Amigdalitis Crónica: ¿Qué es? Causas, síntomas, tratamiento y más

La Amigdalitis Crónica resulta ser una patología que es consecuencia de sufrir muchas veces amigdalitis. Y que tiene mucha información importante que decirnos. Así que continúa leyendo para que te enteres de información de sumo interés.

¿Qué es?

El caso de la Amigdalitis Crónica, esta es denominada como una patología. La cual tal como indica su nombre, se ha tornado crónica y además permanente. Es conocido que la amigdalitis, es lo que evoluciona como la inflamación, de lo que es el tejido linfoepitelial. El que se encuentra ubicado en los dos lados de la garganta, y que lleva por nombre el de amígdalas palatinas. (Ver Artículo de Enfermedades de la Tiroides)

Luego entonces estas amígdalas palatinas, son parte integrante de lo que se conoce, como el anillo linfático de Waldeyer. Siendo que el mismo se conforma como una barrera que es defensiva, contra lo que son las infecciones. Y se ubica de manera estratégica, en lo que se puede decir es la puerta de entrada, de todos aquellos microorganismos que se encargan de la transmisión de patologías, a través de las vías aéreas.

Infecciones recurrentes

Así es que la Amigdalitis Crónica se trata, de una condición en la que se manifiesta una inflamación, y dolor de manera constante. Debido a la presencia de infecciones virales, o también bacterianas que han sido recurrentes en las amígdalas.

Al momento en que se presenta la inflamación por Amigdalitis Crónica, se produce hinchazón, que va a llevar a la presencia de un significativo dolor. Además de forma persistente en lo que es la garganta, y también en la parte de la mandíbula.

Es el resultado

Lo que se conoce como Amigdalitis Crónica, es justamente como el resultado, de lo que son una cantidad de repetidas infecciones de las amígdalas. Siendo que las mismas terminan por dejar una cantidad de residuos de diversos gérmenes que se van acantonado. Y los que van a ocasionar un constante estado de infección.

Fases

De acuerdo a la edad se va a desarrollar una fase evolutiva, siendo que la misma hace la distinción de varios tipos que son:

amigdalitis crónica

Amígdalas hipertróficas

Que de la Amigdalitis Crónica, se trata de aquellas que producen un exagerado desarrollo, de lo que es el tejido. Y que en ciertos casos pudieran inclusive obstruir, lo que es la entrada de aire hacia la faringe.

Amígdalas Crípticas

Luego de que se produce la Amigdalitis Crónica. Suele esta infección dar origen, a lo que es la formación de una cantidad de acumulación de diversos puntos de pus. Que se alojan en profundidad. Y que cuando se abren pasan a formar, una especie de cráteres de pequeño tamaño, en toda la superficie de las amígdalas.

Es de allí donde surge el nombre de crípticas. Dado la cantidad de perforaciones, que aparecen en la superficie de las mismas. Luego entonces esos orificios pequeños, se encuentran comunicados entre ellos. Y son los que pudieran dar origen a la aparición, de una secreción que es de color amarillento, y lleva por nombre el de caseum.

Amígdalas Atróficas

Las Amígdalas para la edad adulta dejan de ser funcionales. Lo que es resultado de que la infección repetida por Amigdalitis Crónica, ha procedido a la destrucción del denominado tejido amigdalar. Esto va a dar lugar a lo que se llama amígdalas atróficas. Siendo que las mismas pasan a ser de un muy reducido tamaño.

Causas

Las amígdalas, son las encargadas de ayudar a eliminar los microorganismos, además de los virus y las bacterias, a las que los seres humanos nos encontramos expuestos constantemente. Pero existe una bacteria que lleva por nombre estreptococo, la cual se encarga de infectar a la garganta y por ende a las amígdalas. Siendo que de ser recurrente dicha infección se torna en Amigdalitis Crónica.

Cabe señalar que este tipo de infección bacteriana, requiere que se diagnostique y trate de manera correcta. Con la finalidad de evitar que surjan diversas complicaciones. Que en la actualidad se tornan un poco infrecuentes, pero que hay que prevenir. Siendo tales como la fiebre reumática y la glomerulonefritis. (Ver Artículo de amigdalitis en niños)

La presencia de la infección

En cuanto a la Amigdalitis Crónica. Esta infección es producida, cuando los microorganismos en su actividad proceden a superar, lo que es la capacidad de tipo defensiva de las amígdalas. Por lo general tiene su ocurrencia, al momento en que haya una invasión de tipo masiva, por parte de una cantidad de gérmenes. Y que no existan suficientes anticuerpos, para ejercer el combate contra los mismos.

Igualmente puede ser producida, al momento de que surja algún tipo de alteración, en lo que son los mecanismos de defensa. Tal como es el caso de que se inhale aire frío. Lo cual provoca que exista una alteración, debido a que se ocasiona la formación de moco, en cuanto a la actividad mucosa nasal.

Dando esto como resultado, que las fosas nasales no realicen, la filtración habitual de los gérmenes de manera normal. Esto hará una repercusión tanto en la faringe, como en las amígdalas. Siendo que van a terminar recibiendo el aire, con una cantidad mayor de gérmenes de lo que es habitualmente. Lo cual será causante de que se pueda presentar alguna infección.

La Naturaleza de Crónica

El que la enfermedad se torne como Amigdalitis Crónica, se relaciona muy a menudo como una consecuencia, de lo que es la forma de Amigdalitis Aguda. La cual es ocasionada por bacterias que son entre otras:

  • Estreptococos
  • Estafilococos
  • Enterococos

Luego entonces si es indicado un medicamento que sea incorrecto. O también en el caso de que el paciente, no siga las indicaciones del médico al tomar su medicamento. Lo más probable pasará a ser, que se proceda a desarrollar lo que será la Amigdalitis Crónica.

 Infecciones a plazo largo para que surja la Amigdalitis Crónica

El que se produzcan infecciones que sean a largo plazo de la cavidad oral. También colaboran con que se padezca de Amigdalitis Crónica. Tal como pudiera ser el caso de infecciones tales como:

Paradontitis. Que se caracteriza por la presencia de abscesos de tipo purulentos.

Gingivitis. Donde hay la presencia de sangrado y además con dolor en las encías. Y surgen úlceras.

Infección Micótica. La misma se caracteriza, porque surgen manchas de color blanco. Y además caseosos tanto en la lengua como en las mejillas. Y también en las encías.

Otras patologías infecciosas

Estomatitis. Donde se producen erosiones y úlceras, que son de tipo purulentas en lo que es la cáscara de la lengua. Además de en las encías y las mejillas.

Funciones respiratorias interrumpidas de la nariz. Se pueden presentar alteraciones respiratorias que surgen, debido a que aumente por ejemplo la amígdala nasofaríngea, conocida como adenoides. Además de la presencia de una rinitis de tipo permanente. También que se deforme el tabique nasal. O que aparezcan pólipos en el área.

Enfermedades que surjan en los senos paranasales. Dentro de las mismas se pueden incluir tales como, entre otras:

  • Sinusitis
  • Sinusitis purulenta

Caries Dentales

Cuando existe la infección dental que surge de la carie dental propiamente dicha. Se crea una microflora que resulta ser muy propicia, para que haga su aparición la Amigdalitis Crónica.

Luego entonces cada uno de estos procesos mencionados, van a ser un factor contribuyente a que se desarrolle la Amigdalitis Crónica.

Otras causas

El resultado de que se repitan infecciones de las amígdalas, va a repercutir en lo que se denomina como Amigdalitis Crónica. Esto se debe a que las repetidas infecciones de amígdalas,  proceden a ir dejando lo que son residuos, de diversos gérmenes que se van acantonando. Y los cuales permanentemente se mantienen en un estado de infección.

Luego entonces nos encontramos con la distinción de los tipos de acuerdo a la edad y a la fase evolutiva. Siendo que nos hallamos con que de presentarse una infección de tipo crónica. Surgirá lo que es un exagerado desarrollo del tejido, que se encarga de formar a las amígdalas. Es allí donde se hace presente, lo que es llamado como amígdalas hipertróficas. Sobre todo se presenta en los niños. Y en ocasiones se tiene que son capaces de provocar la obstrucción de la entrada de la faringe.

De manera posterior la Amigdalitis Crónica va a producir que se formen una cantidad de cúmulos de tamaño pequeño de pus. Que serán profundos. Y que al momento que se abren hacen la formación de cráteres pequeños en el área superficial de las amígdalas.

Finalmente

Uno de los desagradables signos de las Amigdalitis Crónica, y de las que no lo son, se trata del mal sabor que se produce en la boca. Además de las alteraciones que se presentan en cuanto al gusto. Y que además se trata de un foco infeccioso. Siendo que también causa:

  • Inapetencia
  • Somnolencia
  • Accesos a la fiebre de tipo ocasional durante el periodo de toda la vida

Así es que al momento de que las amígdalas procedan a padecer de múltiples infecciones. Y que además surjan aberturas pequeñas que llevan por nombre el de criptas. Se va a originar la formación de bacterias en esas áreas. Luego entonces esas bacterias que se encuentran allí acumuladas, van a dar paso a lo que se conoce como el mal aliento. Y además se encuentran abonando el terreno, para que se presenten infecciones frecuentemente. Lo que dará paso a que surja la Amigdalitis Crónica.

Síntomas

En principio siempre, se hace indispensable la consulta con el médico, en relación a asegurarse de si el padecimiento que se presenta, es el de Amigdalitis Crónica. Habitualmente se manifiesta un cuadro clínico de la Amigdalitis Crónica donde se van a presentar entre otros síntomas:

  • Fiebre elevada
  • Dolor intenso de garganta
  • Dificultad para tragar
  • Irradiación del dolor hacia los oídos
  • Dificultad para abrir la boca
  • Dolor de cabeza en algunos casos
  • Sensación de grave enfermedad por parte del paciente

Sin duda alguna que los síntomas que van asociados a una Amigdalitis Crónica. Resultan ser muy a menudo demasiado incómodos. Siendo muy probable que se experimente dificultad para tragar. Y con frecuencia los dolores conocidos además de la inflamación de las amígdalas. (Ver Artículo de amigdalitis de criptas)

Otros síntomas

Dentro de los síntomas que son consultados por la presencia de la Amigdalitis Crónica se encuentran:

  • Ronquidos
  • Repetición de infecciones
  • Halitosis lo cual es mal aliento
  • Presencia de cálculos pequeños en parte de las amígdalas
  • Dolor en la parte baja de la mandíbula la cual se torna muy sensible al momento de la palpación
  • Dolor en la parte baja de los oídos

Mal sabor en la boca

Uno de los síntomas característicos de la Amigdalitis Crónica, se trata de la presencia de mal olor y sabor en la boca. Y además se altera el sentido del gusto. Esto puede convertirse en un foco de infección, dado que se proceden a diseminar los microorganismos hacia el resto del cuerpo. De igual manera se ocasionan diversos trastornos, tales como pueden ser entre otros:

  • Inapetencia
  • Sensación de cansancio
  • Somnolencia
  • Fiebres de tipo ocasional

El Mecanismo de la infección

Aún cuando este tipo de infecciones es factible, que se presente en cualquier etapa de la vida. Normalmente no hace su aparición antes de los 3 años y luego de los 50 años de edad. Dentro de los síntomas que se manifiestan de manera brusca y habitual se tienen:

  • Fiebre que suele ser muy elevada
  • Malestar general
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Ganglios inflamados en el cuello

Los síntomas sueles tener una duración de entre 2 ó 3 días. En algunos casos se tardan algunos días más. Siendo necesario acudir al especialista, a fin de que indique el tratamiento más adecuado de acuerdo al caso.

Tratamiento

En cuanto al tratamiento a seguir, a fin de mitigar lo que son los síntomas de la Amigdalitis Crónica. Además de que destruya los gérmenes causantes de la misma. La indicación médica ha de ser la más apropiada. En líneas generales los mismos suelen ser medicamentos que se utilizan, a fin de hacer la atenuación de la fiebre.

Igualmente aquellos que se usan en la práctica de gargarismos. Siendo propio que sea su preparación, basada en analgésicos y antisépticos. De igual manera ocasionalmente, se suele hacer aplicaciones de compresas las cuales sean humedecidas con agua caliente. O algún preparado natural, en la zona en cuestión. Se recomienda que no se suministre aspirina a personas con menos de 20 años. A fin de evitar riesgos con el Síndrome de Reye o Hígado Graso.

Alimentación y Líquidos

Dado a que se produce un dolor fuerte de garganta, se hace necesario la ingesta de una dieta de alimentos que sean de una consistencia de tipo blanda. Además de tomar abundante líquido. Indispensable también, que sea evitado el consumo tanto de alcohol como de tabaco. En ambos casos se trata de sustancias que son muy irritantes.

Finalmente

Cuando se haya determinado, que la Amigdalitis Crónica proviene de alguna bacteria, será necesaria la indicación de antibióticos. Los cuales deben tomarse por todo el plazo que el médico haya indicado. A fin de evitar que la bacteria, pueda crear resistencia por no completar el tratamiento en cuestión. En cuanto a la bacteria que produce la amigdalitis, la misma se trata del Streptococcus pyogenes.

Se recomienda además que se ingiera vitamina C masticable. Igualmente que un antiséptico que sea de tipo bucofaríngeo. El cual ayudará a reducir lo que se relaciona, con la inflamación de las amígdalas. De igual forma, el mantenimiento de una óptima higiene bucal y dental. A fin de eliminar al máximo las bacterias, y los microbios que proceden a alojarse en la boca.

Tratamiento natural

En relación a los remedios caseros y naturales, que se tienen a fin de curar la Amigdalitis Crónica. Nos encontramos con una variedad de recetas de tipo natural, las cuales ayudan en el tratamiento de los cuadros que se presentan, cuando existen las amígdalas inflamadas.

Y que es de hacer notar que van a funcionar como un complemento, a los medicamentos que haya sido indicado por el médico tratante. O bien pueden comenzar a tomarse cuando empiezan a surgir los primeros síntomas y malestares.

Dentro de la variedad que tenemos están:

Jugo de Limón y Miel

Se recomienda hacer gárgaras, con una preparación del jugo de un limón y 1 cucharada de miel. Este procedimiento es recomendable hacerlo unas 5 veces por día. Siendo necesario el lavar muy bien los dientes, luego de realizado a fin de eliminar el efecto sobre los dientes, que tiene el limón como corrosivo. (Ver Artículo de cancer de amigdalas)

Compresas de Salvia

amigdalitis crónicaColocar la salvia en agua hirviendo y dejar por unos minutos. Luego realizar una especie de emplasto, que se encuentre los más caliente posible. Y aplicarlo sobre el cuello en la zona afectada. Posteriormente envolver con un paño el cuello. A fin de que sea mantenido por más tiempo el calor. Al momento de enfriarse, hacer la sustitución por otro caliente de nuevo. Mientras se aplican los emplastes, es recomendable además, realizar gárgaras con la infusión tibia de la salvia.

Miel y Vinagre de Manzana

Realizar una mezcla en una taza, que contenga agua tibia con 1 cucharada de miel y agregar también 1 cucharada de vinagre de manzana. Proceder a tomarse dicha mezcla de sorbos, de forma lenta pero sin dejar que se vaya a enfriar.

Salvia y Pimienta de Cayena

Hervir medio litro de agua, donde se van a agregar 30 grs. de salvia y además unos 25 grs. de cayena. Esta preparación se deja que repose. Y posteriormente se procede a realizarse gárgaras, en el transcurso del día en varias ocasiones.

Zanahorias y Fresas

Realizar la preparación del jugo, colocando ½ taza de agua en la licuadora o saca jugo. Agregarle 3 zanahorias y 6 fresas. Luego proceder a licuar todo esto hasta que se mezcle y produzca el jugo. Proceder a tomar dicho jugo. Si es posible varias veces al día.

Limón y Bicarbonato

Realizar la mezcla con el jugo de un limón, al cual se le agrega 1 cucharada de bicarbonato de sodio. Y con este preparado proceder a efectuar gárgaras al menos unas 3 ó 4 veces al día. Es un excelente limpiador de las tan molestas placas que se alojan en las amígdalas.

Como recomendación final entre tantos otros remedios naturales. Es recomendable comer un par de dientes de ajo. O también algunas rodajas de cebollas crudos en cualquiera de los casos. Esto todos los días, siendo que en ambos casos son excelentes combatientes contra infecciones. Y un sinfín de propiedades para la salud.

Siempre será recomendable el que se sepa a qué productos naturales se es alérgico. Por lo que se sugiere como siempre, el que sea el médico tratante quien investigue al respecto sobre su paciente.

Operación

Cabe señalar que cuando las amigdalitis pasan a ser Amigdalitis Crónica. No se obtienen resultados positivos para curarla con tratamientos convencionales. Siendo necesario el que sea realizado como solución, el proceso de extirpación quirúrgica de las amígdalas. Y que lleva por nombre el de amigdalectomía.

Es sabido que antes se realizaba frecuentemente, la práctica quirúrgica de la extirpación de las amígdalas. Lo cual en la actualidad no es así. De manera especial en los pequeños niños que se encuentran en edad de menos de 5 años.

Momento de practicar la amigdalectomía

Debido a que las amígdalas se conforman como unas estructuras, las cuales son un importante órgano que se encarga de la defensa, de tipo inmunitaria, de lo que es el organismo. Sobre todo en lo que son los primeros años de la vida. Luego entonces se hará necesario realmente someter al procedimiento quirúrgico en los casos siguientes:

Al momento en que se haya establecido la Amigdalitis Crónica y la misma esté ocasionando crisis de apnea nocturna. Debido a la dificultad para respirar que produce la inflamación de las amígdalas.

Cuando se hacen presente durante un año, de 3 a 5 episodios de amigdalitis agudas, por varios años consecutivos.

El procedimiento

Cuando un paciente es diagnosticado, para realizar la intervención quirúrgica de las amígdalas. Luego de determinar la Amigdalitis Crónica.  Se procede a realizar la extirpación, de manera completa de las amígdalas. Este procedimiento requiere de anestesia general. Siendo que hay que asegurarse de que el paciente, se encuentre completamente dormido. Y que no sienta ningún tipo de dolor.

amigdalitis crónica

Posteriormente se procede a realizar una incisión, a fin de hacer el corte de cada una de las amígdalas. Y se hace la extracción completa de las mismas. Este tipo de heridas que queda de este procedimiento, va a sanar sin que se practique ningún tipo de suturas. Siendo que se utiliza la cauterización, a fin de que se produzca una cicatrización de forma más natural.

La amigdalectomía parcial o subcapsular.

En los casos donde las amígdalas resultan ser muy grandes. No porque exista Amigdalitis Crónica. Sino debido a que son de mayor tamaño de lo normal. Se práctica lo que es denominado como amigdalectomía parcial. También llamada como subcapsular.

Siendo este un procedimiento, que se realiza con ultrasonido. Es practicado, debido a que el paciente presenta apnea del sueño. Por lo que no pasa suficiente aire a la hora de dormir. También se hace en los casos donde se requiere eliminar los tonsiolitos, que se han formado con pus en las amígdalas. Y que produce lo que es conocido como halitosis o mal aliento.

La recuperación suele presentarse en dos o tres semanas. Llevando el debido reposo y cumpliendo a cabalidad con las indicaciones que sean dadas por el médico tratante.

amigdalitis crónica

Consecuencias

Cuando surge la aparición de Amigdalitis Crónica. Y que los tratamientos no lograr paliar los síntomas. Entonces suelen surgir una serie de consecuencias y también de complicaciones. Entre las cuales se destacan:

Absceso Periamigdalino

En este caso se presenta una inflamación de tipo aguda en el tejido. Siendo como causa de dicha complicación, que se haya propagado la infección proveniente de las amígdalas. Así es que, al momento en que el absceso periamigdalino hace su presencia, procede a producirse un aumento en lo que es el dolor de la garganta y la lengua. Además de que se forma pus. Y aparece una fiebre superior a los 40º C. De igual manera se inflaman los ganglios linfáticos. Y se produce dolor de cabeza.

Enfermedad del Colágeno

De manera seguida lo que se refiere a la Amigdalitis Crónica, se trata del desempeño que hace para convertirse en un trampolín, a fin de que surjan enfermedades. Denominadas de tipo sistemas, en cuanto al tejido conectivo y también a los vasos sanguíneos. Luego se tiene que, como complicaciones o consecuencias de la Amigdalitis Crónica, se puedan presentar enfermedades tales como, entre otras:

  • Reumatismo cardíacoamigdalitis en niños
  • Reumatismo en articulaciones
  • Artritis
  • Lupus
  • Esclerodermia
  • Enfermedades de la piel
  • Enfermedades de los ojos
  • Complicaciones en los pulmones. Tal como puede ser neumonía aguda crónica.
  • Complicaciones en el hígado. Promueve que se vuelvan crónica algunas hepatitis.
  • Sistema nervioso. Migrañas, vértigos. Entumecimiento de manos. Entre otras patologías relacionadas.

Faringoamigdalitis crónica.  En adultos, Niños y Bebés

La denominada Faringoamigdalitis se trata, de una inflamación que se produce en la zona de la orofaringe. Y también en las amígdalas, y que está caracterizada porque hay presencia de un dolor, tanto en la garganta como en las amígdalas.

Se considera como uno de los diagnósticos que se presenta con más frecuencia. En lo que a consulta de pediatría se refiere, en los casos de bebés y niños, en los centros asistenciales. Además se trata de una enfermedad de tipo infecciosa. Siendo que se establece que pueda adquirirse por contagio. Lo cual puede ocurrir mediante el aire. Siendo esto cuando se entra en contacto con personas al momento de toser, o también al estornudar. También puede ocurrir por el contacto directo.

Procedencia de Faringoamigdalitis

Se determina que la Faringoamigdalitis o también la faringitis. Se trata de una inflamación, en lo que son la faringe y las amígdalas. Dentro de los síntomas adicionales se encuentran, entre otros:

  • Enrojecimiento de la faringe y las amígdalas
  • Edema
  • Exudado
  • Úlceras o vesículas

En relación a la Amigdalitis Crónica. Lo que se refiere a los tipos de faringoamigdalitis, tienen una procedencia en un 70% a 80% a partir de virus. Mientras que lo que resta suele ser producido mediante bacterias. Siendo una de las principales productoras de este tipo de infecciones, la conocida como Estreptococo pyogenes. Y que en los Niños es la causante de un 30% de las faringitis.

Edades de los posibles afectados

El tipo de faringitis denominada como vírica. Es capaz de ocurrir a cualquier edad. Siendo los flancos más comunes, los bebés que se encuentran en edad menor a los 3 años.

En cuanto a las que se denominan como bacterianas. Las mismas suelen hacer su aparición de forma más habitual, en los niños hasta la adolescencia, que se encuentran en edades desde los 3 hasta los 15 años de edad aproximadamente. Igualmente puede suceder en edades que van de los 15 a los 50 años. Es decir, hasta en personas adultas.

Resulta muy extraño que niños que tengan edades inferiores a los 2 años puedan sufrir de faringitis de tipo bacteriana. Sin embargo, se debe tener en cuenta en aquellos bebés que vayan a la guardería o los que tienen hermanos que son mayores.

Enfermedad Infecciosa

Lo que se conoce como faringoamigdalitis, se trata de una enfermedad que es de tipo infecciosa. Siendo que la misma por lo tanto, se adquiere a través del contagio. Lo cual puede ocurrir mediante el aire, bien sea al toser o también estornudar. O también por lo que es el contacto directo.

Cabe señalar que es necesario, que se descarten aquellos mitos que indican, que es producida cuando no se abriga bien. O quizás por tomar líquidos muy fríos, inclusive por comer helados. Al igual que por andar descalzo o por corrientes de aire.

Síntomas

En la parte que corresponde a la Amigdalitis, que es procedente de algún virus. Se tienen como síntomas un inicio gradual de:

  • Fiebre moderada
  • Síntomas catarrales con intensidad variable
  • Y no se afecta más nada del estado general

Luego en lo que se refiere a la faringe se van a encontrar los signos tales como:

  • Hiperemia variable que es el enrojecimiento de la faringe
  • Inflamación en ocasiones
  • Vesículas
  • Úlceras
  • Nódulos blanquesinos

Origen bacteriano

En relación a lo que son los signos que puedan sugerir, que el origen de la faringoamigdalitis es bacteriano. Se tienen entre otros:

  • El Inicio de forma brusca de la enfermedad
  • Fiebre alta que pasa de los 39º C
  • Dolor intenso en la zona de la faringe
  • Dolor e inflamación en los ganglios del cuello
  • Pus en lo que son las amígdalas
  • Masas rojas en el paladar blanco y la úvula
  • Cefaleas
  • Dolor abdominal
  • Exantemas en la piel en ocasiones

Cabe señalar que debido a que estas infecciones, que pueden ser virales o bacterianas, resultan ser muy contagiosas. Se hace necesario el que se tomen las mayores previsiones, y normas de buena higiene para evitar el contagio. Dentro de las recomendaciones están

  • Lavarse las manos frecuentemente
  • No compartir alimentos
  • No compartir utensilios como vasos, platos o cubiertos
  • Evitar el contacto cercano con las personas que estén infectadas

Tipos de Faringoamigdalitis

Se pueden determinar diferentes tipos de faringoamigdalitis. Dentro de las cuales se tienen:

Faringoamigdalitis por EBHGA

Comienza de forma repentina. Con dolor fuerte de garganta. Alta temperatura. Presencia de exudado y el aumento de tamaño de las amígdalas. Además de presentar dolor al momento de la palpación en el cuello. Resulta que se encuentran ausentes la tos y el moqueo.

Luego entonces en los Niños, se puede presentar con la apariencia de una escarlatina. La cual viene acompañada con una erupción. Que es de tipo cutánea y puntiforme. Siendo que deja la textura de la piel, similar a un papel de lija. Tiene su principio en el área del tórax, y procede a ir descendiendo hacia el área del abdomen. Y posteriormente se dirige a las extremidades.

La Faringoamigdalitis por el Virus de la Gripe

Además de dolor de garganta, se hace presente la fiebre, y dolores de tipo muscular.

Faringoamigdalitis que se asocia a Mononucleosis infecciosa

En este caso se presenta la afectación, en las edades de la adolescencia y en los adultos. Siendo que la faringitis va a prolongarse con una duración de una semana o más. Con signos tales como alta temperatura. Los ganglios del cuello. Además de los que se encuentran en la parte anterior y posterior con un gran tamaño. Y también resultan ser muy dolorosos al momento de la palpación.

Igualmente se pueden acompañar estos síntomas, con el aumento del tamaño del bazo. Además una permanente fatiga. Luego surge la pérdida de peso y también la hepatitis. Esto es debido a una infección ocasionada por el virus de Epstein-Barr. Aún cuando ocasionalmente también es responsable el citomegalovirus.

La Faringoamigdalitis como forma de presentación del VIH

En el caso de pacientes que presentan inmunodepresión. Lo que se refiere al síndrome de tipo aguda puede manifestarse como lo que es una Mononucleosis de tipo infeccionsa. Siendo que se presentan síntomas como:

  • Fiebre
  • Pérdida de peso
  • Ganglios inflamados
  • Aumento del tamaño del bazo

Otras Faringoamigdalitis

  • Por gonococo
  • Por mycoplasma pneumoniae. En jóvenes clínica de bronquitis aguda.
  • Chlamydia pneumoniae. En jóvenes y adultos clínica de bronquitis aguda
  • Faringoamigdalitis por Difteria

Tratamiento

En cuanto al tratamiento que se relaciona con la faringoamigdalitis, provocada por bacterias, siempre el mismo estará basado en antibióticos. Y las indicaciones correspondientes deben ser emitidas por el médico especialista. Quien sabrá cual sugerir de acuerdo al tipo de bacteria que se trate. Cabe destacar que estos tratamientos se indican por un periodo de 10 días. Lo cual debe cumplirse al pie de la letra.

Aún cuando no se sientan síntomas correspondientes a la patologías en cuestión. Esto se debe a que de no cumplirse así. Se puede volver a enfermar, debido a la resistencia que produjo la bacteria, al no haber sido eliminada por completo durante los 10 días requeridos.

¿La amigdalitis crónica es contagiosa?

Se conoce a la amigdalitis como un cuadro de tipo infeccioso, en el mismo se produce la inflamación de las amígdalas lo cual ocasiona dolor. Inclusive  al momento de comer. Dentro de los síntomas más comunes están la fiebre y el malestar en general. En cuanto a los contagios en su mayor parte se conocen como producidos por los estreptococos y haemophilus que son las más frecuentes patógenos.

Como manera más habitual en la que puede ser contagiada, se tiene al contacto directo con lo que suelen ser las secreciones, provenientes de los pacientes que están enfermos. Lo cual pudiera ocurrir mediante el aire, bien sea por los estornudos o también por la tos. En cuanto a las placas que se producen en las amígdalas, las mismas se refieren como un signo, de lo que son las infecciones provenientes de origen bacteriano. Siendo que el que se presenta con más frecuencia es el estreptococo.

Contagio de la Amigdalitis Crónica de origen Vírico

En cuanto a la Amigdalitis Crónica procedente de origen vírico, al igual que la faringitis. Las mismas están compartiendo prácticamente lo que son los agentes etiológicos. Tales como son rinovirus y adenovirus. Luego entonces la diferencia principal es en cuanto a la manera de contagiarse y también al agente que es desencadenante. Lo que quiere decir que si trata de un contagio de tipo vírico y de tipo bacteriano.

De origen Bacteriano

En cuanto a que sea de origen bacteriano, se recomienda siempre un antibiótico que sea de amplio espectro. Con un tratamiento de 10 días el cual debe cumplirse a cabalidad. El contagio se produce de igual forma mediante el aire. Al momento de toser o estornudar. Además del contacto con los utensilios que son usados por el paciente para su alimentación.

Recomendaciones

Sin duda que la prevención resulta ser el mejor de los tratamientos. Así es que se insiste en que lo más importante, para evitar el contagio deberá ser, el que se evite el contacto de forma directa con los pacientes que padecen de la Amigdalitis Crónica o la faringitis. De manera primordial si se encuentran en las primeras fases de lo que es la enfermedad.

Caseosa

Lo que se conoce como amigdalitis caseosa, generalmente es derivado de la Amigdalitis Crónica. La misma es debido a una acumulación de lo que se conoce como caseum, y que está ubicado en las amígdalas. Esto es una sustancia de color blanquesino, en ocasiones amarillento. Que se compone de tejido de la garganta y que es el agente que ocasiona el mal aliento.

Así es que se trata de unas masas de pequeño tamaño. Siendo que el nombre es un derivado del latín “caseus”. Lo cual tiene como significado el de queso. Siendo que se forman en los agujeros que se encuentran ubicados en las amígdalas y que son causantes de malestar. Además de irritación de la garganta. Cuando se presenta la tos o el estornudo suelen ser expelidos. Al igual que al momento de hablar.

La composición es de células de tipo escamosas provenientes de la boca. Además de la saliva y de algunos restos de comida. Los cuales se van acumulando en la parte posterior de la lengua. Y son lo que se llama las proteínas, que van a servir de alimento a dichos microorganismos. Luego al momento de que sean digeridas dichas proteínas. Las bacterias proceden a liberar la sustancia que provocan el mal aliento.

Explicación

Se puede hacer una simple explicación. Siendo que está área procede a recibir un flujo menor de saliva, y que además está llena de muchas criptas. Lo que son agujeros pequeños en las amígdalas. Los cuales sirven de escondite para las bacterias. Es el lugar que se torna privilegiado para que sean digeridas las proteínas de tipo celular.

Y que se van a originar en la boca. De igual manera ocurre con las que se contienen en la mucosidad, que procede a gotear de forma imperceptible a partir de los senos nasales, y va hacia la faringe. Siendo esto lo que es la secreción nasal. Luego ese persistente goteo que está presente en una gran parte de lo que es la población. Va a ser lo que resulte como alergias.

Tema del aliento

Este tema ha sido causante de mucho estudio. Siendo que ha llevado a que los investigadores procedan a desarrollar diversos protocolos. Los cuales no son quirúrgicos que se practican con tratamientos que son conservadores y además muy eficaces.

Esto llevo a estudios que concluyeron que realizando pruebas diagnósticas que sean precisas. Lo que se refiere al tratamiento de las causas de la formación, procede a ser la mejor solución.

Así es que lo que se busca, es que sean evitados lo que son los riesgos y los inconvenientes, que se asocian a lo que son las cirugías. Finalmente a fin de que sea evitado el surgimiento de la caseosa. Es que se sugieren como prevención, algunos métodos que sean de fácil seguimiento. Tales como son el beber al menos dos litros de agua diarios. El mantenimiento de una dieta sana a base de frutas, verduras. Y también hortalizas de hoja. Y para terminar una sana y correcta higiene bucal.

Hipertrófica

Lo que se refiere a la hipertrofia de las amígdalas está relacionado con lo que es un agrandamiento de forma anormal del tejido procedente de las amígdalas.

En el caso de que sea de gravedad esta enfermedad, es capaz de hacer que se dificulte el tragar e inclusive el respirar. Cuando el agrandamiento de las amígdalas resulta ser muy grande. El médico tratante podrá hacer la recomendación, de un procedimiento de tipo quirúrgico que sea correctivo.

El cual lleva por nombre el de amigdalectomía. A fin de que sea eliminado el exceso de tejido, que obstruye el normal funcionamiento del organismo.

Se tienen casos en los que el agrandamiento de las amígdalas, se produce de manera natural en dichas personas. Sin que se produzca inflamación ocasional. Mientras que en los otros casos, lo que ocasiona que se padezca de amígdalas hipertróficas, está referido a lo que son las infecciones de amígdalas. O también a los tejidos que se encuentran circundantes. Siendo que las infecciones en cuestión están clasificadas en lo que son 3 categorías:

  • Amigdalitis aguda
  • La Amigdalitis Crónica
  • Absceso periamigdalino

Finalmente

Por lo común lo que son las infecciones, que hacen su contribución con que aparezcan esta condición, son las bacterias de nombre estreptococo o también el virus conocido como Eppstein-bar. De igual forma en el caso de que se presente el absceso periamigdalino. Lo que son las formas de infección de tipo bacteriana, en la zona de atrás de la garganta, procede a acumular el pus justo detrás, de lo que son las amígdalas tejidos. Lo que empuja hacia la parte de adelante a las amígdalas propiamente dichas.

Amigdalitis crónica y VIH

En la mayor parte de los afectados. Lo que se refiere a la infección primaria del VIH, presenta algunos síntomas. Sin embargo en la mayoría de los casos, procede a pasar desapercibida con facilidad. Debido a que los síntomas están superpuestos con los que ocasionan otras infecciones que se presentan comúnmente

Como el más común de los síntomas se encuentra la fiebre. La cual se manifiesta entre el 80-90% de los afectados. Generalmente hace su aparición 2 a 4 semanas luego que se produce la infección. Y es asociada de manera común, con lo que es un dolor de garganta, y además con linfadenopatías de tipo cervicales.

Es por ello que, esto puede ocasionar que se lleva a un erróneo diagnóstico. Que puede ser tanto de Mononucleosis como de amigdalitis. Luego se tiene que en más del 40% de los pacientes afectados, se hace presenta una erupción de tipo maculopapular de tipo inespecífica. Siendo que se dificulta su detección en las personas que tienen una pigmentación cutánea que sea oscura.

Otros síntomas

De igual forma se presenta dolor de cabeza, en lo que son más del 50% de los pacientes. Y que se atribuye a lo que es la invasión, que se produce al sistema nervioso central, por el denominado virus. Luego uno de los eventos primeros en lo que es el curso natural de la infección del VIH. Es necesario que la infección provocada por el VIH, sea incluida en lo que es el diagnóstico de tipo diferencial, de los pacientes que presentan meningitis aséptica.

De manera puntual se puede decir, que la amigdalitis no es bajo ningún concepto un síntoma, que se pueda considerar como típico de lo que es el VIH. De igual forma se debe saber, que el estreptococo se trata de un germen, el cual tiene su residencia en la garganta. Entonces el hecho de que se presente un cultivo positivo. No indica que exista un tipo de infección ni aguda ni crónica.

De igual forma el que se presente inflamación en los ganglios puede deberse a diferentes causas. El por ello que se hace indispensable que se acuda al médico especialista a fin de que bajo los estudios correspondientes pueda llegar a su diagnóstico. Y de esa manera indique el tratamiento adecuado a cada necesidad de los pacientes.

Finalmente

No se puede considerar a la amigdalitis Crónica, como un dato que haga la sugerencia de que está presente la infección por VIH. Sin embargo, el que se presente la inflamación de los ganglios, de manera específica en el cuello, si pudiera ser asociado con esta patología. Al igual que con otras infecciones también. Las cuales son de transmisión sexual.

Es por ello que a fin de que sea confirmado cualquier diagnóstico, motivado a la presencia de Amigdalitis Crónica. Es necesario que se acuda al médico especialista, para que indique los exámenes a que haya lugar. Y así pueda hacer el diagnóstico más certero. Y además hacer las indicaciones necesarias en base a los resultados encontrados, en cada caso en particular.

Amigdalitis crónica ganglios inflamados

En cuanto a la Amigdalitis Crónica, la misma produce una molestia que persiste en la garganta. Y que además incluye pérdida de apetito y también cansancio. Igualmente pueden presentar, los ganglios inflamados de manera permanente. Inclusive producir lo que es una infección en otros órganos corporales.

De igual manera si las amígdalas presentan, un tamaño más grande de lo normal, se comienza a presentar lo que puede ser un problema de tipo obstructivo. Además del respiratorio y el del sueño. De igual forma pueden presentarse alteraciones en lo que es el paladar. Y también en la colocación de los dientes.

En la amigdalitis caseosa se suelen presentar, episodios correspondientes a dolor, y también cuando las amígdalas presentan un tamaño grande. Al igual que diversos  eventos tanto en el paladar, como el de la colocación de dientes. Así es que amigdalitis denominada como caseosa se puede presentar episodios, que produzcan dolor y además la conocida halitosis.

Bacteriana

Solo el 30% de las infecciones de gargante, son de amigdalitis bacterianas. Siendo su excepción los niños que tienen menos de 3 años de edad. Dentro de los síntomas más comunes en ella se tienen:

  • Fiebre elevada
  • Dolor de garganta intenso
  • Placas de pus sobre las amígdalas
  • Mal aliento

Es justamente en estas condiciones, cuando serán indicados los antibióticos. Dentro de los más utilizados se tiene a la penicilina, en su presentación de amoxicilina. La cual será de tipo oral 1 toma cada 12 horas por un periodo de 10 días.

Se debe hacer hincapié de que es de suma importancia el cumplimiento del tiempo establecido por el médico especialista. Debido a que de no completarse el tiempo indicado. Se corre el riesgo de que se genere resistencia por parte de las bacterias. Y que luego de unos días surja una recaída nuevamente. Además de que se pueden presentar diversas complicaciones adicionales.

Complicaciones

Se pueden presentar complicaciones de tipo supurativas. Siendo que se pudiera presentar otitis media y también:

  • Sinusitis
  • Sinusitis aguda
  • Absceso retrofaríngeo
  • Síndrome de shock tóxico

Igualmente pueden surgir complicaciones de tipo no supurativas. Dentro de las que pudieran surgir:

  • Fiebre reumática
  • Glomerulonefritis que es una enfermedad del riñón
  • Artritis reactiva

No se trata de indicar de forma inmediata el antibiótico. Siendo que solo el 30% de los casos resultan bacterianas. Se debe asegurar que sea de ese tipo. Antes de indicar el tratamiento.

Siendo el caso que pudiera tratarse de una amigdalitis de tipo vírica. La recuperación es más rápida. Y es unos 3 días ya han mejorado los síntomas.

Patología

Como hemos visto la Amigdalitis, se trata de una inflamación de lo que son las amígdalas. Siendo que las mismas son dos masas que están conformadas por tejido. Y que tienen una forma ovalada. Se encuentran situados en ambos lados, de lo que es la parte de atrás de la garganta. Dentro de los síntomas de la amigdalitis se tienen entre otros:

  • Hinchazón en las amígdalas
  • Dolor de garganta
  • Dificultad para tragar
  • Sensibilidad en los ganglios linfáticos ubicados en el cuello

Causas

En la mayor parte de los casos, la infección de la Amigdalitis Crónica es proveniente de un virus. Sin embargo también existen las infecciones de amigdalitis de tipo bacterianas.

Siempre el tratamiento más adecuado deberá depender de la causa que produce la infección. Por lo que es necesaria la obtención del diagnóstico de manera rápida y precisa. Luego entonces en caso que exista la presencia de Amigdalitis Crónica, surge la necesidad de operar se procederá a efectuar una amigdalectomía. Siendo el mismo un procedimiento frecuente con el que se trata la amigdalitis. Se trata de un procedimiento que dura poco y resulta eficiente para lo que está indicado.

Afectados

En líneas generales los que resultan más afectados son los niños. Los cuales encuentran en su edad preescolar hasta llegar a os que se encuentran la adolescencia.

Síntomas

Dentro de algunos de los síntomas de la Amigdalitis Crónica, se encuentran:

  • Inflamación y enrojecimiento de las amígdalas
  • Parches sobre las amígdalas de pus de color blanco o amarillento
  • Dolor en la garganta
  • Dificultad para tragar
  • Fiebre
  • Ganglios linfáticos inflamados en la zona del cuello
  • Enronquecimiento de la voz
  • Mal aliento
  • Dolor estomacal en los niños pequeños
  • Dolor de cabeza

Luego en los niños que no pueden describir el malestar que presentan. Tiene síntomas tales como:

  • Babeo debido a que se les dificultad tragar
  • Inapetencia
  • Agitación que resulta inusual.

(Visited 1.014 times, 1 visits today)

Deja un comentario