Psoriasis en las manos: causas, síntomas, tratamiento y más

La psoriasis en las manos es uno más, de los numerosos tipos de psoriasis que hay. Esta patología es ocasionada por una alteración en el desarrollo de las células epiteliales, las cuales producen heridas.

Psoriasis en las manos

Por lo general, las células epiteliales se renuevan cada período de tiempo que varía entre 28 y 30 días, pero en pacientes con psoriasis, esto ocurre cada 3 0 5 días, produciendo lo que se conoce como las placas psoriásicas.

Causas de la Psoriasis en las manos

La psoriasis en general consiste en una enfermedad inflamatoria severa que se desarrolla en la piel debido a un trastorno bioquímico en el organismo. A pesar de las innumerables investigaciones científicas que se han llevado a cabo para tratar de encontrar el origen del trastorno, la verdadera causa del origen de la psoriasis es aún imposible de señalar, y por lo tanto, hasta el momento la psoriasis se considera una patología de causa desconocida.

Lo que si se puede afirmar en la actualidad es que es una patología genética, pues se ha descubierto que existe un gen especifico responsable en el trastorno que ocasiona el desarrollo de esta patología.

Otra característica de la Psoriasis en las manos es que se piensa que es hereditaria, debido al hecho de que si uno de los padres, padece de psoriasis, es muy probable que el hijo la desarrolle en cualquier momento, aunque existe la posibilidad de que aunque tenga el gen, nunca se le desarrolle.

No obstante, el hecho de que uno de los padres o ambos, tengan Psoriasis, no significa que los hijos o alguno de ellos tengan que tenerla.

Sin embargo, a pesar de que no se conocen las causas directas para que la psoriasis en las manos se desarrolle, se ha determinado que hay una serie de factores, que pudieran resultar detonantes, para la aparición de esta patología.

Causas de la psoriasis

A continuación una revisión sobre esos factores que intervienen en el desarrollo de la psoriasis en las manos.

Factores genéticos

Uno de los factores que se supone está relacionado con la aparición de la psoriasis en as manos, es el factor genético hereditario. En la actualidad aún se desconoce la causa específica que produce la psoriasis. Sin embargo, hay estudios que demuestran, que la aparición de psoriasis en las manos o en cualquier otra parte del cuerpo, está vinculado al  hecho de tener un familiar directo, padre o madre que padezca la enfermedad, por lo que se piensa que la psoriasis es una patología hereditaria.

Sin embargo, los estudios han demostrado que tener la presencia del gen hereditario de la psoriasis, no es un factor contundente para padecer la enfermedad. Cabe destacar que además del factor genético, existen otros factores que pueden desencadenar la manifestación de la psoriasis, por lo que pudiera suceder que la enfermedad no se manifieste nunca, a pesar de la herencia.

Los estudios demuestran que en personas psoriásicas, la probabilidad de que los hijos hereden la enfermedad si los dos padres la padecen es de uno entre cuatro, mientras que si solo la padece uno de los dos padres la probabilidad desciende a la mitad. Por otro lado, hay casos en los que los pacientes de psoriasis no saben de que haya habido algún caso de psoriasis en la familia, por lo que se concluye, que no sólo el factor genético es causa probable de la enfermedad.

Factores inmunológicos

Los resultados obtenidos de algunos estudios concluyen que la aparición de la psoriasis en las manos, puede ser ocasionada por un desequilibrio en los mecanismos de defensa del organismo de las personas que padecen psoriasis, lo que hace suponer que la causa de la manifestación de la psoriasis se debe a trastornos en el funcionamiento del sistema inmunológico.

Tomando en cuenta las últimas investigaciones realizadas, se relaciona a la manifestación de la psoriasis con alteraciones en el sistema inmunológico, el cual responde, ante cualquier presencia de antígenos, tales como los virus, bacterias o simplemente, lo que es lo mismo decir, a cualquier cuerpo extraño que entre en el sistema y no pueda ser reconocido por el mismo.

Dado que la función del sistema inmunológico es proteger el organismo de cualquier agente que pudiese producir una infección o cualquier enfermedad.

Por otro lado, los leucocitos neutrófilos polimorfo nucleares y linfocitos T o glóbulos blancos, son los tienen la misión de realizar estas funciones. En los casos de psoriasis, estos alteran su patrón de respuesta y atacan al propio tejido lo que ayuda al proceso de renovación de las células de la piel, que es a lo que se le denomina recambio celular, produciendo inflamación y lesiones típicas de la psoriasis, como respuesta.

Regeneración celular en las manos

También se ha determinado que las personas que padecen otro tipo de patologías como cáncer o VIH, que son agentes que trastornan el sistema inmunológico seriamente, son más propensas a padecer psoriasis en las manos o en cualquier parte del cuerpo y ser casos graves de psoriais.

Factores infecciosos

A pesar de no estar seguros de las causas que ocasionan la manifestación de psoriasis en las manos, se ha podido determinar que hay una estrecha relación entre las enfermedades infecciosas y la manifestación de psoriasis.

Las infecciones que son causadas por estreptococos son generalmente, uno de los factores que ocasiona la manifestación de la psoriasis guttata o psoriasis en gotas, especialmente en aquellas personas que son más propensas a desarrollar le enfermedad.

Por otro lado, las personas que presentan artritis psoriásica tienen un alto nivel de anticuerpos antibacerianos.

Los brotes de la psoriasis en las manos, se pueden activar, en personas que padecen candidiasis o el Virus de la Inmunodeficiencia Humana  VIH.

Artritis psoriásica

Factores psicológicos

Los especialistas en las enfermedades cutáneas, por lo general, relacionan las condiciones psicológicas de los pacientes con la aparición de afecciones en la piel.

Para los doctores, el estrés es uno de los principales factores desencadenantes de la manifestación de la psoriasis en las manos, aunque también lo adjudican a cualquier trastorno emocional que presente el paciente como la vergüenza, baja confianza en sí mismo, timidez, entre otros.

La psoriasis también puede ser el resultado de un proceso pscosomático, como es común en otras enfermedades de la piel.

Un tratamiento como la psicoterapia o la consulta privada con un psiquiatra, pueden ayudar a los pacientes de psoriasis a sobrellevar la enfermedad en lo que se refiere a la parte de la apariencia  la estética.

Factores psicológicos – Estrés

Factores físicos

Los factores físicos influyen también en la manifestación de la psoriasis, debido a la acción de las hormonas, como por ejemplo durante los meses del embarazo. Existen enfermedades tales como el hipotiroidismo, la hipocalcemia o la diabetes que también pueden influir en la manifestación de la psoriasis en las manos, así como también se cree que pueden afectar las alteraciones que se producen en el metabolismo cuando la persona tiene exceso de peso.

Factores bioquímicos

Otra factor que puede estar vinculado a la manifestación de la psoriasis son los fármacos. Entre los fármacos a los que se les atribuye esta condición podemos indicar:

  • Fármacos como el propanolol, atenolol y timolol.
  • Fármacos no esteroideos con funciones antiinflamatorias.
  • Drogas sintéticas como la cloroquina.
  • Fármacos inhibidores de la enzima angiotensina o el lítio, y otros.
Factores bioquímicos – Fármacos detonantes de la psoriasis

Síntomas de la psoriasis en las manos

Como se menciona al principio, hay numerosos tipos de psoriasis y los síntomas van a depender del lugar en donde la patología se manifieste.

La psoriasis se desarrolla en forma de placas que además presentan puntos rojos que se resecan y se escaman, como sucede en la Psoriasis guttata. También se puede manifestar en forma de pústulas, como sucede en la Psoriasis plantar o aparecer en el cuero cabelludo, o en las axilas e ingles como le sucede a quienes padecen Psoriasis flexural.

Los síntomas más frecuentes en los pacientes de psoriasis en las manos son la formación de placas de forma circular algunas y otras ovaladas, de tamaño irregular. En las zonas de las manos, donde se aparecen las manchas o placas enrojecidas, cuyos bordes se notan bien delineados y además están cubiertas de escamas que presenta una coloración blanca. Esto ocasiona que la piel externa de las manos, sufra una gran resequedad además de engrosarse.

También puede que la psoriasis en las manos se presente como Psoriasis pustulosas, porque se forman unas ampollas amarillas, que a pesar de que no son infecciosas, están llenas de pus, las cuales terminan por desprenderse de  la piel de forma natural. Por lo general, cuando la piel se reseca, ocurre una inflamación en la piel acompañada de un engrosamiento y hasta la aparición de surcos que sangran y duelen, si se trata de casos más severos.

Síntomas de la psoriasis en las manos

En algunos casos, los síntomas antes mencionados, son propios de la psoriasis, pero hay otra enfermedad de la piel, que podría confundir, por lo parecido de sus manifestaciones, que es la afección de la piel la cual se conoce con el nombre de eccema o micosis. Las personas en las que se puede llegar a confundir la psoriasis con el eccema, son especialmente aquellas que no tienen brotes de psoriasis en otras áreas del cuerpo.

Tratamiento para la psoriasis en las manos

Es sumamente importante que la psoriasis en las manos sea diagnosticada al principio de la enfermedad, con el fin de evitar la formación de surcos, pústulas y pos supuesto la inflamación que por lo general va acompañada de dolor fuerte, en el área afectada.

El tratamiento más empleado para la psoriasis en las manos se basa especialmente en la utilización de cremas cuyo componente principal sean los corticoides, pero también que posea ácido salicílico y alquitrán de hulla. Por lo general, el tratamiento más efectivo para la psoriasis en las manos, consiste en cremas combinadas con las sustancias antes mencionadas, entre otras, de uso tópico, así como también las cremas hidratantes para las manos.

Sin embargo, cuando los tratamientos tópicos, no resultan, el especialista puede prescribir un tratamiento sistémico de uso oral, además de las terapias especiales enfermedades de la piel.

Otro factor importante en cuanto al tratamiento de la psoriasis en general, es la alimentación, así como las condiciones ambientales o psicológicas determinadas.

Tratamiento natural para la psoriasis en las manos

La psoriasis en las manos resulta molesta en lo que se refiere a la estética, debido a las placas y el enrojecimiento que se produce en algunas partes de las manos.

Cabe destacar, que al referirnos a la psoriasis en las manos, también pudiéramos estar hablando de la psoriasis en las uñas, pues una de las partes más afectadas en las manos resultan las uñas.

Los síntomas de la psoriasis en las uñas pueden ser similares a los síntomas que se presentan cuando hay infección de hongos en las uñas, u onicomicosis y en algunos casos, una infección por hongos puede producirse  al mismo tiempo que la psoriasis en las uñas. La psoriasis en las uñas también puede desarrollarse  junto con la paroniquia, la cual consiste en la inflamación de la piel que se encuentra alrededor de la uña.

Por eso además de los tratamientos tópicos y sistémicos presentados anteriormente, hay una serie de tratamientos naturales de los cuales ofrecemos algunos de ellos, que sirven para ser utilizado tanto en las áreas de las manos afectadas o las uñas.

Cremas con vitamina D

Las cremas o ungüentos cuyo componente principal es la vitamina D son las mejores a emplear para el tratamiento de la psoriasis en las manos, por sus propiedades desinflamatorias, cicatrizantes. Son de gran importancia para combatir los síntomas causados por la psoriasis.

La crema con vitamina D se puede conseguir en farmacias y establecimientos específicos que se dedican a la venta de cremas y otros productos para la piel. La vitamina D aplicada con regularidad en la zona afectada, puede contribuir a terminar los síntomas de la psoriasis.

Otra forma de que la vitamina D actúe favorablemente en el organismo es incluir alimentos ricos en vitamina D en nuestra alimentación.

Vitamina D

Aloe vera

El aloe vera posee propiedades sanadoras, regeneradoras, cicatrizantes y nutritivas, que actúan sobre la piel enferma, además de aportar alivio y sanación y tanto a la psoriasis en las manos como las afecciones que se producen en la uñas, como consecuencia de la enfermedad. El aloe vera evita la descamación, lo que contribuye a que la piel se regenere.

La mejor manera de aplicar este tratamiento natural, es aplicando el gel que se encuentra dentro de la planta de aloe vera, sobre la piel lesionada, tantas veces como se desee, dejándola actuar cada vez, por unos treinta minutos, antes de lavar la zona.

También se puede recurrir a cremas que entre sus componentes tengan aloe vera, aunque el resultado se presentará en un lapso mayor que si se aplica el gel extraído de la planta.

Aloe Vera

Aceite de árnica

El aceite de árnica es una opción natural que se caracteriza por mejorar el aspecto deteriorado de las manos, como resultado de las consecuencias de la psoriasis en las manos.

Este aceite natural tiene propiedades antiinflamatorias, además de antibacterianas, que contribuyen para reducir las molestias, también sirve para impedir que las lesiones de las manos se hagan crónicas, debido a algún tipo de infección que haya sido causada por bacterias u hongos.

Aplicarse este tratamiento natural con el aceite de árnica sobre las manos, es muy fácil, se empapa un poco de aceite en un algodón o en una gasa, antes se debe asear el área de la mano o uña y se pasa el algodón con el aceite por la superficie de cada área afectada, suavemente, hasta conseguir que se empape del aceite.

Aceite de árnica

Baño de avena

La avena es un cereal que presenta propiedades que son excelentes para la piel, por lo que resulta un remedio ideal para calmar los síntomas de la psoriasis.

La avena es un remedio natural que puede ser aplicado en forma de crema a base de avena, que sirve para hidratar las áreas lesionadas por los síntomas de la psoriasis. Otra opción en la que se puede aprovechar los beneficios que brinda la avena es un baño de agua tibia, el cual es ideal para el alivio de la picazón y al mismo tiempo, sirve para hidratar las zonas resecas.

Se añade en una bañera con agua tibia, una taza de avena previamente molida y se sumerge el paciente y se deja por un tiempo aproximada de 15 minutos.

Baño de avena

Aguacate y manzanilla

El aguacate combinado con la manzanilla resulta un excelente remedio natural que puede ser utilizado para tratar los síntomas molestos de la psoriasis. La mejor manera de utilizarla es preparando un mezcla con ambos ingredientes, para luego aplícalo.

La mejor manera de preparar esta mezcla es licuar la mitad de un aguacate con un cuarto de una infusión de manzanilla. Al conseguir que ambos ingredientes se integren bien y se obtenga una mezcla homogénea se procede a aplicar en las áreas afectadas por la psoriasis, ofreciendo un gran alivio en lo que se refiere al enrojecimiento y la picazón.

Aguacae y manzanilla

También se presentan como alternativas tales como sales de Epsom, Diente de León, entre otras.

Cabe destacar que no se ha encontrado un remedio natural ni médico, que sirva para curar la psoriasis. Estos tratamientos sirven como paliativos para aliviar los síntomas en los momentos en los que la enfermedad se manifiesta con mayor severidad.

Sin embargo, estos tratamientos si contribuyen a controlar los síntomas y en algunos casos hasta puede parecer que curan, de lo bien que actúan y el tiempo en que tarda la enfermedad en manifestarse de nuevo.

Pero lo que se debe tener más presente, es que a la primera aparición del enrojecimiento, la pústula, etc, que se manifiesta lo más importante, es acudir a especialista para que diagnostique de que se trata la afección.

Psoriasis en las manos y pies

La psoriasis en las manos y en los pies, así como el liquen erosivo de boca, las aftas bucales y los eczemas crónicos, son consideradas como las patologías cutáneas, que más dolor y trastornos pueden ocasionar a quien las padece, muy especialmente por las heridas que se forman como consecuencia de tales enfermedades.

Una de las características más sobresaliente en este tipo de patología como lo es la psoriasis en las manos y los pies, es la comezón o picazón, la cual redunda en la aparición del dolor, debido a los receptores neurales.

La psoriasis en las manos y los pies, por lo general, se manifiesta en las palmas de las manos y las plantas de los pies, que es lo que se conoce como Psioriasis palmo-plantar, sin embargo, la psoriasis puede manifestarse en los nudillos, la parte de arriba de los pies, la parte del dorso de la mano y como ya hemos mencionados, en las uñas.

Psoriasis en las manos y pies

Aparte del dolor que se produce como consecuencia de la enfermedad, la psoriasis en las manos y los pies puede producir:

  • Aparición de grietas
  • Engrosaiento
  • Enrojecimiento
  • Inflamación
  • Pústulas o parches

Tratamientos tópicos de la psoriasis en las manos y pies

Aparte de las cremas que sirven para hidratar, jabones suaves o en su defecto, productos que sustituyen al jabón, el especialista puede recurrir a cierto tipo de tratamientos tópicos como:

Alquitrán de carbón, así como cremas, ungüentos o gel que sirven para disminuir la inflamación, la picazón y la descamación.

Ácido salicílico, el cual consiste en una sustancia cuya acción es exfoliadora, que sirve devolver la suavidad de la piel del área afectada y con ello, disminuir el engrosamiento.

Corticosteroides, los cuales se encuentran en cremas y ungüentos, que ara ser aplicados se utiliza una técnica especial, a la que se le conoce como oclusión hidrocoloide, o como el especialista indique que se aplique.

Sin embargo, si estos tratamientos se combinan, ofrecen un mejor resultado, que si se aplican por separado. En algunos casos el especialista recomienda corticosteroides tópicos, con calcipotriol, la cual es un tipo de vitamina D.

Tratamientos tópicos de la psoriasis en las manos y pies

Tratamientos sistémicos de la psoriasis en las manos y pies

 

Retinoides tales como acitretina, que contribuye al control de la proliferación de las células.

Los especialstas acostumbran aplicar los retinoides combinados con la terapia de luz, para tratar la psoriasis en las manos y los pies. El tratamiento PUVA, que es el psoraleno-UVA consiste en aplicar el psoraleno directamente a la piel o por medio de medicamentos por vía oral. También puede indicar un tratamiento con láser para cuando la psoriasis en las manos es palmo-plantar, es decir, que se manifiesta en las palmas de las manos y las plantas de los pies.

Si con todo los tratamientos anteriores no se consiguen los resultados esperados, aún hay otro recursos al que los especialistas pueden recurrir, que es la prescripción de fármacos o productos biológicos medicinales que estarían dirigidos determinadas partes del sistema inmune. Algunas de esas medicinas son:

  • Adalimumab o Humira
  • Etanercept o Enbrel
  • Infliximab o Remicade
  • Ustekinumab o Stelara

Anteriormente existía un producto que era considerado el más efectivo en lo que se refiere a la psoriasis en las manos y en los pies, que se denomina Efalizumab o Raptiva, que fue retirada del mercado pues no presentaba medidas de seguridad.

Diferencias entre artritis psoriásica en las manos y artritis Reumatoide 

A pesar de las similitudes entre las dos patologías, la artritis psoriásica en las manos se caracteriza por presentar dolor articular en los dedos, el cual puede ser de leve a intenso. Al igual que otro tipo de psoriasis, no tiene cura, pero, si hay tratamientos con los que se pueden aliviar los síntomas.

La artritis reumatoide consiste en una alteración inflamatoria grave de las articulaciones que puede llegar a afectar la piel.

La artritis psoriásica en las manos afecta además de la piel, las uñas, mientras que la artritis reumatoide no pone de manifiesto ninguna alteración de este tipo.

La artritis reumatoide es una patología mucho más severa que la artritis psorisica en las manos, pues la primera puede causar tratornos tan graves que puedan llegar a invalidar a las personas, impidiendo su buen desenvolvimiento en las actividades a las que está acostumbrado a participar.

A pesar de que ambas patologías son derivadas de la artritis, las diferencias que se destacan entre ellas dependen del tratamiento, aunque se utiliza el mismo tipo de fármacos para combatir los síntomas, como por ejemplo el Metotrexato y la Sulfasalazina. Los especialistas también prescriben corticoides, para reducir la inflamación, aunque por poco tiempo, debido a que su uso exagerado puede ocasionar herids en la piel, realmente fuertes.

Artritis psoriásica
(Visited 270 times, 1 visits today)

Deja un comentario