Síntomas de la Leucemia: ¿Cuáles Son? Primeros Síntomas, y más

Los Síntomas de la Leucemia, en general suelen ser similares, no obstante, pueden variar de acuerdo al tipo de leucemia que se esté desarrollando y al tipo de persona que la esté padeciendo, estos síntomas incluso suelen ser confundidos con las de otras enfermedades, por lo cual en algunos casos el diagnóstico suele ser algo tarde, y puede que la leucemia este avanzada. Entérate de más aquí!

Síntomas de la Leucemia

Por su parte, la leucemia es un tipo de cáncer, que afecta a los tejidos que se encargan de la conformación de la sangre encontrada en nuestro cuerpo, asimismo, la que se ubica en la médula ósea como también en el sistema linfático.

Hay hoy día distintos tipos de leucemia, ciertas representaciones de las leucemias son mucho más habituales en los niños, mientras que otras se desarrollan con más frecuencia en los adultos.

De manera global en la leucemia, se encuentran implicados los glóbulos blancos. Estos últimos son fuertes protectores, y además por medio ellos se combaten de las infecciones de manera habitual, estos se desarrollan y se fraccionan de forma organizada, a partir de que el cuerpo lo vaya requiriendo.

Pero en los individuos que poseen leucemia, la médula ósea genera entonces glóbulos blancos que son anormales y que actúan de manera incorrecta. En lo que respecta al tratamiento que se emplea para la leucemia consigue ser algo complicado, y va a depender del tipo y de otros factores.No obstante, existen actualmente estrategias y métodos que logran beneficiar para que de tal forma en colaboración con el tratamiento, se logre llegar a un resultado exitoso.

¿Cuáles Son los síntomas de la Leucemia?

Las sintomatologías de la leucemia son cambiantes de acuerdo al tipo de que se trate. Tanto los signos como los síntomas de la leucemia son los siguientes y que se especifican a continuación:

  • Fiebre o escalofríos.
  • Cansancio persistente o debilidad.
  • Infecciones que se dan de manera frecuentes, o consiguen ser graves.
  • Pérdida de peso sin razón alguna.
  • Ganglios linfáticos inflamados, así como un agrandamiento, ya sea del hígado o del bazo.
  • Propensión al sangrado, y con ello a la formación de morados.
  • Sangrados nasales periódicos.
  • Pequeñas manchas que tienen coloración rojiza en la superficie de la piel (petequia).
  • Sudoración de manera excesiva, aun mas por la noche.
  • Dolencia o sensibilidad en los huesos.

Los Primeros Síntomas Leucemia

Entre los primeros signos y síntomas de la leucemia, de manera global, son el agotamiento de manera excesiva e hinchazón de los ganglios linfáticos que se encuentran en la ingle o en el cuello. No obstante, los síntomas de la leucemia consiguen ser cambiantes de manera progresiva en concordancia con el desarrollo de la misma enfermedad.

Asimismo, pueden variar de acuerdo al tipo de célula que se ve perturbada y pueden influir del mismo modo, la edad del individuo. De manera global, los signos  iniciales de la leucemia, logran ser similares a los que se presentan con un simple resfriado o gripe e incluso, llegan a confundirlo con ello, aun mas cuando se manifiesta de manera imprevista.

Signos y Síntomas de Leucemia en Niños

Asimismo, numerosos de los signos y síntomas que son de la leucemia que es manifestada en niños, consiguen presentar otras causas, y la gran parte de las veces, tales síntomas no son generados por la leucemia.

Sin embargo, si el niño presenta en general, cualquiera de los síntomas que se describirán, es entonces significativo que el doctor le haga una evaluación para que de esta forma se pueda establecer la causa real y con ello iniciar el tratamiento correspondiente de ser requerido.

Los síntomas de la leucemia en niños, de manera habitual es originado por dificultades localizadas en la médula ósea, que es donde inicialmente se emprende esta enfermedad. A partir de que las células leucémicas que se van agrupando en la médula ósea, consiguiendo sustituir a las células que son progenitoras de las células sanguíneas, que son saludables y normales.

Como consecuencia de ello, el niño logra el tener una deficiencia de glóbulos rojos, asimismo de glóbulos blancos, y del mismo modo una deficiencia en plaquetas que son normales. Tales fallas, son reflejadas mediante las pruebas de sangre, pero asimismo consigue originar síntomas.

Las células leucémicas del mismo modo, consiguen irrumpir en otras zonas de su cuerpo, lo cual conseguiría que se produzcan síntomas también. Entre los síntomas que son originados por presentar bajos recuentos de lo que son los glóbulos blancos, se encuentran los siguientes:

  • Las infecciones consiguen generarse a razón de una insuficiencia de glóbulos blancos que son normales. En tal sentido los niños que presentan leucemia logran contraer tales infecciones que no siente que desaparezcan o asimismo suele haber casos donde los niños contraigan una infección luego de otra.

Sin embargo, los individuos que presentan leucemia de manera frecuente consiguen tener un cálculo con niveles  altos de glóbulos blancos a razón de que poseen numerosas células leucémicas, las cuales no consiguen proteger al cuerpo de las infecciones de la forma en la que normalmente lo hicieran los glóbulos blancos en un niño sin leucemia.

  • La fiebre de manera frecuente, es el inicial de los síntomas característicos de que existe una infección. No obstante hay que aclarar, que en ciertos casos hay niños que presentan fiebre sin necesidad precisa de tener una infección.

Entre los síntomas que son generados debido a un bajo recuento en lo que respecta a las plaquetas, se debe mencionar que en la sangre las plaquetas regularmente ayudan para parar el sangrado. Entonces un reducido número de plaquetas lo que conseguiría generar es lo siguiente:

  • Propensión a presentar de manera sencilla moretones y asimismo, sangrados.
  • Sangrado a nivel nasal habitual, o llegar a ser severo.
  • Sangrado a nivel de las encías.

Dolor de Huesos o de Articulaciones: esta dolencia es generada por que las células leucémicas son acumuladas alrededor del área del hueso o dentro de lo que es la articulación.

Inflamación del Abdomen: en lo que respecta a las células leucémicas consiguen en ciertas ocasiones agruparse en el hígado o incluso en el bazo, y con ello lograr originar que tales órganos acrecienten su tamaño.

Esto conseguiría visualizarse como una llenura o una inflamación en el abdomen. De manera global, las costillas inferiores recubren estos órganos, no obstante, cuando ocurre esta hinchazón y se agrandan habitualmente, el doctor puede palparlo.

Pérdida de Apetito y de Peso: si en tal sentido el hígado o el bazo o quizás ambos consiguen agrandarse desproporcionalmente, logran entonces hacer presión sobre otros órganos, como ejemplo al estómago.Esto tiende a producir que el niño sienta que esta pleno y lleno incluso cuando únicamente haya comido solo una pequeña porción de su comida, por lo cual se produce entonces la pérdida de apetito y a consecuencia de ello más adelante una pérdida de peso corporal.

Ganglios Linfáticos Inflamados: ciertos tipos de leucemia consiguen desplegarse hasta los ganglios linfáticos. Es allí donde se logra visualizar o sentir agrandamiento en los ganglios linfáticos, como una especie de masa que se encuentra por debajo de la piel en algunas zonas del cuerpo;(así como por ejemplo, hacia los lados del cuello, así como por las axilas, e incluso, sobre la clavícula o de hecho en la ingle).

Del mismo modo, consigue ocasionar inflamación de los ganglios linfáticos, que se hallan internamente en el pecho o inclusive en el abdomen, pero únicamente se logra visualizar a través de ciertos estudios mediante imágenes, como por ejemplo, CT o de hecho MRI.

En los infantes, suelen inflamárseles los ganglios linfáticos mediante están combatiendo una infección, y esto suele ser a menudo.Entonces en un niño, un ganglio linfático que esta inflamado con más propensión, es una señal de infección que de la propia leucemia, debido a esta razón es que debe ser evaluado por un especialista, y que este le conduzca a un seguimiento bastante minucioso.

Tos o Dificultad para Respirar: ciertos tipos de leucemia consiguen perturbar a las estructuras encontradas en el centro del pecho, ejemplo de ello son los ganglios linfáticos localizados allí, y el timo (en particular, este es un pequeño órgano que se halla justo frente a la tráquea, el conducto a nivel respiratorio que se dirige hacia los riñones).

En lo que respecta a la hinchazón, ya sea del timo o asimismo de los ganglios linfáticos que se encuentran en el pecho, consigue con ello que la tráquea quede presionada, originando en tal sentido problemas para respirar y asimismo origina tos.

En ciertas oportunidades, donde es muy alto el recuento que se hace a los glóbulos blancos, entonces consiguen las células pertenecientes de la leucemia, consiguen agruparse en los diminutos vasos sanguíneos que van hacia los pulmones, lo que de igual forma, logra originar la dificultad a nivel respiratorio.

Hinchazón en la Cara y los Brazos: una vena grande que es la encargada de trasportar a partir de la cabeza la sangre asimismo a los brazos y luego de retorno al corazón, lleva por nombre vena cava superior (conocida por sus siglas en ingles SVC) asimismo pasa muy junto al timo.

Un timo que se encuentre inflamado consigue hacerle presión a la vena cava superior, originando en tal sentido, que la sangre “regrese” hacia las venas. A este se le conoce con el nombre de síndrome de la SVC, y consigue originar una inflamación a nivel de la cara y por el cuello.

De hecho, hasta los brazos e inclusive a la zona a la altura superior del tórax (en ciertas oportunidades presenta asimismo una coloración entre rojiza y azulada en la superficie de la piel).

Asimismo, otro de los síntomas de la leucemia puede ser el dolor de cabeza, del mismo modo, mareos y, si logra perturbar el cerebro entonces se origina en el conocimiento un cambio. Tal síndrome logra ser contenidamente mortal y es necesario que se ponga en tratamiento de manera inmediata.

Dolores de Cabeza, Convulsiones y Vómito: son muy poco los casos donde la leucemia consigue extenderse hasta el cerebro o hasta la medula espinal, cuando se da su diagnóstico, esto hablando de los casos de niños. A raíz de ello consigue dar a unas sintomatologías tales como: dolores de cabeza, así como problemas para la concentración.Del mismo modo, otro de los síntomas de la leucemia, es que puede ocasionar convulsiones, también debilidad, de hecho, dificultades del equilibrio y de igual manera una visión borrosa.

Erupciones en la Superficie de la Piel, Dificultades en las Encías: en cuyos casos donde hay niños que están padeciendo de leucemia mieloide aguda, conocido por sus siglas (AML), consigue en tal caso que las células que son leucémicas se expanda a otras zonas, como por ejemplo las encías, originando inflamación, dolencia y también sangrado.

Si consigue propagarse hacia la superficie de la piel, tiende a causar de la aparición de unos puntos que son pequeños que presentan una coloración oscura que son similares a las erupciones comunes de un sarpullido.

Una agrupación en lo que respecta a las células pertenecientes a la AML, que se da en la piel por debajo y asimismo, las ocurridas en otras zonas de nuestro cuerpo se denomina cloroma o también sarcoma granulocítico.

Agotamiento Extremo y Debilidad: esta es una de las consecuencias que es poco habitual, pero que si suele ser exageradamente grave de la AML, es el agotamiento extremo, la fragilidad y el problema en el habla.Esto consigue que se ocasione cuando una gran cantidad de las células que son leucémicas, originan y hacen que la sangre se ponga bastante espesa, y por ende se hace mucho más lenta su circulación mediante los pequeños vasos sanguíneos del cerebro.

Cabe mencionar que como antes se mencionó, la gran parte de los síntomas antes especificados se refieran a unas sintomatologías que sean ajenas a la leucemia.

No obstante, es bastante significativo que un doctor especialista le haga las evaluaciones pertinentes para de esta forma poder establecer la causa y asimismo el tratamiento de dichos síntomas, siempre que sea requerido.

Síntomas de la leucemia en los Bebés

En lo que respecta a los casos de leucemia que se manifiestan en bebes, en el 1er. añito de vida, pareciera que lo que sucede es que heredan una lamentable combinación en cuanto a las variaciones a nivel genético, que consigue permitir que los bebes sean grandemente dispuestos a dicha enfermedad, y con ello a los síntomas de la leucemia.

Ha habido mucho desconcierto, en cuanto a la interrogante de que ¿por qué? Aquellos bebes con tan solo unos pocos meses de vida puedan desarrollar en ciertos casos este tipo de cáncer. Los especialistas no se explican cómo bebes que no han podido vivir nada de su vida, logren acumular una cantidad en un nivel crítico de mutaciones que son cancerígenas.

La única teoría que tales especialistas podría referirse, a que aquellos bebes que manifiestan los síntomas de la leucemia, se debe a la herencia de una predisposición que se da genéticamente, grande a lo que es la enfermedad como tal.

En tal sentido, y en cuanto a lo que respecta a dichos síntomas de la leucemia en casos de bebes, suele ser similar a la que ocurre en niños un poco más grandes, no obstante, en los bebes debido a su corta edad, suele ser mucho más grave y difícil de superar dicha enfermedad. Entre estos síntomas se encuentran los siguientes:

  • Se ve al bebe pálido.
  • Se manifiestan ciertos moretones que aparecen y desaparecen.
  • Puede sangrarle la nariz y encías.
  • Tienen problemas a nivel respiratorio.
  • Se sienten al cargarlos frágiles y débiles.
  • Entre otras cosas.

En Adultos

Los síntomas de la leucemia en los adultos consiguen variar de acuerdo al tipo que se esté presentando en el individuo. Entre ellos, estos suelen ser los más habituales, tales como los siguientes:

  • Leucemia Mieloide Aguda: con ella se genera cansancio, inapetencia al alimento y mediante este, existe la pérdida de peso, de igual manera la fiebre y también sudores nocturnos.
  • Leucemia Mieloide Crónica: con ella se produce debilidad, sudoración abundante sin ningún tipo de razón supuesto y, de igual manera, que en el tipo anterior, se produce fiebre y una pérdida en el apetito y con ello una pérdida de peso.
  • Leucemia Linfocítica Aguda: con ella se genera, una sensación de mareo o como un aturdimiento, de igual manera, debilidad y cansancio constante, además de problemas a nivel respiratorio, infecciones que son bastante recurrentes, formación de modo sencillo de moratones, fiebre, e incluso sangrado habitual o llega a ser grave a nivel de la nariz y en las encías.

  • Leucemia Linfocítica Aguda: aparte de presentar ciertas manifestaciones que ya anteriormente han sido especificadas; como por ejemplo, la debilidad y el cansancio de la persona, de igual modo, la pérdida de peso, incluso la fiebre y la sudoración por las noches; este tipo de leucemia ocasiona una inflamación en los ganglios linfáticos o como una dolencia a nivel estomacal o sensación de llenura.

Otros síntomas de la leucemia a nivel general que ocurre en adultos, es la dolencia que se genera en los huesos, a razón de la propagación descontrolada de las células que son leucémicas, localizadas en el sistema óseo, o asimismo, la manifestación de anemia, tales particularidades se notan por la blancura o palidez.

Asimismo, hay cansancio y de hecho, muy poca resistencia a las actividades físicas, a razón de la baja de los glóbulos rojos, producto de la enfermedad. Asimismo, se genera una disminución de la cantidad de glóbulos blancos (denominados leucocitos), escenario que repercute en lo que es la protección del enfermo debido a sus defensa en combate de las infecciones.

La baja de la cantidad de plaquetas en la sangre, que es la que da trasciende a una leucemia, genera asimismo la manifestación de algunas manchas sobre la superficie de la piel, (lo que se conoce como petequias) y hemorragias ocasionales.

Las más habituales que se manifiesten, son mediante la nariz, a nivel de la boca, el recto, y entre las que son mucho más graves, son las que se consiguen generarse en el cerebro, mediante una severa caída de la cantidad de plaquetas.

En Mujeres y Hombres

Esta enfermedad, puede dar tanto en hombre como en mujeres, aunque en la mayoría de los casos suele tener mayor propensión, en los hombres; cabe mencionar, que la leucemia consigue evolucionar de manera muy veloz o al contrario de manera muy lenta, todo va a depender del tipo de leucemia que se esté presentando en el hombre o la mujer.

Ciertos de los síntomas de la leucemia que ocurren tanto en mujeres como en hombres, son los siguientes, siendo estos los más frecuentes:

  • Infecciones repetidas.
  • Fiebres bastante altas y también se sienten escalofríos que se vuelven persistentes.
  • Inapetencia.
  • Fatiga constante.
  • Ganglios linfáticos inflamados.
  • Sangrado bastante habituales aun con mayor propensión a nivel de las encías y asimismo en la nariz.
  • Moretones habituales.
  • Dolores que son severos localizados en las articulaciones.
  • Manchas que son pequeñas en la superficie de la piel que presentan una coloración rojiza.
  • Problemas para respirar.
  • Sudoración nocturna.

En Adultos Jóvenes

Aun cuando ya se han especificado los síntomas de la leucemia en ciertos individuos, es de considerar que la interferencia en la edad suele ser relevante, ya que no todas las personas afrontan la enfermedad de la mejor manera, en la etapa que se es adulto pero aún se está joven, suele ser bastante difícil para la persona, que incluso consigue deprimirse.

En lo que respecta a su sintomatología, tiende a ser muy similar a las anteriores, esto se debe a que hay características que pertenecen a la leucemia en todos los tipos, mientras que hay otros síntomas que son particulares de acuerdo al tipo y a la persona que está afectando.

Los síntomas de la leucemia, van desde el agotamiento, hasta el sangrado y la inflamación de órganos que conllevan a dificultades respiratorias, fiebre, moretones, entre otros.

En Adultos Mayores

Estos son los tipos de leucemias que suelen generarse en los adultos mayores entre los cuales se encuentras asimismo sus síntomas, tales son los siguientes:

  • Leucemia Linfocítica Crónica: el desarrollo de esta clase de cáncer, suele ser bastante lento y consigue perturbar con gran propensión a los adultos mayores. Una vez que se inicia la presentación de sus síntomas, comienzan a inflamarse los ganglios linfáticos, se manifiestan hematomas y ocasiona demasiada fatiga.
  • Leucemia Mielógena Crónica: esta clase de leucemia, tiende a perturbar a aquellos adultos que ya se encuentran en una edad bastante avanzada, los síntomas de la leucemia de este tipo, consiguen tardar meses incluso hasta años en producirse e introducirse en su ciclo descontrolado de las células que son leucémicas.
  • Leucemia Mielógena Aguda: esta clase de leucemia en particular prospera de forma excesiva hacia las células mieloides, en lo cual conlleva a interferir en la producción de lo que son los glóbulos rojos y asimismo blancos, y en tal sentido interfiere afectando las plaquetas. Consigue perturbar a niños pero es mucho más habitual en los adultos.

Signos

Numerosos son los signos de la leucemia, en una etapa que ya se encuentra un poco avanzada, suceden ya que se hace un reemplazo de las células que son leucémicas, por aquellas células normales que son generadoras de sangre perteneciente a la médula ósea.

Como consecuencia, los individuos no poseen en tal sentido, las cantidades necesarias de glóbulos rojos, así como de glóbulos blancos, que consigan funcionar de una forma apropiada, menos aun de plaquetas sanguíneas. Entre los signos de la leucemia se encuentran los siguientes:

  • La anemia es una reducción que hay de los glóbulos rojos, con ello es que se produce el agotamiento, la fragilidad y asimismo, la falta de aliento.
  • Una reducción que hay de glóbulos blancos que son normales, (al cual se le conoce con el nombre de leucopenia), este signo de la leucemia, consigue acrecentar el riesgo de sufrir de numerosas infecciones. Asimismo, se puede conseguir con la denominación de neutropenia.

Esto es a lo que nos describe, cuando se habla de los neutrófilos con niveles bajos (que es en tal sentido un tipo de granulocito que es requerido para batallar en contra de las infecciones que se dan a nivel bacterial).

Los individuos con leucemia, pueden incluso, presentar un conteo con niveles bastante elevados de glóbulos blancos, a razón de la cantidad excesiva de linfocitos, aunque tales células leucémicas, no trabajan sobre las infecciones como debiera y como lo realizan aquellos glóbulos blancos que si son normales.

  • Una reducción en lo que son las plaquetas (a lo cual se conoce como trombocitopenia), este consigue generar en tal caso, una desproporción de hematomas, asimismo de sangrado, ocurre de hecho, sangrado a nivel nasal habitual o puede llegar a ser muy grave y del mismo modo, puede haber sangrado a nivel de las encías.

Causas y Síntomas de la Leucemia

Los científicos y especialistas, en lo referente a la leucemia, no entienden con precisión cuáles son las causas que dan origen a la leucemia. No obstante, se puede deber, a que se forma a través de una combinación que se dan por factores ambientales y asimismo, factores genéticos.

Cómo se Forma la Leucemia

De manera global, se piensa que la leucemia se manifiesta a partir de que hay ciertas células sanguíneas que van desarrollando alguna mutación en relación al ADN, (este en particular son los datos e información que se halla integrado en todas y cada una de las células y asimismo, las que direcciona su funcionalidad).

Se pueden evidenciar ciertos cambios en lo que respecta a las células que aún no se hallan ni terminan de comprender totalmente, y que consigue aportar a que se genere dicha leucemia. Ciertas anomalías permiten en tal forma, que la célula se desarrolle y se fraccione con mucha más velocidad.

Y que continúe existiendo cuando dichas células que son normales, a pesar del pasar del tiempo, tales células anormales consiguen sustituir o quitar del medio a aquellas células sanguíneas que se encuentran sanas pertenecientes a la médula ósea, lo que hace que se reduzca el número de las plaquetas.

Con ello asimismo, los glóbulos rojos sanos, y de hecho los glóbulos blancos, dan origen tanto a sus signos como los síntomas de la leucemia.

Leucemia Crónica

Hoy día se conocen algunos tipos de leucemias que son crónicas; ciertas de ellas generan exageradas células leucémicas, mientras que otras generan una cantidad mucho menor. Por su parte, la leucemia crónica integra más células sanguíneas que son maduras.

Tales de estas células sanguíneas se reproducen y paulatinamente se agrupan hasta amontonarse, y consiguen trabajar con total normalidad mediante el trascurso del tiempo. Asimismo, al inicio ciertas representaciones de leucemias crónicas, no generan síntomas tempranos que puedan alertar a la persona.

Por tal motivo consiguen transitar y pasar por desapercibidas, o incluso durante años no haber sido diagnosticada.

Mieloide Crónica

Los síntomas que son pertenecientes a la leucemia mieloide crónica, (conocida asimismo, por sus siglas CML de manera frecuente, son de forma indeterminados y con mayor habitualidad son originados a causa de otras cosas, entre ellas se encuentran tales las siguientes:

  • Debilidad.
  • Cansancio.
  • Sudores nocturnos.
  • Pérdida de peso.
  • Fiebre.
  • Dolor en lo que son los huesos, (a razón de que llega haber una propagación perteneciente a las células leucémicas de origen de la cavidad de la médula ósea hacia la superficie donde están los huesos, o asimismo, las articulaciones).
  • Agrandamiento del bazo o inflamación del mismo, (se puede llegar a sentir una masa que va por debajo, hacia el lado izquierdo de donde se halla la caja torácica).
  • Dolencia en el estómago o una sensación de llenura.
  • Sensación de que nos encontramos llenos luego de que tan solo comamos un poco de comida, (esto a razón de que el estómago es aprisionado por ciertos órganos que se inflaman con la leucemia).

No obstante, tales sintomatologías no distintivos de la leucemia mieloide crónica, debido a que consiguen presentarse asimismo, con otros tipos de cáncer, del mismo modo, como puede manifestarse con numerosas patologías que no necesariamente son cáncer.

Resultado de imagen para Mieloide Crónica

Problemas originados debido a una disminución en cuanto a las células sanguíneas:

Numerosos son los signos, así como también los síntomas de la leucemia mieloide crónica, pues suceden por la anormalidad de las células productoras de la sangre, como ya se mencionó anteriormente; entre estos signos se encuentran los siguientes:

  • La disminución con relación a los glóbulos rojos son lo que conocemos como la anemia. Esta consigue producir síntomas tales como el agotamiento, asimismo, la debilidad y del mismo modo, problemas para respirar.
  • La reducción de glóbulos blancos considerados normales, es a lo que se le conoce como leucopenia. Tal reducción acrecienta la potencialidad de contraer infecciones.

  • Cuando la cantidad de neutrófilos tiene niveles muy bajos se refiere a una neutropenia. Tales neutrófilos, que como ya se ha venido mencionando es un tipo de glóbulos blancos, es bastante significativo en cuanto a batallar con aquellas infecciones a nivel bacteriano.
  • La reducción de lo que son las plaquetas sanguíneas se le conoce como trombocitopenia. Consigue originar la manifestación de moretones, tendencia al sangrado, ya sea un sangrado grado o uno que sea frecuente, puede presentarse tanto en la nariz como en las encías.
  • El signo que si suele ser el más habitual en casos de leucemia mieloide crónica es la de un anormal recuento de los glóbulos blancos.

Linfocítica Crónica en Adultos

Por su parte, la leucemia de tipo linfocítica crónica, es de hecho entre los adultos, el segundo tipo que da con más periodicidad. En ciertas oportunidades sucede en el momento o luego ya en la adultez, pero si es muy raro que se presente en niños.

De manera global, este tipo de leucemia no presenta algún tipo de síntomas, no obstante, se han visto casos, pero de ocurrir, estos pueden ser:

  • Inflamación sin dolor en los ganglios linfáticos, que se encuentran en el cuello, asimismo, en las axilas, también los ubicados en el estómago, o de hecho en la zona de la ingle.
  • Sentirse bastante cansado.
  • Dolor, o de hecho una sensación de llenura, esto ocurre por debajo de las costillas.
  • Fiebre e infección.
  • Pérdida de peso.

Para dar con el diagnóstico preciso de la leucemia linfocítica que a su vez es crónica, se requiere de ciertas evaluaciones médicas, como un examen de sangre, prueba de la médula ósea, e incluso de los ganglios linfáticos.

El especialista de hecho, puede simplemente esperar a que se manifiesten los síntomas o que hayan tenido algún cambio, para así poder actuar o quedarse el paciente bajo observación. Si elige el especialista poner al individuo bajo tratamiento, en ellos se basa lo que es la radioterapia, o cirugía para extirpar el bazo, quimioterapia o también terapia dirigida.

En lo que respecta a las terapias dirigidas, se emplean ciertas sustancias que consiguen que combatan a las células que son cancerosas o consiguen bloquear su desarrollo o propagación.

Leucemia Aguda

En lo que se trata de la leucemia que es aguda, en esta quiere decir que son aquellas células anormales a nivel sanguíneo, son tales células que de tal manera son inmaduras, (conocidos como blastos). No consiguen actuar y desempeñar adecuadamente sus actividades normales, y pueden reproducirse de una manera acelerada, es por ello que la leucemia logra agravarse muy rápido.

Cabe destacar, que en lo que se refiere a los tipos de leucemia agudas, requieren de que se lleve a cabo un tratamiento, que sea bastante oportuno, y a su vez agresivo contra sus células leucémicas.

Leucemia Mieloide Aguda

Los individuos que presentan leucemia mieloide aguda, consiguen presentar tales síntomas y signos como lo son los siguientes. Cabe destacar previamente, que en ciertas oportunidades, los individuos con la enfermedad, a veces no desarrollan ningún tipo de estos síntomas que describiremos a continuación.

Y que la razón de tales síntomas pueden provenir de diferentes afecciones a nivel médico, que es distinto a la leucemia; no obstante, estos son los siguientes:

  • Fatiga.
  • Debilidad.
  • Palidez.

  • Moretones que se representan sencillamente o asimismo puede presentar sangrado que no logra poder pararse con facilidad.
  • Pérdida de peso.
  • Fiebre.
  • Dolor en los huesos, a nivel de la espalda o inclusive a nivel abdominal.
  • Problemas para respirar o hay una falta de aire.
  • Infecciones que son frecuentes o incluso infecciones que no logran desaparecer con facilidad, ni estando en tratamiento.
  • Ganglios o también nódulos linfáticos inflamados.
  • Encías que llegan a inflamarse o llegan a sangrar.
  • Dolor a nivel torácico.
  • Mareos.
  • Ciclo menstrual inusual prolongado, en cuyos casos son en pacientes mujeres.
  • Nódulos en la superficie de la piel.
  • Manchas que son rojas, que pueden tener un tamaño de la cabeza de un alfiler, localizado en la superficie de la piel,
  • Heridas o llagas que no consiguen eliminarse y/o curarse
  • Dolor de cabeza.
  • Visión borrosa.

Si es el caso donde le ha ocurrido ciertos cambios y que a su vez, le preocupa, se debe entonces de asistir a un médico especialista. Este doctor en particular, le hará una serie de preguntas, que van desde que tiempo ha llegado a manifestarse los síntomas, con que habitualidad aparecen, entre otra serie de preguntas relevantes e importantes.

Esto lo hace con el propósito de colaborar en la detección del origen de la dificultad y de sus síntomas, lo que significa el diagnostico como tal. Si tal diagnóstico, arroja una leucemia; entonces se toma en cuenta el alivio que se genere en concordancia a los síntomas.

Debido a que este es un punto bastante significativo, tanto para el cuidado como para el tratamiento, e incluso para la elección del mismo. A ello se le conoce como el manejo de los síntomas. Es por ello que se aconseja de que se oriente y hable con el equipo médico que le estará atendiendo con relación a la experimentación de los síntomas de la enfermedad.

A ello también se le puede conocer, como cuidados paliativos, se tiene que asesorar y tener muy en cuenta son las sintomatologías que se esté experimentando, aun cuando haya un cambio en los síntomas presentes o si se manifiesta uno nuevo.

Leucemia Linfoblástica

Los individuos que presentan leucemia linfoblástica, consiguen manifestar algunos signos y asimismo, síntomas, que cabe destacar, que este tipo de leucemia se ve con  mayor frecuencia en casos más que en los adultos, aun cuando los síntomas son particulares para este tipo de leucemia, asimismo puede que en ciertos individuos no genere ninguno de estos síntomas.

Asimismo, la causa de dichos síntomas de la leucemia, consiguen ser otra perturbación que se da a nivel médico que no precisamente es cáncer. Las señales que son iniciales para la leucemia linfoblástica, consiguen ser muy similares en gran proporción a los síntomas de la gripe o incluso, a otro tipos de enfermedades que suelen ser habituales.

Se debe de recurrir a un especialista, si ocurren uno o más de los signos y si este se prolonga más de lo que suele durar, y de lo que se espera, o asimismo, si se manifiestan signos y síntomas tales como los siguientes en esta lista:

  • Infecciones que son demasiado frecuentes.
  • Fiebre que no parece desaparecer.
  • Debilidad y asimismo agotamiento bastante recurrente y constante
  • Dolor óseo (en los huesos).
  • Inflamación de los ganglios linfáticos (ya sea que se presente en el cuello, asimismo en las axilas y de igual modo en la ingle, entre otros).
  • Palidez.
  • Sangrado o manifestación de hematomas que se hacen con facilidad.
  • Problema para respirar y hasta tos.
  • Dolor de cabeza.
  • Hígado o bazo que se agrandan o inflaman.

Si le genera preocupación algún tipo de cambio que ocurre en usted, o algún familiar o incluso en su hijo, (ya que es más habitual en niños), se debe de acudir a un medico especialista. Las preguntas frecuentes que podría llegar hacerle, es que desde cuando se esta presentando los síntomas, y con qué periodicidad los ha estado presentando.

Indistintamente que sean uno o varios síntomas, asimismo, puede hacer otras tantas que crea sean pertinentes y necesarias para dar con el origen del problema. Tal cosa se efectúa y lleva a cabo con el fin de llegar a un diagnóstico.

Si al paciente se le es determinado el cáncer con el diagnostico, el mantener en calma los síntomas, continua siendo un asunto bastante significativo en lo que corresponde a la tensión que se debe emplear y al tratamiento que se debe recurrir.

Asimismo, se le consigue llamar a esto el manejo de los síntomas, como también pudiera ser cuidados paliativo o como popularmente es llamado atención de apoyo.

Se debe tener en cuenta, estar siempre en contacto con el equipo médico al cual está asistiendo, y el que se encuentra a cargo de los síntomas de la leucemia y su caso en particular que está experimentando, como por ejemplo de que si empeora o mejora)

Linfoblástica Aguda

La leucemia linfoblástica aguda, se ve mucho más frecuente en niños que en los adultos, y de hecho, se le conoce como la leucemia infantil, tanto este tipo, como asimismo otras afectaciones consiguen generar que se manifiesten síntomas y signos tales como los que describiremos a continuación.

Un dato importante es que si se presentan tales síntomas de la leucemia, se debe acudir inmediatamente al médico especialista tratante del niño, entre estos síntomas se encuentran:

  • Fiebre.
  • Hematomas o del mismo modo se puede manifestar sangrados fáciles.
  • Petequias (son estas manchas que se sienten planas, como una especie de puntitos de coloración rojiza bastante oscura que está por debajo de la piel y que es generado por un sangrado).
  • Dolor tanto de huesos como de las articulaciones.
  • Masas abultadas que a veces no generan dolencia, se ubican en el cuello, asimismo en las axilas, también en el estómago o incluso en la ingle.
  • Dolor o una especie de sensación como de saciedad por debajo de donde se ubican las costillas.
  • Se siente debilidad, de hecho sensación de cansancio o puede presentar un aspecto pálido.
  • Puede haber pérdida de apetito.

Síntomas de la Leucemia Felina

El virus perteneciente a la leucemia felina (conocido con sus siglas VLFe, y en ingles FeLV), este es un tipo de retrovirus que consigue contagiar a los felinos (gatos). Por su parte el virus de la leucemia felina puede ser transmitido entre aquellos gatos que son contagiados mediante la saliva o asimismo, a través de las secreciones a nivel nasal.

Esta clase de leucemia felina, origina que mediante el virus se logre producir un cáncer en las células sanguíneas pertenecientes al gato, que son estos los linfocitos, lo que se refiere entonces la leucemia. Tanto los signos como los síntomas de la leucemia por infección de virus felina, consigue ser bastante alterados y variados, e inclusive, encierra lo que son los siguientes:

  • Pérdida de apetito.
  • Deficiencias en lo que es el pelaje.
  • Infecciones a nivel de la piel.
  • Infecciones a nivel de la vejiga.
  • Infecciones a nivel del tracto respiratorio.
  • Enfermedades bucodentales.
  • Convulsiones.
  • Linfadenopatía (que es el acrecentamiento de tamaño de los ganglios linfáticos).

 sintomas-de-la-leucemia

  • Lesiones en la piel.
  • Fatiga.
  • Fiebre.
  • Pérdida de peso.
  • Estomatitis.
  • Gingivitis.
  • Puede llegar a dejar de utilizar la caja de arena.
  • Pancitopenia.
  • Aseo pobre.
  • Enfermedades a nivel bacterianas que son recurrentes.
  • Enfermedades a nivel virales que son recurrentes.
  • Anemia.
  • Diarrea.
  • Ictericia.

Síntomas de Leucemia y Sida Felino

Si eres dueño de un gato, debes de tener conocimiento de que este animal en particular, es bastante especial como mascota. Es por este motivo que los felinos (gatos), son compañeros bastante fieles y si deseas que este en buenas condiciones y al igual que él te cuida, debes de hacer lo mismo y protegerlo.

Entonces es muy significativo que se tenga conocimiento sobre las enfermedades que pudieran padecer estos animalitos, para que de esta forma se puedan evitar, y si ya están presente para entonces poder tratarlas.

En lo que respecta del sida en gatos, es uno de los padecimientos que al igual que la leucemia felina, consigue considerablemente afectar a nuestros gatos, y es mucho más recurrente de lo que imaginamos hablando a nivel global en la población gatuna. No obstante, aun cuando no se posee alguna vacuna, se logra tratar de manera bastante efectiva.

Se debe entonces de consentir y proteger, más el cuidado habitual para nuestros gatos, debes de conocer bien a fondo sobre las características y particularidades que presenta dicha enfermedad, asimismo, los detalles de la misma, de cómo son sus medios y formas de contagio, porqué se produce y lo relacionado a lo que es el tratamiento para el gatos para combatir el sida.

El Virus de Inmunodeficiencia Felina

Este es conocido con sus siglas (VIF), cabe mencionar que tal virus en los gatos es en particular un lentivirus que, únicamente ataca al gato. No obstante se refiere sin duda a la misma patología que consigue afectar en los humanos, pero es generada a un distinto virus, por lo cual el sida felino no puede llegar a contagiar a las personas.

Por su parte el virus de inmunodeficiencia felina, agrede de tal manera, es el sistema inmunitario de la mascota, con lo que consigue destruir los linfocitos de células T, lo que conlleva como resultado negativo, a que el gato sea sensible a contraer otras clases de enfermedades, y asimismo, otras infecciones que por lo general son menos peligrosas.

Pero dicha condición de sida felino, consigue producir en el gato la muerte. Esta enfermedad del sida felino, se consigue tener bajo control si es detectada a tiempo. Un gato que está contagiado, que se logre poner bajo un estricto y adecuado tratamiento, consigue presentar una digna y larga vida en su gato.

Síntomas del Sida Felino

Al igual que ocurre en las personas, un gato que se encuentre infectado con el mencionado virus del sida felino, logra sobrevivir por años sin que este manifieste sintomatologías que sean particulares o de hecho, que conlleven a revelar la manifestación de la enfermedad.

No obstante, cuando la eliminación de los linfocitos de las células T, inicien en su disminución de lo que es la capacidad del gato en cuanto a su sistema inmune, unas diminutas bacterias al igual que virus, a lo que nuestros gatos diariamente se están enfrentando y sin ningún tipo de dificultad.

Comenzaran a originar ciertos estragos en lo que respecta a la salud de nuestro animal y es allí donde empezaran a originarse los problemas en lo que respecta a los primeros síntomas del sida felino, entre los que pueden llegar a ser muy habituales y que suelen parecer, inclusive luego de haber pasado varios meses desde la infección, se encuentran síntomas parecidos en todos los casos de leucemia, tanto en humanos como en gatos, y son los siguientes:

  • Fiebre.
  • Pérdida de apetito.
  • Presentan un pelaje poco saludable y sin brillo.
  • Gingivitis.
  • Estomatitis.
  • Infecciones que son bastante recurrentes.
  • Diarrea.
  • Inflamación a nivel del tejido conjuntivo.
  • Pérdida excesiva de peso progresiva.
  • Abortos y dificultades de fertilidad.
  • Deterioro a nivel mental.

De manera global, el más significativo síntoma que presenta un gato que se haya contagiado por sida, es la manifestación de enfermedades de forma muy habitual y seguida.

 sintomas-de-la-leucemia

Debido a ello que es estrictamente necesario de que se tenga en plena observación la manifestación de forma repentina de aquellas enfermedades que suelen ser muy habituales, y que tales debido al sida, le cuesta que desvanezcan, o asimismo se puede saber, si vemos que de manera constante el gato recae en dificultades de salud que se considerarían muy poco significativas.

Para concluir podemos mencionar, que ya sea que los molestos y delicados síntomas de la leucemia puedan afectar a las personas o a los felinos (gatos), es muy importante seguir ciertas recomendaciones para poder llevar una buena calidad de vida, aun estando enfermos .

Asimismo, como ya se ha venido mencionando, se debe de forma inmediata asistir a un doctor, si es especialista mucho mejor, al momento de que se comiencen a manifestar dichos síntomas o alguno de ellos, debido a que se puede tratar de que sea otra enfermedad la que esté afectando, lo mejor es estar seguro de ello.

Una vez ya conocido el diagnostico, tomando en cuenta que si se trata de leucemia, se debe identificar el tipo de la misma, en qué grado se encuentra, cómo podemos combatir los síntomas, a dónde debemos acudir para ello, qué método de tratamiento es el mejor, y todo ello lo deberá indicar el médico especialista que se encuentre a cargo.

sintomas-de-la-leucemiaSi hablamos de los casos de la leucemia felina, en dicha circunstancia se tiene es que ir es a un veterinario, para que este pueda darnos las recomendaciones de cómo será el cuidado de nuestra mascota, que nos diga cada una de las cosas que son necesarias saber con relación a su enfermedad.

Cuál será el mejor propósito de realizar, cuáles son sus complicaciones, y que pronostico hay para el gato en cuestión. Del mismo modo, debemos actuar si es que en vez de leucemia felina, es sida felina, cabe mencionar, que esta no puede ser trasmitida a los humanos, por lo cual no debemos de tener miedo de poder tocarlos, y no debemos tener temor a que nos contagie, por lo que no se debe descuidar.

Por otra parte, es necesario que se tome conciencia con aquellas personas que están sufriendo de los síntomas de la leucemia, se tiene que tener mucha consideración con aquellas personas que la padecen, debido a que suelen estar deprimidos a razón de su enfermedad, y con pensamientos negativos al respecto.

Cabe destacar, que los síntomas de la leucemia pueden llegar a ser muy graves, como pueden ser leves, o inclusive se puede no padecer de alguno, o mejor dicho, no se suele asociar con la leucemia.

sintomas-de-la-leucemia

A razón de ello es que existen muchos casos donde el diagnostico no se consigue hacer de una manera temprana, y en ciertas oportunidades llega a ser tarde cuando se identifica la enfermedad, y ya se encuentra en una etapa bastante avanzada.

En concordancia con lo antes mencionado, es que tenemos que tener en consideración hacer chequeos periódicos general, que pueda indicar el estado en que se encuentra la salud, para poder de esta forma estar prevenidos a cualquier tipo de enfermedad que ponga en riesgo la vida.

(Visited 642 times, 3 visits today)

Deja un comentario