Tibial Anterior: Origen, Función, Anatomía Y Más

El Tibial Anterior; músculo grueso y anterior de la pierna; capas de permitirnos  mover arriba y abajo, el pie y el tobillo. Además es el responsable de la forma en como procede el pie hacia el suelo cuando estamos caminando o corriendo.

Tibial Anterior

¿Qué es el  Musculo Tibial Anterior?

Es el músculo de la zona anterior de la pierna.está ubicado en la parte adyacente o exterior de la tibia.

El tibial anterior, tiene un tendón que transita en  la parte menor del músculo, junto a la espinilla y que se implanta en la plataforma del primer metatarsiano.

El tibial anterior es el músculo de mayor tamaño de todo el departamento anterior de la pierna; usualmente estos músculos ayudan a la flexibilidad dorsal del pie y dilatan los dedos del pie.

Además el músculo tibial anterior beneficia con dorsiflexión, sosteniendo el arco longitudinal medial del pie. La provisión de sangre al músculo anterior del tibial anterior procede especialmente de la arteria tibial anterior y sus ramas.

El músculo tibial anterior brota del área lateral de la tibia y del tegumento interóseo y se implanta en la base del primer metatarsiano en el pie, puesto justo atrás del dedo grande del pie, y en las facetas mediales y menores del cuneiforme intermedio.

Origen e Inserción

Origen del Tibial Anterior

Se origina en el cóndilo lateral y mitad próxima de la superficie superior del perfil lateral de la tibia y en el plano anterior contiguo a la membrana interósea y el tabique interno muscular entre la parte del extensor largo de los dedos del pie.

Inserción

El tibial anterior se inserta en las fisonomías intermediar del hueso cuneiforme medial y la plataforma del primer metatarsiano.

Acción

El musculo tibial anterior procede como flexor dorsal del pie a la altura de la articulación del tobillo, alterando el pie a nivel de las articulaciones subastragalina  y a su vez transversa del tarso.

La Acción Principal del Tibial Anterior: es la dorsiflexión del tobillo y su alteración.

La Acción Secundaria del Tibial Anterior: ocasiona una débil supinación del tobillo, además apoya el arco extenso medial del pie.

Muchos estudios relacionan el encogimiento del tibial anterior, en la estabilización del tobillo, en específico, durante el instante en que el pie hace acercamiento con el suelo.

Durante la etapa de contacto del caminar, prontamente procede, levantando el pie de la superficie. Cuando la pierna se sube al caminar impide empujar la punta del pie.

Actúa también para afirmar el tobillo en labores como el patear un balón con la punta del pie.

Cuando estamos de pie, el musculo tibial anterior ayuda a balancear la pierna para conservarla verticalmente, aún si el suelo es diverso o durante la marcha.

De manera que los movimientos del tibial anterior fundamentalmente lo que permiten es la flexión dorsal e inversión del pie.

Inervación: Esta expresada en el nervio peroné profundo (L4 y L5). Mientras que la Vascularización en las Ramas de la arteria tibial anterior.

Funciones

Las funciones que efectúa este músculo del tibial anterior es de afianzar el tobillo y además la de elevar la punta del pie (dorsiflexión) y levanta el borde interno.

Si de alguna forma el tibial anterior se ve maltratado, no sólo nos obstaculiza la carrera, sino que a su vez pudiera poco a poco ir deteriorando hasta tener un daño mayor.

Es por ello que debemos cuidar nuestro musculo tibial anterior ya que por su función tan  importante nos causaría limitaciones permanentes en el día a día.

Imagínate cuando vas subiendo las escaleras, ese hecho de no chocar la punta del pie contra el suelo o escalón es la función que realiza el musculo tibial anterior denominado también (.contracción concéntrica), y cuando vamos bajando es (contracción excéntrica).

Anatomía

La anatomía del musculo tibial anterior está caracterizado en una ubicación con fibras profundas, esporádicamente se ve implantada en el hueso astrágalo de la parte posterior del pie.

Demás formas tendinosas logran pasar hasta la plataforma del primer metatarsiano o la base de la primera falange del dedo grande del pie.

Un pequeño músculo llamado tibio-facial anterior que se encuentra situado en la parte de abajo o menor de la tibia se extiende hasta el tendón transverso o también al ligamento crural.

El musculo tibial anterior toma representación fusiforme con fibras producidas en toda la ramificación del hueso de la pierna.

Ciertas fibras a su vez  nacen de la porción adyacente del tegumento interóseo semejantes al plano de su inserción.

Al llegar a su trayecto .el músculo tibial anterior  solapa a los vasos tibiales anteriores y al nervio peroneo, en especial en la parte superior de la pierna. ( ver artículo: Nervio peroneo comun)

La Porción del cóndilo lateral honda de la fascia, y del tabique intermuscular del músculo tibial anterior; es extenso a lo largo de los dedos.

Continúa el tibial anterior en un recorrido inclinado que da  parte a un tendón superior que surge en el tercio medio de la pierna. En la parte anterior e interna del aspecto dorsal del pie, junto al tobillo y ligamentos crural transverso y crural cruciado.

La rotura completa del tendón tibial anterior es una lesión poco frecuente que en muchas ocasiones no se diagnostica. El tratamiento en la mayoría de veces es quirúrgico, la recuperación es muy buena si el tratamiento es adecuado

Tendón Tibial Anterior

La flexión dorsal del tobillo es muy significativa para una considerada marcha de la persona. Asevera durante la etapa de no relación del pie en el ciclo del camino, permite que el pie esté a lo alto evitando así chocar con alguna cosa del suelo y de este modo no caerse.

Entre los importantes extensores posteriores del tobillo están el tibial anterior y el extensor propio del primer dedo. Por su parte el extensor de los dedos a su vez trabaja en la flexión dorsal.

En el tibial anterior son pocas Las lesiones causadas esto debido a que se trata de un tendón ancho y grueso además de ser irrigado por lo que sufrir frecuentemente roturas tendinosas y de tendinitis es escaso.

Es uno de los dos tendones más importantes de la pierna, El tendón tibial anterior es trascendental del sector anterior de la pierna. Su objeto principal es la flexión dorsal del tobillo y la manipulación del pie, es decir mover el pie y tobillo hacia arriba y para adentro.

Hay que tomar en cuenta que una ruptura del musculo tibial anterior puede ser a causa de ruptura traumática (a través de una lesión en la parte anterior del tobillo); y por degeneración (es cuando generalmente existe un dolor en la zona del pie y un día el tendón se desgarra)

El Diagnóstico

Frecuentemente cuando existe una la lesión del tendón tibial anterior no nos damos cuenta al inicio, ya que se puede ejecutar aun la flexión dorsal del tobillo, porque lo permite el tendón extensor del primer dedo.

Generalmente la causa que nos lleva a ir al doctor, es por una tumoración visible en la superficie de la piel en la zona del tibial anterior y a su vez por qué se siente cierta fragilidad en los huesos del pie.

A través de lo anterior dicho para realizar un buen diagnóstico se debe realizar una resonancia magnética o en su defecto una ecografía que nos aseverara la aparición de la ruptura del musculo, tendón o nervio tibial anterior.

Tratamiento

El tratamiento por lo general es a través de una intervención quirúrgica en el tendón tibial anterior; a menos que sean personas de la tercera generación; la cual no se les recomienda cirugía; porque su nivel funcional de sus piernas no es la misma de una persona adulta de 30 años por ejemplo.

En el caso de una persona activa corporalmente se les recomienda efectuar una cirugía para remediar la rotura del tibial anterior.

En los casos sutiles de rotura del tibial anterior se encomienda efectuar una sutura directa del tendón tibial anterior con el uso de túneles óseos ubicada en la  zona de la cuña.

El tiempo que genere la recuperación va depender fundamentalmente del tipo de ruptura y de la cirugía que se ejecutó; podría variar dentro de dos y  tres meses

Lesiones

Las lesiones en el tibial anterior como ya se ha mencionado antes pueden ir a desde contracturas, roturas de fibras, tendinitis hasta otras más graves como desgarros del tendón. Es por eso que el calentamiento es fundamental antes de ejercitarse y entrenar.

Habitualmente las lesiones suelen ser a consecuencia de exceso de entrenamiento sobre el asfalto, y a su vez  por apretar demasiado los cordones de las zapatillas. En el mismo sentido otras causas pudieran ser; por una mala pisada o falta de tono muscular en el área.

 

Si por infortunio tenemos una sobrecarga o contusión en esta zona del tibial anterior; se debe dejar de ejercitar por unos días. La quietud, el estiramiento y un buen masaje aceleraran nuestra recuperación.

Síntomas de Dolor

El uso enorme del tibial anterior puede causar contracturas musculares que causan gran tensión muscular. La tensión excesiva tirará de los encajamientos del músculo tibial anterior, produciendo una hinchazón de los tendones.

Si la tendinitis permanece originará una periostitis tibial y si seguimos entrenando se puede producir una fractura por estrés. Se generara dolor o ardor en el área de la tibia la mayoría de las veces en las dos piernas.

Para saber si estamos delante de una dolencia de este tipo y anular otras que se dan cerca de la zona, hay que tener en cuenta. El dolor en el movimiento de dorsiflexión, Un dolor persistente en cada paso o al trepar y bajar escaleras.

Si no nos punza en la zona tibial anterior nos puede indicar la diferencia de otras afecciones.

Patologías

Cuando estamos sufriendo de tendinitis la persona siente dolor en la cara superior del pie en la zona músculo tibial anterior, que a su vez se puede situar en la parte de delante del tobillo, tras el retináculo flexor.

La tendinitis también es conocida como tendinopatía se identifica por una inflamación; la persona que la padece sentirá molestias principalmente cuando el área está fría, una vez que ha emprendido la actividad, el dolor desaparece, pero regresa cuando la actividad se conserva en el tiempo.

En ocasiones no se genera resistencia y solo con levantar el dedo gordo, puede producir dolor. Cabe mencionar que la tendinitis del tibial anterior es también nombrada como la (tendinitis de la chancleta).

Esto se debe a que el uso de chancletas es, generalmente el desencadenante de la tendinitis, puesto que para que no se salga el calzado del pie debemos mantener el dedo gordo del pie en distensión, es decir, con el tibial anterior contraído, a su vez  ocurre con las manoletinas o bailarinas

El procedimiento terapéutico básico para la tendinitis del tibial anterior va a consistir en lo siguiente:

Descarga del músculo tibial anterior: esto conlleva a la realización de pases neuromusculares, y frotes de barrido mediante amasamientos.

Tratamiento de los puntos gatillo: se puede trabajar usando una de las técnicas de fisioterapia consignadas para esto sin importar cual, luego mediante compresión isquémica, punción seca, también serviría spray de frío, estiramiento o técnica Jones, entre otras…

Masaje cyriax: este masaje para el tendón del músculo tibial anterior, como se trata de un tendón con vaina el masaje cyriax; se realiza con el músculo en estiramiento, para que así el tendón del músculo tibial anterior brotara de la vaina y en ese sentido tratarlo.

No obstante si tratamos sobre la vaina podemos empeorar la tendinitis. Estiramientos de los músculos: acá se tratan cada uno de los músculos de del tibial anterior, ya sean músculos peroneos, gemelos o estiramiento de la fascia del pie. (ver: musculo atrofiado)

Vendaje neuromuscular o también conocida como (kinesiotaping), es capaz de puede ayudarnos en la descarga del músculo.

La Periostitis

Es una inflamación aguda o crónica del periostio (que es una membrana fibro-vascular que encierra las piezas óseas), envuelve los huesos, y en especialmente a la tibia, por su superficie externa exceptuado en partes de inserción de ligamentos, superficies articulares y tendones, complicándose con las culminaciones de los tendones sobre el hueso.

El periostio en gran manera de sostén para los vasos sanguíneos y las culminaciones nerviosas que van al hueso (es por ello que son perceptivos) y para la unión de los tendones y ligamentos.

A la misma vez podemos decir, que el periostio es la vaina fibrosa que recubre los huesos y  que domina más en vasos sanguíneos y nervios que alimentan y le dan sentido a los mismos.

 

Además con cada capa se adhieren los músculos del tibial anterior, no obstante como en el caso de la Tibia, el gemelo, tibial posterior, flexor de los dedos, soleo, tibial posterior, flexor de los dedos, y el  tibial anterior, que utilizamos en la práctica al correr.

Por otra parte poseemos una capa de grasa y por último pero no menos importante la piel . En consecuencia,  el dolor es el efecto de la tracción que practican los músculos que se acoplan a la tibia.

Ejercicios Estiramientos y Masajes

Estiramiento para Descargar el Tibial Anterior

Para este estiramiento natural, del tibial anterior de pie, se afirma la parte inferior de la pierna en cualquiera superficie alta y con la mano envolvemos el tobillo con nuestras manos (lo abrazamos) mientras trasladamos el peso de nuestro cuerpo para atrás para acrecentar la posición de flexión plantar del tobillo.

Hay que hacer el estiramiento de manera suave, muy lenta, de forma progresiva y sin rebotes y en este sentido aprovechar el resultado de descarga muscular y terminar con una sensación final de alivio.

Importancia de Masaje y Estiramiento

A través del masaje podemos ordenar las fibras musculares y eliminar las contracturas, una vez eliminadas dichas contracturas es importante emplear estiramiento con el fin de evitar futuras lesiones e intervenciones quirúrgicas a causa de ella.

 Tratamiento no Invasivo

El estado de reposo es una de las perfectas maneras de asemejar el dolor de pierna. Ya que si usualmente ponemos fuerza en las piernas y podemos impulsar los músculos tibiales anteriores y el tiempo de recuperación va ser muy lento.

El sufrimiento de calambres suele ir seguido de inflamación. La mejor manera de reducirlo es enalteciendo la pierna herida y con un venda envolverla. La aplicación de bolsas de hielo envueltas en toallas igualmente ayuda a reducir el dolor.

Tratamiento Invasivo

Algunos casos es necesaria la intervención quirúrgica aunque se establece mayormente cuando pasa a ser una periostitis, los tendones se realiza una denudación de las inserciones del tendón del músculo tibial anterior.

 

Ejercicio Preventivo

Hacer ejercicios para fortificar los músculos del tibial anterior. Este régimen preventivo logra someter las posibilidades de que se sufra dolor en la espinilla. Un ejercicio elemental para ocuparse en las espinillas se llama aumento de pared.

Sencillamente hay que apoyarse hacia una pared con la espalda tocándola y se alza los dedos del pie hacia las espinillas balanceándolo sobre los talones. Luego se va bajando poco a poco los pies y se va haciendo varias repeticiones.

Marchar en puntas de pie y también con los talones, se puede ayudar a fortificar los músculos de las piernas.

Estiramiento de rodillas TA

Según lo recomienda la (American Council on Exercise) para realizar los estiramientos de rodillas TA, se debe colocar los tobillos en una colocación de extensión profunda, o flexión plantar, que le permite estirar el músculo tibial anterior de cada pierna de manera simultánea.

Este ejercicio a su vez estira el cuádriceps, que pasa perpendicularmente por la parte delantera de los muslos, originando la ramificación de la rodilla.

Hay que colocarse de rodillas con las piernas alejadas varias pulgadas y los dedos apuntando atrás, de manera tus pies miren al suelo.

Hay que arquea las rodillas y echarlas para atrás, agitando los glúteos en dirección a las espinillas, hasta concebir un suave estiramiento en la parte frontal inferior de las piernas y muslos.

Esta posición  hay que mantenerla aproximadamente de10 a 30 segundos. Hay que colocar las manos en el piso, junto a los pies, para conservar el equilibrio.

Estiramiento con Acompañante

Dado que el tibial anterior provee la flexión del tobillo, se puede emplear que compañero fuerce tu pie a través del nivel de movimiento contrario, para estirar el músculo.

Hay que poner la espalda contra el suelo con las piernas extendidas y subir una pierna a la vez luego el acompañante debe sostener bajo el talón con una mano y forzando sobre tu pie con la otra.

Cuando se sienta presión debe parar, y cuando se sienta una suave tensión y conserva durante al menos 10 segundos, y así repetir el estiramiento con la pierna opuesta.

El Músculo Tibial Posterior

También conocido como “Musculus Tibialis” posterior, es de manera alargada y está localizado en la zona posterior de la pierna, en el plano profundo. Su inserción es en el hueso escafoides o navicular, ubicado en el cuneiforme central y a su vez en la  base de los huesos metatarsianos.

Su origen está en la membrana interósea y además en las superficies posteriores adyacentes de la tibia y el peroné, por otra parte en la zona inferior forma un tendón que traspasa por atrás del maléolo central del tobillo, y consigue llegar a la planta del pie.

Funciones  del Tibial Posterior

Sus funciones principales son tres, la primera es la aducción del pie, la tracción provoca dicha adducción tarsiana (la planta del pie mire hacia dentro) y se eleva su borde interno, ocupación opuesta a su musculo peroneo lateral corto.

Ota de su funciones es la de estabilizar la bóveda plantar. Su inserción en el centro del tarso que se coloca en forma de arcada, ofrece estabilizar la bóveda del pie hacia su tercio posterior.

La tercera función es flexionar el plantar del pie es una labor accesoria que es antagónica con la del músculo tibial anterior. Su vascularización la ejecutan las ramas de la arteria tibial posterior. Con la inervación llevada por el nervio tibial

Lesiones

Las más recurrentes son las lesiones del tendón (tendinopatías), usuales durante el movimiento deportivo, frecuentemente por los  corredores de distancias largas.

Induce dolencia en la zona posterior del maléolo interno del tobillo que se desarrolla cuando se efectúa la adducción, supinación o extensión del pie, es por ejemplo cuando nos colocamos en posición de puntillas o también cuando la planta del pie mira hacia dentro.

Vendaje para una Periostitis del Tibial Anterior

Primero hay que tomar en cuenta que antes de colocar directamente el vendaje neuromuscular se debe hacer un trabajo manual, eliminando las restricciones y masajear la parte afectada; entonces así ayudar a corregir la periostitis tibial. Ya una vez cumplido esto, se procede a colocar el vendaje neuromuscular.

Si no realizamos este masaje antes de colocar el vendaje, los efectos no van a ser satisfactorios, como se esperas que sean, es por esto que siempre se debe hacer un trabajo manual previo, ayudando así a la persona que tiene el dolor y hacerlo de una manera más eficaz solventando su problema.

Aunque existan distintas formas de realizar el proceso del vendaje , lo básico es medir la longitud de la parte tibial del individuo en cuestión y allí se corta la tira con un trozo más pequeño

Se Recorta los extremos del vendaje neuromuscular para ponerlos en manera ovalada. Se dobla por la mitad la tira cortada y forma 5 cortes longitudinales dejando unos 3 dedos del extremo sin cortar, esto para que cuando desdoblemos se vea que están como unas cuerdecitas.

Se le Pide al individuo que tenga la pierna en casi extensión completa y que con el pie flexione un poco. El primer amarre o extremo se coloca sin rigidez en la cara anterior del pie, ajustadamente pasada la articulación.

Luego de esto se procede a realizar una tensión del 50% de la tira y se va adhiriendo por toda la zona tibial, si existiera algún punto exacto que se sienta dolor que pueda ser identificado por la persona a la que se le está realizando el vendaje.

Se decide a esa altura aumentar la tensión al 75% y alcanzando al final fijamos el anclaje sin tensión. Efectuamos fricciones sobre el vendaje neuromuscular y así este permanezca bien fijado a la piel del paciente.

Ante todo lo ya expuesto podemos evidenciar que la función del tibial anterior es sumamente importante, es por esto que debemos protegerlo y antes de hacer ejercicio o entrenamientos hay que calentar.

Se puede hacer dicho calentamiento flexionándolo a los lados, extender el pie (levantar la punta) además de levantar el borde interno, entre otras cosas que no permitan la intervención quirúrgica y padecimientos por ruptura del musculo tibial anterior.

(Visited 1.264 times, 3 visits today)

Deja un comentario