Hormona del crecimiento: definición, función, tipos, efectos y mucho más

Las hormonas, que son sustancias segregadas por células especiales y localizadas básicamente en las glándulas endocrinas, tienen la misión de influir en la función de otras células. Sus niveles en el organismo determinan ciertos manifestaciones necesarias, favorables o indeseables en algunos casos, dependiendo si existen excesos, deficiencias o rangos normales. En el caso de la Hormona del Crecimiento esto es particularmente evidente. En este artículo podrás identificar cómo mantener lo niveles normales o incrementarlos si en necesario.

Definición de Hormona del Crecimiento

Es una proteína generada  por la glándula hipófisis, localizada en la cara delantera del cerebro. Transita por el torrente sanguíneo y tiene incidencia en todo el cuerpo. Se le conoce como somatotropina o somatotrofina.

La hormona de crecimiento empleada para el tratamiento se le llama somatropina. La hormona de crecimiento es generada a lo largo de toda la vida de un individuo. Es requerida para que el niño logre las dimensiones normales de adulto, pero asimismo es de gran importancia para regular el metabolismo, en niños y adultos.

La producción escasa puede ser posterior a una perturbación genética o a un daño en la glándula hipófisis (ejemplo, si es dañada a lo largo de la terapia de un tumor cerebral). Sin embargo, generalmente se desconoce el origen de la insuficiencia de hormona de crecimiento en una persona. (ver artículo: Hormonas sexuales)

La hormona de crecimiento empleada para el tratamiento posee una conformación exacta a la generada naturalmente por el ser humano, y genera exactamente los mismos efectos, en vista de que la hormona de crecimiento, siendo una proteína, es asimilada por el estómago cuando es ingerida en un comprimido, como sucede con los alimentos, por ello no tendría efecto terapéutico alguno.

Para que se active, debe ser administrada a través de una inyección, salvando los problemas digestivos.

Adultos y niños sanos crean hormona de crecimiento en impulsos diurnos y nocturnos, presentándose el más significativo al comenzar la noche. A los fines de semejar la naturaleza lo más posible, la terapia con hormona del crecimiento corrientemente se suministra una sola inyección diaria, momentos antes de acostarse.

Sin embargo, se debe cumplir las instrucciones de su médico en cuanto a las horas de administración.

Función de la Hormona del Crecimiento

En el campo bioquímico, la hormona del crecimiento incita la síntesis de proteínas e incrementa la desintegración/degradación de grasa para proveer la energía requerida en el crecimiento de las estructuras del organismo. Igualmente antagoniza (opone) el trabajo de la insulina.

La hormona del crecimiento logra operar de manera directa en los tejidos, sin embargo, una porción considerable de su accionar está influenciado por la incitación del hígado y otros tejidos, con el fin de generar y librar elementos de crecimiento semejantes a la insulina, especialmente el factor 1 de crecimiento insulínico (IGF-1, nombrado anteriormente como somatomedina).

El factor de crecimiento parecido a la insulina proviene de la capacidad de elevadas concentraciones de estos elementos para copiar el accionar de la insulina, si bien su acción principal es incitar el crecimiento.

Las concentraciones séricas de IGF-1 se incrementan gradualmente a medida que los niños van creciendo, aumentando aceleradamente para el momento del crecimiento que tiene lugar en la pubertad; luego de éstas las concentraciones de IGF-1 se reducen de manera gradual con los años, igual que las congregaciones de hormona del crecimiento.

La segregación de la hormona del crecimiento es incitada por la hormona liberadora (GHRH) y es cohibida por la somatostatina. También, la emanación de la hormona del crecimiento es por impulsos, con surtos en la secreción que suceden luego de iniciarse el sueño profundo que son principalmente prominentes en la etapa de la pubertad.

En personas normales y sanas, la secreción de hormona del crecimiento se incrementa en respuesta a la reducción del consumo de alimentos, y al estrés, y reduce en respuesta al aumento de la ingesta alimentaria. No obstante, ciertas personas se ven afectadas por irregularidades en la segregación de la hormona del crecimiento que involucran deficiencia o profusión de esta hormona.

Efectos de la de la Hormona del crecimiento

Estos efectos pueden ser descifrados generalmente como anabólicos. Al igual que gran parte de las otras hormonas proteicas, la GH opera interrelacionándose con un receptor determinado en la zona superficial de las células. El aumento de la altura a lo largo de la infancia es la acción más conocida de la GH.

Los resultados están sujetos a la dosis y la gradualidad al empezar. Los primeros son por lo general visibles en una semana luego de haber iniciado con las inyecciones diarias. ( ver artículo: hormonas de la felicidad)

Efectos positivos de la hormona de crecimiento

  • Sueño más profundo: Es, prácticamente dormir como un bebé. Aunque las personas usando la HCH frecuentemente se levantan en la misma posición que se quedan dormidos.
  • Piel suave de bebé: Se evidencia principalmente al captar la textura de la porción posterior de la mano. Cotéjelo con otras personas o preste atención antes de comenzar el ciclo de HCH.
  • Incremento del metabolismo: El organismo quema carbohidratos a un ritmo más acelerado.
  • Sistema inmunológico renovado.
  • Mayor rendimiento cardíaco.
  • Optimiza la presión arterial.
  • Rehabilitación de tejidos en general: Esto comprende el restablecimiento de los principales órganos que se comprimen con la edad.
  • Huesos más fuertes.
  • Aumento del deseo sexual (libido).
  • Disminución de la grasa corporal: Esto es más evidente en la etapa inicial, cuando el cuerpo está impresionado por el imprevisto incremento de la hormona del crecimiento, y no sabe cómo adecuarse inicialmente. En los ciclos siguientes los efectos de pérdida de grasa por lo general no son tan drásticos como el inicial.
  • Niveles más elevados de energía.
  • Incremento de la masa muscular: Las personas que hacen ejercicio regularmente evidencian un crecimiento sustancial de la masa muscular en la etapa inicial de la HCH, y el incremento reducido en los ciclos siguientes. La HCH desarrolla la masa muscular pero no es comparada con el crecimiento ocasionado por esteroides.
  • Los esteroides aumentan con rapidez la masa de las células musculares aunque temporalmente, en tanto que la HCH ocasiona la formación de nuevas células musculares. De esta manera, el incremento de la masa muscular de los esteroides es más rápido, pero con un período de vida más corto que la obtenida por la HCH, las cuales surgen gradualmente pero permanecen a lo largo del tiempo que la persona esté activa físicamente.
  • Crecimiento del potencial de resistencia y rendimiento al ejercitarse. Recuperación más rápida posterior a la actividadfísica.
  • Rangos de colesterol mejorados.
  • Vista y audición optimados.
  • Crecimiento de cabello y uñas más rápido.
  • Evita o calma el desgaste muscular ocasionado por diferentes enfermedades.
  • Restauración más expedita después de quemadas o lesiones graves. Crecimiento optimizado en niños de baja estatura, ocasionada por diferentes patologías.
  • Evita o calma la osteoporosis.

Efectos negativos de la hormona de crecimiento

  • Siestas de bebé: Aunque las personas en utilizan la HCH con frecuencia presentan una tendencia a hacer una dormida corta o siesta de bebé.
  • Síndrome del túnel carpiano: Impresión fortuita de “alfileres y agujas” como si las palmas y los dedos de las manos se adormecieran; se con frecuencia en personas que toman dosis habituales de 4U1 de la HCH o más. Esto es muy notable luego de esfuerzos iterativos en la zona de la muñeca (por entrenamientos, etc.) o al despertar.
  • Esto es originado por el incremento de la masa muscular en la muñeca, lo que hace presión en el túnel carpiano, a través del cual los nervios cruzan hacia los dedos y palmas. Este es un resultado secundario transitorio que cesa por completo luego de bajar la dosis o en 3 semanas luego de parar el ciclo.
  • En tanto no sea intolerable, los deportistas generalmente prosiguen con su ciclo de la hormona del crecimiento, aun con el síndrome del túnel carpiano. Este resultado secundario es una dificultad únicamente en los ciclos iniciales. En las etapas posteriores de la HCH las muñecas han tenido tiempo de adecuarse y el carpiano es escasamente perceptible.
  • Retención de agua: Es un resultado deseable para ciertas personas, por cuanto les proporciona un aspecto más juvenil y una piel tensa y leves arrugas. Con cantidades de 4UI y por arriba, la gente con frecuencia percibe sus dedos un tanto inflamados o la cara un poco más llena. Es un resultado secundario transitorio que culmina al acortarse la dosis o en 2 semanas posterior a la interrupción del ciclo.
  • Dolores mañaneros: A lo largo de los minutos iniciales luego de levantarse, ciertas personas perciben que han transitado por “el infierno”. Es una impresión parecida a cuando se ejecuta un ejercicio pesado en el gimnasio y se levanta al día siguiente.
  • Un leve dolor en los dedos de pies y manos, articulaciones y músculos. Al pasar unos minutos la sensación desaparece.
  • Cuando la gente duerme, el cuerpo se encuentra creciendo y restableciéndose – posiblemente esto sea la razón del dolor en la mañana. Igualmente puede ser el ejercicio del día anterior.
  • Hipoglucemia: En la etapa inicial o final del ciclo de HCH o al cambiar de dosis, gotas expeditas de azúcar en la sangre pueden aparecer en cualquier instante. Esto es principalmente evidente posterior a la actividad física, por lo que se debe tener una algo de dulce a la mano.
  • Esto se pone de manifiesto como un “ataque de hambre” súbito. Puede perdurar hasta 2 semanas luego que el ciclo de HCH haya finalizado.

Efectos secundarios teóricos de la HCH

  • Acromegalia: Dosis excesivamente elevadas por períodos alargados posiblemente ocasionarían la acromegalia (alargamiento en dedos, huesos y órganos). La acromegalia no se presentaría si una persona utiliza 4UI diaria durante 10 años consecutivos.
  • El crecimiento de cáncer existente

La HCH produce que el organismo regenere más rápidamente las células que pueden desarrollarse (pelo, cabello, uñas, piel), generalmente van a crecer más rápidamente. ¿Qué significado representa esto para las células cancerosas existentes? No se conoce con exactitud, pero posiblemente sea una buena idea alejarse de la HCH si usted se tiene cáncer.

Enfermedades de la Hormona del Crecimiento

Seguidamente se presentan algunas enfermedades producidas por déficit o exceso de hormona del crecimiento, que inciden notablemente en la calidad de vida de las personas ya que merman las posibilidades de tener un desarrollo normal, aun luego de haber pasado la etapa crítica de la enfermedad, por cuanto las secuelas imposibilitan el desempeño adecuado del individuo.

Enanismo. Condición caracterizada por presentar una estatura por debajo de los 1,27 metros. Ciertas personas de corta estatura no sobrepasan los 64 cm al llegar a la madurez esquelética. La razón principal de la baja talla son las perturbaciones genéticas; la segunda causa es la falta de afecto, y consecutivamente, las irregularidades endocrinas y ortopédicas.

Otros orígenes de enanismo son: el síndrome de Down; la acondroplasia (extremidades cortas por perturbación del tejido cartilaginoso durante el estado fetal); tuberculosis de columna vertebral; o los desequilibrios de la función endocrina de los ovarios o la hipófisis.

El enanismo hipofisario se puede abordar con la hormona del crecimiento humana creada por la ingeniería genética.

El Gigantismo. Crecimiento exagerado de la estructura corporal, especialmente en brazos, piernas, y en general en la estatura de todo el cuerpo.

Al surgir en la infancia previo a que la osificación normal haya culminado, su origen con frecuencia se halla en una producción exagerada de la hormona del crecimiento de la hipófisis anterior. Las deficiencias hereditarias que imposibilitan la osificación normal a lo largo de la pubertad, posibilitan que el crecimiento prosiga, lo que igualmente genera gigantismo.

En vista de que la hormona del crecimiento reduce la capacidad de segregación de las gónadas, el gigantismo habitualmente es acompañado del decaimiento de las funciones sexuales, es cuando s la asigna el nombre de gigantismo eunucoideo. No obstante, puede presentarse el gigantismo sin las referidas variaciones sexuales. Las personas que padecen de cualquier tipo de gigantismo manifiestan debilitamiento muscular.

Vale destacar que las personas que presentan enanismo o gigantismo entran dentro de la categoría de personas con discapacidad, de acuerdo a la Clasificación Internacional del Funcionamiento, la Discapacidad y la Salud, de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Las referidas personas están amparadas por las legislaciones especiales de muchos países miembros de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que les garantizan sus derechos ciudadanos  e inclusión e integración social. Están en estudio otras patologías como la agromegalia y el cretinismo para su posible ingreso destro del sector de personas con discapacidad.

La Acromegalia. Enfermedad crónica originada por un exceso de segregación de la hormona del crecimiento, GH; dicha patología se determina por el desarrollo desmesurado de manos, pies y la zona inferior del rostro. En numerosos casos la profusión de secreción hormonal se le atribuye a la existencia de un tumor en la hipófisis. La acromegalia genera también debilitamiento, y en ocasiones diabetes mellitus; en algunos casos surge en el período de lactancia.

El padecimiento surge en los adultos, y habitualmente perjudica a varios miembros de una misma familia. La terapia se basa en la supresión del tejido hiperfuncionante, aplicar radioterapia en la hipófisis, y el empleo de medicamentos que inhiben la hormona GH. En los niños la patología equivalente ocasionada por la abundancia de GH se denomina gigantismo y produce un desarrollo exagerado de los huesos largos del esqueleto.

La Diabetes insípida. Enfermedad extraña originada por un falta de vasopresina, hormona de la hipófisis posterior, que regula la cantidad de orina excretada por los riñones. Los indicios son sed de gran intensidad y expulsión de abundantes cantidades de orina, entre cuatro y diez litros diarios, la cual es reducida en glucosa.

En diversos casos la inyección o aspiración nasal de vasopresina regula la sintomatología de la patología.

Cretinismo. Patología causada por el déficit congénito de tiroxina, hormona segregada por la glándula tiroides. Se determina por retardo físico y mental (un paciente adulto de cretinismo presenta una edad mental 4 años aproximadamente, estatura reducida, escoliosis, abdomen pendular, extremidades deformes, facciones rudas, y cabello áspero.

Si un niño o animal nacen con deficiencia de tiroxina, las neuronas cerebrales no despliegan sus bifurcaciones múltiples que conforman la compleja red cerebral. La terapia de esos pacientes adultos con tiroxina o extracto de tiroides origina una ligera mejoría. La terapia sustituta temprana en la infancia consigue la sanación de la patología y una evolución normal del paciente, siempre que se conserve la terapia sustitutiva a lo largo de toda la vida.

El diagnóstico temprano en todos los neonatos se realiza de forma rutinaria en numerosos países. Para las madres con la afección de bocio grave se comienza la terapia previa al nacimiento.

El cretinismo endémico se relaciona con el bocio casi todo el mundo, especialmente en algunos valles de los Alpes y los Pirineos, Siria, India y China. En estas regiones existe una deficiencia significativa de sales yodadas en el agua.

El yodo es un elemento fundamental para la síntesis de la tiroxina; su deficiencia impide su producción y ocasiona deficiencia de tiroxina. Las familias que migran hacia esas regiones desarrollan bocio en la primera generación y cretinismo en la segunda y subsiguientes generaciones.

Las normas de salud pública que comprenden la adición de yodo al agua de beber o potable, son convenientes para disminuir la ocurrencia de bocio y cretinismo.

Mixedema. Patología deficitaria ocasionada por la generación deficiente o nula de hormonas por la tiroides. Los pacientes que presentan mixedema son víctimas de cansancio, somnolencia, estupor,  intolerancia al frío, falta de agilidad mental, son proclives a engordar y sufren de dolores generalizados.

El rostro se les muestra inflamado, rugoso y amarillento. La piel se reseca y el cabello, quebradizo y seco, se cae con facilidad. Con frecuencia también pierden la parte exterior de las cejas. Estos síntomas son el resultado de una reducción en la dinámica metabólica por el déficit de la hormona tiroidea, la cual es un impulsa el metabolismo.

El mixedema posee el mismo origen que el cretinismo, pero se diferencia de en su desarrollo, el cual se produce luego del nacimiento y no ocasiona un retardo cerebral tan evidente. La enfermedad puede impactar varios familiares cercanos. Cualquier variación que conlleve una reducción en la generación de hormonas tiroideas puede producir mixedema. La terapia radica en el suministro de tiroxina u otros compendios tiroideos, o de preparados sintéticos como la levotiroxina.

El Bocio. Enfermedad de la glándula tiroides definida por un incremento de su tamaño que se evidencia exteriormente como una hinchazón en la cara trasera del cuello. En el bocio exolftamico la dinámica metabólica basal está subida.

El Bocio Exoftálmico, denominado igualmente como hipertiroidismo, o tirotoxicosis, es una expresión habitual de dos diferentes tipos de patologías de los síntomas de las tiroides, la enfermedad de Graves y el bocio tóxico multinodular. La enfermedad de Graves, llamada de esta manera en honor al médico irlandés Robert James Graves, es una abundancia de segragación de tiroxina.

La razón de ese incremento de la segregación no está definida, aunque se cree que presenta una raíz autoinmune. El bocio multinodular es una etapa más adelantada del bocio simple que se genera cuando la función de la glándula es emancipada de la regulación que ejecuta sobre ella la hipófisis. La sintomatología del bocio exoftálmico pueden comprender aumento de la sudoración, temblores, taquicardia, aumento del apetito, pérdida de peso, debilidad y fatiga.

Algunos pacientes con la enfermedad de Graves manifiestan variaciones oculares, como mirada fija y brotado de los globos oculares. En la terapia del bocio exoftálmico se emplean, para ciertas ocasiones, yodo y tiouracilo, así como irradiaciones yodo radiactivo de la glándula.

El bocio simple. Caracterizdo por un incremento global de la glándula, o de alguno de sus lóbulos, originado por una deficiencia dietético de yodo.

El surgimiento de la enfermedad es más habitual en adolescentes. El bocio simple está diseminado en las regiones al interior de los continentes.

El suministro de yodo, o de tiroxina, la hormona que tiene yodo, evita de forma eficiente la patología. La profilaxis necesita el consumo de cantidades reducidas de yodo a lo largo de periodos prolongados de tiempo.

Su consumo en el embarazo impide el surgimiento de la patología en el neonato así como en la madre. Las normas de salud pública, que comprende la incorporación de yodo a los provisiones de agua o a la sal de mesa, han ayudado a reducir la incidencia de bocio simple en determinadas zonas. El yodo es más eficaz cuando se administra a niños que padecen la enfermedad. La tiroidectomía, o extirpación quirúrgica de la glándula, puede ser necesaria en los casos en los que el aumento de tamaño es muy importante.

La Tetania. Es el trastorno determinado por un incremento de la excitabilidad en los nervios, espasmos musculares doloridos, temblores o contracciones musculares alternos. Condición que generalmente es ocasionada por niveles deficientes de calcio en sangre, producto de cantidades insuficiente de calcio en la dieta, déficit de vitamina D, que origina una reducción en la absorción de calcio; diarrea crónica; vómitos continuos de contenido gástrico e hiperventilación, forma nerviosa de respiración exagerada.

La tetania se relaciona habitualmente con perturbación en la función de las glándulas paratiroides, tal como bloqueo transitorio de la circulación en las paratiroides por intervención quirúrgica al exterminar un tumor.

La tetania además puede ser congénita.

Los síntomas clínicos del trastorno radican en espasmo carpopedal, donde las manos y pies se permanecen fijos en una colocación establecida, espasmos faciales liberados por un impacto leve en el nervio facial, y espasmo de los músculos del antebrazo cuando se abulta el manguito de un esfigmomanómetro (instrumento de medir la tensión arterial).

La terapia debe ser etiológica (causal) y radica en suministro por vía oral o intravenosa de gluconato de calcio, para incrementar el rango de calcio en la sangre, y en la inyección de hormonas para regular la dinámica de las paratiroides.

Cálculos Renales y descalcificación ósea

Los cálculos renales son la afección más habitual de la vesícula biliar, cuya figura y dimensiones varían desde un guisante hasta una pera. Están conformados por sales biliares, y son habituales en diabéticos, personas de raza negra, como en mujeres obesas y las que han presentado múltiples gestaciones; es más recurrente con el aumento de la edad.

Las causas principales para la creación de cálculos son la existencia de cantidades desproporcionadas de calcio y colesterol en la bilis, y la detención de bilis en la vesícula por un largo periodo. La terapia frecuente es la extirpación quirúrgica.

Dos sales biliares naturales: el ácido quenodeoxicólico y el ursodeoxicólico, diluyen los cálculos en ciertos pacientes cuando son suministrados por vía oral. El tratamiento con ultrasonidos para desgarrar los cálculos también puede excluir, en ciertos casos, la cirugía.

Osteoporosis. Enfermedad que incide sobre el hueso; se determina por una reducción de la masa ósea; los huesos perjudicados son más porosos y se quiebran con mayor facilidad que un hueso normal.

Son habituales las fracturas de vértebras, muñeca y cadera, si bien puede surgir en cualquier hueso. Las mujeres de raza blanca son las más proclives a sufrir la patología. Otros elementos de riesgo pueden ser la incorrecta ingestión de calcio, actividad física escasa, algunos medicamentos (como los corticoides), o historiales familiares de osteoporosis.

El tipo más frecuente de la enfermedad es la osteoporosis primaria llamada postmenopaúsica, o por deficiencia de estrógenos a la que se le denomina del Tipo I, que se presenta en mujeres cuyos ovarios han cesado la producción de hormonas (estrógenos). Otras formas son la osteoporosis asociada a la edad, se encuentra la del Tipo II, que impacta a personas mayores de 70 años, y la osteoporosis idiopática, patología poco habitual, de origen desconocido, que incide en mujeres premenopaúsicas, y a hombres jóvenes o de edad mediana.

La osteoporosis secundaria es ocasionada por inactividad atribuida a una parálisis u otros motivos como la ingravidez espacial; patologías endocrinas y nutricionales, como la anorexia nerviosa; enfermedades determinadas y algunos medicamentos. La previsión y la terapia de la osteoporosis se apoyan en el suministro de estrógenos, progesterona o ambos; para mujeres postmenopaúsicas, complementos de calcio y otros nutrientes, ejercitación y fármacos como la calcitonina.

Efectos secundarios de la Hormona del Crecimiento

Se pueden presentar varios efectos contraproducentes sobre el organismo cuando las cantidades para un momento determinado son deficientes o superiores.

Exceso de la hormona de crecimiento

Su causa más común es un tumor de las células del somatotroph en el pituitary anterior. Éstos son adenomas benignos que se incrementan progresivamente de tamaño, generando cantidades cada vez mayores de hormona de crecimiento.

Exceso de la hormona de incremento ocasiona consecuencias secundarias:

  • Grosor de huesos en boca, dedos y puntas. La boca pesada y los dedos grandes, cuyos síntomas se refieren a la Acromegalia.
  • El Reblandecer (sudor excesivo)
  • Presión sobre los nervios (Ejemplo, síndrome del túnel carpiano)
  • Globulina hormona-obligatoria, creciente del sexo (SHBG)
  • Oposición a la insulina
  • Función sexual disminuida
  • Si un tumor pituitario está creciendo desproporcionadamente, puede ocasionar dolor de cabeza, presión en el nervio óptico, visión enmascarada, y déficit en otras hormonas pituitarias.

Deficiencia de la hormona de crecimiento

El impacto por la deficiencia en hormona de crecimiento cambia de acuerdo a la edad de la persona. Por ejemplo, si la deficiencia ocurre durante niñez puede conducir a:

  • Altura reducida
  • Madurez sexual demorada

Si el déficit de la hormona de crecimiento sucede en adultos, puede generar en un incremento en masa gorda y una reducción de la masa muscular, así como niveles de energía reducidos y por tanto, una menor calidad de vida.

Ciertos efectos secundarios de la hormona de crecimiento humano artificial, que se emplea para afrontar el déficit de esta hormona y la corta estatura comprenden:

  • Riesgo alto de diabetes
  • Hinchazón generalizada
  • Síndrome del túnel carpiano
  • Dolor común
  • Reacción inmune a la hormona de crecimiento

Cómo estimular hormona del crecimiento de forma natural

Esta hormona tiene las funciones de conservar o incrementar la masa muscular, conservar la grasa corporal reducida, optimizar la circulación, potenciar los huesos, regular los niveles de colesterol y proteger contra los elementos del envejecimiento.

Si logramos aumentar los niveles de esta hormona, el cuerpo funcionará mejor en esos procesos, y podremos aprovechar sus beneficios. Para lograr esto, existen algunas tácticas naturales.

A través de una combinación de ejercicio, dieta y buenos hábitos lograremos incrementar los rangos de manera endógena. Es decir, se conseguirá que la glándula pituitaria secrete más hormona de crecimiento de manera autónoma.

Pasos a seguir para incrementar los niveles de forma natural

  • Ejercicios de altas intensidades. Sentadillas, dominadas, flexiones, sprints, series, HIIT, Crossfit; todos estos entrenamientos son indicados para acrecentar la HGH. Para el objetivo que se persigue, es más importante la intensidad que la duración. Requerimos dinamizar nuestras fibras de forma expedita, fatigar los músculos y generar ácido láctico.
  • Dormir como lirones.Es significativo dormir lo suficiente para obtener altos niveles de hormona de crecimiento. Cerca del 70 al 80% de la producción de HGH se realiza durante el sueño. Si interrumpimos el sueño, veremos alterada la generación de esa hormona. No solo es dormir ocho horas, sino dormirlas bien. O sea, debemos lograr una calidad de sueño. Oscuridad, ambiente fresco y confort son unas de las claves.
  • Evita el azúcar luego del entrenamiento extenuante. La ingesta de azúcar (principalmente fructosa) dentro de las 2 horas posterior al ejercicio producirá que el hipotálamo libre somatostatina, la cual disminuirá la producción de HGH.
  • Comidas con bajo índice glicémico. Está comprobado que la insulina y la HGH van de la mano. Numerosos picos de insulina se traduce en una disminución de HGH. Por ello, conservar una dieta balanceada con alimentos como manzanas, peras, avena, trigo, arroz integral, etc., será la base para lograr incrementar los niveles de HGH.
  • Proteínas de calidad para la cena. Los aminoácidos contribuirán a estimular la producción de HGH. Por ello no se debe olvidar pavo, pollo, salmón, requesón, leche, yogurt, lo cuales son excelentes aliados para la cena.
  • Posterior a entrenar, agregar de 2 a 5 gr de glutamina como complemento. Este aminoácido es el más copioso en el organismo. Está comprobado que una cantidad reducida de 2gr diarios, acrecienta los niveles de HGH en plasma. Asimismo, de acuerdo a estudios, podría suministrar importantes beneficios en el sostenimiento del tejido
  • muscular.
  • Mantener el hígado bien limpio.Toda la HGH que libra el organismo es atraído por el hígado, para convertirse en IGF-1, por ello si no mantenemos el hígado en excelente estado no lograremos experimentar los favores de la HGH. No consumir alcohol, mantenerse bien hidratados y llevar una dieta sana serán las claves para conseguir un hígado en perfecto estado.

Déficit de la hormona del crecimiento

¿Qué es la deficiencia en la hormona del crecimiento (DHC)?

Es un trastorno poco común donde el cuerpo no genera la cantidad adecuada de la hormona del crecimiento. La glándula pituitaria, órgano pequeño en la base craneal, origina esta hormona.

En los niños es fundamental para que tengan un crecimiento normal, fortaleza muscular y ósea, y una repartición de grasa normal. Igualmente contribuye a regular el rango de glucosa (azúcar) y lípidos (grasa) en el organismo. Sin los valores normales de hormona del crecimiento, es posible que el niño se desarrolle lentamente y presente menor estatura que otros niños de igual edad y género. En gran parte de los casos, los niños con DHC aumentan menos de dos pulgadas por año.

Es trascendental que los padres conozcan que hay motivos para el crecimiento retardado y una estatura inferior al promedio en niños. En ciertos casos el crecimiento tardío es normal y transitorio, como en la fase inmediata anterior al comienzo de la pubertad.

Un endocrinólogo pediátrico o médico de familia puede ayudar a establecer por qué el niño está desarrollándose pausadamente.

¿Qué causa la DHC?

Ciertos niños nacen con DHC; en otros se presenta posterior al nacimiento debido a una afección cerebral, tumor o terapia con radiaciones en la cabeza. En ciertos infantes, no se alcanza hallar una causa.

Indicios de DHC

  • Escaso incremento de estatura en bebés, niños o adolescentes
  • Rostro más pequeño que el de otros niños de la igual edad
  • Cuerpo regordete, manos y pies pequeños, y desarrollo muscular deficiente
  • Bajo nivel de glucosa en sangre (bebés y niños pequeños con DHC severa)
  • Pene extremadamente reducido (recién nacidos varones con DHC severa)
  • Retraso en la pubertad

¿Cómo se diagnostica la DHC?

El médico examinará la historia médica y tabla de crecimiento del niño, en la búsqueda de indicios sobre DHC y otros trastornos que impactan el crecimiento. Es probable que su doctor le aplique pruebas al infante para definir la causa del retardo en el crecimiento. Las pruebas incluyen:

  • Rayos X de la mano para establecer el crecimiento de los huesos (edad ósea) y valorar el crecimiento potencial
  • Análisis de sangre y de otro tipo para descartar otros perturbaciones que afectan el crecimiento

Entre las pruebas específicas de DHC se hallan:

  • Análisis de sangre para definir el nivel de factor de crecimiento insulínico tipo 1 (IGF-1 por sus siglas en inglés), que expresa el nivel de la hormona del crecimiento.
  • Experimento de estimulación de la hormona del crecimiento. Se le suministran al infante medicinas que incitan la pituitaria para librar la hormona del crecimiento. Después, si el rango de la hormona del crecimiento en sangre no se incrementa hasta determinado punto, puede representar que la pituitaria no está generando la cantidad normal de hormona del crecimiento.
  • Investigación por resonancia magnética (MRI siglas en inglés); examen diagnóstico con imágenes de la cabeza, en la búsqueda de alguna dificultad con la pituitaria o el cerebro, y para descartar un posible tumor.

¿Cuál es el tratamiento para la DHC en niños?

Se inyecta regularmente a niños con una versión sintética (fabricada) de la hormona humana del crecimiento; medicamento que se vende con receta. La hormona del crecimiento se inyecta en casa, bajo de la piel. Generalmente, un endocrinólogo pediátrico valora el crecimiento en períodos 3 a 6 meses, y modifica la dosis de acuerdo a las necesidades.

Se generan los resultados deseables cuando la DHC se diagnostica y trata precozmente. En ciertos niños, la hormona del crecimiento puede originar un crecimiento de cuatro pulgadas (10 cts.) a lo largo del primer año de terapia. Otros niños crecen menos, pero por lo general lo hacen más expeditamente que sin la terapia. Algunos requieren terapia hasta el período adolescente; otros la requieren de adultos.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la terapia con hormona del crecimiento?

Son poco frecuentes los efectos secundarios, moderados o leves. Comprenden:

  • Dolor de cabeza
  • Dolencia muscular o de articulaciones
  • Hipotiroidismo leve
  • Hinchazón en manos y pies
  • Curvatura en espina dorsal (escoliosis)
  • Formación de tejido mamario en varones

Efectos secundarios son extraños, pero de cuidado. Comprenden:

  • Dolores de cabeza fuertes con dificultades en la vista
  • Dificultades en la cadera, cuando la porción superior del hueso se disloca
  • Hinchazón del páncreas (pancreatitis)

En la mayor parte de los niños, los beneficios son mayores que los riesgos al consumir la hormona del crecimiento.

¿Qué puede hacer para auxiliar a su hijo con DHC?

Mediante las siguientes consejos, usted puede lograr que su hijo reciba la mejor asistencia para la DHC:

  • Acuda al médico si tiene preguntas sobre el tratamiento
  • Revise las prescripciones minuciosamente cuando le administre la hormona del crecimiento, y otras medicinas a su hijo.
  • Hágales saber a los médicos que su hijo que consume la hormona del crecimiento.
  • Trate de que su hijo se le apliquen exámenes médicos habitualmente.
  • Acompañe a su hijo a la terapia si detecta indicios de autoestima baja o tristeza, que podrían estar asociados a ser de menor estatura que sus compañeros.

Qué es y cómo actúa la hormona del crecimiento inyectable

Dentro del campo del físicoculturismo hay numerosas sustancias, legales o no, para conseguir rápidos y significativos incrementos de masa muscular. Uno de esos productos son las hormonas, y entre ellas que tiene mucha popularidad, es la hormona del crecimientoHGH.

Como se ha señalado, la hormona del crecimiento, en el organismo la genera la glándula pituitaria, localizada en la base del cráneo, y es la encargada del correcto y apropiado crecimiento de huesos, músculos y órganos.

Una cantidad irregular de esta hormona produce falta de crecimiento en los niños, si se genera en una cantidad inferior a lo normal; y un crecimiento desmedido en caso contrario. Al llegar la etapa adulta, la misión que cumple es la de resguardar la masa muscular, contribuir con el sistema inmunitario y conformar parte del control del metabolismo de las grasas; además de aplicar sus efectos en la salud de la piel y los ojos.

El rango superior se logra a lo largo de la etapa adolescente, y al superar la tercera década comienza a descender. Este hecho provoca el incremento de grasa, menor incremento muscular, que los huesos se tornen menos densos y por ello más débiles; que la capacidad y rendimiento intelectual se reduzca; que merme el rendimiento sexual; y en general, que la impresión de cansancio sea más frecuente que en menores edades.

La glándula pituitaria libera hormona del crecimiento a lo largo del sueño, principalmente en la etapa de sueño profundo, y cuando ejecutamos ejercicios intensos. Al liberarse su existencia es muy breve, de escasamente media hora, tiempo en el cual es conducida al hígado y a otras áreas, donde estimula que secreten otra hormona nombrada Factor de Crecimiento de la Insulina (IGF-1), cuyos efectos son el desarrollo de los huesos, la estimulación de la absorción de aminoácidos y la síntesis de proteínas en músculos.

Estos procesos suceden de forma natural en todo ser humano, no obstante, hay en el mercado la hormona del crecimiento inyectable que posibilita incrementar los niveles de esta hormona en el organismo.

Es un polvo mezclado con agua bacteriostática (esterilizada con alcohol bencílico) que se suministra mediante una inyección vía subcutánea o intramuscular. Es una sustancia que presenta mucha sensibilidad a la luz y a la temperatura, por lo cual su rango de almacenamiento y manipulación oscila de 2 a 8 grados.

La permanencia de un ciclo de hormona del crecimiento puede extenderse por algunos meses, inyectándola una o dos veces diarias, recomendándose su administración por la mañana, ya que el organismo ya ha librado buena cantidad durante la noche, y la otra al comienzo de la tarde. Los beneficios que se le otorgan a esta hormona son numerosos: incremento de masa muscular, fortaleza en huesos, retardo del envejecimiento, y un largo etcétera.

Efectos secundarios de la hormona del crecimiento inyectable

El empleo de esta hormona puede tener ciertos efectos secundarios, entre los que comprenden retención de líquidos, lo que puede conducir a inflamaciones y dolor en extremidades; rigidez en articulaciones y músculos acompañado de dolor.

Igualmente, puede presentarse el caso donde en algunas personas se inicie el proceso de crecimiento óseo de nuevo, lo que produciría dolorosas deformidades, de las cuales las más frecuentes son el crecimiento de pies, manos y mandíbula.

Otros efectos menos frecuentes son lainflamación de algunos órganos, como el páncreas; padecer irregularidades en el sueño; padecer incremento de la presión craneal; surgimiento de lunares en la piel; probabilidad de sufrir de diabetes y la aparición de ginecomastia en los hombres (aumento de glándulas mamarias).

Igualmente, deben evadir por completo el empleo de esta hormona personas que padezcan o hayan presentado cierto tipo de cáncer, escoliosis, enfermedades del hígado, páncreas o riñones, diabéticos, personas hipertensas, los que tengan problemas de tiroides y aquellas con alguna perturbación en las articulaciones.

La hormona del crecimiento inyectable es un producto que brinda ventajas extraordinarias, pero son evidentes los probables efectos adversos que puede generar su uso, algunos desmedidamente graves y que acompañarían para toda la vida. El empleo de cualquier sustancia ilegal para conseguir avanzar hacia una mejor apariencia física de manera expedita no es recomendable en ningún caso.

Hormona del crecimiento natural

Es pertinente recordar que esta hormona, sola o con algunos procesos metabólicos u hormonales, posee misiones tan significativas como resguardar o incrementar la masa muscular, conservar la grasa corporal baja, optimizar la circulación, fortificar los huesos, regular los niveles de colesterol y proteger contra elementos del envejecimiento.

Si logramos aumentar los rangos de esta hormona, el organismo tendrá un mejor desempeño en estos procesos, y podremos aprovechar sus beneficios. Para alcanzar esto, existen algunas estrategias.

A través de la combinación de ejercicio, dieta y buenos hábitos obtendremos incrementar los rangos de manera endógena. O sea, obtendremos que la glándula pituitaria secrete más hormona de crecimiento autónomamente.

Pasos a seguir para acrecentar los niveles naturalmente

  • Realice ejercicios de altas intensidades. Sentadillas, dominadas, flexiones, sprints, series, HIIT, Crossfit; todo ello estos ejercicios son recomendados para incrementar la HGH. En este caso tiene mayor importancia la intensidad que lo prolongado de los ejercicios. Se requiere dinamizar las fibras de forma expedita, agotar los músculos y generar ácido láctico.
  • Dormir como lirones.Es significativo dormir lo suficiente para consolidad elevados rangos de la hormona de crecimiento. Cerca de 70 a 80 % de la generación de HGH produce mientras se duerme. Si interrumpimos el sueño, se alterará la producción. Y no únicamente se trata de dormir las horas reglamentarias, sino de dormirlas con calidad. Algunas de las claves son ambiente fresco, oscuridad y confort.
  • Evitar el azúcar posterior al entrenamiento intenso. La ingesta de azúcar (principalmente fructosa) en las 2 horas luego de ejercitarse producirá que el hipotálamo libre somatostatina, la cual disminuirá la generación de HGH.
  • Comidas con bajo índice glicémico. Está comprobado que la insulina y la HGH van de la mano. Numerosos picos de insulina se traducen en reducción de HGH. Por ello conservar una dieta balanceada con alimentos naturales como manzanas, peras, avena, trigo, arroz integral, será la base para lograr incrementar los rangos de HGH.
  • Proteínas de calidad para la cena. Los aminoácidos contribuirán a promover la producción de HGH. Por ello no se debe dejar de lado el salmón, requesón, leche, yogurt el pollo, pavo, los cuales son excelentes acompañantes para la cena.
  • Posterior a ejercitarse, agregar de 2 a 5 gr de glutamina como complemento. Es un aminoácido profuso en el cuerpo humano. Está comprobado que una dosis reducida, 2gr diarios, incrementa los niveles de HGH en plasma. Asimismo, de acuerdo a ciertos estudios, podría suministrar significativos beneficios en el sostenimiento del tejido muscular.
  • Conservar el hígado bien limpio. Toda la HGH que libra el organismo es succionado por el hígado y se transforma en IGF-1, por ello si el hígado no se encuentra en perfecto estado no podremos percibir las bondades de la HGH. No consumir alcohol, mantenerse bien hidratados y mantener una dieta balanceada son claves para conservar el hígado en condiciones óptimas.

Hormona del crecimiento muscular

Muchas personas se preguntan qué hay que hacer para lograr hipertrofiar el músculo y lograr un cuerpo más atlético y bien proporcionado. Hay una grupo de hormonas que de acuerdo a de sus niveles le suministran al organismo una serie de indicios para que éste obtenga músculo o lo descomponga para utilizarlo como energía.

La manera de dinamizar estás hormonas para obtener músculoses muy sencilla: hacer una rutina de pesas que incite nuestro organismo apropiadamente; alimentarse bien con una dieta balanceada y buenas proporciones de proteínas y reposar lo suficiente. Manejando estos tres elementos tendremos logrado el 80% de la batalla, el 20% faltante se lo asignamos a la genética (en ciertos casos es un porcentaje mayor).

Las hormonas que nos ayudan

Existen dos hormonas que tenemos que activar de manera extrema, si nuestro objetivo es obtener la mayor cantidad de músculo posible, mediante varios caminos no ilegales. Dichas hormonas son:

Hormona del crecimiento: excelente para obtener músculos y a la vez eliminar grasa. La forma de dinamizarla al máximo es mediante un ejercicio extremo en todo el cuerpo, pero principalmente con un descanso riguroso en la cama, durmiendo por menos de 7 a 8 horas diariamente.

El mejor ejercicio para movilizar la hormona de crecimiento es efectivamente el entrenamiento de alta intensidad (HIT), y no hacer cardio o como muchos, ejecutar series de carrera a elevada intensidad a lo largo de breves periodos de tiempo para incitar al músculo (sprint).

Testosterona: Sin duda es la reina de las hormonas si de ganar músculo se trata. Inicialmente se debe tener en cuenta no tener déficit calórico diario, o sea, comer en cantidades adecuadas, por cuanto si los rangos de testosterona disminuyen mucho, y no realizaría su función anabólica natural.

Un elemento importante es dejar de lado el consumo de alcohol completamente, en vista de que el consumo de alcohol va a producir que los rangos de testosterona caigan en picada; de manera que regular al máximo la ingesta, y si se desea obtener los mayores resultados no se debe ingerir ni una gota y en caso de un festejo obligado optar por cerveza.

También, la alimentación debe someterse a una dieta balanceada y contener por lo menos 20% de grasas insaturadas por cuanto la grasa sube los niveles de testosterona. De manera que se debe desechar las dietas bajas en carbohidratos y grasas, si el objetivo es ganar músculo.

Hormona comodín

Insulina: De acuerdo a sus niveles puede contribuir a incitar la ganancia de músculo por cuanto sirve de traslado para los aminoácidos hasta los músculos, pero se debe tener muy controlada por cuanto a su vez impulsa el almacenamiento del glucógeno en forma grasa.

Una excelente estrategia para conservar constantes los niveles de insulina es comer a períodos de tres horas, comidas no abundantes, y regular el consumo de hidratos de carbono simples, por cuanto ocasionan un pico de glucosa en sangre que es neutralizado por una secreción elevada de insulina en el páncreas.

En tanto debemos mantener regulada lo más posible  otras dos hormonas que pueden producir que nuestros efectos no sean todo lo más óptimo que deseamos, incluso puede que ocasione perder el músculo que mucho esfuerzo costó ganarlo con entrenamiento fuerte, dieta y descanso:

Estrógeno: Disminuye los rangos de testosterona (por ello las mujeres no pueden desarrollar tanto el músculo). Para conservarlo a raya se debe bajar el índice de grasa corporal, por cuanto de esta manera reducen los rangos de estrógeno y se logrará por consiguiente incrementar los niveles de testosterona.

Cortisol: si bien es necesario, hay que procurar que sus rangos sean menores por cuanto el cortisol desintegra el tejido muscular. Una eficiente manera de hacerlo es ingiriendo aceites Omega 3 (aceites de pescado), aparte de optimizar la sensibilidad de los músculos a la insulina para succionar mejor los aminoácidos.

(Visited 3.414 times, 4 visits today)

Deja un comentario