Quistes renales: concepto, clasificación, causas, síntomas y más

Hay una gran diversidad de condiciones clínicas por las cuales pueden verse afectados los riñones. En este artículo nos referiremos a una de ellas, conocida con el nombre de los quistes renales, la cual explicaremos a continuación en qué consiste, sus síntomas y sus causas.

Los riñones y su función

Como bien es sabido los riñones constituyen una parte fundamental de nuestro organismo debido a que son una sección que forma parte del sistema del aparato urinario junto con otras que también son sumamente importantes llamadas uretra, uréter y vejiga.

Además es importante tener en cuenta de que el sistema del aparato urinario lleva a cabo funciones esenciales para el funcionamiento adecuado de nuestro cuerpo, como por ejemplo la eliminación de los diferentes desechos o la realización de las actividades comunes de tipo fisiológico.

El riñón en especial se encarga de la elaboración o producción de los líquidos desechados de nuestro cuerpo, es decir, de la orina. También se enfocan en la eliminación de cualquier desecho o sustancia extraña de la sangre del organismo y de igual manera ejercen un papel fundamental a la hora de la producción de los glóbulos rojos.

Otra función que podríamos destacar de dichos órganos es la regulación de la cantidad de líquido (específicamente agua) que ingerimos. De igual forma tiene la misión de actuar de manera eficiente para que el equilibro de nuestro cuerpo y de todas las funciones que se realicen dentro de él sean ejecutadas con total normalidad.

A modo de síntesis podemos decir que los riñones a pesar de ser unos órganos a los cuales no se les toma mucha atención, constituyen una parte muy fundamental del cuerpo humano ya que lleva a cabo funciones y actividades muy diferentes que son esenciales para la vida saludable de un individuo en general por lo que debemos saber y estar al tanto de las diferentes condiciones clínicas que se pueden presentar en este órgano.

¿Qué son los quistes renales?

Cuando hablamos de los quistes renales nos estamos refiriendo a una especie de bolsa o de saco el cual se encuentra lleno de líquido y lo podemos observar ubicado en el órgano llamado riñón de nuestro cuerpo. Como fue explicado con anterioridad, los riñones constituyen una parte muy importante y esencial del cuerpo del ser humano y se destaca por llevar a cabo las diversas funciones que se caracterizan por ser del sistema urinario.

Sin embargo a pesar de ser una condición que podría alarmar a cualquier persona en la que se manifieste, lo cierto es que en la mayoría de las ocasiones esta suele ser inofensiva y por lo tanto no es de tipo cancerígena, por lo que en general no ocasiona graves consecuencias o resultados en la vida, en la salud y en el cuerpo del paciente.

No obstante debemos saber que sí puede traer como resultado otras situaciones que pueden posteriormente ser un poco más dificiles de tratar si no se lleva un tratamiento y método de recuperación adecuado. Una de las consecuencias que podríamos dar a relucir es el aumento del tamaño del órgano en la que se encuentra el quiste, es decir, en los riñones, que puede producir que estos actúen de manera ineficiente.

¿Por qué se originan?

Debemos tener conocimiento de que las causas o los factores de origen de esta condición de los riñones puede ser un misterio, debido a que los médicos o los especialistas no han logrado verificar o comprobar dichos factores a través de distintos análisis clínicos profesionales.

No obstante hay que tomar en cuenta de que a pesar de que no se conozcan las causas exactas de esta enfermedad, los especialistas apuntan una cierta circunstancia que explicaremos a continuación.

Esta circunstancia se trata de que cuando la parte del área superficial del riñón se ve debilitada, esto hace que se produzcan situaciones médicas poco favorables para el cuerpo del individuo como es en el caso de las bolsas o los sacos llenos de líquidos en la zona de los riñones.

Aprende acerca de los quistes en los riñones

Clasificación de los quistes renales

Podemos destacar dos tipos de quistes que se exponen en el área de los riñones los cuales se denominan como los quistes renales simples y los quistes renales complejos.

Quiste renal simple

 cuando hablamos de un quiste renal de clase simple nos referimos al tipo de quiste que se manifiesta en la zona de los riñones que no origina o produce grandes complicaciones en el organismo del individuo. Además cabe destacar que este es el tipo de quiste renal más común que existe, por lo que al no ser cancerígeno y no representar fuertes preocupaciones en el paciente es típico que el mismo no tenga conocimiento de que una condición clínica de este tipo de manifiesta en su cuerpo.

En esta situación por lo general no se expresa ningúna señal indicativa de esta situación médica.

Quiste renal complejo

ahora bien, ya conocido el punto anterior podemos enfocarnos en un tipo de quiste con mayor dificultad como es el quiste renal complejo.

Esta clasificación de los quistes que se exponen en la zona de los órganos llamados riñones se caracteriza principalmente por producir de forma posible una enfermedad mucho más grave como lo es el cáncer de riñón. Por lo tanto podemos decir que se diferencia enormemente de la clase de quiste que fue explicado con anterioridad.

Además es fundamental conocer que también posee otra factor que lo diferencia del quiste simple. El quiste renal de tipo complejo se identifica por no ser tan común en los organismos de los individuos.

Del mismo modo hay que tomar en cuenta de que los quistes renales complejos, son bolsas o sacos que se encuentran en la zona de los riñones los cuales se encuentran con líquido en el interior de él, sin embargo en algunas ocasiones dentro de esta bolsa pueden haber sustancias poco comunes que podrían facilitar la identificación de este quiste. (ver artículo: cáncer de tiroides)

Una de las características que podemos destacar que se encuentra en estas bolsas es la presencia del calcio. Cuando un individuo se manifiesta con esta situación médica es muy común que dentro de este tipo de saco se pueda observar esta clase de mineral.

Dentro del mismo también se pueden encontrar una especie de pared denominada con el nombre de septos. Estos pueden ser en algunas ocasiones de apariencia delgada o estrecha y en otras circunstancias pueden llegar a ser un poco más gruesas, lo cual puede representar un daño en el cuerpo del paciente debido a que puede señalar que se asocie con el cáncer de este órgano.

También se puede observar en el interior del quiste un suministro de exceso del líquido de color rojo de nuestro cuerpo, que de igual forma puede ser que se asocie con la existencia de un cáncer de los riñones.

Tipos de quistes renales complejos

Como bien sabemos, los quistes renales complejos son uno de los tipos que constituye la enfermedad general de los quistes o bolsas que se forman en el área de los órganos de los riñones. Sin embargo, en esta clasificación también se distribuyen muchas clases del mismo los cuales veremos a continuación cada una de las diferentes categorías.

Categoría I: La primera de ellas se puede decir que es una de las más sencillas. Se trata de un quiste o saco que se manifiesta en la zona de los riñones el cual se caracteriza por no ser cancerígeno, es decir, se identifica por ser benigno y no representar ningún tipo de alarma o daño en el órgano o cuerpo del paciente.

Como explicamos en los párrafos anteriores, en muchas ocasiones los quistes renales de clasificación compleja se pueden enfocar en hacerle daño de manera interna a este órgano en específico por lo que en algunas circunstancias pueden encontrarse dentro de él diferente tipo de sustancias como es en el caso del mineral de calcio. Sin embargo en esta categoría específica de los sacos de riñones complejos no se expone o se encuentra esta situación.

Las paredes o también conocidos con el nombre de septos no existen en esta categoría. Además al no ser dañina en el órgano no se requiere ningun tipo de método de tratamiento o recuperación del mismo.

Categoría II: La segunda clasificación se refiere de igual forma a un tipo de quiste o saco abultado en la zona de los riñones que no ocasiona ninguna clase de daño en el órgano o en el cuerpo en general. En esta ocasión a diferencia del quiste al que nos referimos en la categoria I, los quistes renales complejos de categoría II se manifiestan con pared o septos los cuales son de apariencia delgada o muy fina.

Se podría decir que uno de los factores que identifica este tipo de quistes del riñón es su densidad.

Categoría IIIF: Cuando hablamos sobre la categoría IIIF de los quistes renales de complejidad nos referimos a aquellos que de igual forma que la categoría II se exponen con septos o paredes delgadas, sin embargo en esta ocasión se manifiestan en un número mucho más elevado.

Sin embargo a pesar de que dentro de él se exponga con la característica anteriormente mencionada, en muy pocas ocasiones se identifica por tener además el mineral de calcio o calcificaciones en el interior de él. Así mismo,  a diferencia de los tipos de quistes o de bultos del área de los órganos de los riñones de clasificación compleja que vimos con anterioridad, éste si puede representar un daño mayor en el cuerpo del individuo.

En el mismo orden de ideas debemos tener conocimiento de que a pesar de que sí existe un nivel de probabilidades mayor que pueda provocar o traer como resultado un daño en dichos órganos, es muy limitado este rango pues se va desde el cinco por ciento hasta el diez por ciento.

No obstante, debemos tener sumo cuidado y estar al tanto de nuestra salud con respecto a esta situación y realizar chequeos en un céntro médico de manera periódica.

Categoría III: este tipo de masa o de saco que se expone en uno o en ambos riñones del cuerpo de una persona se caracteriza por tener paredes o septos en un tamaño más elevado que el de los anteriores. Además a diferencia de la categoría IIIF, esta situación médica por la que se ven afectados los riñones tiene mayores posibilidades de que pueda ocasionar algún tipo de daño en el órgano por lo que se considera una masa maligna, en números preciosos podríamos decir que existe un cincuenta por ciento de posibilidad de que esto suceda.

Categoría IV: se podría decir que este es el caso más complejo y con un grado de dificultad más elevado que los anteriores mencionados debido a que se caracteriza por ser un saco o bulto localizado en el área de los riñones el cual se expone con un incremento de tamaño significante. (Ver articulo: adenohipofisis)

Este tamaño tan incrementado de dicha masa como hemos explicado anteriormente puede traer como consecuencia que provoque un daño considerable con respecto a los otros órganos que se encuentran en su cercanía. En esta ocasión al ser tan complejos y tener un mayor grado de importancia en el organismo es necesario que un médico o ua persona especialista en la materia y en este órgano en general logre extraer dicha masa a través de un método clínico como lo es la cirugía.

¿Cuáles son los síntomas?

Debemos tomar en cuenta de que en la mayoría de las ocasiones el cuerpo humano del paciente que posee esta situación médica no expresa ningún tipo de señal que podría indicar la presencia de algún quiste en el área de los órganos de los riñones.

Urología: Quistes en los riñones, ¿Me debo preocupar?

Sin embargo en otras circunstancias poco comunes hay varios síntomas que suelen manifestarse. Entre los más frecuentes podemos destacar los dolores en el área de la cabeza o migraña constante, los dolores o las incomodidades persistentes en la zona lumbar o en la zona de los riñones (por la espalda baja) y la presencia de sustancias como la sangre en los desechos o los líquidos fisiologicos (la orina).

Hay otro tipo de señales que pueden exponerse en el paciente con esta enfermedad, aunque también puede que se asocie a otra clase de patologías. Entre uno de estos síntomas que podemos nombrar es el aumento de la temperatura del cuerpo del individuo o la fiebre, pues al ser una situación médica en algunos casos delicada también puede producir estas consecuencias.

Además del dolor persistente en la zona de la cabeza o la migraña, el paciente con quistes renales ya sea de tipo simple o de tipo complejo puede manifestar otros dolores en otras partes del cuerpo. Entre una de estas zonas podemos destacar el área de las costillas o la pelvis. (ver artículo: riñones inflamados)

Debemos tener conocimiento de que cuando los síntomas anteriormente mencionados se exponen en nuestro cuerpo, por lo general es porque el quiste generado en la zona de los riñones está incrementando su tamaño y produciendo así un posible daño en los órganos que se encuentran en su cercanía.

Del mismo modo hay que tomar en cuenta de que como en la mayoría de las veces estos síntomas no se expresan con frecuencia, es importante asistir a un chequeo con médicos especialistas en la materia los cuales analicen de manera correcta a través de diferentes tipos de prueba para saber si se posee esta situación médica en este órgano de nuestro cuerpo.

También es sumamente fundamental reconocer el papel de importancia que tienen los médicos o las personas especialistas en este tipo de casos, pues al tener como síntoma alguna de las señales que indicarían cualquier clase de quiste renal ya sea simple o complejo es necesario recurrir a una centro médico a manos de estas personas para ser atendido de forma correcta y actuar de forma eficiente. (Ver artículo: Conoce los síntomas de una infección en los riñones)

quistes renales

Factores de riesgo

Antes de conocer los factores que pueden hacer que incrementen las probabilidades de que un individuo padezca esta situación médica debemos tomar en cuenta de que los sacos con líquido en su interior en la zona de los riñones puede afectar a cualquier individuo.

Con ello podemos decir que los quistes renales ya sean de clasificación compleja o simple no tienen distinción con ninguna clase de persona pues puede exponerse en cualquier individuo sin importar su edad, su sexo, su raza y entre otras características.

No obstante como explicamos al principio de esta sección del artículo, existen ciertos factores que hacen que existan personas con un nivel mayor de posibilidades de sufrir esta enfermedad. (ver artículo: hormonas gonadotropinas)

Sin duda el factor más destacable que podemos nombrar es la edad. Como bien es sabido, los diferentes análisis médicos no han llegado a un resultado exacto sobre el origen de esta condición pero sin embargo hay la existencia de ciertas teorías que apuntan a que cuando la capa superior que se encuentra en el órganos de los riñones se ve de forma debilitada puede provocar bolsa o sacos llenos de líquido en esta área.

Por lo que podemos deducir que cuando un individuo mientra más envejezca o mientras más edad tenga mayores posibilidades tendrá de sufrir esta enfermedad debido a lo anteriormente expuesto. Por ello es enormemente importante de que las personas de mayor edad tengan un control absoluto sobre su situación de salud pues los síntomas o las señales de los quistes pueden llegar a ser sumamente silenciosas y al ser los individuos que más se ven afectados por ella puede que no tengan conocimiendo de que la padezcan.

Diagnóstico

Como explicamos anteriormente, esta situación médica que afecta específicamente a los órganos que forman parte del sistema urinario de nuestro cuerpo y que se encargan de eliminar los desechos del mismo, es decir, los riñones, pueden en algunas ocasiones no mostrar ningún tipo de señal que podría indicar esta enfermedad.

Por ello podemos decir que el diagnóstico puede ser una tarea algo dificultada en algunas ocasiones y que por ende no es algo que los pacientes que la padezcan puedan saber que se encuentran con esta situación en dichos riñones. En el mismo orden de ideas, hay que destacar que a la hora de realizar un diagnóstico es sumamente necesario la presencia de un médico especialista.

Casi siempre se diagnostican estas condiciones por la realización de distintas pruebas por imagenes. Básicamente podríamos destacar que esta es la forma en como se lleva a cabo la evaluación y el diagnóstico de los quistes en la zona de los riñones.

¿Por qué se forman los quistes en los riñones?

Una vez ya descubierto la presencia de este saco poco común que contiene líquido en su interior y que además se encuentra en el área de unos órganos tan esenciales como lo son los riñones, se puede realizar diferentes tipos de pruebas o exámenes a través de distintas fotografías para llevar a cabo un control más adecuado con respecto al quiste renal.

Ahora bien, ya conociendo que el método para diagnosticar esta condición médica es a través de distintas pruebas, podemos puntualizar cada una de ellas a continuación.

La primera que vamos a explicar es una de las más frecuentes y comunes la cual se trata del ultrasonido. Este método no sólo se realiza a la hora de pensar que se puede manifestar una condición poco saludable en la zona del riñón, sino que de igual forma se ha llevado a cabo en diferentes situaciones médicas. Esta prueba que se realiza por medio de las imágenes se enfoca en el área del abdomen.

También se pueden realizar ultrasonidos de otras áreas del cuerpo como es en el caso de la pelvis. En ambas circunstancias el médico tendrá como objetivo visualizar ambos órganos a los cuales nos referimos en este artículo, así como también su control o si sucede algún tipo de cambio con estos sacos de líquido.

De igual forma se puede realizar otro método muy útil para su diagnóstico, el cual utiliza ondas de radio e imanes para transmitir imágenes de distintas partes del cuerpo. También es conocida con el nombre de la resonancia magnética.

Además de las pruebas por medio de las imagenes también se pueden realizar examenes para saber si el funcionamiento de los riñones se esta llevando con total normalidad. (ver artículo: hormonas del amor)

quiste renal

Complicaciones

En algunos casos pueden surgir ciertas complicaciones que pueden afectar de forma importante la salud del individu. Sin embargo, es importante tomar en cuenta de que suelen ser muy poco comunes.

Una de las complicaciones que se pueden exponer es por el resultado de un quiste renal el cual se ha infectado con anterioridad. En este caso los individuos con esta situación suelen expresar incomodidades como por ejemplo el dolor de la cabeza constante y dolor en la zona lumbar o la espalda baja.

En el caso de que un quiste se rompa, puede traer como resultado que el individuo enfermo experimente señales como los dolores en diferentes zonas del cuerpo y en el área de los riñones.

También puede hacer que se dificulte las tareas cotidianas como ir al baño. La realización de las necesidades fisiológicas como orinar pueden verse complicadas en el caso de que un quiste renal obstruya esta acción.

Su tratamiento

Lo primero que debemos saber al realizar cualquier tipo de tratamiento para una determinada enfermedad es la importancia que tiene recurrir en el momento adecuado a un centro médico para ser atendido en manos de profesionales que puedan realizar un diagnóstico y por lo tanto un posterior tratamiento para dicha enfermedad.

Así mismo en el caso de que el individuo presente una condición como los sacos o la bolsa en la zona de los riñones los cuales se ven afectados con líquido en su interior, por lo general el médico tomará en cuenta que tipo de quiste se manifiesta así como también la complejidad que éste representa en el cuerpo del paciente. (Ver artículo:neurohipófisis )

De igual forma debemos recordar que en casi todas las ocasiones los quistes renales  que son de clasificación simple no requieren ningun método de tratamiento o de recuperación, por lo que suelen desaparecer por ellos mismos. Sin embargo en el caso de que el paciente se encuentre con un quiste renal de mayor complejidad sí puede que se vea involucrado en ciertas actividades o medidas para su tratamiento. (Ver artículo: Conoce todo sobre los tratamientos de la tiroides y más)

Una de los métodos necesarios que el paciente debe realizar para eliminar los quistes renales mediante la ayuda de un médico es el drenaje del líquido que se encuentra en el interior de la bolsa. En este método se necesitan implementos como la aguja y el alcohol. El médico insertará la aguja delgada en la piel para poder drenar el líquido y posteriormente se llena el espacio con una solución a base de alcohol.

También se puede realizar otro tratamiento como la cirugía. En esta ocasión el médico extirpará el quiste del área renal. No se puede llevar a cabo en todos los tipos de sacos, pues se relaciona enormemente con su tamaño y densidad.

(Visited 326 times, 1 visits today)

Deja un comentario