Corteza suprarrenal: ¿qué es? Anatomía, función, fisiología y más

Es fundamental tener conocimiento de cada una de las partes que constituyen el cuerpo humano, por ello en el siguiente artículo te mostraremos en qué consiste la corteza suprarrenal, la función que realiza, su fisiología, su anatomía, su ubicación y mucho más.

¿Qué es la corteza suprarrenal?

Las glándulas suprarrenales se encuentran ubicadas encima de cada uno de los órganos que se encargan de eliminar los diferentes desechos del cuerpo, es decir, los riñones. (Ver artículo:cómo eliminar las varices)

Estas glándulas que se encargan de elaborar y segregar sustancias están conformadas por dos tipos de zonas estructurales que se caracterizan por llevar a cabo funciones que son muy diferentes, las cuales reciben el nombre de la médula suprarrenal y la corteza suprarrenal respectivamente.

En relación con la zona a la que está enfocada el artículo, es decir, la corteza suprarrenal, se procede de la capa media de las tres que forman parte del blastodermo, la cual recibe el nombre de mesodermo.

Esta parte de la glándula suprarrenal es muy importante ya que aquí se lleva a cabo la producción de las hormonas que se identifican por ayudar en la regulación del metabolismo, equilibrio de la sal y del agua, inflamaciones que se pueden manifestar en distintos órganos del cuerpo y entre otras muchas más.

Cabe destacar que también reciben el nombre de hormonas de esteroides.

Debido a que es sumamente importante todas las actividades que se realizan a través de la corteza suprarrenal, el desfuncionamiento de esta área puede traer consecuencias fatales. Una de ellas que hay que destacar sin duda es el fallecimiento del individuo que se encuentre con algún tipo de falla en esta zona.

Sin embargo se pueden realizar terapias de tipo hormonal para poder llevar a cabo una recuperación y no llegar a este tipo de resultados, aunque hay que mencionar que en estos casos es fundamental llevar a cabo las acciones de manera rápida y en el momento adecuado. (Ver artículo: enfermedades de la tiroides)

Además debemos tomar en cuenta de que la secreción producida en cantidades excesivas puede traer como consecuencia diferentes tipos de enfermedades como el aldosteronismo. El aldosteronismo consiste en la elaboración o secreción exhuberante de la hormona aldosterona que también puede tener como consecuencia otras condiciones clínicas fatales como la hipertensión de las arterias.

Otra de las enfermedades que podemos mencionar es el síndrome de cushing. Esta se debe a la exposición de altos niveles de cortisol. En esta situación los individuos pueden manifestar fatiga y diferentes señales que serán explicadas más adelante.

Su anatomía y fisiología

La corteza suprarrenal se divide en tres diferentes zonas. (Ver artículo:  tratamientos para las varices)

La primer área se refiere a la zona glomecular. Esta se identifica por llevar a cabo la función específica de la elaboración de mineralcorticoides, punto que veremos más adelante.

La segunda área se refiere a la zona llamada fascicular. Esta zona a diferencia de la anterior mencionada se basa en la producción de glucocorticoides.

La última área de la corteza suprarrenal recibe el nombre de zona reticular. En esta área se lleva a cabo la tarea de elaborar andrógenos. (Ver artículo: tipos de las arterias )

Las células de la corteza suprarrenal están colocadas en una forma similar a la de un cordón, las cuales se caracterizan por extenderse desde el área de la cápsula hasta la médula de la glándula suprarrenal.

Con respecto a las células del área que se denomina con el nombre de la zona glomecular se identifican por tener una apariencia redonda y de un tamaño más reducido en comparación con las células de la siguiente zona denominada fascicular, las cuales se reproduce o extienden de forma gradual hasta la última área de la corteza suprarrenal que se refiere a la zona reticular. Esta última tiene cierta similitud con la zona fascicular, ya que sus células se caracterizan por ser idénticas de forma morfológica.

Además, distintos análisis y trabajos de carácter médicos han puntualizado que es muy probable que cada una de las células que nombramos con anterioridad realicen diferentes tipos de funciones a medida de que se trasladan desde su lugar de partida de la corteza suprarrenal hasta el área de los vasos sanguíneos.

Una dato importante a mencionar sobre estas células es que son ricas en retículo endoplasmático y en mitrocondrias. Además hay que destacar de que la corteza externa de la glándula suprarrenal se identifica por llevar a cabo funciones de acción vital para el individuo, las cuales se basan en el equilibrio de la energía celular y la homeostasis del ritmo del corazón y las actividades metabólicas, así como también influye de manera fundamental con respecto al sistema inmunológico de nuestro cuerpo.

Función de la corteza suprarrenal

El área externa de la glándula suprarrenal o la corteza suprarrenal se encarga de múltiples tareas que se enfocan sobretodo en la producción de distintas hormonas que a su vez, son sumamente importantes para que la vida del individuo sea saludable y que todos los procesos biológicos y químicos que se realizan dentro del cuerpo humano se ejecuten de manera correcta.

En síntesis podríamos decir que cada una de las hormonas que se producen en esta área de nuestro cuerpo se ven influenciadas en realizar actividades para mejorar la regulación de diferentes factores, como por ejemplo el proceso metabólico, el sistema inmune y entre otras muchas más que veremos a continuación de forma más profunda y relacionando cada una de las hormonas que lleva a cabo dichas acciones.

Corteza suprarrenal

Las hormonas

La corteza suprarrenal se enfoca mayormente en la producción principal de dos grupos de los corticosteroides, los cuales se identifican por imitar las funciones o efectos de hormonas que elabora el cuerpo humano de manera natural. Estos dos grupos reciben el nombre de glucorticoides y mineralcorticoides respectivamente. (Ver artículo: tiroides)

Con respecto a la glucocorticoides, esta se libera por medio de la desencadenación del hipotálamo y la hipófisis o también conocida con el nombre de la glándula pituitaria. En cambio los mineralcorticoides son liberados por diferentes indicaciones que se reciben a través del órgano que se encarga de eliminar los desechos de nuestro cuerpo (los riñones).

Así mismo, podemos mencionar los glucocorticoides que son liberados por medio de la acción de la corteza suprarrenal. Entre ellos encontramos los siguientes:

Hidrocortisona: También es conocida con el nombre de cortisol. Esta se encarga de regular diferentes factores del cuerpo y se enfoca en que todo actúe con normalidad. Su función se dirige en normalizar la presión de la sangre y las las actividades que realiza el corazón.

De igual forma ocurre la transformación de diferentes procesos que se realizan en el cuerpo que se relacionan con las proteínas y las grasas. (Ver artículo: hipófisis)

corteza suprarrenal

Corticosterona: Un factor importante a mencionar es que trabaja junto con la hormona nombrada con anterioridad, es decir, la hidrocortisona o cortisol. Por lo general es para llevar a cabo funciones que se relacionan con el sistema inmunológico, aunque también trabajan en conjunto para disminuir las inflamaciones que se puedan manifestar en los órganos o en el cuerpo de individuo.

Ya conociendo los glucocorticoides podemos enfocarnos en el siguiente punto. Con respecto a los mineralcorticoides, el principal de ellos es la aldosterona.

Aldosterona: su función se basa en mantener el equilibrio del agua que el individuo consume. También tiene un papel importante con respecto al manejo de la presión de las arterias.

Además de las anteriores clasificaciones mencionadas (glucocorticoides y mineralcorticoides) también existe otro tipo de hormonas que se conocen con el nombre de las hormonas sexuales. De igual forma son liberadas por medio de la corteza suprarrenal.

Enfermedades de la corteza suprarrenal

Las enfermedades de las glándulas suprarrenales se pueden dividir en dos grupos, las de la médula y las de la corteza respectivamente. En este punto hablaremos y nos referiremos a las enfermedades que pueden afectar a la corteza suprarrenal.

Las enfermedades de la corteza suprarrenal pueden manifestarse como la secreción excesiva de hormonas adrenocorticales o como secreción insuficiente de estas hormonas, también conocida como la enfermedad de Addison.

La secreción excesiva de las hormonas adrenocorticales puede ser de dos maneras, hereditaria o congénita. La hiperfunción en el caso de que sea por la última mencionada, es decir, congénita, por lo general siempre es el resultado del incremento de tamaño de las glándulas suprarrenales las cuales se ubican en el área de los riñones. En el caso de que sea por medio de los factores hereditarios puede ser una consecuencia de un tumor suprarrenal.

Otra de las enfermedades que podemos mencionar es el síndrome adrenogenital. Este es un trastorno en el que el cuerpo del individuo se encuentra con una dificultad hereditaria en una de las enzimas que se encargan y que son sumamente necesarias para la producción de cortisol.  También se le conoce con el nombre de la hiperplasia suprarrenal congénita. Se deben producir cantidades excesivas de andrógenos suprarrenales para superar el bloqueo en la producción de cortisol.

Enfermedad de corteza suprarrenal: Addison

En el caso de los individuos del sexo femenino, esto trae como consecuencia el desarrollo anormal de los órganos genitales. De igual forma afecta a los individuos de menor años de edad, los infantes o los bebés, en los que trae como resultado un desarrollo prematuro con respecto a su sexualidad.

La hiperfunción adrenocortical adquirida se manifiesta por exceso de cortisol (síndrome de Cushing), exceso de andrógenos o exceso de aldosterona (aldosteronismo primario).

En el caso de la enfermedad conocida con el nombre de el síndrome de Cushing, esta se caracteriza por manifestar síntomas o señales en el individuo como la aumento del peso y el expresar un tipo de color rojo en la cara del paciente.

También puede exponer otras señales médicas como la presión de las arterias en un nivel muy elevado, problemas con el nivel de glucosa en la sangre (la diabetes), el adelgazamiento y la debilidad muscular.

En otros extraños casos también puede afectar las condiciones psicológicas del paciente que se encuentra con dicho síndrome, debido a que diferentes análisis médicos han logrado comprobar que puede traer como consecuencia el estado de tristeza constante o la depresión.

En el caso de las mujeres uno de los síntomas más característicos sin dudas es que se elimine por completo el ciclo de su mestruación. También se le conoce a esta condición como la amenorrea.

El exceso de andrógenos, también conocido o denominado como aldosteronismo primario, se identifica por ser aquella enfermedad que manifiesta en el individuo diferentes tipos de señales indicativas.

Uno de estos importantes síntomas que debemos destacar es la presión arterial en niveles muy elevados la cual es el resultado de una retención de líquido como el agua y la sal, esto debido a que los riñones, los cuales son unos órganos esenciales para el desecho y la eliminación de ciertas sustancias no actúa de forma eficiente.

También el paciente con exceso de andrógenos puede tener una expulsar a través de la orina grandes cantidades de potasio, lo cual conlleva a que el mismo tenga bajas concetraciones de este elemento en su cuerpo. De igual forma puede exponer síntomas sumamente comunes a cualquier otra enfermedad como por ejemplo la constante debilidad, cansancio, la fatiga y dolores en el área de los músculos.

Las causas de esta enfermedad que expusimos anteriormente pueden ser muy variadas. Sin embargo, en la mayoría de las situaciones son el resultado de la aparición de un tumor suprarrenal el cual no representa ninguna clase de daño en la vida y en la salud del individuo, por lo que podemos decir que es de clasificación benigna.

En el caso de que un médico realice la eliminación de forma eficiente de dicho tumor, se basará en la disminución de la presión de las arterias que manifiesta el paciente, así como también se enfocará en que el mismo deje de perder grandes cantidades del elemento de potasio por medio de la orina.

La corteza suprarrenal y todo lo que debes saber

Carcinoma de corteza suprarrenal

Como explicamos en el punto anterior, existen múltiples enfermedades que pueden hacer que la corteza suprarrenal no logre realizar sus acciones con eficiencia. Sin embargo, existe una patología a la cual nos vamos enfocar en las siguientes líneas, debido a que es una condición sumamente extraña y poco común que afecta de forma importante a esta área.

Nos referimos al carcinoma de la corteza suprarrenal. Esta condición médica se trata de un tipo de cáncer que ocasiona un daño enorme al área externa de la glándula suprarrenal.

Es una situación tan extraña y tan peligrosa a su vez, que representa un mínimo porcentaje de la manifestación de todos los cánceres, exactamente un 0,02 por ciento. Al ser tan poco común puede hacer que se dificulte de forma importante el diagnóstico de la enfermedad y por lo tanto traer consecuencias mucho peores.

Por lo general se caracterizan por ser una clase de tumor la cual no sólo puede afectar a esta zona de las glándulas suprarrenales, pues puede también ocasionar un daño con respecto a las áreas que se encuentran a la cercanía de la misma corteza.

Con respecto a sus síntomas, podemos decir que se dividen en tres tipos o tres clasificaciones entre las cuales encontramos:los síntomas de la distancia, los síntomas endrocrinos cuando hay una hiper-función y señales debido a la masa suprarrenal.

Sin embargo debemos tomar en cuenta de que cada uno de los síntomas pueden varias debido a que se relacionan con respecto al tamaño y la densidad que tenga dicha masa en el cuerpo. (Ver artículo:enfermedades vasculares y sus tipos )

Ahora bien, con respecto a los síntomas que se ven influenciados con la masa suprarrenal podemos destacar la fatiga y el cansancio constante, problemas gastrointestinales como por ejemplo los vómitos y las náuseas, sensanción de aumento de tamaño con respecto a los tejidos o a los órganos del cuerpo, saciedad y también disminución del peso del individuo.

Entre las señales que se relacionan con la diseminación a distancia podemos puntualizar uno de los más importantes y peligrosos. Este se refiere a la metástasis, en donde se puede visualizar la reproducción o la extensión de esta enfermedad en los órganos que se encuentran cerca de los riñones como por ejemplo el páncreas. También puede manifestarse en otras zonas como los huesos y los pulmones.

Con respecto a los síntomas endocrinos primeramente podemos mencionar que suelen ser muy variados o diversos y entre ellos encontramos los siguientes: la adquisición de caracteres sexuales masculinos en las mujeres y  la adquisición de caracteres sexuales femeninos en los individuos del sexo masculino.

No obstante debemos tener en cuenta de que las señales que nombramos con anterioridad no se vinculan de ninguna manera con la edad, el sexo, la raza u otros factores de los pacientes. Sabiendo esto, podemos destacar que esta enfermedad tan grave que afecta a la corteza suprarrenal y posteriormente a las diferentes zonas del cuerpo es sumamente delicada y que no tiene distinción de ningun tipo.

Por ello es fundamental que al manifestar cualquier tipo de síntoma o incluso si todavía no se ha manifestado ninguna de las señales que mencionamos anteriormente, se debe asistir a un centro médico que facilite el diagnóstico del tumor o de este tipo de cáncer tan extraño para así poder realizar un trabajo eficiente para su tratamiento o recuperación.

El diagnóstico de este tipo de tumor se relaciona con las pruebas o los exámenes que se llevan a cabo con la ayuda de la tecnología a través de las imágenes, sin embargo también se pueden realizar métodos de anáisis por medio de la orina del paciente ya que como bien sabemos, los riñones son los principales afectados y estos órganos son los que tienen la función de eliminar cualquier tipo de desecho a través de la orina o las acciones fisiológicas.

En relación su tratamiento debemos saber que este tipo de cáncer tiene un pronóstico muy corto de vida, por lo que los métodos que se llevan a cabo para el tratamiento de su tumor se enfoca básicamente en reducir los síntomas que manifiesta y para alargar su periodo de años de vida.

Médula y corteza suprarrenal

La glándula suprarrenales se puede dividir en dos diferentes secciones, la de la corteza y la de la médula suprarrenal.  (Ver artículo:enfermedades de la médula espinal)

En el caso de la médula suprarrenal y su anatomía, podemos decir que está constituida por cantidades de células cromafines las cuales derivan de la cresta neural, donde además secretan adrenalina, noradrenalina y encefalina.

Están inervadas (transmiten estímulos nerviosos) por fibras simpáticas del sistema nervioso. En el caso de que un individuo se encuentre en un estado de estrés, posteriormente se activa el sistema nervioso simpático de nuestro cuerpo y por lo tanto se segregan las hormonas nombradas en el párrafo anterior.

Con respecto a la hormona denominada la adrenalina, esta se caracteriza por constituir al menos el ochenta por ciento de la secreción que realiza la médula suprarrenal. En algunas ocasiones, se dice que la noradrenalina constituye el veinte por ciento restante, aunque también la encefalina es una hormona muy importante que segrega la médula debido a que se encarga de regular el dolor que el cuerpo puede percibir.

Básicamente la función de cada una de las hormonas que nombramos con anterioridad, es decir, la encefalina, noradrenalina y la adrenalina se enfocan en preparar el cuerpo del individuo a la hora de que se encuentre en un estado de estrés. Cuando esto sucede, diferentes impulsos nerviosos los cuales son transmitidos a las neuronas del sistema nervioso simpático hacen que se produzca la estimulación de las hormonas cromafines.

Médula suprarrenal

Posterior a la estimulación de las hormonas cromafines, éstas se caracterizan por tener diferentes tipos de funciones como incrementar el nivel de la presión de las arterias, aumentan el ritmo de la respiración y la frecuencia del corazón y hacen que se incrementen los niveles que el individuo posee de azúcar en la sangre.

Por ello los tumores que pueden llegar a afectar a las células que están relacionadas con dichas hormonas, pueden traer como resultado un aumento con respecto a la secreción de la adrenalina, encefalina y la noradrenalina. Esta situación se puede convertir en otras condiciones clínicas como por ejemplo la migraña constante, la hiper-tensión y diversos problemas con el ritmo o la función del corazón.

Sus funciones

Como bien sabemos, la corteza suprarrenal la cual constituye una de las partes de la glándula suprarrenal, lleva a cabo funciones que son sumamente importantes para la salud y la vida de cualquier individuo. Sin embargo, este no es el caso de la otra parte que forma a dicha glándula, es decir, la médula suprarrenal.

No obstante debemos tomar en cuenta de que a pesar de que esta zona de la glándula no actúe y no lleve a cabo acciones que son vitales, no quiere decir que por esto realicen actividades totalmente inútiles para nuestra vida.

Como explicamos en el punto anterior, las diferentes hormonas de la médula son expulsadas luego de que se haya producido la estimulación de los nervios del sistema simpático lo cual sucede cuando una persona se encuentra en un estado de estrés.

Conociendo esto, podemos puntualizar la función específica de la médula suprarrenal: se encarga de combatir el estrés que puede manifestar el individuo, ya sea emocionalmente o de forma física.

Enfermedades de la médula suprarrenal

Al igual que la corteza suprarrenal, la méla puede también verse afectada por diferentes patologías que pueden traer como consecuencia que no se lleven a cabo de manera exitosa la función específica a la cual se encuentra encargada.

Sin embargo, solo se tiene conocimiento de una sola enfermedad la cual afecta a esta área de la glándula suprarrenal. Esta patología recibe el nombre de feocromocitoma. (Ver artículo:activación reticular  )

El feocromocitoma es un tumor que hace que la médula suprarrenal secrete o produzca grandes cantidades (hasta tal punto que es un nivel excesivo) de las hormonas denominadas como adrenalina y noradrenalina, aunque también se les conoce con los nombres de epinefrina y norepinefrina respectivamente.

Los síntomas que pueden exponer cada uno de los pacientes con este tumor o enfermedad llegan a ser muy variados, como por ejemplo la presión de las arterias en un nivel muy elevado, problemas con el ritmo del corazón, la migraña, la fatiga, los dolores de cabeza constantes o jaqueca.

Sin embargo no en todas las ocasiones el individuo debe exponer todos las señales expuestas con anterioridad para saber que tiene un problema con respecto a estas hormonas o con la médula suprarrenal, pues en algunos casos pueden manifestar sólo un síntoma que casi siempre se trata de la presión arterial alta.

Ahora bien, con respecto a la eliminación de esta enfermedad, un neurólogo o un médico que esté especializado en la materia tiene la misión de extirparlo por medio de una cirugía. (Ver artículo:  articulación del cráneo )

(Visited 805 times, 1 visits today)

Deja un comentario