Leucemia mieloide crónica: ¿qué es? Causas, síntomas, tratamiento y mucho más

La Leucemia mieloide crónica es un cáncer que ataca la sangre aquí conocerás todo sobre ella. ¿Que es?, sus síntomas, las causas, el tratamiento, su dieta todo en general.

Leucemia mieloide crónica

¿Qué es?

La Leucemia mieloide crónica con las siglas LMC. es una enfermedad maligna de las células de la sangre. Que se originara en la médula ósea, es el órgano encargado de producir las células de la sangre y que se ubica en el interior de los huesos.

La LMC se manifestara en modo de un crecimiento del número de glóbulos blancos también llamados leucocitos en la sangre, y determinados de los cuales serán inmaduros se manifiesta que son precursores de los leucocitos, que por lo general estarán en la médula ósea y no en la sangre.

Los precursores de las células de la sangre tendrán un cromosoma anormal, ademas llamado el cromosoma Filadelfia. Con sistema innovador es de biología molecular se ha evidenciado que adicionalmente del cromosoma Filadelfia estas células tendrán un oncogén, es decir, que es un combinado de material genético que hará que las células abunden más rápido, el oncogén BCR/ABL.

La incidencia de la LMC generalmente es de un caso nuevo por cada 100.000 habitantes al año. La enfermedad puede presentarse a cualquier edad, sin embargo la mayoría de los casos se darán en personas entre 30 y 70 años. Y se da con mucha mas frecuencia en los varones.

Causas

Las células humanas generalmente tendrán 23 pares de cromosomas. Estos cromosomas comprenden el ADN, que abarcaran las instrucciones (genes) que controlaran las células del organismo.

En pacientes con leucemia mielógena crónica, los cromosomas de los glóbulos sanguíneos cambiaran secciones entre sí. Una sección del cromosoma 9 cambiaran lugares con una sección del cromosoma 22, lo que dará lugar a un cromosoma 22 extra-corto y un cromosoma 9 extra-largo.

El cromosoma 22 extra-corto se conocerán como el cromosoma Filadelfia, su nombre se debe a la cuidad donde fue descubierto. El cromosoma Filadelfia estará presente en los glóbulos sanguíneos del 90% de los pacientes con leucemia mielógena crónica.

Segundo, la anomalía cromosómica crea un gen nuevo

El cromosoma Filadelfia producirá un gen nuevo. Los genes del cromosoma 9 se combinaran con los genes del cromosoma 22 y crearan un gen nuevo de nombre BCR-ABL. El gen BCR-ABL abarcara instrucciones que realizaran los glóbulos sanguíneos anómalos elaboren una cantidad excesiva de una proteína denominada tirosina quinasa. La tirosina quinasa estimulara el cáncer al consentir que determinados glóbulos sanguíneos aumenten sin control.(ver articulo:Leucemia:).

Tercero, el gen nuevo permite que haya demasiados glóbulos sanguíneos defectuosos

Los glóbulos sanguíneos se originaran en la médula ósea, que es un material esponjoso que se encontrara en el interior de los huesos. Cuando la médula ósea realiza su función con normalidad, producirá células inmaduras, que también son las células madre de forma controlada.

Estas células después maduraran y se especializaran para convertirse en los diferentes tipos de glóbulos sanguíneos que circularan por el organismo: los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas.

En pacientes con Leucemia mielógena crónica, esta evolución no funcionara de forma correcta. La tirosina quinasa causada por el gen BCR-ABL producirá una cantidad excesiva de glóbulos blancos. La gran mayoría de estos glóbulos comprenderán el cromosoma anómalo Filadelfia. Los glóbulos blancos irregulares no crecerán y morirán como las células normales. Los glóbulos blancos irregulares crecerán y se acumularan en cantidades exorbitantes, desplazaran a los glóbulos sanos y dañaran la médula ósea.

Síntoma

Entre los síntomas de la Leucemia mielógena crónica podemos estarán los siguientes:

  • La tendencia al sangrado.
  • El agotamiento o cansancio.
  • La fiebre.
  • La pérdida de peso de forma involuntaria.
  • La pérdida de apetito.
  • El dolor o al sensación de presión abajo de las costillas, del lado izquierdo.
  • La piel pálida.
  • La sudoración excesiva durante las horas de sueño.

Cuándo consultar al médico

 

La Leucemia mielógena crónica no siempre se manifestara con los síntomas visible mediante la primera etapa. Se podrá vivir con Leucemia mielógena crónica durante meses o quizás años sin tener conocimiento de que se tiene la enfermedad.
Es debido a que los pacientes con Leucemia mielógena crónica que siempre responderán mucho mejor al tratamiento cuando se iniciara de forma temprana, que se programara una consulta con el doctor si tienes los síntomas persistentes que te preocuparan.

Factores de riesgo

Los factores que acrecentaran el riesgo de padecer Leucemia mielógena crónica incluirán los siguientes:

  • Si se tiene una edad avanzada.
  • Ser hombre.
  • Si se exponen a radiaciones, como la radioterapia utilizada para tratar diversos tipos de cáncer.

Tener antecedentes familiares no se considera un factor de riesgo

La mutación cromosómica que dará lugar a la Leucemia mielógena crónica no se pasara de padres a hijos. Se sospecha que la mutación es adquirida, que quiere decir, que se desarrollara posteriormente al nacimiento.

Tratamiento

La Leucemia mieloide crónica podrá progresar a largo plazo a un modo más agresivo de la enfermedad, y se denominara crisis blástica, que sera semejante a una Leucemia aguda y casi nunca responderá a los tratamientos actuales. Por lo tanto, el tratamiento de la LMC deberá ir orientado a evitar que dicho proceso tenga lugar.

Existen diferentes posibilidades para tratarse la Leucemia mieloide crónica, entre la cuales están la quimioterapia oral que se tratara con unas capsulas de hidroxiurea, las inyecciones epidérmico de interferón, el trasplante de progenitores hemopoyéticos que partirá de un donante compatible o bien de un fármaco oral más innovador, el imatinib (Glivec), que bloqueara el producto del oncogén BCR/ABL.

Cabe destacar, que en la actualidad, las posibilidades quedaran reducidas a dos los cuales serán: el trasplante y el imatinib. La única alternativa para la cura de la Leucemia mieloide crónica es el trasplante pero implicara un determinado riesgo de muerte.

Es por ello, que el imatinib sera el tratamiento que mejor toleraran, suele controlarse muy bien la LMC e inclusive hará que se desaparezca el cromosoma Filadelfia (viéndolo bien no curara la enfermedad), hoy en día se aconsejara dar primero imatinib y se considerara el trasplante sólo en el caso de no conseguir buena ante dicho medicamento.

Dieta

En la Leucemia mieloide crónica, la alimentación jugara un papel fundamental en la vida de todas los pacientes; pero cabe destacar, que para quienes padecen esta enfermedad crónica de la Leucemia mieloide crónica (LMC), se tratara de un factor sumamente importante que no deberá descuidarse.

Para que se comprenda mejor lo importante de una alimentación saludable, María José González, Nutricionista a cargo del Servicio de Onco-hematología de Hospital DIPRECA, nos introducirá al tema explicándonos que “en el transcurso de todo el año los pacientes con LMC deberán tener los mismos cuidados en su alimentación, no obstante sobre todo cuando vayan a recibir la quimioterapia, siendo siempre muy cuidadosos y tener mucha cautela con la higiene, nutrición y preparación de los alimentos”.

¿Cuáles son los cuidados en la alimentación para los pacientes de LMC especialmente durante los meses de verano?
En el verano en especial se asociara al mayor consumo de frutas y verduras y es ahí adonde el paciente deberá tomar su precauciones para evitar que las enfermedades transmitidas por los alimentos, puedan afectarlos y ocasionar así complicaciones con su ya diagnosticada enfermedad LMC.

Para que el paciente mantenga una alimentación sana, variada y agradable, se les recomendara consumir las frutas y verduras muy bien conservadas, lavadas y cocidas, con los cuales podrán realizar dulces, batidos con leche y la fruta deseada, jugos, mermeladas, gelatinas y otros manjares que les guste al paciente sin que le pueda afectar.

¿En qué casos es recomendable evitar algunos alimentos?

En especialista a la hora de entrégale las pauta de alimentación a un paciente se deberán tener en cuenta diferentes variables primordiales entre ellos, la edad, el estado nutricional, los antecedentes mórbidos como, la diabetes mellitus, la hipertensión arterial, la enfermedades renales, etc.

Y súper importante no dejar de lado el tratamiento que esté usando para la LMC, y debe tomar en cuenta los efectos secundarios que se podrán producir.

La alimentación es primordial como parte del tratamiento y deberá siempre limitarse a la posición del paciente y a las medicina que, en determinado casos, podrían ver afectada su efectividad al ser combinado con la ingesta de un cierto alimento en particular.

Es por esto que es fundamental que el paciente siempre se mantenga informado y efectué todas las consultas que sean necesarias a su equipo medico para aclarar todas sus dudas y tener presente todas las precauciones para ayudar a mantenerse estable en su enfermedad.

https://www.youtube.com/watch?v=PvjEINrOoFo

¿Existe alguna dieta específica para pacientes de LMC?
La alimentación sera recomendables que sea personalizada según el tratamiento que tenga prescrito y las enfermedades mórbidas que pueda tener el paciente.

Es fundamental que todos los pacientes se les recomiende un régimen con alimentos reducidos en carga bacteriana mientras este tomando las quimioterapias, y que este adaptado al gustos y la tolerancia de cada uno de los pacientes.

Dicho con otras palabras, la sugerencia es que escojan los alimentos que desde el punto de vista microbiológico sean los más seguros y saludables, donde la prioridad sea la cocción de estos, deberá tener un correcta conservación de temperaturas así evitaran la reproducción de microorganismos patógenos.

La limpieza a la hora de prepararlos. Considerando los tiempo de neutropenia que sufrirán los pacientes con LMC, este es el tipo de alimentación más recomendada, ya que así evitan la ETAs.

¿Cuál es el principal error en la alimentación en el que incurren los pacientes de LMC? 

Actualmente el acceso a Internet y a la diversas dietas que no tendrán respaldo científico son bastante frecuentes en todo los niveles de los pacientes. Son abundantes las terapias alternativas que traerán consigo muchísimas recomendaciones desde el punto de vista nutricional, sin embargo incluso muchas carecerán de nutrientes.

Un ejemplo, serán las proteínas de origen animal, en esta dieta alguna de ellas deberán ser evitadas. En otros casos recomendaran en muy pocas ocasiones que puedan consumir carnes y lácteos, y los cuales por lo general son las mejores fuentes proteicas.

No se entregara una guía adecuada para que logres que nutrientes tan primordiales sean consumidos mediante otros alimentos.

El beneficio es que la alimentación se conservara tan completa y que sea tolerada como le sea posible al paciente. Es fundamental captar que la alimentación llegara ser tan importante como el mismo tratamiento. y por esto mismo deberá ser analizada y estudiada en conjunto con un experto.

Tratamiento natural

Los tratamientos alternativos podrán ser de mucha ayuda frente a los efectos secundarios de tratamientos convencionales del cáncer, hay diversos ejemplos de medicinas naturales para poder tratarlos.

  • La fisioterapia, como son los remedios naturales.
  • La dieto-terapia.
  • La acupuntura.
  • La medicina china. (elaboración de tes y bebidas con hierbas chinas).
  • La homeopatía.
  • Las diversas técnicas de relajación para combatir el estrés.

Se Deberá tener presente que los tratamientos naturales jamás sustituirán la medicación y los tratamientos convencionales, lo que si podrán, es complementarla y mejorar la calidad de vida del paciente, siempre con la previa aceptación del medico tratante del paciente. Ya que puede provocar alteraciones que no pueden ser beneficiosas sino contraproducente.

Características

La Leucemia mieloide crónica o LMC, es una enfermedad comprendidos entre los llamados síndromes mieloproliferativos crónicos, que se caracterizaran por mostrar altibajo derivados de una proliferación maligna de la médula ósea que afectara a todas las series hematopoyéticas.

La leucemia no es una patología ni hereditaria ni contagiosa, pero hay serie de factores de riesgo que pueden hacer que una persona sufra esta enfermedad más fácilmente: Haber recibido quimioterapia o radioterapia. Enfermedades como el síndrome de Down. El contacto con determinados agentes tóxicos, ya que sean ambientales, profesionales o asociados a hábitos como el tabaquismo. En casos minoritarios, tener antecedentes familiares de leucemia puede ser un factor de riesgo.

Concreta-mente, la LMC se caracterizara por un crecimiento predominante de la serie granulocítica, que se encarga de la elaboración de los leucocitos.

La Leucemia mieloide cronica es una neoplasia mieloproliferativa crónica que afectara a las células precursoras o hemocitoblastos de la sangre. Se caracterizaran por una proliferación de los glóbulos blancos de la serie granulocìtica, esplenomegalia, trombocitosis y la anemia. Se originara por una mutaciòn genética, la traslocación entre los cromosomas 9 y 22,12

Esperanza de vida

En el 95% de los pacientes con Leucemia mieloide crónica lograra tener una esperanza de vida parecido a la población sana.
El 95% de los pacientes con Leucemia mieloide crónica o LCM lograra controlar la enfermedad y así poder tener una esperanza de vida parecido a la población sana y esto sera posible gracias a las nuevas medicina, Se tratara de una patología que representara hasta el 20% de todas las leucemias y sospechar “de un paradigma” en el tratamiento del cáncer.

De ningún modo, y a pesar de los resultados que se han alcanzado con los nuevos medicamento, el medico les recordara que el tratamiento sera de “por vida”, por lo cual la finalidad que tienen en la actualidad la familia médica es alcanzar la curación de esta enfermedad.

En absoluto cabe la duda de que la Leucemia mieloide crónica, es el cáncer con el armamento terapéutico más efectivo y analizado. Sin embargo, es fundamental habituar los tratamientos a finalidad y comodidad, e experimentar minimizar sus posibles efectos dañino con el ajuste de dosis.

Por otra parte, los hematólogos deberán esforzarse para conocer y atender las necesidades de los pacientes, detalladamente.
La Leucemia mieloide crónica ha enseñado que el estudio central es primordial y que la cooperación nacional, europea y mundial es clave para el progreso de la ciencia.

Que evidencian que este cáncer de la sangre es detectado en España con un perfil pronóstico “mucho más favorable” que en otros países.

Por último, ha comunicado que el GELMC están trabajando para que se incorpore a la rutina nuevas técnicas moleculares, como la ultrasecuenciación, que permitirá que se detecten mutaciones que no son detectables por la técnica de ‘Sanger’, y también podrán hacerlo en otros genes diferentes al BCR-ABL.

Tipos

Los cuatro principales tipos de Leucemia se basaran en si son de tipo agudas o crónica, o sin son mieloides o linfociticas:

  • La Leucemia mieloide o mielógena aguda siglas AML.
  • La Leucemia mieloide o mielógena crónica siglas CML.
  • La Leucemia linfocítica o linfoblastica aguda siglas ALL.
  • La Leucemia linfocítica crónica CLL.

En las Leucemias de tipo agudas, las células de la médula ósea no podrán madurarse apropiadamente. Estas células inmaduras seguirán en su reproducción y así se acumulan.

Sin un tratamiento, la gran mayoría de los pacientes con Leucemia aguda tan solo vivirán unos meses. Determinado tipos de Leucemia aguda responderán bastante bien al tratamiento, y muchísimos pacientes se podrán curarse. Otros tipos de leucemia aguda tendrán un pronóstico no muy favorable.

Las Leucemias linfocíticas se iniciaran en las células que se convertirán en linfocitos. Los linfomas además son cánceres que se producen en esas células.

El desacuerdo primordial entre las leucemias linfocíticas y los linfomas es que en la Leucemia, es la célula cancerígena que sera encontrada principalmente en la sangre y la médula ósea, entretanto que el linfoma estará ubicada en los ganglios linfáticos y en otros tejidos.

La Leucemia mielomonocítica crónica siglas CMML, es otra leucemia crónica que se iniciara en las células mieloides.

Pronóstico

En la Leucemia mieloide crónica los factores de mal pronóstico serán, la edad avanzada, bastante destacados los leucocitosis o proporción de blastos, esplenomegalia gigante, y las afectaciones graves de las otras series que son la trombocitosis y anemia, y las alteraciones citogenéticas agregadas.(ver articulo:Tipos de leucemia:).

Diagnóstico

El modo más habitual de iniciación de esta enfermedad es el hallazgo ocasional de una alteración analítica. Dicha alteración consistirá en el crecimiento marcado de los leucocitos los glóbulos blancos y las plaquetas.

En torno a un 30% de los pacientes, acompañando a estas alteraciones analíticas, podrán padecer debilidad generalizado, habrá pérdida de peso, hay sudoración, habrá dolor óseo, hay sangrados, y las infecciones de repetición o las molestias abdominales como consecuencia de un aumento en el tamaño del bazo llamado esplenomegalia.

Tras suponerse la enfermedad por las alteraciones analíticas, deberá efectuarse un estudio cuidadoso de la sangre y médula ósea del paciente para constatar la enfermedad. El diagnóstico sera confirmado después de detectarse la presencia de un cromosoma anormal denominado Cromosoma Filadelfia.

El análisis de este cromosoma suele efectuarse un aspirado de la médula ósea que se obtiene a través de una punción de la médula ósea. Como una prueba diagnóstica secundaria, y que servirán para que después se evalúen las respuesta del tratamiento, deberá encontrarse un oncogén llamado BCR-ABL prueba que se realizara en sangre a través de la extracción convencional.

Diferencial

En ciertas ocasiones para diagnosticar la Leucemia mieloide crónica, sera suficiente cuando el paciente cuenta con importante leucocitosis y representativo esplenomegalia.

Sin embargo otras ocasiones cuando el paciente tiene una leucocitosis que es moderada es fundamental que se haga el diagnóstico diferencial de LMC con otros síndromes mieloproliferativos, con leucocitos reactivos, las infecciones, la corticoterapia, los tumores metastásicos en médula ósea, el estados de shock hemolisis o las hemorragias agudas y la reacción medular de agranulocitosis.

Los factores útiles para realizar el diagnóstico diferencial de Leucemia mieloide crónica, con otras patologías son: fundamentalmente el análisis de biopsia ósea, la cariotipo, en el análisis citogenético el hallazgo del cromosoma PH. y la prueba de la fosfatasa alcalina granulocitica.

También del uso y ejecución en forma correcta de la historia clínica que estará acompañada con la investigación cuidadosa de los casos examinados.

Es fundamental que se aclare que la biopsia ósea servirá para que se valore el grado de abultamiento medular por los elementos mieloides, donde habrá una reducción desmedida de las lagunas grasas.(ver articulo:Diagnóstico de leucemia:).

Súpervivencia 

En 2001 aparecieron medicinas en extremo efectivos para poder tratar la gran mayoría de los casos de la Leucemia mieloide crónica.

Todavía no existen informaciones que sean realmente exactas sobre la supervivencia de los pacientes que fueron tratados con dichas medicinas.

Lo que hasta el momento se sabe es que los pacientes en su mayoría los que fueron tratados con dichos medicamentos o antes de ellos, hasta el presente aun están con vida.

En una gran investigación sobre los pacientes que son tratados con imatinib (Gleevec) se pudo determinar que alrededor un 90% de ellos aún estaban con vida luego de 5 años de iniciado el tratamiento. La gran mayoría de los pacientes mostraron análisis normales de glóbulos blancos y cromosomas luego de 5 años de que recibieron el medicamento.

Complicaciones

La Leucemia mielógena crónica podrá causar diferentes complicaciones.

  • La fatiga. Si los glóbulos blancos enfermos sobrepasan a los glóbulos rojos sanos, se puede tener una anemia. La anemia podrá te hará sentir con debilidad y cansancio. El tratamiento que hará frente contra la Leucemia mielógena crónica además puede disminuir la cantidad de glóbulos rojos.
  • El sangrado excesivo. Las células sanguíneas denominadas plaquetas ayudaran a que se controle el sangrado al obstruir las pequeñas fugas que se producirán en los vasos sanguíneos y ayudara a que la sangre pueda coagularse. La escasez de plaquetas o trombocitopenia podría provocar tendencia al sangrado y a que se formen los hematomas, con un sangrado nasal muy intenso y con mucha frecuencia, el sangrado de encías o que puedan formarse pequeños puntos rojos por sangrado en la piel.
  • El dolor. La Leucemia mielógena crónica producirá mucho dolor en los huesos y en las articulaciones, pues la médula ósea tiende a expandirse cuando llega a acumular una excesiva cantidad de glóbulos blancos.
  • El bazo dilatado. Son parte de las células sanguíneas adicionales que se originan a causa de la Leucemia mielógena crónica se acumulan en el bazo. Es por ello, que el hígado podrá dilatarse o inflamarse. El bazo inflamado ocupara mucho más espacio en el abdomen y hará que el paciente sienta la sensación de estar lleno así haya comido muy poco, y producirá dolor en el costado izquierdo, debajo de las costillas.
  • Las infecciónes. Los glóbulos blancos ayudaran al organismo a combatir las infecciones. Si bien los pacientes que sufren de Leucemia mielógena crónica tendrán una excesiva cantidad de glóbulos blancos, la mayoría de estas células estarán enfermas y no harán su función correctamente. Por lo tanto, serán incapaz de luchar en contra de las infecciones con la misma efectividad que los glóbulos blancos sanos. También, el tratamiento podrá minimizar demasiado la cantidad de glóbulos blancos o neutropenia y esto además hará que los pacientes sean muchos mas vulnerable a las infecciones.
  • La muerte. De no ser tratada a tiempo y correctamente, la Leucemia mielógena crónica podrá ser mortal. /ver: sintomas del mieloma multiple).

Fases

Las fases pueden durar unos 4 a 5 años, sin embargo puede adelantarse de una fase a otras previa asintomática, caracterizada solamente por la alteración hereditarias. Podrá no presentar ningún síntoma y si se detectara con un examen de sangre rutinario, o en ciertos casos presentara los siguientes síntomas:

– Los síntomas de hipoxia tisular que generaran la abstinencia, el decaimiento, la palidez, la perdida de peso y otros que resultaran de la hiperviscosidad que se producirá por el crecimiento de la masa celular total de la sangre.

– Los síntomas que se derivan de la esplenomegalia: la pesadez postprandrial, el cansancio adelantado o fenómenos compresivos abdominales que son típicos en el hipocondrio izquierdo. Estará relacionado con las cantidades leucocitarias, pero suelen ser detectado de modo más precoz.

– Los síntomas de hipercatabolismo celular por lo general solo en casos más adelantados: la hiperuricemia, la hiperkalemia, y la insuficiencia renal.

– Jamás suele haber adenomegalias y no existirá granulocitos en los ganglios linfaticos.

Del 80 – 85% de los pacientes serán enterados o diagnosticados en esta fase. En la sangre periférica se vera leucocitosis, con una mínima cantidad un 2% de blastos y en médula ósea la proliferación de granulocitos, con descenso del tamaño de los precursores eritroides y megacariocíticos.

Fase blástica

< 15% Blastos. < 20% Basófilos. /mm3. Fase acelerada. Blastos 15-30%, >20% de basófilos, >30% de Blastos + Promielocitos en sangre periférica o médula ósea. Recuento de plaquetas 30% de blastos. Compromiso extramedular.

Se presentaran más de un 20% de blastos en médula ósea. Por las alteraciones hereditario de la célula madre en estado madurativos más adelantados, la Leucemia mieloide crónica dara crisis clínicas semejantes a la leucemia aguda.

En el 80% de los casos progresara a leucemia mieloblàstica aguda con las siglas LMA, y el 20% a leucemia linfoblàstica aguda LLA, que tendrá un mejor pronóstico.

  • En la clínica se desarrollara un curso inclemente, con una anemia severa, las infecciones que repiten constantemente, las hemorragias y las trombosis, las alteraciones multiorgánicas por destilaciones linfocítica, y los signos de leucostansia…
  • La clínica de la leucemia aguda es indistinguible, y habrá que realizar el diagnóstico diferencial por técnicas de biologia molecular. La proteína es resultado del gen híbrido presentara distinto tamaños según sea la patología 190 KDa en la LLA, 210 Kda en la crisis blàsticas de la LMC, y 230 Kda que es un tipo de síndrome mieloproliferativo crònica.

Fase acelerada

Durante unos 6 u 8 meses. No se conocerán bien los factores que provocan la transición a las posteriores fases de la enfermedad, pero los análisis citogenéticos y moleculares presentaran nuevas alteraciones: el comienzo de un segundo cromosoma Filadelfia, que es de una trisomía del cromosoma 8 o sera de una deleción p17-.

El paciente presentara fiebre, un aumento de la anemia y sus consecuencias, dolores óseos.

En las exámenes analíticos aparecerán crecimiento de los basófilos por un crecimiento de los blastos, la hipereosinofilia, la anemia y la trombocitopenia. Como consecuencia, aparecerán las infecciones, las trombosis o las hemorragias.

Leucemia mieloide crónica y aguda

Si la leucemia es aguda o crónica dependerá de si la mayor parte de las células anómalas son inmaduras pues se parecerán a las células madre o maduras y se parecerán mucho más a los glóbulos blancos normales.

En la leucemia crónica, las células maduraran solo de forma parcial. Estas células no son normales, sin embargo parecerán ser bastante normales. Generalmente, no combatirán las infecciones tan perfectamente como los glóbulos blancos normales. Las células leucémicas además vivirán más tiempo que las células normales, y se acumularan y sobrepasaran los número a las células normales en la médula ósea.

Con las leucemias crónicas podrá pasar bastante tiempo antes de que provoquen los problemas, y la mayoría de las pacientes podrán sobrevivir por muchos años. No obstante, las leucemias crónicas son por lo general más difícil de que se curen que las leucemias agudas.(ver articulo:Leucemia Linfoblástica Aguda:)

Si la leucemia es mieloide o linfocítica dependerá de cuáles son las celulas de médula ósea que originaran el cáncer.

  • Las leucemias mieloides además llamada como leucemias mielocíticas, mielógenas o no linfocíticas. Se originaran en las células mieloides jóvenes que son las células que se convertirán en glóbulos blancos que no serán los linfocitos, los glóbulos rojos o las células creadora de plaquetas megacariocitos.
  • Las leucemias linfocíticas además llamada como leucemias linfoides o linfoblásticas, que se producirán en las células que se volverán linfocitos.

Leucemia mieloide crónica atípica

La Leucemia mieloide crónica atípica con las siglas LMCa. Y la leucemia neutrofílica crónica LNC mostraran una gran semejanza clínico-analítica. El propósito del análisis fue establecer el estado mutacional de SETBP1 y CSF3R en dichas sociedades.

Pacientes y método

Se investigaron la clase mutacional de SETBP1 y CSF3R, en 7 pacientes con LMCa (n=3), LNC (n=1) y neoplasia mieloproliferativa (NMP) inclasificable (n=3). Por otra parte se analizaron los genes ASXL1, SRSF2, IDH1/2, DNMT3A y RUNX1.

Resultados

Fueron detectados las mutaciones en SETBP1 (G870S y G872R) en 2 pacientes con NMP inclasificable; el primero de ellos mostró, también, mutaciones en SRSF2 (P95H) y ASXL1(E635fs). El paciente afectado de LNC mostró mutaciones en CSFR3 (T618I), SETBP1 (G870S) y SRSF2 (P95H).

Ninguno de los paciente diagnosticados como LMCa mostró mutación de SETBP1 o CSF3R. De los pacientes analizados con mutaciones, uno tuvo una evolución a leucemia aguda mieloblástica y 2 mostraron progresiones de la enfermedad sin que llegara a documentarse transformación a leucemia.

Conclusión

Los conocimientos de las alteraciones moleculares que están involucrados en estas atípicas enfermedades serán muy útiles en el diagnóstico y pueden que tengan importancia tanto en el pronóstico como en el tratamiento.

Fisiopatología

La Leucemia mieloide crónica LMC. es una alteración clonal de las células hematopoyéticas primitivas que se caracterizaran por la leucocitosis, la esplenomegalia, y la inclinación a los progresos en sus fases crónicas, aceleradas y blásticas, y por estar presente el cromosoma Filadelfia Ph’.

Unido con la trombocitosis principal, la metaplasia mieloide y la policitemia vera pertenecerá a los síndromes mieloprolíferativos. En los Estados Unidos tienen un incremento anual de 1 o 2 casos por 100000 habitantes durante un año y corresponderán al 15% de la leucemias en los adultos.

En el Seguro Social son diagnosticados unos 5 a 7 casos por año. Las edades promedios de presentación es entre los 45 y 55 años de edad, entre tanto que un 12 a 30% de los casos que fueron diagnosticados en los adultos mayores de 60 años de edad, que es fundamental a la hora de considerar y tomar la decisión para iniciar el tratamiento.

La gran mayoría de los pacientes se presentaran en las fase crónica con un 85%, del 40 al 50% de los casos presentados serán diagnosticadas por exámenes rutinarios Le, en los pacientes asintomáticos. Los sintomas mas frecuentes al presentar el diagnostico son las astenia, la pérdida de peso y la sensación de llenura abdominal.

EL CROMOSOMA FILADELFIA

En 1961 Nowell y Hungerford en Filadelfia se describió la presencia de un cromosoma mucho más pequeño en un conjunto de pacientes con Leucemia mieloide crónica llamándolo cromosoma filadelfia. 12 años mas tarde en 1973 Rowl ey3 determino que este cromosoma resultara en la alteración de material hereditario entre los cromosomas 9 y 22, (t 9;22), (q34;q11). El cromosoma Filadelfia.

Las flechas mostraran los dos cromosomas que estarán involucrados en la tras-locación t (9;22), (q34;q11) que darán como resultado el cromosoma Filadelfia. Volumen 18 Número 1 . 27. De Alvarado, Garcia-Consuegra, en el marco de la Leucemia mieloide crónica, que ya se encontrara en el 95% de los pacientes.

Además se podrá encontrar en el 5% de los niños y en el 30% de los adultos con Leucemia linfoblástica aguda. No obstante el cromosoma Filadelfia no sera el único ejecutor etiológico de la LMC, se parecerá s r suficiente en el origen de la enfermedad Daley y agregados que utilizaron ratones como modelo que lograron que se recreara los rasgos clinicos de la Leucemia mieloide crónica metiendo por transfección un virus que servirá como un transportador de un gen, la proteína P21.

Genética

Formación del gen BCR-abl. Actividad Tirosina cinasa. Ph (Philadelphia)

En circunstancias normales, la médula ósea funcionara como un deposito sumamente efectivo que se dedicara a que se produzcan los glóbulos rojos, las plaquetas y las células del sistema inmune que correrán por nuestras venas y arterias.

Cabe destacar, que en determinadas circunstancias, la producción sera descontrolada y la médula ósea comenzara a que se fabriquen con auténtico frenesí las grandes cantidades de células inmaduras o anormales que finalmente colapsaran a la propia médula, estas interferirán en la habilidad del organismo de elaborar las células sanguíneas en cantidades ascendente que impedirán que nuestras defensas realicen sus funciones perfectamente.

De esta manera es como aparecerá en cáncer de la sangre con más frecuencia, la leucemia, que podrá ser crónica o aguda, y que, entre otras cosas, convertirá a los pacientes en presas manejables de las infecciones.

Las cuales harán que las células sanas perderán el control, se tornaran hiperactivas y empezaran a separarse cuando no haga falta donde causara un verdadero embrollo en el cuerpo del que parecerá imposible salir.

Por lo pronto, parecerá incuestionable que lo hereditario juegue un papel fundamental. Si se mirara con particularidad el núcleo de la célula de los enfermos con Leucemia mieloide crónica, se observara que los cromosomas 9 y 22, habrán perdido ambos un brazo, y que cada uno se unirán para dar lugar a lo que se conocerá como el cromosoma Filadelfia, que es anormal y que trastocara la personalidad de las células de la sangre que las hará que se vuelvan malignas.

Otros alteración hereditarias no serán tan evidentes. Timothy Ley, genetista del cáncer en la Universidad de Washington, se arrojo hace algunos años a la caza y para capturar los códigos anónimos en los 3.000 millones de letras de nuestro genoma que permitirán que se detecte el cáncer con una simple lectura.

Por los momento ya han demostrado que el 99,5 % de los pacientes con Leucemia mieloide aguda tienen mutaciones en al menos nueve categorías de genes. Es decir, que las alteración de ADN estarán atrás del cáncer sanguíneo.

También, desde 2013 conocemos que hay modificaciones de determinados genes de riesgo, denominados IKZF1, CEBPE y CDKN2A/B, que anteponen a la leucemia y se encontraran en el 20 % de la población.

No obstante, es preciso que esta falla hereditario se asemeja con determinadas mutaciones, como alteraciones en el gen NPM1 o duplicaciones en el gen FLT3, para que la leucemia realicen su aparición. Dicho de otra manera: diagnosticar la leucemia no consistirá en que se identifique un original gen culpable, sino que implicara ubicar las constelaciones de alteración hereditarias que acabaran desatando el cáncer.

En niños

 

Leucemia mieloide crónica es el síndrome mieloproliferativo que se caracteriza por la producción exorbitante de granulocitos de médula ósea con la elevada en sangre.

Las manifestación hematologica en los niños es la anemia con normoblastemia, crecimiento de la Hb. fetal, eritropoyesis incapaz, megaloblastosis en médula ósea; siendo el perfil característico el patrón fetal de la eritropoyesis. Se observara la disminución de la Hb. La Fases de (LMC).

La fase Crónica: Se caracterizara por su buena respuesta al tratamiento con los agentes alquilantes Busulfan y gradual disminución de la masa mieloidea, de manera tal que en un lapso de varias semanas se conseguirá la remisión de la enfermedad.

La fase controlada: la unificación de la cifra leucocitaria, la eritrocitos, la plaquetas y la fosfato alcalina. Se observara la ausencia de los síntomas con una baja notable y aparente de la hepatoesplenomegalia a menudo surgirá durante este tiempo brotes crónicos controlables con tratamiento.

La fase de aceleración. Se caracterizara porque se romperá el equilibrio ya que la enfermedad dejara de ser crónica y benigna y la salud de los pacientes se deteriorara de forma progresiva. Se observaran cuadros clínicos y hematologicos confusos, ya que no seguirán un patrón definido.

El tratamiento en ciertos pacientes con LMC podrán sobrevivir en la actualidad, con la falta de tratamiento, desde algunos meses a partir del diagnostico hasta inclusive años; situación que denotara la diversidad e incertidumbre en el momento de prever el tiempo de vida del paciente.

La terapia cabe decir que se han conseguido adelantos en la calidad de vida del paciente, sin embargo lamentablemente no se ha podido conseguir prolongar un gran cantidad de tiempo la supervivencia de los afectados. Los trasplantes de médula ósea (TMO) por ser el único con potencial realmente curativo en la materia.

En adultos

El cáncer se originara cuando las células en el organismo empiezan a aumentar de un modo descontrolado. Casi cualquier célula del organismo podrá convertirse en cáncer y propagarse a otras partes del cuerpo.

La Leucemia mieloide crónica además se conocerá como o Leucemia mielógena crónica. Esta leucemia es un tipo de cáncer que se originara en ciertas células productoras de sangre de la médula ósea.

En la LMC, se producirá una alteración hereditaria en una versión temprana inmadura de células mieloides, las células que producirán los glóbulos rojos, las plaquetas, y la gran mayoría de los tipos de glóbulos blancos (excepto los linfocitos). Este alteración formara un gen anormal llamado BCR- ABL, que convertirá la célula en una Leucemia mieloide crónica.

Las células leucémicas crecerán y se dividirán, se acumularan en la médula ósea y se prolongaran a la sangre. Durante este tiempo, las células además pueden invadir otras partes del organismo, incluyendo el bazo. La LMC es una leucemia cuyo aumento es relativamente lento, sin embargo puede evolucionar en una leucemia aguda de aumento veloz que sera difícil de ser tratadas.

La Leucemia mieloide crónica sucede principalmente en adultos, no obstante rara vez ocurrirá en niños también. Generalmente, los niños recibirán el mismo tratamiento que los adultos.

Epidemiología

La leucemia mieloide crónica es uno de los tipos más raros de leucemia.

Leucemia mieloide crónica en los Estados Unidos

Hace algunos años en los Estados Unidos, aproximadamente 4.600 nuevos casos de Leucemia mieloide crónica fueron diagnosticados. Estos estarían entre 33.400 nuevos casos de leucemias de todos los tipos. Precisamente la Leucemia mieloide crónica estará alrededor 14% de todos los tipos de leucemias en unido sacia.

La leucemia mieloide crónica formara el 20% de todas las leucemias adultas. Puesto que muchos casos de la leucemia aguda ocurrirán entre niños esto es una estadística fundamental. La incidencia o el número anual de casos de la Leucemia mieloide crónica es 1,6 casos por 100.000 adultos.

Leucemia mieloide crónica en el Reino Unido

En el Reino Unido la incidencia anual de la Leucemia mieloide crónica es aproximadamente 600 pacientes al año. La leucemia mieloide crónica podrá atacar a personas de cualquier edad, pero es más frecuente en las personas adultas y mayores de 40-60. No tendrá tendencias geográficas ni familiares.

Varón crónico de la leucemia mieloide a la índice femenina

Hay una cifra levemente más elevada de los casos entre los hombres que en las mujeres. El hombre al índice de la mujer es 1,4.

Edad de la diagnosis

La edad promedio para el diagnostico es de 65 años. La Leucemia mieloide crónica es excesivamente anormal entre niños y el riesgo del cáncer subirá con edad.

Asociaciones crónicas de la leucemia mieloide

La leucemia no se ejecutara en general en familias y hay asociaciones no genéticas, geográficas, étnicas, o económicas.la leucemia es hereditaria

Leucemia mieloide y exposición de radiación crónicas

El riesgo sin embargo es más alto cerca de áreas adonde ha habido una alta exposición de radiación. Por ejemplo, los cuerpo que estuvieron expuestos a las explosiones de la bomba atómica en Japón en 1945, ésos que viven cerca del sitio de accidente nuclear en Chernóbil estarán en un mayor riesgo del padecer cáncer y los regímenes de LMC serán más altos en estas áreas.

Los presupuestos de la Sociedad del Cáncer americana para la leucemia mieloide crónica

Según los presupuestos de la Sociedad del Cáncer del americano para los casos crónicos de la leucemia mieloide habrá alrededor 5.920 nuevos casos de leucemia mieloide crónica y de 610 muertes del cáncer en 2013. El riesgo del curso de la vida de la persona media de conseguir LMC estará cerca de 1 en 625.

Analítica

El diagnóstico de LMC además se puede probar por técnicas de biología molecular por el método de reacción en cadena de la polimerasa.

Es un estudio con el que se analizara la secuencia de las moléculas que componen los genes de las células para constatar si se presentaran la mutación que producirá el oncogén BCR-ABL. La técnica es extraordinariamente afectivo, por lo que se hara imprescindible su uso para efectuar el seguimiento de la calidad de la respuesta al tratamiento por parte del paciente.

El resultado positivo de cualquiera de las exámenes citados anteriormente, ya sea la citogenética con el cromosoma Ph, la FISH o la detección del gen de fusión BCR-ABL, permitirá diagnosticar la LMC.

Una vez confirmado el diagnóstico de LMC, el paciente generalmente no necesitara ingreso en el hospital para que comience el tratamiento y la mayoría de las indicaciones se podrán realizar en régimen ambulatorio si se tomaran las debidas precauciones y se seguirá con un régimen de consultas médicas.

En el embarazo

El tratamiento de la leucemia en pacientes embarazadas y el efecto de los agentes antineoplásico a través de la concepción y durante el embarazo aun no se han investigado. Se ha estimado que el comienzo de la leucemia ocurrirá alrededor de uno entre 750 000 a 100 000 embarazos. En menos de 10 % de las pacientes se tratara de Leucemia mieloide crónica.

El embarazo no debería de afectar el pronóstico de la enfermedad. La LMC fue una de las primeras neoplasia en la que se conformó un muestra que sirvira de blanco a una terapia de acción molecular.

 

Las estudio efectuados en las últimas dos décadas han mostrado que el gen de fusión BCR-ABL es el responsable de la patogénesis de la enfermedad y que la acción de la tirosina cinasa constitutiva-mente activada es fundamental en la capacidad de la transformación hematopoyética.

La inclusión del imatinib ha revolucionado el tratamiento de la Leucemia mieloide crónica y, también, ha estimulado la búsqueda de compuestos químicos que tengan eficacia por su actividad molecular en otros tipos de tumores. Además ha favorecido el crecimiento de otros inhibidores, los cuales son estudiados en la actualidad.

Con una dosis de 400 mg diarios de imatinib, más de 90 % de los pacientes tratados en fase crónica luego de no responder al interferón y 100 % de los casos que la han utilizado como terapia de primera línea han conseguido respuesta hematológica completa.

Comparado con los regímenes basados en interferón e hidroxiurea, el imatinib ha mostrado tener un alto nivel de eficacia. y número menor de reacciones dañinas. Con su uso se lograron remisiones hematológicas más duraderas que con los tratamientos convencionales.

En cuanto a las tasas de respuesta citogenética, 60 % de los pacientes resistentes al interferón y tratados con imatinib ha alcanzado respuesta citogenética mayor. Sin embargo, un ademán con información reducida es el potencial alcance de este fármaco en la generación y crecimiento del feto.

Determinadas mujeres tratadas con imatinib se enfrentaran al disyuntiva de embarazarse entretanto reciben el fármaco. Al respecto hay dos consideraciones fundamentales. por un lado, la madre necesitara el tratamiento oncológico óptimo; por otro, el producto podría verse afectado por la enfermedad o por la teratogenicidad del agente antineoplásico.

La vida de leucemia aguda y embarazo no es una asociación frecuente y su incidencia es de 1 en 75.000-100.000 embarazos. Esto puede incrementarse debido a la tendencia presente de diferir el embarazo hasta más tarde en la vida y la creciente incidencia de la Leucemia mielógena en la última década.

Generalmente el diagnóstico es hecho luego del 1er trimestre del embarazo. Se considerara que el embarazo no tendrá un alcance dañino sobre la enfermedad. Los resultados en términos de porcentaje de remisión completa (92%) y sobrevivira libre de enfermedad (54%) son semejante a los de mujeres no embarazadas.

Etiología

La causa de la LMC es desconocida. No hay prueba de que tenga relación con fármacos o infecciones; los estudios de los efectos de las bombas atómicas y de los sobrevivientes del accidente nuclear de Chernobil mostraran que solo grandes dosis de radiación podrá abstraer la aparición de una LMC.

Lo que sí se sabe es que presentar una traslocación hereditario de tipo t 9;22 que producirá un re-ordenamiento de los genes BCR/ABL, produciendo el llamado cromosoma Filadelfia. La proteína que resultara es una tirosina quinasa cuya altibajo cambia el ATP en ADP, fosforilando un sustrato que alterara la médula ósea y su funcionamiento.

Leucemia mieloide cronica en perros

Introducción: la Leucemia mieloide crónica (LMC) en caninos constituye una nosología de diagnóstico poco habitual en nuestro medio, en contradicción con la de tipo linfoide (LLC), siendo esta última la más frecuentemente diagnosticada.

Los síntoma clínicas en los caninos con Leucemia mieloide crónica son generales e inespecíficas, comprenderán la letargia, la hipertermia, la anorexia, poliuria la polidipsia, la organomegalia, la claudicación entrecortado, las diarreas y los vómitos entrecortado, y la pérdida gradual de peso.

Objetivo: Informar el diagnóstico de Leucemia mieloide crónica en dos pacientes caninos que llegaron a consulta al Servicio de Clínica e Internación de Pequeños Animales, Hospital Escuela de la Facultad de Veterinaria, UNLP realizaron particular énfasis en el camino diagnóstico.

Casos clínicos: se presentaron a consulta dos caninos, un macho y una hembra, de alrededor 10 años de edad, con signología inespecífica de larga data. Al momento del análisis clínico en los dos animales se observaron debilidad, deshidratación, pérdida de peso y un leve dolor abdominal; el macho también mostraba historia de paraparesia-ataxia y vómitos en borra de café.

Ante el presente panorama se indicaron análisis de sangre de rutina y ecografía abdominal.

Resultados: los análisis de sangre mostraron la presencia de una anemia con reacción leucemoide, es decir, un recuento celular mayor a 50.000 leucocitos con marcado desvío a la izquierda, y sin alteraciones en los valores de bioquímica sérica.

En tanto, en la ecografía abdominal se observó hepatomegalia y esplenomegalia con un patrón infiltrativo e inflamatorio de ambos órganos.

Ante lo inespecífico de la signología y la ausencia de una respuesta favorable a la terapéutica instaurada, la cual fue basada en antibióticoterapia junto con antieméticos y analgesia, es que se determina la realización de una punción de médula ósea en ambos pacientes, para la ejecución de citología del aspirado de médula.

Las células obtenidas fueron teñidas durante la técnica de FAL (fosfatasa alcalina leucocitaria) y el resultado en ambos casos fue el diagnóstico de Leucemia mieloide crónica.

Discusión: La desaparición de casuística en nuestro medio de este tipo de leucemias, dificultara la temprana entrada de esta afección en los diagnósticos diferenciales.

Si bien es necesaria en primera instancia la exclusión de otros procesos morbosos como infecciones sistémicas, las enfermedades inmunomediadas y otras condiciones inflamatorias, debería considerarse la inclusión de rutina de la punción de médula ósea en pacientes con reacción leucemoide de causa desconocida.

(Visited 4 times, 1 visits today)

Deja un comentario