Vasos Capilares: Definición, función, rotos, en la cara y más

Los vasos capilares son aquellos que pertenecen al grupo de los vasos sanguíneos que componen a la anatomía del cuerpo humano, siendo estos los que se encuentran conectados con algunas arteriolas y vénulas, generando así un túnel de comunicación entre ambos.

Definición

Los vasos capilares son las estructuras que entran dentro de la clasificación de los vasos sanguíneos, por lo tanto, resultan ser una herramienta fundamental para el proceso del sistema circulatorio de nuestro cuerpo, no obstante, los capilares sanguíneos poseen la característica principal de ser los que menos tamaño posee, esto si es comparado con los otros tipos de vasos sanguíneos teniendo como ejemplo principal a las arterias o las venas que se distribuyen alrededor de todo nuestro organismo.

Cabe que los vasos capilares son aquellos que resultan ser tan pequeños que apenas el flujo sanguíneo puede correr por dentro de esta estructura ya que dentro de la composición de los capilares sanguíneos nos encontramos con la presencia de capas compuestas principalmente de tejidos conectivos, lo cual son influyentes al momento de trasladar la sangre de un lugar a otro.

No está demás mencionar que los vasos capilares pueden variar su tamaño dependiendo de la zona en la que se encuentre, los cuales se miden en un aproximado de 8 a 12 micrómetros (el equivalente a una milésima parte de un milímetro). (Ver artículo: Cómo eliminar las várices)

Función

La principal función de los vasos capilares por ser parte del sistema circulatorio del organismo es brindar y transportar la cantidad de sangre necesaria a todos los órganos del cuerpo para su correcto funcionamiento. Por definición son pequeñas ramificaciones de las arterias las cuales parten del corazón y dirigen la sangre a los demás órganos en el cuerpo.

Es importante destacar que esta sangre se encuentra oxigenada, siendo vital para el funcionamiento del organismo.

Otras de las funciones de los vasos capilares además de administrar la sangre se trata de también del intercambio de sustancias importantes entre los tejidos y la propia sangre, ya que entre sus características se encuentra unas paredes permeables que permiten este intercambio de componentes.

Esto quiere decir que principalmente los vasos capilares administra la sangre oxigenada al resto de los órganos del cuerpo, pero el intercambio sucede cuando luego de transportar dicho oxígeno los vasos capilares se conectan con otros tejidos para tomar entonces sustancias de desecho de algunos órganos, por lo general estas sustancias vienen siendo dióxido de carbono.

En resumen la función de los vasos capilares es transportar nutrientes y oxígeno por medio de la sangre a todo el organismo, y para complementar su tarea recoge los desechos del cuerpo.

Por la función que ejercen los vasos capilares, estas pequeñas estructuras se encuentran más comunicadas con los tejidos activos, ya que una vez que toman las sustancias de desecho y el dióxido de carbono dirigen estos componentes a las vénulas. Por su parte las vénulas se reconocen como otro tipo de vasos sanguíneos que toman la sangre directamente de los vasos capilares.

Se podrías decir que esta función de intercambio de nutrientes típica de los vasos capilares es posible ya que tan sólo el 5% de la sangre del organismo se encuentra a través de ellos, y este pequeño volumen es lo que hace posible cumplir con la tarea principal de intercambiar las sustancias favorables para los tejidos y recoger las sustancias de desecho. (Ver artículo: Remedios para las várices)

Vasos capilares rotos

En toda la clasificación de los vasos sanguíneos que hacen posible la circulación en el cuerpo los vasos capilares son reconocidos como las estructuras más débiles de todo este sistema, ya que por definición son paredes muy finas, por lo que hace que éstos sean los vasos sanguíneos más delgados de todo el cuerpo.

Las medidas de Los vasos capilares se encuentran en promedio entre 8 y 12 micras, esto hace más probable que dichos vasos capilares se dilaten y teniendo la posibilidad de romperse de manera sencilla. Aunque esto puede suceder por distintos motivos cuando la condición se presenta de manera frecuente se le reconoce como fragilidad capilar.

Aunque por naturaleza los vasos capilares son estructuras muy delgadas y finas con altas probabilidades de dilatarse esto puede ser ocasionado por alteraciones congénitas que demuestren una condición de debilidad en las paredes de los vasos capilares. Otras de las razones también puede ser cambios hormonales, infecciones en el organismo, alergias, falta de componentes y vitaminas y otro tipo de desorden metabólico.

Cuando un vaso capilar se dilata hasta romperse es muy fácil reconocerlo puesto que pueden provocar la aparición de pequeñas manchas rojos o moradas por debajo de la superficie de la piel.

Incluso para muchas personas que tienen que lidiar con este tipo de condición de debilidad capilar esto puede convertirse en un problema estético ya que afecta directamente a la apariencia saludable de la piel en distintas partes del cuerpo como en la cara, específicamente en la nariz, en los brazos, piernas, incluso en los ojos.

En dichas zonas mencionado anteriormente se considera que se encuentran los vasos capilares más delicados en todo el cuerpo, y una de las principales señales de que puedan estar dilatados o rotos por medio de la aparición de petequias, esto se puede definir como unos pequeños derrames que se ocasiona a nivel cutáneo, cabe destacar que debido a la anatomía de los vasos capilares esto no superaría el tamaño de un alfiler.

A su vez estos pequeños derrames causan un poco de alarma por su intenso color rojo presente en la piel.

Además alteraciones congénitas los vasos capilares rotos se pueden originar por pequeñas lesiones como picaduras de insectos, golpes, y pequeños accidentes.

Por lo general las petequias, conocidas como los derrames de los vasos capilares suelen suceder en grupos es decir qué depende el motivo o la razón del rompimiento de los vasos capilares puede ser una lesión en varios de ellos al mismo tiempo, lo que tendrá un aspecto de hematoma en la piel.

Otras de las señales para reconocer cuando los vasos capilares están débiles o se rompe es por medio de los hematomas, esto se puede escribir como una pequeña acumulación de sangre que se produce por una hemorragia interna, esto se encuentra relacionado directamente con el rompimiento de los vasos capilares, lo cual puede suceder con cierta facilidad considerando la debilidad de estas estructuras.

Por lo general los hematomas son la principal respuesta ante cualquier lesión como golpe o contusión.

Esto suele provocar ciertas manchas en la piel, y en la mayoría de los casos no sobrepasan de nivel cutáneo. Aunque ciertamente puede parecer alarmante debido a la pigmentación que ocasionan en la piel.

En resumen los vasos capilares rotos se puede considerar como un problema muy común debido a la fragilidad de estas pequeñas estructuras, cualquier pequeño golpe o contusión podría ocasionar un hematoma, o pequeños derrames de estos vasos capilares. (Ver artículo: Órganos del sistema circulatorio)

En las piernas

La rotura de los vasos sanguíneos que son reconocidos como los capilares pueden llegar a ser sumamente comunes cuando mencionamos las lesiones en las piernas ya que en estos lugares del cuerpo de los seres humanos podemos observar que se encuentran diversos capilares sanguíneos, los cuales llegan a ser sumamente frágiles y muy propensos a sufrir de una rotura en estas estructuras, esto viene dado por el tamaño pequeño que poseen más la ubicación de los mismos.

Para poder determinar que un vaso capilar se encuentra roto en la zona de la pierna podemos observar que aparecen manchas de color rojo, al mismo tiempo que se pueden observar moretones en tonos de colores morados, por otro lado, tomando en cuenta las causas más comunes que generan una rotura en los vasos capilares observamos con los problemas del alcoholismo.

Seguido a esto se encuentra la exposición frecuente y sin protección hacia el sol o hacia las zonas con abundante calor y para finalizar con las causas nos topamos con la edad de las personas, por lo que mientras más anciana sea un individuo incrementa más su índice de sufrir de esta lesión. (Ver artículo: Órganos del sistema nervioso)

En la nariz

Los vasos capilares se pueden encontrar distribuidos hacia todas las zonas del cuerpo, entre ellas tomamos en cuenta a la nariz, siendo este territorio clasificado como una de las zonas más propensas de sufrir una lesión vinculada con los capilares sanguíneos que conforman a nuestro organismo.

Por lo tanto, la nariz llega a ser un órgano que se caracteriza por ser sumamente frágil, al mismo tiempo que comparte esta característica con los vasos capilares, no obstante, existen una serie de causas frecuentes que origina la rotura de alguna de estas importantes estructuras del sistema circulatorio de nuestro cuerpo.

Entre las causas más comunes que se han vinculado con la rotura de algún vaso capilar que se encuentre a nivel de la nariz mencionamos en primer instante al clima.

Es decir, cuando una persona se encuentra expuesta al clima sumamente frío podemos observar que esto puede llegar a causar la rotura de algún vaso capilar, del mismo modo nos topamos con la exposición a los rayos provenientes del sol y finalizamos mencionando los problemas que se vinculen con el alcohol ya que dicha sustancia posee diversos componentes dañinos para nuestro organismo. (Ver artículo: Cuidados del sistema nervioso humano)

En los brazos

Los brazos resultan ser otra parte que compone a nuestro organismo que se caracteriza por poseer una cantidad considerable con respecto a los vasos capilares que se encuentran en esta zona, no obstante, es común observar casos de lesiones en estas estructuras por la rotura de algún vaso capilar sanguíneo, de igual manera, podemos mencionar que en los brazos nos topamos con un trastorno que se conoce bajo el nombre de capilaritis, siendo este el responsable de hacer que los vasos capilares comiencen a trabajar de forma anormal, provocando problemas en el sistema circulatorio.

Por otra parte, entre una de las causas más frecuentes que se vinculan con la rotura de algún vaso capilar sanguíneo que se encuentre ubicado en la zona de los brazos nos topamos con las lesiones o los golpes.

Los cuales llegan a ser responsables del origen de un hematomas en esta parte del cuerpo, seguido a esto nos topamos con el consumo extremo de aspirina y otros agentes que cumplen con la función principal de ser anticoagulantes ya que estos medicamentos poseen sustancias que al ser consumidas muy frecuentemente pueden llegar a generar efectos y causas en nuestro organismo, teniendo como ejemplo principal a la dilatación de los vasos capilares.

Vasos capilares en la cara

El rompimiento de los vasos capilares puede generarse por distintos motivos, aunque esto no se trata de una situación alarmante porque debido a la característica de estos vasos sanguíneos es muy probable que se rompan ante cualquier incidente, algunas personas incluso sufren de cierta fragilidad capilar, y aunque esto no atenta directamente a la salud y el bienestar de la persona en algunos casos puede considerarse también con un problema estética.

Vasos capilares en la cara, cuando se rompen pueden ocasionar pequeñas manchas debido al derrame interno que se obtiene como consecuencia, aunque estas pequeñas manchas no sobrepasan el tamaño de un alfiler, si consideramos que esto sucede en grupo podría generar un conjunto de manchas rojas en la cara.

Para evitar esto algunas personas recurren alternativas caseras cómo aplicar frío para reducir el enrojecimiento ocasionado por el rompimiento de los vasos capilares en el rostro. Se considera que las temperaturas bajas ayudan a que los vasos capilares se contraigan y reduce el flujo sanguíneo en exceso en la zona afectada.

Otro remedio natural podría ser el aloe vera, ya que esta planta contiene diversos beneficios para la salud cómo componentes antiflamatorios, lo que ayudaría a reducir la inflamación y el enrojecimiento de los capilares rotos en el rostro.

La apariencia de los vasos capilares rotos en la cara en muchos casos se trata de un problema estética, para poder aliviar estos muchas personas recurren al vinagre de manzana, ya que también contiene propiedades antiinflamatorias. El uso de vinagre de manzana se puede proceder mediante algodón y masajear el rostro.

Otra alternativa natural es el uso de perejil, se conoce que podría tener propiedades y beneficios para fortalecer a los vasos capilares, se puede se puede preparar una mascarilla de perejil y aplicar en el rostro por 2 o tres veces al día.

Vasos capilares en las piernas

Como se ha mencionado anteriormente, la zona de las extremidades inferiores de nuestro cuerpo, es decir, haciendo énfasis en ambas piernas podemos observar que los vasos capilares que se ubican en esta parte del organismo llegan a ser sumamente propensos a sufrir de una lesión de tipo rotura.

Por lo tanto, estos problemas se vinculan con la principal causa de características que intervienen al proceso de la circulación del fluido sanguíneo a través del cuerpo humano, cabe destacar que si este problema no es tratado a tiempo se podrían originar otros síntomas que pondrían en un estado delicado de salud a la persona afectada.

Cabe destacar que las personas que se encuentran pasando por la edad de los 50 años en adelante llegan a ser más propensas a sufrir de una lesión relacionada con los vasos capilares ubicadas en las piernas si estas son comparadas con las personas jóvenes, esto viene dado que al momento de comenzar a envejecer las capas que conforman a la piel de todo el cuerpo se observan cambios con respecto al grosor.

Es decir, la piel comienza a ponerse mucho más delgada, afectando de esta manera la elasticidad que caracterizan a los vasos capilares, provocando que sean aún mucho más frágiles de lo normal y generando roturas al momento de verse aumentada la presión sanguínea de las arterias y venas.

¿Cómo eliminar los vasos capilares rotos?

Para la fecha del día de hoy nos podemos encontrar con diversos tratamientos que se enfocan en eliminar y hacer desaparecer por completo a todos los vasos capilares sanguíneos que se encuentren pasando por el estado de alguna lesión, por lo tanto, podemos toparnos con diversos métodos y técnicas naturales para recuperarse de la ruptura de algún vaso capilar.

No obstante, los siguientes tratamientos se pueden emplear en todas las partes del cuerpo donde se encuentre el problema vinculado con los capilares sanguíneos, desde la cara hasta los brazos incluyendo a la zona que compone a las extremidades inferiores de las personas, es decir, a las dos piernas.

Entre uno de los principales tratamientos que resultan eficaces para recuperarse tras sufrir de un problema de los vasos capilares podemos mencionar a la aplicación de compresas que estén frías y ponerlas sobre el sitio que está afectado, esto viene dado ya que la baja temperatura causa una contracción en los vasos sanguíneos, por lo que el paso de la sangre estará limitado, generando de esta manera que los vasos capilares se vuelvan a su estado delgado.

Por otra parte mencionamos al aloe vera, el cual se basa principalmente en masajear la zona afectada con un gel hecho con aloe vera, luego dejar actuar por 30 minutos y lavar esta parte del cuerpo.

Dilatados

La dilatación que se lleva a cabo sobre los vasos capilares en cualquier parte del cuerpo puede ser causado principalmente por la edad de la persona, esto viene dado ya que cuando un ser humano está en el proceso del envejecimiento durante la edad aproximada de los 40 a 50 años podemos observar cambios drásticos con respecto al funcionamiento de su organismo, es decir, las diversas partes de su cuerpo no trabajan de la misma forma al momento de ser comparado cuando estaba en la etapa de la juventud.

Cabe destacar que durante el envejecimiento las personas muestran los signos de una disminución del grosor de la piel, provocando de esta manera que los vasos capilares sean mucho más frágiles de los normal.

Con respecto al tratamiento que se emplea para las personas que presentan los problemas de los vasos capilares sanguíneos dilatados mencionamos que este deberá de visitar al médico especialista en la área de la medicina conocida bajo el nombre de la dermatología ya que de esta manera el profesional podrá conocer el origen del problema y los mejores métodos para controlar la dilatación.

No obstante, tomando en cuenta a los tratamientos más frecuentes nos topamos con la intervención vascular, la cual se trata de una pequeña cirugía que se basa principalmente en tratar el problema de la dilatación del vaso sanguíneo.

Vasos capilares en los ojos

Dentro de la anatomía del ojo también podemos encontrarnos con la presencia de numerosos vasos capilares, los cuales trabajan principalmente con llevar todo el fluido sanguíneo hacia esta importante parte del cuerpo.

No obstante, cuando se presenta una ruptura de alguno de los vasos capilares que están ubicados al nivel de nuestros ojos podemos encontrarnos son síntomas a simple vista, teniendo como ejemplo principal a una mancha roja en el ojo en la zona blanca del ojo afectado, del mismo modo, se destaca que estos problemas no llegan a ser muy influyentes, por lo que se puede dar poca importancia a la ruptura de los vasos capilares.

 

Con respecto a las causas más frecuentes que generan la lesión de algunos vasos capilares sanguíneos que se encuentran en nuestro organismo haciendo énfasis en los que están en la anatomía del ojo humano, mencionamos que principalmente se encuentra el gran esfuerzo físico, es decir, cuando una persona es sometida a levantar diversas cargas pesadas o llevar al máximo el organismo.

Seguido a esto podemos mencionar que los fuertes estornudos están vinculados con la rotura de los capilares ubicados en los ojos y finalmente nos topamos que una presión sanguínea elevada sobre los niveles altos pueden ser otra causa principal de la lesión.

Vasos capilares frágiles

Como se ha mencionado en casos anteriores, los vasos capilares se caracterizan por pertenecer a la familia de los vasos sanguíneos que resultan ser los más pequeños y delgados que podemos encontrar en todo nuestro organismo, por lo tanto, llegan a tener diversos problemas con respecto a la frecuencia de las lesiones de rotura en estos vasos capilares. No está demás mencionar que los vasos capilares se pueden localizar fácilmente en cualquier parte de nuestro cuerpo, por lo que al momento de presentarse una lesión la persona puede originar los síntomas de manchas de color rojo o morado en la zona afectada.

Cabe destacar que en ciertas partes del cuerpo podemos encontrarnos con vasos capilares sumamente frágiles, los cuales se pueden distinguir fácilmente de los demás por ser uno de los más frecuentes que se llegan a lesionar, entre estas zonas mencionamos en primer instante a las piernas, seguido de esto el segundo puesto lo abarcan todos los vasos capilares que están dentro de la anatomía de la cara, incluyendo a los ojos y a la nariz, y para finalizar con el tercer puesto de las zonas de nuestro cuerpo sumamente frágiles con respecto a los vasos capilares nos topamos con ambos brazos.

Los vasos capilares de los dientes

Los vasos capilares sanguíneos se pueden encontrar fácilmente en cualquier parte del cuerpo, por lo tanto, tomando en cuenta esta teoría podemos compararla y aplicarla sobre la anatomía de los dientes, lugar donde podemos observar la presencia de diversos vasos capilares junto a otros vasos sanguíneos dentro de la estructura del diente.

Cabe destacar que los vasos capilares que se encuentran en el diente son uno de los más protegidos ya que estos están cubiertos por el esmalte del diente, al mismo tiempo que la corona cumple con la función de alejar todo tipo de agente extraño y dañino para los dientes.

Para finalizar, mencionamos que los vasos capilares que están conectados con las estructuras de los dientes también están vinculado con otros nervios que están vinculados de forma directa con las funciones y el trabajo que emplean los dientes, por lo tanto, ambos están protegidos de cierta forma por la presencia de otros componentes de la anatomía del diente que cubren a las zonas más sensibles, es decir, el vaso capilar junto al nervio del diente se pueden observar estar cubiertos por zonas y capas más fuertes.

Los vasos capilares de las plantas

Dentro de las estructuras que componen a las plantas podemos encontrar que se presentan una especia de tubos delgados los cuales cumplen con la función de trasladar todos los nutrientes hacia cualquier parte que componga a la planta, por lo tanto, estos tubos son llamados como los capilares de la planta, los cuales se asemejan a los vasos capilares que poseen los seres humanos dentro de su anatomía y de su sistema circulatorio.

Cabe destacar que este fenómeno se conoce como la capilaridad de las plantas ya que se observa un viaje de agua junto a otros nutrientes que son distribuidos hacia todas las zonas de dicha planta con el fin de hacer que esta siga funcionando de forma normal.

(Visited 4.456 times, 1 visits today)

Deja un comentario