¿Qué causa la celulitis? Descúbrelo todo aquí

Esta es la oportunidad propicia para que conozcas todo sobre qué causa la celulitis. Empezaremos dándole los detalles sobre qué es, primeramente y cómo ésta se puede formar en nuestra piel. (Ver artículo: Celulitis).

Qué causa la celulitis

Ésta supone una enfermedad que se origina en el tejido subcutáneo, y está referida al acúmulo de la grasa corporal o tejido adiposo en algunas partes del cuerpo femenino; puede ser la panza, las nalgas o los muslos. Esto provoca que la piel se vuelva rugosa tal cual como la piel de la naranja; a eso se debe su apodo de “piel naranja”. Algunas mujeres quienes la padecen afirman que posee un aspecto como de queso cottage.

Introducción

Una de las maneras para corroborar si tienes celulitis es pellizcar la zona de la piel que rodea la parte superior de cualquiera de tus muslos. Lo más probable es que si la padezcas ya que ninguna mujer se salva de esta enfermedad, y mucho menos si luce como pozos.

Si efectivamente te la tienes, despreocúpate! Eres una más a la lista. Incluso algunos hombres, muy pocos realmente, la padecen. Mayormente los que padece obesidad, y en los que no se presenta en el abdomen y en la cintura. Pero resulta que en los hombres esa grasa almacenada es mucho menos exigente que en las mujeres; el grosor de la piel de los hombres es más superior.

Por otro lado, también afecta a las mujeres más delgadas y a las atletas y deportistas. Uno de los factores prevalecientes que cumplen un papel fundamental en su aparición en gran estima son los estrógenos y las hormonas. Los mismos son los encargados de hacer aparecer la grasa en a piel.

También son importantes la forma en que te alimentas (lo que quiere decir que, si tus hábitos alimenticios son desordenados) y cómo hidratas y cuidas tu piel. Ésta se forma por las deficiencias y fallas que se presentan en la circulación e incluso en la activación de las hormonas. Si tu actividad física existe y se da en poca cantidad, es posible que la misma empeore.No siempre se le debe relacionar con el sobrepeso.

Las zonas en las que aparece con mayor frecuencia con los brazos, el abdomen y las piernas. Esto debido a que nuestras hormonas y estrógenos hacen que la grasa se logre distribuir más en las caderas y muslos. En el caso de la menopausia, los estrógenos bajan y suben los andróginos, es allí cuando la grasa cambia su forma de distribuirse y se ve almacenada más en el abdomen.

¿Cómo surge la celulitis? o ¿Porqué sale?

¿Te preguntas por qué surge la celulitis? Entonces, estás en el sitio adecuado. ¡Vamos a verlo!

La celulitis es una gran angustia que agobia a muchísimas mujeres de muchas partes del mundo, también algunas veces en compañía de las estrías. Si las células que forman el tejido adiposo aumentan más de la cuenta, es probable que haya dificultades en las partes fundamentales en función del buen funcionamiento de la piel del organismo. Esto está referido a la circulación de líquidos a nivel subcutáneo.

En la zona de la piel más interna y profunda, es decir, en la hipodermis es donde se origina, desarrolla y procesa la celulitis. En la misma zona existe un tipo de células (los adipocitos, tejido adiposo o grasa corporal) cuya función y objetivo es simplemente proteger al organismo de ese frío que pudiera agobiarnos. También son llamados células grasas, de manera esencial.

Debajo de la piel, existen líquidos que circulan y avanzan y están formados por la sangre,linfa, agua y oxígeno,única y esencialmente. Ellos están a cargo de mantener sana tu piel. En su gran mayoría, dicho proceso de circulación es dado sin dificultad alguna, pero, en muchas ocasiones existen un sinfín de problemas con respecto a ello.

Resultado de imagen para Cómo surge la celulitis? o ¿Porqué sale?

Con relación a lo antes planteado, en las mujeres ocurre que los llamados adipocitos crecen en exceso. Y puede que sea eso la causa de que la circulación de dichos líquidos se vea estropeada y con dificultad. Cuando estos líquidos comienzan a circular de manera incorrecta, resulta muy difícil para el organismo erradicar por completo el exceso de toxinas.

Cuando ocurre de esta manera, los líquidos llegan a espesarse ya que no se puede efectuar un drenaje de forma correcta. Ese espesor es lo que genera cierto problema en la capa intermedia de nuestra piel y en los tejidos ubicados por debajo de ella, por lo que surge lo que conocemos como la famosa piel naranja celulitis ya que se le da el lugar desde el exterior.

Es entonces que te empezaremos a señalar algunos factores de riesgo los cuales son causantes e indican un gran riesgo de sufrir celulitis. En primer lugar, el sobrepeso es un factor que más provoca la celulitis, aunque no es necesario realmente tener sobrepeso para padecer de ella.

No obstante, tanto los múltiples problemas de circulación como el sobrepeso hacen que se potencie la celulitis, pues allí se dificulta la buena circulación de los líquidos internos. Por otra parte, la dieta incompleta y desequilibrada que pudieras llevar es complemento potencial de las causas de la celulitis,  por el simple motivo de que es propicio al crecimiento de adipocitos o grasa corporal en nuestro organismo y piel.

Como anteriormente se ha evidenciado, los adipocitos tienen la gran responsabilidad o “culpa” de que los líquidos no logren circular perfectamente por lo que contribuye a la aparición de la celulitis. De igual forma que en lo anterior, la poca actividad física y tu vida sedentaria también logran y contribuyen a que los adipocitos y por ende, la celulitis, aparezcan.

Pero, ocurre en ciertas ocasiones que puede existir una persona que se alimenta en exceso pero completa su rutina con mucho ejercicio físico; allí no existe complicación alguna. De lo contrario, si comes mucho más de la cuenta, y llevas una vida muy sedentaria, muy pronto vas a notar como aumenta tu peso y masa corporal y como se produce celulitis.

Aunado a ello, su llegada también se debe al estrés, el cual se interpreta físicamente por el cuerpo como una respuesta en función de la lucha o escape ante ciertas intimidaciones percibidas. En el tiempo que dura este tipo de reacción, hormonas como el cortisol y la adrenalina son liberadas; ellas se encargan de reducir el flujo sanguíneo.

También, el hecho de fumar puede deteriorar el proceso en que se forma el colágeno. Esto se debe a que el cigarro incita al envejecimiento precoz. Esto puede ir de la mano con la deshidratación frecuentemente; se cree que ayuda al mantenimiento de las células hidratadas, el agua coadyuva a que las mismas perciban los nutrientes y erradiquen las toxinas por completo.

Por esa razón es que se recomienda con gran necesidad  y precisión, que se tomen al menos dos litros de agua al día. Con ello, se debe evitar el hecho de consumir alimentos creadores de toxinas en el organismo tales como el azúcar, frituras, alcohol o cafeína.

Para las mujeres con una vida sexual activa, eviten los anticonceptivos o medicamentos con alto contenido en estrógenos. Esto contribuye a la hinchazón y aumento de las zonas con celulitis lo que permitiría contraer una celulitis del tipo avanzada.

Finalmente, se debe tomar en cuenta los antecedentes familiares de donde nace lo hereditario desde tu núcleo familiar. Se considera un factor por medio del cual es casi imposible intervenir pues allí se involucra la genética lo cual es inalterable. Solo se debe tener en consideración que influye mucho en la aparición de la misma.

Como toda enfermedad, y más aún del sistema tegumentario, la celulitis tiene también algunos indicios y síntomas a parte de la insignificante y molesta presencia de la textura de piel de naranja.

No obstante, hay que tener claro que aunque estos síntomas no se presenten del todo, de igual forma se puede presentar la celulitis por sí sola. Los mismos se van a manifestar únicamente cuando el problema cutáneo ha tenido un gran avance. Así que… ¡Anímate a saber cuáles son!

Primeramente están las varices. Las varices también se encuentran vinculadas con la mala circulación de la sangre y los líquidos, por ésta razón, aparte de las celulitis, puede que aparezcan, como es común, algunas venas mucho más hinchadas de la cuenta en la piel de las pantorrillas. Por lo general se manifiestan en esta zona.

Ahora te explicaremos un poco de donde se origina las infecciones cutáneas, entre ellas la celulitis del tipo infecciosa y la celulitis del tipo bacteriana. Ambas, a pesar de ser muy poco común son de gran una urgencia para la piel ya que de no diagnosticarse y tratarse adecuadamente y a tiempo traería serias complicaciones. Pon atención a la información que tenemos para ti sobre ello.

La celulitis del tipo infecciosa es una enfermedad que emerge por causa de ciertas bacterias de la cual muy poso habrás logrado escuchar en algún momento de tu vida. Es la que se encarga de comprometer la vida de quien a padece en dado caso de que no se pueda diagnosticar y administrar su tratamiento en el tiempo exacto y debido, cuidadosamente y con mucha precaución.

El comienzo de esta infección del tipo percutáneo, es debido al momento preciso en el que las bacterias y microorganismos malignos penetran y se internan en la piel de la persona. Es allí en donde se contaminan las capas más profundas de nuestra piel. En consecuencia, se evidencia la aparición de la hinchazón, cierto enrojecimiento violento en la piel y dolores bruscos.

Además de eso, también aparecen complicaciones serias. Entre ellas la septicemia que es una infección común del organismo.

De igual forma, estos trastornos de la epidermis (la celulitis infecciosa y bacteriana) aparecen y se desarrollan con gran frecuencia en individuos de cualquier edad. Los puedes localizar alrededor de diferentes zonas de tu cuerpo, en especial y comúnmente en las piernas, y luego en la cara, las manos, los pies, el cuello, entre otros lugares.

Imagen relacionada

 

Esto último se debe a que ésas zonas de la piel son las más desprotegidas y expuestas a la gran variedad de bacterias cercanas y exógenas a la piel. Estos tipos de afecciones de la piel son de muy poca frecuencia pero de igual forma muy graves y serios ya que son capaces de deteriorar la piel, los músculos y el tejido subyacente.

Son infecciones del tipo necrosantes, lo que quiere decir que contribuyen a la causa de la muerte del tejido corporal. Como es el caso de las piernas, pueden causar parálisis leves, ésto se debe al dolor punzante y violento que causa esa infección.

En la gran mayoría de los casos más agravados, se involucran como indicios más comunes la fatiga, escalofríos, mareos, dolores en los músculos de la piel y la sudoración en exceso.

Ahora bien, pon mucha atención a la información que tenemos para ti sobre las causas de estas infecciones…

¿Qué causa la celulitis infecciosa?

Para la celulitis de este índole, las bacterias malignas llamadas Staphylococcus o Streptococcus son capaces de adentrarse en nuestra piel sorpresiva e instantáneamente. Ocurre así, a través de cortes pequeños, raspaduras, heridas quirúrgicas o las que uno mismo se provoca, las cuales no han sido correctamente tratadas y están expuestas a cualquier tipo de bacterias.

Este tipo de celulitis tiene la capacidad y el poder de esparcirse y propagarse inmediatamente. Es allí donde la piel comienza a adoptar la apariencia hinchada y enrojecida muy sensible y de temperatura caliente la cual es provocada por el calor local que la misma supone. (Ver artículo: Celulitis infecciosa).

Este trastorno es equitativamente complicado y serio si no se llega a tratar a tiempo. A pesar de que se cree que esta es una infección del tipo superficial, puede llegar a tener un efecto que resulta letal. Esto se debe a que la bacteria en sus primeros avances tiene la capacidad de provocar la hinchazón en las zonas dañadas.

Los signos y síntomas que se dan a manifiesto son  enrojecimiento y con cierto dolor de carácter intenso, fiebre alta, necrosis (que es la muerte de las células y los tejidos en una zona concreta). Incluso, hasta puede ocasionar el daño y deterioro de la epidermis de la piel sobre todo la de las piernas.

Imagen relacionada

 

 

Muy pronto, las bacterias han de penetrar en las capas profundas y acuosas de la piel hasta poder llegar al torrente sanguíneo. Es así como logra alojarse e impregnarse en órganos como el cerebro o el corazón, y es allí donde comienza su fase más aguda y culminante.

Ahora, de seguro te has hecho la pregunta de “¿por cuánto tiempo dura una celulitis infecciosa?”. Es muy simple; apenas ésta sea administrada correctamente con los suministros de antibióticos, eso tendrá un lapso de unos pocos días, se piensa que quizás de 10 a 14 días. Pero claramente, el tipo más agudo y complicado de celulitis infecciosa debe ser tratado por vía intravenosa.

¿Qué causa la celulitis bacteriana?

Las infecciones cutáneas tienen lugar en el momento en que la flora normal de ésta se ve estremecida por la influencia de factores tales como: higiene incorrecta y de mal manejo, la humedad, condiciones climáticas desfavorables, hacinamiento, dermatosis inflamatorias pre existentes y tratamientos antibióticos previos.

Factores como éstos mencionados previamente, son los que favorecen que las bacterias patógenas se sumen o se multipliquen sobre la piel. Las infecciones bacterianas en sentido cutáneo y percutáneo más comunes incluyen: abscesos cutáneos y percutáneos, celulitis y erisipela, impétigo, entre otros más.

Muchas de estas infecciones son causadas por Staphylococcus aureus Streptococcus grupo A . Otras bacterias y microorganismos pueden verse muy involucrados en ocasiones de acuerdo al contexto clínico. Cuando el diagnóstico se realiza con anticipación y el tratamiento es el adecuado, estas infecciones con frecuencia son totalmente curables.

Si su diagnóstico se demora o el tratamiento se presenta en óptimas condiciones, algunas de las infecciones ya mencionadas pueden presentar complicaciones tales como: nefritis, carditis, artritis y septicemia. (Ver artículo: Enfermedades de la piel ).

En las piernas

Volviendo al tema general, la celulitis, procedemos a abordarlo nuevamente con referencia a las piernas.

Como bien se sabe, el tejido adiposo o grasa corporal es retenido en varias zonas del cuerpo por lo que provoca así un cambio físico totalmente imperfecto, no solo referente al volumen del cuerpo, sino también al apariencia de la piel que se encuentra mucho más áspera, con irregularidades incuestionables y aparición visible de flacidez.

Por lo general, la parte que está más elevada de la piernas y los muslos, así como también se incluyen los glúteos, son las zonas que se ven más deterioradas y es precisamente debido a la acumulación en exceso de la grasa.

Todo esto es lo que en muchas ocasiones cambia hasta la forma de vestir de muchas mujeres en el mundo. En vez de estar muy conformes con su vestimenta, suelen enfocarse únicamente en ocultar las zonas que tienden a causarles cierta incomodidad.

Si bien es cierto, este tipo de dolencias son mucho más comunes de lo que pudieras llegar a pensar y aquellos que sufren de celulitis en las piernas no son solamente aquellas personas con sobrepeso. Una gran cuantía de mujeres de contextura delgada (las cuales se encuentran dentro del peso ideal) también sufren este desagradable e incómodo trastorno epidérmico.

Se trata del advenimiento de la piel de naranja que siempre se le localiza en las piernas y muslos. Aún en los casos más agravados se evidencia en personas obesas o con exceso de peso y masa corporal en los cuales ese acúmulo ya pasó a un mayor nivel.

En los brazos

En los brazos se nota más la flacidez, la cual se localiza en el área del tríceps y crece en consideración al pasar el tiempo. Cabe resaltar que hay casos en los que se presentan varias anomalías las cuales generarán la apariencia celulítica de la piel.

Toda ello es el resultado de la dieta con desequilibrio especialmente la que es basada en grasas, pues se refleja en los brazos y se complementa con el estrés. La única manera de hacer a un lado la flacidez es ejercitándose y alimentándose sanamente, y con constancia.

En la mujer

Las mujeres, ubicadas en un porcentaje de entre un 80 y un 90% de ellas son las que padecen celulitis y la mayoría de las zonas en donde la misma se manifiesta es en las piernas y en ocasiones en los brazos, abdomen o vientre. Pero tal vez te has preguntado en muchas ocasiones, y más aún si eres del sexo femenino ¿Por qué las mujeres padecemos de celulitis?

No importa la edad o peso, ella simplemente aparece. También es conocida como a paniculopatía edemato-fibroesclerótica. Esta es una enfermedad del tipo metabólica y se caracteriza por aquellos cambios fisiológicos y funcionales correspondientes al tejido conjuntivo (fibroso) en conjunto con los trastornos circulatorios e hipertrofismo de las células adiposas.

El problema que antes se mencionó tiene mucho que ver e incluye un componente lipídico, vascular y oro conectivo. Todos estos son elementos que forman el tejido celulítico. En este mismo sentido, cabe resaltar que la celulitis es una simple mezcla de grasa, agua y desechos celulares los cuales se encargan de formar una masa gelatinosa.

La misma se queda impregnada en las capas más profundas de la piel y es lo que permite que ésta se deforme. Pero entonces tienes la duda de porqué afecta más a las mujeres que a los hombres. La respuesta es simple; las mujeres contamos con factores prevalecientes como los estrógenos y las hormonas que se encarga de aumentar la grasa de la piel.

En la mayoría de los casos existen altas concentraciones en las hormonas femeninas en la sangre. Esto es lo que altera el buen funcionamiento de los vasos sanguíneos, lo que conocemos como células grasas y los vasos sanguíneos y las terminaciones nerviosas que se ubican en la hipodermis o la capa subcutánea de nuestra piel.

Aunado a ello, deteriora el colágeno y la elastina, que son las proteínas encargadas de brindarle a la dermis la suavidad, firmeza y elasticidad. Una vez que el estrógeno afecta a los vasos sanguíneos, los mismos se vuelven porosos y débiles. Eso es lo que permite la facilidad del acúmulo de líquidos y toxinas que hacen que las células pierdan su dimensión y se inflamen.

Visitar al dermatólogo, es lo ideal para que éste le haga una valoración del área afectada y le recete el tratamiento correcto. También es de gran importancia tener constancia y determinación en el régimen que el médico determine.

Fases de la celulitis 

Ahora te hablaremos un poco sobre las fases o tipos de celulitis. En primer lugar está la celulitis del tipo edematosa; se refiere a fase subclínica en la cual se ubican indicios escasos como la pesadez en las piernas, un aumento de pastosidad, reducción de elasticidad y las llamadas zonas hipotérmicas. (Ver artículo: Celulitis edematosa).

Resultado de imagen para Fases de la celulitis

 

Luego sigue la del tipo edematofibrosa, que agrava el desequilibrio hemodinámico. Se caracteriza por un edema que empuja las fibras conjuntivas y repele los elementos nerviosos, esto produce cierto dolor. Ambos tipos de celulitis son irreversibles.

Posteriormente, está la celulitis fibro esclerótica, la cual se forma por medio de abultamientos y hace su registro en la reducción del colágeno por lo que existe un aumento en la zona. Y por último tenemos a la celulitis esclerótica, que es producida gracias a la modificación  en la nutrición de los elementos del tejido conjuntivo (esto se debe a la comprensión de los vasos sanguíneos de los nervios).

¿La celulitis se puede dar en las rodillas?

Pues sí que puede darse en las rodillas,  ya que la celulitis se localiza en el muslo anterior, por encima de la rodilla y se evidencia tanto en mujeres delgadas como en mujeres con sobrepeso. Su inicio es debido, por lo general, a la acumulación de líquido (que se conoce como edema), que posteriormente se ve fibrosa.

Esto quiere decir que es un producto de la sobrecarga circulatoria y ciertas fallas en el procesamiento linfático para que se elimine así ese exceso de líquido, el edema se transforma en un tejido deforme e irregular que da el aspecto de la celulitis.

Esto compromete a que los fibroblastos comprimidos paren de producir colágeno y que la epidermis se vuelva más indefensa y sensible. Si el colágeno se encuentra en un estado debilitado, puede que suceda el mismo efecto al igual si se intenta poner bloques sobre una superficie gelatinosa; el mismo influirá en una epidermis con células apiladas y en una dermis con escasas células.

(Visited 135 times, 1 visits today)

Deja un comentario