Tiña negra: ¿qué es?, tratamiento, palmar y más

En este artículo trataremos todo lo relacionado con la Tiña negra, que es, causas, síntomas, factores de riesgos, tratamiento naturales, tratamientos recomendado por los médicos, tipos de tiña, remedios caseros y mucho mas.

¿Qué es la tiña negra?

La Tiña negra es un tipo de dermatomicosis, que viene a ser un especie de infección fúngica que se produce en la piel, este tipo de afección se denomina estrato córneo cuando el paciente sufre de esta enfermedad.

Se ve afectado por una decoloración de la piel, la cual se hace visible al ojo humano, ya que la piel adquiere un color negro o marrón, muchas veces esta tiña es confundida con decoloraciones cutáneas que son producidas por los melanomas, esta patología es benigna y no genera otros síntomas, excepto el cambio de el color en la piel.

Causas 

Muchos especialistas tanto médicos como dermatólogos, tienen el conocimiento de que la Tiña negra viene a ser ocasionada por un hongo, el cual se encuentra en estados de descomposición, en diferentes elementos como; aguas servidas, abono orgánico, maderas en estado de descomposición, etc. (Ver Articulo: Tiña)

El contagio de esta enfermedad, debido a estos elementos suele suceder por heridas abiertas que tiene la persona, la cual hace que el hongo penetre en la piel, el nombre científico de este hongo es Hortaea werneckii.

Tiña negra1-1

Factores de riesgo 

El factor de riesgo de contraer la Tiña negra, es que podría afectar a todo tipo de personas, sean niños, adultos jóvenes y mujeres, muy poco se observa en el adulto mayor, siendo la población de los países tropicales más propensas a esta enfermedad, tales como; cuba, Brasil, panamá, Sudáfrica, las áreas costeras del sudeste de los estados unidos, entre otros.

Síntomas 

Uno de los síntomas mas especifico de la tiña negra, por no decir el único, es de que en la zona afectada de la piel, se van formando parches negros con tendencia a marrón, la cual si no se trata al momento, con el tiempo comienza a expandirse por todo el cuerpo.

En algunos casos, la zona infectada produce picazón, así como también es propensa a volverse escamosa, casi siempre los parches o decoloraciones se hallan en las manos y plantas de los pies, esporádicamente aparecen en el área del cuello y del tronco.

Diagnóstico 

El médico tratante del paciente, mediante previo historial clínico, le hará una serie de preguntas acerca de que síntomas ha tenido, en cuanto a diferentes infecciones y antecedentes de enfermedad.

Si se llega a dar el caso en el cual, el galeno no pueda emitir un diagnostico, se encargara de referir-lo a un especialista o dermatólogo, el cual procederá a hacerle un raspado en la piel, tomando una muestra de la misma, la cual colocara en un cultivo de laboratorio procediendo a examinarlos mediante un microscopio para determinar qué tipo de hongo es el que lo está afectando, y poder recomendarle el tratamiento adecuado.

Tratamiento

Existen una serie de medicamentos que son recomendados para combatir esta enfermedad, siendo la mayoría de uso tópico, que entre sus compuestos químicos son de formulas simples, algunas de estas formulas vienen a ser; solución de tintura de yodo al uno por ciento, solución de alcohol salicílico al tres por ciento y el ungüento de Whitfield.

También se recomienda para atacar estos hongos, los siguientes compuestos: imidazólicos; miconazol, ketoconazol, bifonazol, clotrimazol, oxiconazol, econazol, así como también, la terbinafina, que ha producido un gran efecto positivo en estos pacientes.

Se cree que el raspado con bisturí, hace que dicha afección desaparezca y también la aplicación de la cinta adhesiva, trae beneficios a estos pacientes en cuanto a la desaparición de la Tiña negra.Debido a que esta tiña es asintomática, la persona que la padece, no se da cuenta en qué momento se contagio de dicha enfermedad, debido a esto los médicos o especialistas recomiendan que, ante la aparición de cualquier mancha en la piel, se debe acudir al especialista o dermatólogo. (Ver Articulo: Infecciones en la Piel)

Por otra parte, el cuadro clínico de estos pacientes es muy parecido al de otras patologías medicas, como vienen a ser; el nevó de unión, el eritema pigmentado fijo, la dermatitis neglecta y el melanoma maligno acral, así como la pigmentación secundaria de la enfermedad de Addison, sífilis y pinta; debe tenerse mucho cuidado, el no confundir estas manchas con las de nitrato de plata y otros tipos de tintes ya que es muy común confundirlos.

 

Son muy pocos los casos, en que el médico recomienda un tratamiento oral, para este tipo de enfermedad, mayormente es tratada con pomadas y cremas, ya que esta enfermedad ataca la zona superficial de la piel, algunas de estas pomadas y cremas son; crema de miconazol al dos por ciento, crema de ketoconazol al dos por ciento, pomada de ácido salicílico del cinco al diez por ciento, pomada de whittield.

Prevención 

La única manera de prevenir la enfermedad de la Tiña negra, es evitar estar en contacto con materia en descomposición, aguas servidas, abono orgánico, así como también tener cuidado al viajar a países donde el riesgo de contagio es mayor, como vienen a ser ciertos países tropicales y Sudáfrica.

Tratamiento natural

Existen cualquier cantidad de remedios naturales a base de plantas, para ayudar a contrarrestar la infección por Tiña negra, estos remedios pueden ser muy efectivos, pero hay que recordar que siempre se debe acudir al médico, pues el te dirá si es recomendable que lo trates en casa o no, también existen los médicos naturistas que te pueden recomendar otras alternativas, sobre todo si has tenido otras infecciones cutáneas. Entre estos remedios para el tratamiento natural de la Tiña negra tenemos:

La cúrcuma

Esta planta es muy reconocida para la cura de infecciones producidas en el organismo del ser humano, ya sea externamente o internamente, su efecto es antiinflamatorio, gracias a que tiene un elemento el cual posee propiedades antimicrobianas. La planta de cúrcuma puede ser utilizada como:

  • Se puede consumir como una infusión de té, o también se puede usar en la elaboración de la comida. Muchos pacientes la usan en forma directa, ya que según se han dado cuenta, le parece que es más efectiva a la hora de combatir el hongo.
  • También se puede hacer una mezcla que contenga; cúrcuma, aceite de coco y agua, luego al obtener la pasta esta se aplica sobre la zona afectada, dejarla aproximadamente por una hora o hasta que observe que la piel está seca, proceder a enjuagarla y secarla con una toalla limpia.

Luego de aplicar este tratamiento, notaras que la piel de la zona afectada por la infección se te pone amarilla, esto es una reacción normal, que poco a poco irá desapareciendo en los días siguientes.

El vinagre de manzana 

El vinagre de manzana, contrarresta la picazón y la resequedad que produce la Tiña negra en la piel, gracias a que este vinagre regula el desarrollo de la levadura, logrando neutralizar el pH del mismo, otra cosa que hay que tener en cuenta son las propiedades anti fúngicas de este vinagre.

La forma de usar este vinagre, es untándolo con algodón en la zona afecta por la infección, dejar que se seque solo, este tratamiento debe realizarse tres veces por día al menos por una semana, si no se nota alguna mejoría suspender el tratamiento y dirigirse al médico.

Extractos de hojas de neem

Esta hoja cuyo nombre científico es Azadirachta, es un desintoxicante natural y anti fúngico, que data de cientos de años en la India. Con esta hoja se logra la eliminación de los dermatofitos y además de otros agentes patógenos que atacan la piel.

La forma de utilizar estas hojas, es hirviéndolas en un poco de agua, aproximadamente por cinco minutos, dejarla reposar y proceder a lavar el área infectada con esta infusión, dejar secar al aire libre, no se debe utilizar las hojas sobre la piel, ya que podría causar irritación a la misma.

El aceite de coco

El aceite de coco posee una gran cantidad de ácidos grasos, que destruyen las membranas celulares del hongo, que viene a ser el causante de la Tiña negra, como remedio casero es efectivo para tratar esta anomalía, logrando aliviar una que otra infección cutánea.  Este aceite de utilizarse de la siguiente forma:

  • Se debe aplicar el aceite de coco en la zona infectada, por lo menos tres veces por semana, ya que además de que ayuda a contrarrestar la infección, logra mantener la piel hidratada evitando que aparezca de nuevo la enfermedad.

El aceite de orégano 

El aceite de orégano cuyo nombre científico es Origanum vulgare, es muy usado para contrarrestar el desarrollo del hongo reproductor de la Tiña negra, gracias a su contenido de timol y carvacrol, estos dos elementos poseen propiedades que los atacan directamente.

Se aplica simplemente como un tratamiento sencillo, durante tres días en la región de la piel infectada por el hongo, en un tiempo estipulado de quince días.

El ajo

El ajo además de ser un alimento de cocina, es considerado como un excelente antimicótico para tratar diferentes infecciones de la piel, entre ellas la Tiña negra y otras patologías como son; Trichophyton, Torulopsis, Cándida, y Criptococcus.

La forma de utilizar el ajo, es a través de hacer una mezcla, con aceite de oliva o coco, hasta obtener una placa homogénea, luego aplicarla sobre la zona infectada con un algodón o gaza esterilizada, dejarla que haga efecto aproximadamente durante un periodo de dos horas, luego enjuagar con agua tibia y secar con una toalla limpia, este proceso debe realizarse dos veces por semana.

El aceite de árbol de té 

Este es un producto de origen Australiano, su población cree en las propiedades anti-bacterianas y anti fúngicas que posee desde hace un siglo, hoy es considerado como uno de los aceites más eficaces para contrarrestar, las infecciones causadas por los hongos, especialmente el de la Tiña negra, ya que por medio de este aceite, al ser aplicado se reduce la inflamación y se logra desintoxicar la zona afectada, se tiene conocimiento que las infecciones de la piel, son las que más afectan a una gran parte de la población mundial.

Hoy en día, es un producto de uso común que es eficaz en el tratamiento de infecciones causadas por hongos debido a que desintoxica el área infectada y reduce la inflamación. Para obtener buenos resultados en lo que respecta a este aceite de coco, se procede a hacer una solución al dos por ciento del aceite de árbol de té con aceite de coco, luego se procede a untarlo en la parte de la piel infectada.

Palmar

Es un tipo de micosis superficial, a la cual se le atribuyen diferentes nombres como lo son: tinea nigra palmaris, cladosporion epidérmica, queratomicosis negra palmar, pitiriasis.

Muchos médicos consideran que el nombre de Tiña negra, no es el correcto para esta infección, ya que no es generada por un dermatofito, pero con el tiempo es considerado como el equivalente a esta micosis.

Pero por conocimiento científico, esta afección superficial es producida por un hongo que pertenece a los Deuteromicota de la familia Dermatiaceae, Phaeoannellomyces wernekki Hortea wernekki o Exophiala wernekki. Este hongo produce un pigmento pseudomelánico, el cual se aisló de plantas y vegetales en descomposición, el agua, los moluscos de mar, la tierras, y los alimentos con alto contenido en sal.

Se sabe que puede presentarse en la niñez hasta la edad adulta, más que todo se ve en el sexo femenino.
Se cree que el tiempo de incubación, se ubica entre los quince y veinte días.

Cuadro clínico 

Este tipo de tiña viene a ser, una micosis superficial, conservándose constantemente en la capa córnea (keratomicosis nigricans), sin esparcirse ni penetrar nunca, siendo un tanto extraño los casos en que se halla en la dermis con un liviano infiltrado perivascular.

Se muestra clínica-mente a modo de máculas pigmentadas café o negruzcas, asintomáticas, de límites bien definidos y más pigmentados y contornos policíclicos, situadas en las palmas o en las planta de los pies. (Ver Articulo: Enfermedades de la piel)

 

 

Imagen relacionada

 

Dermatoscopia

El primer cuadro clínico con el uso de la dermatoscópica, se debe a Jeannette Bernuy y Francisco Bravo, quienes la ejecutan en una paciente de siete años de edad con lesión pigmentada en el pie derecho y en la que mediante esta técnica, lograron ver espículas pigmentadas de distribución regular.

Ellos observaron dos esquemas dermatoscópicos en las lesiones: el primero, se relaciona con una de las formas clínicas más compacta y regular, de pigmentación más homogénea.

La dermatoscopia accede a observar una lesión redondeada, pareciéndose a un tapete o encaje pigmentado, formando una malla fina y regular, en donde se pueden visualizar sobre todo en la periferia las espículas citadas por Bernuy y Bravo, pero que no pertenecen al patrón pigmentado tan particular de los nuevos melanocíticos, y con desaparición de otras expresiones dermatoscópicas propias de los mismos, como son presencia de glóbulos, estriás, pigmentación azulada etc.

El segundo patrón, no se relaciona en nada tanto clínicamente, como dermatoscópicamente del anterior. La lesión se ve irregular, tanto en sus bordes como en su proporción total. La misma anormalidad hace que la pigmentación sea menos compacta y pronunciada.


Tratamiento 

Por vía tópica con suficiente seguridad mediante la adicción de un queratolítico como la pomada de Whitfield a un antifúngico. Se ha manifestado la eficacia de la terbinafina, ketoconazol, sertaconazol entre muchos, asociados con ácido salicílico al 3-5 % , urea al 30 % o ácido retinoico. El tratamiento por vía oral, casi siempre es innecesario pero se puede realizar con derivados azólicos.

Conclusiones

Es habitual hallar en textos y reportes bibliográficos, comentarios acerca de que esta enfermedad, la tienden a comparar con otras como lo son; nuevos pigmentados o con lesiones malignas conocidas como el melanoma o el lentigo maligno.

Por otra parte sabemos que tanto las características clínicas de las lesiones como la ubicación tan específica de las mismas, hace difícil esta confusión.

Futuros exámenes nos permiten verificar, la presencia de los dos patrones dermatoscópicos indicados. No obstante y en cualquiera de los casos, la dermatoscopia nos ayuda a identificar en forma clara estas imágenes como tiña negra, obviando estas incertidumbres diagnósticas, siempre y cuando se reconozcan los patrones melanocíticos usuales.

Plantar

El pie de atleta o como es conocido científicamente con el nombre de Tinea pedís, es una afección micótica la cual viene a ser producida por hongos dermatofitos, los cuales son alimentados por la queratina que se encuentra en el cabello o también por levadura, en la mayoría de los casos este hongo se halla en los pliegues interdigitales, en la planta y los bordes del pie.

Este tipo de dermatofitosis es muy común, algunos podologos sostienen que llegan a ser el setenta por ciento de las tiñas que afectan al ser humano, de los cuales el veinte por ciento de los afectados, no presentan síntomas y son portadores de una tiña que es contagiosa, por eso se recomienda no prestar sus efectos personales como; toallas, ropa de cama, cholas etc.

El pie de atleta afecta más a los hombres que a las mujeres, sin distingo de edad. Los atletas y deportistas vienen a ser los que se encuentran con mayor posibilidad de ser contagiados, que suele suceder en forma directa, hay que tener en cuenta que existen sitios donde el hongo que provoca esta tiña se encuentra incubado por mucho tiempo, tales como; piscinas, baños, duchas, toallas, alfombras, en cuarteles, colegios, saunas, hoteles y gimnasios.

Debido al uso de calzados cerrado, los pies tienden a mantenerse húmedos, lo que trae como consecuencia que la infección por tiña, se genere en los mismos, ya que por esta circunstancia el hongo se encontraría en un ambiente propicio para su estabilidad .

La enfermedad conocida como dermatofitosis micosis, logra infectar tejidos cutáneos queratinizados no viables, afectando también el estrato córneo, las uñas y el cabello.

En el ambiente aproximadamente existen, cuarenta y dos especies de dermatofitos, que logran infectar los tejidos queratinizados, los cuales han llegado a ser clasificado, según el sitio de donde provienen en: zoofílicos, son los que viven en los animales; antropofílicos, estos viene a predominar en el ser humano, y geofílicos, son aquellos que viven en la tierra.

Existen varios tipos de dermatofitos que suelen ocasionar el pie de atleta, entre ellos tenemos; el Trichophyton rubrum, el Trichophyton mentagrophytes y, en menor medida, el Epidermophyton floccosum.

Uno de los síntomas del pie de atleta son, enrojecimiento y picor permanente, puede llegar a suceder que la infección sea asintomática, pero si causan mal olor, se ven grietas, se forman ampollas y escamas en la zona afectada.
Existen tres cuadros clínicos por medio de los cuales se puede diagnosticar el pie de atleta, estos son:

Cuadro crónica intertriginosa:

  • Los síntomas que presenta son como un infección interdigital seca, lo que trae como consecuencia que la persona infectada sienta; en algunos casos picazón, maceración blanquecina, grietas y fisuras con mal olor y descamación.

Cuadro aguda:

  • En forma general plantar, en ciertos casos se presenta en forma de prurito, grietas e hiperqueratosis, sobretodo en la parte por donde todo el pie se amolda al zapato, existe algunos casos en que se observan ulceraciones y costras en sitios de mayor roce.

Cuadro vesicular húmeda:

  • Estas vesículas, son como ampollas las cuales recomiendan no explotarlas , si no mas bien acudir al medico para que tome las medidas respectivas.

Es bueno saber, que existen cualquier tipo de enfermedades que son los causantes de irritación de los pies aparte de los hongos, algunos de ellos son; el eccema y la psoriasis interdigital, suelen generar síntomas parecidos.

Tratamiento 

Los médicos recomiendan, el uso de antimicóticos para tratar el pie de atleta, los cuales pueden ser; bien por vía oral o tópica, dicho tratamiento se puede realizar con los siguientes fármacos; ketoconazol, econazol, miconazol, ketoconazol, entre otros, ciclopirox, tolnaftato o terbinafina.

Hay que estar pendiente de que no haya reacción al tratamiento recomendado por el medico, por que puede existir el caso de que el paciente desarrolle hipersensibilidad retardada al dermatofito, terminando por curarse por sí solos. En cambio, los que tienen una respuesta inmediata del tipo IgE pueden requerir tratamiento más detallado y extenso.

Tiña negra en niños

Esta enfermedad mayormente se presenta en niños, cuyas edades oscilan entre los tres y seis años, no se sabe por que, pero mayormente ataca a las hembras, los médicos han detectados que los síntomas que se presentan son los siguientes, se observa una macula de color pardo oscuro en la palma de la mano, la cual presenta, bordes de forma irregular unos mas oscuros que otros, así como también hay presencia de escamas en forma de capa fina.

La Tiña negra presenta las siguiente característica en los niños:

  • Hifas cortas y tabicadas.
  • pigmentadas de color café claro.

Se hicieron estudios microscópicamente, donde se observaron levaduras pigmentadas y más tarde hifas oscuras, gruesas, cortas y tabicadas y conidios oscuros con un septo intermedio. Todos los aislamientos fueron identificados como Hortaea werneckii.Según estudios médicos, hechos a niños con esta patología, aplicandoles tratamientos tópicos en base a imidazoles en forma de miconazol y ketoconazol o terbinafina, al cabo de cuatro semanas, el diagnostico de mejoría de estos pacientes fue positivo.

El estudio micológico, tanto en forma directa como en cultivo, es el elemento principal para emitir con seguridad, el diagnóstico etiológico en los casos de Tiña negra. La pigmentación de las hifas hace que se diferencie la tiña negra de otros tipos de dermatofitosis. Como se ha dicho anteriormente, esta dolencia aparece,como una mácula o mancha única,asintomática, bien delimitada, de color marrón, verde o gris que en muchos casos puede ser aterciopelada o con una leve descamación.

Se debe conocer muy bien, para poder reconocer cuando se esta en presencia de un diagnóstico diferencial, la cual se caracteriza por laceraciones pigmentarias, que son los nevus melanociticos que se encuentran en especia en la unión, y en los acrales, en los léntigo maligno, y en los melanoma maligno.

En la gran mayoría de los casos deberán considerar las diversas alternativas en las cuales se diagnosticaron la patología inflamatoria, entre los que están los sarpullido, los hiperpigmentación postinflamatoria, pero cabe destacar que se pueden presentar casos de tinciones, estas son producidas por ciertos productos químicos, entre los que están los pigmentos, y los tintes entre estos están la henna, y el nitrato de plata. (Ver Articulo: Nevus melanocíticos)

En nuestro país en el cual tenemos un clima seco, la patología de Tiña negra es muy poco común, sin embargo si se han dado ciertos casos, aunque debería presentarse casos con mucha mas frecuencia gracias a la globalización, por la gran cantidad de personas que suelen viajar a otros países, debe considerarse seriamente estudiar muy bien laceraciones pigmentadas.

Las laceraciones pigmentadas acrales, a diario resulta un gran un reto para el doctor al que le cuesta mucho diagnosticar y tratar esta patología. Hay que realizar un examen llamado dermatoscopía, el cual podrá al doctor tener un diagnostico aproximado con más facilidad, solo descartando en los cuadros clínicos presente, si existe asistencia alguna de la estructuras névicas en dichas laceraciones.

Cuando se realice el análisis micológico, donde da como resultado positivo la presencia de la Tiña negra, este ayudara a evitar que le sea practicada al paciente una biopsia, que lo más seguro es que no la ameritará.

(Visited 319 times, 1 visits today)

Deja un comentario