Sarcómero: definición, sus partes, sus proteínas y más.

Todos conocemos y reconocemos la fisionomía  humana y mucho más si usted va al gimnasio constantemente, pero ¿sabe usted lo que es Sarcómero?, pues en este texto usted sabrá todo, en  lo que se refiere y entorno a este elemento relacionado a la musculatura humana.

Definición

El sarcómero es el elemento que se encarga de dar funcionalidad al músculo tallado o estriado, en este sentido se refiere al musculatura relacionado al hueso y el corazón (Esquelético y Cardíaco), en esta línea el musculo que está vinculado a los huesos está concerniente a los movimientos que la persona puede hacer y el musculo que está vinculado con el sistema cardíaco, está implicado a la movilidad del corazón.

Expresar que el sarcómero es la línea de funcionalidad, es porque esto representa que  al momento de dar movilidad o de contraer (parte de la movilidad) que están implícitos en el sarcómero. Además, el músculo tallado está constituido por diminutos sarcómero –que no son perceptibles a la vista- que disminuyen de manera independiente cada uno cuando ocurre un encogimiento en la musculatura.

Expresado lo anterior, es donde podemos evaluar su principal función. Los sarcómeros tienen la habilidad de generar monumentales movimientos al proceder el encogimiento al mismo tiempo dentro del músculo. La estructura del sarcómero es homogénea que facilita que estas diminutas porciones se conecten entre si y pueda generarse la contracción del sistema muscular.

Es de mencionar que las características funcionales en el momento de encogerse el músculo, además de estar presente en los humanos también representa un elemento en los animales, si as como lo lee, los animales también gozan del sarcómero, destacando que el mismo es un tanto complejo por tratarse de animales.

La transición necesita de una modificación en su extensión o distancia del músculo dependiendo de lo que este puede tratarse al momento flexionar, por lo que se puede recurrir a un elemento adicional o externo que garantice lo contrario y se genere una disminución concentrado en el músculo deseado.

En vista de esto podemos decir a modo de síntesis que: el sarcómero es una unidad de que le da funcionalidad al musculo, sin menoscabo a otras potencialidades que este puede llegar a tener.

Para ello se constituye como un sistema de múltiples y diminutas partículas que funcionan entre sí; eso por un lado y por otro la habilidad que estos tienen de generar una contracción o ensanchamiento en el sistema, que permiten la movilidad en mismo, porque de lo contrario estaría radicado a un estado de inmovilidad o como en estado de congelamiento, que humanamente podía tratarse como una atrofia.

Además de que esto se encuentra en casi todo el sistema muscular humano porque se trata de la estructura ósea y de la del corazón en específico, y como sabemos el cuerpo tiene coyunturas y a su vez se encarga de mantener estabilidad y soporte a todos los elementos que constituye el cuerpo humano.

Función del Sarcómero

La característica funcional del sarcómero es que una parte celular del musculo se encoja o permita la contracción. En este sentido, el sarcómero debe disminuirse cuando sucede una reacción nerviosa a lo que el sistema puede generar.

Los hilvanes de espesor amplio y delgado no se disminuyen, sino que se desplazan entre sí, en el perímetro entre uno y otro, lo que genera  que el sarcómero se disminuya mientras que los hilvanes mantenga igual su distancia, este patrón se le conoce por algunos como  los filamentos deslizantes de encogimiento muscular.

El desplazamiento del conducto genera cierta contracción muscular, que es sin dentición a otra acción el primordial parámetro de aporte del sarcómero. Este accionar le permite a los músculo la fuerza necesaria para dar los movimientos necesarios que este implica.

Una fugaz relación puede ser lo que es la funcionalidad de una escalera móvil, esta tiene la capacidad alargarse o  encogerse sin modificar lo esencia su tamaño original, de esta forma similar funciona el sarcómero en el músculo, es un buen ejemplo para poder asociar y comprender lo que sucede en lo interno del músculo.

Gracias al avance de la tecnología se han dado aportes significativos en lo que respecta a esta área, por ende nos ha arrojado luces de como este puede funcionar el desplazamiento. En teoría, el desplazamiento ha sufrido un breve cambio para poder dar participación a la miosina, esta tiene la habilidad de abandonar a la actina para disminuir la distancia del sarcómero.

En esta hipótesis, el centro globular que posee la miosina se halla próxima  de  la actina como un espacio de influencia que se le denomina región S1. Esta área es abundante en piezas  que se flexionan como las bisagras de las puertas, para facilitar el movimiento de encogimiento. ( ver artículo: tipo de Músculos)

Esta plasticidad del S1 que se menciona en el párrafo anterior es indispensable comprenderlo para poder visualizar a la miosina y su habilidad de transportarse por todo el trayecto del filamento que constituye la actina. Es posible, gracias a períodos de engranaje entre los trozos de miosina, además de su encogimiento y ampliación definitiva.

Existe la posibilidad de que la miosina y la actina confluyan para establecerse en una sola, constituyéndose enlaces cruzados. Estos denominados enlaces se pueden constituir o desaparece si aparece o desaparece lo que se conoce como ATP, que es una unidad molecular que produce lo que se conoce como encogimiento, su funcionalidad está relacionada a impulsos de energía.

Por ende cuando esta molécula se entrelaza con la actina, lo traslada de un lado a otro, cambiando su posición y quedando develado dicho enlace con la miosina. Esto garantiza que el centro globular permita establecer un enlace presente en este sitio.

Esto no es lo que único que sucede con el ATP, si no que hace este se descomponga  y así poder darle el impulso necesario a la miosina para que pueda funcionar como debe. Por ende, la miosina se encuentra en un estado de reposo por generarse una disminución de la energía y a su vez el sarcómero se disminuye por esta disminución producto de la miosina.

Para destrozar el enlace o simplemente generar la separación y generar un nuevo enlace entre la miosina y la actina para un nuevo periodo, se requiere que el enlace establezca otra conexión para el ATP y la miosina. En pocas palabras que esta molécula es prioritaria para el proceso de encogimiento y también para su ensanchamiento del musculo.

Que más adelante comentaremos a detalle en  que consiste este ensanchamiento o relajamiento como también la contracción.

Sus Partes

Así como muchas cosas están constituida de partes, el sarcómero no será la excepción, pues hasta donde hemos podido visualizar el mismo esta constituidos por: miofibrillas y proteínas que esta a su vez esta sub divida en otras partes que hemos mencionado como la actina y la miosina.

Si se evalúa de manera cuidadosa  la estructura muscular que está concentrado en el sistema óseo se puede ver la presencia de bandas o líneas paralelas de unas a otras que se le conoce como tallado o estrías.

Estas bandas presentes, son la muestra de una sintonía entre otras que están de manera alterna, que pertenecen a otros filamentos, por ende cada una de estas líneas o bandas están constituidas por grandes cantidades de proteínas y unidas entre una y otras, esto permite la constitución del sarcómero.

  • Miofibrillas

Las bandas fabriles de los músculos se constituyen de muchos de esta pequeña miofibrillas, que permiten exponer lo necesario dentro de la constitución del sarcómero, para proceder a las contracciones que están enmarcados a una de sus funciones singulares.

Estas fibras se disponen  entre una y otras de formas paralelas constituyendo bandas proteicas y es lo que vemos en su conjunto como bandas, o lo que vemos en los libros cuando buscamos sobre los músculos. Es de destacar que estas miofibrillas son en cierto modo una especie de polímero, que en otras pablaras significa que se repiten una y otra vez como sarcómeros.

Estas miofibrillas están constituidas por fibras que a su vez se extiende por todo el musculo,  generando una sobre montura entre filamentos  y cohesionándose como una sola masa en lo que implica la constitución del musculo  y a su vez de las proteínas que coadyuvan entre los enlaces establecidos.

  • Proteínas

El sarcómero está constituido por múltiples proteínas que hemos mencionado alrededor del texto, y es que estas son fundamentales en lo que respecta al diseño muscular. Siempre nos hemos preguntado a nosotros mismos que como está constituido los musculo, porque tiene esa forma tan peculiar y que función cumple.

Pues estas proteínas son parte fundamental de este proceso y además permite  no solo ser parte de su aspecto si no es la responsable principal de su funcionalidad que es necesario en su desenvolvimiento.

Haciendo un paréntesis de acotación, la distribución proteínica está asociada a la alimentación, genética y condición física de la persona que permite su variación en este tipo de estructura.

Un claro ejemplo lo podemos referenciar en la dieta alimenticia, una persona que tiene bajo consumo de proteínas, puede que su condición muscular se desfavorable y esto se vea asociados a la generación de sarcómero en organismo.

A una diferencia destacable en personas que si tiene consumo frecuente de alimentos ricos en proteínas, pues su estructura muscular será totalmente opuesta a la persona que tiene bajo consumo de ello.

Además de que las implicaciones genéticas son elementos fundamentales aquí, la capacidad de asimilación y sobre todo la ventaja comparativa para el buen posicionamiento proteínico en todo el sistema corporal.

Otro elemento que indica la variabilidad de la estructura proteínica esta en las condiciones físicas que la persona puede llegar a desarrollar tomando el ejemplo anterior, no solo es comer proteínas, sino también ejercitar el cuerpo para tener una mejor estructura corporal que a diferencia de aquellos  que mantiene  una vida sedentaria y sin entrenamiento.

Esto puede derivar a aquello que conocemos a estructura físicas ectomorfo, que aunque su implicación esta porcentualmente relacionada a la asimilación o no de ciertos elementos vitamínicos y proteínicos que tienen los alimentos para el bienestar saludable de las personas y la buena complexión.

Sus Proteínas

Es un proteína que se encarga de contraer o expandir, según sea el caso. Se encuentra dentro de la estructura muscular, traduciéndose en una poderosa fibra. La actina se diferencia de la miosina por su aspecto, es decir la actina tiene los filamentos finos, además de que esta interactúa en forma de enlace con la miosina en proceso de encogimiento o expansión.

La actina es una proteína fundamenta que va ligada a las otras proteínas, y que la ausencia de una significa el descontrol de la otra o conflicto entre sistema más allá de lo que creemos o no que pueda suceder.

TITINA: Une los filamentos gruesos con los discos Z manteniendo la posición central de la banda A durante la contracción. NEBULINA: Une los filamentos delgados con los discos Z.

La actina es una microfibra, que por su extensión permite  cruzarse como si se tratara de una pista, donde la alternancia es fundamental entre la unidad funcional y las moléculas, su desplazamiento permite que sarcómero funcione al ritmo establecido y sobre todo constituir las bandas o rayado que suele tener la estructura muscular, porque es un elemento que sin no consideramos, estaría fallando en diseño y posición de la misma, por eso se trata de un sistema que depende de las propiedades de cada uno de los implicados por ende su formación es indispensable para el pleno desarrollo del sarcómero.

  • Miosina

La miosina es una proteína o miofibrilla que se encarga de contraer o expandir según sea el caso. Se encuentra dentro de la estructura muscular, traduciéndose en una poderosa fibra. La miosina se diferencia de la actina por su aspecto, es decir la miosina tiene los filamentos gruesos, además de que esta interactúa en forma de enlace con la actina en proceso de encogimiento o expansión.

La miosina es una proteína fundamenta que va ligada a las otras Sarcómeroproteínas, y que la ausencia de una significa el descontrol de la otra o conflicto entre sistema más allá de lo que creemos o no que pueda suceder.

Una pequeña porción de miosina puede llegar a tener alrededor de 10.000 sarcómeros, y esta a su vez mide una cantidad muy pequeña de longitud.

Sabiéndose que los sarcómeros son muy pequeños, también se puede comprender que la unión de varios puede constituir una extensa fibra y bordear todo alrededor de la masa muscular.

La miosina como la actina trabajan juntas y son relevantes como lo mencione en el punto anterior. Pues también son necesarias para el buen desarrollo de la musculatura en la fisionomía humana. La miosina también depende de una buena dieta, genética y sobre todo ejercicio físico.

  • Miofilamentos

Los miofilamentos son la agrupación de proteínas como la miosina y la actina, que pueden ser gruesos o delgados según lo que corresponda cada uno; y a su vez que esta pertenece a cada sarcómero.

Al expandir una parte de estos, se pueden apreciar las moléculas que la constituyen. Los filamentos pueden ser grueso que se refieren a la miosina o finos que en este caso se refiere a la actina.

Las proteínas: miosina y actina, son fibras que encogen o ensanchan según sea el caso a los músculos, esto sucede cuando ellas tienen contacto o enlaces entre ellas. La actina tiene dentro de ella otras micro proteínas  que se encargan de tener al margen que se denominan: troponina y tropomiosina, su función es la de poner orden entre ellas y el resto de las proteínas.

Los miofilamentos, son regulatorios del sistema, y se encargan de que las proteínas se encuentren a disposición y transparencia. Su uso regulatorio hace que cada uno cumpla misión, es como un director de orquesta que se empeña en dirigir a cada uno de los músicos, así mismo sucede con los miofilamentos  a base de proteínas.

Histología de Bandas

Cuando se hace un corte muscular, se pueden ver las bandas anatómicas y por ende se consigue apreciar los sarcómeros. Los filamentos de mayor grosor es decir la miosina, es estimada y equivalen a la banda A dentro de un sarcómero.

En cambio los filamentos de menor grosor, es decir la actina, se enlaza a una proteína de la línea Z que se le conoce como: Alfa – Actinina, y se encuentran en casi que toda la distancia de la banda I y una porción de la A.

El área donde se encuentran los filamentos de mayor y menor grosor, se enlaza y tiene un aspecto homogéneo y de gran tamaño, ya que existe poco espacio entre un filamento y otro. Precisamente este espacio donde se enlazan los filamentos es de mayor relevancia porque aquí sucede el encogimiento del músculo, pues es justo en este punto donde se permite el desarrollo de la movilidad.

Los filamentos de menor grosor no llegan totalmente a enlazarse con la bandas A, siendo despejada  el área del centro que solo puede rellenarse con filamentos de mayor tamaño. Es esta área que se denomina zona H, por ser diferente en aspecto y forma al resto de las áreas y bandas.

El epicentro de la banda H, contiene una recta vertical que se le denomina línea M, donde algunas proteínas fungen  como relleno, manteniendo la estabilidad y el enlace con los filamentos de mayor grosor.

Ahora se representa seguidamente cada uno de los elementos que constituyen la histología de un pequeño sarcómero:

  • Banda A

En esta banda nos encontramos en un área de filamentos de mayor grosor, que están constituidos por  la proteína de miosina. Su poder consiste en mantener la movilidad en encogimiento o expansión del musculo y se transforma en un elemento fundamental y necesario para el buen desarrollo de los pequeños fragmentos.

Hay que destacar también que esta banda suele ser muy densa por la superposición que existe entre un filamento y otro, pues su composición gruesa hace que este se encuentre sobre todo en estrecha relación e intercambio bioquímico.

  • Zona H

Esta corresponde a la parte central que esta liberada de la zona A, en ella no encontraremos ninguna proteína de actina cuando el músculo se encuentra expandido. Evidentemente allí solo se maneja un espacio de proteínas de mayor grosor: miosina.

  • Banda I

La banda I o línea I, es donde se encuentran los filamentos de menor grosor, es decir estamos hablando de la proteína que constituye la actina. En este grupo no observaremos nunca a ninguna proteína de mayor grosor. Y es que precisamente son estas  las proteínas que dan cavidad a la flexibilización y connotación de relajación el musculo, pues depende de ella su equilibrio y condiciones motoras ideales del sistema.

  • Discos Z

Los discos Z son la frontera que existen entre los sarcómeros y este que están de manera periférica. Están constituidos por proteínas delgadas o de menor grosor que desarrollan una fácil vinculación entre uno y otro sin menoscabo a las particularidades que cada elemento cumple dentro de la estructura muscular. Los aspectos bioquímicos también son indispensable en la banda.

  • Línea M

Esta línea esta constituida en el centro, se reconoce como banda de accesorio. Esta justamente en el centro del filamento de mayor grosor y se encuentra perpendicular al sarcómero.

Como hemos explicado, el encogimiento sucede cuando los filamentos de mayor grosor se desplazan al extenso de lo los filamentos de menor grosor, con una velocidad de continuación para cortar las miofibrillas. Cabe hace una acotación, pues existe una diferencia relevante, pues los miofilamentos no se encogen por sí mismo; es producto del desplazamiento que le da la opción si de expandirse o encogerse.

En Relajación y Contracción

El proceso de relajación o  contracción están dispuesto por los mecanismo que se pueden establecer de acuerdo a la funcionalidad de las proteínas y el sarcómero. En este sentido los procesos moleculares y bioquímicos explican el desarrollo de encogimiento o ensanchamiento del musculo tallado.

Para su comprensión hay que entender el desenvolvimiento y diseño del sarcómero por ende haremos un experimento imaginario.

  • Hay que hacer memoria de que la miofibrilla es un grupo de cámaras de carácter cilíndrico que se van posicionando de un punto a otro, formándose un gran cilindro lineal. Además, cada uno de ellos es un sarcómero y tiene por frontera una línea denominada Banda Z.
  • En cada extremo de la banda z se introduce un filamento de actina, es decir de grosor delgado. Entonces, cada uno de estos está constituido por una doble hebra de actina [molécula] que envuelve una sobre otra. En esta distribución, este filamento se clasifica como actina F. Es decir que una actina de etas forma 400 unidades de actina G, que consiste en una proteína con peso molecular aproximado de 45 kDa.
  • En el epicentro del sarcómero se introducen los filamentos de mayor grosor, es decir la miosina. De los cuales cada uno está distribuido por un espacio de 160 a 350 moléculas de esta.
  • En el enlace del filamento de mayor grosor, se puede apreciar cada molécula presente de miosina, que forman una extensión de dos fibras alargadas y de gran variedad, siendo menos densa.
  • En el diseño acostumbrado de un sarcómero, que se ubica rodeado de una estructura de membranas. Se puede apreciar en el sarcómero, en su zona céntrica.

En sentido general podemos decir lo siguiente: las proteínas presentes en cada una  de la composición de los sarcómero son indispensables para su desarrollo y esquema. Sin embargo es de esperarse que no existen mecanismos sencillos como para lidiar sobre las estructura de cada proteína, pues sean gruesos o no el equilibrio es fundamental a la hora de ejecutarse la contracción muscular.

Dentro de las propiedades  establecidas a nivel proteínico podemos mencionar que  los filamentos delgados y gruesos responsables y actuantes de la sintonía de expansión muscular se deben a este tipo de sarcómero  es decir músculos esqueléticos y cardiacos para el buen desarrollo molecular y bioquímica de las proteínas que allí se encuentran supeditadas.

Podemos decir que cuando sentimos ciertos músculos expandidos, estamos a la presencia de una relajación muscular los enlaces entre cada filamento están asociado los unos con los otros como la expansión formidable. En este caso podemos expresar que el tallado que cada musculo presenta, estaríamos hablando de un estiramiento.

Sin embargo y de manera contraria también podemos decir que cuando se contraen, es porque estas proteínas son acumuladas una sobre otras, aumentando la densidad de la misma, sin menoscabo de sus funciones originales, como mencione anteriormente, a menos que estemos en presencia de un hipertrofia muscular que limite su funciones y la bioquímica propia de estas proteínas, cada cual según sus principios funcionales.

A modo de conclusión podemos decir que el sarcómero es una membrana diminuta asociada en conjunto de otros más, su división esta expresadas en otras diminutas partículas como las proteínas contenidas, donde su tamaño varía según lo establecido, una más gruesa que la otra.

Cada una de estas proteínas están presentes para dar funcionalidad a toda la masa muscular ensanchamiento o encogimiento, no es para menos que este pequeño pero importante detalle sea mecanismo de estudio, según la relevancia que este implica. Aun se siguen haciendo estudio de prueba y ensayos para seguir descubriendo las propiedades que pueden llegar a tener estas ejemplares proteínas.

(Visited 10.015 times, 3 visits today)

Deja un comentario