Ampollas en los genitales: ¿por qué salen? Femeninos, masculinos y más

Ampollas en los genitales son ocasionadas, por lo general, por un virus infeccioso que se conoce como herpes genital, el cual consiste en una infección causada por un virus que produce ampollas y llagas en el área genital. También hay otras causas como roce, quemaduras entre otras.

Ampollas en los genitales

Además es una afección que puede suceder tanto en hombres como en mujeres.

¿Por qué salen las ampollas en los genitales?

Las ampollas en los genitales pueden ser producidas por una patología de transmisión sexual que es ocasionada por el virus del herpes simple. Sin embargo hay otras enfermedades en la piel que también pueden ser la causa de la aparición de ampollas

El contagio se produce cuando hay contacto directo con el contenido de las ampollas que se encuentran en los genitales, pero que también pueden aparecer en los muslos, y el ano. El contenido de estas ampollas se pone en contacto con otras áreas del cuerpo o de otras personas, cuando son reventadas por algún tipo de fricción o roce ocurrido. Los primeros síntomas que se detectan son irritación, picazón, dolor y malestar. Todos los síntomas antes mencionados, aparecen días o solo un poco antes de que broten las ampollas.(Ver artículo de Herpes genital)

En los genitales femeninos

Las ampollas en los genitales femeninos, por lo general se forman en la parte más externa de la vagina, aunque también hay casos de que se forman en los labios menores, labios mayores, clítoris y en el pubis.

Este tipo de ampollas se producen por roce, quemaduras o por un virus infeccioso.

Cuando van a aparecer las ampollas en los genitales femeninos, la mujer puede experimentar una sensación de adormecimiento en la zona, dolor e irritabilidad.

Las ampollas vaginales pueden aparecer en cualquier mujer. Aunque la mayoría de los casos vienen por transmisión sexual, hay mujeres que no tienen vida sexual activa y pueden presentar ampollas en su vagina. Las causas en el caso de mujeres no activas sexualmente pueden deberse a vellos afeitados que crecen dentro de la piel y no logran salir a la superficie, infecciones, roces o glándulas sudoríparas obstruidas.

Las ampollas en la vagina pueden localizarse en la vulva. Por lo general, no se notan, hasta que se rozan o se frotan. Generalmente, este tipo de ampollas, no presentan dolor, pero si se palpan pueden ocasionar dolor. Las ampollas que se encuentran en los labios vaginales, solo dolerán si son tocadas.

La vulva está formada por los órganos sexuales primarios externos de la mujer. Por otro lado, los órganos primarios sexuales de la mujer son: monte de Venus y los labios mayores externos, los labios menores internos, el clítoris y el vestíbulo vulvar,  con las salidas de la vagina, la uretra y las glándulas vestibulares. Las ampollas en la vagina, son como bombas  de gel llenas de agua o sangre y su apariencia varía entre forma circular u ovular, muy parecidas a las ampollas comunes que salen en otras partes del cuerpo.

El color de las ampollas vaginales dependerá del líquido que contengan, si es sangre, serán rojizas y si es agua, serán claras. Por lo general, no representan peligro alguno, a menos de que sean por infección adquirida por transmisión sexual; en este caso, desprenderían mal olor y segregarían pus, motivo suficiente para acudir al especialista. (Ver artículo de Herpes genital femenino)

Causas

Como ya se ha mencionado, las causas principales de la aparición de ampollas en los órganos genitales de la mujer, pueden ser debido a roces, vellos mal afeitados, infecciones y glándulas sudoríparas obstruidas, sin embargo hay causas un poco más específicas, las cuales se mencionan a continuación.

Entre las principales causas por las que aparecen ampollas en los genitales femeninos se pueden destacar las siguientes:

1. Enfermedades infecciosas o de transmisión sexual (ETS).

Una de las enfermedades infecciosa más frecuente es, como ya hemos mencionado, el herpes genital, el cual presenta dos tipos: el VHS-1 y el VHS-2.

2. Lesiones vaginales a causa de las relaciones sexuales.

Este tipo de lesiones pueden producirse debido a poca o ninguna lubricación para el momento del acto sexual. La lubricación para el acto sexual es importante, debido a que la vagina tiende a resecarse, lo que podría ocasionar lesiones vaginales al momento de la penetración.

Resultado de imagen para 2. Lesiones vaginales a causa de las relaciones sexuales.

3. Mala nutrición o estrés.

La mala alimentación o el estrés pueden influir en la salud de la vagina, por lo que puede llevar a la formación de ampollas.

4. Llevar ropa inadecuada

Esto se refiere al uso de prendas de vestir muy apretadas, de tela sintética, etc.

Una recomendación que se hace para prevenir la aparición de ampollas, es usar prendas íntimas de algodón, las que son de material sintético pueden producir hongos y bacterias, lo que hace que se aparezcan ampollas e infecciones, como la sistiti, por ejemplo.

Causas de las ampollas en los genitales femeninos

5. Actividades que generen fricción en la vagina.

Hay ciertas actividades que pueden producir cierto roce o fricción en el área de los genitales femeninos, lo que hace posible la aparición de ampollas en la zona. Para que esto no ocurra se recomienda llevar ropa ancha y transpirable, es decir hecha de algodón.

6. Quemaduras leves.

Las quemaduras leves consideradas quemaduras de primer grado, solo perjudican a la epidermis, que es la capa externa de la piel. El área de la quemadura, presenta una coloración roja, que arde al tacto, seca y generalmente sin ampollas. Por ejemplo, las quemaduras leves del sol.

No es frecuente que el daño que se produce en la piel, sea tan grave, que haga salir ampollas, pero hay casos en los que la piel es muy sensible que a pesar de tener una quemadura leve, presentan pequeñas ampollas, además del enrojecimiento de la piel. En la mayoría de los casos, las quemaduras superficiales de primer grado son ocasionadas por lo siguiente:

  • Quemadura leve causada por el sol
  • Quemaduras por explosión, una explosión repentina y breve de calor

Imagen relacionada

7. Obstrucción en glándulas sudoríparas.

La glándula sudorípara es una glándula​ que se ubica en la dermis reticular e hipodermis y está formada por dilatados y estrechos conductos, sellados por la parte inferior, donde se apiñan, formando una bola.​ Por los poros que se destapan al exterior, secretan el sudor, grasa sobrante líquida, con sabor salado, y una textura parecida a la orina. Las glándulas sudoríparas forman parte de las faneras o anexos cutáneos.

Para prevenir la aparición de ampollas en los genitales, es importante reconocer el origen.

Ampollas en los labios genitales

Las ampollas en los labios genitales por lo general, pasan desapercibidas. Al igual que el resto de las ampollas vaginales, no duelen a menos que se toquen. Son producidas por infecciones contraídas, generalmente, durante las relaciones sexuales, sin protección.

Si las presenta una mujer sin actividad sexual, entonces puede ser que el origen de las ampollas sea de otra índole, tal como la inflamación que se produce cuando se afeita un vello y se encarna porque no logra salir a la superficie, otro tipo de infección, fricción, entre otras.

Diagnóstico y tratamiento

Lo más recomendable cuando aparecen ampollas en los genitales es acudir el especialista, quien indicará el tratamiento más apropiado para cada caso determinado.

Si la causa de la aparición de la ampolla es desconocida, el especialista puede hacer pruebas de sangre o realizar un cultivo, por medio de una muestra de piel, con la finalidad de, por medio del laboratorio, identificar el tipo de bacteria puede estar ocasionando el problema.

Luego de obtenido los resultados, el especialista indicará el mejor tratamiento a aplicar. Por lo general, el tratamiento suele ser basados en normas de cuidados personales que se deben seguir con atención.

Las normas o consejos que te ofrece el especialista son:

  • Adecuada y profunda higiene íntima.
  • Cambiar la ropa íntima frecuentemente.
  • Evitar duchas de agua muy caliente para evitar irritación.
Diagnóstico y tratamiento de las ampollas en los genitales femeninos.

Ampollas en los genitales masculinos

Son ampollas llenas de líquido que aparecen en el glande, escroto, es decir, la membrana que recubre los testículos, o en la uretra masculina. La principal causa de aparición de las ampollas genitales, es infección por contacto sexual.

Estas ampollas o vejigas, presentan enrojecimiento, picazón, e inflamación en el pene o el escroto, en la uretra son menos frecuentes. Pueden aparecer una ampolla o varias al mismo tiempo.

Las ampollas en los genitales masculinos, pueden ser de origen infeccioso o no. Las que pertenecen al origen infeccioso son:

Chancroide o chancro blando, Linfogranuloma venéreo, Granuloma inguinal (donovanosis) y VIH, algunas de estas infecciones, no solo producen ampollas en los genitales, también pueden producirlas en otras partes del cuerpo. (Ver artículo de Herpes genital masculino)

Resultado de imagen para ampollas en el pene

Por otro lado, las ampollas en los genitales masculinos que no son de origen infeccioso, son producidas por otro tipo de afección, tales como: Enfermedades autoinmunes, Neoplasias y procesos cancerosos.

Además de otras causas como medicamentos, tales como los antibióticos, que pueden ocasionar eritema, lo cual consiste en la aparición de ampollas en el pene. Lesiones producidas en accidentes, por mordeduras, etc. y algunas afecciones de la piel como pénfigo y dermopatías pruriginosas, entre otras.

Lesiones en la piel del pene

El pene o glande puede sufrir distintas afecciones que pueden deteriorar la salud del área genital de los hombres, específicamente, lesiones en la piel que recubre el pene. La primera recomendación que se hace en casos, en los que se hace presente una ampolla o cualquier otro indicio de afección, es ir al especialista.

Imagen relacionada

El especialista es el indicado a determinar el tipo de afección y el tratamiento más adecuado para cada caso. Pues lo primero que debe hacerse antes de aplicar cualquier tratamiento es reconocer el origen de la afección.

Al igual que las lesiones en los genitales femeninos, son las patologías por transmisión sexual. Sin embargo hay otra serie de trastornos ocasionados por dermatitis, psoriasis, dermatitis de contacto o reacciones alérgicas a fármacos determinados. Las infecciones por hongo, son menos frecuentes.

Lesiones en la piel del pene

Los diferentes tipos de lesiones en el pene o glande son conocidas como balanitis candidiásica, las cuales se caracterizan por presentar síntomas de picazón, enrojecimiento y por último, la aparición de las ampollas.

Para esta afección el tratamiento se basa especialmente en la higiene y limpieza profunda del área afectada. Se recomienda aplicar abundante agua y jabón para luego aplicar en el área afectada cualquier tratamiento que haya sido prescrito por el especialista, por unas tres semanas aproximadamente o hasta que desaparezca la afección.

Una recomendación especial, es que la pareja se aplique el mismo tratamiento como medida de prevención.

Tratamiento para las ampollas en los genitales

El tratamiento de las ampollas en los genitales, puede llevarse a cabo en la casa. Si las ampollas provienen de un virus infeccioso, se puede tratar con pastillas antivirales tales como Aciclovir, Famciclovir o Valaciclovir, por un tiempo aproximado entre 10 y 14 días. De igual forma, es recomendable que antes de aplicar cualquier tratamiento, acuda al especialista, es decir, el urólogo para hombres y ginecólogo para las mujeres.

Aparte de los antivirales, también hay cremas que pueden ser aplicadas en las áreas enfermas, las cuales se recomiendan usar durante cinco días nada más, además se aconseja que el mismo tubo no sea empleado por la pareja para que no se transmitan la infección, de uno a otro.

Tratamiento para las ampollas en los genitales

Tratamiento natural

Además del tratamiento indicado por el especialista, hay tratamientos naturales que pueden combinarse con el tratamiento médico, para acelerar la curación de las ampollas. Uno de los tratamientos naturales más recomendados es el baño de asiento de mejorana o con hamamelis, debido a sus propiedades que contribuyen a aliviar el dolor y la inflamación, además de poseer propiedades anitvirales también.

Pero existe una gran variedad de tratamientos naturales y caseros, como los que presentamos a continuación:

Extracto de propóleo para curar las heridas

El extracto de propóleo resulta ideal para cicatrizar heridas, debido a sus propiedades anitivirales y reparadoras, por lo que disminuirá el tiempo de vida de la ampolla, mientras que acelera la cicatrización de la piel en donde se encontraba la ampolla.

Este remedio natural y de fácil aplicación se compra libremente en farmacias o donde vendan productos naturales, solo presenta la recomendación de que personas alérgicas al propóleo, deben abstenerse de usarlo. Para la aplicación de este magnífico remedio para las ampollas en los genitales, solo se deben aplicar tres a cuatro gotas sobre las ampollas tres veces diariamente.

Extracto de propóleo para curar las ampollas en los genitales

Té de zarzaparrilla para evitar la inflamación

El té de zarzaparrilla además de ayudar con la inflamación, sirve para acelerar la cicatrización de las heridas que puedan causar las ampollas. Este remedio casero se puede usar como bebida dos o tres veces al día, o aplicar directamente en el área afectada.

Para la elaboración de este remedio natural solo se necesitan veinte hojas secas de zarzaparrilla y una taza de agua. Se coloca el agua a hervir y cuando llega a punto de ebullición, se apaga el fuego, se le agregan las hojas y se tapa hasta que alcance una temperatura media. Seguidamente se cuela y se toma o se aplica en el área afectada para lavar la zona.

Té de zarzaparrilla para las ampollas en los genitales.

Té de hierba mora para secar y cicatrizar

La hierba mora también es llamada tomatillo del diablo y consiste en una planta medicinal, que ha resultado excelente para enfermedades serias de la piel como la culebrilla y las ampollas en los genitales.

Para preparar el té de hierba mora se necesitan cinco hojas picadas y una taza de agua. Se colocan en una cacerola al fuego y se deja que llegue a punto de ebullición durante diez minutos. Se deja enfriar la preparación a temperatura ambiente y una vez fría la preparación, se procede, con la ayuda de una gasa o algodón, a frotar levemente las ampollas.

Otra manera de aplicar la hierba mora en las ampollas es como una compresa que se colocan sobre las ampollas y se dejan actuar por una lapso de cinco a diez minutos. El té de hierba mora, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, es útil para secar las ampollas, cicatrizarlas y aliviar la irritación que estas producen.

Té de hierba mora para las ampollas en los genitales

Té negro para reducir la picazón y el ardor

El té negro es una planta que tiene valiosas propiedades antiinflamatorias y antivirales que contribuyen al alivio del picor y la irritación, además que ayuda a acelerar la cicatrización.

Si se aplican bolsas de té negro sobre las ampollas dos o tres veces al día, se solucionarán los principales síntomas que producen las ampollas en los genitales. Para la elaboración de este remedio natural casero se necesitan dos bolsas de té negro y medio litro de agua.

Se colocan en una cacerola el medio litro de agua y las bolsas de té y se dejan hervir por unos minutos. Se retira del fuego y se deja enfriar un poco y se aplica sobre las ampollas.

Té negro para las ampollas en los genitales.

Té de flores de caléndula para aliviar la incomodidad y la picazón

La Caléndula es una flor que posee propiedades antiinflamatorias, antisépticas y cicatrizantes, lo que favorece a la higiene, desinfección y cicatrización del área donde se encuentran las ampollas.

Para la elaboración de este remedio natural solo se necesita agregar dos cucharaditas de flores de caléndula en una taza de agua hirviendo, se tapa y se deja reposar por unos quince minutos aproximadamente. Una vez transcurrido ese tiempo, se cuela el té y se empapa una gasa o una mota de algodón y se aplica sobre el área afectada, dejando que el té actúe unos diez minutos aproximadamente.

Este remedio contribuye a reducir los síntomas de ardor y picazón que producen las ampollas en los genitales, se puede aplicar tres veces al día.

Té de flores de caléndula para las ampollas en los genitales

Jarabe de Bardana para sanar las heridas

La Bardana consiste en una planta con propiedades medicinales que resultan muy favorables para diferentes afecciones de la piel. La Bardana actúa como antibacterial, antiinflamatorio y analgésico, además de contribuir con la cicatrización de las heridas dejadas por las ampollas.

Para elaborar este jarabe se necesita una cucharada de Bardana, una taza de miel y una taza de agua hirviendo. Se colocan la Bardana y el agua hirviendo en un bol y se deja reposar durante quince minutos, pasado este tiempo se cuela y se le agrega la miel, revolviendo constantemente hasta obtener una mezcla homogénea.

El jarabe de Bardana se puede tomar hasta tres veces al día para acelerar la curación de las ampollas en los genitales.

Jarabe de Bardana para las ampollas en los genitales

Ajo antibiótico natural

El ajo es un alimento con grandes propiedades medicinales que sirve para muchas enfermedades, incluyendo las afecciones de la piel. El ajo actúa como un antibiótico natural y es muy favorable para el tratamiento de ampollas.

También presenta propiedades antimicrobianas y antiinflamatórias, lo que es de mucha utilidad en las enfermedades cutáneas, debido a que contribuye a secar y cicatrizar las heridas que dejaron las ampollas.

Para la aplicación de este remedio natural y casero solo se requiere cortar un diente de ajo por la mitad y pasarlo directamente sobre la ampolla y el área circundante, también puede rallar varios dientes de ajo y preparar una pasta para aplicarla sobre la zona afectada.

En el siguiente vídeo se muestra la utilidad del ajo para las infecciones de hongos que se producen en hombres mayores y en casos muy extraños en hombres jóvenes. También ofrece una serie de productos que pueden ser ingeridos o aplicados directamente para eliminar la infección.

El tratamiento natural anteriormente expuesto, son las alternativas, además de naturales, caseras, que contribuyen como complemento del tratamiento médico, recomendado por el especialista. Cabe destacar que el tratamiento por el especialista no debe ser sustituido por ningún tratamiento alternativo, los remedios naturales complementan pero nunca podrán sustituir el tratamiento clínico indicado por el especialista.

Ampollas de agua

Las ampollas o como también se les conoce flictenas, consisten en unas bombas  que aparecen en la piel. Estas vejigas contienen en su interior un líquido traslúcido, por lo general, pues también pueden ser rojizas, por presentar sangre en su interior.

Las ampollas aparecen cuando hay alguna lesión en la piel, debido a que es una respuesta del organismo, el cual actúa como defensa con la aparición de las ampollas de agua. La piel que está deteriorada es la que está a la vista, por medio de la sangre recibe los nutrientes que requiere la piel, para formar una nueva capa, hasta que la ampolla desaparece y queda la piel ya regenerada. (Ver artículo de Ampollas por quemaduras)

Ampollas de agua en los genitales

Causas de las ampollas de agua

Las ampollas de agua, en general, tienen diversas y diferentes causas que las producen. Entre las principales podemos destacar:

  • Roce. Es la causa más común. Este tipo de ampollas por roce, se producen por fricción lo que ocasiona que la piel se lesione. Un ejemplo puede ser cuando se hace una larga caminata con un zapato inapropiado, es probable que en el área donde hubo más roce, surja una ampolla de agua.
  • Quemaduras solares. Como es bien sabido, la exposición al sol en exceso, es perjudicial para la piel, debido a que la quemadura que se produce puede terminar con la aparición de una ampolla.
  • Quemaduras químicas. El contacto de la piel con productos que contienen sustancias químicas que están contenidas en detergentes, artículos de limpieza, productos para la higiene personal, etc. Las ampollas de agua son la respuesta del organismo que reacciona frente al ataque del químico.
  • Escaldaduras. Consisten en las quemaduras que se producen con el contacto de la piel con líquidos excesivamente calientes. Por ejemplo, una quemadura producida por cierta cantidad de agua hirviendo en cualquier parte del cuerpo, producirá la aparición de una ampolla de agua.
  • Congelamiento. El congelamiento consiste en una herida grave que se produce en la piel, cuando los tejidos son expuestos al frío extremo o si alguna parte del cuerpo entra en contacto con algún elemento cuya temperatura sea fría en extremo.
  • Dermatitis de contacto. Como se sabe la dermatitis de contacto es una reacción de la piel a ciertos elementos alérgenos que producen una respuesta, en algunos casos inmediata, con la aparición de ampollas de agua, que se caracterizan por producir inflamación, irritación y dolor.
  • Patologías infecciosas. Algunas  patologías infecciosas como la varicela,  producida por el virus varicela-zoster (VZV), pueden producir ampollas de agua.

Imagen relacionada

Como se menciona anteriormente, existen diversas causas por las que se aparecen las ampollas de agua en distintas partes del cuerpo. En el siguiente vídeo un especialista explica otra posible causa de la aparición de las ampollas de agua, además de aportar consejos en lo que se refiere al tratamiento y la alimentación más recomendable.

(Visited 3.251 times, 5 visits today)

Deja un comentario