Remedios caseros para la amigdalitis: crónica, aguda, bacteriana y más

La amigdalitis suele ser una enfermedad muy incómoda de sobrellevar en el día a día, si bien sabemos que existen diferentes medicamentos para tratarla, también contamos con muchos remedios caseros para la amigdalitis, en nuestro articulo te mostraremos todos a los que puedes recurrir.

El tratamiento de la amigdalitis crónica con remedios caseros

La amígdala crónica puede desarrollarse como después de la angina de pecho, y después de los resfriados usuales y la reducción de la inmunidad del organismo. Cómo queremos ser saludables, pero con una pérdida mínima de dinero, tiempo y consumo de productos químicos.

Los antibióticos, las medicinas tradicionales y varios procedimientos sobre las amígdalas no siempre benefician al cuerpo. Si la condición de sus amígdalas todavía le permite “luchar” por su preservación, entonces descubramos qué remedios populares nos ayudarán en esto. Los métodos tradicionales de tratamiento de la amigdalitis crónica incluyen un conjunto de medidas destinadas a combatir las infecciones y restaurar la inmunidad.

Lavado doméstico de las amígdalas para eliminar los tapones purulentos

El lavado puede llevarse a cabo no solo en una policlínica, sino también en el hogar. El médico otorrinolaringólogo, por supuesto, es mejor para hacer frente a esta tarea, pero, desafortunadamente, no siempre hay tiempo y dinero para los procedimientos.

¿Cómo lavamos las amígdalas en casa?  – Tomamos una jeringa desechable por 20 ml y marcamos la solución. Propóleos, sal marina, manzanilla, eucalipto y otros son buenos para el lavado. Nuestro paciente abre la boca de par en par. Enviamos el chorro con el medicamento de la jeringa a la amígdala, sin tocarlo. Luego inyectamos el medicamento en otra amígdala. Después de lavarse, no coma durante dos horas.

Si este procedimiento es intolerante, puede retirar cuidadosamente los tapones purulentos, utilizando varillas desechables con un bastoncillo de algodón. Si este procedimiento también es difícil de realizar, entonces lubricamos las amígdalas con preparaciones farmacéuticas: una solución oleosa de clorofilato, lugol o propóleos.(Ver artículo: Cancer de las amígdalas)

Remedios caseros para la amigdalitis

  • En un vaso de agua, diluimos sal (una cucharadita) + refresco (una cucharadita), agregamos 4-5 gotas de la solución de yodo del medicamento. Enjuague dos veces al día entre comidas.
  • Enjuague con hierbas, las hierbas se toman en partes iguales. Prepare a razón de una cuchara de postre cualquiera de las siguientes mezclas que están estructuradas para un vaso de agua hirviendo.
  • Hojas de plátano grande; sabio medicinal; hierba ajenjo amarga.
  • Flores de la farmacia de la manzanilla; hojas de zarzamora; hojas y raíces de bardana.
  • Hierba de menta; corteza de roble; flores de caléndula.
  • Hojas de salvia; raíz de althea; flores de saúco.

Estas hierbas se pueden usar tanto en las mezclas antes relatadas, como elaboradas por separado.

Solución acuosa de propóleo

Para 50 ml de agua tomamos 5-7 gotas de tintura. Puedes agregar tintura y té. El enjuague de ajo se prepara de la siguiente manera: tomar un vaso de agua tibia, tome 2-3 dientes de ajo e insista hasta 40 minutos. Enjuague para pasar 1-2 veces al día. El ajo limpia perfectamente los tapones caseosos de las amígdalas.

La solución de limón se prepara mediante la infusión de varias rodajas de limón en un vaso de agua caliente. Cuando se enfría, comenzamos a enjuagar la garganta. Se recomiendan 1-2 procedimientos por día.

El vinagre de manzana (casero) en la cantidad de una cucharilla se vierte en un vaso de agua tibia, enjuague 1-2 veces al día.

El jugo de remolacha roja es bueno incluso para la angina catarral. Exprime el jugo de la remolacha y la garganta.

Una mezcla de curación. Tomamos en partes iguales: jugo de cebollas; jugo de hojas de madre y madrastra y vinotinto, revuelva bien la mezcla y guárdela en el refrigerador. Tome 20 ml 3 veces al día.

Aceite de espino amarillo. Los buenos resultados son proporcionados por el riego de las glándulas. El procedimiento debe realizarse hasta cuatro veces al día.

Aceite de abeto. Lubrique dos veces al día la amígdala.

¿Entonces no puedes lubricar tu garganta? Hay muchos consejos para lubricar la garganta con queroseno y formalina. No use este método categóricamente. Existe la posibilidad de que dicho “tratamiento” pueda provocar un proceso maligno.(Ver artículo: Amigdalas Hipertroficas)

Tés de hierbas. Para preparar té de hierbas puede usar las hojas de frambuesas, menta, grosellas, flores de tomillo y muchas otras hierbas. Una receta especial para esto no es necesaria. Preparar como té regular.

El té de miel con limón posee una excelente propiedad inmune.

Antibióticos naturales en la lucha contra la amigdalitis

La cúrcuma es un antibiótico natural, mejora la composición de la sangre y elimina la disbacteriosis. Agregar a los platos al cocinar.

Clavel: limpia el sistema linfático en la región del anillo faríngeo. Beba en forma caliente, 1/2 cucharadita pre-infundida en 200 ml de agua hirviendo.

  • Frotamos las cebollas en un rallador y hacemos inhalaciones. El procedimiento debe seguirse inmediatamente después de cocinar gachas de cebolla.
  • El propóleos es un potente agente de protección contra infecciones y virus. Incluso un bacilo tuberculoso “no tolera” el propóleos.
  • Globos aplicados de propóleos. Mastique de 1 a 2 gramos hasta tres veces al día. Tal tratamiento dura un mes. El curso puede repetirse después de 3 meses.
  • La raíz de regaliz debe ser vertida y hervida. Tómelo antes de acostarse como si fuera té, preparando previamente una pizca de raíces ralladas.
  • La raíz del jengibre (crudo) se frota en el rallador y se prepara, bebemos una bebida de 100 ml dos veces al día.

Nutrición para la amigdalitis

Coma solo alimentos naturales ricos en vitaminas y fibra. Para normalizar el tracto gastrointestinal, aumente los productos de ácido láctico en la dieta, especialmente Narine. Limite los alimentos con proteínas: productos lácteos, carne y otros. La comida debe ser cálida, los alimentos calientes y fríos no están permitidos, los platos que irritan la garganta están excluidos.

Después de comer, las gárgaras deben enjuagarse para eliminar cualquier alimento restante. En este caso, la sal, la soda o las soluciones herbales son buenos. (Ver artículo: Tratamiento para la amigdalitis)

Aromaterapia con amigdalitis crónica

Una amplia aplicación en el tratamiento de la amigdalitis encontró aceites esenciales: bergamota; jengibre; geranio; abeto limón; eucalipto; lima. En la lámpara de aroma, gotee 4-7 gotas de aceite esencial. En la sala donde se distribuyen los aceites medicinales, es necesario permanecer durante una hora. Puedes hacer una inhalación caliente. En una olla con agua, agregue 5 gotas de aceite esencial. Respire durante aproximadamente 3-5 minutos, cubriendo su cabeza con una toalla.

Yoga terapia

Después de los procedimientos para limpiar las amígdalas, comience a usar la postura “león” y “abedul”. Estas posturas mejoran la circulación sanguínea en el área de la cabeza. Es reconocido que el yoga lleva nuestro cuerpo a un estado límite de relajación y nuestra mente queda en blanco, es decir, que olvidamos todas las dolencias de nuestro cuerpo y nos conectamos con el alma, luego de esto es importante tener en cuenta el siguiente punto que nos ayuda a nivel psicológico.

El factor psicológico del tratamiento para la amigdalitis

Cualquier enfermedad debe ser considerada de una manera compleja. Por lo tanto, si tiene dolor de garganta, existen otras razones por las cuales la inmunidad de las amígdalas no funcionó. Comienza a meditar, mira comedias, escucha música suave. Leer los temas psicológicos es bueno. Piensa solo en lo bueno. No caigas en la desesperación, el abatimiento es un gran pecado. Solo una buena actitud psicológica te llevará a la victoria sobre la enfermedad.(Ver artículo: Amigdalas inflamadas)

Medidas profilácticas para la amigdalitis

Deja de fumar, elimina el tabaquismo pasivo, saneamiento de la cavidad oral y la nasofaringe, tratamiento de dientes cariados, no te laves el cabello antes de salir, normaliza el sueño, dieta, endurecimiento, yoga, procedimientos de agua para ajustar el trabajo del intestino, realice un enjuague diario de la garganta con soluciones a base de hierbas, tome un curso de inmunoestimulantes naturales: ajo; ginseng; manzanilla; propóleos; equinácea La observación de todas las recomendaciones indudablemente fortalecerá la inmunidad y la amigdalitis crónica tendrá que retirarse.

Sistema inmunológico

Debemos tener en cuenta que nuestro organismo es protector de muchas enfermedades virales, esta protección se puede ver muchas veces afectada y por ello diferentes tipos de virus penetran en nuestro cuerpo y nos hacen pasar muchas enfermedades que se complican y que son difíciles de erradicar completamente. Este sistema que es el inmunológico debe estar sumamente activo para evitar todo tipo de enfermedades, por eso existen muchas maneras de mantenerlo trabajando a tope.

Con esto conseguiremos a una persona feliz, sobre todo, una persona sana. No todas las personas pueden jactarse de su buena salud, las exacerbaciones comienzan con el comienzo del clima frío. La garantía de una salud excelente es una fuerte inmunidad. La buena noticia es que el nivel de inmunidad no depende de la genética, se puede fortalecer sin el uso de medicamentos caros.

Los ingresos provienen de medios populares, el rechazo de los malos hábitos, la nutrición adecuada y el endurecimiento. El fortalecimiento de la inmunidad en el hogar contribuye a los baños de sol y aire, caminar descalzo, y muchas otras cosas fascinantes.(Ver artículo: Síntomas de la amigdalitis)

La inmunidad humana protege al cuerpo de las bacterias, los virus y la microflora patógena. Una persona sana con un sistema inmune fuerte que lo protege de diversas enfermedades.

Una vez que se prueba la inmunidad, se producen anticuerpos que resisten la enfermedad. Si la inmunidad es débil, entonces los anticuerpos se producen en pequeñas dosis. El cuerpo humano se vuelve vulnerable a varias enfermedades.

Hay signos que determinan en qué estado se encuentra su sistema inmunitario. Es débil si:

  • Una persona a menudo está enferma.
  • El síndrome de fatiga crónica se ha convertido en un hábito.
  • Una persona está constantemente deprimida, propensa a la depresión, inestabilidad emocional.

Estos síntomas pueden indicar la presencia de una enfermedad grave en el cuerpo. Vale la pena consultar con el doctor.

Productos útiles

El fortalecimiento de la inmunidad debe comenzar con la dieta principal diaria. Proteger el cuerpo de enfermedades virales y otros problemas ayudará a los productos disponibles en todos los hogares. Para la inmunidad son productos útiles:

  • Pan integral, cereales.
  • Productos de leche agria.
  • Legumbres, huevos, carne magra.
  • Mariscos.
  • Frutas, vegetales y raíces.

Esta no es toda la lista de productos que son de valor energético para el cuerpo humano. Aumentar la inmunidad es posible comiendo regularmente rábano negro, ajo, cebolla, nabo y mostaza. Los productos anteriores incluyen vitaminas y minerales que tienen propiedades antioxidantes, mejoran el metabolismo y combaten los primeros signos de un resfriado. De tales productos es posible hacer mezclas sabrosas y útiles, que afectan positivamente a la inmunidad.(Ver artículo: Linfoma folicular)

Receta 1. Tome cantidades iguales de limón, pasas, albaricoques secos, ciruelas pasas, nueces y revuelva en una picadora de carne. Para la viscosidad agregue miel natural. Pon la mezcla resultante en el refrigerador. Tal comida se debe comer en una cucharadita por día, preferiblemente con el estómago vacío.

Receta 2. Tome algunas manzanas verdes, córtelas en cubos, agregue una libra de arándanos. Picar las nueces (un vaso) y agregar el azúcar (una taza y media). Coloque todos los ingredientes en una bandeja de esmalte y vierta 500 ml de agua. Hervir, revolver periódicamente con una espátula de madera.

En un día es suficiente tomar una mezcla de 2 cucharadas para fortalecer la inmunidad con remedios caseros simples y olvidarse del resfriado común. Realice el curso de la vitamina varias veces al año, durante el debilitamiento del cuerpo.

Beneficios de las vitaminas

En la dieta diaria debe estar presente una variedad de productos que mejoran la inmunidad. Las sustancias biológicamente activas, que son vitaminas, estimulan la producción de anticuerpos.

El sistema inmune es perfectamente compatible con la vitamina C, presente en limones, naranjas, grosellas negras, arándanos, tomates, repollo blanco. Vale la pena considerar que durante el procesamiento térmico de los productos, la vitamina C desaparece, y con la ayuda de la congelación es posible conservar todas sus propiedades útiles. Si no hay posibilidad de usar vitamina C diariamente, compre vitaminas en la farmacia, compensen la falta de este componente en el cuerpo.

Para mantener la inmunidad, la vitamina A (retinol) es importante. Está contenido en cantidades suficientes en el hígado, la mantequilla y los huevos. La acción de las vitaminas A y C aumenta la vitamina E, que acelera el metabolismo, neutralizando los radicales libres.

Esta sustancia está presente en aceite vegetal o de oliva, semillas y nueces. Cuide de mejorar la microflora intestinal, que se ve afectada positivamente por el uso de productos de leche agria, bacterias beneficiosas, minimizando los alimentos dulces y grasos.

Bebidas que aumentan la inmunidad

Rechazar una taza de café aromático vigorizante es difícil, especialmente para los fanáticos de esta bebida. Hay opciones alternativas que, además del sabor agradable, son de gran beneficio para el cuerpo.

Recetas que debe utilizar

  • Tome una cucharada de escaramujos y llénelo con un litro de agua. Preparar mejor en un termo y tomar un vaso todos los días.
  • Exprime el jugo de 2 limones, agrega la miel al gusto. Precalienta la mezcla resultante y tómala al despertar.
  • Prepara té negro con cáscaras de naranja y limón. Este té cítrico es especialmente agradable de beber en el período frío.

Las zanahorias son un almacén de diversas vitaminas. El jugo de esta verdura no es menos útil. Beba un vaso de jugo de zanahoria recién exprimido con el estómago vacío. Si le agrega jugo de manzana, naranja o cereza, obtendrá una bebida completamente diferente.

Ingredientes naturales: la garantía de la salud

Entre los remedios naturales efectivos que mejoran la inmunidad, se debe tener en cuenta: el jengibre, el ajo, el propóleo y el aloe. La ventaja es su disponibilidad.

El jengibre se considera una especia, que tiene muchas cualidades útiles. Es ampliamente utilizado en la lucha contra los resfriados y el sobrepeso. Las bebidas con la adición de jengibre se pueden hacer por usted mismo.

Tintura de jengibre. Tomará 50 gramos de raíz de jengibre, un vaso de miel natural y limón. Corta los cítricos con la cáscara y quítales los huesos. Jengibre limpio, y aprieta los platos pequeños con un cuchillo. Doble el jengibre y el limón en un recipiente de vidrio y revuelva cuidadosamente entre ellos. Agregue miel, la infusión de la bebida debe durar aproximadamente 2 meses, por lo tanto, prepare el producto con anticipación. La infusión de tomar debe ser tres veces al día por una cucharada.

Tome 100 gramos de jengibre + 200 gramos de grosella negra + limón. Moler todos los ingredientes, mezclar bien y dejar durante unos días. La infusión resultante antes del uso se diluye con agua limpia.

Té de jengibre. Rebana 30 gramos de raíz de jengibre, vierte un litro de agua, insiste en un termo. Para mejorar el sabor de la bebida ayudará a una rodaja de limón, canela, té verde y una cucharadita de miel.

Tintura de propóleos. Vierta dos cucharadas de propóleos con vodka (suficiente 250 ml). Deja por 10 días. Cuele, agregue 15 gotas en leche tres veces al día. El propóleos tiene un efecto bactericida y antiinflamatorio. Esta sustancia ayuda a hacer frente a las infecciones crónicas de las vías respiratorias y los resfriados. La única precaución con respecto al uso del propóleo es la intolerancia individual.

En la lucha contra los resfriados, puede usar una combinación de leche y propóleos. En un vaso de leche tibia, mezcle 20 gotas de propóleo o media cucharadita de producto molido. Significa con el uso de propóleo tomado durante períodos de inmunidad reducida.

En la medicina popular, el aloe vera es ampliamente utilizado. Mejora las propiedades de las hojas de aloe, si las pones durante 12 horas en el refrigerador. Coloque cien gramos de jugo de aloe más 200 gramos de miel. Revuelva los ingredientes, déjelos en la nevera por unos días.

Áloe con miel. Mezcle en proporciones iguales el jugo de aloe y la miel líquida. Tome la infusión resultante tres veces al día después de comer una cucharada. Las mezclas propuestas arriba pueden almacenarse en el refrigerador por no más de un mes.

Dicen que el ajo mata cualquier germen, y es verdad. Un remedio con limón y ajo ayuda a olvidarte de los virus y los resfriados durante mucho tiempo. Rallar o moler el limón y la cabeza de ajo de otra manera. Vierta la papilla resultante con agua. Déjalo por unos días en un lugar oscuro. Use una infusión cada mañana en una cucharada durante un mes. Ajo triturado y miel en proporciones iguales a fondo. Tome el remedio en una cucharilla tres veces al día antes de las comidas.

Otros métodos para fortalecer la inmunidad

Además de las vitaminas y remedios herbales, uno debe tener en cuenta recomendaciones simples, que por alguna razón ignoran muchas personas. No importa cuán trillado sean estos consejos, vale la pena recordarlos por su propia salud. Ventila la habitación antes de irte a la cama.

No te quedes despierto hasta tarde, la duración del sueño depende del estado del sistema nervioso. El senderismo en el aire fresco fortalece el sistema inmunológico, mejora el estado de ánimo, ayuda a relajarse.

El estado de salud mejorará muchas veces, si haces gimnasia todas las mañanas. La ducha de contraste ayuda a despertar, tonifica perfectamente y agrega vivacidad. Se puede comparar con ahorrar, porque en el futuro veras los beneficios unidos.

Aclimatación en niños

Ir con niños a un país exótico o al mar no solo es emocionante, sino también útil. El niño verá el mundo, aprenderá muchas cosas nuevas, pasará un maravilloso tiempo de descanso lejos de ciudades ruidosas y caminos polvorientos. Pero luego conocemos la palabra aclimatación, esta palabra asusta a muchos padres y pediatras. Los médicos están seguros de que un cambio brusco de clima sin preparación es dañino para el cuerpo del niño.

Lo primero que debes hacer es olvidarte de productos a medio terminar y comida rápida. Coma más frutas y verduras frescas, pescado, carnes magras y verduras. Recuerde que la naturaleza cuida a cada persona que vive en este planeta. Lo principal es no ser flojo, y pasar unos minutos al día mejorando su propio mundo físico y espiritual.

¿Pero que es la aclimatación? La aclimatación es un proceso biológico natural de adaptación del organismo a condiciones naturales y climáticas inusuales. Él está asociado con el trabajo de las glándulas suprarrenales y la liberación de hormonas del estrés. En otras palabras, cuando un régimen normal cambia y la situación cambia, una persona experimenta estrés.

Todos se adaptan de diferentes maneras: alguien lleva un proceso de dos o tres días y pasa casi de manera asintomática, otros duran una semana o más. En niños menores de tres años, la termorregulación, el intercambio de agua no está lo suficientemente formado, por lo tanto, la aclimatación es más aguda en ellos que en los adultos.

Síntomas y signos de aclimatación en niños

Los síntomas de la aclimatación se manifiestan individualmente y dependen de la preparación del organismo y del grado de cambio en el régimen habitual. Se cree que cuanto mayor es la inmunidad, más fácil es la aclimatación. Los síntomas en los niños a menudo son similares a los resfriados. Por lo general, ocurren en el primer o segundo día en un nuevo entorno. Síntomas de aclimatación en niños:

  • Aumento de la temperatura corporal.
  • Tos.
  • Pérdida de apetito.
  • Somnolencia o insomnio.
  • Trastornos digestivos (hinchazón, diarrea).
  • Reacciones alérgicas.
  • La aclimatación también se manifiesta en un cambio brusco en el estado de ánimo y el estado mental. El niño se vuelve apático, letárgico, caprichoso o, por el contrario, excesivamente excitable.

Etapas de la reestructuración del cuerpo

La duración promedio del período de aclimatación en niños dura de cinco a ocho días. Con un cambio climático agudo y dramático, la adaptación se retrasa hasta 12-14 días. Por lo tanto, las vacaciones en países exóticos distantes deben planificarse durante al menos tres semanas.(Ver artículo: Sistema inmunologico)

Etapas de la aclimatación: El comienzo. El primer día en las nuevas condiciones generalmente pasa sin síntomas obvios. El cuerpo acaba de comenzar a “analizar” nuevas condiciones y reconstruir sistemas. Después de un vuelo o un viaje largo, puede haber un ligero malestar general, fatiga, dolor de cabeza, somnolencia. Los expertos aconsejan el primer día de descanso para pasar en paz y silencio, dormir y abstenerse de comer alimentos pesados. Especialmente no se recomienda probar nuevos platos.

Exacerbación: En el segundo día ya se notan los primeros síntomas de aclimatación. Los niños generalmente tienen fiebre, tienen problemas de digestión, secreción nasal, tos. Este período dura un promedio de dos a cuatro días.

Finalización de la aclimatación: En el cuarto o quinto día, casi todos los signos desagradables de la reestructuración del cuerpo pasan. El sueño, la digestión y el estado de ánimo mejoran.

(Visited 42 times, 1 visits today)

Deja un comentario