Ácaro de la sarna: en humanos, ¿cómo es? ¿Cómo eliminarlo? Y más

El ácaro de la sarna es un parásito conocido con el nombre de Sarcoptes scabiei, al que se le denomina, por lo general, como el  arador de la sarna. Es un parásito de cuerpo no segmentado, de forma ovalada, con cuatro pares de patas. Las medidas de estos parásitos en la hembra es de 300-450 micras, y el macho 150-250 micras.

Ácaro de la sarna

Ácaro de la sarna en humanos

Los ácaros de la sarna son bichos muy diminutos, que solo pueden ser vistos a través de microscopios. Según los expertos, para que los huevos se rompan y ocurra el nacimiento de los ácaros y se conviertan en parásitos adultos, debe pasar por lo menos 10 días.

En lo que se refiere al contagio, la sarna se transmite por contacto directo de piel a piel y de manera indirecta por medio de ropa de cama, de vestir de personas infestadas, también por tocar objetos que estén en el medio ambiente de una persona enferma. También se puede transmitir la sarna, a través de las relaciones sexuales.

Del mismo modo, los expertos dicen que la sarna es una afección que rara vez, ataca cara o cuello, con excepción de los bebés. También dicen que la sarna es una afección que no es un indicativo de falta de higiene, pues una afección muy contagiosa que se puede propagar con mucha facilidad.

Síntomas

Los síntomas que producen los ácaros de la sarna son:

  • Comezón muy fuerte que se intensifica en la noche.
  • Inflamación de la piel, por lo general entre los dedos de manos y los pies, la parte inferior de las muñecas, las axilas, las mamas y los glúteos.
  • Llagas sobre la piel ocasionadas por el rascado y la excavación realizada por el ácaro de la sarna.
  • Formación de surcos o grietas en la piel.
  • Los bebés probablemente tendrán sarpullido en todo el cuerpo, incluyendo la cabeza, la cara y el cuello, con úlceras en las palmas de las manos y las plantas de los pies.
  • La sarna no afecta la cara, excepto en los bebés y en las personas con sarna con costras.

Las llagas y la picazón por lo general, duran hasta quince días después del tratamiento. No obstante, cuando los síntomas no han desaparecido en tres meses, es porque el organismo ha desarrollado una resistencia al tratamiento. (Ver artículo de ¿La sarna es contagiosa?)

Síntomas que produce el ácaro de la sarna

Tratamiento

El tratamiento para eliminar el ácaro de la sarna del organismo comienza con ciertos cuidados que se deben tener en casa. Para lo cual se deben seguir algunos pasos antes de comenzar el tratamiento médico, que son importantes, para obtener mejores resultados:

  1. Lavar la ropa, la ropa interior, las toallas, la ropa de cama y los pijamas en agua caliente y secarlos a una temperatura de 140°F (60°C) o mayor.
  2. El lavado en seco puede ser úitl. Si no se tiene la posibilidad de lavar de forma tradicional o en seco, es recomendable mantener esa ropa, lejos del cuerpo por lo menos 72 horas. Los ácaros se mueren cuando no están en contacto con el cuerpo.
  3. Aspirar las alfombras y muebles tapizados.
  4. Usar loción de calamina y remojarse en un baño frío para calmar la comezón.
  5. Tomar un antihistamínico oral si el especialista lo aprueba, para aliviar una comezón muy fuerte.

En lo que se refiere al tratamiento médico es importante señalar, que la familia entera o las parejas sexuales de las personas infectadas deben someterse al tratamiento para eliminar el ácaro de la sarna, aun cuando no tengan los síntomas.

Las cremas son necesarias para tratar la sarna. Las que más se usan en los casos de sarna son aquellas con  permetrina al 5%. Otras cremas contienen benzoato de bencilo, azufre con vaselina y crotamitón. Aplicar la crema en todo el cuerpo. Las cremas pueden usarse como un tratamiento por una sola vez, o se pueden repetir a los 7 días. Para casos difíciles de tratar, el especialista puede recetar un tratamiento oral como por ejemplo ivermectina en una dosis única.

¿Cómo es?

El ácaro de la sarna es un parásito al que se le conoce como Sarcoptes scabiei, al que se le conoce, por lo general, como el  arador de la sarna. Es un parásito de cuerpo no segmentado, ovoide, con ocho patas. Estos parásitos miden 300-450 micras la hembra y el macho 150-250 micras.

La sarna humana o escabiosis puede afectar a todo tipo de personas, sin importar su raza, edad o hábitos de higiene personal. Se transmite por contacto directo con personas infectadas o por contacto con objetos contaminados.

El tiempo de duración desde el momento del contagio, es de aproximadamente tres semanas. La hembra del ácaro desarrolla hasta dos huevos a la vez y cava surcos dentro de la piel, donde pone los huevos junto con bolos fecales. A los tres o cuatro días, se rompen los huevos y salen las larvas a la superficie. Pasado diez días más, se convierten en machos y hembras adultos, que al aparearse, empiezan un nuevo proceso de sarna humana.  (Ver artículo de Sarna)

Los ácaros tardan 10 en nacer y ser adultos

¿Cómo eliminarlo?

El ácaro de la sarna es un insecto que pertenece a la especie de los arácnidos, que no pueden ser observados sino por el microscopio, y que viven en el polvo. El ácaro de la sarna se encuentra normalmente en: lencería, colchones, almohadas, alfombras, tapizados, entre otros. Los ácaros son insectos que producen alergias en la gran mayoría de las personas, por lo que es  importante su eliminación.

Para eliminar el ácaro de la sarna existe una serie de medidas que consisten en:

  • Ventilar bien la casa. La ventilación de la casa debe ser a diario, prestando mayor atención a las habitaciones, debido a que los colchones y las almohadas son el hábitat preferido de los ácaros. Es necesario que la ventilación sea por media hora, como mínimo, para que la habitación se airee correctamente.
  • Limpiar el polvo. La mejor manera de limpiar el polvo es utilizando un trapo húmedo, para evitar que el aire quede impregnado de polvo y por consiguiente de ácaros. Si es posible, para limpiar el polvo y eliminar los ácaros se recomienda utilizar la aspiradora.
Ventilar bien la casa
  • Humedad ambiental. La humedad es el ambiente ideal para que los ácaros se reproduzcan, por lo que es recomendable que la humedad de la casa no exceda el 50%. En las casas en donde se utiliza aire acondicionado y humificadores, es más fácil lograr el nivel de humedad apropiado.
  • Colchón y almohadas. Los colchones y almohadas son el hogar ideal para el ácaro de la sarna, debido a que la temperatura del cuerpo es favorable para su apareamiento y reproducción. Existen unas fundas para las almohadas antiácaros en el mercado, pero de no tener acceso a ellas, es conveniente aspirar el colchón y las almohadas con regularidad.
  • Lavado de sábanas. Las sábanas deben cambiarse por lo menos, semanalmente y lavarlas inmediatamente si es posible. Se debe emplear agua a por lo menos a 60°C, pues de hacerlo con agua fría, los ácaros y sus huevos, seguirían en las sábanas y vivos.
Aspirar colchón y almohadas.
  • No a las alfombras y moquetas. Es importante mantener las alfombras y tapicerías limpias, pues son un hábitat especial, escogido por el ácaro de la sarna para su proliferación.
  • Productos químicos. Los productos químicos que aparecen en el mercado, con la indicación de que son acaricidas, además de no eliminarlos, pueden producir alergias a las personas de la casa.

¿Cuánto vive?

El ácaro no es muy fuerte cuando se encuentra fuera del cuerpo humano. No logran sobrevivir más de cuarenta y ocho a setenta y dos horas. Sin embargo, en el cuerpo humano, un ácaro adulto hembra, puede llegar a sobrevivir treinta días.

La sarna es común en todas partes del mundo. Las epidemias de sarna, han sido el producto de la miseria, la aglomeración de personas y la falta de higiene, que han ocasionado las guerras, refugiados que se desplazan, además de las recesiones.

El hospedador de largo plazo para la sarna (Sarcoptes scabiei) son los seres humanos. Hay tipos de Sarcoptes y otros ácaros que generan infección en animales y que pueden alojarse en seres humanos, pero que no pueden reproducirse, por lo que si una persona está cerca de un animal infectado, el ácaro puede alojarse en su cuerpo, ocasionar una erupción e irritar la piel.

Éste ácaro se muere en unos dos días y como no se reproduce, no se necesita medicamentos. Quien sí debe ser atendido por el veterinario es el animal.

Diferentes especies de ácaros

¿Cómo se llama?

El ácaro de la sarna es un insecto al que se le conoce con el nombre de Sarcoptes scabiei. También es conocido como el arador de la sarna. El arador de la sarna es un parásito que tiene que vivir dentro de la piel tanto humana o animal, pues fuera de ella no lograría sobrevivir más de cuatro días. Los ácaros de la sarna son insectos de la familia de los parásitos, muy diminutos que solo pueden ser vistos a través de microscopios.

Características

El ácaro de la sarna es el parásito que produce la afección en la piel, conocida como la sarna. Un insecto microscópico, cuyo cuerpo no es segmentado, con forma ovalada y ocho patas. Sus medidas como se refirió anteriormente, son: la hembra 300-450 micras y el macho 150-250.

Arador de la sarna

Las características más resaltantes del ácaro de la sarna son:

Huésped

Su hábitat principal es el cuerpo humano. Si el ácaro no está dentro del organismo humano, no sobrevive más de 4 días.

Contagio

La sarna es contagiosa por el contacto directo con personas infectadas, con objetos contaminados por otras personas infectadas, durante las relaciones sexuales. En lo que se refiere a los tejidos contaminados, como sábanas, toallas, etc., después de 24 o 36 horas, ya no ocurre. (Ver artículo ¿La sarna tiene cura?)

Incubación

  • Primo-infestación es decir, aquellas personas que son infectadas por primera vez: cinco a quince días.
  • Reinfestación es decir, las personas que han sido infectadas con anterioridad: uno a cuatro días.
Su hábitat principal es el cuerpo humano

La fecundación ocurre en la superficie de la piel y después del apareamiento el macho se muere.

La hembra penetra el estrato córneo de la piel y va haciendo túneles. Cuando la hembra penetra la piel, va dejando un surco a su paso y en el surco los huevos, segregando sustancias que resultan alérgenos. Este proceso consiste en que la hembra a su paso pone los huevos hasta llegar a un total entre 30 y 50 huevos, por día, hasta que muere, dentro de le piel en un lapso de 4 a 6 semanas.

En diez días, de los huevos surgen las ninfas, hasta convertirse en adultos, los cuales son los más contagiosos.

¿Dónde se encuentra?

Los ácaros pertenecen a la familia de los arácnidos, viven un tiempo aproximado entre 2 y 3 meses, tienen la propiedad de reproducirse de manera acelerada, si las condiciones de temperatura y humedad, que requieren para ello, son apropiadas.

Hay más de 50.000 tipos de ácaros, de los cuales los más comunes y abundantes son los dermatophagoides pteronissimus, a los cuales se les conoce como ácaros del polvo de la casa y los dermatophagoides farinae.

Los ácaros del polvo viven en todas las casa, incluyendo las que se mantienen impecablemente limpias. Como es sabido, los ácaros pueden ser encontrados en la ropa de cama, alfombras, muñecos de peluche, colchones, almohadas, entre otros.

Sin embargo, hay ácaros en graneros, almacenes y establos, así como en alacenas o cualquier lugar que sirva para almacenar harinas, granos y cereales, que el ácaro utiliza como alimento. Incluso, hay un ácaro de nombre siro, que se encuentra en la capa superficial de algunos quesos.

Tipos de ácaros

Ácaro de la sarna en perros

La sarna consiste en una infección de la piel, ocasionada por un parásito microscópico, conocido como el ácaro de la sarna. La sarna en los perros es producida por diferentes tipos de ácaros, por lo que se requieren diferentes tratamientos para curar cada una, según el ácaro que la produce.

Los ácaros que producen la sarna en los perros, se introducen en su piel y el pelaje, de la cual consiguen su alimento debido a la grasa y la queratina que estos poseen, reproduciéndose a gran velocidad. Cuando se inicia la infestación, el perro comienza a sentir una fuerte picazón, que hace que se rasque constantemente y trate de frotar el área afectada con muebles y objetos, por lo que en algunos casos se lesiona.

Es relevante que a los primeros síntomas, el perro sea llevado al veterinario, a la aparición de los primeros síntomas, para evitar el contagio con otros animales de la caso e incluso con las personas cercanas al perro.

Ácaro de la sarna en perros

Sarna canina

La sarna en los perros o como también se le conoce sarna canina, no es una afección exclusiva de perros, también puede afectar a gatos y es la sarna más parecida a la sarna que se produce en los humanos. Sin embargo, es más frecuente en perros que en otros animales.

Sarna sarcóptica

Es la misma sarna canina, causada por el Sarcoptes scabiei, este es el tipo de sarna a la que se le conoce como escabiosis, la cual es contagiosa y es la que es padecida por los humanos. El Sarcoptes scabiei, es el ácaro que no habita solo en la piel de los humanos y animales, también se pueden encontrar en los objetos y el medio ambiente donde se encuentre algún animal infestado.

Cuando tu mascota es infestada por el ácaro de la sarna, es recomendable utilizar guantes de látex, para atenderlo y luego lavar la ropa, así como la manta del perro y por supuesto limpiar el lugar con desinfectantes, para prevenir el contagio.

La sarna sarcóptica, tanto en perros como en seres humanos, debe ser tratada con celeridad, ya que el tipo de sarna producida por este tipo de ácaro, tiene la particularidad de propagarse por todo el cuerpo, bien sea del perro o de la persona.

Sarna sarcóptica

Sarna cheyletiella

La Sarna cheyletiella, también es conocida como cheyletiellosis o queiletielosis, por lo general, afecta más a gatos que a perros, pero si se dan suficientes casos como para mencionarla como sarna de perros. Así mismo, también hay casos, aunque no con mucha frecuencia, esta sarna que se contagia, con facilidad, puede afectar a seres humanos también.

Se puede observar desde descamación excesiva a erupción de grado variable. A veces se pueden ver puntos blancos moviéndose, por lo cual, vulgar­mente se denomina caspa andante.

Sarna otodéctica

La Sarna cheyletiella, también es conocida como cheyletiellosis o queiletielosis, por lo general, afecta más a gatos que a perros, pero si se dan suficientes casos como para mencionarla como sarna de perros. Así mismo, también hay casos, aunque no con mucha frecuencia, esta sarna que se contagia, con facilidad, puede afectar a seres humanos también..

Los síntomas de este tipo de sarna son la otitis, además de la presencia de unos puntos blanquecinos en los oídos, que se siente cuando se mueven, picor intenso, nerviosismo, continuo rascado de la zona. Se recomienda llevar la mascota al veterinario, para determinar si la otitis del perro proviene de un ácaro u otra razón.

Sarna otodéctica

Sarna notoédrica

La sarna notoédrica, aunque también es típica de los gatos, pero también afecta a los perros y seres humanos. La produce el ácaro Notoedres cati y con solo tocar el perro enfermo o los objetos del entorno, contaminados con los parásitos, se contagia.

Es importante que si se trata de un perro o de un ser humano, ir a al especialista para determinar el tratamiento que se debe aplicar.

Los síntomas más comunes en los animales que sufren la sarna notoédrica son:

●  Sarpullido en la piel.
●  Escozor.
●  Picazón intensa.
●  Ardor en la piel.
●  Caída de pelo.
●  Pérdida de peso.
●  Depresión.
●  Enrojecimiento de la piel en las áreas afectadas.
● Lesiones y costras cutáneas.
●  Mal olor en las heridas.

Sarna demodécica

Se considera uno de los tipos de sarna más comunes, según el punto de vista de los veterinarios, debido a todos los casos de perros que atienden, con sarna demodécica,  en lo que se refiere a los veterinarios que atienden los casos de animales con este tipo de sarna, afirman que se trata de una sarna roja, e incluso demodicosis.

La sarna demodécica, es causada por el parásito conocido como ácaro Demodex canis, el cual, según los expertos, es un ácaro que está de manera constante en la piel del perro. La reproducción de este tipo de ácaro se intensifica cuando el perro sufre de alguna patología que hace que le bajen las defensas de su organismo, lo que trae como consecuencia la propagación de la sarna.

Sarna demodécica localizada

La sarna demodécica localizada, por lo general, comienza por las orejas y la cabeza del animal, aunque frecuentemente, afecta es cachorros menores a un año, también se han dado caso en los que perros adultos.

Los principales síntomas de la sarna demodécica localizada son:

  • Caída de pelo (alopecia), localizada en porciones pequeñas. Estos parches pelados pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero son más comunes en la cabeza, la cara, el cuello, las patas delanteras y los hombros.
  • Eritema es decir zonas de piel enrojecida.
  • Hinchazón.

La sarna demodécica, también se le conoce como demodicosis caninaLa sarna demodécica localizada, tiene la particularidad de aparecer de repente y de la misma manera, tiende a desaparecer.

Demodicosis canina

Sarna demodécica generalizada

La sarna demodécica generalizada es reconocida por lo veterinarios en cuanto revisan al perro. Este tipo de sarna se caracteriza por la caída del pelo del animal, en ciertas zonas del cuerpo. Este tipo de sarna, por ser tan evidente, permite al veterinario aplicar el tratamiento concreto para comenzar la cura de la afección lo más pronto posible.

Los síntomas de la Sarna demodécica generalizada son:

  • Caída de pelo (alopecia) generalizada en grandes regiones del cuerpo.
  • Comezón.
  • El perro se rasca, lame y muerde las áreas que le molestan.
  • Hinchazón, caída del pelo, raspones, heridas y costras.
  • Infecciones bacterianas cutáneas.
Sarna demodécica

Pododermatitis demodécica

La pododermatitis consiste en la hinchazón de las patas delanteras o traseras de los animales. Tal hinchazón es ocasionada por lesiones localizadas y cuerpos extraños, es más común en perros de caza y campo.

Otra causa de la Pododermatitis demodécica, es debido a situaciones irritantes, procesos alérgicos, parasitarios, micóticos, endocrinos y autoinmunes, los cuales se pueden complicar también con infección bacteriana, en cuyo caso se habla de pioderma interdigital.

Otra manera de identificar este tipo de sarna son los síntomas, además característicos que indican que la sarna que el animal presenta es Pododermatitis demodécica: tejido eritematoso, edematoso, con nódulos, fístulas y exudado serosanguinolento, con inflamación, por lo general, está asociado a la cojera. (Ver artículo de Sarna en los perros)

Pododermatitis demodécica

Sarna Pneumonyssoides

La sarna pneumonyssoides, es producida por el ácaro Pneumonyssoides caninum, por lo general se manifiesta en la nariz del perro. La sarna pneumonyssoides, es bien sabido que no es la sarna que se ve generalmente en los perro, de hecho, podría decirse que este tipo de sarna es la se presenta con menos frecuencia.

La sarna pneumonyssoides se caracteriza por no causar síntomas muy severos, pero es recomendable estar alerta cuando el perro comienza a manifestar los síntomas y llevarlo al veterinario, para que con el tratamiento apropiado, pueda poner fin a los síntomas tan molestos.

Lo síntomas de la sarna Pneumonyssoides son: estornudos, hemorragias nasales e incluso secreciones nasales. Por ser un tipo de sarna contagiosa, puede ser transmitida a otro perro con tan solo olerse la nariz.

Sarna Pneumonyssoides

Cuándo llevar el perro al veterinario.

La salud de tu perro es un factor muy importante que no se pude descuidar, independientemente que el perro parezca gozar de buena salud. La frecuencia con la que debes llevar tu mascota al veterinario va a depender de distintos factores como la edad, la raza, y el historial médico del perro, además debes llevarlo a revisiones periódicas aunque el perro no presente síntomas sospechosos.

Las visitas al veterinario se basan en la edad del perro, pero lo más recomendable es que, en general, se haga una visita al año, como mínimo. Con la visita al veterinario una vez al año, se pueden prevenir patologías y en caso de que se esté formando alguna afección, ésta pueda ser detectada a tiempo.

Cuando los perros son cachorros, están en pleno crecimiento, por lo tanto se están produciendo cambios, que de tener alguna anomalía, puede ser detectada por el veterinario a tiempo, evitando que se convierta en algo más grave. Lo mismo sucede con los perros mayores, pues los cambios pueden ser señales, no solo de vejez, sino de algún mal peor.

  • Cachorro: revisiones constantes según las inmunizaciones a aplicar y el fortalecimiento de sus defensas, además de la desparasitación y las recomendaciones en cuanto a la alimentación, entre otras.
  • Adulto: chequeo integral por lo menos, una vez al año, aunque no presente problemas de salud.
  • Perras embarazadas: para chequear que todo está bien y saber el tipo de alimentación, ejercitación, etc.
  • Perros mayores: que son los perros que ya tienen más de 7 años de edad, para descartar las afecciones más comunes como artrosis, problemas digestivos, enfermedades cardíacas, etc.

En todo caso, debes consultar con el veterinario, cual es la frecuencia con la que debes llevar tu mascota a revisión.

(Visited 316 times, 6 visits today)

Deja un comentario