Síndrome del pánico, lo que debes saber

El síndrome del pánico es un trastorno mental caracterizado por ataques agudos de ansiedad intensa, en el que la persona considera que algo aciago puede sucederle en cualquier instante. El acceso de pánico se genera de forma repentina y también inopinada, empieza con un breve periodo de temor o bien malestar intenso y alcanza su pico en pocos minutos.

La duración de un acceso de pánico fluctúa entre quince y treinta minutos. A lo largo de la crisis, la persona presenta síntomas físicos y mentales. Los síntomas físicos del síndrome del pavor incluyen respiración jadeante, aceleración del ritmo de los latidos del corazón, complejidad respiratoria o bien sensación de ahogo, sequedad de boca, mareos, náuseas, temblores, sudoración intensa, malestar en el estómago y el pecho, y pueden aun generarse vómitos o bien vahídos en el culmen de la crisis.

El comienzo repentino y veloz de los síntomas, así como un incremento de la frecuencia cardíaca, de forma frecuente hace meditar al individuo que tendrá un ataque al corazón.

Los síntomas sicológicos que caracterizan el síndrome del pánico incluyen desesperación, temor a fallecer, temor a volverse desquiciado, sensación de que algo trágico sucederá, sensación de muerte inminente. Asimismo se sabe que más de la mitad de las personas con síndrome de pavor asimismo presentan síntomas de depresión.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de pánico?

pánico

Quien tiene el síndrome del pavor finaliza viviendo con temor de tener este tipo de síntomas, en tanto que jamás sabe en qué momento volverá a tener un ataque. Esto produce mucha ansiedad y también inseguridad, lo que afecta significativamente a la calidad de vida de la persona.

Características

Síndrome del pánico

El síndrome de pánico es tres veces más frecuente en las mujeres y los síntomas en general se manifiestan en la adolescencia y el comienzo de la vida adulta.

No hay una causa concreta para el trastorno de pavor. La primera crisis puede generarse debido a un evento traumático o bien a una situación de fuerte agobio, si bien la mayor parte de los ataques iniciales se generan sin aparente motivo.

Se piensa que una de las posibles causas del síndrome de pavor está relacionada con factores genéticos. Otra opción es una disfunción del sistema de alarma cerebral. El sistema de alarma se activa naturalmente en situaciones que ocasionan temor. No obstante, los que padecen los trastornos pueden tener este sistema trabajando sin una causa concreta.

(Visited 15 times, 1 visits today)

Deja un comentario