Amígdalas hipertróficas: Síntomas, tratamiento, grados y más

Aquí aprenderás todos sobre las Amígdalas hipertróficas una enfermedad que por simple que parece tiene sus complicaciones

Amígdalas Hipertróficas

Podemos llamar Amígdalas hipertróficas al el abultamiento de modo anómalo de todo el tejido que forman las amígdalas. El aumento de ellas se dará como consecuencia de diverso factores, tenemos varios ejemplos, elemento naturales y elemento relacionados con algunos proceso infeccioso que pueden ser generados por bacterias y virus presentes.

Los tejidos linfoides, formaran parte de todo el sistema inmunológico que se encargara de defender al cuerpo de cualquier amenaza o ataque. Sin embargo, al ser agrupadas por bacterias y virus en excesos, tienden crecer y inflamarse de modo anómalo.

Al presentarse algún tipo de abultamiento, los tejidos dificultaran que las personas puedan respirar de forma normal, debido a que atascara la cantidad de aire que entrara al organismo, prolongando la necesidad de la persona de tener la boca abierta para poder tener una mejor respiración. También, la molestia estará acompañada de dificultad para poder dormir, provocando ronquidos y apnea.

Causas

Amígdalas hipertróficas-1

Las diversas causas de las Amígdalas hipertróficas en las personas podrán variar. Hay personas que presentaran este tipo de patología desde el mismo momento de nacer. Esto es que sufrirán un abultamiento natural de las mismas. Mientras tanto en otras personas la hipertrofia aparecerá luego de padecer algún tipo de infección, donde fue afectado directamente las glándulas y los tejidos circundantes además situado en la región.

Por lo General, las Amígdalas hipertróficas son productos de la acción de bacterias y virus que colonizan la zona, sobrepasando el espacio de defensa, lo cual causara un aumento anómalo. Es frecuente que esta enfermedad, sea causada por bacterias como, el virus de Eppstein Barr o el Streptococcus.

Además, las Amígdalas hipertróficas podrían agravarse por la aparición de un absceso que puede empujar las glándulas linfáticas hacia delante. Esto generara, una infección purulenta. Las infecciones que causaran las Amígdalas hipertróficas se clasificaran en las siguientes: Absceso periamigdalino. Amigdalitis crónica. Y amigdalitis aguda.

Síntomas

 

Las Amígdalas hipertróficas producirán distintos síntomas que permitirán su diagnóstico, entre ellos encontramos los siguientes:

  • Altibajos de la voz en la persona enferma. Es de los síntomas mas frecuentes y se deberá a que el tejido se encontrara inflamado.
  • Otra de las sintomatología es tener mal aliento, es habitual que los pacientes muestren halitosis.
  • La dificultades para poder respirar es otro de los síntomas más frecuentes y de bastante molestia en los pacientes afectados.
  • Las amígdalas agrandadas obstaculizaran el flujo natural del aire.
  • La apnea de sueño además es otro de los síntomas comunes de las Amígdalas hipertrofias.

Por otra parte, los pacientes con esta enfermedad tienen muchísima probabilidad de roncar mientras se duermen. Dependiendo de la ocasión es frecuente que muestren trastornos de sueño, lo cual es muy irregular.

Es habitual que las personas con Amígdalas hipertróficas presenten dificultad para tragar y sentirán dolor al consumir alimentos, lo cual además generara la falta de apetito.

En el caso del niño, es habitual que la enfermedad se presente acompañada de infecciones en los oídos, y sinusitis. También es muy frecuente que los menores padezcan obstrucción nasal, debido a que bloquean las cavidades y las trompas de Eustaquio.

Si las Amígdalas hipertróficas no se tratan a tiempo, podrán ocasionar diversas complicaciones que afectarán la salud, un ejemplo: el aumento de los ganglios linfáticos. Lo que derivara un crecimiento de los mismos hacia otras áreas bloqueando totalmente las vías respiratorias, que pueden ser letales para el paciente.

Incluso, cuando el primordial causante del desarrollo es la bacteria Streptococcus, puede ocasionar a largo plazo que los daños y sus consecuencias se prolonguen hacia otros órganos vitales, como los riñones y el corazón. En determinados casos, las Amígdalas hipertróficas además causaran infecciones secundarias, como lo son la neumonía.

Por estos motivos, se recomienda, que, si se llega a observar la presencia de cualquiera de estos síntomas, acudan a su médico especialista, para que por medio de una revisión y evaluación exhaustiva haga el diagnostico correspondiente y administre el tratamiento adecuado, para aliviar los síntomas de la afección y eliminar la causa raíz. Recuerda, que en cualquiera de los tipos de amígdalas hipertróficas, no es recomendable que te automediques.

Tratamientos

Actualmente, existen distintos tipos de medicinas y métodos quirúrgicos que son de suma importancia y eficacia para tratar las Amígdalas hipertróficas o su desarrollo anómalo. Los tratamientos con antibióticos son prescritos con la finalidad de poder combatir la infección, para conseguir que se reduzca en gran proporción el tamaño y su tamaño y así pueda aliviarse los síntomas causados.

En general, los tratamientos con antibióticos son prescritos a los pacientes por un máximo de diez días, bajo supervisión y receta médica. También, en determinado caso cuando la enfermedad es frecuente se conoce como amigdalitis crónica, el doctor sugerirá una intervención quirúrgica como alternativa definitiva para atacarla de raíz.

El tratamiento de carácter quirúrgico consistirá en la extirpación de las amígdalas, esto con la finalidad de que la enfermedad no vuelva a repetirse. Sin embargo, este procedimiento traerá algunos riesgos implícitos. Los médicos optaran por esta opción para solucionar el problema y así se evitará que pueda ocurrir nuevamente.

El doctor tiene que informar de todos los detalles que giraran en torno al procedimiento de extirpación, para así poder conocer todos los riesgos y beneficios que implicara dicho procedimiento. Por ser quirúrgico, el paciente estará bajo los efectos de la anestesia general, cuando este dentro del quirógrafo, y por último deberá guardarse los cuidados necesarios que amerita un reposo posoperatorio.

Tratamiento natural

Las amígdalas y los adenoides trabajaran conjuntamente para atrapar los gérmenes que entraran en el cuerpo por medio de la nariz y la boca. Por lo general, cuando tenemos una infección, los tejidos se hincharán temporalmente y causarán dolor en la garganta. Entretanto los antibióticos pueden ayudar, pero también tenemos algunos remedios naturales son útiles para ayudarnos a reducir y aliviar el malestar y dolor en los adenoides y las amígdalas.

Remedios casero que nos ayudaran a curar las amígdalas.

Cuando el niño empiece a llorar por el dolor de garganta, uno de los primeros remedios a probar es que haga gárgaras de agua salada que se prepara mezclando en un vaso de agua tibia agregamos una cucharada de sal. La alta concentración de sal ayudará a que se extraigan los líquidos de los tejidos inflamados y reducirá su inflamación.

Al estar deshidratado, se hará más complicado que las bacterias se multipliquen y progresen. Mediante ambas acciones, realizar gárgaras de agua salada podrá suministrar alivio en los dolores de adenoides y las amígdalas.

Además, debemos asegurarnos que el niño tenga la edad suficiente para poder realizar las gárgaras sin que se beba el agua salada y pueda darle vómitos.

La Miel y el limón

La miel contiene propiedades anti bacterianas, y también propiedades anti-inflamatorias, que nos ayudaran disminuir la inflamación de las amígdalas y los adenoides. Tomaríamos una cucharadita de miel y lo mezclamos con 2 o 3 de jugo de limón y proceder a que el niño lo tome y repetimos este tratamiento tres veces al día para el alivio del dolor de garganta.

El Ajo

El ajo contiene un compuesto de azufre que posee una fuerte acción anti bacteriana y anti-inflamatoria. Por lo cual es uno los mejores remedios naturales para combatir la infección de la garganta. Para lograr mejores resultados, debemos pelar el ajo y aplastarlo para luego mezclar lo con una cucharadita de miel, un poco de jugo de limón. Para así consumirlo. Si llegara a ser desagradable y le cuesta al niño tragarlo, podríamos aplastar y saltear ligeramente en mantequilla el diente de ajo hasta clarificarlo.

Las bebidas calientes

Cuando tenemos hinchadas los adenoides y las amígdalas, pueden generar bastante dolor sobre todo para tragar sólidos es por esta que los niños no quieren comer. Hay que darle una bebida caliente ayudará y le proporcionará una nutrición y además tendrá una finalidad de calmante para los tejidos inflamados de la garganta. Un suave té con una cucharadita de miel, un buen consomé, o caldo de pollo, estos son algunos de los remedios naturales o caseros suaves que nos ayudaran a ser frente a los adenoides y las amígdalas.

Cúrcuma

La cúrcuma que contiene curcumina, que es una propiedad antioxidante, anti-inflamatoria y anti bacteriano. Para obtener los resultados, el polvo de cúrcuma se deberá añadirse a un vaso de leche caliente y se beberá solamente antes de que el niño vaya a dormir. La cúrcuma aliviara la inflamación y la leche hará la función de un sedante suave; ambos combinados, trabajaran para ayudarle al niño a sentirse los más cómodo posible para dormir bien.

Fenogreco o alholva 

Alholva su efecto anti-inflamatorio lo han utilizado de forma tradicional como un emplasto que la colocaremos encima de la piel para tratar inflamaciones en el área que se encuentre. Para las inflamaciones de las amígdalas y adenoides haremos una bebida ponemos agua a hervir con 2 cucharadas alholva, con este remedio luego de que se haya enfriado lo suficientes se podrán realizar las gárgaras.

Albahaca

Las Hojas de albahaca tendrá diversas acciones anti-bacterianas, antivirales y anti-inflamatorios. Esto ayudara a disminuir la hinchazón de los adenoides y las amígdalas. Albahaca además se conoce por que acelera el proceso de curación, por ellos es un buen remedio natural o casera para las infecciones de garganta. Debe tomarse en una y media taza de agua más o menos 10 hojas de albahaca lo ponemos a hervir durante 10 minutos, lo colamos y mezclamos con el jugo exprimido de un limón y una cucharadita de miel. Se le da al niño para que tome tres veces al día durante tres días para que disminuya significativamente en el dolor de garganta.

Anexo con todos estos remedios naturales antes mencionados, otros modos para calmar el dolor de los adenoides y las amígdalas. Es renunciar a los alimentos fritos, crujientes y picantes, secos mientras estamos enfermos. Y debemos comer alimentos cocidos, hervidos al horno, en puré que serán más fáciles de consumir y no irritarán la garganta ya inflamada.

Grados

Las Amígdalas además conocidas como anguinas están ubicadas en la faringe en ambos lados. Están conformadas idéntico que las adenoides en vegetaciones por los tejido linfoide. Las cuales sus funciones serán proteger al organismo de infecciones bacterianas y virales. Enseñándole a reconocer lo ajeno y comenzar a defenderse.

Hay niños que por naturaleza sus amígdalas excesivamente grandes. Esto lo conocemos como hipertrofia amigdalar. Ella no tiene causa probable, las infecciones de forma continua contribuyen al crecimiento de su tamaño.

Si se tienen las amígdalas grandes podrán ocasionar muchísimos problemas sobre todo obstruir las vías respiratorias. Son clasificadas por su tamaño de grado 0 a 4.

  • En Grado 0 son las amígdalas que no pueden ser visualizadas.
  • En Grado 1 son las amígdalas que se visualizan pero adentro de la fosa amigdalina.
  • En Grado 2 son las amígdalas hipertrofiadas que pueden ser un 50%.
  • En Grado 3 son las amígdalas con hipertrofia que son el 50 % pero que no tocaran la línea media.
  • En Grado 4 son las amígdalas que llegaran a la línea media y que en determinadas causas se tocaran entre sí impidiendo la visualización del istmo de las fauces.

Grado 3

Las amígdalas en grado 3 tienen conexión entre ellas, si el espacio está casi en su totalidad ocupado por ellos. Necesitará un tratamiento médico y estar debidamente controlados por un doctor por lo delicado de la enfermedad.

Los síntomas y signos

Para ayudar a identificar la enfermedad debemos estar pendiente de los siguientes síntomas:

  • El abultamiento de las amígdalas. Estas se estarán agrandando, convirtiéndose totalmente en un color rosa brillante.
  • Se presentará dificultad para respirar.
  • Habrá dolor durante la deglución. Que se hará presente al comer.
  • Problemas de expresión. En los niños sobre todo se presentar un sonido vibrante. Donde la pronunciación será distorsionada.
  • Se presentará tos específicamente por la noche. Lo que afectara de forma negativa la calidad del sueño por lo que esto pudiera generar una rápida fatiga o debilidad.
  • El paciente estará pálido.
  • En los casos de gravedad se presentara fiebre.
  • Además, podrían presentarse mareos, somnolencia, trastorno del apetito, la capacidad de trabajar se verá reducida.

Las posibles complicaciones y consecuencias

Si no es atendido a tiempo y tomado el tratamiento necesario se pueden presentar complicaciones graves como: (ver articulo:Causas de la amigdalitis:).

  • La Faringitis. El tejido está bastante enfermo y se está dañando la Mucosa.
  • La Amigdalitis. El dolor de garganta es más fuerte y podría ocasionar fiebre.
  • El Nerviosismo. Se presenta más que todo en niños poniéndolos nerviosos e inquietos.
  • El mal humor. El dolor de garganta en bebes los pone llorones, y es muy difícil calmarlos.

Si comenzamos a tiempo el tratamiento evitaremos todos estos contratiempos y eventualidades.

Grado 4

Adenoiditis

Que es la adenoides o amígdala faríngea localizada en la porción poste-ro superior de la faringe. Donde puede producirse la hipertrofia o infección porque se ubica el tejido linfoide. Sucederá frecuentemente en edades pediátricas, pues a medida que vaya creciendo el niño el tejido se ira atrofiando poco a poco. Al llegar a la pubertad no representara ningún problema.

Cuando los adenoides sufren hipertrofia, alcanzaran 2-3 cm de diámetro a costas de la pared posterior y el techo de la naso-faringe, lo que generara que interfiera con el paso del aire a través de la nariz, inclusive obstruir la tropa de Eustaquio. Esta obstrucción mecánica unido a una infección es lo que se conoce como una Adenoiditis que ocasionalmente provocara cuadros repetitivos acompañados de otitis media.

Grados de obstrucción:

  • El Grado 0 se presenta ausencia de adenoiditis.
  • En el Grado 1 habrá 33% de obstrucción.
  • En el Grado 2 habrá 66% de obstrucción.
  • En el Grado 3 habrá Obstrucción completa

Casos Clínico

En los casos clínicos los síntomas más comunes son. La Rinitis persistente, la respiración oral que se presenta solamente durante el sueño, sobre todo en niños si este esta acostado en de-cubito dorsal estará acompañado con ronquidos, ptialismo es cuando el niño babea la almohada por las noches entre otros. Sin embargo, cuando la hipertrofia es severa, el paciente podrá respirar por la boca en el transcurso del día, lo que provocará sequedad de la mucosa oral y labios secos esto se llama Fascies adenoideas.

Estos síntomas estarán acompañados por:

  • Un Tono de voz nasal.
  • Una Respiración ruidosa.
  • Por Alteraciones del olfato y gusto.
  • Una Tos seca.

El cuadro clínico de adenoiditis en forma general es de tipo bacteriano.

En Adultos

Las amígdalas son las protuberancias en la garganta que desde nuestro nacimiento están ahí y forman parte del sistema linfático, sin embargo, cuando nos enfermamos pueden inhabilitarnos completamente por varios días y si es persistente el problema, necesariamente cortaríamos por lo sano, y literalmente lo mejor es extraerlas.

La razón principal por la que un médico extirpara las amígdalas en adultos es por la llamada amigdalitis bacteriana crónica. Para decidir practicar la operación.

El criterio medico seria que el paciente adulto presentar más de cinco o más amigdalitis crónicas en un año seguidas por lo cual es mejor extraerlas. Aunque se presenta un dilema por opiniones y sabiduría popular, que son peligrosas sacarlas, pues representan la primera barrera defensiva. Que si se sacan se contraerán más enfermedades respiratorias. Que es mejor extirparla de niño que de adulto. Y que si se opera de amígdalas no hay nada mejor que comer helado.

Es la Primera barrera de defensa

Frecuentemente podemos escuchar que las amígdalas son nuestra primera barrera ante posibles y graves enfermedades respiratorias. ¡Pero eso realmente es así! “Para nada” Según los especialistas. “Las amígdalas son fundamentales en el desarrollo del sistema inmunológico y de anticuerpo en los niños. Hasta los 7 años después no cumplirán ninguna función”. Se ha comprobado que luego de sacarlas en los adultos el sistema inmunológico sufra algún cambio. Pero todavía no existe consenso universal sobre el tema.

Adentro de la boca y en la faringe encontraremos el llamado anillo de Waldeyer. Que está compuesta por una serie de estaciones de relevo donde las células de la inmunidad se van capacitando para ganar en defensa. Sin embargo, tampoco es que sean una gran barrera de defensa. Ya que existen otras estaciones que remplazan está función. Si las amígdalas son extirpadas.

Es mejor sacar las amígdalas de niño que de adultos

Los motivos más frecuentes para que se extirpen las amígdalas son diferentes de niños que de adultos. Generalmente en los adultos se extirparán debido a los cuadros repetitivos de amigdalitis. Mientras que en los niños el motivo principal para sacarla es la apnea de sueño, los ronquidos o cuanta dificultad presente para respirar. A grandes rasgos, no habrá diferencia en la cicatrización de la herida y demorará lo mismo en curarse la herida por la operación. Cabe destacar que los adultos estarán más adoloridos en el proceso posoperatorio. Por algún motivo los niños se recuperan muy rápido.

En Niños

Los adenoides además llamadas vegetaciones. Es una masa de tejidos localizadas en la parte posterior del conducto nasal. Esta al igual que las amígdalas, ayudaran a mantener el cuerpo sano y atrapara los virus y bacterias que son inhaladas y tragadas. Aunque no podemos vernos fácilmente las amígdalas en la parte posterior de la garganta. Los adenoides no podemos verlas a simple vista.

Los adenoides desempeñaran un papel muy importante luchando contra las infecciones en los bebés y en los niños pequeños. Pero se volverán menos importantes cuando los niños crecen y se hacen mayores, sus cuerpos se desarrollarán de otras formas para luchar y combatir en contra los gérmenes. En los niños, los adenoides comenzarán a encogerse cuando los niños tengan aproximadamente los cinco años de edad y se desaparecerán en los años de la adolescencia.

En vista de que los adenoides atraparan los gérmenes que entraran en el cuerpo, muchas veces el tejido se inflamase temporalmente y aumentan su tamaño mientras tanto intentaran luchar en contra de la infección. muchas veces, la inflamación mejorara, pero otras ocasiones los adenoides se infectarán. Si los adenoides se infectan frecuentemente, el doctor nos recomendase extraerlas. Con frecuencia, las amígdalas y los adenoides son extraídas en una misma operación.

Síntomas de la inflamación de los adenoides

Los adenoides inflamadas o grandes se asocian con los siguientes síntomas:

  • Con la dificultad para respirar por la nariz.
  • Se respirar por la boca.
  • Se habla nasal, como si se tuviera la nariz tapada.
  • Se respirar ruidosamente.
  • Se roncar.
  • Se deja de respirar durante unos segundos durante el sueño (presentándose apnea obstructiva del sueño).
  • Hay frecuentes síntomas de sinusitis.
  • Las infecciones recurrentes del oído medio o líquido en el oído medio en un niño en edad escolar.

Si el doctor de su hijo tiene sospecha de que puede tener los adenoides inflamadas, le realizara una serie preguntas sobre los oídos, la nariz y la garganta, y luego examinara el cuello y la mandíbula. Para poder obtener una visión más minuciosa de los adenoides, es factible que solicite una radiografía para ver el conducto interior nasal con un pequeño telescopio. Para estas las infecciones, los doctores podrán prescribir diferentes tipos de medicamentos en jarabe o comprimidos. Además, puede prescribir esteroides nasales que es un líquido en forma se espray para ayudarle a disminuir la inflamación de los adenoides.

¿Cuándo necesitaríamos la operación?

Cuando las adenoides inflamadas o infectadas persisten y provoca a su hijo más inconvenientes que ya no pueden ser controladas con medicación, probablemente el doctor recomendara extraer por medio de una operación de nombre adenoidectomía. Es muy posible que el doctor de su hijo aconsejara esta operación si experimentara uno o más de los siguientes síntomas:

  • La dificultad para respirar.
  • La apnea obstructiva del sueño.
  • Las infecciones recurrentes.
  • Las infecciones de senos nasales frecuentes.
  • Las infecciones de oído, líquido en el oído medio y pérdidas auditivas que han requerido implantar tubos en el oído varias veces.

Sacar los adenoides a su hijo es de suma importancia si sufre de infecciones recurrentes que lo llevaran a tener infecciones de senos nasales y de oído. Unos adenoides muy inflamados impedirán que el oído medio esté bien ventilado. En ocasiones, esto puede implicar infecciones y/o acumulación de líquido en el oído medio, lo que provocara la pérdida auditiva accidental o pasajera. Por lo tanto, los niños que presenten estas sintomatologías pueden necesitar una adenoidectomía al momento de implantarle el tubo de drenaje en el oído. Aparte los adenoides pueden ser extraídas sin tocar las amígdalas, pero si igualmente ambas están afectando se practicara una amigdalectomía en conjunto con la adenoidectomía es una operación pediátrica muy frecuente.

¿Qué ocurre durante la operación?

Las operaciones por sencillas y frecuentes que son el procedimiento asustara tanto a los padres como a los niños. Podemos ayudar a nuestros niños y prepararlos hablando con ellos sobre la operación y lo que se esperamos y los beneficios que obtendremos. Durante y después de la adenoidectomía.

  • Al niño se le administrará anestesia general. Lo que implica que será operado en un quirófano. Donde el estado del niño será controlado por la anestesia.
  • El niño estará dormido aproximadamente 20 minutos.
  • El cirujano alcanzara los adenoides o las amígdalas a través de la boca abierta del niño, sin necesidad de realizar ningún corte en la piel.
  • El cirujano sacará los adenoides posteriormente controlará cualquier sangrado.
  • El niño despertara en el área de recuperación. Según y en la gran la mayoría de los casos, el niño volverá a su casa el mismo día de la operación pues esta puede ser ambulatoria. Determinados niños dependiendo de cómo les fue en la operación o si se dio alguna complicación tendrá que pasar la noche en el hospital para estar bajo observación.

El lapso de recuperación normal tras una adenoidectomía se supone durara varios días de dolor y molestas moderado, que incluyen dolor de garganta, moqueo nasal y mal aliento.

Todo debería de volver a la normalidad en menos de una semana. Y los problemas causados por los adenoides haber desaparecido. No nos preocuparemos por extraer ningún punto, y la zona operada se curará sola y de forma natural.

Unilateral

La irregularidad amigdalina podrá indicarnos un trastorno implícito grave como el linfoma.
En el 15% de los casos afectará al anillo de Waldeyer. Los síntomas clínicos más comunes del linfoma de la amígdala palatina son la hipertrofia amigdalina unilateral, que es la alteración de la apariencia de la mucosa y la adenopatía cervical ipsilateral. Ser diagnosticado a tiempo y tener el tratamiento adecuado son sumamente importantes para el pronóstico.

Objetivo

Exponer un caso de linfoma amigdalino en un niño con asimetría amigdalina y destacara la importancia de realizar el examen de la cavidad oral y del cuello para poder identificar las alteraciones sospechosas de linfoma tonsilar. (ver articulo:Gánglios linfáticos).

Método

Se realizara una tomografía computada cervical donde se observara el aumento de volumen de la amígdala izquierda que es la que provoca la compresión de la luz de la orofaringe, que está asociado a ganglios de la cadena yugulocarotídea izquierda que están aumentados de tamaño y que tienen alteraciones de su estructura. Luego del diagnóstico se procedió a realizar la amigdalectomía bajo anestesia general.

En la gran mayoría de los niños la asimetría amigdalina es secundaria a una hiperplasia benigna que podría generar una ilusión creada por el desajuste en la profundidad de la fosa tonsilar.

Cabe destacar, que la posibilidad de tener un tumor maligno deberá ser considerada y tomada en cuenta en la evaluación de todo niño con amígdalas asimétricas. Las indicaciones de amigdalectomía en todo niño con asimetría amigdalina son muy controvertidas, y sobre todo especialmente en niños asintomáticos.

La asimetría deberá sospechar el diagnóstico de linfoma cuando la hipertrofia amigdalina unilateral es muy significativa, de rápido aumento o se asociara a los cambios en la apariencia de la mucosa con alteraciones de color, y lesión visible. La adenopatía cervical o hepatoesplenomegalia. Podrá estar acompañado o no de síntomas inusuales como pérdida de peso, fiebre y sudor nocturno. Ante la minina sospecha de malignidad, la amigdalectomía deberá ser realizada de urgencia para llevar a cabo el estudio histopatológico e inmunohistoquímico

Amígdalas Linguales Hipertróficas

La hipertrofia la entenderemos como un doloroso aumento o irregularidad en el crecimiento de un órgano. La amígdala lingual además puede ser hipertrofiada. El sistema para proteger un tejido linfoide que está ubicado en la raíz de la lengua. La glándula no contiene las papilas, pero forma folículos distintos, cuyo número variaran según la edad. Podrá haber dos amígdalas linguales, pero generalmente es una. La hipertrofia de la amígdala lingual va acompañada por un crecimiento en varias formaciones glandulares linfadenoides localizadas.

Síntomas de inflamación de la amígdala lingual:

  • La inflamación de las glándulas provocara una molestia grande en la cavidad oral.
  • La incomodidad para tragar.
  • La incomodidad, semejante a la impresión de tener una partícula extraña en la laringe.
  • La tos seca y severa sin ninguna razón.
  • El ligero enrojecimiento de la garganta.
  • La visualización de la amígdala sublingual, si esta agrandada violentamente.
  • La adherencia del palatino a la glándula mucosa que será debido a un aumento excesivo en el volumen del tejido linfoide, parcialmente superpuesto a la faringe.
  • La una voz ronca y nasal.
  • Los ronquidos severos durante el sueño.
  • El síndrome de apopnea.
(Visited 19 times, 7 visits today)

Deja un comentario