Músculos de la mímica: origen, función, y más

Los músculos faciales están enervados por ramas del nervio facial y se sitúan en la fascia superficial, pueden originarse tanto en los huesos faciales como en las fascias y se insertan en la piel. A estos músculos se les llama músculos de la mímica, porque al contraerse son los responsables de todos y cada uno de los movimientos expresivos del rostro.

Músculos de la Mímica

Se encuentran principalmente alrededor de los tres grandes orificios que presenta la cara (ojos, orificios nasales y boca), actuando como constrictores o esfínteres y dilatadores de los orificios faciales, es decir las órbitas de los ojos, la nariz y la boca. Las contracciones voluntarias o reflejas de estos músculos, generan los diferentes grados de apertura o cierre de estos orificios. Por lo tanto, gobiernan los movimientos fisionómicos de las expresiones.

La distribución nerviosa en ellos permite no solo el movimiento voluntario sino una alta sensibilidad a los estímulos. Presentan conexiones íntimas con la piel, son aplanados, delgados, mal delimitados, la gran mayoría no poseen aponeurosis.

A nivel de sus inserciones se fusionan parcialmente por lo que carecen de una fascia individual. Solo el buccinador en su parte posterior posee una verdadera fascia o aponeurosis. Una de sus extremidades se inserta en las partes blandas (piel, mucosa o fascias) y otra en partes óseas o tegumentos.

Se dividen, según su ubicación, en cuatro grupos funcionales de músculos: grupo orbitario, grupo nasal y grupo oral. Veamos cada uno de ellos en detalle. (ver Músculos de la cara)

Origen e inserción

Está compuesto por dos músculos: el orbicular del ojo y el corrugador de la ceja.

Músculo Orbicular del ojo

Es un músculo grande que rodea cada órbita del ojo y se extiende por cada uno de los párpados. Surge de la parte nasal del hueso frontal, del proceso frontal del maxilar por delante del surco lagrimal, y de la superficie anterior y los bordes de una banda fibrosa corta, el ligamento palpebral medial.

Desde este origen, las fibras se dirigen hacia los lados, formando una capa ancha y delgada, que ocupa los párpados o pálpebras, rodea la circunferencia de la órbita, y se extiende sobre la sien, y hacia abajo en la mejilla.

Se compone de dos partes: porción palpebral y porción orbitaria.

La porción palpebral, del músculo es delgada y pálida, y corresponde a la sección central del músculo y ocupa ambos párpados. Se localiza n en los párpados y se originan en el canto interno del ojo y se arquean a lo largo de cada párpado, formando una serie de curvas concéntricas, hasta insertarse en la región externa.

La porción orbitaria es más gruesa y de un color rojizo; está compuesta por fibras musculares, que rodean en círculo a cada orbita y se extienden por fuera del borde orbitario, sus fibras forman una elipse completa sin interrupción en la comisura palpebral lateral.

Se inserta sobre los bordes del surco lagrimal, el hueco el maxilar y del lagrimal, las fibras superiores de esta porción se mezclan con Frontalis y Corrugator.

La parte lagrimal (músculo Tensor tarsi) es un músculo pequeño y delgado, de aproximadamente 6 mm de ancho y 12 mm de longitud, situado detrás del ligamento palpebral medial y el saco lagrimal. Surge de la cresta posterior y la parte adyacente de la superficie orbital del hueso lagrimal, y pasa por detrás del saco lagrimal, se divide en dos deslizamientos, superior e inferior, que se insertan en el tarso superior e inferior medial a los puntos lacrimales; ocasionalmente es muy indistinto.

Músculo corrugador de la ceja

Este músculo es mucho más pequeño que el orbicular del ojo, se encuentra por debajo del orbicular de los párpados, en lo profundo de la ceja, y participa cuando se frunce el entrecejo.

Se origina en el extremo medial del arco superciliar y se dirige hacia arriba y afuera, para insertarse en la piel de la mitad medial de la ceja. Tracciona la ceja hacia la línea media, que dan origen a pliegues verticales en la parte superior de la nariz.

Grupo Nasal

Está compuesto de tres músculos: el piramidal, el depresor del tabique y el nasal.

Músculo nasal

Es el de mayor tamaño y mejor desarrollado del grupo nasal. Está alrededor de los orificios nasales o fosas nasales y participa en la apertura de las mismas. Está compuesto por:

La porción transversa presiona la narina, es un músculo plano, triangular y delgado, se extiende transversalmente sobre la parte media de la nariz, hasta el área sobre los caninos del maxilar superior, el cual se eleva cuando se contrae el nasal. Así su origen es el dorso de la nariz y su inserción se dirige hacia el surco de la aleta y termina en la piel y el músculo multiforme.

La porción alar sale hacia el ala de la nariz de la misma zona en el dorso y va al área ubicada sobre los incisivos laterales y cartílagos alares. Las porciones se van a insertar en el hueso maxilar.

Músculo piramidal o procerus (prócer)

Es un músculo superficial a hueso nasal, su contracción ayuda a fruncir el entrecejo en pliegues horizontales, haciendo descender la piel superciliar central. Está situado en el dorso de la nariz. Su origen es el hueso nasal y en la porción superior del cartílago nasal lateral, continúa hacia arriba por debajo del músculo frontal.

Se inserta en la piel de la región frontal inferior entre las cejas y es antagonista del músculo frontal.

Músculo depresor del tabique

Al igual que el músculo nasal, contribuye a la apertura de las fosas nasales. Sus fibras se originan en el maxilar, por encima del diente incisivo central y ascienden para insertarse en la porción inferior del tabique nasal.

La contracción del músculo depresor del tabique produce una tracción inferior de la nariz, facilitando la apertura de las fosas nasales a la porción alar del músculo nasal.

Musculo mirtiforme

El músculo mirtiforme se encuentra debajo de las ventanas nasales; es pequeño, plano y en forma de abanico. Se inserta en la fosa mirtiforme del hueso maxilar superior, por arriba en el subtabique y borde posterior del cartílago del ala de la nariz. Se origina: músculo radiado, situado por debajo de las aberturas nasales.

Inserción: Se inserta, abajo, en la fosita mirtiforme y de aquí se dirige arriba, para terminar en el subtabique del ala de la nariz.

Grupo oral

Se ubican en los labios y su región circundante y las principales acciones son mover los labios, abren y cerrar, succionar y ejercen presión en la cavidad bucal, también mueven la mejilla. Se clasifican en constrictores y dilatadores.  En este grupo se incluyen:

  • Orbicular de los labios
  • Buccinador
  • Grupo de músculos inferiores: músculo depresor del ángulo de la boca, músculo depresor del labio inferior y el músculo mentoniano.
  • Grupo de músculos superiores: músculo risorio, el cigomático mayor, el cigomático menor, el elevador del labio superior.

Orbicular de los labios u oral

Es un músculo complejo compuesto por fibras que rodean la boca por completo. Su acción se pone de manifiesto cuando se fruncen los labios o se silba.

Algunas de sus fibras se originan en la cerca de la línea media en el maxilar superior y en la mandíbula inferior. Mientras que otras fibras se derivan del músculo buccinador en la mejilla y del resto de los numerosos músculos que actúan sobre los labios. Recorre todo el rededor del orificio bucal, en forma elíptica.

Está constituido o dividido por dos porciones: la marginal y la labial, o dicho en términos técnicos: semiorbicular superior y semiorbicular inferior, también conocido como orbicularis oris. Van desde una comisura a otra, uno por el labio superior, el segundo por el labio inferior.

Sus fibras se insertan en la piel, específicamente en línea media de plano profundo de la piel en el subtabique y en su terminación en la mucosa de los labios y obre ellos mismos, se dirigen hacia la comisura y se entrecruza con las fibras del semiorbicular inferior.

Ocupa el espesor de los labios, está cubierto por piel y relacionado con la mucosa labial, el haz superior con los elevadores de los labios y el cigomático menor. El inferior se relaciona con el cuadrado de la barbilla y la arteria coronaria pasa por su cara profunda.

Está inervado por una rama del nervio temporofacial y el haz superior e inferior por un nervio procedente del cervicofacial.

Buccinador

El músculo buccinador forma el componente muscular de la mejilla y se emplea cada vez que se desea expulsar enérgicamente el aire. Es un músculo plano y ancho que forma la parte anterior de la mejilla o pared interna de la cavidad bucal.

Se localiza en el espacio existente entre el maxilar superior y la mandíbula. Es el único músculo del rostro que tiene fascia y está atravesado por el nervio facial.

Tiene su origen en las porciones posteriores del maxilar y la mandíbula. Las fibras del músculo buccinador se dirigen desde allí hacia las comisuras bucales. Es decir, desde las porciones alveolares o cuencas del maxilar y la mandíbula, en la articulación que une el maxilar superior y el inferior (temporomandibular) hacia las comisuras de los labios. Para insertarse en los labios mezclándose con las fibras del orbicular de un modo característico.

Así, la inserción ocurre en el punto común de encaje para los músculos faciales, el cual se ubica a 1 cm de la comisura bucal o modéolo. Se origina a través de una comisura tendinosa denominada aponeurosis buccinatofaríngea o rafe pterigomandibular.

Se encuentra específicamente, hacia la parte anterior del rafe, y hacia posterior del mismo está el músculo constrictor superior de la faringe.

Es perforado por dos estructuras: el conducto parotídeo (de Stenon) que se inserta a media altura. La otra es el nervio bucal, que lo perfora sin inervarlo, ya que es un nervio sensitivo que le otorga sensibilidad a la mucosa del frente  interno de la mejilla.

Grupo inferior de los músculos orales

Músculo depresor del ángulo de la boca (triangular de los labios)

Músculo depresor del ángulo de la boca es un músculo ancho y delgado, triangular, de base inferior, que se contrae cuando se frunce el ceño. Se origina a lo largo de la cara externa de la mandíbula, por debajo de los dientes caninos, molares y primeros molares.

Lo inerva las ramas cervicofaciales del nervio facial.

Se inserta en la piel y en la porción superior del orbicular de la boca, cerca de la comisura bucal. Su contracción deprime la comisura bucal, desplaza hacia abajo la comisura de los labios proporcionando la expresión de tristeza.

Músculo depresor del labio inferior

El músculo depresor del labio inferior se origina en la parte anterior de la mandíbula por debajo del músculo depresor del ángulo de la boca. Sus fibras se dirigen superior y medialmente, algunas fusionándose con fibras de su homologo contralateral y con fibras del músculo orbicular de la boca, antes de insertarse en el labio inferior.

Su contracción deprime el labio inferior y lo mueve lateralmente.

Músculo mentoniano

El músculo mentoniano ayuda a mantener la posición del labio cuando se bebe de un vaso o cuando se gesticula, haciendo muecas de disgusto. Es el músculo más profundo de los de este grupo.

Se origina mandíbula inmediatamente inferior a los dientes incisivos. Sus fibras se dirigen hacia abajo y adentro, para luego insertarse en la piel del mentón.

Cuadrado del mentón.

Tiene su origen en la quijada o mentón, por debajo y por dentro del músculo triangular de los labios; par, de forma cuadrilátera. Se inserta en el tercio interno de la línea oblicua externa del maxilar inferior, por arriba en la piel del labio inferior.

Grupo superior de los músculos orales

Es un músculo pequeño en forma de cinta, plano, delgado y alargado de fibras medianas, las cuales moldean el extremo en forma angular y sobresalen en una extremidad puntiaguda. Se origina en la fosa canina del maxilar superior y desde allí se extiende hasta la comisura del labio.

Se encuentra delante del maxilar superior, por fuera del elevador común del ala de la nariz y del labio superior. Lo inerva el nervio facial.

Se inserta por arriba en el borde interno de la órbita y por debajo, en la mucosa del labio superior. Uno de los extremos está insertado en el cartílago alar mayor y en la piel de la nariz; el otro, se prolonga hasta la parte lateral del labio superior, combinándose con el borde infraorbitario y el músculo orbicular de la boca.

Músculo canino o músculo elevador del ángulo de la boca

El músculo canino (Levator anguli oris) está en la fosa canina del hueso maxilar superior. Es pequeño de forma cuadrilátera.

Por arriba se inserta en la fosa canina debajo de agujero orbitario inferior. Por debajo, en la piel y mucosa de las comisuras labiales Lo inerva el nervio temporofacial.

Sus inserciones por arriba, van en la parte superior de la fosa canina, se dirige hacia fuera para terminar en la cara profunda de la piel y de la mucosa de la comisura de los labios, donde se mezcla con el orbicular de los labios, el zigomático mayor y el triangular de los labios.

Se relaciones en la cara superficial con el elevador propio del labio superior, los nervios y los vasos suborbitarios, y la piel. En su cara profunda se relaciona con el maxilar superior.

Cigomático mayor

Es un músculo plano que se extiende oblicuamente desde su origen en los pómulos, lados externos de la región malar por fuera del cigomático menor, hasta la comisura labial. Cubre parte del masetero, buccinador y la vena facial y está inervado por filetes del nervio temporofacial. Su tracción se ejecuta hacia arriba y hacia afuera, halando la comisura de los labios lateralmente y hacia arriba, por ello se considera el musculo de la risa.

Su inserción por arriba va en la cara externa del malar, por afuera del, se dirige hacia abajo y adelante para terminar en la cara profunda de la piel de la comisura labial, por debajo del músculo elevador del labio. Parte de sus fibras también se dirigen hacia la piel de la región del labio superior.

Cigomático menor

El músculo cigomático menor se encuentra en la mejilla, pequeño en forma de cinta. Se extiende desde origina en la parte inferior de la cara externa del pómulo hasta a la comisura bajo la piel del labio superior. Lo inerva el nervio facial y su contracción hala hacia arriba y afuera las comisuras de los labios.

Su inserción está arriba del hueso malar y sus fibras se dirigen hacia abajo, para terminar en la cara profunda de la piel del labio superior, por debajo del músculo elevador del labio.

Músculo Risorio

El músculo risorio de santorini es pequeño y de forma triangula. Se corresponde con la piel en toda su extensión por el lado superficial, mientras que la cara profunda, descansa sucesivamente sobre la parótida, el masetero y el buccinador. Su borde superior es prácticamente horizontal y el borde inferior es oblicuo ascendente y se corresponde con el músculo platisma, que sigue a corta distancia la misma dirección y con el cual se confunde a menudo.

Toma origen hacia atrás, por uno o varias de fibras, en el tejido celular que cubre la región parotídea.

Lo inervan filetes bucales inferiores que provienen de la rama cervicofacial del nervio facial y se inserta por un lado al labio superior y del otro al músculo elevador del ángulo de la boca. Desde estos diferentes puntos de origen, convergen todos hacia la comisura labial y terminan en parte en la piel y en parte en la mucosa interna.

Función

Grupo Orbitario

El músculo orbicular del ojo permite cerrar los párpados y además comprimir el saco lagrimal, movimiento de las cejas. Las porciones palpebral y orbitaria desempeñan funciones diferentes durante el proceso de cierre de los párpados.

Músculo corrugador de la ceja

El músculo corrugador de la ceja cuando se contrae, el músculo reduce su longitud, haciendo tracción sobre la piel y la ceja hacia su punto de origen que es fijo, sobre el hueso frontal. Atrayéndola así a la ceja hacia la línea media del rostro, lo que da origen a pliegues verticales en el entrecejo, conocidas como arrugas del entrecejo. Las cuales son expresiones que muestran disgusto, extrañeza o confusión y que han llegado a generar declaraciones como “fruncir el ceño”.

Adicionalmente, el músculo corrugador permite la formación de gestos de otras varias expresiones, como el dolor y el sufrimiento, así como la necesidad de entornar los ojos para concentrarse, enfocar la vista o bloquear exceso de luz o luz brillante.

Grupo nasal

Este grupo de músculos cubren la nariz como una capa que se encarga de dilatar y contraer las fosas nasales según la necesidad de aire y la temperatura del mismo, moviliza las aletas y la glabela como expresión de diversas emociones. En algunas personas desciende la punta de la nariz cuando se ríen. (ver músculos de la cara)

Grupo oral

La contracción del músculo buccinador presiona la mejilla contra los dientes, tensándola y ayudando a la masticación, al impedir la acumulación de los alimentos entre los dientes y la mejilla.

Buccinador procede del latín buccinador que significa trompetista, llamado así por ser el músculo del soplido, pues ayuda a la expulsión enérgica del aire desde la cavidad bucal. Sus funciones principales son: perfilar el rostro, ejercer presión en la cavidad bucal ayudando a la masticación y deglución de los alimentos.

Y por ser un músculo de sinergia, permite expandir la hendidura bucal, pues hala la comisura labial hacia atrás, permitiendo el aumento del diámetro transversal de la boca.

Interviene en la acción de silbar, soplar, succionar, tocar instrumentos de viento y acomodar alimentos en las caras oclusales de los dientes posteriores, entre otros.

La contracción de los buccinadores genera tracción en la comisura de los labios hacia atrás, generando en las mejillas pliegues, que con la boca vacía y el orbicular de los labios relajado, genera el cambio de arqueo a concavidad comisural, se produce la sonrisa o risa franca.

La contracción del buccinador con la boca cerrada, compacta el contenido de la cavidad bucal, lo que facilita el traslado de los alimentos hacia la faringe, ayudando a la deglución. Lo que lo convierte en un nexo entre los músculos faciales de contracción voluntaria y los músculos involuntarios de la faringe que dependen del sistema involuntario o visceral.

Elevador propio del labio superior

Elevador propio del labio superior se encarga del movimiento de los labios, alas de la nariz, mejillas y piel del mentón. Eleva el labio superior y resaltando el surco labiogeniano. En esta contracción enérgica se descubre el área de encías y dientes del grupo incisivo-canino y una porción del rojo del labio superior, transmitiendo el gesto facial despectivo y/o belicoso.

Orbicular de los labios

La contracción del músculo orbicular estrecha la hendidura bucal y aproxima los labios. Así, produce el cierre de los labios y ayuda al vaciado del vestíbulo bucal, ayuda a soplar o emitir silbidos. Cierra la abertura bucal o la modifica, permite pronunciar las letras llamadas bucales y la acción se silbar, succionar y besar.

Músculo canino o músculo elevador del ángulo de la boca

El músculo elevador del ángulo de la boca eleva el ángulo de la boca, levanta y dirige hacia dentro la comisura de los labios. Lleva hacia arriba y adentro la comisura y el labio superior, acentuando el surco labiogeniano. Descubre los dientes caninos dando a la cara un aspecto de ira amenazadora.

Cigomático mayor y Cigomático menor

Estos dos músculos al contraerse, ejercen tracción sobre las comisuras de los labios, por lo que las desplazan hacia arriba y hacia fuera, ayudando la expresión de la risa: espontánea el cigomático mayor y fingida el cigomático menor. Funcionan como elevadores y abductores de la parte media del labio superior

Músculo Risorio

El músculo Risorio produce la sonrisa, pues retrae la comisura labial. Cuando los dos músculos homólogos se contraen juntos, aumentan el diámetro transversal de la boca, disposición que caracteriza la sonrisa, y de aquí el nombre del músculo. Además participa en el movimiento de los labios, alas de  la nariz, mejillas y piel del mentón.

Músculo depresor del ángulo de la boca (triangular de los labios)

Cuando el músculo depresor del ángulo de la boca se contrae deprime la comisura bucal y desplaza hacia abajo la comisura de los labios proporcionando la expresión de tristeza.

músculos de la mímica

Músculo depresor del labio inferior

Su contracción deprime el labio inferior y lo mueve lateralmente.

Músculo mentoniano

Al contraerse el músculo mentoniano eleva y propulsa el labio inferior y da lugar a la formación de pliegues en la piel del mentón.

Cuadrado del mentón.

Al contraerse el músculo cuadrado del mentón baja el labio inferior.

La salud de los músculos de la mímica, garantiza la movilidad y la expresión de las emociones. Algunos ejercicios para tonificación y recuperación de los músculos se muestran en el siguiente video.

(Visited 11.029 times, 3 visits today)

Deja un comentario