Aprende todo sobre el tratamiento para el liquen plano

El liquen plano es una inflamación de la piel y las membranas mucosas que puede perturbar a cualquier persona, y cuyo curso perdura durante mucho tiempo. Instituye, inclusive hoy, una enfermedad en la que poco se sabe, pero a pesar de ello hay remedios naturales efectivos para tramitarlo y, con el tiempo, solventarlo. En nuestro artículo hablaremos sobre el tratamiento para el liquen plano.

El liquen plano es una enfermedad inflamatoria que puede perturbar la piel y las membranas mucosas, habitualmente se exterioriza en forma de pústulas planas y rojizas que en muchos casos causan picazón. En la mucosa, por ejemplo dentro de la boca o la vagina, el liquen plano brotar en modo de lesiones o pústulas reticulares o blanquecinas, que pueden ocasionar molestias.

El liquen plano no es contagioso, se origina cuando el sistema inmunitario desata un ataque en la piel o las membranas mucosas: la causa de esta reacción inmunitaria anormal no se conoce con certeza.
Los casos leves se pueden alternar con relativa habilidad sin tener que ir al hospital o se pueden solventar sin ningún tipo de terapia. Si los síntomas son graves, por ejemplo, incluyen dolor intenso y picazón intensa, las terapias pueden fundarse en medicamentos que extirpan las anomalías del sistema inmunitario.

Causas

La causa del liquen plano no se conoce puntualmente, las lesiones parecen ser el efecto de un progreso inflamatorio controlado por glóbulos blancos específicos, los linfocitos T. No obstante, los investigadores no saben qué desata la activación de estas células en el liquen plano. En algunas personas, el progreso inflamatorio puede ser producido por ciertas enfermedades, trastornos u otras causas. (Ver Artículo: Nervio Glosofaríngeo)

Entre los factores que pueden causar el liquen plano recordamos:

  • Capatitis C
  • Hepatitis B
  • Algunos tipos de vacuna contra la gripe
  • Alergenos (sustancias que causan alergias)
  • Pigmentos para tatuajes
  • Fármacos antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno
  • Algunos medicamentos para enfermedades del corazón, hipertensión o artritis

Factores de Riesgo E1

El liquen plano puede afectar a cualquier persona, pero se revela especialmente en personas de mediana edad.

Los síntomas

Las manifestaciones y los síntomas del liquen plano modifican según la parte del cuerpo aquejada; solo en casos raros, la enfermedad agrava después de los primeros meses, pero los síntomas pueden perdurar meses o varios años.

Piel

Si el liquen plano afecta la piel, es probable que sufra los siguientes síntomas:

  • Podrían aparecer pústulas planas y rojizas en todo el cuerpo, en la mayoría de los casos, en el interior del antebrazo, cerca de las muñecas o los tobillos. Otras zonas afectadas con frecuencia son la espalda baja, el cuello y las piernas.
    Las pústulas se pueden situar en una fila a lo largo de los pliegues de la piel, o en parches, o inclusive cerca de un área que ya ha sufrido lesiones o ha sido fuertemente raspada.
  • Las pústulas pueden taparse con líneas blancas, delgadas y en forma de cinta.
  • La piel aquejada puede picar.
  • En casos raros las pústulas pueden formar una costra o ampollas.
  • Comúnmente las lesiones no dejan cicatrices, a menos que se rasque enérgicamente.
  • Cuando las lesiones se desvanecen definitivamente, pueden quedar trazas de color marrón oscuro en la piel, que fortuitamente desaparecerán.

Se origina cuando el sistema inmunitario desata un ataque en la piel o las membranas mucosas: la causa de esta reacción inmunitaria anormal no se conoce con certeza.

Los casos leves se pueden tratar con relativa habilidad sin tener que ir al hospital o se pueden solventar sin ningún tipo de terapia. Si los síntomas son graves, por ejemplo, incluyen dolor intenso y picazón intensa, las terapias pueden establecerse en medicamentos que suprimen las anomalías del sistema inmunitario.

Diagnóstico

El médico hace una diagnosis del liquen plano en base a los síntomas, la historia clínica, la exploración física y, si es necesario, los resultados de los análisis de laboratorio. Algunas de estas pruebas son:

  • El médico sustrae una pequeña muestra del tejido afectado para examinarla con un microscopio. Se examina el tejido a fin de determinar si presenta los patrones celulares característicos del liquen plano.
  • Prueba de hepatitis C. Pueden sacar sangre para detectar la presencia de hepatitis C, que es un posible desencadenante del liquen plano.
  • Pruebas de alergias. El médico puede referirte a un especialista en alergias (alergólogo) o a un dermatólogo para una prueba con parche cutáneo a fin de identificar los agentes a los que puedas ser alérgico y que quizás actúen como desencadenantes de la afección.

Pueden ser precisas otras pruebas si el médico sospecha que tienes alguna de las diversas variaciones del liquen plano, como el tipo que afecta el esófago, los genitales, los oídos o la boca.

Tratamiento

El liquen plano de la piel con periodicidad suele esfumarse por sí solo en un par de años o menos. Si la enfermedad perturba tus membranas mucosas, tiende a ser más inflexible al tratamiento y a la intermitencia.

Los medicamentos y otros tratamientos pueden calmar la picazón, rebajar las molestias, y socorrer la curación. Consulta con tu médico para apreciar los posibles provechos contra los posibles efectos secundarios.

Cómo manejar los desencadenantes

Si tu médico sospecha que tu liquen plano está respectivo con una infección por Hepatitis C, con un alérgeno o un medicamento que tomas, te encargará medidas a tomar para enfrentar el desencadenante. Por ejemplo, es viable que necesites cambiar de medicamento o evitar los alérgenos irritantes. Tu médico te puede referir a un alergista o, en caso de una infección por hepatitis C, a un especialista en enfermedades hepáticas (hepatólogo) para tratamiento.

Tratamiento natural

Los remedios naturales para el liquen plano pueden ser suplementarios a las terapias oficiales. Entre ellos, mencionamos:

  • Avena – para calmar las inflamaciones de la piel, gracias a la presencia de saponoides y flavonoides.
  • Arcilla verde – para limpiar la piel y regenerarla.
  • Aceite de árbol de té – por su antiséptico e inmunoestimulante propio.

  • Aloe gel – por su capacidad calmante.
  • Aguas termales sulfurosas y aguas con alto contenido de azufre – como exfoliante y antibacteriano.
  • Vitamina D – para reequilibrar la hidratación celular de la piel.
  • Exposición directa a la luz solar – en tiempos de menor intensidad para secar y regenerar la piel, estimular el sistema inmunológico, permitir la producción de vitaminas y hormonas importantes para nuestro organismo.

Drogas y Fármacos

El liquen plano es una de las enfermedades equívocas, que se involucra simplemente con otras enfermedades de la piel; en algunos pacientes, el liquen plano dura toda la vida, mientras que las lesiones de otros pacientes pueden descorrer y desvanecerse temporalmente y retornar después de muchos años.

El tratamiento farmacológico está indicado para calmar los síntomas, optimizando las condiciones de vida del paciente afectado.

Los síntomas del liquen plano pueden perdurar muchas semanas o años antes de la regresión, y las probabilidades de reaparición son muy elevadas: esto expone por qué el tratamiento constante es vital para conservar el cuadro sintomático bajo control, evitando su degeneración.

Los corticosteroides , los medicamentos más usados para intervenir los síntomas coligados con el liquen plano , se aplican directamente en la piel, se administran por vía oral o intravenosa , retinoides y medicamentos con acción inmunosupresora. También la terapia de luz puede ser una buena asistencia para la remisión de los síntomas.

Cuando el liquen plano depende de la administración excesiva de algunos medicamentos, es obligación del médico reemplazar la terapia con medicamentos y cambiar ese medicamento por otro; de nuevo, si se supone la hipótesis de un alérgeno en la manifestación del liquen plano, el paciente deberá acudir a la administración de antihistamínicos.

Veamos ahora con más detalle los medicamentos más usados en la terapia para el liquen plano.

Las siguientes son las clases de medicamentos más usados en la terapia para el liquen plano y algunos ejemplos de especialidades farmacológicas; estriba del médico optar por el ingrediente activo y la dosis más adecuada para el paciente, según la gravedad de la enfermedad, el estado de salud del paciente y su respuesta al tratamiento:

  • Corticosteroides para el tratamiento del liquen plano: la administración de estos medicamentos es vital para subyugar elocuentemente la inflamación asociada con la dermatosis. Los corticosteroides son fármacos potentes e igualmente efectivos; no obstante, el abuso de estos activos, así como la administración durante largos períodos, pueden producir efectos secundarios graves, como el aumento del riesgo de candidiasis vaginal, diabetes, hipercolesterolemia y osteoporosis. Los corticosteroides pueden aplicarse tópicamente o administrarse sistémicamente. (Ver Artículo: Nervio Auditivo)
  • Triamcinolona (por ejemplo, Kenacort ): la administración parenteral de este esteroide, así como todos los demás corticosteroides tomados por vía oral o por inyección intravenosa, puede suscitar la osteoporosis, la diabetes, la hipertensión y la hipercolesterolemia; por lo tanto, se encomienda no exceder las dosis y no tomar el producto sin respetar las indicaciones del médico. Indicativamente, la dosis de este medicamento sugiere tomar 3-48 mg de activo diariamente por inyección intra-lesión. Continuar la terapia dando una inyección cada 2-3 semanas.
  • Betametasona (Por ejemplo, Celestone , Bentelan , Diprosone ): Este medicamento se manifiesta a menudo productos a ser aplicados localmente. El uso dilatado de betametasona tópica puede suscitar el adelgazamiento de la piel, así como crear daño a la glándula suprarrenal y otros trastornos de la piel. El medicamento también se puede administrar por vía oral, en una dosis de 0,6 a 7,2 mg por día. Consulte a su médico para obtener más información.

  • Clobetasol (por ejemplo, Clobesol, Clobetasol PFA): se encomienda aplicar el medicamento directamente sobre la piel lesionada, dos veces al día, después de limpiar y secar cuidadosamente el área lesionada.
  • Prednisona (p. Ej., Deltacortene, Lodotra): el médico siempre debe instituir la dosis según la gravedad de la enfermedad y el estado del paciente. De manera indicativa, la dosis a tomar varía de 5 a 60 mg por día, probablemente dividida en varias dosis (1-4) durante el período de 24 horas.
  • Retinoides: estos medicamentos también se utilizan pródigamente para el tratamiento del liquen plano; no obstante, son moléculas bastante poderosas, por lo tanto, deben utilizarse con precaución, en total cumplimiento con las prescripciones del médico. No faltan efectos secundarios: la ingesta de retinoides, incluso si se respetan las dosis, puede ocasionar descamación de la piel y eritema; sin embargo, es bueno recordar que estos efectos secundarios tienden a retroceder durante el período de terapia. Se recomienda no tomar el medicamento durante el embarazo o durante la lactancia, dada su teratogenicidad incluso después de un largo período de tiempo desde el final del tratamiento.
  • Ácido retinoico o tretinoína (por ejemplo, Retin-A, Vesanoid): el tratamiento tópico con ácido retinoico está indicado, en específico, para subyugar el prurito asociado con las lesiones del liquen plano. Se recomienda aplicar ácido retinoico al 0,1%, tanto en forma atrófica como en la variante erosiva del liquen. Debe recordarse, no obstante, que las recurrencias son muy frecuentes, inclusive después de la administración de este medicamento. Oralmente, es posible tomar el medicamento a una dosis de 10-60mg / día, tanto en monoterapia como junto con un retinoide aplicado directamente sobre la piel. Consulte a su médico antes de seguir un tratamiento similar.

  • Acitretina (por ejemplo, Neotigason): retinoide para tomar por vía oral. No obstante, el medicamento se utiliza como una segunda opción para calmar los síntomas del liquen plano; la acitretina se utiliza más para tratar la psoriasis . Para la dosificación: consultar al médico. No tomar durante el embarazo y la lactancia.
  • Antihistamínicos: se emplean en terapia cuando las lesiones del liquen plano crean malestar y picazón.
  • Inmunosupresores: indicado para el modo severo del liquen (variante erosiva). La ciclosporina es el fármaco más usado en esta categoría. No se encomienda emplear el medicamento durante períodos extensos para subyugar el riesgo de complicaciones renales.
  • Ciclosporina (p. Ej., Sandimmun Neoral): la administración de este medicamento aún es tema de discusiones y perplejidades, esencialmente en términos de dosis. De hecho, los diferentes estudios han sugerido una dosis muy variable de este medicamento, de 50 mg a 1500 mg por día; Los resultados de eficacia obtenidos son igualmente discrepantes. Es considerado comunicar sobre un caso único de liquen plano genital que, después de la administración de este medicamento, causó un carcinoma de células espinas.
  • Anestésicos locales: cuando el liquen plano ocasiona lesiones dolorosas, es posible aplicar fármacos anestésicos locales. Para este propósito, la lidocaína es uno de los medicamentos más usados en la terapia que, aunque no sea útil para curar, puede calmar temporalmente el dolor.

  • La lidocaína (p. Ej., Lidoc C, Orthodermine, Elidoxil) también se emplea para sosegar el prurito en el contexto del liquen plano. Aplique una capa de crema o ungüento en el área dolorosa de la piel: repita la aplicación 3-4 veces al día, cuando sea necesario. Sucesivamente, aplique hasta 3 parches cada 12 horas, tratando de cubrir la parte dolorosa solo cuando esté intacta. Descarte el parche en caso de quemadura o irritación.
  • Inhibidores de la calcineurina: en forma de ungüentos o ungüentos, estos medicamentos están ajustados para tratar los síntomas del liquen plano que afectan a las membranas mucosas (los mismos medicamentos usados en la terapia después de un trasplante de órganos).
  • Tacrolimus (por ejemplo, Protopic, Advagraf, Modigraf): fármaco inmunosupresor que se destina localmente. Se encomienda iniciar la terapia aplicando una capa delgada de crema, dos veces al día, masajeando suavemente para absorber completamente el medicamento. Para la dosis de mantenimiento: prolongar el tratamiento hasta 7 días después de la ausencia de síntomas. Para niños con liquen plano: se recomienda evitar la aplicación del producto en niños menores de 2 años. De 2 a 15 años: aplicar la crema al 0,03%, dos veces al día, hasta 7 días después de la dispersión del dolor. Para los niños mayores de 15 años, es posible aumentar la concentración de la pomada hasta un 0,1%.

  • Pimecrolimus (p. Ej., Elidel): se recomienda aplicar una capa delgada de crema en el área afectada por la lesión del liquen plano; repita la aplicación dos veces al día, después de haber limpiado y secado cuidadosamente el área. Continuar la terapia hasta que los síntomas estén completamente remediados. Si los síntomas persisten después de 6 semanas de tratamiento, es probable que sea necesario cambiar la terapia.
  • Fototerapia: la terapia de luz llevada a cabo con rayos UV: los rayos UVA penetran profundamente en la piel, mientras que los rayos UVB atraviesan solo la capa superficial de la epidermis. Puede ser útil para aliviar los síntomas cutáneos que se derivan del liquen plano.

Tratamiento para el liquen plano oral

En la boca, el liquen plano (OLP) puede mostrar parches blancos o rojos, úlceras o incluso enrojecimiento de las encías que crean dolor más o menos intenso. Tanto las lesiones como los síntomas pueden variar con el tiempo. El liquen plano oral es una enfermedad inflamatoria crónica que causa estrías bilaterales blancas, placas en la mucosa vestibular, la lengua y las encías. Puede existir erupciones, erosiones y burbujas, pero no necesariamente.

Si el liquen plano afecta la piel, a menudo progresa con el tratamiento y se dispersa en algunos años, mientras que si llega a la cavidad bucal, la enfermedad se vuelve crónica con pocas posibilidades de desaparecer.

La causa del liquen oral es desconocida, pero se constituye que no es una infección y, por lo tanto, no se puede transmitir a otras personas. Algunos estudios nos llevan a pensar que existe un elemento del tipo hereditario, no tanto en la transmisión como en la predisposición genética a enfermarse, ya que sugiere que se puede definir como una enfermedad autoinmune.

El diagnóstico se puede efectuar con un examen dental, después de lo cual puede ser ineludible una biopsia. Algunas lesiones similares a las creadas por el liquen plano también pueden acontecer después de la terapia con medicamentos y, en ocasiones, después de un llenado dental.

El hecho es que los que se acaban de mencionar son solo supuestos y que hoy no podemos conocer la causa exacta del liquen y, por lo tanto, no existe una cura que pueda curar totalmente la enfermedad. No obstante, los medicamentos disponibles son capaces de intervenir bien los trastornos que a menudo causan molestias y dolor. Los medicamentos que se usan actualmente son especialmente cortisonas con acción local o habitualmente se integran con el uso de medicamentos antifúngicos.

Es significativo recordar que el liquen oral  debe mantenerse bajo control, mediante visitas periódicas de especialistas, para apreciar su evolución y variar la posible terapia de acuerdo con las necesidades del caso.

En cualquier caso, es aconsejable prescindir, o al menos subyugar, primordialmente los alimentos picantes, ácidos (cítricos y vinagre) o muy sabrosos, que pueden empeorar el dolor, mientras que los alimentos con una consistencia más dura también pueden irritar el interior de la boca; no obstante, es conveniente no consumir tabaco, no exceda el consumo de alcohol, coma frutas y verduras frescas con regularidad, mantenga su boca limpia y preséntese al dentista con regularidad para un control exhaustivo.

Genital

El liquen plano que afecta con menos frecuencia a los genitales masculinos.

Las lesiones rojizas y el prurito afectan principalmente la parte superior del pene (glande).

En la vulva

El liquen plano puede ocasionar lesiones cutáneas rojizas y picazón en los genitales externos (vulva), o lesiones que producen dolor y ardor en la mucosa interna de la vagina. La elaboración de cicatrices después de la curación de la piel y las membranas mucosas es posible pero rara.

Erosivo

El liquen plano es una enfermedad mucocutánea de origen inmune que afecta a alrededor del 1% de la población general.

La prevalencia de manifestaciones orales varía entre 0, 1 y 2.2%. Se observa primariamente en sujetos femeninos (relación hombres / mujeres 2: 3) en algunos grupos de edad a partir de los 20 años y con una prevalencia mayor entre los 50 y los 70 años. En los niños es raro.

El nombre de esta enfermedad  proviene de la aparición de una estría arborescente equivalente a los líquenes que crecen en las rocas o en la corteza de los árboles.

La patogenia del liquen plano está reducidamente relacionada con una inmunorregulación alterada mediada por linfocitos T citotóxicos que producen daño a los queratinocitos epiteliales. Estas células, por razones que aún no están claras, padecen una modificación de los antígenos de membrana que desencadenan una respuesta citotóxica por parte de los linfocitos T. Es hipotetizable que la modificación antigénica de las células epiteliales sea incitada por una variedad de agentes químicos, biológicos o farmacológicos.

Actualmente se ha informado un posible papel del virus de la hepatitis C en la etiopatogenia del liquen plano.

El liquen plano se manifiesta con lesiones mucosas y cutáneas. Las lesiones orales se subdividen en cuatro tipos principales: reticular, atrófica, erosiva y de placa.

El liquen reticular, que asume el aspecto clásico de las estrías arborescentes (estrías de Wickham), se observa primordialmente en el arco vestibular posterior. Otros sitios, en orden decreciente de frecuencia, son la encía, la espalda y los márgenes linguales, el paladar y los labios. Una característica peculiar del liquen plano, significativa para el diagnóstico diferencial, es la tendencia a producir lesiones bilaterales.

El liquen atrófico se desarrolla en la espalda lingual y causa atrofia de las papilas linguales asociadas con placas blancas o estrías reticulares. El liquen erosivo, menos frecuente que el liquen reticular, se observa primordialmente en la mucosa vestibular, en la lengua y en la encía. Tiene la apariencia de áreas eritematosas y ulceradas rodeadas en los márgenes por estrías reticulares.

El liquen atrófico casi siempre causa dolor y ardor, fundamentalmente cuando entra en contacto con alimentos ácidos y picantes. Las lesiones ulcerativas gingivales casi siempre demandan confirmación histopatológica porque pueden simular otras enfermedades como el pénfigo vulgar y el pénfigo de las membranas mucosas. El liquen de la placa se puede observar en cualquier área de la mucosa oral y simula la leucoplasia. (Ver Artículo: Causas del Sarpullido)

Las lesiones cutáneas poseen la apariencia de pápulas rojo oscuro de forma redonda o poligonal y causan picazón. Los asientos anatómicos de predilección son la espalda, el pecho y las superficies de flexión de ambas extremidades. El liquen también puede perturbar la mucosa genital y el lecho ungueal.

Es útil recordar que la enfermedad de injerto contra huésped (GVHD, por sus siglas en inglés), que perturba a los pacientes que se someten a trasplante de médula ósea, causa lesiones orales similares al liquen plano. Las lesiones son en la mayoría de los casos de tipo atrófico-ulcerativo y causan dolor intenso y ardor.

Bajo el microscopio óptico hay varios grados de hiper, orto o paraqueratosis, licuefacción de células basales, engrosamiento de la membrana basal, atrofia de las crestas epiteliales y apoptosis de los queratinocitos individuales con la formación de los llamados cuerpos de citoides o Civatte.

En la lámina propia existe una banda infiltrada formada principalmente por linfocitos T. Los aspectos histopatológicos son muy versátiles según la apariencia clínica de la lesión.

La inmunofluorescencia directa muestra una degradación característica del fibrinógeno a nivel de la membrana basal. Este hallazgo, incluso si no posee características específicas, se usa para excluir otras enfermedades vesiculocerosas.

El diagnóstico de liquen reticular es considerablemente fácil porque las estrías reticulares son inconfundibles.

El liquen erosivo se puede corresponder fácilmente con otras enfermedades como el penfigoide de las membranas mucosas, el pénfigo vulgar, la candidiasis oral, el eritema multiforme, el lupus discoide y la eritro-leucoplasia. El liquen de la placa simula leucoplasia o candidiasis.

Es indispensable realizar una biopsia para ratificar el diagnóstico. Generalmente, es prudente efectuar una biopsia incluso en la primera visita.

Manifestaciones clínicas

El liquen plano normalmente suele caracterizarse por la aparición de pápulas (pequeñas elevaciones de la piel) de superficie aplanada, de 2 a 5mm de diámetro y de color violáceo, que pueden unirse en grupos de lesiones de tamaño más grande. En la superficie se puede observar unas líneas blanquecinas conocidas como estrías de Wickham. Las lesiones usualmente se esparcen de forma simétrica.

(Visited 173 times, 1 visits today)

Deja un comentario