¿Sabe cuántos huesos tiene el cuerpo humano? Descúbralo aquí

¿Sabe cuántos huesos tiene el cuerpo humano? Un adulto tiene 206 huesos en total; por otro lado los niños recién nacidos, nacen con muchos más huesos: entre 270 y 350. Dado que cuando el ser humano se encuentra en el vientre de la madre, el esqueleto no está totalmente desarrollado, éste, se encuentra una persona al nacer está mucho más dividido y además los huesos son más flexibles. No obstante, el esqueleto cumple una función importante, dada la posición corporal que debe adoptar el bebé mientras está dentro del vientre materno.

¿Sabe Cuántos huesos tiene el cuerpo humano?

El cráneo, el sacro, y los huesos de la cadera son algunos de los que se juntan a medida que el o la bebé crece. Una vez que alcanzan el desarrollo por completo, el cuerpo humano tiene 206 huesos y 230 articulaciones.

Tambien Te Recomiendo Ver...

¿Sabe cuántos huesos tiene el cuerpo humano?¿Sabe Cuántos huesos tiene el cuerpo humano?

Los huesos son órganos compactos, sólidos y estructurados, compuestos por el tejido más duro y resistente del organismo.

Están formados por células, las que a su vez, están compuestas por agua y sales minerales como fósforo y calcio, la medida del calcio en los huesos, va a depender de la edad y el estado de salud del individuo.

La función principal de los huesos es la de sostener el cuerpo, son la base fundamental, por la cual está formada la estructura del cuerpo humano. Como se menciona al principio, el ser humano cuando nace, presenta entre 260 y hasta 300 huesos en el cuerpo, al convertirse en adulto, el cuerpo humano presenta entre 202 y 206, siendo las manos y los pies, los órganos que más huesos presentan.

Continuando con la pregunta ¿Sabe cuántos huesos tiene el cuerpo humano? diremos que el cráneo tiene 28 huesos, de los cuales, 8 son craneales, 14 faciales y 6 se encuentran en el oído.

Con relación a los 8 huesos que encierran el cerebro y otros 14 que, entre sus funciones está, la de proteger los ojos, la nariz y la boca, tenemos que, los huesos del cráneo están estrechamente unidos por suturas de tejido conjuntivo. Aparte de estos 22, hay otros tres huesos muy pequeños en cada uno de los oídos y por último, hay otro bajo la lengua llamado hioides, lo que hace un total de 29 huesos los que normalmente debería haber en la cabeza. (Ver Hormona del crecimiento)

¿Sabe cuántos huesos tiene el cuerpo humano? El cráneo

Huesos del cráneo

Comenzando por el cráneo, podemos afirmar que está formado por una estructura ósea de 8 huesos. Dichos huesos del cráneo son: el frontal, los dos parietales, dos temporales, uno occipital, uno esfenoide y otro etmoide. La parte superior, similar a una cúpula, también se le conoce como bóveda del cráneo, mientras que la parte inferior se conoce con el nombre de base.

  • Hueso frontal es el que se encuentra en la parte superior frontal, como su nombre lo indica y presenta dos secciones. Una perpendicular convexa y otra horizontal. Es el también evidente, hueso de la frente, que va desde la parte superior del cráneo hasta las aberturas de los ojos y casi hasta las sienes.
  • Huesos parietales son dos huesos planos con forma cuadrangular y que se encuentran en cada uno de los laterales del cráneo. Los parietales se unen al hueso frontal, en la parte superior y al occipital en la parte posterior y a los temporales hacia ambos lados, para así formar la cavidad donde se aloja el cerebro.
  • Huesos temporales son los que están ubicados en los dos lados del cráneo y son los que encierran los órganos receptores vinculados con los sentidos de la audición y el equilibrio.
  • Hueso occipital es el que se encuentra en la parte posterior del cráneo, justo al lado de la nuca y se conecta con la primera vértebra cervical.
  • Hueso esfenoidal y etmoidal se encuentran en la base del cráneo, y tienen estrecha relación con los huesos de la cara. (Ver Adenohipófisis)

Y si te quedan dudas sobre ¿Sabe cuántos huesos tiene el cuerpo humano? el siguiente vídeo te ayudará en lo que se refiere al cráneo.

¿Sabe cuántos huesos tiene el cuerpo humano? Vértebras

Hablemos ahora de las vértebras que son en total 26 vértebras en total: 7 cervicales, 12 dorsales, 5 lumbares, el sacro y el coxis.

Columna cervical (cuello)

La columna cervical surge en la base del cráneo. Está compuesta por 7 vértebras, además de ocho pares de nervios cervicales. Cada vértebra cervical se denomina C1 (atlas), C2 (axis), C3, C4, C5, C6 y C7 (vértebra prominente). Los nervios cervicales también se abrevian desde C1 hasta C8. La séptima cervical también se le conoce como vértebra prominente. Por la mayor longitud de su apófisis espinosa.

Las Vértebras Cervicales están formadas por dos partes fisiológica y funcionalmente distintas. Las vértebras cervicales de la parte superior también denominado raquis suboccipital contiene la primera vértebra cervical o atlas. La segunda vértebra cervical o axis, las cuales se unen entre sí. Pero ¿Sabe cuántos huesos tiene el cuerpo humano? A continuación la respuesta en lo que a vértebras se refiere.

Columna vertebral

Vértebras dorsales

Vértebras dorsales o como también se les conoce las vértebras torácicas son las doce vértebras que se encuentran en la zona central de la columna vertebral. Las vértebras dorsales se encuentran ubicadas, justo después de las vértebras cervicales y son más abultadas y presentan menor movilidad que estas.

Vértebras lumbares

Las vértebras lumbares se encuentran justo después de las vértebras dorsales. Desde la primera vértebra torácica hasta la duodécima, se vuelven cada vez más grandes que la anterior.

El sacro

El sacro es un hueso que se compone de cinco vértebras, a las que conocemos con el nombre de vértebras sacras que están unidas y forman una estructura piramidal-cuadrangular.

El hueso sacro está formado por cuatro caras, dos laterales, una posterior y una anterior, un vértice y una base. Está ubicado encima del coxis y ayuda a conformar la pelvis y la columna vertebral. El sacrolumbar, el gran dorsal, el piramidal y el ilíaco son los músculos que se introducen en el sacro.

El coxis

Es la parte más baja de la columna vertebral. Tiene forma como de una cola vestigial, por lo que se le denomina “rabadilla” y está compuesto por tres o más huesos pequeños unidos.

Seguimos buscando respuesta a la pregunta: ¿Sabe cuántos huesos tiene el cuerpo humano? y tenemos el tórax en el cual encontramos 25 huesos, tales como:

el esternón, el cual consiste en un hueso plano, de forma alargada y que termina en punta, y que se encuentra en la parte central y delantera del tórax, con el cual, se unen las costillas superiores y las clavículas, además de 24 costillas, de las cuales podemos decir que tenemos 14 costillas, que son conocidas como costillas verdaderas, llamadas verdaderas, porque se unen con el esternón en la parte anterior, 6 como costillas falsas porque no se unen directamente con el esternón, sino que se unen a las vértebras dorsales y 4 son costillas flotantes llamadas así, porque no están unidas en la parte anterior a nada, es decir, ni al esternón ni a costilla alguna. (Ver Dolor en los Riñones)

A continuación más información en el vídeo, para responder a la pregunta ¿Sabe cuántos huesos tiene el cuerpo humano?

¿Sabe cuántos huesos tiene el cuerpo humano? Miembro o extremidad superior

Huesos Miembro o extremidad superior

Los huesos de la cintura escapular son la clavícula y el omoplato, el húmero, el cúbito y el radio, los huesos de la mano y de la muñeca.

Clavícula:

es un hueso largo y se acopla con el esternón, el cartílago costal y el acromion de la escápula. Es subcutáneo y palpable.

Escápula u omóplato:

es un hueso plano, delgado y triangular, que está ubicado en la parte superior de la espalda.

Hueso del brazo

Húmero:

es un hueso largo. La cabeza se acopla con la escápula y el extremo inferior se acopla con el radio y el cúbito.

Huesos del antebrazo

Cúbito:

es el hueso interno del antebrazo. El extremo superior se acopla con el húmero y la cabeza del radio.

Radio:

es el hueso que se encuentra en la zona externa del antebrazo. Es un hueso largo con un extremo superior, una zona cilíndrica intermedia y un extremo inferior.

El extremo superior del radio se acopla con el húmero y con el cúbito. El extremo inferior es ancho y se acopla con la cabeza del cúbito y con el escafoides.

Huesos de la muñeca

Huesos de la mano

En la muñeca se encuentran 8 huesos pequeños que se conocen como los huesos del carpo. Están colocados en dos filas. En la fila superior encontramos, de fuera hacia adentro, el escafoides, el semilunar, el piramidal y el pisiforme.

En la fila inferior encontramos, de fuera hacia adentro, el trapecio, el trapezoide, el hueso grande y el hueso ganchoso.

Huesos de la mano

En la mano encontramos 5 huesos que se conocen como huesos metacarpianos. Se ordenan empezando por la parte externa, por lo que el dedo pulgar se denomina como el primer metacarpiano.

Los extremos superiores de los cinco huesos de la mano se acoplan con los huesos de la fila inferior del carpo. Sus extremos inferiores se acoplan con las falanges superiores y forman los nudillos de las manos.

Huesos de los dedos de la mano

Los huesos de los dedos de la mano son las falanges, las cuales llegan a catorce huesos, en cada mano, dos en el dedo pulgar y tres en el resto de los dedos. (Ver Nervio Ilioinguinal)

¿Sabe cuántos huesos tiene el cuerpo humano? en el siguiente vídeo, más información.

¿Sabe cuántos huesos tiene el cuerpo humano? Miembro o extremidad inferior

Los huesos que componen la extremidad inferior son: los huesos de la cintura pelviana, en la cadera el fémur, en el muslo, la rótula, en la rodilla  y la tibia y el peroné, en la pierna, el tarso, el metatarso y las falanges, en el pie.

Huesos de la cintura pelviana

La cintura pelviana, o pelvis ósea, está formada por los dos huesos ilíacos o coxales: el sacro y el cóccix.

El hueso ilíaco o coxal es un hueso ancho de forma irregular que consta de tres partes: el ilion que se encuentra en la parte superior, el isquion que lo encontramos en la parte inferior y el pubis que se ubica por delante.

El borde superior de cada ilion se llama cresta ilíaca, la cual está por debajo de la piel además, es palpable y es uno de los huesos en que puede realizarse una punción medular. También se emplea como punto de orientación para realizar una punción lumbar para extraer y analizar una muestra de líquido cefalorraquídeo.

Pelvis mayor y pelvis menor

La pelvis se divide en dos partes, pelvis mayor y pelvis menor, por una superficie ficticia que está delimitada por las líneas ileopectíneas que  definen el estrecho superior de la pelvis y el promontorio del sacro. La pelvis mayor se ubica por encima de la línea ileopectínea y conforma la parte inferior de la cavidad abdominal.

La pelvis menor está ubicada por debajo de la línea ileopectínea y constituye el canal óseo del parto en la mujer.

Huesos Miembro o extremidad inferior

Hueso del muslo

El hueso del muslo es el fémur, el cual consiste en un hueso largo típico. El extremo superior contiene tres eminencias óseas: la cabeza del fémur, que se acopla con el hueso ilíaco, el trocánter mayor y el trocánter menor.

Entre la cabeza y los trocánteres está el cuello. El extremo inferior presenta dos eminencias óseas: el cóndilo medial y el cóndilo lateral.

Huesos de la pierna

Rótula: es el más grande de los huesos sesamoideos, los cuales consisten en unos huesos pequeños que están incluidos en tendones para poder aumentar la función de palanca de los músculos. La rótula está incluida en el tendón rotuliano del músculo cuádriceps.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Tibia: es el hueso de la parte interna de la pierna y es un hueso largo. El extremo superior es abultado y presenta dos eminencias óseas para  poder acoplarse con los cóndilos femorales. El extremo inferior forma el maléolo interno , lo que se conoce también como prominencia interna del tobillo.

Peroné: es el hueso que se encuentra en la parte externa de la pierna. Su posición lo hace inútil en cuanto a soporte del peso y en él se introducen varios músculos. El extremo superior es la cabeza del peroné y se acopla con la tibia lateral. El extremo inferior es aplanado y forma el maléolo externo o prominencia externa del tobillo.

Huesos del pie

El pie es una plataforma con forma de semi arco, que sostiene el peso corporal y atenúa los golpes repentinos. Los huesos del pie son:

El tarso y el metatarso, en la plataforma del pie las falanges, en los dedos del pie. Los huesos del tarso son: el astrágalo, el calcáneo, el escafoides, el cuboides y las tres cuñas. (Ver Nervio Peroneo común)

Con el vídeo a continuación, más información sobre los huesos del miembro inferior y respuesta para la interrogante del tema: ¿Sabe cuántos huesos tiene el cuerpo humano?

¿Sabe cuántos huesos tiene el cuerpo humano? Recién nacidos

Coxal infantil

Al momento de nacer, por ejemplo, el cuerpo de un bebé tiene un aproximado de 300 huesos. Al pasar el tiempo, dichos huesos, se unen y de esa unión surge la formación del esqueleto, constituido por 206 huesos, que son los huesos que presenta una persona adulta.

Los recién nacidos presentan al momento de su nacimiento, algunos huesos separados, lo que facilita su salida por el canal del parto.

Es por ello, que los recién nacidos, presenta en la cabeza unas partes más blandas denominadas fontanelas. Dichas partes blandas o fontanelas, están formadas por cartílagos, un material blando y flexible que con el paso del tiempo, se transformarán en hueso para formar la cabeza de un adulto.

Como se menciona anteriormente, los bebés nacen con algunos huesos separados, lo que facilita su salida desde el canal de parto. Sin embargo, el sacro infantil no está aún unido y está compuesto por cuatro vértebras independientes.

El cóccix infantil tampoco está unido y presenta cinco vértebras independientes. También, el coxal infantil se encuentra dividido en tres huesos llamados Illión, Isquion y Pubis.

¿Sabe cuántos huesos tiene el cuerpo humano? ¿en especial el cuerpo de un bebé? a continuación más información.

¿Sabe cuántos huesos tiene el cuerpo humano? Ancianos

En un anciano los cambios en la postura y en la marcha, es decir, en la manera de caminar, son comunes con la edad. Los cambios en la piel y el cabello también son comunes.

Desgaste de huesos ancianos

Los cambios por el envejecimiento en músculos, articulaciones y huesos perjudican la postura y la manera de caminar y producen fragilidad y lentitud en los movimientos.

También se produce la pérdida de masa o densidad ósea a medida que se va envejeciendo, debido a que los huesos pierden calcio y otros minerales.

Como ya hemos visto, la columna vertebral está formada por huesos que se denominan vértebras. Entre cada hueso encontramos una especie de cojines de aspecto gelatinoso denominados discos.

A medida que los discos pierden líquido gradualmente y se hacen más delgados, el tronco se vuelve más corto, por lo que se nota un descenso en la estatura de las personas mayores.

Las vértebras también sufren la pérdida de parte de los minerales que contiene, lo que genera que cada hueso sea más delgado. En la columna vertebral se pronuncia la curvatura y apretada. También se pueden formar espolones óseos en las vértebras, producidos por el proceso de envejecimiento y el uso general de la columna vertebral.

Los arcos del pie se vuelven menos pronunciados, los huesos largos de los brazos y las piernas son más frágiles debido a la pérdida mineral pero conservan su tamaño, aunque los brazos y las piernas se ven más largos cuando son comparados con el tronco acortado.

Las articulaciones pierden movimiento y elasticidad, debido a que el líquido dentro de estas puede disminuye, lo que motiva que cartílago se friccione y se desgaste. Los minerales se pueden depositar en algunas articulaciones y a su alrededor originando lo que se conoce como calcificación. Este fenómeno es frecuente, principalmente, en el hombro.

Las articulaciones de la cadera y de la rodilla puede comenzar a sufrir cambios degenerativos, generando que las articulaciones de los dedos pierden cartílago y los huesos, ocasionando el hecho de que los huesos se adelgazan un poco. Los cambios en las articulaciones de los dedos son más frecuentes en las mujeres.

Estos cambios pueden ser heredados. Se produce pérdida de masa corporal magra. Lo que conlleva a la pérdida del tejido muscular, generando una atrofia muscular. (Ver Nervios raquídeos cervicales)

Efecto de los cambios en los huesos de los ancianos

Efecto de los cambios en los huesos de los ancianos

En los ancianos, el desgaste de las articulaciones puede generar hinchazón, dolor, inflexibilidad y anomalías. Los cambios articulares dañan casi a todas las personas mayores. Estos cambios que van desde una rigidez leve a una artritis grave.

La postura de los ancianos puede ser más inclinada. Sus rodillas y sus caderas se pueden arquear más. El cuello se puede inclinar, los hombros se pueden volver más estrechos, mientras que la pelvis se vuelve más ancha.

El movimiento es lento y hasta puede ser más limitado. La manera de caminar es más lenta y de pasos más cortos. El equilibrio se pierde, haciendo que sea inestable y hay poco movimiento de brazos. Las personas mayores se cansan más fácilmente y tienen menos energía. La fuerza y la resistencia disminuyen debido a la pérdida de masa muscular.

¿Sabe cuántos huesos tiene el cuerpo humano? Consecuencias de la edad en los huesos.

Una de las consecuencias posibles más común que se presenta en personas de edad avanzada es la osteoporosis, especialmente para las mujeres mayores. Los huesos tienden a romperse con mayor facilidad. También pueden ocurrir fracturas por compresión de las vértebras, que producen dolor y disminución de movimientos.

El cansancio, debilitamiento y la falta de deseo por la actividad física, es debido a la debilidad muscular. Otra consecuencia serían los problemas articulares en los que podemos mencionar: un problema de rigidez leve a una artritis debilitante conocida como osteoartritis.

También existe el riesgo de lesión que se ve incrementado, debido a los cambios que ocurren en la manera de caminar, ya que los ancianos, en su mayoría, pierden un poco de equilibrio, por lo que se generan caídas que en ellos resultan peligrosas.

Consecuencias de la edad en los huesos

Los adultos mayores, por lo general, presentan reducción en los reflejos, los cuales, por lo general, son derivados a los cambios que sufren los músculos y los tendones. Esto puede desarrollar una leve o seria disminución en el reflejo rotuliano, el cual consiste en la contracción involuntaria de los músculos cuádriceps femorales por la flexión del tendón rotuliano o el reflejo aquíleo, que consiste en una contracción del trípces sural, la cual provoca una flexión plantar del pie. Algunos cambios, como un reflejo de Babinski positivo, que es el que se produce cuando, al rozar el pie por el borde externo de la planta del pie, éste se estira y gira los pies hacia dentro, no son una parte normal del envejecimiento.

Hablando de consecuencias comunes, producidas por el envejecimiento tenemos los movimientos involuntarios tales como los temblores musculares y los movimientos finos llamados fasciculaciones, o mejor conocidos como los tics nerviosos. Las personas de avanzada edad que son inactivas pueden presentar debilidad o sensaciones anormales conocidas como parestesias, lo cual consiste en una sensación de quemadura o de pinchazos que se pueden sentir en las manos, brazos, piernas o pies y a veces en otras partes del cuerpo.

Todas aquellas  personas que no se pueden mover por sí solas o que no están mucho tiempo inactivas, pueden presentar contracturas musculares. (Ver Nervios Intercostales)

¿Sabe cuántos huesos tiene el cuerpo humano? Cuidados de los huesos

El hueso es un tejido vivo, por lo tanto, aumenta de tamaño y se desarrolla a lo largo de la infancia y la juventud hasta los 25 años, que es la etapa en la que comienza y a decrecer muy lentamente. Una buena alimentación y el ejercicio físico lo hace más resistente.

Cuidados de los huesos de los niños

Cuidados de los huesos de los niños

Para cuidar los huesos de los niños, quienes están en pleno crecimiento, se deben vigilar tres aspectos fundamentales tales como: Hacer ejercicio físico, Tomar leche y derivados Comer alimentos ricos en vitamina

  • Hacer ejercicio físico

Nada tan efectivo para fortalecer los huesos, desarrollar los músculos, activar la circulación sanguínea y evitar el sobrepeso, como los ejercicios físicos, tales como los deportes. Los más indicados para niños pequeños son jugar al aire libre y nadar y para los niños mayores los deportes de equipo tales como el fútbol, balonmano, balonvolea, baseball, entre otros,  también podemos señalar el patinaje, el esquí y el tenis.

  • Tomar leche y derivados

Debido a la cantidad de calcio que aportan la leche y los productos lácteos, se consideran de gran importancia en la dieta diaria de los niños. El calcio proporciona resistencia y dureza a los huesos. Además de los lácteos, se puede encontrar calcio en el huevo, la carne, el pescado y las legumbres.

Los niños necesitan de 800 a 1200 mg de calcio al día, lo que equivale decir que en la dieta diaria los niños necesitan un vaso de leche, dos yogures o una porción de queso.

  • Comer alimentos ricos en vitamina D

La vitamina D es imprescindible para que el calcio se fije en los huesos. Es por ello que se recomienda, además del consumo de alimentos que la contengan, tales como la yema de huevo, la leche, la mantequilla y el pescado, que jueguen o paseen cada día al aire libre, ya que el sol contribuye al organismo a sintetizar el calcio en los huesos.

Cuidados de los huesos de los adultos

A continuación, 6 excelentes consejos que pueden ayudar a las personas que pasan de los 25 años para  mantener los huesos fuertes y sanos:

Cuidados de los huesos de los adultos

Se ha comprobado que el ejercicio, ejercicios variados y de manera regular, es una de las mejores maneras de posponer o impedir los trastornos musculares, articulares y óseos. Además de contribuir a mantener la fuerza, el equilibrio y la flexibilidad. El ejercicio ayuda a que los huesos permanezcan fuertes.

Es relevante llevar una dieta bien equilibrada con suficiente calcio. Las mujeres, especialmente, deben ingerir suficiente calcio y vitamina D a medida que envejecen.

Sol y vitamina D: La exposición a los rayos solares, una breve exposición diaria al sol y el consumo de algunos alimentos que contengan la vitamina D.

No fumar: estudios indican que el tabaco está relacionado con la posibilidad de desarrollar osteoporosis.

Evitar la ingesta de alcohol debido a que disminuye la capacidad del cuerpo de producir nuevo material óseo.

En cualquier momento y a cualquier edad, es muy importante prevenir las caídas.

(Visited 428 times, 6 visits today)

Deja un comentario