Conoce algunas de las más curiosas diferencias biológicas entre hombres y mujeres

¿Recuerdas que, en los viejos tiempos, muchos afirmaban que tal actividad “era trabajo para hombres”? Si bien absolutamente nadie más habla de eso en estos días, esa cita tiene una cierta base inherente a la biología humana. Las diferencias entre los sexos no se aúnan solo a los órganos reproductores, sino más bien asimismo a la estructura de nuestros cuerpos, el género de hormonas segregadas y los cambios que han tenido sitio a lo largo de muchos años en los procesos evolutivos.

Y es, pensando en ello, que el día de hoy te compartimos algunas de las más curiosas diferencias biológicas entre hombres y mujeres:

Es bastante difícil para las mujeres perder peso

Los cuerpos masculinos queman más calorías para proveer energía a diferentes músculos y órganos. Al tiempo, los niveles de testosterona masculina son 7 veces mayores que los de las mujeres, lo que aumenta la tasa metabólica, si bien la masa muscular masculina es significativamente mayor que la de las mujeres.

Es más simple para los hombres concentrarse en objetos móviles

Los hombres ven objetos móviles mucho mejor que estáticos, seguramente pues eran cazadores anteriormente y acostumbraban a seguir a las presas. Hoy día, los hombres se dan cuenta y se sienten más atraídos por las mujeres bailando, en contraste a otras sentadas delante de ellos.

Los sentidos de hombres y mujeres funcionan de forma diferente

El olfato y el gusto de los hombres son menos desarrollados que el de la mayor parte de las mujeres, si bien el sentido de la visión es mejor. Los estudiosos estiman que esto es una parte de los procesos evolutivos, pues los hombres eran de forma frecuente los cazadores, lo que facilitó la observación del movimiento, mientras que las mujeres reunían el alimento, y empleaban más el olfato y el paladar.

Hombres y mujeres escuchan de forma diferente

Cuando los hombres escuchan, emplean solo la parte izquierda del cerebro que está ligada a la entendimiento del idioma, conforme una investigación en la Capacitad de Medicina de la Universidad de Indiana (USA). Resulta que las mujeres emplean las dos unas partes del cerebro para percibir una plática. De ahí que, al hablar con hombres, es esencial ser sucinto y claro, y para las mujeres, es considerablemente más simple sostener conversaciones detalladas y largas.

Los hombres son más propensos a ser zurdos

Hay tres veces más hombres zurdos que mujeres zurdas, y la ciencia todavía no ha encontrado una explicación para este fenómeno.

Los hombres tienen ventaja física

Los hombres pueden manejar los ejercicios mejor que las mujeres debido a su volumen sanguíneo. En promedio, los hombres con peso anatómico normal tienen de cuatro a cinco litros de sangre en sus cuerpos, al tiempo que las mujeres con peso anatómico normal tienen de tres a cuatro litros. Además de esto, la sangre de los hombres es más rica en hemoglobina y glóbulos rojos, y todas y cada una esas diferencias hacen que más oxígeno alcance sus músculos a lo largo de el ejercicio físico.

Solo las mujeres padecen de celulitis

Pues los hombres y las mujeres tienen una proporción diferente de tejido muscular, grasa y otros tejidos conjuntivos en sus cuerpos, los hombres no padecen celulitis. Generalmente, los hombres nacen con músculos más desarrollados que las mujeres, y su piel contiene más colágeno, lo que ayuda a sostener la elasticidad.

Los hombres sufren de más grasa del abdomen

Los hombres son más propensos a padecer grasa del abdomen pues sus cuerpos no amontonan grasa bajo la piel como la de las mujeres, sino se guardan entre los órganos internos del área abdominal. Una barriga con grasa extra es peligrosa y aumenta el peligro de muerte prematura, lo que puede explicar por qué razón las mujeres viven más que los hombres.

Es más simple para los hombres dormir de noche

El nivel de actividad eléctrica en el cerebro de los hombres reduce un setenta por ciento a lo largo del sueño, al tiempo que en las mujeres reduce solo un diez por ciento. La razón de eso semeja estar en la historia de la sociedad humana. Los hombres eran cazadores y acostumbraban a reposar cuando estaban en casa, mientras que las mujeres que estaban en casa de forma regular cuidaban a los pequeños en cualquier instante.

(Visited 5 times, 1 visits today)

Deja un comentario