Hormonas gonadotropinas: ¿Qué son? función, valores normales y más

Las hormonas gonadotropinas son aquellas hormonas que se pueden encontrar con abundancia en el organismo de las mujeres, siendo estos los que ejercen un papel vinculado con el proceso productor del sexo femenino.

¿Qué son?

Al momento de hablar sobre las hormonas gonadotropinas nos topamos que dentro de la sociedad también podemos referirnos hacia ellas bajo el nombre de las gonadotrofinas, no obstante, estas hormonas pertenecen a un grupo vinculados con la glándula pituitaria (siendo esta la que se encarga de regular las glándulas y algunas hormonas que se ubican en nuestro organismo) o también conocido como la hipófisis.

Del mismo modo que se relaciona fuertemente con la hormona liber-RH, por lo tanto, todas estas hormonas y glándulas que han sido mencionadas anteriormente son las que trabajan con la estabilización de los niveles del proceso de reproducción en todos los seres vivos vertebrados, incluyendo a los seres humanos.

Seguido a esto, cuando hablamos sobre las hormonas gonadotropinas podemos encontrarnos con una clasificación dentro de ellas, las cuales se pueden dividir en tres grandes grupos distintos, siendo estos conocidos como la hormona luteinizante (también conocida como la hormona HL o en tal caso como la hormona LH).

En el segundo lugar nos topamos con la hormona HFE o la hormona FSH, siendo estas las que trabajan con la estimulación del folículo, es decir, la hormona que cumple con las funciones relevantes de la maduración de los ovocitos y los espermatozoides. Por último caso, mencionamos a la hormona gonadotropina coriónica humana, la cual se abrevia como la hormona GCH o también como la hormona HCG.

Cabe destacar que se pueden presentar diversos tipos de enfermedades vinculadas con la baja producción de las hormonas gonadotropinas en un organismo, los cual se relacionan fuertemente con la infertilidad, es decir, la incapacidad en todos los porcentajes de poder obtener a un hijo de forma natural mediante el proceso del embarazo.

Por lo tanto, tomando en cuenta el tratamiento más frecuentes que se emplea para poder estabilizar los niveles de dichas hormonas en el cuerpo de la persona podemos mencionar a la técnica de la implantación de un líquido mediante una inyección, la cual posee dentro de sus componentes a diversas cantidades de hormonas gonadotropinas.

En resumen, la familia de las hormonas gonadotropinas son aquellas que se vinculan con el proceso de estabilización de los niveles de los aparatos reproductores de las mujeres y los hombres, a pesar de esto, podemos encontrar abundantes niveles de dichas hormonas en los organismos de los seres humanos del sexo femenino ya que estas se vinculan con el trabajo de los ovarios ya que se presentan durante las diversas etapas de los niveles del proceso de reproducción humana.

No obstante, las hormonas gonadotropinas se pueden clasificar en tres grandes grupos que cada uno hace énfasis en trabajar ciertas zonas del cuerpo o en funcionar con algunas estructuras distintas que se ubican en nuestro organismo. (Ver artículo: Cuidados del sistema nervioso humano)

Función de las hormonas gonadotropinas

Las hormonas gonadotropinas son consideradas como una de las hormonas más relevantes en el cuerpo de los seres humanos ya que estas poseen diversas funciones importantes para la vida de ambos sexos, del mismo modo que estas se destacan por trabajar específicamente con los aparatos reproductores de las persona, tomando en cuenta el de los hombres y el que poseen las mujeres, por lo que dicha hormona se encuentra presente durante diversas etapas.

Tomando en cuenta esto, una de las funciones que destacan a las hormonas gonadotropinas es ser el agente responsable de evitar una involución normal del organismo durante la última fase del ciclo sexual femenino, a pesar de esto, cabe destacar que dicho elemento también se puede asociar con la progesterona.

Es decir, una formación de binomios hormonales que únicamente se pueden encontrar presentes en el organismo de las mujeres y finalmente con el estrógeno el cual se trata de ser una hormona sexual que hace énfasis en el cuerpo del sexo femenino, siendo este producido generalmente gracias a los ovarios.

Seguido a esto, continuando haciendo énfasis en el cuerpo de las mujeres podemos encontrarnos con la hormona luteinizante o también conocida bajo la abreviación de LH, siendo esta encargada de comenzar con la ovulación, es decir, el proceso menstrual más conocido en las mujeres.

Por otro lado, nos topamos con la hormona FSH, siendo esta la que cumple con la función principal de estimular la maduración del folículo ovárico que se puede ubicar dentro de la anatomía del óvulo femenino. Del mismo modo, podemos destacar que el flujo de las hormonas FSH aumenta drásticamente durante el proceso de la primera fase del ciclo menstrual del mismo modo que se observa en el comienzo de la maduración del folículo.

No está demás mencionar que las hormonas FSH también se pueden encontrar dentro del organismo de los hombres, siendo estos los responsables de trabajar con el ciclo del espermatogénesis, es decir, la fabricación constante de los espermatozoides.

Del mismo modo, podemos destacar que las hormonas gonadotropinas resultan ser elementos relevantes durante el proceso del ciclo reproductor en el sexo femenino, esto viene dado ya que este mecanismo se caracteriza principalmente por presentar diversos cambios drásticos en todos los niveles de las sustancias que componen al organismo de la mujer.

Por lo tanto, antes de que suceda este evento el cuerpo comienza a prepararse al mismo tiempo que podemos observar adaptaciones del organismo durante el periodo de embarazo.

Tomando en cuenta el periodo que se basa generalmente en la gestación de las mujeres, podemos observar que aumentan en grandes cantidades considerables los niveles de producción de las hormonas gonadotropinas coriónica humana, del mismo modo que nos encontramos con la abundante presencia de los estrógenos junto a la progesterona, siendo estos componentes una herramienta fundamental para continuar con el proceso del embarazo en el cuerpo.

Seguido a esto, nos encontramos que la función principal de la hormona coriónica humana en el cuerpo del sexo femenino es uno de los más importantes ya que este se basa en llevar todos los nutrientes y otras vitaminas hacia las demás hormonas que se encuentren en el cuerpo, todo esto con el fin de evitar complicaciones que se puedan presentar durante el periodo del embarazo y de los cambios drásticos en diversas estructuras que componen al organismo. (Ver artículo: Órganos del sistema circulatorio)

Valores normales

Los valores que se involucran con los niveles de las hormonas gonadotropinas comienzan a variar durante el proceso del embarazo en una mujer, por lo que diversos estudios científicos que se han realizado a esta sustancia en el organismo de las mujeres han señalado que aumentan hasta llegar a un aproximado de la semana  7 o 12 del embarazo, lugar donde llega al punto más alto y luego comienza a descender hasta llegar a la semana 16 o 19, donde se observa otro pequeño aumento.

Con respecto a los valores en específico mencionamos que durante las 3 o 4 primeras semanas del embarazo nos topamos con una presencia de 9 a 130 miliunidades por cada mililitro siendo esta unidad abreviada a mUI/mL, no obstante, al llegar a la semana 4 o a la semana número 5 observamos un aumento drástico ya que los niveles pasan hasta llegar a un aproximado de 75 a 2600 mUI/mL.

Seguido a esto las hormonas llegan a los 850 o a los 20800 valores dentro de las semanas 5 y 6, para luego, durante la semana 6 o 7 del embarazo esta cifra aumente prácticamente el triple y llegar a las 4.000 o 100.200 mUI/mL, ahora nos topamos con la semana con la variable más alta, siendo esta la semana comprendida entre la número 7 y la 12 donde observamos unas cantidades aproximadas desde 11.500 hasta 289.000 unidades.

Luego de esta semana al llegar hasta la 16 los números bajan hasta llegar a las 18.300 o 137.000, continuando de esta manera en la semana 16 o 19 del embarazo, sitio donde vemos desde 1.400 hasta 53.000 mUI/mL, para finalmente llegar desde la semana 19 hasta la 41 con los valores en 940 o 60.000. (Ver artículo: Enfermedades del sistema circulatorio)

Positiva

Al momento de hablar sobre la fase positiva delas hormonas gonatropinas de tipo cariónica humana o también conocida bajo la abreviación de GCH podemos mencionar que dichas hormonas se pueden encontrar presentes durante el embarazo ya que en este proceso biológico el cuerpo de la mujer pasa por diversos cambios sumamente drásticos, los cuales pueden llegar a alterar los niveles de algunas sustancias que componen a nuestro organismo, del mismo modo que nos topamos con la aparición de funcionamientos nuevos en algunas partes del cuerpo.

No obstante, cuando una paciente se realiza una prueba de sangre para determinar los niveles y las cifras actuales en las que se encuentran las hormonas destacamos que cuando la persona obtiene como resultado final un positivo en dicha evaluación médica, nos topamos que esta se vincula que existe una gran probabilidad de que la mujer esté embarazada, esto viene dado por las alteraciones de las hormonas gonatropinas que se presentan de gran manera durante este proceso, haciéndose relevantes y ganando unidades ante las otras hormonas que se puedan ubicar en el organismo de la mujer.

Cabe destacar que en la actualidad existen medicamentos que dentro de su composición química se encuentran algunas hormonas gonadotropinas, por lo que se considera como una variable que puede cambiar de forma drástica los niveles de la presencia de dicha hormona, interfiriendo de esta manera a los resultados y las probabilidades que pueda tener la paciente.

No está demás mencionar que dichos tratamientos e insumos médicos únicamente se utilizan cuando alguna persona presenta problemas vinculados con la fertilidad, por lo que se debe de tomar en cuenta si la paciente está tomando estos tipos de medicamentos antes de realizar la prueba para conocer los niveles de las hormonas gonadotropinas.

Por otro lado, podemos mencionar que existen otras variables que han sido consideradas como agentes que interfieren los resultados finales de las pruebas que se ejecutan para conocer el estado más actual sobre las hormonas gonadotropinas, entre uno de los elementos más frecuentes destacamos algunos tipos de enfermedades terminales.

Haciendo énfasis en el cáncer o en otros problemas asociados con el aborto de forma involuntaria durante las primeras etapas del embarazo, por lo que estas variables son una de las más comunes que se han catalogado como agentes de cambios en los niveles de las hormonas gonadotropinas de tipo GCH. (Ver artículo: Sistema activador reticular ascendente)

Para adelgazar

Las hormonas gonadotropinas son aquellos elementos que se caracterizan por cumplir con diversas funciones importantes para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, no obstante, tomando en cuenta una de los empleos más resaltantes e interesantes que se asocian con el manejo de las hormonas gonadotropinas nos topamos con los insumos o los tratamientos que se utilizan en la actualidad con el fin de poder bajar de peso.

Por lo tanto, nos encontramos con diversos insumos hechos principalmente con la hormona gonadotropina, al mismo tiempo que se mezclan otras sustancias para poder obtener el resultado final que se espera.

Con respecto al tipo de hormona gonadotropina que se emplea en la mayoría de los estos tratamientos para obtener una mejor figura física nos encontramos con las hormonas gonadotropinas de tipo coriónica humana, siendo esta considerada como una potente sustancia que podemos encontrar de forma natural en nuestro organismo.

A pesar de esto, en algunas naciones el manejo de estos productos que mezclan dichas hormonas con otros ingredientes pueden llegar a ser considerados como ilegales, por lo que emplear estos tratamientos podría traer una serie de consecuencias en el ámbito legal para la persona.

Este tratamiento se basa principalmente en emplear las hormonas que se observan en abundancia durante el proceso del embarazo, siendo este conocido bajo el nombre de la hormona gonadotropina crónica humana, por lo tanto, tomando en cuenta el tipo de aplicación de dicho medicamentos nos topamos que este se introduce hacia el organismo mediante una inyección, siendo este el responsable de la quema de grasa en todo el cuerpo.

Cabe destacar que las personas que están aplicando este tratamiento recomiendan una dieta específica basada en 500 calorías aproximadamente durante 23 días, con el fin de obtener los resultados lo más pronto posible.

No está demás mencionar que este tratamiento puede resultar peligroso para las personas ya que este puede mostrar los signos de dolores de cabeza, aparición de obstrucción en el flujo sanguíneo (tal como el origen de un coágulo de sangre), seguido a esto nos topamos con debilitamiento en los nutrientes que se ubican en el cabello, al mismo tiempo que la persona del sexo femenino puede presentar una gran sensibilidad al nivel de ambos senos o tener síntomas de cansancio.

Con respecto a las opiniones existentes con respecto al empleo de este tratamiento basado principalmente en la inyección de hormonas gonadotropinas nos topamos que las personas capacitadas en esta área de la salud y de la nutrición del cuerpo recomiendan que el paciente evite tomar este camino ya que se pueden presentar efectos secundarios que perjudicarían diversas estructuras de su cuerpo.

Del mismo modo estos narras que si se desea bajar de peso se debe de tomar la vía saludable, es decir, comenzar con una rutina de ejercicios y mejorar la dieta para iniciar la quema de las grasas acumuladas en cualquier parte de su cuerpo. (Ver artículo: Enfermedades del sistema nervioso periférico)

Hormonas gonadotropinas FSH y LH

La hormona luteinizante también es conocida bajo la abreviación de la HL o LH (dependiendo del idioma), del mismo modo se le denomina como la hormona luteoestimulante o finalmente como la hormona lutropina, por lo tanto, esta es una de las hormonas que pertenecen a la familia de las gonadotrópicas, siendo esta producida en la glándula pituitaria, localizada en un punto muy cercano al cerebro y cumple con diversas e importantes funciones en el sexo masculino y femenino.

Tomando en cuenta el caso del sexo masculino mencionamos que la presencia de la hormona luteinizante en su organismo resulta una herramienta fundamental para llevar a cabo la estimulación de las células de Leydig, siendo estas las que se ubican a nivel de los testículo y poseen la característica principal de ser generalmente redondas.

Del mismo modo, uno de los trabajos más relevantes de la hormona LH en los hombres es generar la testosterona y distribuirla hacia las partes del cuerpo que las necesitan, no obstante, se asocia con la zona endocrina del organismo y finalmente con la parte intratesticular, haciendo énfasis en el espermatogénesis, es decir, en el ciclo de producción de espermatozoides.

Seguido a esto, tomando en cuenta a las mujeres, nos topamos con que esta hormona conocida bajo el nombre de la luteinizante cumple un importante rol a mediados del proceso de la ovulación, del mismo modo, nos topamos con que esta ejerce su función sobre las células del folículo de Graaf (la etapa final del proceso de la foliculogénesis, es decir, la maduración del folículo ovárico).

Por otra parte, destacamos que una de las funciones principales en las que se destaca la hormona LH es mantener estabilizado a diversas células que se ubiquen en la anatomía del ovario, esto con el objetivo final de generar andrógenos, los cuales trabajan con el desarrollo de los elementos sexuales del organismo.

Por otra parte, hablando sobre la hormona estimuladora del folículo o también conocida bajo la abreviación del FSH, nos topamos con que esta es una hormona que se ubica en la familia del gonadotropina, siendo este ubicado en la sociedad humana y de igual manera que en hembras primates.

Con respecto a la función de dicha hormona nos topamos con que esta trabaja principalmente con todas las fases de la zona reproductiva que se ven sometidas nuestro organismo, es decir, las hormonas FSH se encargan de estabilizar los niveles del desarrollo, maduración y finalmente con el crecimiento de todos los elementos que se involucren con la zona sexual.

No obstante, tomando en cuenta a las mujeres, mencionamos que estas hormonas se involucran con el proceso de maduración de los ovocitos, mientras que en el sexo masculino, la misma hormona conocida como la estimuladora del folículo es la que se encarga de iniciar todo el ciclo de la generación de los espermatozoides.

Cabe destacar que como dato curioso que se obtiene al momento de hablar sobre las hormonas FSH y las hormonas LH nos topamos con que estas se asocian y trabajan juntos durante el proceso del ciclo reproductivo de los seres humanos. (Ver artículo: Enfermedades del sistema nervioso central)

Beta coriónica

Esta hormona se le puede denominar como coriónica humana o del mismo modo empleando las abreviación de la beta-hCG, no obstante, es una hormona que pertenece a la clasificación de las gonadotropinas y esta posee una característica especial ya que únicamente se pueden encontrar presentes en las mujeres que están pasando por el proceso del embarazo.

No obstante, se puede observar la presencia de la hormona gonadotropina beta coriónica desde el comienzo de la formación del embrión, haciendo énfasis en un aproximado del décimo día del proceso del embarazo, es decir, durante las primeras semanas en la que la mujer está catalogada como una futura madre.

Con respecto a los métodos que se emplean en la actualidad para poder determinar y conocer todas las cifras y los niveles que se vinculen con la población de la hormona beta coriónica en un organismo de una mujer embaraza nos encontramos que el más frecuente es la evaluación de una análisis de sangre, con el fin de poder obtener datos aproximados y poder determinar si la mujer está embarazada o no.

Cabe destacar que según varios estudios científicos en el área de la medicina que se han vinculado con la cantidad de unidades de la hormona beta coriónica, mencionamos que desde el comienzo de la formación del embrión se pueden observar las hormonas en pocas cantidades, alrededor de 5 miliunidades por cada mililitro, es decir, 5 mUI/mL, por lo tanto, esta cifra no puede ser conocida mediante pruebas de sangre y de orina, únicamente se puede diagnosticar mediante un test de embarazo.

Por lo tanto, durante todo el proceso del embarazo nos podemos encontrar con un gran aumento con respecto a la población de dicha hormona, por lo que se puede ubicar fácilmente en la sangre y en la orina de la paciente. La hormona beta-hCG multiplica su valor cada dos días. (Ver artículo: Órganos del sistema nervioso)

Coriónica cuantitativa

La hormona coriónica cuantitativa posee una gran semenjanza con la hormona anteriormente descrita ya que ambas comparten la misma característica ser producidas y observadas únicamente cuando una mujer está pasando por el proceso del embarazo, del mismo modo podemos mencionar que esta hormona pertenece al grupo de las gonadotropinas, por lo que se asocia con el proceso reproductor de los seres humanos, solo que ahora hace énfasis en el sexo femenino.

Con respeto a la medición de dicha cifra de estas hormonas en el organismo de la futura madre nos topamos con que solamente puede ser determinada por dos tipos de exámenes distintos, el primero es mediante una prueba proveniente de una muestra de orina de la mujer y finalmente nos topamos con una prueba de hormonas vinculadas con un análisis de sangre.

Por lo tanto, los dos métodos de diagnóstico resultan efectivos al momento de conocer a la cantidad aproximada de población de la hormona coriónica cuantitativa. (Ver artículo: Funciones del sistema nervioso)

Hormonas liberadoras de gonadotropinas

Los receptores que trabajan con las hormonas gonadotropinas se pueden encontrar ubicados en la zona superior de las paredes que componen a las membranas que entran en la clasificación de las celulares, por lo tanto, estas se encuentran vinculadas con el mecanismo de las proteínas-G de nuestro organismo.

No obstante, todas las señales que son emitidas mediante la conexión entre los diversos puntos de receptores se llevan a cabo mediante el empleo del sistema de segundo mensajero, también conocido bajo el nombre del AMP y esto se puede realizar mediante las células que se encuentran conectadas.

Por lo tanto, tomando en cuenta este proceso podemos mencionar que el mecanismo funcional de las hormonas gonadotropinas se vinculan con la presencia de una hormona liberadora o también conocida bajo la abreviación de GnRH, por lo tanto, esta hormona es la que cumple la función principal de controlar las salidas relacionadas con las gonadotropinas, por lo que este proceso se lleva a cabo desde el núcleo que tiene una característica arqueada en este hormona y del mismo modo podemos mencionar a la parte preóptica que compone al hipotálamo.

Hormonas gonadotropinas

Cabe destacar que las hormonas que pertenecen a la familia de las gonadotropinas trabajan y se establecen diversas conexiones con varios tipos de células, por lo tanto, estas envían y reciben respuestas provenientes de las estructuras y otros componentes que se vinculan con la diana.

No obstante, estas hormonas ejercen un papel importante durante la estimulación de las células Leydig, es decir, las que se pueden encontrar en los testículos de los hombres, mientras que tomando el caso del sexo femenino mencionamos a las células teca, siendo estas las que provienen de los ovarios, todo esto se emplea para poder producir de forma exitosa la testosterona en el organismo.

(Visited 964 times, 2 visits today)

Deja un comentario