Músculos Masticatorios: anatomía, función, origen e inserción y más

Los Músculos Masticatorios son los que nos permiten realizar la movilidad al masticar nuestros alimentos, por ello es muy importante conocerlos y cuidarlos, en este artículos podrás conocer masajes y estiramientos que podemos realizar en estos significativos músculos.

Músculos Masticatorios

La Masticación

Se detalla como un acumulado de hechos que establecen la primera etapa del proceso digestivo. Debido a estos hechos los alimentos se degradan de manera mecanizada en colaboración por supuesto de los dientes, además de la lengua y por ende los músculos masticatorios y tambien podemos incluiral musculo milohioideo.

Tambien Te Recomiendo Ver...

La acción que ejerce los músculos masticatorios, se establece como un periodo antepuesto a la ingestión y a la apertura de la absorción de los alimentos.

Se debe siempre considerar que la realización de la masticación debe ser buena, debido a que la homeostasia de las persona debe ser perfecta, caracterizándose por su importancia para la correcta actividad de los órganos del cuerpo humano.

La ocupación de la masticación se genera a través de la movilidad rítmica de cierre y separación bien controlados de los dientes tanto de los huesos maxilares como mandibulares en conjunto de los músculos masticatorios.

Los movimientos protusivos, el movimiento de la masticación de apertura y cierre, y los de lateralidad tanto de izquierda como de derecha; todos estos movimientos son gracias a los músculos masticatorios.

Identificación de los Músculos Masticatorios

Los músculos masticatorios colaboran en la movilidad de la mandíbula en las diferentes orientaciones, para que de esta manera se efectuara la acción de la masticación.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Entre los músculos masticatorios se encuentran: el músculo temporal, el músculo masetero y los músculos digástricos y pterigoideos.

El Músculo Masetero

Es de representación cuadrangular, se encuentra causado en el arco del hueso cigomático y se va ampliando abajo en dirección a la zona exterior del ángulo y hacia el borde inferior de la mandíbula. Su acción es la de elevar la mandíbula y así mismo la protrusión de la misma.

Entonces se puede decir que es un fuerte musculo que eleva la mandíbula cuando se contrae.

Es perteneciente a los músculos masticatorios. Es de tamaño corto, apto de practicar una fuerza de hasta 90 kg, y se encuentra constituido por dos fascículos: uno fascículo antero-externo (también denominado superficial), y otro fascículo el postero-interno (también conocido como profundo).

Anteroexterno

El fascículo superficial, se caracteriza por ser el más voluminoso y significativo de los dos fascículo, se encaja en los dos tercios anteriores del borde inferior localizado en el arco cigomático.

De allí brotan fibras que son carnosas y poseen una oblicuidad en dirección a la parte de abajo y atrás que van a culminar en la cara lateral de ubicación a la rama mandibular y el gonion, en unos pliegues óseos para este fin.

Haz Profundo

El fasciculo profundo se causa por fibras, en el tercio posterior que posee la cara interna e inferior localizada en el arco cigomático y también en la aponeurosis del músculo temporal. Desde allí las fibras se destinan hacia la parte de abajo y hacia adelante culminando en la cara lateral localizada en la apófisis coronoides por abajo del encajamiento del tendón ubicado en el músculo temporal.

Inervación

El músculo masetero se encuentra inervado por el nervio maseterino, y a su vez por la rama colateral mandibular localizado en el quinto par craneal (denominado nervio trigémino).

El Músculo Temporal

Se caracteriza por ser el músculo más grande dentro de los que colaboran en la en la actividad masticatoria. Su perfil es similar al de un abanico.

Se causa en el área lateral del cráneo y además en los huesos temporales , (en la fosas exactamente), por su parte las fibras se juntan para abajo entre lo que es conocido como el arco cigomático y con el área lateral del cráneo. El accionar del músculo temporal así como su función es la de elevar la mandíbula y colaborar en la retrusión de esta.

También conocido o nombrado como crotafites (Temporalis) pertenece al conjunto de músculos masticatorios, se puede hallar en la fosa del temporal, de la cual posee la representación además de las longitudes.

Inserciones

Encajamientos Superiores:

  • En la línea temporal inferior.
  • En toda la ramificación de la fosa temporal, instalada por debajo de la línea temporal inferior.
  • En la cara profunda de la aponeurosis que lo envuelve
  • En la zona media de la cara interna localizado en el arco cigomático.

Inserciones Inferiores:

Se encuentran encajados tanto en la apófisis coronoides de la mandíbula en su cara medial como en el borde anterior.

Relaciones

  • Cara Interna.
  • Tres Cuartos Superiores: Reposa encima la pared ósea ubicada en la fosa temporal, la cual es adherida profundamente, pero se encuentra distanciada en ciertos puntos por los tres nervios temporales profundos, además de las tres arterias temporales profundas y finalmente por las venas que la siguen.
  • Cuarto Inferior: es concerniente a ambos músculos pterigoideos, ademas del el buccinador y la zona más posterior de la bola adiposa de Bichat.
  • Cara Externa: se encuentra al nivel intermedio de la fascia temporal, el músculo se halla distante de la piel, esto debido a un tejido conjuntivo. Por abajo de del encajamiento, que esta inferior de la fascia temporal, por su parte la cara externa se concierne con el arco cigomático asimismo con el masetero.

Inervación

Se encuentra inervado por los nervios temporales profundos y anteriores, también por el medio y posteriores, y finalmente con las ramas de la mandíbula. Estos nervios se encrustan en el músculo por su cara profunda.

Acción

Las fibras tanto anteriores como verticales debido a su contracción; es elevador del maxilar inferior y por su parte las fibras tanto posteriores como horizontales al contraerse, dirigen el maxilar inferior, a través de movimientos hacia atrás se le conoce como retropulsión de la mandíbula

Anatomía Aplicada

La irrigación del musculo temporal es conseguida a través de varios pedículos vasculares que se localizan por su cara profunda. Conservando diversos pedículos, el músculo logran ser rotado. Se maneja como colgajo muscular, también como ósteo muscular y asimismo fascial, con finalizaciones reconstructivas, para desperfectos, de la misma manera lesiones de la región maxilofacial.

Músculo Pterigoideo Lateral

Es un músculo que se halla en la fosa pterigomaxilar. Es de dimensión corta, con representación a un cono cuya superficie (que es con la que tiene encajamiento anterior) se concierne al cráneo y tiene un vértice (que es con la cual hace encajamiento posterior).

Y es localizado en la articulación temporo-mandibular (disco de la ATM y condilo mandibular).

Inserción

Los dos haces consiguen la articulación temporo-mandibular, en donde se encuentran a partir del medial. Por su parte el fascículo inferior encuentra el encajamiento móvil en la fosita pterigoidea que es hallada en el cuello del cóndilo perteneciente al  maxilar inferior.

Por otra parte el fascículo que es superior traspasa la cápsula articular encajandose en el disco interarticular.

Vascularización

  • Es salpicado por la arteria maxilar interna.

Inervación

  • El músculo pterigoideo externo se encuentra inervado por el nervio témporo-bucal, ramo externo que posee el nervio mandibular.

Función

Es el musculo que pertenece al conjunto de músculos masticatorios, que se encuentra apoderado de la protrusión y a su vez de la movilidad lateral de la mandíbula. Ambos  haces musculares del pterigoideo externo, marchan de manera autónoma (es decir cada uno por su lado).

Cuando hay cierre masticatorio se contrae el haz superior, en conjunto con el músculo temporal esto pasa al efectuar un movimiento lateral, y hacia el otro lado surgirá contracción simultánea del vientre inferior.

Los desbarajustes oclusales perturban el buen desarrollo acarreándolo a contracturas musculares, o igualmente sacando el cóndilo de la zona de la mandíbula exactamente a nivel de la fosa articular del hueso temporal, causando disfunción temporo-mandibular.

La relación en la fosa articular del hueso temporal lo puede conseguir es una desprogramación con unas placas neuromiorrelajantes.

El musculo pterigoideo se ramifica en otros tres músculos, entre los cuales se encuentran:

El Músculo Pterigoideo Interno: también conocido como pterigoideo medial, posee como acción principal elevar la mandíbula, así mismo colabora en la protrusión de ella. Se causa en la fosa pterigoidea, mientras que sus fibras van en dirección hacia abajo y hacia atrás, donde se encajan en el ángulo de la mandíbula.

El Músculo Pterigoideo Lateral Superior: su acción viene siendo la estabilización del cóndilo como del disco de la articulación en el durante la masticación unilateral (carga mandibular).

El Músculo Pterigoideo Lateral Inferior: posee como acción principal el protruir la mandíbula y colaborar en la movilidad de la apertura bucal así como el de lateralidad.

El Músculo Digástrico

su representación es alargada y se encuentra compuesto por dos vientres que, se hallan conectados por un tendón. Ambos vientres son denominados tales como el músculo digástrico anterior y el digástrico posterior.

Tanto el vientre posterior como el anterior colaboran unidos, sin embargo pueden a su vez proceder de manera separada, en la acción de deprimir y retraer la mandíbula.

Este musculo perteneciente a los músculos masticatorios se desarrolla a partir de la base del cráneo hasta el hueso hioides, y a partir de allí hasta el nivel central de la mandíbula.

El Vientre Posterior: también conocido como mastoideo posee un encajamiento (inserción) en la parte medial de la apófisis mastoides, exactamente en un surco especial, denominado como ranura digástrica.

Este encajamiento de origen, se perpetra tanto por fibras carnosas como por fibras tendinosas, que se alargan hacia la cara interna y también por el borde superior del músculo.

A partir de la ranura digástrica, comienza el vientre posterior trasladarse hacia delante, debajo y hacia adentro de forma oblicua y luego de un tiempo de recorrido de unos 3 a 4 cm culmina hacia la parte interna de una hoja que es tendinosa y se encuentra enrollada en semicono.

Este semicono gradualmente se transforma en un tendón cilíndrico el cual se le conoce como tendón intermedio.

El Tendón Intermedio: este tendón prolonga la trayectoria del vientre posterior; luego se va acercando al musculo estilohioideo, al que traspasa por su zona más inferior, consiguiendo de esta manera el cuerpo del hioides.

Sobre sí mismo se encorva direccionándose de esta manera hacia delante y también adentro, luego rápidamente da origen a los fascículos carnosos, cuya reunión compone el vientre anterior del músculo.

El Vientre Anterior: se traslada de atrás hacia delante y un tanto de fuera hacia dentro, en dirección al borde inferior de la mandíbula; definitivamente va a establecer algo externamente de la sínfisis, se caracteriza por ser una fosilla especial que es conocida como fosilla digástrica.

A su vez, al igual que en la ranura digástrica, el encajamiento del músculo se perpetra un poco por fibras carnosas y otro poco por lengüetas tendinosas cortas.

Conexiones Del Tendón Intermedio Con El Hioides: Al brotar del ojal que le brinda el estilohioideo, el tendón intermedio del digástrico expresa usualmente, hacia su parte ínfero-medial, dos ordenanzas de fibras:

Unas ordenes internas, que se destinan a llegar a la línea media y se entrelazan con las del otro lado que es opuesto, mientras que otras van a la parte inferiores, que luego bajan al cuerpo del hioides y que a su vez se incrustan potentemente en el mismo.

La mayoría de las veces unos tipos de hoja aponeurótica son conformadas por las fibra internas, que conectan los tendónes por su lado derecho con el lado izquierdo es a lo que se le denomina aponeurosis digástrica.

Mientras que por su parte las que se observan como una especie de arco o parecido a un túnel, es a lo que se le denomina fibras descendentes que son por donde penetra el tendón. No obstante esta habilidad en forma túnel es significativamente rara.

Aunque aún más raro es una conformación a su altura una bolsa serosa que es la que se encuentra encargada de beneficiar el desplazamiento del tendón.

Función

El levantamiento del hueso hioides se genera debido a la contracción del musculo digástrico. Cuando el hioides se conserva en su perspectiva, ocurriendo esto por los músculos infrahioides.

Suele a impulsar en dirección hacia abajo de la mandíbula y es cuando se genera el movimiento de lo apertura (abre la boca) músculo depresor de la mandíbula, es debido a ello que muchos autores lo identifica como parte de los músculos masticatorios.

Trastornos

Las sintomatologías más habituales que pueden acarrear las alteraciones funcionales de los músculos masticatorios es el dolor muscular (mialgia). Es normal que refieran un dolor incorporado a las actividades funcionales, éntrelos cuales podemos mencionar:

  • La masticación
  • La deglución
  • El habla.

La dolencia con la palpación manual pues tiende a acentuarse o así mismo con la manipulación funcional de los músculos masticatorios. La restricción de la movilidad de la mandíbula es a su vez una exposición común. Esta es de causa extracapsular y es provocada generalmente por los instrumentos inhibidores del dolor.

Entre los padecimientos que se suelen presentar en los músculos masticatorios tenemos:

Co-contracción Protectora

Esta es una refutación del sistema nervioso central (SNC) a la lesión o a lo que esta considera es una amenaza que se establece en los músculos masticatorios.

Por su parte una persona que aprecie una co-contracción protectora ostenta un pequeño acrecentamiento de la acción muscular ejercida en los músculos elevadores cuando se efectué la apertura de la boca a lo que se conoce como (hipertonicidad muscular).

Mientras que durante el cierre se distingue un acrecentamiento de la acción en los músculos depresores. Esta acción de carácter de reflejo no es considerado como un trastorno patológico, sino que establece un componente reglamentario de defensa o de protección.

Esto ocurre cuando la movilidad tiende a acrecentar la lesión.

Etiología

Existen trastornos que consiguen causar una co-contracción protectora:

  • Variación de los estímulos sensitivos o propioceptivos
  • Estímulo doloroso profundo constante.
  • Aumento del estrés emocional. Las actividades parafuncionales tales como el bruxismo nocturno al igual que la acción oprimir los dientes pueden ser iniciadas debido al aumento del estrés emocional
  • Sensación de debilidad muscular.
  • Dolor muscular local, es un trastorno de dolor miógeno primario que no es inflamatorio

Existen al menos cuatro trastornos primordiales que dan lugar al dolor muscular local.

  1. Co-contracción prolongada.
  2. Traumatismo. Pueden ser originarios dos tipos de traumatismos que puede sufrir el músculo; la lesión tisular local y también la lesión local del tejido, estas se pueden generar debido a inyecciones o por distensiones tisulares. Pueden originarse traumatismos en el tejido muscular debido a causas tales como un uso abusivo o no usual del mismo.
  3. Aumento de la tensión emocional.
  4. Dolor miógeno idiopático.

Características Clínicas

Disfunción Estructural: Se ocasiona una mengua en la celeridad y en la amplitud del movimiento mandibular. Esta variación generada es accesoria a consecuencia de la inhibición del dolor (co-contracción protectora).

Ausencia de Dolor en Reposo: El dolencia muscular local no se presenta habitualmente cuando los músculo masticatorios se encuentran en reposo.

Aumento del Dolor con la Función: Las personas que muestran un dolor muscular local se les representa como un acrecentamiento de la dolencia a partir de la acción del músculo afectado.

Debilidad Muscular Real: Esta disminución de la fuerza entiende su causa a la existencia de dolor y regresa a la regularidad debido a la eliminación del mismo.

Sensibilidad muscular local: dentro de Los músculos masticatorios que se hallan afectados, muestran un extensión de la sensibilidad y una dolencia a la palpación.

Tratamiento

  1. Desechar todo tipo de estímulo sensitivo o que sea propioceptivo alterado que se encuentre.
  2. Desechar todo tipo de fuente conservada de estímulos de sufrimientos profundos (indistinto si son dentales o de otro tipo).
  3. Anunciar al paciente sobre el auto-tratamiento, que se basa en los aspectos siguientes:
  • Se debe restringir la utilización de la mandíbula (solo conlos margenes donde no se sienta dolor alguno).
  • No abrir la boca hasta presenciar algún tipo de dolor.
  • Se debe establecer una dieta blanda al paciente
  • Cuando se alimentan deber ser con bocados diminutos y masticar con pausa.
  1. Si bien a menudo los individuos pueden dirigir los acercamientos dentales en todo el día, la gran parte de estos difícilmente logran dirigir los acercamientos durante las noches. Por lo tanto, cuando se aprecia la presencia de bruxismo, es preferible elaborar un aparato oclusal para la utilización durante la noche.

Miospasmo

El miospasmo por su parte es una contracción muscular tónica provocada o incitada por el sistema nervioso central (SNC). Muchos odontólogos anteriormente pensaron en que el miospasmo era una consecuencia al dolor miogeno.

No obstante, actualmente se han generado e incluido sobre el dolor muscular, nuevos datos asi como también sobre los miospasmo. Cabe destacar que el miospasmo ataca a los músculos masticatorios

Etiología

Es muy posible que se ajusten diversos elementos para conseguir preparar su aparición.

  1. Trastornos Locales del Músculo: Estos encierran una agotamiento muscular además de alteraciones del balance electrolítico local.
  2. Trastornos Sistémicos: se considera que ciertas personas son más vulnerables a los miospasmos que otras. Esto puede corresponder a cualquier elemento sistémico o a la representación de otros trastornos de los músculos esqueléticos.
  3. Estímulo de Dolor Profundo: Este sufrimiento profundo puede causarse a través de un dolor muscular local, quizás también por un dolor exagerado generado por puntos gatillo o así mismo por alguna estructura asociada, como ejemplo tenemos el ATM; el dolor de oído, y el dolor de algún diente.

Características Clínicas

Aquellas personas que perciben miospasmos muestran las siguientes características clínicas:

Disfunción Estructural

  • Dolor en reposo. Habitualmente existe un dolor significativo cuando la mandíbula se encuentra en reposo.
  • Aumento del dolor con la función. Es a partir de que un paciente pretende que funcione un músculo que digiere un espasmo, pues el dolor aumentará.
  • Sensibilidad muscular local. Cuando se palpa el alguno de los músculos que posee el miospasmo obtendrá una sensibilidad importante.
  • Tensión muscular. El individuo con miospasmo describe una tensión súbita a partir de todo el músculo. Cuando se palpa cualquiera de los músculos con miospasmo coloca en manifiesto su dureza.

Dolor Miofascial “Punto Gatillo”

Se caracteriza por ser un trastorno de dolor miógeno regional que afecta a las superficies locales que poseen bandas hipersensibles, ademas de duras de tejido muscular.

El dolor miofascial o también denominado punto gatillo en conjunto con la miálgia de intervención central son catalogados como (Trastornos Miálgicos Regionales), ambos trastornos originan sintomatologías perifericas, pero se hayan muy inducidos por el Sistema Nervioso Central (SNC).

Si el resultado de exaltación central impresiona a una neurona eferente (motora), a través de ello puede presentarse dos clases de efectos musculares las cuales son:

  • Co-contracción protectora
  • Presencia de puntos gatilloMialgia de mediación central.

Características Clínicas

Las sucesivas seis características clínicas son costumbres encontrarlas en la mialgia de mediación a nivel central:

  1. Disfunción Estructural: Los individuos que aprecian una mialgia de mediación central ostentan una mengua significativa en la velocidad y así mismo en la extensión del movimiento mandibular. Esta mengua de la extensión se considera secundaria a la derivación inhibidora del sufrimiento.
  2. Dolor en reposo
  3. Aumento del dolor con la función
  4. Sensibilidad muscular local. Dolor cuando se palpa
  5. Sensación de tensión muscular. Es posible que esto se deba a un acrecentamiento del exudado localizado en los tejidos musculares.
  6. Contractura muscular o Trastornos miálgicos sistémicos, unos que otros dolores musculares se causan casi en su totalidad en el Sistema Nervioso Central.

La Miositis de los Músculos Masticatorios(Perros)

Se considera un trastorno de característica autoinmune representado por auto-anticuerpos que son movibles y que van orientados hacia las fibras musculares, de los músculos masticatorios (entre los que se encuentran integrados los músculos temporal, el musculo maseteros, el digástrico y los músculos pterigoideo) que originan una miopatía de nivel inflamatoria secundaria.

Los cambios sistematizados encontrados en los músculos apendiculares no se le considera como una particularidad de la miosotis masticatoria y sedebe consultar a un especialista para conseguir otros trastornos equivalentes, ejemplo de ellos se pueden conseguir:

  • Polimiositis Inmunomediada
  • Polimiositis Infecciosa

El trastorno también se reconoce como miositis eosinofílica y a su vez como miositis atrófica, pero estas denominaciones pueden expresar cuando ya se encuentran en las etapas aguda y crónica de la miositis masticatoria.

Este trastorno se encuentra exclusivamente en los perros. La edad comprendida de origen es a partir de los 2 a 3 años de vida, pero el trastorno se ha obtenido desde los cuatro meses de edad del perro.

Los perros quemas tienden a contraer este trastorno son los de raza grande entre los cuales se encuentran:

  • Pastor Alemán
  • Labrador Retriever
  • Doberman Pinscher
  • Golden Retriever

Cabe mencionar que las razas de perros pequeños si pueden desarrollar el trastorno pero se ve en menor concurrencia, siendo el Cavalier King Charles Spaniel es el más predisponente. No existe la mayor probabilidad debido al género.

Signos Clínicos

Existen dos representaciones de manifestación del trastorno uno agudo y el otro crónico. Cuando se encuentran en la etapa aguda, se puede presenciar generalmente el malestar que causa en el animal.

Cuando este abre el hocico, cuando mastica con problemas; cuando no tiene apetito, y el más notorio es que se inflama algunas veces los músculos de la cabeza.

Alrededor de un 44% de los perros que se ven con presencia del trastorno de la miositis poseerá exoftalmia, esto pasa por la inflamación que existe en los músculos pterigoideos localizados en los ojos hacia la parte de atrás.

Los pacientes que se hallan en la etapa crónica deben asistir a consulta continuamente debido a una “masa creciente” encontrada en la cabeza. Mencionada  “masa” es la prominencia occipital externa estándar que es a medida más evidente esto por la atrofia de los músculos temporales bilateral-mente.

(Visited 21 times, 8 visits today)

Deja un comentario