitosis, puede reducir la necesidad del cuerpo de producir más linfocitos, para la defensa del organismo contra las enfermedades e infecciones. La linfocitosis en sí no es una enfermedad, sino que es una consecuencia de una enfermedad u otro problema.

Las medicinas que se prescriben, generalmente, son utilizadas para tratar la infección, aunque los exámenes de diagnóstico pueden ser importantes con la finalidad, de determinar la fuente. Esto es de gran importancia, pues las alternativas que se emplean para tratar las bacterias no serán provechosas si un virus es el que ocasiona la enfermedad, por ejemplo.

Plaquetas reticuladas altas

La nivelación de la fracción de plaquetas inmaduras, es decir, plaquetas jóvenes o reticuladas, asciende según se va incrementando la producción de plaquetas de la médula ósea. Es decir, que el cálculo ofrece una medición de la producción de plaquetas de la médula ósea a partir de una muestra de sangre periférica, de manera semejante a cómo se realiza un conteo de reticulocitos puede dar la medida de la producción de eritrocitos.

Plaquetas altas
Reticulocitos

La %FPI tiene es de gran ayuda clínica en lo que se refiere al diagnóstico de laboratorio y la medicación para tratar la trombocitopenia, dado a su capacidad de vincular niveles altos en el % PFI con un incremento de la eliminación de plaquetas periféricas.

Es de gran ayuda para dar apoyo al diagnóstico de la púrpura trombocitopénica idiopática y la púrpura trombocitopénica trombótica, así como para diferenciar entre estas alteraciones y una inhibición o una insuficiencia de la médula ósea. En éste último caso, el valor de la %FPI debería ser bajo.

La %FPI también puede ser una medida sensible para la evaluación de valores de % FPI no estén en aumento, dado que esto sería un indicativo de una actividad trombopoyética intrínseca deficiente.

Plaquetas altas en los perros

Para diagnosticar una elevada producción de glóbulos blancos en la médula ósea de los perros, es necesario un examen veterinario, el cual consiste en pruebas de laboratorio estándar, además de un perfil completo de sangre, un perfil químico de sangre, un hemograma completo y una prueba de orina.

El veterinario tendrá que elaborar una completa historia clínica sobre la salud del perro y el inicio de los síntomas. Los próximos diagnósticos deberán incluir una aspiración de médula ósea y / o una biopsia de las células del órgano afectado, o de una masa.

Es característico, que los resultados de los exámenes de sangre muestren una mayor cantidad de complejos tipos de células blancas de la sangre especialmente leucocitosis (leucocitos), basofilia (basófilos) y eosinofilia (eosinófilos). Los resultados de los análisis de sangre también puede mostrar afecciones tales como la anemia y el perfil bioquímico puede mostrar anomalías en el caso de disfunción orgánica.

Plaquetas altas
Plaquetas altas en los perros

El diagnóstico por medio de radiografías, también puede ser de gran utilidad para identificar la extensión del daño en órganos. También el contraste radiográfico, que consiste en el empleo de una inyección con un agente radiocontrastante en el área que se quiere examinar, puede ser de gran ayuda para mejorar la visibilidad de los órganos internos.

Los rayos X pueden señalar el intestino engrosado y anomalías en el revestimiento del intestino. Otros posibles padecimientos pueden ser hiperplasia reactiva lo cual consiste en el crecimiento exagerado, de los ganglios linfáticos, debido a la infiltración de eosinófilos, fibrosis que consiste el exceso de tejido conectivo fibroso y trombosis que no es otra cosa que la coagulación de las arterias, que rodea el corazón. (Ver Linfocitos T)

Plaquetas altas en los gatos

Para determinar plaquetas altas en los gatos, la mejor manera de hacerlo es la realización de análisis de sangre, además de detectar cualquier problema de salud en los gatos. Enfermedades crónicas y agudas, parásitos, infecciones u otras afecciones a menudo se pueden identificar con un Conteo sanguíneo completo (CBC), y pueden determinar anomalías como la anemia y muy alta plaquetas.

Los gatos pueden presentar anemia, debido a un conteo de glóbulos rojos bajos, debido a una variedad de factores subyacentes. Esta situación se hace presente en los gatos que presentan pérdida de sangre ocasionados por algún traumatismo, afecciones del sistema inmunológico, el consumo de toxinas, o parásitos, además, posibles trastornos con la médula ósea pueden producir, también, en el recuento de plaquetas altas.

Plaquetas altas
Plaquetas altas en los gatos

Los gatos anémicos presentarán algunos síntomas como las encías pálidas y las membranas mucosas. También pueden presentar alteraciones de conducta como comer elementos que no son alimento como tal, así como los huesos, plástico o tela. Cuando la anemia es grave puede provocar fatiga y decaimiento, lo que hace inminente, la necesidad de visitar a un veterinario inmediatamente.

La anemia también es un síntoma de sangrado excesivo, que la mayoría de las veces, conlleva a una reacción de alto nivel de plaquetas. Las plaquetas sanguíneas son las que desempeña la función, de frenar las hemorragias y curar y prevenir el sangrado. Los conteos altos de plaquetas con frecuencia, indican una respuesta hiperactiva a una enfermedad de la sangre inmune o varios trastornos de la médula ósea.

Los gatos que presentan síntomas o conductas diferentes, a las que habitualmente tienen, deben ser sometidos a una evaluación por un veterinario. El tratamiento de la anemia y altas plaquetas se basará en el tratamiento de la causa subyacente que está contribuyendo a estas condiciones.

Tener las Plaquetas altas representa una serie de riesgos a los que estamos expuestos, tanto los seres humanos como los animales, especialmente las mascotas.

(Visited 5.139 times, 2 visits today)

Deja un comentario