Prevención del VIH, evitar la infección incluso después del contacto con el virus

Cuando hablamos de prevención del VIH, lo primero que nos viene a la mente es la imagen del preservativo. De hecho, el preservativo durante las relaciones sexuales es el método más eficaz y popularmente conocido para evitar no sólo el virus del sida, sino también otras infecciones de transmisión sexual (ITS). Pero, ¿sabías que es posible prevenir la infección por el VIH incluso después de la exposición al virus?

Poca gente lo sabe, pero la profilaxis postexposición, llamada PEP, funciona así: si por casualidad has tenido algún tipo de exposición al virus (por ejemplo, el preservativo se rompió durante las relaciones sexuales), es posible acudir a un centro de salud en un plazo de 72 horas y tomar un medicamento para evitar que el VIH se establezca en tu cuerpo.

Por supuesto, cuando hablamos de exposición al virus, no hay forma de garantizar con un 100% de certeza que realmente se ha estado expuesto al VIH, a menos que la pareja sexual en cuestión le haya dicho que es seropositiva y no esté en tratamiento para reducir la carga viral.

Prevenir el VIH

Por ello, la PPE se considera un “tratamiento de emergencia” (y se denomina erróneamente “píldora del día después del VIH”), diseñado precisamente para los casos en los que los métodos de prevención convencionales han fracasado por cualquier motivo.

Siga leyendo para conocer más detalles sobre el PEP:

¿Qué es el PEP?

La profilaxis posterior a la exposición (PEP) es una forma de prevención creada con el objetivo de reducir los daños, es decir, específicamente para los casos en los que los métodos de prevención convencionales no han podido proteger a una persona contra el VIH.

Consiste en el uso de medicamentos antirretrovirales (los mismos que utilizan los seropositivos que ya están en tratamiento) durante 28 días que interrumpen la acción del VIH en el organismo y evitan la infección.

Los medicamentos pueden tomarse en un centro de salud especializado en las 72 horas siguientes a la exposición al virus. Después de este periodo, la PEP ya no es capaz de prevenir la infección por el VIH.

¿Cuándo debo tomar la PEP?

Puede acudir al centro sanitario especializado más cercano y comunicar que ha ido a recibir la profilaxis postexposición del VIH en las siguientes ocasiones:

  • Relaciones sexuales sin protección (ya sea porque el preservativo se rompió durante el coito o simplemente porque se olvidó en ese momento);
  • La violencia sexual;
  • Accidentes laborales (con instrumentos afilados o contacto directo con sangre o semen, especialmente los profesionales de la salud, como las enfermeras).

Muy importante: la profilaxis postexposición NO debe utilizarse con frecuencia como forma de prevención del VIH. En otras palabras, no sustituye el uso del preservativo en ningún caso. Entienda por qué:

tratamiento de VIH

Como todo medicamento, el cuerpo puede desarrollar resistencia a los antirretrovirales utilizados en la PPE si se toma con demasiada frecuencia. Por lo tanto, si un día realmente necesita los medicamentos, su eficacia puede no estar tan garantizada;

Los medicamentos antirretrovirales utilizados en la PPE son los mismos que se recetan a las personas con VIH, por lo que pueden provocar algunos efectos secundarios no deseados;

Un día sin tomarlos puede poner en riesgo todo tu tratamiento de emergencia, y aumentar las posibilidades de que tu cuerpo desarrolle resistencia al antirretroviral.

¿Cómo funciona la PPE en la prevención del VIH?

Una vez que llegue al centro de salud para recoger la PEP, probablemente se le remitirá a una prueba rápida del VIH para asegurarse de que no tiene el virus.

Si el resultado es positivo, no será necesario tomar medicamentos antirretrovirales porque la infección ya se ha producido antes. Si es negativo, acudirá a un especialista en enfermedades infecciosas para recibir tratamiento de urgencia.

Le explicará que deberá tomar los medicamentos durante 28 días sin interrupción. Por lo general, la prescripción es de una píldora al día, pero según el caso puede darse otra recomendación.

Sin embargo, independientemente de la cantidad de medicación que deba tomar diariamente, es importante tener en cuenta que debe seguir todas las directrices médicas al pie de la letra. Esto se debe a que saltarse el antirretroviral aunque sea un solo día puede llevar al fracaso del tratamiento, y probablemente se produzca la infección por el VIH.

¿Por qué sólo se puede tomar la PEP hasta 72 horas después?

El VIH no tiene cura a día de hoy porque el virus se instala en el cuerpo y se esconde quién sabe dónde. Hasta hoy, la medicina no ha podido descubrir este escondite, aunque ya se sabe que el microorganismo crea reservorios virales en el intestino, en la médula ósea y posiblemente en otras partes del cuerpo. Por lo tanto, no hay ningún tratamiento que pueda eliminarla por completo.

Sin embargo, desde que el virus entra en el cuerpo hasta que se esconde en él pasa un tiempo: unas 72 horas.

Prevención del VIH

Puede ser en más o menos tiempo (depende mucho de cada uno), por lo que la recomendación es que la persona busque el centro de salud hasta el final de este periodo (que suma tres días). Lo mejor, sin embargo, en la visión de los especialistas, es que la persona ya busque los medicamentos dos horas después de la exposición.

Pero han pasado tres días, ¿y ahora?

Si la exposición al virus se produjo hace más de 72 horas, realmente no hay forma de eliminar la profilaxis postexposición. Lo indicado, en este caso, es esperar al menos 30 días después de la exposición al virus para realizar la prueba del VIH.

Este tiempo es necesario porque, antes, el virus aún se encuentra dentro de la ventana inmunológica, es decir, el tiempo en el que, aún presente en el organismo, el VIH no puede ser detectado por los exámenes.

Prevención del VIH PREP

¿Cuál es la eficacia de la PEP?

Si los medicamentos antirretrovirales prescritos por el médico se toman correctamente a lo largo de los 28 días, la eficacia de la profilaxis postexposición es enorme.

Aunque no es posible afirmar que la PPE previene la infección por el VIH con un 100% de certeza (porque nada en medicina puede garantizarse con total seguridad), el consenso es que basta con seguir las recomendaciones médicas para evitar que se produzca la infección.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Deja un comentario