Herpes en la axila: causas, síntomas, tratamiento y más

En este artículo aprenderás todo sobre el Herpes en la axila, sabrás qué es, cómo prevenirla y tratarla. Cuando se padece ésta patología, se convierte en una desagradable molestia.

 

Causas del Herpes en la axila

El Herpes en la axila podrá ser provocado o contagiado por un paciente que este presentando su fase activa y tenga brote intenso del herpes zóster. Y que por una u otra razón este en contacto directo con la persona sana.

Se describirán innumerables factores que son los posibles desencadenantes de la re-activación del VVZ. Todos ellos cursaran con una baja de la capacidad del sistema inmunitario, para que continué manteniendo este virus en su estado latente.

Entre los diversos factores se encontraran la edad, el estrés emocional intenso, las enfermedades graves, los traumatismo medulares, los inmunosupresores y los corticoterapia.

Pero cabe destacar que los eventos patogénicos que conducirán a la reactivación aún son muy poco conocidos. Se han registrado casos de exacerbaciones debidas además a los daños en la piel como los pinchazos, los rascados y las mordeduras en áreas más sensitivas de la piel, como son las axilas, los pezones y las orejas.

Durante la latencia, el virus podría reactivarse sin provocar un cuadro clínico al no estar inmunocomprometido el paciente. La respuesta inmune neutralizaría al agente infeccioso antes de causar un daño celular apreciable.

En otros casos, el control de la infección se retrasará, y lograran que el virus se multiplicase hasta provocar una sintomatología dolorosa, pero sin llegar a que se desarrollen manifestaciones cutáneas.

Pero deberá descartarse la escabiosis, que es muy común en las axilas por que es un pliegue.

¿Qué son las axilas? 

La axila es la zona del cuerpo que esta localizada  debajo de la unión entre el hombro y el brazo.

Bien se sabe que tanto en los hombres como en las mujeres les crecerá bello en esa zona, pero por cultura general en las mujeres no está bien visto estéticamente, es por ello que las mujeres se depilaran esta zona para sentirse más cómodas y limpias.

Por lo general, las axilas serán propensas a sudar, por lo que la mayoría de las personas utilizaran distintos métodos para mantener aseada la zona axilar. A menudo, se asocia el vello de la axila a la sudoración, pero sin embargo, aunque estén depiladas, las axilas sudaran por contener en la zona glándulas sudoríparas que generaran el olor característico.

Síntomas y tratamiento

  • Se presenta cefalea.
  • Hay Fiebre.
  • Malestar general.
  • Prurito.
  • Dolor en la zona afectada.
  • Vesículas.

Hasta el día de hoy no ha aparecido ningún tratamiento curativo, ni es posible que se elimine de forma total el virus del organismo.

Pero cabe destacar que existen tratamientos que pueden solo calmar los síntomas, y reducir la duración y la gravedad del proceso. El tratamiento suele ser necesario para la complicación de la neuralgia post-herpética.

Herpes en los pies

Sin embargo, ciertos estudios sobre el dolor que se siente una vez que ha desaparecido la erupción, mostraran que, sin tratar, la neuralgia post-herpética es muy poco común en personas menores de 50 años y desaparece en poco tiempo.

En los afectados mayores de 50 años, el dolor desaparecerá más lentamente, pero inclusive en personas mayores de 70, el 85 % no padecerá dolor pasado un año luego su ataque de herpes zóster.

Analgésicos

Los pacientes con un dolor muy leve a uno moderado podrán ser tratados con analgésicos de venta directa. Las lociones tópicas que contienen calamina se podrán usar sobre la erupción. En ciertas ocasiones, el dolor intenso podrá requerir de una medicación opioide, como la morfina.

Luego que las lesiones hayan creado una costra, se pueden aplicar las cremas con capsaicina. El uso tópico de lidocaína mayormente disminuye el dolor, la administración de gabapentina con antivirales puede producir un alivio del Herpes en la axilas y la neuralgia posherpética.

Los Antivirales

 

El aciclovir inhibirá la replicación del ADN viral, y se usara tanto como tratamiento, como para la prevención.

Mientras dura la fase aguda, será recomendado un fármaco para que su administración sea vía oral, ya que ha demostrado ser el más eficaz para que pueda reducir  la progresión de los síntomas, pero también ayudará a prevenir la neuralgia post-herpética.

Otros antivirales usados son el valaciclovir y el famciclovir, que son los que tienen una posología un poco mas accesible que el antes mencionado. Estos son fármacos precursores del aciclovir, por ello con dosis más regulares, se logran concentraciones superiores en el organismo, que tendrán un efecto más duradero que el aciclovir.Herpes en el cuello

El valaciclovir tiene una formula parecida al aciclovir, pero es mucho mejor con respecto a la disminución de la incidencia y la duración del Herpes en las axilas y en la neuralgia posherpética. El famciclovir no ofrecerá mejoras en el dolor agudo o crónico, pero sí acelerara la cicatrización de las lesiones.

La brivudina es otro de los fármaco que inhibirán la función de las ADN polimerasas cuando se une al ADN vírico, lo que impedirá que se replique el virus. Se tratara de un antiviral no nefrotóxico más potente que el aciclovir. El número de dosis recomendadas es de una al día, lo que hace que su posología sea bastante más cómoda.

También, ha demostrado una baja incidencia de recaída del Herpes en las axilas y en la neuralgia posherpética superior a la del aciclovir.

Esteroides

La administración oral de corticosteroides se utiliza con mucha frecuencia en el tratamiento de la infección, a pesar de que los ensayos clínicos con este tratamiento son muy poco convincentes.

Los asociados a los fármacos antivirales, la ACTH, la prednisona, la prednisolona y la triamcinolona han demostrado ser muy buenos en la disminución del dolor durante la fase aguda del Herpes en las axilas y del herpes zóster, y así ayudará a mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Pero cabe destacar, que no modificarán la evolución o la curación de las lesiones cutáneas, ni afectaran al desarrollo del Herpes en las axilas ni en la neuralgia postherpetica.

Otros fármacos

La cimetidina, uno de los fármacos usados para patologías gastrointestinales, tendrán eficacia mostrada en la disminución de la gravedad del cuadro, si bien aún no se ha aprobado su uso para el herpes zóster.

Por otro lado, se ha demostrado que la cimetidina y el probenecid reducirán el aclaramiento renal del aciclovir. Los estudios han demostrado que estos fármacos reducen la metabolización de valaciclovir a aciclovir.

El aclaramiento de aciclovir se disminuyó en un aproximado de veinte y cuatro y treinta y tres por ciento,24 %  respectivamente con cada fármaco, y la escala aumentaba los niveles plasmáticos máximos de aciclovir en un ocho y un veinte y dos por ciento. Las modificaciones farmacocinéticas no afectarán la seguridad del valaciclovir.

Es debido a una tendencia del aciclovir al precipitarse en los túbulos renales, la combinación de estos fármacos deberán realizarse con precaución, y muy especialmente en pacientes con insuficiencia renal. Ver Articulo: Aprende todo sobre el Tratamiento del Herpes Zóster

Terapias complementarias

Algunas otras opciones son las terapéuticas, como las enzimas digestivas, éstas eran usadas antes de la era de los antivirales. Las enzimas pancreáticas fueron una opción terapéutica en distinto países, y fueron llevadas a cabo múltiples investigaciones con resultados prometedores.

En Alemania se llevó a cabo un estudio clínico, en el que se pudo conocer que el tratamiento realizado con tripsima, papaína y quimiotripsina estaban en la misma escala de eficacia que el método farmacéutico de la aciclovir. Los ensayos clínicos se unieron a la idea de que la terapia enzimática oral es provechosa en pacientes que también tienen patologías con un aumento de la producción de factor de crecimiento tumoral-beta (β-TGF).

Por otro lado, se ha encontrado un aumento de los niveles de β-TGF en pacientes con VVZ. Parece ser que los preparados enzimáticos aceleraran a la descomposición de los complejos inmunes y fortalecerán el sistema inmunitario.

 

Además se ha demostrado que al utilizar los aminoácido lisina inhibe la replicación del VVZ.

Los síntomas de los pacientes recurrentes de herpes zóster e igualmente para los que sufre Herpes en las axilas a los que se les ha administrado este aminoácido son menos graves.

También, las lesiones se resuelven antes. Los síntomas que mas afectan

y causan dolor, mayormente suelen ser aliviados exitosamente con fitoterapia, para que esto se lleve a cabo, debe obtener medicamentos naturales y otros más efectivos con los tratamiento naturales, son los baños con agua tibia y el secado de las llagas con aire frío.

El cambio de manera abrupta de la temperatura provoca que las llagas se sequen y desaparezcan antes de lo que cualquier persona pensaría.

Cuando se trata de un herpes zóster, tienes la opción de aplicar compresas de agua caliente encima de la zona a tratar o, en el caso de herpes genital, puedes tomar baños de asiento con agua tibia y luego dejar que la zona tome aire frío del método que mejor le resulte. Esto ayudará a que las llagas y las heridas sequen muy rápido, y a que la picazón y las molestias terminen antes de lo pensado.

Herpes en pecho y axila

Es una enfermedad muy dolorosa que es provocada por el mismo virus tipo herpes que ataca las diversas partes del cuerpo desde los genitales a la cabeza solo que se dividen en dos; herpes simple y herpes zóster que es el causante de la varicela (virus varicela zoster). Algunos la llamarán “culebrilla”. Este herpes ataca diversas partes del cuerpo entre ellas, el pecho y las axilas.

Al igual que otros virus tipo herpes, el virus de la varicela zóster cuenta con la infección primeramente, la varicela suele pasar por una etapa donde no se presenta ningún síntoma de que se encuentra en nuestro organismo. Para después, sin indicio alguno, reactivarse y provocar el brote.

Alrededor del veinte por ciento de los pacientes con esta enfermedad como lo es la varicela desarrollarán la culebrilla. Esta suela aparecer entre el pecho y las axilas de los pacientes. Dicha reactivación suele ocurrir más habitualmente en personas que tienen un sistema inmunológico debilitado. Esto incluirán a los pacientes con VIH+ y a los adultos mayores de cincuenta años de edad.

El herpes zóster vivirá en el tejido nervioso. Los episodios de herpes zóster empiezan con una comezón, el adormecimiento, la sensación de hormigueo y el dolor severo y a la manera de un cinturón, en el pecho, la espalda o alrededor de la nariz y los ojos. En casos raros, el herpes puede llegar a infectar los nervios de la cara o del ojo.

Esto puede causar erupciones alrededor de la boca, en el rostro, el cuello, el cuero cabelludo, en el interior y alrededor de las orejas o en la punta de la nariz.

Los episodios de culebrilla o herpes zóster por lo general ocurrirán de un solo lado del cuerpo. En pocos días, una erupción en la piel aparecerá en el área relacionada al nervio inflamado. Se formaran pequeñas ampollas llenas de líquido.

Luego se abrirán y se formaran las costras. Si se rasca las ampollas, la piel puede infectarse. Esto habitualmente requiere tratamiento con antibióticos y puede dejar cicatrices.

En la mayoría de los casos el salpullido desaparecerá en par de semanas, pero a veces el dolor intenso puede permanecer durante meses o años. A esta condición se le conoce como neuralgia post herpética.

Herpes zóster en la axila

El herpes zóster es una enfermedad que se origina por la reactivación del virus latente de la varicela zóster, que afecta a los nervios periféricos, al igual que la piel, esta enfermedad puede provocar pequeñas ampollas que conllevan un fuerte dolor y se localizan en forma de anillo, en conjunto a lo largo de un dermatoma.

El herpes zóster puede acarrear diferentes complicaciones debido a los nervios afectados, sobre todo en individuos con un sistema inmune debilitado, entre los que cabe destacar la parálisis corporal o facial de manera temporal, al igual que también provoca dificultad respiratoria.

La principal secuela que puede presentarse tras la desaparición de los signos cutáneos es la neuralgia post-herpética (NPH), que consistirá en una sensación dolorosa crónica en el dermatoma afectado y que puede durar desde varias semanas hasta años.

Es de orden universal, más común entre personas con edades avanzadas o con alteraciones de su sistema inmunitario.

Se trata de una enfermedad de fácil diagnóstico, en cuanto se le desarrollen los síntomas, ya que el habitualmente la ubicación de las lesiones son características. También, se deben realizar distintas pruebas de laboratorio para corroborar el resultado inicial.

El tratamiento sera muy paliativo, y estará basado en analgésicos para controlar el dolor y los antivirales para detener la infección. Existe una vacuna preventiva que se está comenzando a administrarse en aquellas poblaciones de riesgo.

Epidemiología

El nombre de la familia Herpes viridae proviene del griego, que significa ‘reptar’. Esto se deberá a que ocasionan una diseminación de lesiones con aspecto reptante. El término zóster proviene del latín zóster, a su vez derivado del griego ζωστήρ, que viene a decir cinturón, por la distribución en bandada de la erupción que se producirá en esta patología.

El herpes zóster es una enfermedad expandida a nivel mundial. La diferencia con la varicela, el que herpes zóster no muestra estacionalidad. Se calcula que afecta alrededor del veinte por ciento de la población, presentando un mayor riesgo las personas caucásicas que las de otras etnias.

Ésta podrá aparecer a todas las edades, aunque es más común en personas mayores de cincuenta años. Entre otros factores de riesgo están el estrés, la exposición a inmunotoxinas y los traumatismos. Alrededor, del cuatro por ciento de los enfermos sufrirán un segundo episodio de herpes zóster, y en otros pacientes se presentaran mucho mas casos.

La incidencia

La incidencia de esta patología variará en los distintos grupos de edad. La frecuencia por año del herpes zóster, regularmente es de 4,8 casos por cada mil habitantes y cerca del setenta y cinco porciento de los casos se aplican en personas mayores de cincuenta años.

La incidencia se elevará hasta cerca de once casos por cada mil individuos mayores de ochenta años. En niños de corta edad, el herpes zóster es raro. Si durante la gestación la madre ha padecido varicela, puede que haya ocurrido una primoinfectación del feto en el útero y que este pueda desarrollar herpes zóster en la lactancia.

En un análisis, se estimó que el veinte y seis por ciento de los pacientes que contraerán el herpes zóster desarrollarán complicaciones. La neuralgia postherpética se presentara en aproximadamente el veinte por ciento de los pacientes, como hemos mencionado anteriormente.

Etiología

El herpes zóster es ocasionado por el virus de la varicela zóster. Se tratara de un virus de la familia de los herpes virus, en claro está clasificado como virus del herpes humano 3. Su único reservorio es el ser humano y poseerá un solo serotipo. Su material hereditario es ADN bicatenario lineal y no segmentado protegido por una cápside icosaédrica.

La reincidencia del virus se lleva a cabo en el núcleo de la célula huésped. También tiene peplómeros de superficie densamente distribuidos que intervienen en la invasión celular y una envoltura lipídica que proviene de la propia membrana celular.

Los viriones requieren tener una envoltura para ser infectivos, lo que explicara la habilidad del virus en el ambiente, ya que la envoltura es sensible a los detergentes, al éter etílico, al calor, a los pH extremos y al aire seco. Por lo tanto, la transmisión deberá ser por contacto netamente directo.

El VVZ es además el causante de la varicela, enfermedad cutánea clásicamente infantil. Cuando se provoca la varicela, el cuerpo no se deshace por completo del virus. Éste suele permanecer de manera silenciosa en los ganglios sensitivos del paciente, el cual se podrá reactivar cuando exista una baja inmunidad en el afectado.

Es por ello, que el herpes zóster tiene una mayor aplicabilidad en personas de edad más avanzada, al igual que en personas que poseen un sistema imnune deficiente, por razones como las enfermedades, o que quizás estén en diferentes tratamientos.

Patogenia

La gran mayoría de las personas tienen contacto directo con esta virus durante la infancia, aunque no siempre se llega a desarrollar los síntomas de la varicela. Lo primero que ocurre en nuestro cuerpo cuando dicho virus penetra es, que el virus se ubicará en los nervios sensitivos y abrirá su campo de extensión hasta las fibras sensitivas de los ganglios nerviosos.

Cuando el sistema inmunitario mantiene dicha infección bajo su control, el virus se encuentra en suspensión pero habitando en los ganglios de la raíz dorsal de la médula espinal, en el ganglio de Gasser del trigémino u otros de los pares craneales en la cabeza.

Entonces éste podrá permanecer allí de por vida, aunque no se sabe con certeza si es en las neuronas, en las células de glía o en ambas. El virus inactivo no causara daño y no se multiplicara aunque puede volver a ser infeccioso.

Evolución del herpes zóster

Un grupo de pequeñas protuberancias, se convertirán en ampollas,  que se podrían comparar con las lesiones de la varicela, las ampollas segregan pus, estas se abrirán, luego de creará una costra y final desaparecerán pudiendo producir daño a los nervios, por regla, el sistema inmunitario mantendrá el virus inactivo.

Cuando se deteriora, generalmente con algunas enfermedades, la edad avanzada, el virus suele reactivarse y se mostrará en los ganglios, lo que muchas veces produce un fuerte dolor, debido a la inflamación y necrosis neuronal.

Los nuevos virus trascienden a lo largo del axón sensitivo provocando una neuritis intensa, hasta liberarse en el área de piel inervada por ese ganglio. Cuando ya se encuentra ahí, el virus regularmente causa inflamación de la piel con formación de ampollas.

Este mecanismo patógeno explicara el motivo de que el dolor se manifieste antes de los síntomas cutáneos. La parálisis que puede existir junto con la erupción es debida a la afectación de la inervación motora.

Una vez que desaparece la erupción, el paciente podrá desarrollar una neuralgia post-herpética al quedar dañadas las neuronas sensitivas. Estas se activaran de manera espontánea y mostraran una hipersensibilidad a los estímulos externos hasta que es producida su regeneración. Ver Articulo:Enfermedades de la piel

Se han propuesto muchos factores como los causantes o probablemente desencadenantes de la reactivación del VVZ. Todos ellos, cabe destacar, con una disminución de la capacidad del sistema inmunitario para continuar manteniendo el virus en calma.

Otras enfermedades relacionadas con las axilas

En la mayor concurrencia de los casos que se han conocido hasta ahora, el comienzo de un nódulo o de una o varias bolitas en la axila no suele ser motivo para desesperarse, siendo habitualmente un problemática accesible de resolver, por ello, regularmente no debemos preocuparnos por ello.

Algunos de los motivos más frecuentes para tener la presencia de un forúnculo, es la inflamación de un folículo piloso o de las glándulas sudoríparas, al igual que tambien por la presencia de un ganglio linfático inflamado.

Además puede indicar alteraciones dermatológicas como una hidrosadenitis supurativa, y sólo en casos más raros puede indicar enfermedades graves como enfermedades inmunológicas, infecciosas o, inclusive, cáncer, que sólo se sospechara cuando aparecerán nódulos que crecerán con el tiempo o que se acompañaran de otros síntomas, como fiebre, pérdida de peso y sudor nocturno.

Para identificar la razón del porque aparece una bolita en la axila, se debe solicitar el servicio médico de un dermatólogo, un médico general, o también a un médico de cabecera, para que realice la evaluación clínica y, si es necesario, la solicitud de exámenes que ayudaran a determinar la alteración.

La foliculitis

La foliculitis es la inflamación de los folículos pilosos, que puede ser ocasionada por una infección bacteriana, fúngica o viral de la región.

Inclusive suele surgir cuando el vello está encarnado, pudiendo causar una o varias espinillas pequeñas, que pueden ser dolorosas, rojizas o amarillentas, debido a la presencia de pus, y provocar comezón.

¿Qué debemos hacer? Despues de que el médico tratante, revise y tenga una evaluación de la zona y observe la gravedad de la lesión, recetará tratamientos antiinflamatorios para disminuir la molestia, también se recetan regularmente antibióticos para combatir la infección, estas suelen ser mayormente en modo de pomadas o comprimidos.

Para prevenir la foliculitis se aconseja mantener la piel siempre limpia, seca e hidratada.

El forúnculo

 

El forúnculo además es ocasionado por la infección de un folículo piloso, sin embargo, es más profunda y causara inflamación de la región afectada y a su alrededor, provocando un nódulo mayor, más enrojecido y con una gran cantidad de pus.

En casos de tener uno de estos, debemos buscar ayuda médica para evaluar la zona y nos de información profesional si el forúnculo deberá ser extirpado o no.

Además el médico nos puede recetar antibióticos en modo de pomada o comprimidos como en el caso anterior, otra cosa que podriamos hacer, es utilizar compresas de agua tibia para mejorar el proceso.

Mediante el tratamiento del forúnculo, y para prevenir nuevas infecciones, se deberá lavar con agua y jabón antiséptico a diario y luego de que estalle por si solo, también de lavar con agua hirviendo la ropa que estuvo en contacto con la región ya que es contagioso. Vea más sobre los síntomas y tratamiento del forúnculo.

Ganglios inflamados

Los ganglios inflamados podrán surgir debido a cualquier inflamación o infección de la región del brazo, tórax o mama. Esto ocurrirá debido a que el ganglio linfático formara parte del sistema inmune, y puede aumentar de tamaño para producir más células de defensa para atacar cualquier agente infeccioso que puede causarle problemas al organismo.

En alta probabilidad de las veces, el surgimiento de un ganglio no debe causarnos mayor preocupación, este suele ocasionarse por diversas causas como un vello encarnado, foliculitis, por un forúnculo, linfadenitis, pero además pueden indicar que existirá una enfermedad sistémica como una enfermedad autoinmune o cáncer, principalmente cuando crecerán mucho o se localizaran en varias partes del cuerpo.

Las principales causas son:

  • Inflamación o infección de los folículos pilosos.
  • Infecciones como esporotricosis, brucelosis, enfermedad del arañazo del gato, tuberculosis ganglionar, entre otras.
  • Enfermedades autoinmunes como lupus, artritis reumatoide, dermatomiositis o sarcoidosis.

Determinadas señales que podrán indicar que el ganglio es de preocuparse si crecen más de 2,5 cm, si tiene consistencia dura, si está adherido a los tejidos profundos y no se mueve, si persiste por más de 30 días, si se presentan en varios lugares del cuerpo y, por último, si está acompañado de otros síntomas como fiebre, pérdida de peso o sudores nocturnos. Ver Artículo: Herpes Zóster

Por regla habitual, el ganglio inflamado desaparece por si solo, luego de algunos días o semanas, después de que se resuelve la inflamación. La observación del médico podrá evaluar si realmente se trata de un ganglio y si es necesario realizar más exámenes para investigar la causa.

(Visited 1.363 times, 7 visits today)

Deja un comentario