Ampollas en la lengua: ¿por qué salen? Tratamiento, tipos y más

Las ampollas en la lengua a las que también se les conoce con el nombre de aftas o llagas. Estas consisten en heridas o lesiones que duelen y molestan mucho al momento de consumir líquidos o sólidos e incluso al momento de hablar.

Ampollas en la lengua

 

Las ampollas en la lengua son muy frecuentes y por lo general, presentan una infinidad de bacterias.

¿Por qué salen las ampollas en la lengua?

A las aftas también se le aplican una diversidad de nombres tales como el que mencionamos al inicio, llagas, postemillas, fuegos en la boca.

Las aftas consisten en heridas que se desarrollan en la lengua, que por lo general, duelen intensamente y que son ocasionadas por diversos factores, que en la mayoría de los casos se le relaciona con la ingesta de alimentos muy cítricos.

Sin embargo, podemos señalar algunas causas para la aparición de llagas en la lengua tales como:

  • Sistema inmune débil
  • El uso de aparatos dentales
  • Infecciones orales y de otros tipos
  • Incremento de la temperatura corporal
  • VIH
  • Un marcado déficit de vitaminas
  • Afecciones como candidiasis
  • Estrés
Aftas, llagas, postemillas, fuegos en la boca.

Las denominadas aftas suelen desaparecer en pocos días y no es común que dejen alguna marca, no es necesario acudir al especialista para su revisión, aunque en casos cuando son muy frecuentes, se hace necesario el empleo de anestésicos tópicos para calmar los síntomas.

Sin embargo es bueno recalcar, que la higiene bucal es primordial para la salud bucal e impedir contagiarse. (Ver artículo de Herpes simple tipo 1)

Ampollas en la lengua por VIH

Cuando el VIH o Virus de la Inmunodeficiencia Humana era poco conocido, los que detectaban los primeros síntomas de la deficiencia inmunológica eran los odontólogos.

Los signos de que el sistema inmune está debilitado, son este tipo de infección, que cuando la persona se ha hecho exámenes de VIH y recibe el tratamiento indicado, este tipo de infección no le aparece. Una de las mejores maneras de saber cómo se encuentra el sistema inmune, es la revisión periódica de los dientes.

Tratamiento para ampollas en la lengua

Las ampollas en la lengua o aftas se pueden curar más fácilmente, si se mantiene un especial cuidado en la higiene bucal. El cepillado de los dientes, así como el uso de enjuague bucal, preferiblemente aquellos que entre sus componentes no tienen alcohol, por lo menos tres veces al día, contribuye en gran medida a que las aftas se curen, debido a las propiedades antisépticas que posee.

Otra forma de tratar aftas es con la aplicación de hielo, de manera directa sobre la ampolla, con el objeto de aplicar anestesia a la lengua y facilitar el consumo de los alimentos. Otro tratamiento natural es aplicar sobre la ampolla aceite de malaleuca, también conocido como Árbol del té, o también, se recomienda tener en la boca un clavo de la india o bien, tomar una cucharada de miel con extracto de propóleo, todos los días. (Ver artículo de Herpes en la boca)

El uso de enjuague bucal como tratamiento para ampollas en la lengua

Remedios caseros para las ampollas en la lengua

A continuación ofreceremos 6 remedios de preparación casera, para calmar las molestias y trastornos que ocasionan las ampollas en la lengua.

Además de la recomendación del aceite de té del árbol, la miel etc. que destacamos en los tratamientos para las ampollas, estos remedios caseros son de gran utilidad. A pesar de que las ampollas por lo general, desaparecen en un lapso entre cinco u ocho días, con estos remedios se puede lograr celeridad, en lo que se refiere a la cura y regeneración del área de la ampolla.

Remedios caseros para las ampollas en la lengua

Los seis remedios caseros a continuación, son el tratamiento ideal para las ampollas en la lengua:

  1. Cúrcuma y miel

Estos dos elementos presentan grandes propiedades antiinflamatorias, así como hidratantes y antimicrobianas, lo que contribuye en gran medida en la sanación de las ampollas.

Aplicarlo directamente en la lengua, alivia el ardor y ayuda a que la piel se regenere más rápido.

Para  la elaboración de éste remedio casero se necesitan, solo media cucharadita de cúrcuma en polvo, es decir 2 gr y una cucharadita de miel, lo que hace 7,5 gr, aproximadamente.

Se coloca la cúrcuma en una tacita y se le agrega la miel, revolviendo hasta lograr una pasta. De esta preparación se coloca un poquito en la yema del dedo y se pasa sobre la lengua. Se deja que actúe unos minutos y luego se enjuaga la boca con abundante agua. Este tratamiento se puede aplicar hasta tres veces al día.

Cúrcuma y miel para las ampollas en la lengua
  1. Aloe vera y aceite esencial

Las propiedades del Aloe vera son muy conocidas y utilizadas para la elaboración de infinidad de remedios caseros. Para las ampollas en la lengua se puede mezclar con aceites esencial, como el aceite de Árbol de té, para acelerar la cicatrización del tejido que ha sido afectado por las ampollas.

Otra propiedad que presenta el Aloe vera con el aceite esencial es la inhibición de bacterias, lo que ayuda a evitar las infecciones y la inflamación que se producen al haber una complicación de esta afección.

Para la elaboración de este remedio casero se necesitan una cucharada de gel de Aloe vera, que se obtiene extrayéndolo de lo que denominamos la penca de sábila y dos gotas de aceite esencial, que además del aceite de árbol de té, puede ser de eucalipto o de menta, y se mezclan.

Se frota la mezcla en la ampolla y se deja que actúe por lo menos dos minutos, luego se enjuaga la boca y se puede repetir hasta tres veces al día.

Aloe vera y aceite esencial para las ampollas en la lengua
  1. Salvia

La salvia presenta propiedades antisépticas, evitando la proliferación de los gérmenes, además de que ayudan a calmar el ardor por su acción refrescante.

Enjuagarse la boca con salvia, puede hacer que sea más rápido la sanción de las ampollas en la lengua.

Para elaborar este remedio casero con salvia, solo se requiere hervir una cucharada de hojas de salvia o si desean pesarlas quince gramos, en media taza de agua. Después del primer hervor, se dejan durante cinco minutos a fuego lento.

Al transcurrir los cinco minutos, se cuela y se deja que repose hasta que llegue a temperatura ambiente.

Se deben hacer buches con el líquido reposado por unos tres minutos aproximadamente. Esta operación se debe realizar cuatro veces al día.

Buches de salvia para las ampollas en la lengua
  1. Agua oxigenada

El agua oxigenada ofrece propiedades antisépticas y al combinarla con agua limpia, contribuye a higienizar la lengua, lo que evita que surja una infección en las ampollas en la lengua

Si se aplica en distintas ocasiones durante el día, ayuda a disminuir el dolor, además de que acelera el proceso de regeneración del área afectada por las ampollas.

Para aplicar este remedio casero se mezclan una cucharadita de agua oxigenada, con una cucharada de agua limpia o filtrada, se humedece un algodón y se aplica sobre las ampollas en la lengua, dejándolo actuar un minuto y se retira.

No se enjuaga la boca y se puede repetir hasta tres veces al día.

Agua oxigenada para las ampollas en la lengua
  1. Manzanilla

La manzanilla presenta propiedades analgésicas, cicatrizantes además de antiinflamatorias, por lo que sirve para aliviar la incomodidad que ocasiona la aparición de llagas en la lengua, además de refrescar la boca.

Para elaborar este remedio casero se coloca una cucharada de manzanilla en media taza de agua y se pone a hervir. Cuando hierve, se deja reposar hasta que llegue a temperatura ambiente y se cuela.

El líquido deberá ser utilizado para enjuagar la boca, con buches de tres minutos cada uno. Este tratamiento se puede aplicar hasta tres veces al día.

Manzanilla para las ampollas en la lengua
  1. Menta

Las propiedades que ofrece la menta son especialmente antimicrobacterianas. Es frecuente ver  que los extractos de la menta se encuentran entre los componentes de una variedad de remedios y enjuagues bucales. La menta, bien sea en infusión o en extracto, es muy útil en lo que se refiere al alivio del dolor que ocasionan las ampollas en la lengua.

Para este remedio casero se necesita: una cucharada de hojas de menta, hervidas en media taza de agua, durante cinco minutos. Se tapa y se deja reposar quince minutos, hasta que enfríe solo un poco. Para la aplicación se cuela y se realizan gárgaras, por lo menos dos minutos, repitiendo este procedimiento hasta tres veces al día.

Gárgaras de menta para las ampollas en la lengua

Tipos de ampollas en la lengua

Las enfermedades y heridas en la boca son, por lo general, bultos, placas o ampollas en la lengua o en la boca. A pesar de que hay una gran variedad de tipos de ampollas y problemas que se presentan en la boca, los más conocidos y frecuentes son aftas, el herpes labial, la leucoplasia y la candidiasis (aftas).

Aftas: es un tipo de llagas que salen en la lengua o en cualquier otro lugar de la boca. Cuando se trata de aftas en la lengua, por lo general se localizan debajo de la misma. Las aftas comienzan a manifestarse con un punto rojo que resulta muy incómodo, hasta que se transforma en unas ampollas abierta con una coloración amarillenta o blanca.

La duración de este tipo de ampolla es de aproximadamente de diez días y causan mucha molestia. Las causas para la aparición de las aftas son: el estrés, trastornos hormonales, las defensas bajas o enfermedad celíaca.

Aftas en la lengua

Micosis: la micosis es una infección causada por hongos, la cual puede producirse en las ampollas de la lengua. El hongo más común es el hongo Candida que es la que produce ampollas a las que se les conoce como candidiasis.

Este tipo de infección ocasiona la pérdida del sentido del gusto, además de grietas no solo e la lengua sino en el oras áreas de la boca. La micosis puede ser la consecuencia del empleo de antibióticos, mal ajuste de los diferentes aparatos dentales, etc.

Lesiones: existen lesiones que se producen, ocasionando la aparición de ampollas en la lengua, debido al consumo de alimentos excesivamente calientes, crujientes o duros, mordidas accidentales de la lengua, entre otros.

Infección de bacterias: las ampollas en la lengua pueden ser el resultado de diversas infecciones bacterianas tales como el virus Simplex. Por lo general los que padecen este tipo de infección, presentan cuadros febriles además de inflamación de los ganglios.

La infección bacteriana causada por el estafilococo, ocasiona la inflamación de las encías. Las infecciones bacterianas deben ser tratadas con antibióticos.

Factores hereditarios: como se ha mencionado anteriormente, las causas para la aparición de las aftas son: el estrés, trastornos hormonales, las defensas bajas o enfermedad celíaca, también podemos agregar a la lista el factor hereditario.

Alergias a alimentos o medicamentos

Alergias a alimentos o medicinas: una de las señales que pudieran estar indicando la aparición de ampollas en la lengua, es la que se refiere a la alergia no solo a alimentos, sino a medicinas también. Por lo que se recomienda la consulta con el especialista para determinar el tipo de ampolla y la causa que la produce.

Enfermedad de manos, pies y boca: se trata de una afección que se manifiesta principalmente en los niños y los síntomas son sarpullidos en la boca, además de en las manos y los pies, es recomendable consultar con el especialista, si el niño presenta ampollas en cualquiera de las áreas mencionadas.

Metabolismo lento: las ampollas en la lengua pueden indicar que la persona presenta el metabolismo bajo. Uno de los síntomas característico es el estreñimiento.  (Ver artículo de Sarna en las personas)

Ampollas blancas en la lengua 

Como se ha mencionado anteriormente, las aftas son pequeños abultamientos en la lengua de color blanco, que se encuentran rodeados por un área roja, que suelen doler mucho. Se ha determinado que no son contagiosas y que por lo general, son confundidas con las ampollas producidas por el herpes labial, que es producido por el virus que se denomina herpes.

La leucoplasia, por su parte, se caracteriza por tener apariencia de placa blanquecina  y densa, que se localiza en la lengua, la parte interna de la mejilla, principalmente y en las encías. Se piensa que el fumar influye en la aparición de este tipo de ampollas, así como el masticar tabaco, sin dejar de lado el hecho que las prótesis dentales, dientes rotos y mordeduras accidentales, tanto de la mejilla como de la lengua.

Ampollas de sangre en la lengua

Las ampollas de sangre son la consecuencia que ocurre cuando los vasos sanguíneos se rompen. Estos vasos sanguíneos son los que se encuentra debajo del tejido de la boca, así como de las encías, mejillas y la lengua.

Las ampollas de sangre en la lengua pueden llegar a ser muy incómodas debido a los síntomas que producen. Por lo general duelen intensamente, dificultando las actividades cotidianas tales como comer, lavarse los dientes, etc.

Leucoplacia

Ampollas en la punta de la lengua

Las llagas o ampollas que salen en la punta de la lengua, son por lo general, muy dolorosas y además hacen que sea difícil consumir alimentos, tomar líquidos y en casos graves hasta hablar.

Se caracterizan por contener una gran y diversidad de gérmenes y bacterias, que son frecuentes en la boca. Hay, como ya se ha mencionado, diferente tipos de ampollas en la lengua y en otras áreas de la boca, que son producidas por diferentes factores tales como aftas, micosis, lesiones, etc., las cuales unas presentan más complicaciones que otras.

Ampollas al final de la lengua

Las ampollas al final de la lengua son pequeños heridas en forma de granos que aparecen en los lados de la lengua y no es muy común que aparezcan en la punta y mucho menos en la parte de arriba de la lengua.

Estos granos que aparecen en la lengua, puede ocurrir en personas de cualquier edad, pero es más común verlo en niños, debido a que los niños suelen meterse en la boca las manos u otras cosas sucias.

Este tipo de ampolla no representa un trastorno muy serio para la salud bucal de las personas y tampoco suelen complicarse, pero si pueden llegar a ser muy incómodas, debido al dolor y la irritación que producen.

Ampollas al final de la lengua

Ampollas en la lengua sin dolor

Las ampollas en la lengua sin dolor no existen debido a que como hemos mencionado anteriormente, las ampollas en la lengua son heridas o lesiones que duelen y molestan mucho al momento de consumir líquidos o sólidos e incluso en el momento de hablar. Cabe destacar que en algunos casos, las ampollas son consecuencia de una infección, lo que como ya se sabe, producen inflamación e irritación.

Ampollas en la lengua y garganta

La aparición de ampollas en la lengua y la garganta, tiene diferentes posibles causas como por ejemplo la utilización de ciertos fármacos, aunque no se puede descartar la posibilidad de que el paciente presente una infección bacteriana o viral, es por ello que se recomienda la consulta con el especialista, que incluso podría ser un gastroenterólogo , con la finalidad de determinar la causa por la cual aparecieron las ampollas.

Los síntomas de las ampollas, indiferentemente de las causas, son por lo general, ardor, mucho dolor, inflamación, grandes molestias para comer, tragar y hasta para hablar.

La estomatitis aftosa es una de las causa por la cual se producen ampollas en la lengua. Consiste en una afección que no se contagia y que además puede aparecer dos veces en un mes. Las ampollas o aftas por lo general son blanquecinas o amarillas, rodeadas de un color rojizo y salen principalmente en la lengua, garganta, boca, encías, labios y parte interna de las mejillas.

Como tratamiento para las ampollas en la lengua y garganta, usualmente se emplean fármacos que contribuyan con la cicatrización de las lesiones, además, antiinflamatorios como el Amlexanox, antibióticos como Minociclina y anestésicos como la Benzocaína. También se recomienda el uso de enjuagues bucales que actúan como antisépticos, además de calmar el dolor.

Ampollas en la lengua en niños

Las ampollas en la lengua en los niños, según los especialistas, consisten en pequeñas heridas que se producen en los tejidos de la lengua y otras partes de la boca, las cuales, por lo general, son muy dolorosas.

Hay una diversidad de factores que son responsables de la aparición de llagas en la lengua.

Generalmente, las aftas o ampollas en los niños, se localizan principalmente en la parte interna de las mejillas, en los tejidos de las encías o en los bordes de la lengua. Por lo general, las ampollas en la lengua en el caso delos niños, se producen debido a lesiones ocasionada por el roce con los dientes o golpes.

Otro factor que influye en la aparición de llagas en la lengua, específicamente en los niños, son las infecciones víricas, las cuales ocurren frecuentemente en los niños. Cuando es así, las ampollas se esparcen por toda el área bucal, hasta la garganta y en la mayoría de los casos, se presenta un cuadro febril.

Ampollas en la lengua en niños

Si la fiebre es muy alta y constante, el niño pierde el apetito y deja de tomar líquidos, debido al dolor y esta afección podrá ser tomada como la patología de gingivoestomatitis herpética, ocasionada por el virus del herpes.

Hablamos de una infección autolimitada, que quiere decir, que durará el tiempo que es usual para la afección y que no hay factores que intervengan para prolongarla. Esta afección por lo general, se cura sin producir consecuencias, pero que ocasiona muchas molestias e incomodidad y puede que se complique con cuadros de deshidratación debido a la disminución del consumo de líquidos.

Otra característica es la presencia de granitos o llaguitas en todo el cuerpo pero específicamente en manos, pies y boca, que podría ser una infección originada por el virus de la familia Coxsackie, que son los causantes de la enfermedad boca-mano-pie. (Ver artículo de Sarpullido en los niños)

Virus de la familia Coxsackie, causante de la enfermedad boca-mano-pie.

Ampollas en la lengua en bebés

Las ampollas en la lengua en los bebés, generalmente son producidas por una fuerte reacción a las bacterias que se localizan en la boca del bebé, también por las amígdalas infectadas, deficiencia de hierro, de la vitamina B12 o de ácido fólico.

Las ampollas o aftas en los bebés son pequeñas úlceras de color blanco o en algunos casos rojo, que se producen en la boca del bebé y muy particularmente debajo de la lengua. En algunos casos, su tamaño es como el de la cabeza de un alfiler, pero en otros puede crecer hasta cuatro veces más.

Las aftas en bebés pueden aparecer varias al mismo tiempo o solo una. Así como aparecen, se desaparecen, pues por lo general, se curan solas, en poco más de una semana.

El proceso de curación comienza, cuando las ampollas comienzan a ponerse blanquecinas, aunque debe tomarse en cuenta que las ampollas volverán a aparecer de nuevo en cualquier momento. (Ver artículo de Sarpullido en los bebés)

Ampollas o aftas en la boca de los bebés

Biodescodificación

La Biodescodificación ofrece una nueva pauta para el momento en el que se enfrenta una afección, debido a que ésta ofrece una nueva alternativa de autocuración, que se basa en que las patologías son manifestaciones físicas de algún trauma emocional.

La Biodescodificación afirma que las patologías como tal no existen y que son creadas por el cerebro como medida de supervivencia bilógica, razón por la cual los diferentes organismos se amoldan al estrés que vive cada uno de los seres humanos.

Biodescodificacion

Biodescodificación – aftas / llagas bucales

En cuanto a la aparición de aftas o llagas en la boca, afirma que se viven etapas divididas en Supervivencia y Relación.

La etapa de supervivencia consiste en determinar el conflicto emocional que se está viviendo.

Estos conflictos podrían ser:

  • Alejarse del pecho de mamá.
  • Conflicto de no poder agarrar o dejar el trozo, la presa o el bocado.

Para los niños significaría alejamiento de la madre, vinculando el pecho con el amor de mamá. Además de sentirse obligado a comer lo que se le ofrece.

En los adultos el conflicto viene por el qué dirán si no consigue algún objetivo, por no poder decir la verdad, por no hablar de los problemas y no revelar un secreto.

Terapia de Biodescodificación

Si el afta es en la mejilla izquierda el problema es familiar, si es en la mejilla derecha, el problema es profesional y si es en ambas mejillas, es por no poder decir la verdad.

Cuando la ampolla es en la lengua, hay una verdad que no se quiere decir. En los labios una verdad que da miedo decirla, en las encías una verdad personal que irrita y en la garganta una verdad que no se pudo asimilar.

La emoción biológica oculta es la incomodidad por decir las cosas, enojo por decisiones equivocadas y temor al qué dirán.

Llagas bucales

Aquí ya entra la etapa de la relación. La emoción biológica oculta cosiste en:

  • Contenerse de decir algo, reteniendo las palabras en los  labios.
  • Inclinación a culpar a otros.

Solución para liberar esa emoción biológica:

  • Amarse y aceptarse tal cual uno es.
  • Decir las cosas sin temores ni vergüenza.
  • Hablar siempre con la sinceridad.
  • No guardar secretos.

(Visited 56 times, 1 visits today)

Deja un comentario