Alopecia en las mujeres: causas, síntomas, tratamiento y más

La alopecia en las mujeres tiene la particularidad de presentar  una pérdida del volumen capilar en las áreas que están más a la vista, del cuero cabelludo. Estas áreas que están a la vista son la parte de arriba y la de adelante, lo cual es debido a la caída de cabello, así  como a un debilitamiento del mismo.

Alopecia en las mujeres

No obstante, no es común que a las mujeres se les caiga el cabello hasta llegar a la calvicie, como sucede en los hombres. Lo que ocurre es que por lo general se ensancha la zona frontal y comienza a aclararse la línea central superior, que más tarde se extiende hacia los lados y la coronilla, pero que mantiene el mínimo volumen capilar. Es lo que se conoce con el nombre de calvicie de patrón femenino y las consecuencias, por lo general, son permanentes.

Causas de la alopecia en las mujeres

Cada hilo de cabello está ubicado en un minúsculo orificio en la piel, al que se le conoce con el nombre de folículo. Por lo  general, la calvicie se presenta,  cuando el folículo se contrae con el tiempo, lo que tiene como consecuencia, un cabello más corto y más fino. Por último, en el folículo no crece más cabello nuevo. Sin embargo, el folículo no muere, por lo que se cree que aún es posible producir cabello nuevo.

La causa de la calvicie de patrón femenino o alopecia en las mujeres, no se conoce muy bien, sin embargo se cree que puede estar asociada con:

  • La edad avanzada
  • Alteraciones en los niveles de andrógenos, es decir, las hormonas que pueden activar características masculinas.
  • Tener familiares con precedentes de calvicie, bien sea masculino o femenino.

Las causas de la alopecia en las mujeres son muy diversas, acentuando además, los desequilibrios hormonales que surgen después de la menopausia, con una disminución de los estrógenos y un incremento de la presencia de andrógenos, es decir de hormonas masculinas.

 

Calvicie de patrón femenino

Por lo general, es común que el cabello en la mujer se aclare, cuando son mayores de 60 años, incluso hay casos en los que esto ocurre, en la fase de premenopausia, además con síntomas de un incremento de la vellosidad facial y en otras áreas del cuerpo, que es lo que se conoce como hiperandrogenismo.

También se considera normal que haya una caída inusitada del cabello después del parto, mientras que el organismo recobra la estabilidad hormonal habitual, lo que se llevará de seis a doce meses; o al prescindir del tratamiento anticonceptivo con hormonas femeninas, dado que estos estrógenos aumentan la fase anágena, que es la fase de crecimiento del cabello.

La genética también juega un papel importante, en lo que a la alopecia en las mujeres trata, pues las mujeres con casos de calvicie en la familia, bien sean de hombres o de mujeres, tienen más probabilidad de padecerla. Sin embargo, existen otros factores fisiológicos que pueden producir la caída del cabello.

Entre los factores fisiológicos, podemos destacar trastornos de las glándulas tiroideas, bien sea que se trate de hipertiroidismo como de hipotiroidismo, debido a que estimula un incremento o decaimiento de la tiroxina y ello ocasiona que el cabello se debilite y finalmente caiga. De la misma manera, las mujeres con ovarios poliquísticos también pueden ser objeto de una pérdida fuera de lo normal de cabello.

Por último, también se piensa que hay la intervención de factores medioambientales que pueden causar el debilitamiento del cabello y su posterior caída, tales como:

  • Estrés.
  • Polucion.
  • Alimentación poco balanceada y sin los nutrientes necesarios.
  • Hábitos de tabaquismo.
  • Ausencia de higiene capilar.
  • El uso frecuente de extensiones.
  • El ataque constante con algunos productos de peluquería.  (Ver artículo de Liquen plano pilar)

Síntomas de la alopecia en las mujeres

La prevención de la caída del cabello no es fácil, especialmente en lo que se refiere a las mujeres. Existe una gran variedad de motivos que pueden dar origen a la temporal caída del cabello y no siempre, quiere decir que exista un trastorno de alopecia.

A continuación expondremos algunas de estas causas y estableceremos patrones que ayuden a diferenciar una caída temporal del cabello de una posible alopecia permanente.

Antes de comenzar, es conveniente mencionar de nuevo, que la alopecia, tanto en hombres como en mujeres, responde en parte a un efecto de las hormonas, quienes son en sí, las principales causantes de la alopecia común o alopecia androgenética.

Alopecia androgenética

El hecho de que una mujer presente mayor o menor cantidad de hormonas de una determinada clase, tal como dihidrotestosterona, o DHT, que es una hormona masculina, repercute en el crecimiento del cabello y produce su caída, de igual manera en los hombres como en las mujeres. Allí radica la importancia de las hormonas para el crecimiento del cabello.

Sin embargo, en el caso de la mujer también existen problemas hormonales que también repercuten en la caída del cabello, pero que no suponen un peligro de alopecia permanente. Es por ello que no es fácil emitir un diagnóstico en el caso de la mujer, sin realizar una serie de pruebas.

A diferencia de la alopecia androgenética masculina, la alopecia en las mujeres, presenta una forma muy específica de la pérdida de cabello y resulta más fácil interpretar las señales que el organismo aporta.

El secreto de la investigación se basa en observar con atención si existen áreas clareadas en el cuero cabelludo, es decir con ausencia de cabello. Esta es la primera y específica manifestación de la alopecia androgenética femenina: el cabello cae, pero sobre todo se debilita, pierde volumen y deja ver el cuero cabelludo.

La alopecia en las mujeres se manifiesta especialmente en la parte superior de la cabeza. En esa zona es donde se origina la mayor parte de la pérdida de cabello y es por eso que solo se necesita seguir detalladamente las manifestaciones para determinar si existe algún peligro de padecer alopecia androgenética femenina o no. (Ver Alopecia androgénica femenina)

Alopecia androgenética femenina

El principal examen físico que se debe realizar es el visual, que consiste en observar la apariencia del cabello, tomando en cuenta la edad de la mujer. En el caso de este tipo de alopecia, el mayor número de casos se reportan después que la mujer ha entrado en la menopausia, lo que confirma el hecho de que el factor hormonal, tiene una fuerte participación en lo que se refiere la alopecia en las mujeres.

Es recomendable que, las mujeres en etapa de la menopausia, que sientan que el volumen de su cabello ha variado y que ahora es menor, consulten al especialista para hacer los estudios necesarios para descartar la posibilidad de padecer una alopecia femenina.

El debilitamiento del cabello en los casos de alopecia en las mujeres, difiere en gran parte del patrón de calvicie de los hombres. El cabello se debilita específicamente en la parte superior y la corona del cuero cabelludo. Por lo general, se inicia con un ensanchamiento a través de la línea central del cabello.

La línea de implantación frontal del cabello se mantiene sin cambios, excepto por el retroceso normal, lo cual le ocurre a todo mundo a medida que se avanza en edad. La pérdida de cabello pocas veces avanza hacia la calvicie total o casi total como puede ocurrir en los hombres.

Línea de implantación frontal del cabello

Si el origen es el incremento en los niveles de andrógenos, el cabello en la cabeza es más fino mientras que el vello en la cara es más grueso. Por lo general, no se ven llagas cutáneas, ni escozor en el cuero cabelludo.

Tratamiento de la alopecia en las mujeres

La pérdida de cabello en la alopecia en las mujeres sin la aplicación de un tratamiento es permanente. En el mayor número de los casos se observa que es de suave a media. Si la mujer no presenta incomodidad por la apariencia de su cabello, quiere decir que necesita tratamiento.

Tratamiento de la alopecia en las mujeres con medicamentos

Actualmente, solo existe un tipo de medicina que ha sido aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) de los Estados Unidos, para ser aplicada en los casos de la calvicie, debidos a la alopecia en las mujeres y es el minoxidil.

El minoxidil se aplica en el cuero cabelludo. En caso de la mujer, se calcula un 2% en solución o 5% de espuma. El minoxidil contribuye a que el cabello crezca y se ha comprobado que al menos 1 de cada 4 a 5 mujeres y en la mayoría de ellas puede detener la caída del cabello.

Minoxidil para alopecia femenina

Este fármaco debe ser utilizado por largo tiempo, ya que al dejar su aplicación, el cabello comienza a caerse de nuevo, incluso, el cabello que el medicamento ayudó a crecer, también se caerá. Si el minoxidil no funciona, el especialista puede recomendar otros fármacos como espironolactona, cimetidina, píldoras anticonceptivas, ketoconazol, entre otros.

Trasplantes de cabello

Un trasplante de cabello consiste en extraer cierta cantidad de cabello de zonas donde este tenga más volumen y se colocan o trasplantan a zonas que presenten ausencia de cabello. Esto puede ocasionar pequeñas cicatrizaciones donde se saca el cabello. Esto puede significar que se corre el peligro de contraer una infección en la piel. Posiblemente se necesiten muchos trasplantes, lo que puede resultar muy costoso. No obstante, los resultados a menudo son muy buenos y duraderos.

Otras soluciones

Las extensiones de cabello, la utilización de pelucas o un cambio en la forma de peinarse puede contribuir a que no se note el área donde se perdió cabello y al mismo tiempo, a mejorar su apariencia. Por lo general, este es la técnica más económica y la manera más segura de tratar la ausencia de cabello, que es ocasionada por la alopecia en las mujeres.

Causas de la alopecia en las cejas

La alopecia en las mujeres puede ocasionar la caída de las pestañas y de las cejas, las cuales producen una serie de consecuencias en la mujer, que no se reducen a un nivel de estética, también afecta el aspecto funcional y social de la mujer.

En lo que se refiere a las personas que no presentan alopecia, existe una estabilidad entre las pestañas que se encuentran en la fase anágena y las que se encuentran en la fase telógena, por lo que en un caso normal, se pueden caer entre 130 y 230 pestañas al año. En cuanto a las cejas, como el lapso es un poco más largo que el de las pestañas, se pueden perder aproximadamente, unos 300 pelos por año.

Al llegar a la edad de 50 años se produce una especie de freno en el metabolismo, además de la desestabilización de los distintos sistemas del organismo, del que ni las pestañas ni las cejas, quedan fuera.

Por lo general, se disminuye el número de folículos y el pelo crece más lentamente, por lo que la estabilidad entre las etapas anágena y telógena se altera y la caída de las pestañas, aumenta en mayor escala que el crecimiento de las nuevas. Esto es diferente de una persona a otra, por lo que no es fácil señalar el número de pestañas que se pierden en esta fase.

Alopecia en las cejas

Causas de la alopecia Androgénica en las mujeres

La alopecia androgénica es típica en los hombres, pero se ha descubierto que también afecta a las mujeres. La causa principal es hormonal y en algunos casos es heredada, pero en lo que se refiere a la mujer, empieza especialmente en la etapa de la menopausia, con el descenso de estrógenos.

La caída de cabello relacionada con la alopecia androgénica, ocurre al llenarse de grasa el folículo piloso o raíz, por causa de  los andrógenos o la testosterona, lo que imposibilita su alimentación.

Esta grasa se produce en la parte interior y no está relacionada con la grasa que presentan en el cabello, las personas de pelo grasoso, lo que significa que si se tiene cabello seco, también puede ser afectado.

Se puede presentar como dermatitis seborreica en el cuero cabelludo, pero esta afección no interviene en la caída del cabello.

Causas de la alopecia difusa en las mujeres

La alopecia difusa en las mujeres presenta características diferentes a las que presentan otro tipo de alopecia tales como la alopecia androgenética y de la alopecia areata.

En las personas que tienen alopecia difusa, no solo se observa la caída de cabello en ciertas zonas del cuero cabelludo, también se presenta caída del cabello en toda la cabeza de manera distribuida.

Son varias y diferentes, las causas que producen alopecia difusa en las mujeres, entre las cuales podemos destacar las afecciones, producto de la mala alimentación y el estrés, también los trastornos hormonales y podemos agregar los efectos que producen algunos fármacos.

Si extenso es el desarrollo de la enfermedad, variado es el conjunto de causas que la producen. Así como la alopecia cicatrizal, la alopecia difusa puede ser ocasionada por afecciones que no dañan directamente al cabello, pero si interviene en la caída del cabello, debido a los síntomas y efectos secundarios que alteran la salud de los folículos pilosos y, por consiguiente, terminan en la pérdida de pelo.

Alopecia cicatrizal en mujeres

No obstante, existe una característica que diferencia principalmente la alopecia difusa con la cicatrizal, aunque no hay muchas características comunes, es el hecho de que la alopecia difusa es reversible, mientras que la alopecia cicatrizal no. En el momento que se combate y se logra erradicar la alopecia difusa, se acaba la caída del cabello.

Como mencionamos anteriormente, otra de las causas más comunes consiste en las afecciones que se relacionan con la tiroides, la diabetes, la neumonía, la sífilis, algunos tratamientos médicos que resultan violentos tales como la quimioterapia o la radioterapia, enfermedades intestinales crónicas como la colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn, alteraciones hormonales drásticos tal como dejar de tomar la píldora y el embarazo, el estrés y los trastornos alimenticios graves como la anorexia y la bulimia.

Pero además de todas las causas mencionadas anteriormente, queda nombrar una más y es la herencia genética. Si algún familiar ha sufrido de alopecia difusa, puede suceder que ésta se reproduzca en los descendientes.

Dada la naturaleza reversible de la alopecia difusa, los tratamientos ideales son los que se usan para prevención. Por lo que, si el paciente presenta alguna de las causas antes expuestas, la recomendación es inducir el cabello con una doble finalidad: ayudar al crecimiento del cabello y evitar su caída.

Alopecia difusa femenina

Por lo que de las soluciones preventivas más recomendables pueden ser el láser de baja potencia, que favorece la circulación sanguínea o el tratamiento de Bioestimulación B.E.T., que eleva la calidad del cabello y previene la caída. Sin embargo, la mejor solución para terminar con la alopecia difusa es atacar la afección o efecto que lo causa. La alopecia difusa es una enfermedad temporal y durará tanto tiempo como el paciente esté enfermo.

Causas de la alopecia areata en las mujeres

La alopecia Areata en las mujeres, es una enfermedad del sistema inmunológico, en la cual, el organismo produce anticuerpos de manera equivocada, es decir que ocurre una acumulación de linfocitos, en el contorno del folículo piloso, ocasionando la interrupción en el crecimiento del pelo y su caída.

La caída del cabello, es en un área específica, de apariencia redondeada en el cuero cabelludo y en otras partes del cuerpo. Como ya se ha mencionado, los folículos disminuyen su producción de pelo, de manera considerable, su tamaño es cada vez menor por lo que la producción de pelo es tan baja que casi no se notan.

En la actualidad, aún se desconoce, la causa exacta de la alopecia areata, sin embargo se piensa que el estrés es uno de los principales factores que la producen. También se piensa que existen factores ambientales que pudieran ocasionarla. En algunos casos, se piensa que la alopecia areata está relacionada con infecciones, alergias  o trastornos endocrinos.

Otra causa podría ser la que se relaciona con la genética, por lo que puede ser hereditaria, además de problemas dentales, irritaciones oculares y traumatismos. Y en algunos casos se debe a la utilización de ciertos productos cosméticos para el cabello, cuyos químicos afectan el cuero cabelludo, en especial, aquellos que se emplean para alisar el cabello.

Tratamiento para la Alopecia Areata en las mujeres

La mayor preocupación de las mujeres que sufren de alopecia areata, es si el cabello volverá a crecer o no. Por lo general, cada caso es particular y debe tratarse individualmente. Hay casos en los que el cabello vuelve a crecer, incluso, si lo perdieron totalmente, hay casos en que la paciente, pierde menos cabello que otra e inclusive, hay casos en los que la caída del cabello se detiene para en su totalidad.

A pesar de ser una afección crónica, se puede detener su progreso y la paciente puede recobrar la salud de su cuero cabelludo. Por lo general, la mitad de los casos de alopecia areata se curan y el resto presenta grandes mejorías.

El tratamiento, por lo general es a base de corticosteroides: los cuales sirven para controlar el sistema inmunológico y disminuir algunos de los síntomas. Los corticosteroides se pueden aplicar de diferentes maneras: en inyecciones, en cremas y por la vía oral Finasteride.

Además hay cremas o ungüentos como: Minoxidil o ciclosporina para frenar la inflamación folicular, si se complementa con lociones a base de dithranol, conocida como antralina.

Tratamiento para la Alopecia Areata en las mujeres

La difenciprona (FPD) también es aplicada para tratar la calvicie. La piel se inflamará algo y causara escozor, así como también presentará enrojecimiento, debido a la reacción alérgica, que produce el sistema inmunológico, debido a que manda células blancas al cuero cabelludo. Los resultados de este tratamiento se podrán observar, teranscurridos los tres primeros meses.

Con frecuencia las afectdas con la alopecia areata, se aplican tratamientos combinados entre sí, con la finalidad de acelerar el crecimiento del cabello y tener éxito en la detención de la alopecia areata.

Alopecia frontal fibrosante en mujeres

La alopecia frontal fibrosante, consiste en una alopecia cicatricial, de la cual no se conoce lo que la produce. Se estima que es de origen autoinmune, lo que quiere decir que las células del sistema inmunitario del paciente, como defensa, agreden por error al pelo y además tiene un origen hormonal.

La genética, al parecer, juega un papel importante, de alguna manera, puesto que un 5% de los pacientes tiene algún familiar con esta misma alopecia, lo que hace pensar que es hereditaria. Los síntomas, por así llamarlos son: caída del cabello en la parte de la diadema, es decir, el área frontal y además, la de las patillas y la caída de las cejas. En algunos casos, hay pacientes que también pierden el vello corporal.

Generalmente, el mayor número de los pacientes, con esta afección, son mujeres postmenopáusicas, pero también se han presentado casos en mujeres que son más jóvenes y en hombres.

A las mujeres con alopecia frontal fibrosante les pueden salir unos barritos en la cara conocidos también como pápulas faciales, depresión de las venas de la frente y manchas faciales.

Para realizar el diagnóstico de la alopecia frontal fibrosante, el especialista lo puede hacer en una clínica y con la exploración con un tricoscopio. Ésta, es una alopecia, que cada vez es más común y se observa en más personas, por lo que los especialistas están más relacionados con los síntomas para diagnosticar. Solo en casos en los que haya dudas, puede ser muy útil una biopsia de piel.

Remedios caseros para la Alopecia en las mujeres

El bálsamo de cebolla está reconocido por algunas pacientes, como uno de los remedios más efectivos para evitar la alopecia en las mujeres.

Para prepararlo se hierve un litro de agua, al momento en el que llega a punto de ebullición, se le agrega la cebolla pelada. En cuanto la cebolla se ablanda bien y el agua se reduzca a la mitad, se cuela el jugo. Después de enfriar el líquido obtenido, se aplica en el cuero cabelludo y se deja durante toda la noche, para que actúe.

Otra opción natural y casera para controlar la caída del cabello, es tener una alimentación bien balanceada. Los alimentos que son ricos en zinc como las fresas, los espárragos, el apio, las patatas, los plátanos, las berenjenas o los huevos.

Alimentos beneficiosos para la alopecia

Los frutos secos como las avellanas o las nueces, las legumbres y la soja son productos ricos en cobre, por lo que deben ser incluidos en la dieta diaria, para ayudar al organismo a tener los nutrientes necesarios para evitar la caída del cabello.

Otro remedio casero y de preparación sencilla, para la alopecia en las mujeres, es agregar dos cucharadas pequeñas de pimienta roja a una taza llena de aceite de oliva. Se revuelve bien y se procede a dar masajes al cuero cabelludo, se dice que esto actúa fortaleciendo los folículos pilosos y con ello se controla la caída y el nacimiento de cabello.

(Visited 281 times, 1 visits today)

Deja un comentario