Melanoma en las uñas: ¿Qué es? Síntomas, tratamiento y más

Para muchas personas resulta extraño que un cáncer se pueda desarrollar en las uñas de las manos o de los pies. El conocimiento que tiene buena parte de la sociedad, sobre las afecciones más complicadas que les afectan a las uñas, son los hongos, que en innumerables casos tienden a confundirse con lo que es un melanoma en las uñas. En este artículo podrás documentarte sobre todo lo referente a este tipo de cáncer.

Melanoma de las uñas

¿Qué es?

El melanoma en las uñas, también denominado ungueal, es una clase de cáncer que impacta las uñas de manos y pies. No es tan común, ya que escasamante alcanza el uno por ciento de los melanomas en personas de tez clara, si bien en las personas de piel pigmentada el porcentaje se incrementa significativamente.

Éste se diagnostica en individuos de 40 a 70 años de edad. El melanoma ungueal es diferente, porque no es ocasionado por rayos solares. Se resuelve con relativa facilidad con la supresión de la uña.

El Grupo Internacional del Melanoma (IMWG), asegura que existen tres tipos de melanoma de la uña: el subungueal, si el melanoma proviene de la matriz de la uña; ungueal, cuando el melanoma se origina bajo la superficie de la uña, y el periungueal, el cual brota en la piel que rodea la uña.

Melanoma subungueal:  Esta clase de melanoma es corriente en pacientes de raza negra y asiática, en tanto, que es menos usual en las personas de origen caucásico. Se denomina de esta forma, cuando el melanoma proviene de la matriz de la uña. Es una patología extraña que, por un diagnóstico retardado, siempre tiene un pronóstico desfavorable.

En ocasiones se confunde con un hematoma subungueal (HS), que es una enfermedad frecuente y sencilla. Esta es la versión menos habitual de melanoma; su incidencia simboliza del 1 al 3% de los melanomas epidérmicos en la población general.  Tiene una supervivencia a 5 años que fluctúa entre el 16 y 87 %.

Frecuentemente es subdiagnosticado desde el punto de vista clínico, con el consecuente retardo en el diagnóstico histopatológico y en el tratamiento, por lo que su pronóstico se ve afectado con frecuencia.

Melanoma en las uñas

Melanoma ungueal: Es cuando el melanoma tiene su origen bajo la superficie de la uña. Habitualmente crea un nódulo bajo la uña y la levanta. Generalmente, no cursa con dolor, pero si tiene un progreso considerable, puede alcanzar a los huesos, y es cuando se experimenta dolor.

Como en el melanoma subungueal, ya se refirió que es más frecuente en individuos de raza negra y asiáticos, siendo menos presente en las personas de origen caucásico.

Se suele ordenar una biopsia para ratificar la patología exacta. Inicialmente, el diagnóstico es la melanoniquia longitudinal, que se atribuye a la aceleración local de los melanocitos, que son las células responsables en la producción de melanina, o hiperplasia de éstos, en la matriz ungueal y conduce a un conjunto de melanina en la lámina ungueal, de repartición longitudinal.

Melanoma periungueal: Se presenta con tejido de gránulos rojo carne, acompañado de edema y eritema que circunda la uña. Cuando la melanoniquia longitudinal, que es una franja de coloración marrón a negra de la uña, por la existencia de melanina en la placa ungueal; lesiona la piel periungueal, se le llama signo de Hutchinson.

Causas

Los científicos han hallado ciertos factores que pueden incrementar el riesgo de un individuo de sufrir melanoma de cualquier tipo, no obstante, todavía no está debidamente esclarecido cómo ciertos elementos producen la patología en las uñas. Algunas investigaciones han apuntado a las lámparas para el secado de uñas, pues aseguran que presentan un elevado porcentaje cancerígeno.

Estas máquinas emiten rayos UV, como las camas bronceadoras, que quizás sean uno de los factores que provoquen el melanoma en uñas.

Malanoma en las uñas

Otras de las causas que podrían generar un tipo de melanoma en la uña, como el melanoma subungueal, son los impactos o traumatismos, lo cual atrae tensión sobre la uña, o causa hemorragia en el melanoma subungueal; pero además, podría suceder, en casos más extraños, una transformación secundaria maligna de un melanocito, luego de la contusión.

Adicionalmente, se tiene que tomar en cuenta que la alteración en la cadena genética del ADN puede producir cánceres que dinamizan los oncogenes, los cuales son genes que contribuyen con las células en su crecimiento, división y a permanecer vivas; o desactivan a los genes que suprimen los tumores, son los llamados genes supresores de tumores.

Regularmente, se requiere que sucedan cambios en algunos genes distintos para que una célula se vuelva cancerosa. Estos procesos también se pueden dar en la zona de la uña o en su alrededor.

Melanomas ocultos

Ciertos melanomas surgen en zonas del cuerpo que pocas veces se exponen al sol, o que no se exponen en absoluto, los cuales con frecuencia, muestran alteraciones genéticas distintas a los que presentan los melanomas, que evolucionan en zonas de la piel expuestas a la luz solar. Son los llamados “melanomas ocultos”, porque ocurren en los lugares donde la mayoría de la gente no considera revisar.

Estos melanomas ocultos es más habitual en individuos que tienen la piel más oscura, y surgen con frecuencia en las plantas de los pies, las palmas de las manos, entre los dedos de los pies, el cuero cabelludo, los genitales y los lechos de las uñas.

Melanoma en las uñas

Dentro de los melanomas ocultos tenemos:

  • Melanoma debajo de una uña. El melanoma lentiginoso acral, es una clase poco común de melanoma que puede suceder bajo de una uña del dedo del pie o de la mano. Igualmente, se lo puede hallar en las plantas de los pies o las palmas de las manos. Es más común en afroamericanos, y en otros individuos que presentan una pigmentación de la piel más oscurecida.
  • Melanoma en la boca, tubo digestivo, vías urinarias o vagina. El melanoma mucoso, surge en la membrana mucosa que cubre la boca, el esófago, el esófago la nariz, el ano, las vías urinarias y la vagina. Son especialmente dificultosos de revelar porque pueden equivocarse con otras patologías mucho más habituales.
  • Melanoma en el ojo. También denominado “melanoma ocular”, se genera con más frecuencia en la úvea, que es el manto debajo de la porción blanca del ojo (esclerótica). Un melanoma del ojo puede originar alteraciones en la visión. Se puede diagnosticar en un examen de la vista.

Síntomas del melanoma en las uñas

Las manchas ubicadas bajo las uñas, son un probable signo de melanoma ungueal que todavía no presenta causa conocida, de acuerdo a especialistas consultados. Asimismo, es una clase de melanoma poco habitual que debe solucionarse con la separación de la uña.

El melanoma ungueal, habitualmente afecta las uñas de manos y pies. Como se ha señalado, esta clase de melanoma es poco común; representa el 1 % de los melanomas en personas de tez clara, si bien en personas de piel muy pigmentada el porcentaje acrecienta.

Los síntomas básicos del melanoma subungeal son las afecciones que surgen bajo las uñas, por lo general en la matriz. Empieza como un punto ennegrecido que se va desarrollando a lo largo. La línea coloreada que se crea puede descifrarse como benigna o maligna, y cualquier alteración de ella debe ser atendido, y asistir al dermatólogo prontamente.

Desde el punto de vista clínico, es dudoso cuando la franja pasa los tres milímetros. El melanoma ungueal puede conformar un nódulo bajo de la uña y alzarla, pudiendo similar una verruga. Habitualmente cursa sin dolor hasta cierta etapa, no obstante, si el tumor ha evolucionado puede llegar a los huesos.

Se considera que la pigmentación es vital para distinguir el melanoma de otras enfermedades de las uñas; como por ejemplo la leuconiquia, que es una variación de la uña que radica en que se vuelve más clara, lo cual no es un signo de melanoma, pero sí puede ser una evidencia de hongos, que puede presumir la existencia de micosis en las uñas.

El doctor Alberto Conde Taboada, facultativo del Área del Servicio de Dermatología del Hospital San Carlos, de Madrid, persiste en que se debe diagnosticar lo más pronto posible, evitando las demoras que son frecuentes para estos casos, y acudir al dermatólogo si se detectan manchas bajo las uñas.

Por su parte, el doctor Eduardo López Bran, jefe del Servicio de Dermatología del mismo hospital, manifiesta que es un melanoma único, donde no está involucrado la luz del sol. No presenta causa conocida, si bien los elementos de riesgo comprenden traumatismos en las uñas.

Tal como lo reseñan los galenos del Hospital Universitario Quirón Salud de Madrid, aún no han surgido investigaciones contundentes que asocien las máquinas de secado de uñas con esos melanomas, pero si ese secado se lleva a cabo mediante radiación es mejor no exponer los dedos a los rayos UVA o UVB.

Malanoma en las uñas

¿Cuándo visitar al médico?

Solicite una consulta con el galeno si observa cualquier variación en la piel o de las uñas de apariencia extraña.

Tratamiento

Para esta clase de melanoma, la solución más expedita es “suprimirlo quirúrgicamente, lo que quiere decir que se elimina la uña en su totalidad”, sostiene el doctor Pedraz, quien además añade que en vista de que la uña no crece de nuevo, se puede poner una postiza.

Un dato interesante que agrega este facultativo, es que una vez extirpado el melanoma, y para establecer si se ha extendido a los ganglios linfáticos adyacentes, se le aplica al paciente una linfadectomía (si el tumor se presenta en las manos, se extirpan los de la axila, y si el tumor está presente en los dedos de los pies, se retiran los de la ingle).

Aparte de esta solución, se presentan a continuación, los tipos de tratamiento que se determinan, de acuerdo a su clase y desarrollo (estadio) del tumor, así como a otros elementos como el estado de salud y edad del paciente. Hay cuatro clases de tratamiento que pueden aplicarse de manera combinada:

  • Cirugía: Es el más común y radica en la total eliminación del tumor conjuntamente con una pequeña porción del tejido sano que existe a su entorno. Así se impide que el cáncer se propague en el caso de que haber ocupado otras áreas cercanas. La porción de tejido extirpado está sujeto a la profundidad y espesor del melanoma.
  • Quimioterapia:Radica en el suministro de medicamentos anticancerígenos. Pueden combinarse diversos medicamentos para aumentar su eficiencia, e inclusive aplicarse en el tumor. Este tratamiento es de mucha utilidad si el melanoma se ha propagado desde su sitio de origen a otras zonas del cuerpo.

Melanoma en las uñas

  • Inmunoterapia:Igualmente, nombrada bioterapia o terapia biológica; se trata de incrementar las defensas naturales del organismo frente a la enfermedad. Así el sistema inmunitario de las personas aquejadas se fortifica. Las sustancias más usadas son los interferones, que son sustancias naturales procedentes de los leucocitos que el propio cuerpo genera en pocas cantidades, como respuesta a algunos estímulos (virus, toxinas, etc.).

La más usada es el interferón-alfa, que se ha comprobado ser muy eficiente frente a los melanomas con elevado riesgo de recidiva.

  • Radioterapia:Esa el uso de radiación de elevada intensidad para exterminar las células cancerígenas y parar su desarrollo. El tratamiento es focal, lo cual quiere decir que solamente implica a las células de un área específica. En el caso del melanoma, sólo se usa para tratar metástasis en los huesos o el cerebro.

De la mano

El melanoma de la mano puede deberse al melanoma de las uñas de las manos, es un tipo cáncer poco frecuente, que todavía no presenta causa oficial reconocida. Una de sus cualidades principales son las manchas o lesiones bajo las uñas, con frecuencia en la matriz de la uña. Empieza como un punto negro que se va alargando al tamaño de la uña.

Se inicia habitualmente en los dedos pulgar, índice y dedo medio, los cuales presentan mayor afectación en este tipo de cáncer. Los tumores bajo la uña muestran una coloración azul o negra azulada. 

La banda coloreada que se crea puede definirse como benigna o maligna, y cualquier variación en ella debe ser tomado en cuenta y visitar al dermatólogo prontamente. Desde el punto de vista médico es dudoso si sobrepasa los tres milímetros. El melanoma ungueal, puede crear un nódulo bajo las uñas y alzarla, pudiendo similar una verruga. Habitualmente, no causa dolor, pero si la tumoración progresa mucho puede llegar a los huesos.

Melanoma en las uñas

El doctor Javier Pedraz, del departamento de dermatología del Hospital Universitario Quirón Salud de Madrid asegura que la pigmentación es clave para distinguir el melanoma de otras enfermedades, entre ellas la leuconiquia, la cual la define el galeno como una variación de la uña que radica en su esclarecimiento, y que no es una señal de melanoma, pero sí puede ser una evidencia de hongos.

Por su parte el doctor Alberto Conde Taboada, especialista del Área del Servicio de Dermatología del Hospital San Carlos, de Madrid, persiste en que no debe haber retrasos en el diagnóstico, lo cual es frecuente en estos casos, y buscar la opinión un dermatólogo cuando se detentan manchas bajo las uñas.

En cuanto a sus causas el especialista Eduardo López Bran, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid, sostiene que no tiene un origen conocido, si bien los elementos de riesgo comprenden impactos en las uñas. A lo que agrega el doctor Pedraz, que todavía no han surgido investigaciones que asocian las máquinas de secado de uñas con los referidos melanomas, pero si este secado se produce mediante radiación es preferible no exponer los dedos a los rayos UVA o UV.

Tipos de melanoma en las uñas de las manos

Dentro de las clases de melanoma de las uñas o de la unidad ungueal de las manos, tenemos que puede ser de dos tipos. Una clase sería el melanoniquia longitudinal, regularmente relacionado con variaciones de la placa de las uñas; o el ameloanótico, relacionado a alteraciones de la lámina ungueal. Para ratificar o descartar el diagnóstico, el galeno puede considerar necesario efectuar una biopsia.

Melanoma en las uñas

¿Cómo reconocerlo?

Tal como se indicó anteriormente, se cuenta con la reconocida regla ABCD utilizada para identificar un melanoma en la piel, pues también es aplicable en el caso de posible melanoma en las uñas, si bien con ciertas diferencias en cuanto a lo que se debe identificar. Así, la A se relaciona con la edad de incidencia (regularmente entre los 50 y 70 años de edad) y la pigmentación de la piel (blanco, negro, etc).

La B nos revela el color de la mancha de la uña o veta. La C refiere la alteración que registra esta veta o línea longitudinal de la uña, y la D corresponde al dedo en el que surja.

Tratamiento

En esta clase de melanoma, la solución es eliminarlo quirúrgicamente, lo que consiste en la separación de toda la uña, como lo aclaran los doctores, cuando señalan que en vista de que la uña no crece de nuevo, se puede colocar una postiza. Al ser extirpado el melanoma, y para definir si se ha extendido a los ganglios linfáticos adyacentes, se le aplica al paciente a una linfadectomía (si el tumor se presenta en las manos se retiran los ganglios de la axila y si la tumoración es en los dedos de los pies, se extirpan los ganglios de la ingle).

De acuerdo a las propiedades y progreso del melanoma pueden considerarse otros tratamientos como la quimioterapia, radioterapia o el interferón.

Melanoma en las uñas

Para fortificar la uña cuando ha cesado la patología, los especialistas aconsejan utilizar endurecedores y evadir contusiones. Los especialistas argumentan que la dolencia luego de retirar la uña puede ser atendida con analgésicos, pero los medicamentos que se usan para tratar los melanomas son de suministro hospitalario.

De los pies

Como se ha señalado, el melanoma en las uñas o ungueal, puede surgir en las manos como en los pies, y se distinguen tres tipos: la melanoniquia longitudinal, el melanoma subungueal y el periungueal.

Al  igual que el melanoma de las uñas de las manos, en los pies e independientemente de la clase de melanoma ungueal, el principal síntoma es el surgimiento de una mácula negra bajo la uña, y la consecuente coloración de la piel que existe en torno a ella.

Según los especialistas en dermatóloga de la Clínica Universidad de Navarra, España; inicialmente el diagnóstico es la melanoniquia longitudinal, que se debe a la reactivación local de los melanocitos, constituido por células productoras de melanina, o a la hiperplasia de esos melanocitos en la matriz ungueal, y conduce a un grupo de melanina en la lámina ungueal de división alargada.

El melanoma subungueal puede presumirse médicamente, por la formación de una gran franja nueva, mayor a 3 mm de ancho, o por el cambio de coloración en una uña. El examen dermatoscópico puede dejar ver más detalles que evidencien líneas coloreadas de varios tonos, de ancho y espaciado. Estas rayas propenden a perder su tendencia usual para operar paralelamente entre sí, a lo largo de la extensión de la uña.

El melanoma ungueal crea un abultamiento no coloreado, bajo la superficie de la uña, lo que significaría un deterioro total.

Los pies son una de las áreas menos recordadas y más ocultas del cuerpo, por lo general no se suele ocupar mucho de ellos, a menos que ocasionen algún problema. Los cánceres del pie y el tobillo, con frecuencia no son revelados, y por ello, son diagnosticados muy tarde, principalmente cuando el melanoma evoluciona dentro de las uñas o la planta del pie, por cuanto en esas zonas puede ser dificultoso de determinar.

¿Por qué se produce el melanoma en las uñas de los pies?

En ciertas oportunidades el melanoma ungueal se ha vinculado a las lámparas de secado de uñas usuales en centros de estética. Precisamente, al momento de aparecer estas primeras lámparas, la Agencia Internacional de Investigación en Cáncer advirtió sobre su potencia cancerígena.

Se han realizado varias investigaciones para definir el daño de estas unidades, especialmente una del año 2014 publicada en el Jama Dermatology, donde se consideraba que el peligro no era tan significativo si bien se incrementa con el uso prolongado.

Por esto, recomiendan el empleo de protector solar 50 o fundas protectoras cuando se usen estas lámparas. Asimismo, el estudio  destaca sobre la heterogeneidad de los valores de irradiación de ultravioleta-A de acuerdo a los diversos dispositivos.

Resultado de imagen para ¿Por qué se produce el melanoma en las uñas de los pies?

No obstante, el rol de la luz UV en áreas no expuestas, como la planta del pie o las uñas de los pies, no se encuentra esclarecido totalmente; la causa puede estar relacionada a los virus, la exposición a productos químicos, hinchazón o irritación crónica o herencia genética.

Sin embargo, se ha demostrado que el melanoma en las uñas no es producto del sol ni el bronceado. Asimismo, al cesar la enfermedad, se aconseja el uso de endurecedores de uñas, evadir impactos en éstas y retornar al dermatólogo si vuelven las manchas.

Melanoma en las uñas

Pero es significativo identificar los cambios que pueden suponer un melanoma en curso. La mayor parte de los melanomas poseen una zona de color negro o negro-azulado. El melanoma igualmente puede surgir como un lunar nuevo. Puede ser negro, irregular o repugnante a la vista.

Los lugares más frecuentes de melanoma en curso se sitúan en la planta del pie o en la uña, pero el tumor puede evolucionar en cualquier porción del pie o tobillo. Estas afecciones son mal diagnosticadas habitualmente como nevus benigno, hematoma subungueal, granuloma piógeno, ulceración neuropática, tinea pedis y otras heridas dermatológicas.

Tipos principales de melanoma en el pie

Es sabido la existencia de 4 tipos de melanoma en el pie: melanoma acral lentiginoso (ALM), melanoma nodular (NM), melanoma de extensión superficial (SSM) y el melanoma lentigo maligno (LM).

Sin embargo, en cuanto a la unidad ungueal existen asimismo, dos tipos de melanomas:

  • Melanoniquia longitudinal que puede encontrarse relacionada con la variación de la placa de las uñas en casos más evolucionados.
  • Ameloanótico, que por lo general está relacionado con la variación de la lámina ungueal.

Melanoma en las uñas

Tratamiento del melanoma ungueal en los pies

Existe un único tratamiento eficaz contra este melanoma, que es exterminarlo con intervención quirúrgica, que comprende la eliminación de toda la uña, en combinación con otras estrategias médicas, de acuerdo a ciertos factores como la edad y el avance del cáncer. En ocasiones, debe cercenarse un extremo del dedo o el pie, de acuerdo al deterioro que hayan tenido los tejidos.

Ciertos pacientes pueden aplicarse una biopsia del ganglio centinela para definir si el melanoma se ha diseminado a los ganglios linfáticos u otros tejidos adyacentes. También se suele aplicar para determinar el estadio del cáncer de piel.

Pronóstico para los pacientes con melanoma en las uñas

El elemento básico relacionado con el peligro de expansión del melanoma (metástasis), y el consecuente fallecimiento; es el espesor del melanoma al instante de la eliminación total del tumor primario. El retardo en el diagnóstico es frecuente en el melanoma subungueal, principalmente cuando se deteriora la punta, tomando en cuenta que algunos de esos tumores ya se han diseminado, cuando se realiza el diagnóstico.

Los índices de supervivencia a 5 años son muy variados, oscilan entre 16 a 87 %, de acuerdo al estadio del melanoma.

(Visited 400 times, 1 visits today)

Deja un comentario