Amigdalitis en Niños: ¿Qué es? Causas, síntomas, tratamiento y más

Una de las patologías que se presenta con más frecuencia, en las consultas pediátricas es la de la Amigdalitis en Niños. Son muchas las recomendaciones y la información que te interesa saber. Y que verás a continuación. Continúa leyendo.

amigdalitis en niños

¿Qué es?

En principio, digamos que las amígdalas son unas agregaciones, que se ubican en la parte de abajo del revestimiento llamado epitelial, de lo que son nódulos linfáticos, que se encuentran en la cavidad bucal y faríngea. Dentro de las funciones principales que tienen, se encargan del combate de las infecciones en el organismo. (Ver artículo de Enfermedades Articulares)

Inclusive ha sido demostrado que hasta la edad de 6 años, procuran su contribución en cuanto a la producción de anticuerpos. Que se encargan de las agresiones provenientes tanto de virus, como de bacterias y también de cualquier otro microorganismo. (Ver artículo Diferentes Tipos de Huesos)

Sin embargo, las amígdalas se tornan muy sensibles y vulnerables, ante lo que son agentes externos. Motivo por el cual usualmente al presentarse alguna infección, bien sea viral o también bacteriana, que se manifieste de manera fuerte, la misma se trate de una amigdalitis.

La cual suele manifestarse por lo general más en niños que en personas adultas. No quieriéndo decir esto, que a los adultos no se les presente este tipo de patología. Es más, de acuerdo a estudios recientes se ha encontrado un aumento en el padecimiento de esta patología en las personas adultas. (Ver artículo de Riñones en Herradura)

Amigdalitis en Niños

Así es que la Amigdalitis en Niños, se trata de una inflamación de las amígdalas. Siendo un trastorno que se manifiesta comúnmente en los niños. Y más aún en los pequeños con edad menor a 3 años. Tanto que se convierte en uno de los motivos principales de consulta en las consultas de pediatría.

Generalmente este tipo de alteración, suele aparecer debido a la acción ocasionada por algún virus o bacteria. Que se encargan de irritar y también de inflamar a las amígdalas. Sin embargo, también se puede deber a algún tipo de condición crónica.

Tal como es la sinusitis o también por alguna rinitis alérgica. Siendo estas alteraciones causantes, de que se acentúen los síntomas de las Amigdalitis en Niños.

Causas

Como más frecuente causa de lo que son las Amigdalitis en Niños, se tienen a las infecciones de tipo víricas. Al igual que las bacterianas, siendo su principal agente causal el Estreptococo. Aunque se presentan en menor proporción que las provenientes por virus.

Resulta de difícil detección el hacer la distinción, de lo que son las amigdalitis provenientes de virus, de las que son por bacterias, solamente mediante los síntomas y los signos clínicos no puede determinarse.

Así es que para hacer la confirmación, del microorganismo que la causa, se hace necesario la realización de un análisis sanguíneo. Y tomar en cuenta los datos clínicos que dan una orientación, en cuanto a la etiología posible que presenta la infección. (Ver artículo de Dolor en los Riñones)

Por virus

Se hace indispensable en las Amigdalitis para Niños, que se distinga entre lo que es una amigdalitis bacteriana y una vírica. Debido a que en el primer caso, se debe tratar con antibióticos. Mientras que las víricas no tienen requerimiento de un específico tratamiento. (Ver artículo de Riñones Polioquísticos)

Es importante tener en cuenta que la amigdalitis bacteriana proveniente del estreptococo, que no sea tratada con la administración de antibióticos, o que no se cumpla completamente dicho tratamiento, es capaz de diseminarse hacia otros lugares en el cuerpo. Y de esa manera ocasionar serios problemas, tales como puede ser una otitis o también una sinusitis.

Así es que una infección proveniente de la bacteria estreptococo que no sea tratada puede repercutir en el desarrollo de diversas enfermedades en  el cuerpo tal como es la fiebre reumática que se trata de una enfermedad que atrofia las articulaciones y también al corazón.

amigdalitis en niños

Particular virus

Se tiene un tipo de virus particular que se denomina como Coxsackie y el cual se puede observar cuando arriba en algunos países tanto el otoño como el verano. Siendo el agente causante de que aparezcan algunas vesículas a nivel de la garganta, además de:

  • Fiebre que es elevada
  • Dificultad a la hora de tragar
  • Malestar general muy marcado

Síntomas

En cuanto a los síntomas de la Amigdalitis en Niños de tipo bacteriana, que es ocasionada por el estreptococo. Los infantes presentan una variación en los síntomas, que está relacionada con la edad que tiene el niño. Así es que en los niños que son lactantes, se manifiesta poca fiebre, y una mucosidad algo espesa de tipo nasal. Luego en los niños que están entre 1 y los 3 años. Igualmente se presenta la espesa mucosidad nasal, conjuntamente con la fiebre y adicionalmente presenta:

  • Irritabilidad
  • Inapetencia
  • Inflamación de lo que son los ganglios linfáticos del cuello

Más fuertes síntomas

En los casos de niños que superan ya los 3 años, se van a intensificar los síntomas siendo que se le presenta entre otros:

  • Dolor de garganta intenso
  • Fiebre que supera los 39ºC
  • Inflamación de los ganglios linfáticos ubicados en el cuello
  • Placas de pus sobre las amígdalas

Igualmente es frecuente que la Amigdalitis en Niños de tipo vírica, se acompañe además con manifestaciones de resfriado común y sus síntomas.

Identificación de Amigdalitis en Niños

Al momento de comenzar la inflamación, se hacen presentes los síntomas de la Amigdalitis en Niños. Esto ocurre desde que la inflamación comienza a presentarse. En cuanto a lo que son esos signos suele haber variaciones de un niño a otro. Aún cuando en líneas generales se manifiesta:

  • Dolor de garganta
  • Fiebre
  • Dificultad y dolor a la hora de tragar aún si son líquidos
  • Decaimiento y malestar general
  • Inapetencia
  • Afonía
  • Inflamación de los ganglios del cuello
  • Enrojecimiento e inflamación de las amígdalas
  • Aparición de machas blancas o amarillentas de pus sobre las amígdalas
  • Dolor de cabeza

De cualquier forma, aún cuando en la mayor parte de los casos, lo que se trata de los síntomas, se conforma como indicadores confiables de que ha surgido la enfermedad de Amigdalitis en Niños. Se necesita, a fin de hacer la confirmación correspondiente, aplicar diversas pruebas de tipo diagnósticas, con la finalidad de que sea confirmada la presencia de la amigdalitis.

Dentro de las pruebas está un reconocimiento físico, practicado por el médico especialista. Y la solicitud de análisis de forma rápida. Y también cultivos para determinar la presencia del estreptococo.

Tratamiento

En la mayor parte de los casos de Amigdalitis en Niños, no se hace presente ni dolor ni tampoco fiebre. Por lo cual no amerita que se le indique un determinado tratamiento. Así es que la inflamación que se hace presente. Procede a ceder ella sola y se desvanece en una o dos semanas.

Luego en los casos de que se manifiestan los síntomas más fuertes, que den la sospecha de la presencia de una Amigdalitis en Niños de tipo bacteriana. Si será necesario que lo antes posible se comience un tratamiento. El mismo va a depender de lo que está causando la infección, debido a que se trate de inflamación de tipo vírica o también que sea de tipo bacteriana.

Por lo general

En los casos de las Amigdalitis en Niños que proceden de virus, generalmente no son administrados ningún tipo de antibióticos. Es más, son muchos los pediatras que aconsejan, el que no se use en algún tipo de infecciones que provienen de origen bacteriano.

Debido a que manifiestan que lo más indicado, es que el mismo organismo, se encargue de producir los anticuerpos que necesita por sí mismo. A fin de que sea combatida efectivamente la infección.

Creación de anticuerpos

Los especialistas en cuestión basan su posición, en la teoría de que al momento que se hace la administración de antibióticos, se procede a la eliminación del microorganismo, por lo que la infección se acaba.

Pero las defensas que debieron haberse desarrollado, no son suficientes para combatir nuevamente al agente patógeno. Por lo que ese organismo del niño, procederá a ser más vulnerable y sensible a otro resto de infecciones.

Sin embargo, existen ocasiones en las cuales es necesaria la administración de antibióticos, a fin de ayudar a que el organismo pueda combatir la infección. Siendo que se indica para estos casos, la penicilina oral o la denominada amoxicilina. Con lo cual luego de pasados dos o tres días, se comienza a ver el efecto de los mismos, en la mejoría de los pacientes.

Otros medicamentos

De igual forma se pueden indicar además, algunos analgésicos y antiinflamatorios que se encarguen de aliviar, los procesos de dolor e inflamación. Por norma general en la mayor parte de los casos, ceden las Amigdalitis en Niños sin mayores complicaciones.

Sin embargo, hay que mantenerse muy alerta en el desarrollo y evolución de la enfermedad. A fin de controlar algunas contingencias, como puede ser el desarrollo de abscesos en la parte que rodea las amígdalas. O algún tipo de enfermedad en los riñones, que se pueda causar por los estreptococos provenientes de la infección de las amígdalas. Entre otras patologías que pudieran surgir.

Recomendación de extirpación de las amígdalas

Cuando surge las Amigdalitis en Niños que se ha tornado crónica. Debido a que se presenta muy fuerte. O se ha tornado muy frecuente.

Se hace la recomendación de practicar la amigdalectomía. Teniendo en cuenta la edad del niño, debido a que en la actualidad se recomienda, que no sean extirpadas las amígdalas en edad temprana. Puesto que las mismas son agentes de defensa, de la entrada del cuerpo contra microorganismos infecciosos. Por lo tanto, será el médico especialista el encargado de considerar los pros y contra en cada caso en particular.

Remedios caseros

En principio, y con la finalidad de aliviar los síntomas de la Amigdalitis en Niños. Es recomendado que se le administre al infante, solamente alimentos que sean de consistencia blanda, y que además no estén muy calientes. De igual forma es aconsejable que se aumente el consumo de la ingesta de abundante líquido, tanto agua, como jugos y sopas no muy calientes.

Igualmente es necesario que el ambiente donde reposa, no esté muy cargado. Y que tenga una buena ventilación. También que se eviten los cambios bruscos de temperaturas. Y que no se fume en su presencia.

Los remedios

Se tiene una gama de remedios de tipo natural y caseros, que ayudan mucho ante lo que es el dolor de garganta y la Amigdalitis en Niños en general. Así es que veamos algunos de los tantos que se pueden administrar a los niños para aliviar los síntomas.

amigdallitis en niños

 

Yogurt deshidratado

A fin de ayudar a que sea curada la Amigdalitis en Niños, se recomiendo la aplicación de yogurt deshidratado en la zona de la garganta. El procedimiento se realiza con:

  • Agua caliente
  • Miel
  • 1 yogurt natural
  • 1 trapo de tela
  • 1 limón
  • cebolla

Luego entonces se extiende el trapo sobre una superficie plana, puede ser la mesa. Y le vamos a poner el yogurt haciendo una envoltura, como si fuera un caramelo.

Se procede a escurrir el agua que haya podido tener el yogurt y se le coloca al niño esa pasta resultante, en forma directa al cuello por unos 20 minutos. Es recomendable la repetición del tratamiento cada 3 horas.

De igual manera se le prepara un jarabe con el agua caliente agregando el jugo del limón, 4 cucharaditas de miel y se le añade 1 trozo de cebolla. Se deja reposar y luego de 1 hora se le retira el trozo de cebolla. Ha de tomarse esta mezcla durante el día varias veces. En caso de que sea muy pequeño el niño suministrarle la toma con una jeringa.

Limón y Bicarbonato

Uno de los mejores remedios para cuando se presenta la Amigdalitis en Niños, se trata de las gárgaras de limón con bicarbonato. Así es, que se prepara una mezcla con el jugo de 3 limones y 1 cucharadita de bicarbonato. A esto se le añaden 3 cucharadas de agua, y se procede a realizar gárgaras de 3 a 5 veces al día. Con esto se ayuda a que sea expulsada la placa blanca de pus que se adhiere a las amígdalas y la zona de la garganta.

Antibióticos

En relación al tratamiento para Amigdalitis en Niños, que es de tipo sintomático a través de fármacos. Hay que tener muy en cuenta, que aquellos productos que en su contenido tienen anestésicos de tipo local, a fin de que se reduzca la sensibilidad en la lengua, y además el dolor en la garganta, se contraindican para los niños que tengan una edad menor a los 6 años.

Inclusive, su administración hasta los 12 años ha de ser con mucha precaución, debido a que la prolongación del tratamiento, puede redundar en efectos secundarios de tipo sistémicos. Algunos de estos productos son:

  • Lidocaína
  • Benzocaína
  • Tetracaína
  • Fenol
  • Cloral hidrato
  • Butoformo
  • Clorobutanol

En relación a pastillas

Igualmente aquellas pastillas, o también tabletas y comprimidos que son chupadas, hasta que se disuelven. Donde se conjugan efectos que provienen de los principios como:

  • Anestésicos
  • Los Antisépticos
  • Antibióticos
  • Y Antiinflamatorios

Deben ser utilizados con suma precaución en los niños. Siendo que en el caso de que dichas pastillas tengan un tamaño voluminoso, no se le administren, debido a que existe la posibilidad, de que pueda haber el riego de una obstrucción respiratoria.

Lo más recomendado

En los casos de Amigdalitis en Niños, son los aerosoles los que se encuentran indicados especialmente. Pues son formulados para pacientes pediátricos, dado a que de acuerdo a las dificultades, que son propias de los niños en el uso de gargarismos.

Estos sistemas están diseñados para dispersar efectivamente el contenido líquido y también gaseoso del que están compuestos. A fin de ayudar a la cura de dicha patología.

Etiología

En la mayoría de los casos, cuando se hace presente la Amigdalitis en Niños de tipo bacteriana, comprobada mediante los análisis y cultivos necesarios. El médico tratante basado en el diagnóstico, indicará algún tipo de antibiótico que combata al agente bacteriano, que provoca dicha infección. Siendo mayormente el Estreptococo. Basado en cada caso en particular se pueden indicar entre otros:

  • Penicilina
  • Eritromicina
  • Cefalosporinas
  • Amoxicilina
  • Ácido Clavulánico

Finalmente

Se hace énfasis de nuevo en la necesidad de que el tratamiento sea completado de acuerdo a las indicaciones del médico. Inclusive aún cuando el paciente sienta una gran mejoría pocos días luego de comenzado. Esto es debido a que se requiere la total erradicación de la infección.

De igual forma en los casos que la Amigdalitis en niños sea  estreptocócica. La toma del antibiótico se debe mantener por lo menos por 10 días. Sin suspender su uso en ningún momento antes de culminado el periodo indicado.

Se requiere esta obligación debido a la importancia que tienen, sobre todo en las infecciones que proceden del estreptococo, dado a que existe la posibilidad de que se desarrollen de manera posterior, problemas graves tanto renales como también cardíacos, si no es erradicada por completo la infección. También se corre el riesgo de que surja nuevamente la infección, y también los síntomas si es abandonado el tratamiento.

¿Cuánto dura?

Ocurre que diversas infecciones de tipo viral pudieran ser causantes de las Amigdalitis en los Niños. Tales como por ejemplo entre otros:

  • Epstein-Barr
  • Influenza
  • Crup
  • Laringitis
  • Herpes

Las mencionadas infecciones tienen tiempos de incubación diferentes. Más en la mayor parte de los casos de Amigdalitis en Niños el tiempo de curación se encuentra enmarcado entre los 2 a los 5 días.

¿Cómo prevenirla?

Se sabe que la exposición constante de los niños, a entornos en donde habitan las bacterias y también los virus, crea la propensión a que se desarrollen más fácilmente amigdalitis. Luego entonces la mejor forma de que se prevenga la enfermedad, es haciendo una reducción máxima de la exposición a dichos entornos.

Igualmente cuando el niño se encuentre ya con la infección debe de mantenérsele lejos del resto de los niños a fin de que sea evitado el contagio hacia otros niños. Y procurar un ambiente limpio y bien ventilado.

El otro factor a considerar es una alimentación sana y balanceada. Que provea de suficientes nutrientes, y de un sistema inmune fuerte, que ayude al combate de agentes externos dañinos.

Recuperación

De manera independiente al tipo de Amigdalitis en Niños que se presente. Bien sea provocada por virus o bacteria. Dentro de las estrategias que se aplican del cuidado en el hogar. Harán que el niño esté mucho más cómodo, y de esa manera se promueva su óptima recuperación

En caso de que la amigdalitis esté provocada a través de algún virus. No se aplicará ningún tratamiento médico. Solo los cuidados en el hogar. Posiblemente la mejoría se comience a ver en unos 7 a 10 días.

Dentro de las estrategias en el hogar, para el cuidado de las Amigdalitis en Niños. Pueden seguirse algunos de los pasos siguientes:

  • Alentar el descanso
  • Proporcionar abundante líquidos adecuados
  • Administrar alimentos y también bebidas que reconforten y alivien
  • Suministrar gárgaras con agua salada
  • Humedecer el aire con humidificador de aire frío
  • Evitar agentes irritantes como el humo y productos químicos fuertes
  • Tratar el dolor y la fiebre con antipiréticos especiales para niños

No debe administrarse aspirina, ni a niños ni a los adolescentes, para el tratamiento de enfermedades como resfriados o similares debido a riego que se relaciona con el Síndrome de Reye o Hígado Graso. Lo cual pudiera poner en riesgo la vida.

Sus complicaciones

Dentro de las complicaciones que pueden presentarse, cuando existe Amigdalitis en Niños se encuentran entre otras:

  • Que se infecte el oído medio
  • Aparición de absceso en o alrededor de las amígdalas llamado esquinencia
  • Problemas respiratorios de tener muy agrandadas las amígdalas
  • Inflamación de los senos nasales
  • Infección pulmonar tal como bronquitis o neumonía
  • Inflamación de los riñones llamada glomerulonefritis aguda
  • Fiebre acompañada de dolor articular
  • Dolores e hinchazón en las articulaciones
  • Fiebre que se acompaña con dolores articulares
  • Erupción en caso de infección estreptocócica
  • Infección en la sangre llamado septicemia

¿Cuáles son las más frecuentes?

De las Amigdalitis en Niños las víricas, resultan ser las que se presentan con mayor frecuencia. Siendo que los síntomas suelen presentarse más levemente. De forma habitual se encontrará enrojecimiento en la garganta. En ocasiones algunas vesículas y mucosidad nasal. Acompañadas por estornudos y tos.

Su tratamiento no es con antibióticos dado que son víricas. De igual forma la evolución resulta ser benigna y a los pocos días proceden a curarse. Sin que se presenten complicaciones. Por lo general se manifiestan en niños pequeños con edades menores a los 3 años.

Cirugía

El niño que va a someterse a una cirugía de amígdalas. Debe cambiar lo que es su alimentación antes, durante y luego de que es operado. Esto se debe a que las amígdalas, y lo que se conoce como adenoides, están compartiendo una misma vía por la cual proceden a entrar los alimentos. Así es que antes de que se produzca la intervención se procura una dieta en la cual se debe suprimir el alimento y la bebida algunas horas antes de la cirugía. Esto ha de ser indicado explícitamente por el médico tratante o la enfermera.

Después de la cirugía

La duración de la intervención es de unos 45 a 60 minutos. Luego de la misma se le comienza a suministrar analgésicos que serán en líquido.

Cabe señalar que la amigdalectomia, es la cirugía que se practica con el fin de hacer la extirpación de las amígdalas. Siendo los casos en los que se requiere esta práctica los que siguen y tales como entre otros:

  • Padecer repetidas veces de amigdalitis
  • No hay mejora con tratamiento de antibióticos de la amigdalitis bacteriana
  • Problemas respiratorios y para tragar a causa de las amígdalas muy grandes

Luego de practicada la cirugía por lo general el niño regresa a su casa. En caso de ser muy pequeños, es probable su permanencia en el centro asistencial por una noche. La recuperación completa de esta intervención, puede ser entre una a dos semanas.

De Importancia

Es bueno señalar que las amígdalas tienen como función principal, la de proveer ayuda al cuerpo. A fin de que se reconozcan los agentes patógenos que se encuentran en el aire, tales como son las bacterias y también los virus. Luego entonces, se estimula una respuesta de tipo inmune por parte del cuerpo con el fin de hacer su eliminación.

Así es que el hecho de que sean extirpadas las amígdalas. En una edad adulta no representa ningún efecto de tipo significativo. Pero, cuando son extirpadas en una edad infantil, si es probable que surjan riesgos en cuanto a la salud. Siendo que de acuerdo con algunos estudios, se determinó que la extirpación de las amígdalas a temprana edad. Proceden a aumentar el riesgo a largo plazo, de que se padezcan enfermedades tanto de tipo: respiratorias como alérgicas y también infecciosas.

Propensión a enfermedades

De acuerdo a esos estudios, fue determinado que los niños que son intervenidos tanto de amígdalas como de adenoides. A largo plazo sufrían 3 veces más riego de contraer enfermedades que se adjudican al tracto respiratorio superior, tales como pueden ser:

  • Asma
  • Influenza
  • Neumonía
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
  • Bronquitis crónica
  • Enfisema pulmonar

De igual forma fue comprobado que los que fueron operados aumentan su posibilidad de 4 a 5 veces de padecer de:

  • Otitis media
  • Inflamación de oído medio
  • Sinusitis

Recomendación

En todo caso lo que ha sido recomendado por los especialistas, es que se espere para realizar una cirugía de amígdalas. Y que sea evitada su práctica en el periodo infantil. Esto con la finalidad de que sea desarrollado eficientemente, el sistema inmune durante el periodo de la niñez. Lo cual repercute en una reducción de enfermedades a largo plazo.

Postoperatorio

En el caso del postoperatorio resulta necesario tomar en consideración algunas recomendaciones. A fin de que los padres sigan en casa luego de una amigdalectomía

En relación al Dolor

El niño operado va a sentir ciertas molestias luego de ser operado. Va a padecer algunos dolores de cabeza. Igualmente resulta probable que surjan dolores en los oídos, que surgen debido al dolor de garganta o también de los oídos propiamente. Los cuales suelen empeorar por algún periodo de tiempo. Todo esto resulta normal. Así es que se puede administrar algún medicamento de tipo analgésico, que sirva para calmar el dolor y que haya sido por indicación del médico tratante.

Rigidez en el cuello

Es probable que el recién operado mantenga su cuello rígido. De ser que la rigidez resulte convertirse en intolerable se aconseja acudir al médico tratante. A fin de verificar la situación.

Medicamentos

Probablemente antes de darle el alta se de la receta de los medicamentos a suministrar. Por lo tanto es indispensable que se sigan las instrucciones y las indicaciones que fueron dadas por el médico. Al pie de la letra. En caso de que se note algún cambio importante en la respiración, o que exista un nivel de somnolencia muy profundo es necesario consultar al médico.

amigdalitis en niños

Alimentación

En relación a la alimentación que debe suministrarse a los niños, luego de una operación de amígdalas se recomienda que sea:

Abundante en líquidos

Cabe señalar que es muy importante que aún cuando exista dolor, se requiere que el operado consuma abundantes cantidades de líquido. Es importante que se eviten los cítricos, que puedan ocasionar dolor por ser ácidos. Esperar unos 10 días luego de la operación, para que sean consumidos. Tampoco darle bebidas gaseosas. En relación a la temperatura de los mismos se recomienda que no estén demasiado fríos ni calientes. Lo ideal es que esté a temperatura ambiente.

De igual manera es bueno el consumo de helados. Pero de manera controlada, a fin de que no se produzca mucosidad por el excesivo consumo de los mismos. Y que se adhiera y moleste la zona afectada.

Comida

Cuando el niño ya pueda tomar líquidos sin que le ocasione náuseas. Podrá dársele algunos alimentos de tipo blancos. Tal como fideos. También:

  • Huevos
  • Sopas
  • Compotas
  • Yogurt

En el momento en que la ingesta de estos alimentos se torne confortable. Entonces ya podrá ir comenzando su alimentación de tipo habitual. Teniendo en cuenta que los alimentos duros, tales como tostadas o pizza habrá que esperar unas dos semanas luego de operado, para evitar cualquier raspado o sangrado que se pudiera presentar.

Otras recomendaciones

Seguramente que el recién operado pueda tener mal aliento en los días primeros luego de la operación. Así es que resultará posible que le huela diferente la boca hasta 2 semanas después de haber sido operado. A fin de paliar esta situación se recomienda realizarse enjuagues con solo agua o suavemente procurar cepillarse los dientes. No se debe realizar ningún tipo de gárgaras hacia la garganta.

Si se aprecia alguna placa blanca donde se encontraban las amígdalas no se preocupe. Eso resulta ser normal. Es necesario procurar que no se produzca tos no que hable muy fuerte. Además de que no produzca carraspeo en la garganta por lo menos por 10 días. De presentarse estornudos que sean con la boca abierta.

En cuanto a la actividades física se recomienda un reposo de por lo menos de 10 días. Al igual que de las actividades escolares. Y cualquier otra actividad que realice.

amigdalitis en niños

Finalmente

En caso de que se presente:

  • Fiebre
  • Vómitos
  • Dolor
  • Sangramiento
  • Dificultad para respirar

Acuda de inmediato al médico tratante para que realice el debido reconocimiento.

Amígdalas grandes en niños

Se tiene que hay casos de niños que presentan amígdalas con un tamaño muy grande. Este tipo de patología es conocida como hipertrofia amigdalar. En cuanto a su causa no se conoce concretamente cual es.

Sin embargo, es sabido que cuando se presentan infecciones en repetidas oportunidades, hay una contribución en lo que es el aumento de tamaño de las amígdalas. El problema principal que surge en estos casos es el de obstrucción de la respiración.

Siendo el caso que se presenta lo que se conoce como apnea del sueño. Cuando no entra suficiente aire hacia la laringe, motivado a las amígdalas grandes.

Consecuencias

Se considera como una consecuencia principal lo que se conoce como ronquidos nocturnos. Siendo el caso que hay una estimación que indica que un 10% de los niños proceden a roncar. Luego entonces es conocido que en la mayor parte de los casos es debido a que poseen un tamaño muy grande de amígdalas. Inclusive también de lo que son sus vegetaciones.

De acuerdo a especialistas en otorrinolaringología. En el caso de los niños que proceden a roncar durante las noches, no tienen un sueño reparador. Por el contrario, duermen muy mal. Luego entonces esta situación procede a provocar en los niños, los trastornos que tienen de conducta. De acuerdo a ciertos estudios estos niños son los que manifiestan alto grado de hiperactividad.

Además su comportamiento los muestra irritables y también sumamente inquietos. Siendo agravante el problema de atención que presentan.

amigdalitis en niños

La apnea

Se tiene que un 2% de los niños que proceden a roncar durante sus horas de sueño. Sufren de lo que es llamado como apneas, lo cual son interrupciones de la respiración de forma breve. Luego este tipo de condición está asociada, con lo que es un retraso en cuanto al crecimiento. Lo cual puede explicar la causa por la que en la fase REM del sueño. Cuando se está soñando. Son fabricadas lo que son las hormonas del crecimiento.

Así es que cuando se producen las apneas. Este espacio de periodo llamado como REM. Va a disminuir lo que se refiere a la producción de la hormona del crecimiento. Y entonces es cuando se presenta el retraso tanto en la altura como en el peso.

Adicionalmente

En conjunto con lo que se refiere, a los cambios que se producen en la conducta. Y además a lo que se relaciona con el retraso del crecimiento. Lo que se refiere a la Hipertrofia amígdalar, que por lo general es acompañada por vegetaciones. También ocasiona que obligatoriamente los niños procedan a respirar por la boca.

Siendo que esto es lo que se encarga de producir, aquello que es llamado como mala oclusión. Es decir, que se trata de una mala mordida. En donde los dientes superiores quedan un poco más adelantados que los dientes inferiores.

Casos de estudio

Son estos casos los que ameritan un profundo estudio, con la finalidad de determinar la necesidad de que se practique una extirpación de las amígdalas. Siendo que sería la forma en que se pueda ayudar al niño, a llevar una vida normal, en cuanto a su situación con el sueño. Y también a ayudarle a que pueda eliminarse la falta de respiración normal.

amigdalitis en niños

Faringoamigdalitis en niños

En cuanto a la Amigdalitis en Niños se tiene que la faringoamigdalitis se trata, de una inflamación que se produce en la zona orofaringe. Y además en lo que son las amígdalas. Siendo que tiene por característica que se presenta dolor en la garganta, que es llamado como odinofagia, y también ocurre en las amígdalas.

Dentro de los diagnósticos que se presentan en las salas de pediatría, se encuentra la faringoamigdalitis, como uno de los que se diagnostican con mucha más frecuencia. Lo que indica que a nivel de la atención primaria se trata de una enfermedad de tipo infecciosa.

Por lo que sin lugar a dudas se adquiere mediante el contagio. Que puede ser producido mediante el aire bien sea cuando un enfermo procede a toser, o también cuando estornuda. Al igual que se contagia, cuando se tiene contacto directo con un afectado de esta patología llamada faringoamigdalitis.

Causas

Tenemos que decir que en un 80% se tiene, que las faringoamigdalitis son de las llamadas víricas. Luego entonces lo que es el resto son de tipo bacterianas. Dentro de las que son de este tipo se tiene, que las que tienen su origen a partir del estreptococo beta hemolítico del grupo A (EBHGA) conocido como el Streptococcus pyogenes, se considera como la más común. Lo que es indicado por la presencia entre el 15% y el 30% de los casos que se presentan.

La mayor incidencia de esta patología se encuentra ubicada en los niños que tienen edad inferior a los 3 años, al momento de que el origen sea vírico. Mientras que cuando es bacteriana procede a tener su mayor incidencia, sobre los niños que se encuentran en edades que comprenden desde los 5 a 15 años cuando su origen proviene de una bacteria. Aún cuando de igual forma, pudiera hacer su aparición en personas desde los 15 hasta los 50 años.

Síntomas

En cuanto a los síntomas que presentan las Amigdalitis en Niños que son producidas por diversos virus, se tiene que dentro de los síntomas nos encontramos con:

  • Comienzo gradual
  • Fiebre moderada
  • Síntomas de catarro
  • Estado general casi normal

Al momento en que se explora la laringe presenta:

  • Enrojecimiento de la faringe llamado como hiperemia variable
  • Inflamación en ocasiones
  • Vesículas o úlceras en algunos casos
  • Nódulos blanquesinos o amarillentos en las amigdalas

En caso de que pudiera ser de origen bacteriano se tienen, entre otros:

  • Subida brusca de temperatura a muy alta
  • Intenso Dolor de faringe
  • Ganglios inflamados y con dolor en el cuello
  • Presencia de pus en las amígdalas
  • Presencia de masas rojas en lo que es el paladar blando y la úvula
  • Cefalea
  • Dolor abdominal
  • En casos exantemas en la piel

Prevención

Debido a que los gérmenes que se encargan de producción de estas enfermedades bien sean virales como también las bacterianas. Proceden a ser contagiosas. Es por lo que se requiere que se mantenga en principio una muy buena higiene.

De acuerdo a las recomendaciones de los especialistas se recomienda que las manos sean lavadas con frecuencia. Sobre todo luego de ir al baño. O también antes de comer. Y sobre manera luego de que se estornude o se tosa. En caso de no poder lavarlas se recomienda siempre tener algún tipo de desinfectante que sea en base a alcohol.

De igual forma se recomienda que no se compartan alimentos, tampoco vasos ni utensilios de uso personal de quien está afectado. Por lo más seguro es evitar en contacto cercano con quienes padezcan de dicha enfermedad.

Tipos

Dentro de los tipos de faringoamigdalitis se tienen:

  • Por EBHGA
  • La ocasionada por el virus de la gripe
  • Asociada a la Mononucleosis infecciosa
  • Como forma de presentación del Virus del VIH
  • Originada por gonococo
  • La de origen por mycoplasma pneumoniae
  • La faringoamigdalitis por chalamydia pneumoniae
  • Faringoamigdalitis por difteria

Síntomas

En la mayor parte de los casos, se presentan particularmente algunos síntomas en común dentro de los cuales se tienen:

  • Fiebre
  • Dolor de garganta
  • Dolor de las amígdalas
  • Enrojecimiento en la zona
  • Molestias a la hora de tragar
  • Pérdida de peso en algunos casos
  • Ganglios inflamados en la zona del cuello
  • Dolores musculares
  • Fatiga

Diagnóstico

A fin de realizar el correspondiente diagnóstico, se procede a ejecutar una exploración en el área de la garganta. Y una revisión con los padres en cuanto a la sintomatología que presenta el niño. No resulta fácil el que se pueda distinguir, entre lo que es la faringoamigdalitis de tipo vírica y la que es de tipo bacteriana.

Debido a que lo relacionado con la evolución. Además del tratamiento y de las complicaciones, no van a ser nunca iguales. Se hace necesaria la práctica de un análisis de tipo microbiológico. El cual se encargue de confirmar al final, si el origen de la faringoamigdalitis es de tipo bacteriana o no.

Lo mismo se realiza un cultivo correspondiente al área faríngea. Al igual que un test que son llamados como rápido de la detección antigénica correspondiente al Steptococcus pyogenes.

Tratamiento

Cuando se tiene la presencia de una faringitis de tipo estreptocócica, lo que se refiere al tratamiento que es elegido. Normalmente es la penicilina oral. La cual ha de ser indicada cada ocho o diez horas. Durante un periodo de 10 días.

Esta indicación hace, que haya una reducción en las posibilidades de contagio, a las 24 horas de lo que es el inicio de dicho tratamiento. En este periodo va a comenzar una disminución, en cuanto al dolor, y también procede a bajar la fiebre. De igual forma se previene lo que se relaciona con la fiebre reumática, y también lo que se refiere a las complicaciones, que son de tipo supurativas en el área local.

Alternativa

Se considera como una alternativa a lo que es la penicilina la llamada amoxicilina oral. Siendo indicada cada 8 ó 12 horas. Por un periodo de tiempo de 10 días. Debido a que posee una mayor cantidad de variedades en su presentación farmacéutica. Y además por tener un mejor sabor y tolerancia. En los casos que los pacientes presentan alergia a la penicilina. Es recomendable la administración de otros antibióticos, los cuales entonces correspondan al grupo de los macrólidos.

Cuando se presenta entonces la faringoamigdalitis de tipo vírica. No hay tratamiento alguno que de forma específica sea indicado. Siendo entonces, que se tomarán las debidas medidas con cuidados de tipo personal, los cuales incluyan el hecho de hacer gárgaras, con agua tibia y sal.

En este caso se mezcla en un vaso de agua tibia, media cucharadita de sal. Y se realizan varias veces al día. Además de tomar algún tipo de antiinflamatorio, y también medicamentos que sean capaces de controlar lo que se refiere a la fiebre.

Finalmente

Es bueno indicar que el uso en exceso de pastillas, y también de aerosoles que sirvan para la inflamación. Lo que logran en la mayoría de los casos es agravar lo que se relaciona con el dolor de garganta.

Cabe señalar que resulta de suma importancia, que se evite el uso de antibióticos al momento que aparezca el dolor en la garganta. Ya que de tratarse de una infección de tipo viral. Los antibióticos no proporcionan ningún tipo de efecto contra los virus.

Por lo tanto al hacer uso de antibióticos para tratamiento en infecciones de tipo viral, lo que realmente hace es darle fortalecimiento a las bacterias. Y que así logren hacerse resistentes a los antibióticos. Es por ello la importancia de cumplir las indicaciones y tomar conciencia de esta situación.

Amígdalas y adenoides en niños

Las adenoides tienen un aspecto de parche de lo que es tejido. Que se ubican en la parte alta de la garganta. Justamente en lo que es la parte trasera de la nariz. Conjuntamente con las amígdalas conforman parte de lo que es el sistema linfático. Luego el sistema linfático es el que se encarga de hacer la eliminación de las infecciones. Y además de mantener un equilibrio entre lo que son los fluidos corporales.

Así es que tanto las adenoides como las amígdalas se encargan de atrapar diversos gérmenes que proceden a entrar tanto por la boca como por la nariz hacia el organismo. Generalmente las adenoides dejan su proceso de crecimiento a la edad de 5 años y proceden a comenzar a reducirse. Luego en la adolescencia van a desaparecer completamente. Ya para entonces el cuerpo ha adaptado otras formas para el combate de gérmenes.

Cabe señalar que uno de los problemas más comunes, que se presentan en los niños, se trata de adenoides hipertróficas, que es cuando las mismas han procedido a inflamarse.

Adenoides hipertróficas

Debido a varias razones pueden inflamarse las adenoides. Pudiera ser que las adenoides sean grandes desde el momento de nacer. De igual manera puede inflamarse motivado a que se encuentra luchando en contra de alguna infección.

Amigdalitis estreptocócica en niños

Este tipo de Amigdalitis en Niños denominada como estreptocócica se trata de una enfermedad que la ocasiona una bacteria muy diminuta en forma de huevo. El cual es denominado como estreptococo del grupo A. Siendo que el 30% de lo que son dolores en la garganta, están alojados en la garganta además proceden a alojarse en la garganta, y también en la piel inclusive.

Cuando un niño tiene las amígdalas estreptocócicas es posible que el médico proceda a recetarle algún tipo de antibiótico. El cual es capaz de combatir a las bacterias de este tipo. Y es en estos casos de Amigdalitis en Niños donde se recomienda la indicación de antibióticos.

Esto debido a que este tipo de amigdalitis es capaz de empeorar de manera brusca, y a su vez ser causante de problemas en otras partes del cuerpo. Siendo por ejemplo que se ocasionen artritis, o también algún tipo de problemas en el corazón. Todo esto como consecuencia de una enfermedad que lleva por nombre el de fiebre reumática.

Tratamiento de amigdalitis aguda en niños

Son muchas las razones que existen, para que se establezca algún tipo de tratamiento de tipo antimicrobiano, en lo que son las amigdalitis de tipo aguda y bacterianas. Por lo tanto se refiere a la prevención tales como:

Complicaciones de tipo supurativas locales tales como puede ser el absceso periamigdaliano, también el retrofaríngeo y otros.

Prevenir las complicaciones que son de tipo sistémicas que pueden ser la sepsis o también llamado síndrome del shock tóxico estreptocócico.

Igualmente la prevención en cuanto a las complicaciones que no son de tipo supurativas llamadas diferidas. Tal como la conocida como fiebre reumática o también la glomerulonefritis postestreptocócica.

El más utilizado

En los últimos 40 años la penicilina se ha conformado como el fármaco que más es utilizado en los casos de las infecciones de Amigdalitis en Niños que son de tipo bacterianas. Sin embargo aún cuando la tasa de resistencia de lo que es la bacteria del estreptococo ha podido mantenerse en 0%. Han estado comunicándose fracasos de tipo terapéuticos con mucha más frecuencia.

Aparentemente la causa está pareciendo ser la presencia en lo que es la orofaringe de algunos otros gérmenes tales como H. influenzae, Moraxella catarrhalis y Staphylococsus aureus siendo que las mismas producen betalactamasas.

Así es que como se ha mencionado con anterioridad ha sido revelado mediante algunos estudios que en las Amigdalitis en Niños que se presenta de forma recurrente. Se encuentran presentes diversas cepas que son productoras de betalactamasas hasta un 100% de lo que son cultivos provenientes de las amígdalas.

Razones

Una de las razones que suponen puede ser de lo que se trata. Está relacionada con el incumplimiento de lo que es el tratamiento. En especial en lo que son los niños. Y además el que se convierte en portador de tipo asintomático. También parece que desempeñan un papel en lo que es el fracaso de la penicilina, en cuanto al tratamiento que se encargue de erradicar el EBHGA.

Luego entonces el tratamiento que se elige como ya se ha dicho debido a su costo beneficio sigue siendo la reconocida penicilina administrada por la vía intramuscular. Lo cual se hace a dosis de 600.000 U de penicilina por encima de los 30 Kg.

Luego entonces el tratamiento que se administra por vía oral se trata de 250 mg. Cada 8 horas. En los niños que son menores de los 5 años. Y luego se tienen 500 mg cada 8 horas para los niños que se encuentran por encima de esa edad. Siendo el periodo de duración de 10 días.

Finalmente

Cando existan casos donde se ha encontrado el fracaso terapéutico por la resistencia del estreptococo es posible que se utilicen algunas otras alternativas de tipo terapéuticas. Tal como pueden ser:

  • Amoxicilina – ácido clavulánico
  • Cefalosporinas orales de 2da o 3ra generación
  • Clindamicina
  • Macrólidos

En cualquier caso resulta de suma conveniencia el que sean realizados cultivos. Además también antibiogramas a fin de que pueda ser guiado el tratamiento que más convenga de acuerdo a los resultados que sean obtenidos en tales análisis.

En el caso de los tratamiento que se pueden indicar para las Amigdalitis en Niños de tipo virales. Se tiene que los mismos son sintomáticos. Siendo que lo que se refiere a los antibióticos está reservado para aquellas complicaciones o también las sobreinfecciones de tipo bacterianas de las mismas.

(Visited 394 times, 1 visits today)

Deja un comentario