Tratamientos para la amigdalitis: aguda, bacteriana, viral y más

Muchas personas en la actualidad sufren de amigdalitis en varias escalas, por eso aquí te mostraremos los más adecuados tratamientos para la amigdalitis, con el fin de poder ayudarte en tu enfermedad, es importante destacar que siempre debes consultar un médico para que evalúe tu caso específico.

 tratamientos para la Amigdalitis crónica 

El tratamiento se lleva a cabo en entornos ambulatorios o domiciliarios. Se pueden usar los siguientes métodos:

  • Terapia de drogas.
  • Lavado de amígdalas con soluciones antibacterianas.
  • Fisioterapia.
  • Intervención quirúrgica.

Tratamiento con medicamentos

En forma crónica, el tratamiento con medicamentos es reconocido como el más efectivo. La correcta selección de medicamentos ayuda a realizar un tratamiento conservador eficaz de la amigdalitis en adultos y niños. Los fármacos utilizados en la enfermedad se dirigen a efectos sistémicos y locales, según la historia clínica de la inflamación, la presencia de complicaciones y los resultados de la prueba.(Ver artículo: Cancer de las amígdalas)

Un grupo de medicamentos de primera elección con exacerbación de formas crónicas son agentes antibacterianos. Su propósito es la máxima eliminación posible de bacterias de la cavidad oral. El médico escoge de manera exacta el antibiótico por medio de los resultados de los exámenes físicos hacia el paciente, allí reserva su diagnostico en medida a lo necesitado en cada caso.

En aproximadamente el setenta por ciento de los casos habituales, la enfermedad se produce por medio del vencimiento de los tejidos de la amígdala con estreptococos hemolíticos, en relación con la cual, la mayoría de las veces, se prescriben preparados de penicilina para su terapia.

Con la intolerancia individual a los fármacos del grupo de la penicilina, se prescriben antibióticos de amplio espectro de acción, para eleminar de manera eficaz la bacteria. Al determinar otro agente de una enfermedad inflamatoria, se hace indispensable escoger otro tratamiento antibacteriano que nos brinde el efecto deseado.

El tratamiento independiente de los agentes antibacterianos es peligroso no sólo por su baja baja eficiencia, sino también la aparición de tolerancia en microorganismos patógenos para el agente activo del antibiótico lo que puede complicar significativamente el tratamiento luego de la enfermedad.

La terapia antibacteriana no se usa para la enfermedad que no desaparece y que perdura. La duración del curso del tratamiento con antibióticos es determinada por un especialista. Cuando la terapia a largo plazo con agentes antibacterianos, fármacos de amplio espectro, altas dosis de medicamentos, en la presencia de enfermedades del tracto gastrointestinal, problemas digestivos, es aconsejable combinar antibióticos con preparaciones prebióticas para la restauración de la microflora intestinal, ya que muchas veces la bacteria suele crear resistencia ante los medicamentos utilizados usualmente.

También es posible utilizar antibióticos de acción local en forma de aerosoles en las exacerbaciones de la luz, sin embargo, la selección de la sustancia activa debe basarse en los resultados del análisis de cultivo bacteriano. El uso de este tipo de medicación no es un método básico de terapia, ya que el riego superficial de las amígdalas con composición antibacteriana tiene un efecto temporal y no contribuye a la acumulación de la sustancia activa en el tejido linfoide.

El enjuague frecuente con agentes antibacterianos para la forma crónica de la enfermedad se reconoce actualmente como un tratamiento injustificado: los efectos locales no son efectivos, pero pueden contribuir a la formación de una flora resistente a los antibióticos.(Ver artículo: Amigdalas Hipertroficas)

En la amigdalitis crónica, no tiene mucho sentido tomar medicamentos antivirales, porque en la mayoría de los casos, el agente causal de la enfermedad son las bacterias. Si se encuentra amigdalitis crónica, el tratamiento debe incluir otros grupos de medicamentos.

A las sensaciones dolorosas expresadas en la garganta prescriben las preparaciones que anestesian de la acción local y general. Los comprimidos de fármacos antiinflamatorios no esteroideos (nimesulida, ibuprofeno, paracetamol) se usan para las exacerbaciones de la forma crónica de la enfermedad.

La terapia eficaz se lleva a cabo con la ayuda de medicamentos antisépticos: aerosoles, soluciones para lubricar la garganta, enjuague. Reducir la hinchazón de los arcos palatinos y las amígdalas, así como reducir la alergia general del cuerpo ayuda a los antihistamínicos que se usan sistémicamente.

Para reducir la incomodidad asociada con la inflamación de la mucosa tonsilar y la superficie faríngea, se usan emolientes locales. La mayoría de las formas preparadas de medicamentos utilizados para la amigdalitis combinan efectos antisépticos, suavizantes y antiinflamatorios. Posible utilizar salmueras de producción propia decocciones de hierbas con los métodos antisépticos de lavado de medicina alternativa (fitomasel, a base de hierbas) bajo especialista recomendaciones y ausencia de contraindicaciones.

El tratamiento de enfermedades inflamatorias crónicas tiene un nivel de recuperación de la inmunidad general y local, la posibilidad de designar agentes, inmunoestimulantes, y estar seguro de mantener un estilo de vida saludable, con remisión a largo plazo la mejora de un organismo mediante métodos de endurecimiento, ejercicio, dieta adecuada, resto oportuna, la exclusión factores nocivos

Tratamiento con métodos conservadores

Los métodos de terapia conservadora ofrecen una amplia gama de procedimientos incluidos en el complejo general de tratamiento de la forma crónica de la enfermedad. En la mayoría de los casos, los métodos de terapia conservadora, mientras se observan las reglas de tratamiento, son suficientes para la recuperación del paciente.

Con el diagnóstico de amigdalitis crónica, el tratamiento a menudo implica un método como lavar las lagunas de las amígdalas palatinas con soluciones asépticas. Se considera el método más común y generalmente disponible de terapia conservadora para la amigdalitis.

Objetivo – eliminación de la placa, tapones lacunar acumulación de leucocitos muertos epiteliales y otros tejidos y partículas persistentes dentro de las lagunas debido a los cambios en los tejidos escleróticos, previniendo la auto-limpieza de las amígdalas.

El procedimiento se lleva a cabo utilizando varios instrumentos: a menudo se usa, aunque es menos efectivo, el uso de una jeringa médica con una cánula curva. Las boquillas especiales más modernas le permiten suministrar una solución aséptica bajo mayor presión y lograr una limpieza completa de la laguna.

En el lavado se puede combinar la administración de fármacos en los huecos en la forma de una solución a través de una boquilla de la jeringa o un aparato de lavado ultrasónico que genera solución antiséptica a suspensión. Para conseguir el efecto terapéutico ciclo de lavado promedio prescrita deseada de 10-12 tratamientos en relación con el tratamiento con solución de Lugol en la superficie de las amígdalas.(Ver artículo: Causas de la amigdalitis)

La terapia física en el tratamiento de la amigdalitis se refiere al método bien conocido y eficaz en el tratamiento complejo de la enfermedad. La mayor frecuencia recurrió a los rayos ultravioleta área de irradiación de las amígdalas, faringe superficie con el propósito de métodos físicos de reajuste y el calentamiento de la garganta.

Los métodos incluyen el uso de efectos físicos de la terapia con láser para reducir la gravedad del edema y la inflamación de la membrana mucosa y efectos vibro-acústica, lo que permite la mejora de la microcirculación y el flujo sanguíneo en los tejidos de las amígdalas.

Anteriormente utilizado técnicas, y las lagunas de extrusión demostraron aspiración contenido menor eficiencia y mayor riesgo de traumatización causando inflamación como un diferencial, y acelerar la formación de tejido de cicatriz. Por el momento, estos métodos se utilizan únicamente con el fin de aprovechar el contenido para la investigación.

El tratamiento complejo dirigido a reducir la severidad del proceso inflamatorio, la regeneración de los tejidos y la restauración de la micro flora de las amígdalas, se lleva a cabo por cursos. La combinación de medicamentos y tratamiento regular debe realizarse durante el período de prueba, en el que nos podemos dar cuenta si la enfermedad ha disminuido o sigue ahi paulatinamente. Para lograr la recuperación clínica, la terapia se realiza de 2 a 4 veces al año, dependiendo de la reacción individual del paciente.

Tratamiento quirúrgico

Para el tratamiento también se pueden utilizar métodos quirúrgicos, que son la eliminación quirúrgica radical de las amígdalas palatinas. Como en este caso el cuerpo pierde uno de los órganos del sistema inmune, se usa en casos en que la enfermedad progresa y las técnicas conservadoras no ejercen la influencia adecuada.

Las indicaciones para el tratamiento quirúrgico son:

  • Obstrucción de las vías respiratorias durante el sueño, interferencia con la respiración nasal, deglución debido a edema constante de la mucosa o proliferación de tejidos de amigdalitis.
  • Reemplazo de la mayor parte del tejido linfoide del órgano con uno de conexión, lo que conduce a una disminución significativa de su funcionalidad.
  • Progresión de la patología en el contexto de cursos regulares de terapia durante un año o más.
  • Formas tóxicas y alérgicas graves de la enfermedad.
  • Complicaciones severas: fiebre reumática aguda, carditis reumática, glomerulonefritis y otras.
  • Exacerbaciones frecuentes de la enfermedad (más de 5 por año) en el contexto de la terapia conservadora.
  • Abscesos en los tejidos de las amígdalas.

La extirpación quirúrgica de tejido elimina glándulas con focos inflamatorios, elimina enfermedades sustrato y los resultados en una cura radical. Sin embargo, cuando se quita el tejido linfoide capaz de regeneración y la curación, el cuerpo se ve privado de uno de los cuerpos de “barrera” resistir la infección en la entrada a las vías respiratorias, por lo que la presencia de las indicaciones para la intervención quirúrgica debe ser evaluada estrictamente por los expertos. (Ver artículo: Amigdalas inflamadas)

Las contraindicaciones para la cirugía son considerados como algunas otras enfermedades crónicas y disfunción de órganos y sistemas con un alto riesgo de descompensación, tales como:

  • Enfermedad hipertensiva,
  • Hemofilia.
  • Deterioro funcional de la función renal, etc.

Las contraindicaciones temporales para la operación se consideran algunas enfermedades de todos los pacientes y las condiciones fisiológicas de las mujeres:

  • Cualquier forma aguda de enfermedades de la nasofaringe y el tracto respiratorio superior y la exacerbación de otras enfermedades (sinusitis, faringitis, bronquitis , etc.)
  • Caries.
  • Gingivitis, estomatitis, procesos inflamatorios de etiología bacteriana en la cavidad oral.
  • Período de menstruación.
  • Embarazo.

La intervención quirúrgica se lleva a cabo bajo la influencia de anestésicos locales en la clínica. La duración total del procedimiento para extirpar las amígdalas tarda de varios minutos a media hora, dependiendo de la edad del paciente, la duración de la etapa preparatoria, la etapa de proliferación del tejido. El período de recuperación después de la cirugía dura desde 3-4 días a 7.

Los métodos modernos utilizados para la intervención instrumentales principales recomendaciones período de recuperación están comiendo y bebiendo en el rango de temperatura de 25-30 ° C, la composición de la dieta en los primeros días después de los cereales de la cirugía de las mucosas, sopas suaves, trituradas, puré de papas, la exclusión de la comida de la garganta mucosa aguda, salada, agria, irritante, así como un mayor estrés en las cuerdas vocales y evitar el consumo de tabaco.(Ver artículo: Amigdalitis aguda)

Faringitis: tratamiento de formas agudas y crónicas de la enfermedad

El tratamiento se lleva a cabo de forma ambulatoria. primera condición es la eliminación de la irritación de la mucosa de los factores de la faringe: alimentos salados ácidas agudas, comida caliente y fría en exceso, bebidas, tabaco, alcohol, la tensión de las cuerdas vocales, la búsqueda de un espacio contaminado lleno de humo.

Tener excepción en platos que pueden lesionar las membranas mucosas inflamadas (nueces, semillas, galletas, etc.). Beber al menos 1,5-2 litros de líquido por día, bebidas de frutas preferiblemente sin azúcar, bebidas de fruta diluidos, caldo en un estado calentado, tés de hierbas.

Las recomendaciones generales también incluyen mantener la temperatura en la habitación donde el enfermo está entre 21-22 ° C y una humedad de al menos 60%. Se recomienda al paciente que evite el ejercicio físico, la actividad excesiva y las cargas. El reposo en cama se prescribe si hay un cuadro clínico pronunciado de intoxicación corporal, enfermedad grave, debilitamiento general del cuerpo.

El tratamiento médico de la faringitis se lleva a cabo con la observación dinámica de un médico. Recetas tópicos y acciones sistémicas procedimientos terapéuticos auxiliares tiene dos patrones: reducción de la reacción inflamatoria o alérgica local, disminuir el edema de la mucosa y la influencia activa sobre la causa de la enfermedad (con presencia probada de microorganismos patógenos en la etiología de la enfermedad).

Hay varios grupos de drogas usadas en esta enfermedad:

  • Agentes antiinflamatorios, antisépticos de acción local (soluciones para el enjuague, inhalación, lubricación de la faringe mucosa, aerosoles, tabletas y otras formas de medicamentos para la reabsorción).
  • Analgésicos de efecto local o general.
  • Si es necesario: antipiréticos, antibióticos, medicamentos antivirales, inmunoestimulantes locales, etc.

Tratamiento en forma aguda

En faringitis aguda, los síntomas de los cuales se expresan en forma clara, se ingesta de las preparaciones combinadas de las acciones anti-inflamatorias y analgésicas como pulverizaciones o aerosoles. Las tabletas, pastillas para la absorción se utilizan para la enfermedad leve.

Se realizan de (3-5 veces al día) gárgaras, por lo regular es considerado el método más importante y muy eficaz para el tratamiento de formas agudas de la enfermedad. Posibilidad de utilizar prefabricados antisépticas soluciones, decocciones de hierbas (caléndula, manzanilla, menta), soluciones de sal, combinaciones de bicarbonato de sodio y solución de sal, y así sucesivamente. E. El mayor efecto terapéutico logran cuando combinaciones de antisépticos y solución de sal, sin embargo el factor decisivo es el número y la duración de enjuagues, y no la composición de soluciones.(Ver artículo: Sistema inmunologico)

Los métodos de inhalación también se usan para tratar la enfermedad. Con esta enfermedad, puede usar nebulizadores e inhaladores modernos, así como métodos antiguos de inhalar vapor sobre un recipiente con un caldo de hierba caliente, ya que no se requiere la penetración de partículas de vapor en el tracto respiratorio inferior.

Importante: al elegir medicamentos para inhalaciones, es necesario consultar a un médico, de lo contrario, debe limitarse a solución salina o agua mineral. Si el vapor se inhala sobre el recipiente con la decocción de las hierbas, se deben tener en cuenta las posibles alergias a ciertas plantas medicinales, limitar la temperatura del líquido y no utilizar este método a temperatura corporal elevada.

El tratamiento de la faringitis en forma crónica

El tratamiento de las formas crónicas de cualquier enfermedad es un proceso largo. Los síntomas y el tratamiento de las formas crónicas dependen de la causa de la enfermedad. Hablando de la “garganta” como una enfermedad menor, ofrecer un poco de incomodidad, hay que recordar que puede causar complicaciones graves, las consecuencias para tanto local como sistémica, debido a la presencia constante de la fuente de la inflamación en el cuerpo.

Para la terapia eficaz, es necesario eliminar la causa de la faringitis (enfermedades concomitantes del tracto gastrointestinal, los focos de infección en la nasofaringe, cavidad oral, trastornos endocrinos, el impacto de la producción, las exposiciones ocupacionales, y los factores negativos de fumar).

Además de los procedimientos generales de enjuague regular, irrigación de la mucosa, el uso de medicamentos antiinflamatorios, el tratamiento también tiene como objetivo la eliminación de las patologías formadas.  Cuando la forma hipertrófica de crecimiento de tejido linfoide requiere corrección por choque eléctrico o frío (electrocoagulación, crioterapia).

La forma atrófica requiere procedimientos regenerativos, la hidratación de la mucosa, estimula la secreción de moco. Solución de lubricación usada Lugol en glicerina, terapia vitamínica (preparaciones de vitamina A, ATP).

Para la terapia de formas crónicas, se recomiendan diversos procedimientos de fisioterapia, como electroforesis, inductotermia, terapia magnética y láser, irradiación ultravioleta de la nasofaringe. Al tratar una forma crónica, se recomienda permanecer en los sanatorios de la orientación adecuada.(Ver artículo: Linfoma folicular)

síntomas de la amigdalitis

Amigdalitis aguda

En la amigdalitis aguda, el paciente debe cumplir con el reposo en cama durante los primeros días de la enfermedad. Se prescribe una dieta moderada, mucha bebida y vitaminas. La elección del medicamento para la amigdalitis aguda depende del tipo de patógeno. El medicamento, su dosis y el método de administración están determinados por el médico tratante.

Los medicamentos antibacterianos se usan en el tratamiento de la angina de origen bacteriano. En la angina de los hongos, se prescriben agentes antifúngicos. El tratamiento de la amigdalitis aguda viral implica el uso de agentes antiinflamatorios y sintomáticos. En la amigdalitis aguda de cualquier origen, es obligatorio usar soluciones antisépticas para hacer gárgaras. En este caso, el enjuague debe realizarse regularmente y con frecuencia.

Amigdalitis aguda ulcerosa-necrótica: Este tipo de amigdalitis aguda es causada inmediatamente por dos bacterias: la espiroqueta de la cavidad oral y la varilla en forma de huso. Muy a menudo, la enfermedad se produce en el contexto de la inmunodeficiencia, enfermedades agudas y crónicas, enfermedades del sistema circulatorio, caries dentales, enfermedad de las encías.

La amigdalitis necrótica afecta una de las amígdalas y conduce a su necrosis. En este caso, el cuerpo está cubierto con un revestimiento gris o verdoso, que le permite ver una úlcera sangrante. Necrotizante amigdalitis llamado “dolor de garganta sin fiebre” a causa de este síntoma, así como otra angina típica (incluyendo dolor de garganta), de hecho. Pero el tratamiento oportuno es muy importante para esta enfermedad, ya que conduce a complicaciones graves.

https://www.youtube.com/watch?v=BJOvOO8QoV8

El tratamiento se lleva a cabo dentro de un hospital. Se prescribe terapia antibacteriana y restaurativa. El tratamiento local consiste en el tratamiento de las amígdalas con tintura de yodo, una solución de nitrato de plata, sulfato de cobre y cloruro de potasio.

También se recomiendan enjuagues a base de permanganato de potasio o peróxido de hidrógeno . Para crear un ambiente desfavorable para los patógenos de la amigdalitis aguda ulcerosa-necrótica, es posible tratar el órgano afectado con jarabe de azúcar.

Amigdalitis aguda fúngica: La amigdalitis fúngica (angina por hongos o cándida) causa hongos similares a las levaduras de la candida. Un síntoma característico de esta enfermedad es la aparición en los tejidos de la cavidad oral de la placa blanca, que se forma debido a la multiplicación del hongo. La angina de hongos aparece con mayor frecuencia en un contexto de estrés prolongado, tomando antibióticos, como resultado de cambios en la microflora natural del cuerpo.

A veces es necesario reemplazar o evitar (si es posible) los antibióticos que el paciente estaba tomando para tratar otras enfermedades. Eficaz contra patógenos fúngicos de amigdalitis son fármacos antifúngicos de amplio espectro, tales como fluconazol o nistatina. Es de importante recepción, el uso de antisépticos para el tratamiento local, prebióticos para crear microflora, agentes inmunoestimulantes y complejos vitamínicos. Los antibióticos se usan si una infección bacteriana se une a la enfermedad.

Amigdalitis aguda flemónica: Absceso amigdalitis aguda, una inflamación de las amígdalas, que se desarrolla en el fondo de la amigdalitis crónica y se acompaña de síntomas pronunciados: dolor de garganta, peor al tragar y se localiza a un lado de la garganta, inflamación de los ganglios linfáticos y la ternura, absceso purulento. El tratamiento de esta forma de dolor de garganta se lleva a cabo bajo la supervisión de un médico en un hospital.

Si el absceso fue visto enfermedades inicialmente angina de pecho, la terapia con antibióticos se utiliza cefalosporinas de segunda y tercera generación, macrólidos (azitromicina, eritromicina, etc.). Los inmunomoduladores a menudo se recetan. El enjuague ayuda a eliminar antisépticos síntomas basados (por ejemplo, cobre, plata y solución, permanganato de potasio, ácido bórico, la sal y el bicarbonato de sodio, Furacilinum), antibióticos locales.

A menudo se usa la introducción de medicamentos antibacterianos y antisépticos directamente en las amígdalas palatinas. Completamente curar la enfermedad sin cirugía es extremadamente raro. Es necesario eliminar el absceso purulento, para lo cual se utilizan los siguientes métodos: apertura del absceso paratonlesilar con una aguja con succión de contenido purulento; métodos de punción con pinzas nasales (un instrumento especial) o un bisturí; extirpación de las amígdalas (utilizado en caso de absceso intratonsillar descuidado).

Complicaciones

Las complicaciones incluyen la amigdalitis aguda, otitis media aguda, edema laríngeo, laringitis aguda, absceso perifaríngeos, abscesos faríngeos, cuello flemón, cervical agudo linfadenitis, meningitis, choque tóxico. Por complicaciones tardías (por lo general se desarrollan después de 2 a 4 semanas) incluyen glomerulonefritis, fiebre reumática aguda, miocarditis. Si la terapia es prematura y / o insuficiente, la amigdalitis aguda puede adquirir una naturaleza crónica del curso.

Prevención

Para evitar el desarrollo de amigdalitis aguda se requiere un reajuste oportuno de focos de infección crónica (por ejemplo, lesiones purulentas de los senos paranasales, dientes cariados, amigdalitis crónica), así como la eliminación de las causas que conducen a la violación de la respiración nasal. También la prevención incluye medidas destinadas a mejorar la inmunidad local y general (por ejemplo, templado), higiene personal (por ejemplo, lavarse las manos antes de comer) y la exclusión de la hipotermia.

Debemos recomendar también que todo lo informado en este artículo es una recolección de amplia información encontrada y verificada, pero esto no da criterio para la auto medicación, lo más importante que debe tener en cuenta un paciente con amigdalitis es acudir a un médico especialista que le evaluara según su perfil, y arrojara el resultado más exacto sobre el padecimiento.  NUNCA, en ningún caso es recomendable no acudir a los especialistas, ya que se podría crear una enfermedad peor y terminar en un caso muy crítico.

(Visited 740 times, 1 visits today)

Deja un comentario