¿Qué son las Amígdalas Faringeas? Descúbrelo aquí

Las amígdalas faríngeas, igualmente conocidas como tonsilas faríngeas, adenoides o vegetaciones, son una masilla de tejido linfoide localizadas cerca del orificio interno de las fosas nasales, en la cubierta de la nasofaringe, precisamente donde la nariz se une con la boca. Manejan parte de las amígdalas.

amígdalitis faringea

Histología de las Amígdalas Faringeas

Las adenoides, en comparación de los demás  arquetipos de amígdalas, posee un epitelio columnar o cilíndrico pseudoestratificado ciliado.

Embriología

Las adenoides empiezan a desarrollarse a los nueve meses de vida, tras la depresión inmunofisiológica que ocurre al octavo mes de vida. (Ver Artículo: Dolor en el Bazo)

Patologías Relacionadas

Se dice de cuando las adenoides se hipertrofian, si bin se trata de una hiperplasia del tejido linfoide que se sitúa en la rinofaringe. Tal abultamiento suele generar respiración bucal, ronquidos, mal aliento y goteo nasal crónico. Igualmente suelen generar condiciones riesgosas, como la apnea del sueño, hipertensión pulmonar e insuficiencia cardíaca derecha.

En la niñez, las adenoides simbolizan un mecanismo de defensa que suele padecer enfermedades, las dos más habituales de las cuales son: la adenoiditis y la hipertrofia adenoidea. La hipertrofia adenoidea, esencialmate en los niños, provoca lo que se conoce como fases adenoidea, con respiración bucal, cara alargada, incisivos prominentes, hipoplasia maxilar y labio superior antevertido.

Cuadro Clínico

  • Respiración bucal o problema para la respiración por la nariz (respiración sin problemas por la boca)
  • Rinolalia (o sea como si la nariz estuviera obstruida)
  • Respiración ruidosa
  • Ronquido durante el sueño
  • Posibles pausas de apnea (interrupción de la respiración durante unos pocos segundos durante el sueño)
  • Catarros nasales, con moco permanentemate a la nariz
  • Faringitis granulosa: tos nocturna y tos faríngea
  • Otitis agudas con frecuencia
  • Dolores de cabeza
  • Trastornos del desarrollo esquelético
  • Trastornos de demás reflejos, como temores nocturnos, pesadillas, etc.
  • Ardor al respirar, solo se respira por una fosa nasal

amígdalas faringeas

Arquetipos de Amigdalas

Las amígdalas son tejidos linfoides localizados en la faringe y que establece el anillo de Waldeyer, preservando el ingreso de las vías digestiva y respiratoria de la invasión bacteriana. En el anillo linfático de Waldeyer, los linfocitos ingresan enseguida en contacto con los gérmenes patógenos que existen pudiendo irrumpir por la nariz o por la boca y de esta manera suelen librar una pronta respuesta defensiva por parte de nuestro organismo. Según la localización a la que se sitúan en la faringe se denominan:

  • Amígdala Faríngea: igualmente se denomina amígdala de Luschka y está situada en la cubierta o bóveda de la faringe. En los niños suelen estar hipertrofiadas y en la parte posterior se sitúan las adenoides. Cuando provocan insufisiencia respiratoria nasal y demaneración facial (vegetaciones) suelen extirparse.
  • Amígdala Tubárica: igualmente se denomina amígdala de Gerlach y se sitúa rodeando al extremo faríngeo de la Trompa de Eustaquio.
  • Amígdala Palatina: igualmente se denomina tonsila. Está situada a ambos laterales del istmo de las fauces, en el ingreso de la orofaringe, entre los pilares del velo del paladar. Son las típicas anginas que cuando se inflaman e infectan se denomina amigdalitis.
  • Amígdala Lingual: es el grupo de tejido linfoide más voluminoso de la faringe y está situado en la base de la lengua.

Faringoamigdalitis

La faringoamigdalitis es una infección aguda de la faringe, de las amígdalas palatinas, o de ambas estructuras. Las sintomatologías suelen incluir dolor de garganta, disfagia, linfadaopatía cervical y fiebre. La diagnosis es clínica, aprobada por el cultivo rápido o las pruebas antigénicas. El tratamiento depende de las sintomatologías, y  en caso de estreptococo Aβ-hemolítico del grupo A, supone los antibióticos.

Las amígdalas contribuyen en la defensa inmune sistémica. Asimismo, las defensas tonsilares locales comprenden un tratamiento de recubrimiento epitelial escamoso AG, que supone respuestas de células B y T. La anatomía de las amígdalas y la garganta (visión sagital) de cualquier arquetipo, compone cerca del 15% de todas las visitas ambulatorias a médicos de medicina general.

Etiología

La faringoamigdalitis  es universalmate viral, originada lo más a menudo posible por los virus comunes del frío (adenovirus, rinovirus, gripe, coronavirus, y virus sincitial respiratorio), pero de vez a cuando por el virus de Epstein-Barr, virus de herpes, citomegalovirus o VIH.

En casi el 30% de los pacientes, la causa es bacteriana. El estreptococo del grupo AΒ-hemolítico es el más común (infección estreptocócica), pero en ocasiones el estafilococo áureo, el estreptococo pneumoniae, los pneumoniae del micoplasma, y los pneumoniae del chlamydia son supuestos.

Las causas anómalas comprenden tos ferina, fusobacterium, difteria, sífilis y gonorrea. El estreptococo AΒ-hemolítico del grupo A emerge más con frecuencia entre 5 y 15 años y es extraño antes de los 3 años de edad.

Sintomatología

Tragar con dolor es el módulo distintivo y se adjudica a menudo en los oídos. Los niños muy pequeños, que no son aptos de quejarse de dolor de garganta, a menudo se niegan a comer. La fiebre alta, el malestar, el dolor de cabeza y los desórdenes gastrointestinales son habituales, así como halitosis y voz debilitada. Una erupción cutánea o no específica suele igualmente estar presente. Las amígdalas están hinchadas y rojas y a menudo poseen exudados purulentos.

La linfadaopatía dolorosa cervical suele estar presente. La fiebre, la adenopatía, las petequias palatinas y los exudados son en diversos matices más habituales con el estreptococo del grupo Aβ-hemolítico que con el faringoamigdalitis viral, pero existe un traslapo considerable.

El estreptococo Aβ-hemolítico del grupo A resuelve universalmente. El estreptococo Aβ-hemolítico no tratado del grupo suele acarrear a las complicaciones supurativas locales (por ejemplo absceso peritonsilar o celulitis) y si bien ocasiones fiebre o glomerulonefritis reumáticas.

amígdalas faringeas

Diagnóstico

  • Evaluación Clínica
  • Exclusión de estreptococos del grupo Aβ-hemolítico con prueba antigénica vertiginosa, cultivo o ambos.

La faringitis si bien sí misma es fácilmente reconocible. Si bien, su causa no lo es.  La rinorrea y la tos usualmente plantean una causa viral. La mononucleosis infecciosa es propuesta por una adenopatía cervical posterior o extensiva, hepatosplaomegalia, fatiga y malestar durante > 1 semanas; Un cuello con petequias del paladar blando; y exudados.

Una membrana gris sucia, gruesa y tenaz que formula un pitido si se aleja indica la difteria (anómala en los Estados Unidos). Porque el estreptococo Aβ-hemolítico del grupo A demanda terapia antibiótico, debe ser detectado temprano.

Los criterios para los exámenes son debatidos. Muchos expertos encomiendan el examen con una vertiginosa prueba antigénica o una cultura para todos los niños.

Las pruebas antigénicas vertiginosas son determinadas pero no sensibles y suelen requerir más adelante una cultura, que es específica a cerca de 90% y sensible al 90%. A los adultos, muchos expertos recomiendan el uso de los siguientes 4 criterios:

  • Historia positiva de la fiebre
  • Amígdalas Exudadas
  • Sin tos
  • Linfadenopatía dolorosa cervical anterior.

Los individuos que cumpla únicamente 1 criterio o ningún criterio posea una probabilidad baja de presentar un estreptococo Aβ-hemolítico del grupo y no deba ser probados. Los pacientes que cumplan con 2 criterios suelen ser sometidos a un examen. Los sujetos que cumplen 3 o 4 criterios suelen ser probados o tratados empíricamente para estreptococos del grupo Aβ-hemolítico.

Tratamiento

Antibióticos para el estreptococo Aβ-hemolítico del grupo A La amigdalectomía se toma en cuenta para las infecciones por estreptococos del grupo Aβ-hemolítico recurrente. Los tratamientos de apoyo a la analigesia, hidratación y reposo. Los analgésicos suela ser sistémicos o tópicos.

Los AINES son universalmente analgésicos sistémicos efectivos. Diversos médicos igualmente suelen administrar una dosis única de un corticosteroide (por ejemplo, dexametasona 10 mg im ), que suele reducir la duración de las sintomatologías sin afectar las tasas de recidiva o los efectos adversos.

Las analgesias tópicas están disponibles como cojines y aerosoles; los ingredientes de bazocaína, faol, lidocaína y otras sustancias. Estas analgesias tópicas suelen reducir dolor pero se debe utilizar varias ocasiones y afectar a menudo el gusto. La bazocaína es usada para la faringitis y ha dado lugar anómalamente a metahemoglobinemia.

La penicilina V se considera universalmente la droga de la opción para la faroamigdalitis del grupo al estreptococo Aβ-hemolítico; la dosis es de 250 mg PO BID por 10 troqueles para los pacientes de < 27 kg y 500 mg para esos > 27 kg. La amoxicilina es eficaz y más agradable si se demanda la preparación líquida.

Si la adherencia a la terapia es problemática, una sola dosis de la penicilina Bazatin 1,2 millones de las unidades de IM (600 000 unidades para los niños ≤ 27 kilogramos) es eficaz. Demás medicamentos orales comprende macrólidos para los pacientes alérgicos a la penicilina, una cefalosporina de 1A generación y clindamicina.

La dilución del peróxido de hidrógeno que no demanda una prescripción con agua a una mezcla de 1:1 y haciendo gárgaras con ella promoverá el desbridamiento y mejorará la higiene de la orofaringe.

amígdalas faringeas

El tratamiento suele iniciarse inmediatamente o posponerse hasta que los resultados de los exámenes de cultivo estén disponibles. Si la terapia se inicia presuntamente, debe suspenderse si los cultivos son negativos. Las pruebas de cultivo de la garganta de seguimiento no se realizan rutinariamente. Son útiles a pacientes con recurrencias múltiples de estreptococos del grupo Aβ-hemolítico o si la faringitis se extiende a sujetos con los que ingresan a contacto a el hogar o a la escuela.

Amigdalectomía

La amigdalectomía a menudo se ha tenido en cuenta si un grupo Aβ-hemolítico estreptococo, la amigdalitis se repite reiteradamente (> 6 episodios/año, > 4 episodios/año durante 2 años, o > 3 episodios/año durante 3 años) o si la infección aguda es grave y persistente a pesar de la Terapia Antibiótica.

Demás criterios para la amigdalectomía comprenda trastornos de la apnea del sueño, abscesos peritonsilar recurrentes y neoplasia maligna sospechosa.

Si bien, estos criterios, y el uso de cualquier orientación específica, fueron interrogados . Las decisiones deben ser individuales, dependiendo de la edad del paciente, de los múltiples factores de riesgo y de la respuesta a la recurrencia de la infección. Se utilizan varias técnicas quirúrgicas eficaces para la realización de la amigdalectomía, comprendiendo la electrocauterización, disección, microdesbridador, coblación por radiofrecuacia y disección en frío.

El sangrado intraoperatorio o postoperatorio ocurre en el < 2% de los pacientes, universalmente dentro de las 24 h de la cirugía o después, cuando ocurre el excremento de la escara. Los pacientes sangrantes deben ir al hospital.

Si el sangrado continúa a la llegada, los pacientes son universalmente examinados en la sala de operaciones y se logra hemostasia. Si un coágulo está presente en el tonsilar Lodge, se retira y los pacientes se envían a observación durante 24 H. La rehidratación de EV postoperatoria es necesaria en el ≤ 3% de los pacientes, posiblemente en el mayor número de pacientes, mediante el uso óptimo de la hidratación preoperatoria, la terapia con antibióticos, el analgésico y el corticosteroide perioperatorio.

La obstrucción de las vías respiratorias postoperatorias se presenta con mayor frecuencia en niños de < 2 años de edad que posea trastornos del sueño obstructivo grave preexistente y a pacientes con obesidad mórbida o que presentan trastornos neurológicos, anomalías craneofaciales o apnea de sueño obstructiva significativas. Las complicaciones son universalmente más habituales y más graves en los adultos.

Infecciones de las amígdalas y las adenoides

¿Qué son las amígdalas?

Las amígdalas son estructuras manejadas esencialmate por tejido linfático, un tejido que realiza principalmente funciones de defensa porque se pretende reconocer agates infecciosos e iniciar todos aquellos mecanismos que sirvan para evitar o contraer el desarrollo de las infecciones que estos agates suelen determinar.

Se sitúan al punto de paso entre la boca y la garganta, donde comienza esa zona que en medicina se define como faringe. Suelen ser vistos fácilmente al abrir mucho la boca dejando hacia fuera tanto cuanto sea posible la lengua de modo que incluso los no-médicos puedan atender fácilmente si estos mecanismos son normales o están enfermos.

amígdalas faringeas

¿Qué es la faringitis o faringoamigdalitis?.

Sólo porque están muy cerca del exterior, las amígdalas se suelen infectar con facilidad. No olvides que está en el aire que respiramos, y a todo lo que se introduce en la boca, existen agates infecciosos que se suelen ubicar a toda la superficie de la faringe, incluidas las amígdalas, dar lo que en medicina se denomina genéricamate faringoamigdalitis o, si el proceso se refiere sólo a las amígdalas, amigdalitis. (Ver Artículo: Bazo Agrandado)

¿Cuáles son los agates infecciosos que causan faringoamigdalitis/amigdalitis? En los primeros 2-3 años de vida, la faringoamigdalitis casi siempre es originada por uno de los denominados virus respiratorios (rinovirus, adenovirus, virus sincitial respiratorio, EBV, etc.).

A partir del tercer año, una parte de estas enfermedades se debe a bacterias entre las cuales la más importante es Streptococcus pyogaes. Existen igualmente maneras originadas por bacterias atípicas (en particular, Mycoplasma pneumoniae).

¿Cómo se suele diagnosticar faringoamigdalitis?. Universalmente en presencia de faringoamigdalitis/amigdalitis, se observa un enrojecimiento difuso de la superficie tonsilar, más o menos extendido en la faringe, en ocasiones acompañado de la presencia de material blanco-amarillento (exudado), con las amígdalas, petequias A en el paladar blando o en áreas pequeñas donde la mucosa faríngea o tonsilar se erosiona con el manejo de pequeñas úlceras.

La presencia de exudado tonsilar se consideró una vez un aspecto exclusivo de las maneras debidas al Streptococcus pyogaes, pero en realidad muchos virus, en particular adenovirus y EBV, suelen causar amigdalitis exudativa completamente solapadas con esa consideración típica de Streptococcus pyogaes.

Por lo tanto, el simple examen objetivo no es suficiente para determinar qué agate infeccioso causó el caso individual. Esto es, lamentablemate, un gran límite práctico porque saber si una manera se debe a virus o Streptococcus es esencial para definir cuáles son los casos a tratar (sólo los bacterianos) y como aquellos que están a riesgo de complicarse (una vez más los bacterianos). Esto explica por qué en la práctica más correcta siempre tratamos de determinar si existe o no una bacteria en el juego haciendo algunas pruebas.

Fue una vez un hisopo faríngeo y fue enviado al laboratorio donde después de al menos 24-48 horas de cultivo, el microbiólogo podría dar una respuesta exhaustiva. Hoy en día usamos, en cambio, las conocidas pruebas vertiginosas que suelen ser realizadas directamente por el curador sin la ayuda del laboratorio y después de 5-10 minutos suelen resolver el problema con la misma seguridad de la torunda vieja.

¿Qué son las adenoides?

Las adenoides o amígdalas nasofaríngeas son una estructura linfoepitelial localizada en una posición estratégica en la parte superior de la nasofaringe. Poseen las mismas funciones que las amígdalas con la comparación de que mientras las amígdalas están preservando la garganta, las adenoides haca el filtro en las infecciones de la nariz.

¿Qué es adenoiditis? La adenoiditis es una inflamación de las adenoides que se manifiesta con síntomas y signos similares a los de rinosinusitis:

  • Obstrucción nasal;
  • Secreción Seromucosa o purulata;
  • Drenaje nasofaríngeo;
  • Tos catarral.

Igualmente, suele haber debilitación de condiciones generales con alta fiebre y la superposición de los nodos de linfa retrofaríngeos y angolomandibular.¿Cuál es la etiología de adenoiditis? La etiología es predominante viral; Los virus supuestos principalmente son enfermedades respiratorias tales como adenovirus y virus de la gripe. Las bacterias más frecuentemente supuestas son: Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influazae y Streptococcus pyogaes.

amígdalas faringeas

¿Cómo se suele diagnosticar la adenoiditis? Contrariamente a lo que es verdad de la amigdalitis que suele diagnosticarse simplemente abriendo la boca, la adenoiditis se sospecha en base de las características respiratorias del paciente. La diagnosis es, por lo tanto, principalmente clínica pero si usted realiza una rinofibroscopia usted suele observar directamente un enrojecimiato intenso de las adenoides con la presencia de material purulenta arriba y en el área circundante.

¿Existe una relación entre la amigdalitis faringea y la rinitis alérgica?

La amígdala en general significa un mecanismo del tejido linfático, pero en el lenguaje común científico,  significa que se sitúan en la parte posterior de la boca, detrás de la base de la lengua. Otras amígdalas se sitúan en la parte superior de la faringe, la zona del tracto respiratorio entre la nariz y la garganta, y se denominan amígdalas adenoideas o adenoideas. Las amígdalas son parte del sistema linfático y su función es ayudar a proteger de la infección.

El aumento en el volumen, denominado hipertrofia, de las amígdalas o de las adenoides es muy común en los niños, y suele causar dolencias respiratorias esencialmente durante el sueño. A diversos hospitales genoveses se realizó un estudio sobre 171 niños de 6 años y medio, 77 (casi 45%) padecían rinitis alérgica y 58 (cerca del 34%) con un aumento consistente en el volumen de las amígdalas. Los médicos examinaron la nariz, la garganta y los oídos de los niños, con particular atención en la medición de las amígdalas y las adenoides, y igualmente los sometieron a una visita del alergista.

Los autores observaron que, como era de esperar, los niños con amígdalas agrandadas muestran, en la mayoría de los casos, igualmente un aumento en el volumen de las adenoides. Igualmente se ha observado que si bien no existe una relación entre la hipertrofia y la alergia de las amígdalas, la presencia de una inflamación constante se asocia a menudo a un aumento en el tamaño de las amígdalas.

Los trastornos respiratorios, muy habituales en los niños, universalmente se remontan a las amígdalas agrandadas y las adenoides. Y la inflamación de la mucosa nasal, según lo evidenciado por el artículo, suele estar entre las causas de tal hinchazón agrandada.

Faringitis Crónica y Aguda

La faringe es un tubo muscular que se origina en la porción posterior de la nariz y termina en el área faringo-esofágica. Suele dividirse artificialmente en tres regiones: la nasofaringe (igualmente denominada rinofaringe o cavum), la orofaringe y la hipofaringe.

Distribuido por toda la faringe se sitúa un tejido especializado en proveer al organismo de capacidad defensiva principalmate frente a infecciones víricas o bacterianas. Este tejido, denominado tejido linfoide, se sitúa agrupado a lo que establezcan las amígdalas e igualmente distribuido en pequeños cúmulos por toda la mucosa de la faringe, los denominados folículos linfoides. El tejido linfoide se agrupa así a lo que, por su manera, se denomina anillo linfoide (de Waldeyer). Este tejido es capaz de producir células defensivas (linfocitos) que vierte en la sangre, y anticuerpos, que actúan localmente o igualmente se vierten en la sangre.

amígdalas faringeas

A las dos de las tres partes de la faringe existen manejos amigdalares definidos: En la nasofaringe encontramos, la amígdala faríngea (denominada comúnmente adenoides ó vegetaciones) y las amígdalas tubáricas (localizadas en la desembocadura nasofaríngea de la trompa de Eustaquio).

¿Qué es una faringo-amigdalitis?

Entendemos por faringo-amigdalitis las afecciones que cursan con irritación, inflamación o infección de la faringe, y muy particularmente de su tejido linfoide. La afectación preferente de un área hace que se las reconozca como amigdalitis (vulgarmente, anginas), adenoiditis (ó rinofaringitis) o simplemente faringitis, si es una afectación difusa.

Cualquiera de éstas suele ser un proceso agudo, recurrente o crónico. En muchos de estos cuadros emerge un agrandamiento doloroso de los ganglios del cuello (linfadaitis reactiva), ya que en ellos igualmente existe tejido linfoide. Existen distitas maneras de infección faringo-amigdalina que provocan unos cuadros clínicos bastante típicos como son, la mononucleosis infecciosa, la difteria faríngea, la escarlatina, la angina de Vincat (o angina úlcero-necrótica), la herpangina, etc.

En los casos en los que existe un trastorno crónico sin un componente infeccioso, se dice de faringitis crónica (simple, hipertrófica ó atrófica).

¿Cuáles son sus causas?

La mayoría de las faringo-amigdalitis agudas son procedimientos infecciosos, debidos a virus o bacterias; los virus causan entre un 80% y un 90% de las faringitis tanto en niños como en los adultos. Las infecciones faríngeas originadas por virus, asimismo suelen predisponer a una sobreinfección bacteriana.

Los virus que con más frecuencia provocan estos cuadros son los causantes del resfriado común y de la gripe (Rinovirus, Coronavirus, Adenovirus, Influenzavirus); diversos virus causan cuadros bastante típicos como son la mononucleosis infecciosa (Virus de Epstein-Barr o Citomegalovirus) o la herpangina y enfermedad de mano-pie-boca (virus Coxsackie A), o la gingivoestomatitis herpética (virus del herpes).

Entre las bacterias que suelen causar amigdalitis, las de la familia Streptococcus son las más habituales, esencialmate el Streptococcus beta-hemolitico del grupo A. Demás gérmenes, como los Staphilococcus, Pneumococcus, Haemophilus, E. Coli, o Pseudomona son menos habituales.

Las bacterias que con más frecuencia causan adenoiditis son Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae o Moraxella catarrhalis.

Son anómalas las faringitis producidas por hongos, pero suelen verse esencialmate en pacientes con déficit inmunitarios, como por ejemplo pacientes con tratamiento por cáncer, transplantados o con SIDA.

amígdalas faringeas

No existe una única causa de las faringitis crónicas y se han relacionado con ellas a muy diversas situaciones adversas: calor o frío excesivos, sequedad ambiental, irritantes externos (como polvo, humos, abuso de vasoconstrictores nasales o de tabaco, etc.), respiración bucal, trastornos hormonales (menopausia, hipotiroidismo, etc.), cirugía previa de extirpación de las amígdalas, envejecimiento, etc. Parece que en las faringitis crónicas existe una debilidad constitucional de la mucosa faríngea. (Ver Artículo: Bazo)

¿Cuál es el tratamiento?

Independientemente de la causa de la faringo-amigdalitis aguda, será necesario que el paciente tenga un adecuado soporte hídrico y alimentario; esto es esencialmente importante en los niños, ya que se deshidratan con más facilidad que los adultos. Por esto es muy recomendable el uso de medicamentos destinados a disminuir las sintomatologías, principalmente la fiebre, el malestar y el dolor.

Deberán usarse, pues, antiinflamatorios no esteroideos; las vías de administración preferente son la oral o la rectal. En diversos cuadros muy severos suele ser recomendable usar corticoides, esencialmente para tratar el dolor.

Como la mayoría de las faringitis agudas son originadas por virus y no se curan con antibióticos, el tratamiento antibiótico sólo debe usarse cuando el médico sospecha de la existencia de una infección bacteriana primaria, de una infección viral complicada, o de una complicación de una afección faringo-amigdalar.

En los casos en que deban ser tratados con antibióticos, los más eficaces siguen siendo los de la familia de las penicilinas (penicilina G, penicilina bazatina, o amoxicilina). Las vías de administración preferente son la oral o la vía intramuscular. En determinados casos, el médico suele prescribir demás antibióticos.

(Visited 532 times, 8 visits today)

Deja un comentario