Músculos del pie: anatomía, funciones, origen e inserción y más

Descubre todo sobre los músculos del pie, en este articulo podras aprender su anatomía, sus funciones y mucho mas a continuación.

Músculos del pie

Anatomía

Los músculos involucrados en los movimientos de los pies pueden dividirse en músculos largos o extrínsecos porque están localizados en el segmento crural (se han descrito con los músculos de las piernas), y músculos cortos o intrínsecos porque están contenidos en los espacios que rodean los huesos de los pies.

Estos últimos están colocados de forma irregular en el lado dorsal (donde no son muy importantes) y plantar, y están contenidos por una fascia de pedal compuesta por una lámina dorsal (fascia dorsal) y una lámina plantar (fascia plantar) reforzada en su parte central para formar la fascia plantar.

La fascia plantar emite particiones sagitales que individualizarán un grupo de músculo medial dedicado al Hallux, un grupo lateral para el quinto dedo y un grupo profundo, intermedio, subdividido a su vez en un compartimiento superficial y otro profundo.

Músculos del pie

Funciones

Además de sus 20 músculos y 107 tendones, la movilidad del pie depende de muchos músculos unidos a la pantorrilla y el pie.

Los músculos de la cara posterior.

Situados en la parte posterior de la pierna, actúan principalmente en la extensión del pie durante la carrera o la caminata. Son :

– Los músculos gemelos (internos y externos) y el sóleo que forman el tríceps sural de la pantorrilla. Terminan en el calcáneo por el tendón de Aquiles, que transmite la fuerza de contracción de los músculos de la pantorrilla al pie. Aseguran la elevación del talón y la flexión plantar.

– Peroneo lateral: corto y largo.

– La tibia posterior desempeña un papel en la flexión plantar y la estabilización del pie. El flexor largo común de los dedos dobla los dedos hacia adentro. El flexor largo de los dedos gordos, para la flexión de la misma a las plantas de los pies.

Los músculos de la cara anterior.

Actúan sobre la dorsiflexión del pie en la pierna (desde la punta del pie hasta la rodilla) y sobre la extensión de los dedos para que no rasquen el suelo al caminar.

Son :

– El extensor común de los dedos.

– El expansor limpio del dedo gordo.

– el tibial anterior,

– el peroneo anterior,

– El tibial anterior.

Otros músculos del pie.

De acuerdo con su inserción en los huesos del pie, ciertos músculos intervienen en los otros movimientos de este: rotación interna (aducción) o externa (abducción), hiper-soporte en la parte interna del pie (pronación), hiper-soporte En el exterior del pie (supino).

Los músculos plantares superficiales.

La acción principal de los músculos plantares es mantener el arco del pie y estabilizarlo durante sus movimientos.

Origen e Inserción

pedal o dedo extensor corto ( extensor digitorum brevis pedis)

  • General: Sólo el músculo de la parte posterior del pie, que se extiende desde el calcáneo hasta los primeros 4 dedos.
  • Origen: Superficie superior del gran proceso calcáneo.
    Viaje – Cuerpo: Ampliación en AV y DD. Plateado en el esqueleto del pie bajo el tendón del extensor común. Se divide en 4 tendones.
  • Terminación: El tendón I (debajo del tendón extensor I, termina en la base de la falange proximal)
    Los tendones de II, III y IV (unidos a los tendones correspondientes al extensor largo de los dedos, terminan a través de estos tendones en la base de las falanges intermedias y distales)
    Acción: Extender los primeros 4 dedos e inclinarlos en DH, es un auxiliar del extensor largo de los dedos.

Músculos del pie
Dolor en los Músculos del Pie

El dolor de pie puede tener muchas explicaciones. De hecho, el pie es una estructura compleja que consta de 26 huesos, músculos intrínsecos, músculos extrínsecos, articulaciones, ligamentos y tendones. Este conjunto también está vascularizado por varios vasos sanguíneos y atravesado por muchos nervios.

Es por esto que podemos distinguir diferentes tipos de dolor en el pie dependiendo del área afectada:

  • el dolor en el pie de hueso
  • el dolor en el pie muscular
  • el dolor de las articulaciones del pie
  • el dolor en el pie ligamento
  • el dolor en el pie del tendón
  • el dolor en el pie del nervio.

Músculos del pie

Dolor en los pies, ¿cómo identificarlos?
Dados los diferentes tipos de dolor en el pie, estos pueden manifestarse de una manera muy diferente.

El dolor se puede sentir en diferentes áreas del pie:

  • el dolor por encima de los pies
  • el dolor por debajo del pie , el dolor plantar, dolor en el talón (dolor en el talón) y dolor debajo de los dedos del pie (metatarsianos)
  • el dolor en la parte delantera del pie , los dedos del pie dolor y las uñas de los pies
  • el dolor en la parte posterior del pie , incluyendo dolor en el tendón de Aquiles

Músculos del pie

Los dolores en el pie pueden estar asociados con diversos síntomas, como:

  • una hinchazón de los pies
  • la aparición de enrojecimiento
  • el desarrollo de los bulbos
  • la aparición de callos o callos
  • la ocurrencia de uñas encarnadas
  • una rigidez
  • de dificultad para mover los pies o para poner los pies.

Región Dorsal

La región dorsal del pie humano, relativamente estrecha por detrás, se ensancha gradualmente hacia los dedos. Al principio fuertemente convexo en la dirección transversal y anteroposterior, luego forma una verdadera plataforma en la raíz de los dedos.

El pie, empujado hacia abajo debajo del tobillo en el suelo limoso, fluye, gracias a la convexidad de su espalda, el lodo aluvial en ambos lados, cuando se avanza en paralelo a la superficie del suelo. Deja atrás un surco.

La posibilidad de hacer un surco en el limo gracias a los pies habría inspirado al hombre la idea de hacer una herramienta tirada por una barra de tiro, cuya forma es similar a la de dos pies de lado a lado.

Intrínsecos

El pie es una entidad que comprende 26 huesos, 16 articulaciones, un centenar de ligamentos y veinte músculos. Este artículo es muy interesante y la reflexión sobre la función del pie, aunque no necesariamente tan innovadora, pone una vez más en la alfombra la cuestión del minimalismo.

Aunque el minimalismo no se trata directamente en esta publicación cuando hablamos de refuerzo muscular intrínseco del pie, es inevitablemente necesario separarlo de cualquier forma de soporte debajo del pie, ya sea a través de plantillas ortopédicas o los llamados zapatos maximalistas. Eso haría que nuestros pies pasivos y perezosos.

Hablemos un poco sobre estos músculos intrínsecos del pie, son numerosos y son músculos muy pequeños, especialmente teniendo un papel estabilizador del pie.

En la biomecánica humana utilizamos como modelo simplificado el modelo de las palancas para explicar el movimiento mediante acciones musculares, cuanto más largo es el músculo, mayor será el movimiento gracias al brazo de palanca.

Los músculos intrínsecos del pie acompañan el movimiento de un músculo extrínseco del pie (por ejemplo flexor sobre el contrato dedos de los pies con el flexor largo del dedo de los dedos para flexionar por lo que los dedos de los pies) y estabiliza la estructura del pie.

Músculos del pie
Cortos

Posición. Los dedos de los pies son cinco en cada pie y están numerados desde el lado medial a la cara lateral:

  • el primer dedo del pie, llamado hallux o dedo gordo del pie
  • el segundo dedo del pie, llamado secundus o depasus
  • el tercer dedo del pie, llamado tertius o centrus
  • el cuarto dedo del pie, llamado quartus o pre-exterius
  • el quinto dedo del pie, llamado quintus o exterio, y más generalmente el dedo pequeño

Esqueleto. Cada dedo del pie tiene tres falanges, con la excepción del primer dedo, que tiene solo dos. Las bases de las falanges se articulan con el metatarso

Musculatura. En particular, los músculos del pie se dividen en cuatro capas:

  1. La primera capa consiste en el músculo abductor del dedo gordo, el músculo flexor corto de los dedos y el músculo abductor del dedo pequeño.
  2. La segunda capa consiste en los músculos lumbriciales, el músculo flexor accesorio de los últimos 4 dedos, así como los tendones de los músculos flexores largos de los dedos.
  3. La tercera capa consiste en los músculos flexores y aductores cortos del hallux, así como el músculo flexor corto del dedo pequeño.
  4. La cuarta capa consiste en los músculos aductores de los dedos de los pies, con la excepción del músculo abductor del dedo gordo contenido en la primera capa.
    Vascularización e inervación. Las capas musculares 1 y 2 forman el plano neurovascular superficial. Las capas musculares tercera y cuarta constituyen el plan neurovascular profundo.

Sobre protector. Los dedos de los pies están rodeados de piel y tienen uñas en la cara superior.

Tendones y Músculos del Pie

En el estado normal, todos los ligamentos tienen la misma apariencia de ultrasonido: banda hiperecoica, delgada, con bordes afilados, regular, paralela y rectilínea cuando se pone el ligamento en tensión. Para que un ligamento normal sea hiperecoico, debe ser abordado perpendicularmente por ultrasonido, de lo contrario parece parcial o completamente hipoecoico.

Esta naturaleza hiperecoica de los ligamentos normales a veces hace que sean difíciles de diferenciar de la grasa subcutánea. Un ligamento patológico se vuelve hipoecoico y se engrosa. Se pueden distinguir diferentes características de ultrasonido según la gravedad de la afectación anatómica

Hipoecogenicidad simple de todo o un extremo del ligamento, que conserva su rectitud y continuidad normales: esguince benigno.
Interrupción parcial o desinserción del ligamento que, cuando se activa mediante maniobras dinámicas, permanece el carácter rectilíneo y tenso.

A menudo hay un derrame intraarticular, que no cruza el plano del ligamento. La afectación anatómica es más importante, pero el esguince sigue siendo benigno.

Interrupción completa del ligamento en su parte central, o desinserción completa de una de sus extremidades, con pérdida del carácter rectilíneo y tenso del ligamento en las pruebas dinámicas.

Por lo general, hay un pasaje transligamental del derrame y los dos lados del ligamento aparecen subrayados por un rango hipoecoico: esguince grave. A nivel del ligamento calcaneofibular, el paso del derrame en la vaina de los tendones tiene el mismo significado. Desgarro del hueso en una de las inserciones del ligamento: esguince severo.

Huesos y Músculos del Pie

Una plataforma muy flexible.

El pie es la base flexible y elástica que permite al cuerpo levantarse y movilizarse. Durante la marcha, alarga una media de 6,6 mm. Su flexibilidad se debe a la intrincada anatomía de sus 28 huesos. Puede adaptarse a diferentes superficies y absorber choques. El pie está cubierto por muchas terminaciones nerviosas.

El tarso:

Formando el talón y el tobillo, el tarso se compone de 7 huesos dispuestos en dos filas (calcáneo, astrágalo, escafoides, cuboides, tres cuneiformes). La fila anterior se articula con los metatarsianos.

Metatarsiano

Constituye el arco plantar. Está compuesto por cinco huesos largos que se encuentran entre el tarso y las primeras falanges de los dedos.

Calcáneo

En forma de caracol, es el hueso tarsal el que constituye el talón. Soporta muchas de las tensiones que se ejercen sobre el pie al caminar. Es móvil en los tres planos del espacio.

Falange:

Cada dedo del pie tiene tres falanges, excepto el dedo gordo (hallux) que tiene solo dos. En los extremos de cada falange se encuentran los ligamentos.

Escafoides

También llamado “hueso navicular” debido a su forma que recuerda a un pequeño bote.

Astrágalo

Forma la parte superior del tobillo. Se articula con el calcáneo, el escafoides, la tibia y el peroné.

Músculos del Pie y Tobillo

Los tendones de la región del tobillo conectan los músculos de la pierna y los huesos del pie. Tienen un papel importante en la estabilidad articular.

El tendón de Aquiles es el tendón más importante para caminar, correr y saltar. Une los músculos de la pantorrilla al calcáneo.

El tendón tibial posterior ayuda a sostener el arco y nos permite girar nuestro pie hacia adentro. El tendón tibial anterior nos permite levantar el pie.

Dos tendones pasan detrás del relieve lateral del tobillo (el maléolo lateral). Estos dos tendones, llamados peroné, ayudan a girar el pie hacia afuera.

Otros tendones pasan a esta área y contribuyen al equilibrio del tobillo.

musculos del pie

Estudio estadounidense de tendones y ligamentos de pie y tobillo.

La ecografía del pie y el tobillo está en pleno desarrollo. Este avance se debió a los espectaculares avances tecnológicos de los últimos años, lo que permite en la actualidad para obtener imágenes de una precisión increíble, sino también por el hecho de que el ultrasonido tiene lleno todo el acervo Tomografía computarizada y resonancia magnética, que han demostrado ser excelentes profesores de anatomía y semiología.

Sin embargo, las leyes físicas son lo que son, el hueso continúa deteniendo el ultrasonido y solo las estructuras que no están cubiertas por elementos óseos son accesibles mediante esta técnica. La ecografía actual permite visualizar en excelentes condiciones todos los tendones del tobillo y el pie

La excepción puede ser el tendón flexor largo del hallux en su camino retrotalieno, profundo y anulado. También se pueden estudiar muchos ligamentos principales, pero otros permanecen inaccesibles, enmascarados por el esqueleto, como por ejemplo el ligamento talocalcáneo interóseo.

musculos de pie

Técnica

El estudio de las pequeñas estructuras complejas y superficiales que son los tendones y ligamentos del pie y el tobillo requiere, además de un buen conocimiento de la anatomía regional y la patología, el uso de un material adaptado: sondas de alta frecuencia. (7,5 MHz como mínimo), capaz de proporcionar imágenes de excelente resolución espacial y uso de material de interposición adecuado para borrar los relieves anatómicos (maléolo).

Un esfuerzo de comunicación es esencial si el mensaje se transmite de manera efectiva al médico prescriptor, y el examen es realmente útil: imágenes comparativas, orientadas, anotadas, de tamaño suficiente y calidad fotográfica.

musculos del pie

Ligamentos

En el estado normal, todos los ligamentos tienen la misma apariencia de ultrasonido: banda hiperecoica, delgada, con bordes afilados, regular, paralela y rectilínea cuando se pone el ligamento en tensión.

Para que un ligamento normal sea hiperecoico, debe ser abordado perpendicularmente por ultrasonido, de lo contrario parece parcial o completamente hipoecoico. Esta naturaleza hiperecoica de los ligamentos normales a veces hace que sean difíciles de diferenciar de la grasa subcutánea.

Un ligamento patológico se vuelve hipoecoico y se engrosa. Se pueden distinguir diferentes características de ultrasonido según la gravedad de la afectación anatómica

musculos del pie

Hipoecogenicidad simple de todo o un extremo del ligamento, que conserva su rectitud y continuidad normales: esguince benigno.
Interrupción parcial o desinserción del ligamento que, cuando se activa mediante maniobras dinámicas, permanece el carácter rectilíneo y tenso.

A menudo hay un derrame intraarticular, que no cruza el plano del ligamento. La afectación anatómica es más importante, pero el esguince sigue siendo benigno.

Interrupción completa del ligamento en su parte central, o desinserción completa de una de sus extremidades, con pérdida del carácter rectilíneo y tenso del ligamento en las pruebas dinámicas.

Por lo general, hay un pasaje transligamental del derrame y los dos lados del ligamento aparecen subrayados por un rango hipoecoico: esguince grave. A nivel del ligamento calcaneofibular, el paso del derrame en la vaina de los tendones del peron tiene el mismo significado.

Desgarro del hueso en una de las inserciones del ligamento: esguince severo. Los ligamentos del tobillo, sus aspectos normales y patológicos.

Músculos del pie

Ligamentos tibiofibulares distales

La sindesmosis tibiofibular distal está asegurada por una poderosa membrana interósea y los ligamentos tibiofibulares anterior y posterior. A pesar de su gran importancia funcional (su rigidez eventual resuena inevitablemente en la articulación talocrural), esta articulación es poco conocida por los radiólogos.

Por lo general, los esguinces tibiofibulares distales se asocian con daño óseo: fractura del maléolo medial (o su equivalente: esguince severo del ligamento colateral medial) y fractura del peroné (característica espiral, a veces muy alta, en el cuello uterino peroné). Su diagnóstico se basa por tanto en simples clichés.

El esguince tibiofibular distal también puede acompañar y agravar un esguince talocrural. En su evaluación, el hallazgo de Una diastasis tibiofibular es un descubrimiento importante.

De hecho, la existencia de una diastasis implica una reducción perfecta, ante el dolor de la apariencia de inestabilidad, y luego de una artrosis talocrural. Finalmente, el esguince tibiofibular distal se puede aislar, la frecuencia de este evento probablemente se esté subestimando.

De los diversos ligamentos de la articulación, solo el ligamento tibiofibular anterior es fácilmente accesible por ultrasonido. Durante un esguince, este ligamento aparece hipoecogénico y engrosado.

La búsqueda de este incumplimiento debe ser parte de cualquier protocolo de estudio tobillo esguince y su hallazgo invitar a mirar con cuidado en la fractura radiografías simples (incluyendo el cuello del peroné: lesiones Maisonneuve), una diastasis y tibioperoneo Para comprobar el plano capsuloligamentario medial.

Músculos del pie

 

Ligamentos colaterales de la articulación talocrural.

Ligamento colateral lateral complejo. Está formado por 3 haces que suelen rendir en el mismo orden: primero el haz anterior, luego el medio y, finalmente, excepcionalmente, el haz posterior.

El haz anterior (ligamento tibiofibular anterior) se extiende desde el borde anterior del maléolo fibular hasta el cuello del astrágalo, paralelo a la parte posterior del pie, que cruza la mejilla lateral del astrágalo.

La flexión plantar en tensión lo pone en tensión: esta es su posición de estudio en ultrasonido. En las secciones paralelas a su eje mayor, el ligamento talofibular anterior aparece como una banda rectilínea delgada y en las secciones frontales como una estructura ovoide pequeña, claramente definida , en la superficie de la mejilla lateral del astrágalo.

Músculos del pie

Tenga en cuenta que este último estudia muy bien en ultrasonido (busque siempre una fractura en la punta). Los aspectos patológicos del ligamento corresponden a la semiología de las lesiones ligamentarias.

El haz media del ligamento colateral lateral (ligamento calcaneofibular) se extiende desde la punta del maléolo lateral a la superficie lateral del calcáneo, en una trayectoria sustancialmente oblicua hacia abajo y hacia atrás.

Separa estos tendones, que descansan sobre él como en una figura de hamaca, de la cara lateral del calcáneo, y cuando se pone en tensión por una flexión dorsal del pie y un varo del tobillo, los empuja hacia afuera.

Esta represión, muy bien vista en la ecografía, es una excelente manera de demostrar el carácter continuo y tenso del ligamento calcaneofibular. Las estrechas relaciones del ligamento con los tendones del peroné y su vaina.

Músculos del pie

Explicar el paso de un derrame intraarticular, muy común en el caso de una figura torcida , en la vaina de los tendones, durante los desgarros del ligamento. Un ligamento normal es fino, regular, estirado durante la flexión dorsal del pie y empuja hacia atrás Fuera de los tendones del peroné.

Un ligamento patológico es engrosado, hipoecoico, ya no reprime los tendones si se rompe y suele acompañarse de un derrame en la vaina del peroné.

El haz posterior del ligamento colateral lateral ( ligamento talofibular posterior) no parece haberse estudiado hasta la fecha en la ecografía.

Ligamento colateral medial

El plano profundo consiste en un racimo fibroso muy corto, que se extiende desde la punta del maléolo medial hasta la parte posterior de la mejilla medial del astrágalo. El haz profundo se extiende claramente más allá del plano superficial.

Tiene la forma de un abanico delgado cuya inserción distal se extiende desde el sustentaculum tali hasta el hueso navicular, pasando a través del ligamento calcaneonavicular. Sus fibras se estiran en flexión plantar, como las del ligamento talofibular anterior.

El plano superficial está saturado por el tendón tibial posterior., que cubre la aponeurosis superficial. Todos estos planos están separados por capas delgadas de tejido graso, lo que los hace bien individualizables

Músculos del pie

El ligamento colateral medial se estudia en las secciones frontales, que muestran claramente los dos haces, y en las secciones axiales.

Los esguinces del ligamento colateral medial son normales acompañados por fracturas del maléolo lateral y afectación tibiofibular distal. Sin embargo, pueden, pero raramente, ser aislados.

Dado el hallazgo de dicho esguince, por lo tanto, es necesario eliminar cuidadosamente una grieta del maléolo lateral que podría haber pasado inadvertida, una fractura de Maisonneuve y buscar un esguince tibiofibular distal.

Los esguinces mediales a menudo se curan produciendo tejido fibroso exuberante, que puede abarcar e interferir con los tendones mediales.

Músculos del pie

Ligamento interóseo talocalcáneo (articulación subtaliana)

El ligamento interóseo talocalcáneo (p. Ej., El ligamento de cobertura) está demasiado profundamente enterrado en el seno del tarso para ser tratado por ultrasonido. Sólo la extensión lateral del retináculo de los extensores es a veces visible en forma de una banda hiperecoica delgada en la superficie del seno tarsal.

El ligamento interóseo talocalcáneo, normalmente rodeado por grasa hiperecoica, cruza oblicuamente del seno del tarso . En caso de esguince reciente, este ligamento aparece engrosado y rodeado de edema hipoecoico.

En ultrasonido, el hallazgo de un rango hipoecoico en el seno tarsal (en la sección axial y frontal) en un contexto traumático, es un elemento fuerte en favor de un esguince de la lengua. Por el contrario, la observación de un seno sinusal hiperecoico permite eliminar un esguince de subtaliano fresco. Todavía se necesitan estudios comparativos para validar esta semiología.

Los esguinces sutilianos aislados son raros. Con mayor frecuencia se asocian con un esguince talocrural (32/40 para Meyer et al.) o un esguince de tarso transverso.

Músculos del pie

Los ligamentos de la articulación tarsal transversa (de Chopart)
La articulación transversal del tarso es un complejo compuesto por 3 subunidades:

  1. las articulaciones talonavicular
  2. calcaneocuboide
  3. subtaliana anterior

estabilizadas por 5 ligamentos de desigual importancia:

el ligamento talonavicular dorsal, fácilmente accesible al ultrasonido, muy expuesto, por lo que un excelente indicador de ultrasonido de un esguince de esta articulación.

El ligamento bifurcado (nombre anterior: ligamento en Y), de gran importancia, verdadera piedra angular de la articulación, muy sólido, que tira de la tribuna del calcáneo más fácilmente de lo que se rompe. No es directamente visible en ultrasonido

Ligamento talonavicular plantar (springligament des anglosaxons), en el que descansa la cabeza del astrágalo como en una hamaca. Este ligamento no parece haber sido estudiado en ultrasonido hasta la fecha

El muy poderoso ligamento plantar calcaneocuboidal, demasiado profundo para ser estudiado en ultrasonido; El ligamento calcaneocuboide lateral, bien accesible a la ecografía.

El esguince de la articulación tarsal transversa, a menudo no reconocido, se asocia con frecuencia con un esguince de la articulación talocrural (para Nielsen, el 40% de los esguinces talocrurales tenía signos clínicos a favor de un esguince mediotarsiano asociado y el 17% Signos radiográficos)

Este esguince se puede aislar, en cuyo caso a menudo se confunde con un esguince talocrural. De todos estos ligamentos, el más fácil de estudiar por ultrasonido, incluso si no es el más importante, del ligamento talonavicular dorsal , visible en la sección sagital o en la sección frontal.

Si esguince, se amplía, hipoecoica, y con frecuencia hay una fractura por avulsión de uno de su inserción. El ligamento bifurcado no es visible directamente, pero su esguince siempre está acompañado por un gran edema de las partes blandas vecinas, claramente visible en la ecografía.

Músculos del pie

El ligamento calcaneocuboide lateral es fácilmente accesible por una sección longitudinal del borde lateral del pie. Su semiología es la misma que la del ligamento talonavicular dorsal. El diagnóstico ecográfico del esguince mediotarsiano no presenta ninguna dificultad particular.

Los ligamentos de la articulación tarsometatarsiana (de Lisfranc)
Esta articulación anidada está asegurada por una gran cantidad de ligamentos enredados e indisociables entre sí en ultrasonido.

Durante los esguinces de la articulación tarsometatarsiana, las imágenes simples suelen ser normales, mientras que en la TC aparecen claramente múltiples avulsiones osteoligamentarias. La ecografía muestra un rango dorsal, pobremente limitado e hipoecoico, lo que resulta en un edema, un signo indirecto de esguince.

Por lo tanto, actualmente es posible en ultrasonido realizar una evaluación bastante precisa de las lesiones de los ligamentos de todas las articulaciones del codo de manera rápida, no traumática (a diferencia de los clichés convencionales en el estrés) y a un costo menor.

Músculos del pie

Aunque no todos los ligamentos son directamente visibles, los más comúnmente afectados (los ligamentos colaterales de la talocrural) son. Para todas las demás articulaciones, hay ligamentos directamente accesibles o signos indirectos, que permiten al menos afirmar la naturaleza normal o patológica de la articulación.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que un esguince no puede ser aislado. A veces es solo la punta del iceberg, la única diagnosticada, la que oculta una patología subyacente más grave: fractura del maléolo lateral, tendinopatía del peroné, fractura del proceso lateral del astrágalo, fractura del cuboide, fractura osteocondral del Tróclea del terraplén

Algunas de estas lesiones pueden tener una expresión ecográfica, directa o indirecta. Otros no son accesibles en ultrasonido (lesión osteocondral, algunas fracturas). Ante un “esguince” atípico en su presentación o evolución, la artrografía es para nosotros el examen de referencia, el que permite, con constancia y precisión, realizar la evaluación del lesionnel del esguince.

(Visited 6.453 times, 1 visits today)

Deja un comentario