Anatomía muscular: ¿Qué es?, fisiología y mucho más

Cuando hablamos sobre la anatomía muscular de nuestro cuerpo nos referimos a todos los componentes que se encuentran en nuestra estructura, del mismo modo que conoceremos otra información fundamental que nos ayuda al funcionamiento de nuestro organismo.

¿Qué es?

Cuando tomamos el factor de la anatomía que le corresponde al cuerpo de los seres humanos, estamos hablando sobre un grupo de más de 650 músculos que se encuentran distribuidos en todo nuestro cuerpo, los cuales trabajan principalmente en hacer que dichas partes de nuestro organismo sean capaces de moverse, esto sin importar de que el movimiento sea realizado de forma voluntaria o simplemente sea un movimiento involuntario.

Con respecto a los músculos de nuestro cuerpo humano que llevan a cabo movimientos de forma involuntaria nos topamos principalmente con los músculos que componen a la zona esquelética, del mismo modo que se mencionan los viscerales, sin embargo, en la complejidad de nuestro organismo podemos observar a los músculos que se caracterizan por tener movimientos involuntarios al mismo tiempo que voluntarios, a estos elementos se les denomina como los mixtos.

Todos los músculos del cuerpo humano se caracterizan por tener diversas funciones, a pesar de esto entre las tareas principales nos topamos que estos son los capaces de llevar a cabo ciertos movimientos que estarán acompañados del sistema esquelético, del mismo modo, los músculos poseen una importante presencia cuando hablamos sobre la estabilidad de nuestro organismo y por último pero no menos importante, los músculos nos ayudan a generar la forma de nuestro cuerpo.

No está demás mencionar que los vertebrados son los capaces de controlar el movimiento de los músculos gracias a la presencia del sistema nervioso, a pesar de esto, se encuentran algunos músculos que pueden trabajar de forma autónoma, tomando como ejemplo principal al músculo cardíaco, siendo este uno de los más relevantes en nuestro organismo.

No obstante, se estima que el 40% de nuestro cuerpo está abarcado por los músculos. (Ver artículo: Órganos del sistema muscular)

Fisiología muscular

Cuando nos referimos a la ciencia que se encarga de estudiar sobre la fisiología muscular que se ubica en nuestro cuerpo humano, debemos de tomar en cuenta que nos encontramos con diversos factores, los cuales dependen del lugar y la función que posea cada músculo.

Por lo tanto, en primer instante hablamos sobre las estructuras que componen al músculo esquelético, siendo estos los que están originados principalmente por un tejido muscular el cual se caracteriza por ser sumamente elástico y por tener apariencia de estriado, no obstante, dicho tejido está compuesto por un grupo de células alargadas las cuales se les denomina como las fibras musculares.

Seguido a esto, se toma en cuenta el factor de los tipos de músculos que nos encontramos distribuidos en todo nuestro organismo, obteniendo de esta manera la presencia del músculo esquelético, el músculo liso y por último nos topamos con el tipo de músculo cardíaco.

Cuando hablamos sobre el músculo liso mencionamos que este también es denominado como el músculo involuntario, siendo este compuesto por células musculares que poseen una forma similar a la de un huso y que los podemos observan en la zona interior de las paredes de los órganos, al mismo tiempo que en otras estructuras teniendo como ejemplo principal al estómago, los intestinos, el útero, vasos sanguíneos y por último pero no menos importante se menciona el esófago.

Continuando de esta manera nos topamos con el músculo cardíaco, el cual también pertenece a la categoría de los músculos involuntarios, a pesar de esto, entre los factores principales nos topamos con algunas estrías entre su estructura y apariencia. Del mismo modo que el músculo liso, los elementos que componen a las células musculares cardíacas poseen un solo núcleo. En único sitio sonde observamos este tipo de músculo se menciona al órgano del corazón.

Para terminar con los tipos de músculos, hablamos sobre el esquelético, siendo este el que entra en la familia de los músculos voluntarios y el que se caracteriza por estar conectado directamente con los tendones, los cuales se sostienen de los huesos y estos se encargan principalmente de ayudarnos con los movimientos que deseamos llevar a cabo. (Ver artículo: Tipos de fibras musculares)

Anatomía muscular de la espalda

La espalda resulta ser una de las estructuras de nuestro cuerpo que posee una cantidad considerables de músculos distribuidos en esta zona del organismo, del mismo modo que cada uno posee funciones distintas las cuales podrán ir variando dependiendo de la altura en la que se encuentren localizados, no obstante, los músculos de la espalda se caracterizan por tener tamaños variados.

Cuando hablamos sobre los músculos de la espalda debemos de mencionar a los tres grupos en los cuales se clasifican, obteniendo de esta manera al grupo de los músculos superficiales, la familia de los músculos intermedios y por último nos topamos con los músculos profundos o también denominados como los músculos intrínsecos.

Tomando en cuenta el grupo de los músculos profundos de la espalda mencionamos que estos trabajan principalmente con los movimientos que llevamos a cabo en la columna vertebral, por lo tanto, se relacionan fuertemente con la postura corporal de la persona ya que estos se distribuyen desde el sacro de la espalda hasta llegar y conectarse con la base del cráneo.

Seguido a esto, en la segunda clasificación existente entre los músculos de la espalda nos topamos con la presencia de los músculos intermedios, siendo estos los que poseen un fuerte vínculo con los movimientos que se ejecutan sobre la caja torácica de nuestro organismo.

No obstante, dichos componentes los podemos observar ubicados en una unión en la columna vertebral y otro en la caja torácica, siendo este los que poseen una fuerte presencia en la elevación y la depresión que se ejerce sobre las costillas, causando de esta manera que se caractericen por tener una función en el proceso respiratorio.

Y por último mencionamos a la familia de los músculos superficiales de la espalda, siendo estos los que poseen una importante función ya que se relacionan con algunos movimientos que se llevan a cabo en la articulación del hombro, del mismo modo se caracterizan por estar por debajo de la piel.

Tomando en cuenta el punto de origen mencionamos a la columna vertebral y continúan con su recorrido hasta llegar hacia los huesos del hombro y otras estructuras cercanas, tal como la clavícula y el húmero.

No está demás mencionar que los músculos que se encuentran en la zona superficial de la espalda llegan a ser los más reconocidos, teniendo en cuenta en primer instante al hueso trapecio junto al dorsal ancho. (Ver artículo: Contractura muscular del cuello)

De las piernas

Cuando hablamos sobre la anatomía que le corresponde a los músculos de las extremidades inferiores mencionamos que estos se caracterizan por pertenecer a uno de los músculos más grandes en el cuerpo humano, sin embargo, también se presentan otros mucho más pequeños que cumplen con la misma función, es decir, generar los movimientos de la pierna.

No obstante, como se ha mencionado anteriormente, los músculos son aquellos componentes que nos permiten llevar a cabo ciertos movimientos en algunas partes de nuestro cuerpo, por lo tanto, tomando en cuenta los músculos que están distribuidos en las piernas mencionamos que estos son los que nos ayudan a ejecutar las habilidades motoras.

Brindando de esta manera la capacidad de poder caminar, correr y saltar, sin embargo, los músculos de las piernas también se destacan por ser grandes estabilizadores para las articulaciones de esta altura del cuerpo y del organismo en general.

Tomando en cuenta uno de los músculos más grandes que se encuentran en las extremidades inferiores mencionamos al muslo junto a las pantorrillas o también denominados como los gemelos.

Mencionando a los músculos más conocidos en las piernas de los seres humanos nos topamos en primer instante con los glúteos, siendo estos los que ayudan a mover la articulación ubicada en la cadera, del mismo modo estos se clasifican en los abductores, los extensores superficiales y los rotadores laterales profundos.

Por otra parte, nos encontramos con el músculo cuádriceps, siendo este caracterizado por ser uno de los músculos más fuertes que se pueden ubicar en todo el cuerpo humano, del mismo modo posee 4 regiones musculares entre sus componentes, de los cuales se conectan con la tibia y tienen un punto de origen coincidiendo con el fémur.

Continuando hablando sobre los músculos de las piernas, mencionamos ahora a los músculos isquiosurales, los cuales se dividen en 4 partes distintas y se les denomina como el bíceps femoral largo y corto, de igual manera se les conoce como los femorales, seguido a esto nos topamos con el músculo semitendinoso y por último el músculo semimembranoso.

No está demás mencionar que en la región de las piernas nos encontramos con otros músculos de gran importancia, tal como lo son los músculos aductores, siendo estos los que poseen un punto de origen en el pubis y se logran conectar con el fémur.

Para finalizar con los músculos más conocidos que están ubicados en las extremidades inferiores del cuerpo humano nos topamos con las pantorrillas o también conocido como los gemelos, siendo estos los que están separados en dos mitades iguales, ubicados en la zona posterior de la pierna. (Ver artículo: Tipos de músculos)

Del hombro

El hombro resulta ser una de las estructuras más complejas que nos encontramos en el cuerpo humano, siendo esta caracterizada por ser el punto de unión de diversos huesos, ligamentos y músculos que permiten numerosas cantidades de movimientos que se involucran con el brazo, por lo tanto, podemos toparnos don muchos tejidos musculares distintos que poseen funciones únicas.

No obstante, cuando hablamos sobre la anatomía muscular que compone a la articulación del hombro debemos de hacer mención sobre el manguito rotador, siendo este un conjunto de músculos ubicados en la zona profunda del hombro. Cabe destacar que el término manguito hace referencia a envoltura, el cual resulta ser un identificador apropiado para halar sobre estos componentes.

Entre los músculos que componen al manguito rotador nos encontramos con la presencia de 4 músculos, comenzando las menciones con el músculo supraespinoso, siendo este el que nos permite elevar el brazo, seguido a esto se encuentra el músculo infraespinsoso del hombro, el cual posee la función de rotar el brazo hacia afuera, continuando con las menciones destacamos al músculo redondo menor.

El cual se caracteriza por ayudarnos a rotar el brazo hacia afuera y por último pero no menos importante observamos al músculo subescapular, siendo este el que nos permite llevar a cabo el movimiento de rotación del brazo hacia adentro.

Por otra parte, nos topamos con la presencia del músculo principal de la articulación del hombro, el cual es conocido bajo el nombre del músculo deltoides, siendo este catalogado como el más grande y fuerte que podemos observar en todo el hombro y en el brazo.

Con respecto a la ubicación de este componente mencionamos que abarca una gran zona en la capa más superficial del hombro, siendo este el encargado de darle la forma redondeada a dicha articulación.

Seguido a esto, el músculo deltoides resalta entre los demás por la simple razón de ser considerado el músculo principal que observamos en esta altura del cuerpo, esto viene dado ya que su función general es ayudar a levantar el brazo y de darle una gran fuerza y potencia a la articulación cercana.

Como dato curioso que se obtiene sobre el deltoides es que este músculo lo emplean los médicos que desean colocar una inyección en el brazo.

De la cara

El rostro de los seres humanos resulta ser otras de las composiciones musculares más complejas que podemos observar en todo nuestro organismo, siendo esta caracterizada por tener una enorme cantidad de músculos distintos que poseen funciones relevantes para llevar a cabo ciertos movimientos en la cara de las personas, no obstante, científicos afirman que para conocer detalladamente sobre cada músculo de esta parte del cuerpo se necesitarán años y años de conocimientos y estudios en el área de la anatomía.

En la actualidad se ha realizado una clasificación con respecto a los músculos que componen a la cara donde se toma en cuenta el factor de la función de el tamaño, obteniendo de esta manera que el primer grupo sea dominado por los músculos pequeños y con tareas limitadas como la expresión del rostro.

Y en la otra clasificación nos topamos con los músculos grandes con importantes funciones, teniendo como ejemplo principal el movimiento ejecutado durante el habla, la masticación e incluso se toma en cuenta el proceso de respiración.

No obstante, también nos encontramos con la clasificación en la cual se toma en cuenta la ubicación de dichos músculos, obteniendo de esta manera las divisiones de los músculos que se ubican en los pabellones auriculares, seguido a esto nos topamos con los músculos encontrados entre los párpado y las cejas, los músculos que se localizan en la nariz y por último de todas estas divisiones nos topamos con los tejidos musculares de la boca y de los labios.

Tomando en cuenta los músculos más relevantes y conocidos del rostro nos topamos con el músculo orbicular de los párpados, siendo este el que cumple con la función de ayudarnos a cerrar los ojos o apretarlos mientras estos están en el estado de cerrados, seguido a esto, mencionamos al músculo mirtiforme, el cual trabaja con cerrar las entradas de las fosas nasales.

Seguido a esto, entre los músculos que componen al labio mencionamos en primer instante al músculo buccinador, el cual nos permite llevar a cabo silbar, del mismo modo que se estimula al momento de tocar los instrumentos de vientos y finalmente se destaca por ayudarnos a despejar todos los restos de los alimentos que se comiencen a formar entre las encías.

Anatomía muscular del cuello

El cuello es catalogado como una de las partes del cuerpo que más músculos posee, siendo estos los que nos permiten lleva a cabo una serie de movimientos fundamentales para realizar actividades durante nuestra rutina diaria, del mismo modo se caracteriza por ser una zona de nuestro organismo que nos establece conexiones entre la cabeza y todo el resto del cuerpo, no obstante, conoceremos los músculos más relevantes e influyentes que se ubican en la anatomía muscular del cuello.

Aparte de proteger unas estructuras que son débiles y propensas a sufrir lesiones de gran impacto para el funcionamiento del organismo, los músculos que se localizan en el cuello nos otorga una gran cantidad de tipos de movimientos distintos, no obstante, también se caracteriza por ser una vía por la cual viajan algunos nervios y otros elementos de suma relevancia.

Cuando se habla sobre la anatomía muscular correspondiente al cuello mencionamos que resulta ser un tema sumamente complejo y extenso, esto viene dado ya que se presenta una cantidad considerable de músculos con funciones, inervaciones y otras características únicas.

Los músculos del cuello se clasifican en dos grandes grupos, obteniendo de esta manera la presencia de los músculos ubicados en la región anterior y por otra parte nos topamos con los músculos localizados en la región posterior.

Cabe destacar que entre las características generales que se obtienen cuando nos referimos sobre los músculos del cuello mencionamos que estos poseen factores únicos ya que estos llegan a ser músculos sumamente largos, al mismo tiempo que son delgados y estos trabajan de forma sinérgica con otros conjuntos de músculos, causando de esta manera grandes cantidades de movimientos que nos permiten movilizar la cabeza.

Finalmente, el grupo de los músculos que se localizan en la región anterior mencionamos que estos los ubicamos por delante de los agentes vertebrales, mientras que los músculos que abarcan la región posterior del cuello son también conocidos como los músculos de la nuca,  siendo estos caracterizados por alojarse detrás de las vértebras.

Del pie

El pie es considerado como una de las partes más fundamentales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, esto viene dado ya que resultar ser una estructura con numerosos componentes que nos brindan el apoyo de soportar las cargas que se ejerce desde el cuerpo hasta las extremidades inferiores, del mismo modo se caracterizan por brindarnos las habilidades de correr, caminar y saltar.

Por lo tanto, cuando tomamos en cuenta el factor de la anatomía muscular que le corresponde al pie de los seres humanos mencionamos que los científicos han determinado una clasificación que dependerá del origen y de la inserción más próxima, obteniendo de esta manera al grupo de los músculos intrínsecos y los músculos extrínsecos.

Tomando en cuenta el grupo denominado como los músculos intrínsecos mencionamos que son todos los componentes que poseen un punto de origen y una terminación que se localiza en el pie de las personas, del mismo modo, estos se caracterizan por permitir los movimientos que se ejecutan en los dedos, teniendo en cuenta los tipos de movimientos de la flexión, extensión acompañado de la abducción y terminando con la aducción de los dedos de los pies.

Por otra parte nos topamos con la clasificación de los músculos extrínsecos, siendo estos los que poseen el factor de brindar el movimiento que se ejecuten entre la articulación del tobillo y del pie.

A pesar de que dichos músculos están en la pierna, mencionamos que estos ayudan a elaborar una tracción causando de esta manera que se realicen las inserciones óseas que se vinculen con el tobillo. No obstante, con respecto a los movimientos que se asocian con estos músculos nos topamos con las flexiones dorsales, flexiones plantares junto a las inversiones y las eversiones que se llevan a cabo en el pie.

No está demás mencionar que los músculos extrínsecos poseen el factor de poseer un punto de origen que se asocia con la ubicación de los huesos que originan a la pierna, a pesar de esto, se excluye el caso del músculo popliteo, siendo este ubicado en la zona posterior de la rodilla, haciendo énfasis en estar alojado por debajo de los gemelos o también denominado como las pantorrillas.

Abdominal

Cuando hablamos sobre la anatomía muscular que le corresponde a los músculos que se encuentran en el abdomen de los seres humanos mencionamos que estos resultan ser uno de los más trabajados en el ámbito de los ejercicios, del mismo modo, estos poseen grandes factores y funciones de mucho valor para el correcto funcionamiento de nuestro organismo ya que estos nos ayudan brindando fuerza para el cuerpo y estabilidad, lo cual resultan ser de suma relevancia para llevar a cabo las actividades físicas que llevamos a cabo durante nuestra rutina diaria.

En primer instante, nos encontramos con el músculo denominado como el oblicuo externo del abdomen, siendo este el que posee un origen que se asocia con las costillas numero 5 y 12, del mismo modo este posee una importante función la cual se basa en llevar a cabo el movimiento de la flexión lateral del tronco y la rotación hacia los lados, no obstante, este músculo también se asocia con el aumento de la presión sobre las paredes abdominales, posee una presencia sobre el proceso respiratorio y se encarga de flexionar el tronco.

Por otra parte, nos topamos con la presencia del músculo oblicuo interno, el cual posee un punto de origen ubicado en una capa profunda de la fascia toracolumbar, no obstante, este músculo posee la tarea principal de participar en flexionar el tronco y lograr que este pueda rotar de un lado, del mismo modo posee otras funciones importante tal como aumentar la presión abdominal, trabajar con la espiración del organismo y también por ayudar a elevar la zona del pelvis.

Seguido a esto, hablamos sobre el músculo transverso del abdomen, siendo este originado en las zonas internas que componen a los cartílagos costales desde el número 7 hasta llegar al 12.

Con respecto a la función que ejerce dicho músculo mencionamos que posee una tarea prácticamente idéntica que los anteriores descritos, es decir, ayuda a la rotación del tronco hacia los lados, se encarga de nivelar la presión que se ejerce sobre las paredes del abdomen y posee una relevante presencia durante la espiración, sin embargo, se caracteriza por ser un estabilizador de la región lumbar.

Anatomía muscular esquelética

El término del músculo esquelético hace referencia a toda la capa muscular que se caracterizan por ser estriados, siendo estos los que están unidos con el esqueleto de los seres humanos, del mismo modo estos músculos están compuestos generalmente por cantidades de células otros elementos de gran relevancia, obteniendo como ejemplo principal a las fibras alargadas, siendo estas las que podemos observar ubicadas entre los núcleos de la periferia.

Con respecto a la función que poseen estos músculos mencionamos que son los que nos permiten una movilidad y son los encargados de generar un vínculo entre los huesos que componen el sistema esquelético junto con las articulaciones, todo esto es dado gracias a la presencia de la contracción de dichos músculos.

No obstante, en la mayoría de los casos nos topamos con una contracción voluntaria, es decir, la que se lleva a cabo mediante la inervación de las terminaciones nerviosas, a pesar de esto, los músculos esqueléticos pueden contraerse de forma involuntaria.

Tomando en cuenta el factor de la ubicación de dicho músculo destacamos que estos están unidos en todo el cuerpo humano, abarcando un aproximado del 90% de la anatomía de los seres humanos, mientras que el otro 10% de los músculos que poseen las personas se dividen entre el músculo cardíaco junto al músculo visceral.

En la actualidad, este tipo de músculo también es denominado como la carne del cuerpo humano, esto viene dado ya que la composición de dicho elemento se basa en una cantidad de células que generan fibras largas de forma cilíndricas, las cuales poseen mediciones aproximadas desde 1 hasta 400 milímetros de extensión, siendo estas observadas que están colocadas de forma paralela y logran conectarse con los huesos para ejecutar movimientos que se realicen de forma voluntaria.

Como dato curioso que se obtiene al momento de hablar sobre el músculo esquelético mencionamos que estos se caracterizan por ser muy propensos a adaptarse, es decir, la carne humana es capaz de modificar su volumen cuando una persona está padeciendo de una atrofia muscular (un evento en el que se disminuye drásticamente el porcentaje que constituye la masa muscular), del mismo modo dichos músculos logran adaptarse a los cambios de aumento de tamaño, evento el cual se manifiesta cuando una persona posee cierto tiempo entrenando.

De la mano

La mano resulta ser una de las partes de nuestro cuerpo que nos facilita la realización de diversas tareas que llevamos a cabo durante el transcurso de nuestra vida cotidiana, siendo esta la que posee un fuerte impacto sobre nuestro organismo gracias a los mecanismos que esta posee entre su anatomía, del mismo modo, la mano se caracteriza por tener una cantidad considerable de músculos y otros componentes que la acompañan para agregar la complejidad y perfección en su estructura.

No obstante, cuando hablamos sobre los músculos que se encuentran en la mano mencionamos que estos se clasifican en dos grupos, obteniendo de esta manera la aparición de los músculos extrínsecos los cuales son catalogados como los músculos que componen a la zona del antebrazo de los seres humanos y por último pero no menos importante se encuentran los músculos intrínsecos, siendo estos caracterizados por ser un conjunto de músculos de grandes funciones.

No obstante, cuando hablamos sobre los músculos que pertenecen al grupo de los intrínsecos debemos de mencionar que estos se logran dividir tres veces más, generando de esta manera las celdas las cuales se les conoce como la celda externa, la interna y por último nos topamos con la celda media.

En primer instante, tomando en cuenta los músculos que nos encontramos dentro de la localización de la celda externa mencionamos que también es denominada como la eminencia tenar y entre los músculos que abarcan este grupo nos encontramos con la presencia de 4 en total, los cuales se les denomina como el músculo separador corto del pulgar, acompañado del oponente del pulgar y del músculo flexor del pulgar y por último se presenta el músculo aproximador del dedo pulgar.

Seguido a esto, pasamos a hablar sobre la celda interna o también clasificada como la eminencia hipotenar, destacamos que en este grupo se encuentran 4 músculos en total, siendo estos conocido bajo los nombres del músculo palmar cutaneo, del mismo modo observamos al músculo aproximador del meñique el cual se encuentra acompañado del flexor corto del meñique y para cerrar la mención de los componentes que pertenecen a esta familia nos encontramos con el músculo oponente del meñique.

Y por último, nos topamos con la presencia de la celda media, siendo esta catalogada como la más pequeña que las otras dos ya que esta posee una menor presencia de músculos, entre ello nos encontramos con los músculos interóseos, los cuales se clasifican entre los dorsales y los palmares, no obstante, también se presentan los músculos lumbricales.

Del brazo

Los músculos que se encuentran en todo el brazo se caracterizan por tener funciones básicas, las cuales se basan por otorgarle algunos tipos de movimientos a esta extremidad superior, observando de esta manera la presencia de movimientos generales tal cual como lo llega a ser la flexión y extensión del brazo, no obstante, estos músculos se caracterizan por poseer un tamaño considerable, al mismo tiempo que son uno de los más trabajados en el ámbito de los ejercicios ya que estos se logran estimular fácilmente mediante ciertos movimientos físicos, causando de esta manera que dichos músculos comiencen a tomar más volumen.

En primer instante hablamos sobre los músculos que se encuentran por encima de la articulación del codo, coincidiendo en un punto medio con la articulación del hombro y del codo, no obstante, estos se dividen en dos compartimientos distintos, obteniendo de esta manera la aparición del compartimiento posterior de los músculos del brazo y por último se encuentra el compartimiento anterior, siendo todos estos los que poseen un fuerte impacto con respecto a la movilidad del antebrazo.

Tomando en cuenta el compartimiento anterior, nos encontramos que este se clasifica en tres músculos principales, siendo estos denominados como el músculo bíceps braquial, seguido a esto nos topamos con el músculo coracobraquial y por último pero no menos importante está el músculo braquial.

Cabe destacar que todos estos componentes están inervados por un mismo nervio, el cual se le conoce como el nervio musculocutáneo.

Con respecto a la función que ejerce cada uno tomamos en cuenta el bíceps braquial, el cual se encarga de ser uno de los principales en lograr rotar el antebrazo, del mismo modo que posee una presencia en la flexión del brazo entre la articulación del codo y del hombro, seguido a esto el músculo coracobraquial posee la función principal de flexionar todo el brazo en la altura del hombro y por último el músculo braquial es un componente flexor de a articulación del codo.

Por otra parte, tomando en cuenta el compartimiento posterior mencionamos que esta clasificación se basa únicamente en un mismo músculo, el cual se le denomina como el tríceps braquial, siendo este catalogado por poseer tres divisiones dentro de él, obteniendo de esta manera la cabeza larga del tríceps, la cabeza de los lados laterales y por último se encuentra la cabeza medial.

Con respecto a tarea principal mencionamos que nos permite la extensión del brazo en la altura del codo, del mismo modo que posee una presencia en los movimientos del antebrazo.

No está demás mencionar que la región del antebrazo también posee una gran presencia de músculos, a pesar de esto tomaremos en cuenta los más relevantes par ala movilidad de esta zona.

En primer instante nos topamos con la presencia del músculo supinador largo, siendo este ubicado en un punto cercano a la articulación del codo y posee la función principal de permitir que el antebrazo logre rotar a nivel externo e interno, no obstante, hablamos sobre el músculo extensor radial, el cual está localizado al lado del supinador largo y participa en la movilidad de la articulación de la muñeca.

De la rodilla

En la articulación de la rodilla nos encontramos con una abundante presencia de músculos con distintas funciones, los cuales se clasifican dependiendo de la tarea principal que estos ejercen, obteniendo de esta manera la aparición de los músculos flexores, los extensores de la rodilla y los que se encargan de la rotación a nivel interno y externo de la rodilla.

En primer instante, los músculos flexores son aquellos que se ubican en la cara posterior del muslo y entre ellos se destaca los músculos isquiotibiales, los cuales poseen un origen asociado con la cadera y poseen una inserción en la tibia. Son los encargados de hacer que los músculos logren extenderse, haciendo énfasis en los que están por detrás de los muslos.

Por otra parte, hablamos sobre el conjunto de los músculos que pertenecen al movimiento de la extensión de la rodilla, los cuales se pueden localizar fácilmente ya que estos están alojados en la cara anterior del muslo, obteniendo de esta manera la presencia del músculo cuádriceps.

El cual es caracterizado por ser uno de los más fuertes y grandes que encontramos en esta zona, siendo este el que posee un importante impacto al momento de correr, subir o bajar escalones, saltar, entre otras actividades que realizamos durante nuestra rutina diaria.

Seguido a esto, los músculos que se encargan de la rotación externa de la rodilla nos topamos con el tensor de la fascia lata el cual destaca ya que entre sus tareas se encuentra la flexión de la cadera y es el encargado de rotar la zona interna del muslo. No obstante también se presenta el bíceps femoral, siendo este caracterizado por generar la extensión del muslo y participa en el movimiento de la flexión de la rodilla.

Mientras tanto, los músculos que participan en el movimiento de la rotación interna de la articulación de la rodilla nos encontramos en primer instante con el músculo sartorio, el cual posee entre sus funciones lograr que la cadera rota externamente, del mismo modo flexiona y produce la abducción hacia el muslo y también se caracteriza por generar la rotación interna y la flexión del punto donde se ubican las rodillas de los seres humanos.

De la mandíbula

Cuando hablamos sobre la anatomía muscular que le corresponde a la articulación de la mandíbula mencionamos que estos llegan a ser sumamente relevantes ya que son los encargados de acompañar al movimiento que ejercemos sobre el hueso maxilar inferior o también denominado como la mandíbula, del mismo modo estos músculos nos ayudan al proceso masticatorio y poseen otras funciones que conoceremos a continuación.

Los músculos que se encargan de los movimientos de la mandíbula mencionamos que estos destacan al momento de llevar a cabo el cierre de la mandíbula, del mismo modo que nos brinda la habilidad de realizar los movimientos trituradores, los cuales poseen un gran impacto al momento de masticar.

En primer instante nos encontramos con el músculos conocido bajo el nombre del mesetero, el cual posee la función principal de lograr que la mandíbula pueda elevarse y se involucra con el cierre de la mandíbula o también conocido como el movimiento de la aducción. No obstante, también se destaca por ayudarnos a adelantar a la mandíbula, causando de esta manera el movimiento de la proturción.

Seguido a esto, nos encontramos con la presencia del músculo temporal de la mandíbula, el cual posee múltiples funciones que nos permite la movilidad de dicha articulación, obteniendo de esta manera que participe en la aducción del hueso maxilar inferior acompañado de otras fibras, no obstante también se caracteriza por retirar dicho hueso de forma adelantada, otra de las tareas principales se encuentra la contracción unilateral.

Continuando hablando sobre los músculos que participan en la movilidad del hueso maxilar inferior o también conocido como la mandíbula nos encontramos con el músculo pterigoideo medial, el cual posee una función única que se basa en la aducción de la mandíbula, es decir nos permite levantar esta estructura ósea.

Para finalizar la lista de las menciones de los músculos que nos permite movilizar la articulación de la mandíbula y que poseen un fuerte impacto ya que entran en la clasificación de los músculos que intervienen el proceso de la masticación nos topamos con el pterigoideo lateral, el cual se caracteriza por generar la contracción bilateral, causando de esta manera que realicemos el movimiento de abertura o el movimiento de la proturción, y se encarga de mover el disco articular hacia la zona central.

Por otra parte, otra de las funciones que posee dicho músculos nos encontramos con la contracción unilateral, el cual posee un importante impacto sobre nuestro organismo ya que se presenta durante el momento del movimiento de la trituración, provocando de esta manera que logremos mover el hueso maxilar inferior hacia el lado contrario.

Anatomía del movimiento muscular

Cuando hablamos sobre los movimientos que realizamos los seres humanos mediante los músculos debemos de tomar en cuenta los planos y los ejes en los que se clasifican dichos movimientos, por lo tanto, nos encontramos con complicados mecanismos que nos facilitan comprender dicho tema.

En primer instante hablamos sobre los movimientos a nivel muscular que son paralelos al plano sagital, al mismo tiempo que cumplen con el factor de estar cercano al eje frontal o transversal, obteniendo de esta manera el movimiento de la flexión el cual se basa en realizar que alguna parte de nuestro cuerpo se logre aproximar hacia la dirección anteroposterior, entre los ejemplos principales tomamos en cuenta el bíceps braquial.

Por otra parte, nos encontramos con el movimiento de la extensión, el cual se basa en realizar un movimiento que resulta opuesto a la flexión, obteniendo de esta manera la presencia de los músculos tríceps.

Seguido a esto, nos topamos con el movimiento de aducción, el cual se basa en movilizar una zona del cuerpo y lograr que este se aproxime esta misma parte, es decir, se basa en la aproximación de dicho componte, entre los músculos principales que se vinculan con la aducción se encuentra el dorsal ancho y el pectoral mayor.

No está demás hablar sobre el movimiento de la abducción, siendo este caracterizad por realizar una separación entre los componentes o simplemente lograr que dos elementos de nuestro cuerpo de logren separar, obteniendo de esta manera la presencia del músculo deltoides.

Continuando hablando sobre los tipos de movimientos ejercidos por la presencia de los músculos en la anatomía del cuerpo humano hacemos énfasis en conocer la rotación interna, el cual se basa principalmente en hacer que los huesos y las estructuras óseas puedan moverse sobre su eje, permitiendo que este pueda moverse hacia adentro.

Para finalizar no debemos de dejar atrás al movimiento de la rotación externa, siendo este el que se encarga de hacer que los huesos o las estructuras óseas que componen nuestro sistema esquelético puedan rotar sobre su mismo eje, causando de esta manera que se pueda partir la posición anatómica de dicha estructura, no está demás mencionar que esto se logra ya que se toma en cuenta como el eje de la rotación el punto de la articulación de conexión entre dos huesos o más.

Anatomía muscular animal

Los músculos que componen a la anatomía de los animales llegan a ser mecanismos complejos y perfectos que les permiten la capacidad de realizar ciertos movimientos que los ayudarán durante el transcurso de su vida, no obstante, dicho mecanismo posee una gran similitud a la anatomía muscular que componen a los seres humanos.

No obstante, entre las características principales que obtienen los animales mencionamos que los músculos se clasifican dependiendo de la forma que estos poseen, obteniendo de esta manera a los músculos largos, los anchos y por último se encuentran los cortos, del mismo modo se puede tomar en cuenta la ubicación que estos poseen, dividiendo los músculos en los superficiales o también denominados como la cutáneos y por último se encuentran los profundos.

Por otra parte, los músculos que componen a la anatomía muscular de los seres vivos mencionamos que estos se logran clasificar dependiendo de la función y el tipo de movimiento que estos ejercen.

Tomando en cuenta dicha clasificación nos encontramos en primer instante con los músculos flexores, los cuales se pueden observar cerca de la articulación enartrosica, seguido a esto nos topamos con los músculos que permiten la movilidad de la extensión siendo estos observado cerca de la articulación enartrosica o de la condilea del organismo del animal.

No obstante también se hace presente los músculos aductores y este mismo se encuentra acompañado por su contraparte, obteniendo de esta manera la aparición de los músculos que pertenecen a la categoría de los abductores.

Anatomía muscular del perro

Cuando nos referimos a la anatomía muscular que componen a los perros debemos de mencionar en primer instante que dichos músculos poseen una gran similitud con los que se encuentran en el cuerpo de los seres humanos, del mismo modo en el que coincide la ubicación de algunos componentes y los nombres de los mismos.

Por lo tanto, en primera parte debemos de mencionar que los músculos de estos animales se clasifican dependiendo de la zona y la función que estos ejercen, obteniendo de esta manera una gran diversidad de grupos musculares.

Continuando hablando sobre dicha clasificación mencionamos a los músculos que componen a la cabeza, seguido a esto nos topamos con los músculos que se ubican y trabajan con el miembro torácico del animal.

Con los músculos que se vinculan con el miembro pelviano y por último se encuentra la clasificación de los músculos del cuello, del tronco y la cola, siendo estos divididos nuevamente entre los músculos de la columna vertebral, los que componen la zona ventral del cuelo, los del área torácica, los componentes que originan el sitio abdominal y por último los músculos que están en la cola.

Entre uno de los músculos más relevantes para la anatomía muscular de los perros nos topamos con el músculos conocido bajo el nombre del cuádriceps femoral, el cual se caracteriza por ser uno de los más grandes que poseen dichos animales y por ser sumamente resistentes. Del mismo modo el músculo cuádriceps se divide en cuatro cabezas distintas, obteniendo de esta manera los músculos recto femoral, el vaso medial acompañado del vaso intermedio y por último se encuentra el músculo vasto lateral.

Del mismo modo, estos animales también poseen un músculo tríceps braquial, siendo este uno de los más voluminosos que se pueden observar en esta altura del cuerpo, entre sus característica principales se encuentra que abarca un espacio triangular, el cual está conectado con el borde caudal de la escápula, con el hueso húmero y terminamos hablando sobre el olécranon.

Anatomía muscular de la vaca

La anatomía muscular que le corresponde al cuerpo de las vacas poseen diversas características importantes, entre ellos mencionamos que dichos músculos poseen un gran impacto sobre el funcionamiento del organismo, del mismo modo nos encontramos que son capaces de generar la contracción de las partes que componen al cuerpo, no obstante, con respecto al factor del punto de origen y de la inserción estas se encuentran conectadas con las estructuras óseas, con ligamentos y los cartílagos.

Continuando hablando sobre las características generales de los músculos de las vacas mencionamos que estas poseen una acción sinérgica, mientras que su forma pueden variar desde las formas triangulares hasta los cuadriláteros, destacando al fusiforme y al anillo.

Mientras tanto, tomando en cuenta los tipos de los músculos que podemos encontrar distribuidos en el cuerpo de las vacas nos topamos en primer instante con los músculos lisos o también conocido como los involuntarios, siendo estos los que trabajan de forma automática.

Teniendo como ejemplo al sistema digestivo, seguido a esto nos encontramos con el músculo de tipo cardíaco, los cuales trabajan de forma involuntaria y se encuentra en el corazón y por último pero no menos importante está el músculo esquelético, el cual se caracteriza por trabajar de forma voluntaria.

No obstante, los elementos que componen a los músculos de estos animales nos topamos con la aparición del epimisio, seguido a esto se encuentra la capa del perimisio, los endomisio y por último pero no menos importante observamos al aponeurosis.

También nos encontramos con elementos de gran valor para crear al músculo, teniendo como ejemplo principal a ramas de microfibrillas, al sarcoplasma, sarcolema con su respectivo núcleo y la aparición de otros fascículos que se ubican dentro del músculo o de los tendones.

Anatomía muscular del cerdo

Cuando hablamos sobre la anatomía muscular que le corresponde al cerdo nos encontramos que dichos músculos y las características que los rodean poseen grandes similitudes cuando es comparado con el sistema muscular que componen a los seres humanos, no obstante, es importante conocer a la anatomía de este animal y los factores que se vinculan con este animal.

En primer instante debemos de tomar en cuenta que los científicos han determinado que dicho animal posee tres tipo de músculos distintos que se encuentran distribuidos alrededor de su organismo, los cuales son los responsables de hacer que todo funcione de correcta manera, no obstante, entre las clasificaciones principales nos topamos con los músculos lisos, con el músculo de tipo cardíaco y el último restante pero no menos importante se encuentra el músculo del cerdo de tipo esquelético.

Del mismo modo es válido mencionar que los tipos de músculos que trabajan de forma involuntaria nos topamos con el músculo liso, el cual se encuentra ubicado en el aparato digestivo de este animal y también se presenta como músculo que trabaja de forma automática el del tipo cardíaco, siendo este el que le corresponde a la anatomía del corazón del porcino.

Para finalizar, tomamos en cuenta al músculo esquelético, el cual trabaja de forma voluntaria con el organismo y se basa en ser la masa que compone a todo el sistema esquelético de este animal, causando de esta manera que abarque un alto porcentaje con respecto a la masa muscular que compone al cerdo.

(Visited 1.528 times, 2 visits today)

Deja un comentario